Inicio » Relatos de Confesiones

Mi diminuta putita Carla

Comentarios (0)

CARLA, MI PUTITA DELGADITA Y DIMINUTA

  La noche que conocí a Carla hacía frío, llovía y con ese mal tiempo no había casi nadie en el boliche al que fui, por lo que no esperaba hallar a semejante divina putita.  Yo iba a ese boliche frecuentemente a buscar putas complacientes, porque las que había ahí se dejaban hacer todo lo que yo quería, y esa noche había algunas otras, pero Carla era nueva en ese local y fue la primera que se me acercó, con su vocecita ronca y su tamañito minúsculo, casi de nena.

Carla no tenía nada de tetitas, era flaquita y lisita como un chico de 11 años, estaba encaramada sobre unas botas negras de tacos altísimos y caminó hacia mí haciendo equilibrio, pero la medí con la vista y calculé que descalza en patitas no llegaba al metro con 30 centímetros y debía tener unas patitas preciosas por lo diminutas.

Me deliran las putitas chiquititas, diminutas, lisitas, y especialmente las de patitas chiquititas y finitas subidas en sandalias que les dejan sus patitas casi desnudas, porque en esos cuerpitos pequeños y angostitos les clavo mi pija llenándoselos y siento que las dilato por dentro y las sacrifico haciéndolas bramar desesperadas cuando las someto así, y ellas se la tienen que aguantar porque para eso son putas, les pago bien y hay muchas a las que les gusta ser putas y cojer, o mejor dicho, ser cojidas.

Y Carla era la más pequeñita que había visto en mi vida, por lo que con su estatura minúscula me excitó tremendamente, me la imaginé cojiéndomela agarrada de la cama con las uñas y rajando las sábanas, sufriendo y aullando alojándose mi pija, que parada mide más de 25 centímetros de larga y tiene casi 7 centímetros de gorda.  Pocas putas me aguantan tamaña pija, algunas me la tienen que comer para sacarme las acabadas porque no les cabe en la concha, y mucho menos por el culo, por eso una putita pequeñita como Carla me excitó más que ninguna.  La quería tener clavada por mi pija y aullando, a lo mejor hasta se la podía enterrar por el culo sometiéndola como una esclavita.  Me encanta que las putas sean gritonas, ya sea porque eso les gusta a ellas o sufren realmente mis cojidas, o porque saben que gritando y haciéndose las destrozadas por mi pija, me excitan más, y esas son las mejores, las que gozan siendo cojidas.

De Carla me gustó su vocecita ronca de fumadora, casi una voz de machito, sus ojitos negros brillantes, el pelo cortito como un varoncito de 11 años, y su carita de pendeja, toda pintada en labios y ojos, como una putita cabaretera.  Era una mezcla de chico y de nena, lo cual me puso al repalo al instante porque la imaginé como un nene preadolescente al que clavaba depravadamente, sometiéndolo hasta hacerlo mi putito.  Más tarde supe que Carla tenía entonces 44 años, pero no los representaba, era una hermosa putita madurita que justamente por su edad y su aspecto de depravadita me hicieron pensar que era experta y se dejaría hacer todo lo que yo quisiera, así que apenas la vi, decidí que me la cojería esa misma noche.

Me encantó oírla hablar, su vocecita ronca y simpática, sus ojitos brillantes con rimmel y su tamañito minúsculo me pusieron la pjja al palo en segundos, así que la contraté para toda la noche, ofreciéndole pagarle lo que me pidiera.  Carla aceptó entusiasmada pero no me cobró más que las putas que me había cojido otras noches.  Pagué por ella por toda la noche, pero antes le avisé que tengo una tremenda pija y le pregunté si estaba dispuesta a que se la clavara entera y aguantármela.

Carla fue desde el principio muy franca y directa conmigo, me miró a los ojos, se rió y me dijo que se la iba a aguantar como fuera, que para eso era una buena puta, que podía alojarse una pija bien gorda y que sabía hacerlo, que estaba segura de que ella me iba a gustar y me iba a hacer gozarla a fondo, así que pagué con gusto por ella y me la llevé al hotel más cercano, donde tomé la mejor habitación para toda la noche.  Carla, casi una enanita, me hacía presentir que a ella me la iba a cojer como a ninguna.

Entramos a la habitación y me preparé para gozármela a fondo.  Carla apagó las luces, diciéndome que así me calentaría más palpándola a oscuras, y que después podría verla toda desnuda, pero que al principio quería hacerme tocarla toda sin verla y que así me iba a gustar más.  Le hice caso, me puse en bolas, con la pija como un mástil, y me acosté de espaldas en la enorme cama para recibirla y ensartarla, mientras ella se desnudaba en la oscuridad, riéndose siempre.  Me gustó eso de cojérmela a oscuras porque la pobrecita puta no me podía ver la espantosa pija al palo y cuando la sintiera clavándosele, no iba a poder hacer nada por impedirlo.  Carla siempre tenía buen humor, jamás la vi enojada ni con mala onda, y decía cosas lascivas con gran naturalidad sabiendo que eso me calentaba, era una putita de alma y le gustaba ser así, después cuando la conocí más, me contó todo de su vida y yo a ella de la mía.  Con Carla me sentí siempre desnudo de alma, pude hablar con ella de absolutamente de todo y pude hacer con ella todo lo que siempre ansié, y ella era igual conmigo, por eso la amé y la adoré y la hice mi amantita.

