Inicio » Relatos de Familia » Mi Madrasta y Yo

Mi Madrasta y Yo

La historia que les voy a contar es real, creo que no vale la pena esconder nada. Llegue a la casa de mi padre a penas cuando tenía 14 años, en ese momento era un niño, todavía no había desarrollado. Al principio tenía serias diferencias con mi madrasta, discutíamos casi a diario. Me costaba adaptarme a una persona que pensaba que no era de mi familia, para colmos de males mis dos medios hermanos no ayudaban en nada, en algunos casos complicaban la difícil situación que estaba viviendo. Desde que llegue a casa mi padre me puso reglas claras como por ejemplo: tocar la puerta de su dormitorio antes de pasar, cosa que mis hermanos no lo hacían, otra era que no podía ir a ver televisión en su cuarto, cuando él y su mujer estuvieran descansando.

Mi padre era un hombre mayor casi llegando a los 45 años y mi madrasta tenía 15 años menos que él. Nunca la vi con malos ojos ni mucho menos tuve pensamientos lascivos, ni me imaginaba lo que iba a en un futuro suceder. Con el transcurso del tiempo fui creciendo y mis problemas fueron disminuyendo. Yo siempre he sido muy deportista, practicaba  varios deportes, mi cuerpo se había transformado de ser un niño débil a ser un joven alto, cuerpo bien definido, a muchas mujeres comencé a gustarles. Tenía muchas novias, y además me comenzaron a gustar las mujeres un poco maduras, las cuales considero aun muy bonitas y especiales. Un día llegue a casa más temprano de la escuela y en mis manos llevaba los documentos de ingreso de la Universidad, estaba muy feliz ya que mi vida iba cambiar pero no sabía cuánto. Me senté en el comedor de la casa y pedí a mi sirvienta que me llevara la cena, tenía tanta hambre que era capaz en ese momento de comerme todo lo que me sirvieran. En ese momento me encontraba solo, no había nadie, mis hermanos no estaban. De pronto llego la mujer a la cual consideraba únicamente mi madrasta, ella se sentó conmigo cosa que no era muy usual, inmediatamente comenzamos a entablar una conversación bien seria acerca de la Universidad y mi futuro. De pronto sentí algo que me rozaba mi pierna por debajo de mesa, por un momento pensé que era mi perro, pero al reaccionar era la pierna de ella junto a la mía.

Jamás pensé que eso estuviera pasando, ya no pude comer a gusto, termine muy pronto y me retire a mi cuarto.Después de ese evento la cabeza me quedo dando vueltas, en algunas ocasiones no podía dormir pensando si esa rozada de pierna era o no era intencional. El día lunes de la semana próxima ocurrió que llegue a mi casa muy temprano y escuche que alguien se bañaba en el cuarto principal, que es el que correspondía a mi padre, en algunas ocasiones mis hermanos lo usaban. Me quede en la sala viendo un programa especial de deportes, de pronto escucho un ruido a mis espaldas, giro mi cabeza y veo a mi madrasta únicamente con una toalla muy pequeña, pero ahí todo bien, la observe por unas fracciones de segundo y como por arte de magia la toalla se le deslizo y alcance a ver la casi la mayoría de su cuerpo. Muy asustado regrese la vista inmediatamente a mis deportes. Les contare que fue lo que puede observar: Un cuerpo de una joven atrapado en una mujer madura. Los pechos grandes y hermosos, unas pierdas muy definidas, un monte Venus bien recortado, esa fotografía creo que nunca se me olvida. Por el resto de la semana me sentía miserable ya que estaba tan confundido, mis ideas eran como un remolino. Por una semana pensé que podría hacer, decirle algo, comentar el incidente con ella, pero pensaba que  las consecuencias iban hacer muy desastrosas si ella lo tomaba a mal.

Semanas después, mi madrasta comenzó a cambiar muchísimo, cambio casi toda la ropa de su closet, en fin realizo un cambio de 180 grados, es más hasta cambio su corte de pelo. Todos en la casa se sentían felices por el cambio, pero yo me sentía más confundido, algunas veces pensaba que si lo había hecho por mi persona o simplemente era una coincidencia.   Una noche me levante de mi cama y me dirigí a la cocina, tenía tanta sed que no podía dormir, por un momento sentí la presencia de alguien que me  estaba observando, comencé a ver el entorno para asegurarme que estaba solo, de pronto escuche unas palabras en voz baja que me decía “vete a tu cuarto ya es muy noche, tienes que descansar”, era ella, mi madrasta, nunca olvidare esa noche. Ella llevaba puesto un vestido muy corto y transparente, le pude ver hasta la conciencia,  es como si anduviera desnuda. Debajo de su vestido llevaba puesto una tanguita que simplemente hacía un juego perfecto entre su cuerpo, y la cocina. Pude observar que tenía mucha humedad entre sus piernas. Estaba tan asustado y tenía miedo, me imaginaba que mi padre se pudiera levantar o algunos de mis hermanos, creo que hubiera sido un gran problema para ambos. Lo único que le pude decir fue” muchas gracias y pase buenas noches”. Luego del dulce encuentro me fui directamente a mi cuarto, estaba tan excitado que sentía que me iba a explotar mi pene, en ese momento deseaba bajar esa tanguita y pensaba en una lujuria completa. Como no podía dormir tuve que masturbarme, ya muchas veces lo había hecho pero esa noche fue  tan rápido y tan fácil.