En la oscuridad sentí el cuerpito caliente y áspero de Carla poniéndose encima del mío, su boca buscó la mía y me dio un chupón de lengua con saliva que terminó de hacerme adorarla como a ninguna otra puta que me hubiera cojido.  Me agarró los pezones con ambas manitos y me los tironeó mientras me metía su lengua áspera de gata hasta el paladar y me la revolvía adentro, pasándome su espesa saliva haciendo globitos y ruidos CHUUPPP.  Me gustó su tironeo de tetas, eso a mí me pone a mil, y Carla pareció adivinar mis gustos desde el primer momento porque se me prendió de los pezones con furia.  Le pedí más tironeos, que me los arrancara y me los mordiera, y la pequeña putita se me prendió con las uñas y los dientitos de mis pezones estirándomelos como para arrancarlos, y en seguida me los mordió furiosamente con sus dientecitos afilados haciéndome bramar de placer y dejándome las marcas de sus dentelladas, que llevo siempre como recuerdo de mi diminuta puita Carla.  Entre mordida y mordida, me susurró que a ella le encantaba hacer eso, y fui descubriendo con Carla que éramos tal para cual.  Ese dolor de las mordidas es suficiente para que la pija se me pare como un riel aunque me haya acabado varias veces.  Entonces la mordí a ella, clavándole mis dientes en sus minúsculas tetitas, y Carla aulló ronca, pero me dejó masticarle las tetitotas, le gustaba!  Después, ya con las luces prendidas, vi en sus diminutas tetotitas lisas como de chico preadolescente las marcas de tremendas mordidas, se las habían masticado dejándole las huellas, que ella, orgullosamente, llamaba “mis heridas de guerra”.

Sentía a Carla apretándose contra mi cuerpo y frotándose como una pequeña víbora, empezando a sudar encima mío y emitiendo rugiditos de loba, y luego me sacudió contra la cama chocando y golpeando su cuerpito contra el mío con sus escasos 38 kilos, haciéndomelo sonar como estampidos, mientras me lamía y me masticaba los pezones.  Por momentos lanzaba alaridos de tigra herida, que me ponían la pija como jamás en mi vida.  En seguida empezó a bajar por mi cuerpo con su áspera lenguita untándome con su saliva buscando comerme la pija hasta que llegó a mamarme la punta de mi tremenda pija al repalo.

La sentí temblar de espanto al darse cuenta del pedazote que se metía en la boca, pero me la empezó a mamar sin dejar de tirarme de los pezones, no dijo nada y se empezó a meter mi pija en su boquita sorbiéndola con ruiditos y empapándomela con sus salivotazos, que me mojaron hasta los huevos.  Me mordió la pija y pronto sentí que esa divina putita diminuta me estaba tragando toda la pija de a poco, centímetro a centímetro, en un esfuerzo increíble para ser tan chiquitita y delgadita, apretándomela y masticándomela con sus dientes.  Si todavía no adoraba a Carla, esas masticadas y esos salivotazos me hicieron que me enamorara de ella para siempre.  Por un momento se la sacó de la boquita llena de saliva y murmuró: “Qué tremenda y hermosa pijotaza tenés, Papito!  Te voy a llamar Papito, y yo seré tu Nenita!  Eso no es una pija, es una pijotaza!  Cuánto mide ese pedazote?  Te la voy a comer toda, te la voy a tragar entera, aunque me ahogue y me desencaje la mandíbula!”, y se la metió de nuevo sorbiéndomela con un salvaje CHUUPPP y pronto me di cuenta que esa pequeña gatita puta, desesperadamente prendida de mis pezones con las uñas, se la estaba metiendo entera en la bocuchita, con desesperación, hasta que consiguió atravesársela en la garganta.

Yo la tenía agarrada de la nuca y la empujaba para meterle mi pija, sentía que me la estaba cojiendo por la boca y Carla se retorcía encima mío y tiraba pataditas ahogándose no pudiendo respirar.  Nunca me habían hecho una tragada semejante, ni siquiera aquella negrita Fabiana que me la comió entera por primera vez, con la cabeza colgando en el borde de la cama.  Sentí a Carla retorcerse ahogándose atorada con toda mi pija metida hasta el fondo de su garganta y haciendo esfuerzo por tragársela más aún.

La pobrecita pataleaba atragantándose y le salían ruidos espasmódicos, se sacudía en la cama retorciéndose como una desesperada y se me apretaba agarrándose con las uñas de mis pesones como si la estuviera matando, pero me la comió entera hasta el fin, prendida de mí con las uñas, totalmente engargantada, y recibió mi primera acabada a chorros pegándole más adentro de su gargantita, sacudiéndose ahogada sin aire, asfixiándose, pero me la tragó con ganas, complaciente y obedientemente, me la aguantó toda así hasta que le acabé y me vació los huevos.  Para eso la había alquilado esa noche, pero Carla demostró ser la más divinamente putita que jamás tuve.  Recién entonces Carla se la sacó de la boca, chorreando mi monstruosa acabada, y respiró tosiendo, la carita empastada y casi asfixiada por la tragada infernal que me había hecho, y con la bocuchita chorreando mi acabada, ronca y hermosamente puta, apenas pudo me dijo “Te gustó, Papito?  Soy buena tragadora?  Cuánta pija me tragué?  La tenés espantosa de grande!   Te juro que nunca me comí una pija así!”

Apenas pude contestarle “Sííí!!!  Putita mía, te tragaste más de 25 centímetros de pijota!”, porque había sido la Garganta Profunda más espantosamente hermosa de mi vida, hecha por esa diminuta putita minúscula sin tetas, delgadita, sudada y todavía prendida de mis tetas con las uñas.

Carla me lamió amorosamente la pija, tragándose parte de mi lechotazo, me untó los pezones con su áspera lenguita pasándome mi acabotazo mezclado con su salivotita, después subió por mi cuerpo y me pasó en un chupón el resto de mi lechota con su saliva pastuda y rica, regalándome con sus CHUUUPPP, y al final se desmontó de mi cuerpo, toda sudada como una yeguita puta.  Agotada por el tragotazo descomunal, se me desmoronó encima y se acostó jadeando al lado mío, todavía sin aire por la tragada infernal que casi la había asfixiado, dándome tiempo para que me recobrara de esa acabada descomunal, y esperó para una segunda o lo que quisiera hacerle.

La pequeña putita era muy complaciente, además de caliente, y sabía lo que me estaba haciendo y esperaba más.  Le gustaba cojer como a ninguna otra puta y en esa primera vez ya me lo demostró, era puta de alma y gozaba siéndolo y demostrándolo.

“Sos una terrible putita, Carla, te amo, te adoro!”, pude decirle entre jadeos, y ella riéndose me contestó: “Y todavía te falta lo mejor, mi Putasote!”

Me encantó que me llamara así, “mi Putasote”, y me di cuenta de que esa putita del infierno me había enamorado y que quería seguir cojiéndomela toda la vida, y se lo dije: “Quiero que seas mi Putita, mi amor, mi Amantita puta, mi Hembrita, te adoro, Carla!  Vos sos mi Putita Diminuta y yo seré tu Putasote!”,

Y en esa, que fue nuestra Noche de Bodas, que siguió todo el día siguiente hasta la noche, en que estábamos casi desmayados, y así se inició mi amor por Carla, mi Putita Diminuta.  De ser inicialmente mi Putita, Carla pasó a ser mi Noviecita, mi Amantita y mi Esposita, siempre espantosamente degenerada y putita.  Ella me decía: “Nací para ser putita, TU PUTITA, amor mío!”´

Carla sufrió esa noche mi primera espantosa invasión a su diminuto y delgado cuerpito, gritó y bramó al ser penetrada y llenada por mi pija, rajó las sábanas y se retorció ensartada, se me inmoló como si en eso se le fuera la vida, fueron cojidas colosales e inolvidables que duraron toda la noche, la mañana y hasta la noche del día siguiente.  Inventábamos maneras de cojernos, Carla pronto quiso ser también mi Machita, cojiéndome a mí con una gruesa pija sujetada por un arnés, y me montaba a los alaridos para domarme y clavarme, ella me ensartaba a mí y luego yo a ella, y vuelta a cojernos.

Hace 13 años que me la cojo a mi Carla, la mejor y más divina putita de todo el planeta, y LA AMO.  Ella tenía 44 años cuando le hice la Noche de Bodas y ahora, con sus hermosos 57 años, es más hermosamente puta y es mía, toda y completamente MÍA.

EL PUTASOTE DE CARLA

FOTOS

hermano y yo. sadomasoquismo.

Comentarios (0)

llegue del colegiio estaba super cansada!... me fui a duchar lo unico que queria era bañarme ese dia habia sido horrible. Consegui a mi mjor amiga Con mi noviio... abri la puerta del baño y consegui a mi hermano con una chica teniendpo sexo. del susto cerre la puerta de un golpe y me fui molesta para mi cuarto. -.-! xq tenian que hacerlo en un baño?... no podian hacrlo en su cuarto?... volvi al baño.desnuda soolo con una toalla a esperar que salieran, esqueche los gemidos de la chica que estaba con mi hermano, me fui poniendo cachonda poco a poco. meti la mano debajo de la toalla y me empeze a masturbar lentamente. xfin cuando casi me corro. deje de escuchar los gemidos. ya hbian parado. me fui a bañar cuando ambos salieron. me meti al baño. juro que mi hermano me exitaba solo con su mirada. y ahora que estaba cachonda me excitaba aun mas.   FOTOS

Amante a