Los días siguientes hubo más confusión en mi cabeza, cada día que pasaba se me presentaba el problema en mi mente, realmente era muy complejo, algo si puedo asegurar, ya estaba completamente enamorado de esa mujer. Pensaba día con día como decirle el amor y la lujuria que sentía sin meterme en problemas. Dos semanas después del incidente de la cocina, no había nadie en casa, ya era de noche, de repente escuche un gran ruido cerca del cuarto de la sirvienta  y me dirigí rápidamente para ver que había pasado. Sofía que era una vieja ya de edad avanzada estaba en el suelo, ella estaba limpiando unas ventanas cuando se deslizo y termino en el piso. La traslade a su cuarto con mucho cuidado, en ese momento entro mi madrasta y le explique qué había sucedido. Mi madrasta fue a su cuarto y de regreso traía unos tranquilizantes para que Sofía pudiera descansar, esperamos que se durmiera y nos retiramos lentamente del cuarto. Luego de salir del cuarto llegamos a sala de la casa, aun no había llegado nadie, me sentí con mucho valor y comencé hacerle a mi madrasta unas cuantas preguntasSabes porque no ha llegado mis hermanos y mi padre? Ella me responde no, quizá están por llegar y se encuentran en el tráfico.  Por un momento se me vino a la cabeza todas las ideas locas y no pensé nada más en besarla. Mi madrasta tiene unos labios tan sensuales y era de aprovecharlos pero pensaba que no debía hacerlo, de pronto ella me hace una pregunta la cual fue el indicio de algo grande “No hay nadie más en casa que solo tú y Sofía”, a lo cual le respondí “si quieres nos podemos asegurar”, muy lentamente recorrimos toda la casa, fuimos de regreso donde Sofía, ella seguía completamente dormida. Cuando terminamos de revisar la casa me asegure que la puerta de la entrada estuviera bien cerrada, luego me dirigí hacia donde se encontraba ella y le dije con una aptitud estúpida “no hay nadie”, luego lentamente cogí sus dos manos y le di un beso que todavía lo recuerdo. Tenía muchas ganas de quitarle la ropa, la segunda movida que hice es tocar su concha… …que rico… un fruto prohibido que pedía a gritos ser mío….de pronto alguien abrió la puerta…solamente pensé se me había terminado la fiesta y no habrá otra oportunidad para mí.

Eran mis hermanos y mi padre, en ese momento eran las últimas personas que quería ver. Mi padre nos saludo, le dio un beso y se retiro a descansar, pero antes me dijo que tenía que hablar muy seriamente conmigo el día siguiente.
Esa noche no pude dormir pensando cómo íbamos hacer el amor con mi madrasta si era casi imposible acercarse a ella cuando todos estaban en la casa, además estaba Sofía una vieja, vivida, astuta y metiche. Al día siguiente me fui a desayunar esperando ver a mi nuevo amor apareciera pero lastimosamente ella ya se había ido al negocio familiar (fábrica de juguetes). Mi padre se unió a la mesa y comenzamos a platicar. El me expreso que necesitaba mucha ayuda mía en el negocio familiar,  me pregunto que si estaba dispuesto a trabajar con mi madrasta…por un momento me quede callado..y de mala gana respondí que si, ya que no quería pretender que nadie tuviera sospechas que estaba interesado en mi nuevo trabajo y mucho menos en mi madrasta. Finalmente le pregunte cuándo comenzaría en mis nuevas obligaciones a lo que él me respondió este fin de semana.Todo caminaba muy bien, demasiado bueno para ser verdad. El día sábado me levante muy temprano, tome un buen desayuno, luego mi padre y mi madrasta llegaron al comedor y comenzamos hablar de todo lo que iba hacer en mi nuevo trabajo, en mi mente pensaba que no podía esperar a llegar a pequeña fábrica de juguetes, me preguntaba cómo  iba ser ese día que tanto había esperado. Tome mi carro y junto con mi madrasta nos dirigimos a la fabrica, en el camino creo que los nervios nos traicionaban. Pero luego sucedió algo, comenzamos hablar de todo lo que nos había pasado y lo que habíamos pensado del incidente del beso y con estas palabras comenzamos nuestra conversación.Qué piensa del beso? Madrasta: Me gusto mucho, quiero que me hagas un favor háblame con más confianza.Ok. Estas nerviosa? Madrasta: Si muchísimo,  antes que me casara con tu padre nunca había tenido novio y desde hace 12 años que me case con él, nunca he estado con nadie más.Nunca tuviste novio? Madrasta: No, mis padres nunca me dejaron salir a ningún lado sola, por ese motivo nunca tuve a nadie.Quieres que te llame por tu nombre.Madrasta: Me sintiera más cómoda…ok Nos quedamos un silencio mientras seguía manejando …..De pronto ya habíamos llegado al parqueo de la fábrica, nos bajamos del vehículo y entramos a lo que era nuestro destino, llegamos a las 8:15, las trabajadoras no llegaban aun si no hasta las diez de la mañana, tendría alrededor de una hora y cuarenta y cinco minutos para hablar de nuestro futuro. Ya estando dentro de la fabrica cerramos muy bien la puerta y nos abrazamos muchísimo y nos dimos muchos besos, desde los inocentes hasta los que son muy apasionados. Sentía los latidos de mi corazón en mi pene, por un poco sentía que se me iba a reventar, mi madrasta tenía muchos nervios al punto que estaba temblando no sé si del miedo o de la temperatura que hacia dentro de la fabrica. Agarre de la mano a mi madrasta y la lleve al cuarto de materias primas, en ese cuarto se guardaba muchas bolsas de algodón, en tiempo atrás que había visitado la fabrica, algunas veces las había ocupado para dormir, pensé que  eran perfectas para descansar y no se diga para follar.

Llegando al cuarto acomode unas cuantas bolsas de algodón y realice un nido de amor. Primero comencé a besarla, toque todo su cuerpo muy, su cara, luego le metí la mano debajo de su falda corta y le agarre su raja, y me quede en esa posición con un beso que duro toda una eternidad. El grado excitación de ambos incremento de una manera que es difícil de explicar. Mi garganta estaba completamente seca, a mi madrasta le temblaba todo el cuerpo, lo único que queríamos era quitarnos toda la ropa y amarnos muchísimo. Nunca antes había sentido tanto miedo mezclado con placer.Cuando termine de besarla comencé a quitarle la blusa con mucho cuidado, luego le quite la falda, únicamente la deje con el sostenedor de sus pechos, en su tanga cortita y transparente y, en zapatos de tacón alto, ella se miraba muy hermosa. Luego comencé a quitarme toda la ropa, quedando al final sin nada, cuando ella vio la gran verga parada con grandes venas resaltadas solamente me dijo,” no esperaba esto pensé que aun eras un niño”, a lo que le respondí “espero que te guste y se tuya para siempre”. Por mucho rato la abrace, y le di las gracias por estar conmigo en ese momento, a lo que ella con una voz suave me respondió “De ahora en adelante seré tu esclava, todo lo que me pidas yo lo hare por ti”.  La acosté en la bolsa de algodón que quedo perfecta mejor que una cama y muy suavemente con mis dientes agarre su tanga y se la  deslice por las piernas hasta quitarsela, lo que pude ver fue un gran coño muy bien preservado por tiempo, era tan grande que jamás había visto uno igual, luego quite por completo el  sostén de sus pechos, todo estaba listo para metérsela de una sola vez, pero decidí mejor jugar y solamente me conforme por el momento a meterle la puntita, luego le preguntaba “te gusta”, ella me respondía “si mi amor, porque esperaste tanto tiempo para hacerme tuya” al final sin penétrala la hice terminar y llorar por tanta emoción y sentía que su corazón se le iba a salir por la boca.  

Luego le hice una pregunta ahora estas lista para seguir follando, a lo ella me respondió “si”. Tanta lujuria que tenía en mi cabeza se me vino de una sola vez, acomode a mi madrasta y de la deje ir el pene hasta el fondo, la vagina estaba tan caliente y tan llena de flujos que era tan fácil entrar y salir, el sonido que hacíamos follado era parecido cuando un perro tomando agua, el momento y el deseo estaba tan delicioso que me vine dos veces sin sacar mi pene, no se diga mi madrasta que a cada momento gritaba con tanto placer que parecía que se iba a morir,  luego mi madrasta se vino dos veces más y finalmente quedamos exhaustos, el tiempo corrió de prisa y tuvimos que abrir la fabrica para que las trabajadoras entraran, pero  no sin antes ponernos de acuerdo para nuestra siguiente cita.Al final de día cuando ya era hora de regresar a casa nos besamos muchos, la abrace y por un momento sentí que ella había sido mi amante en una vida pasada, muy curioso pero cierto. Cuando llegamos a casa la vida regreso a lo normal, nos comportamos como si nada hubiera pasado.Tengo muchas más historias que contar ya que la relación entre mi madrasta y yo ha durado por mucho tiempo, hemos follado en muchas partes dentro y fuera de la casa en las cuales ustedes ni se imaginan.


FOTOS

1

mexicano on

Hola espero que cuentes mas de esta historia

2

Quenio on

Muy excitante

3

anonima on

En realidad entre aqui por equivocacion pero no me cabe duda de que en este mundo hay gente ´puerca´ y cochina espero que se puedan arrepentir antes de la venida de Dios mucha gente lo toma a chiste pero es cierto... los dejo con sus cochinadas, mentes cochambrosas

4

Roxii on

Que linda paja que me hice con mi cachonda conchita quieren venir a chuparmela todita con mis pelitos bien jugositos llamenme.

5

eneida on

super pero me encantaria leer otra historia tuya pero con mucho mas detalles mas explicito.

6

DARIOK on

VERGA ESA MADRASTA ES UNA MUJER FALTA DE HOMBRE ESTA MUY BIEN Q LO HACE CON HIJASTRO TODO QUEDA EN CASA

7

raul on

QUE RICO RELATO POR CIERTO MUY EXITANTE, TAMBIEN ME GUSTARIA TIRARME A MI MADRASTA
PROVECHO POR LOS POLVOS SIN TEMOR YA QUE SI LA LLENAS TU HIJO SERA TU HERMANO
QUE INTERESANTE
RAUL

8

juan on

Y de esto sabia algo tu padre?

9

fretigre on

excelente relato ,los felicito por la forma que se dio ese encuentro ,fue excitante leerlo,sigan esponiendo sus relatos

10

kta on

super2

11

estrella on

me encanta esto super contando la historia..

12

leo messi on

pajillasssss

13

Yo on

Woow que relato!... bastante bueno

14

xara on

Me gusto tu historia,es como si me llevaras a vivirlo.
espero, tus otras vivencias

15

eduardo on

bin que rico ami e paso algo parecido pero yo se loa sia en las noche cuando mi padre dormia y mis hermana s tabien que ella me la chupaba con placer que la asia gritar como perra pero buena tu historia so si yo se lo asi rapido

16

manases on

muy buen relato hijo... ojala cuentes mas

17

jose on

ers un cochino como pueds violar a tu madrastar
te meteria vala por el colo invecikl

18

Luis on

Que bien amigo tu relato

19

cristhian on

muy buena historia amigo. algo me deja muy contento o feliz, a mi tambien m paso algo igualitico e igual de lujurioso o mas jeje amigo si kieres me contactas y cambaremos cositas y pues por que no algunas imagenes jiji ( frozen-00@hotmail.com)

20

oiubhg on

que bueno que se la metiste

21

bertha on

Hola mi apreciado joven, sin lugar a tener dudas, me dejaste perpleja con esa maravillosa historia, que yo viví con mi hijastro, hasta que tuvo el mal gusto de casarse con una chica, fuera de serie..Sigue compartiendo esas bellas vivencias que por cierto muy pocas podemos gozar recordándolas a cada rato. Espero que continúes, para continuar soñando despierta...en tus vivencias.

22

adolfo on

buen relato, m gutaria que me pasara lo mismo, que delicia dar las nalgas con una verga gruesa y que le quede doliendo toda la semana a uno por la penetrada

23

julian on

sos un hijo de puta como te vas a gachar a tu mama pedazo de pelotudo tene mas respeto es tu madrastra tarado

24

miguel on

que culio que sos la verdad un capo man

25

Sol on

La verdad terminé masturbandome de la cosa más increible que escuche! Ojala me lo hicieras a mi! Te haria mio mio . Pero yo te buscaria yo daria el primer paso es decir yo te besaria y demás... Sigue contando cosas asi asi exploto de lo exitada que estoy solo tengo 13 años me exito muy facil. Ási q cuidate . Porq soy rebeldre y te voy a follar cuando te vea amor . Quiero q me la metas toooda te amo

26

franco on

Sol.

27

Yac on

MMm sol que rico sería satisfacerte...

28

walter on

hola Sol on:
yo te lameria tu coño tantas veces que desearas seguir haciéndolo sin parar, penetraría mi lengua en tu coño y en tu delicioso y suculento ano. Si deseas que te folle, como tu quiereas escríbeme en walterosalesruiz@gmail.com

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 23

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: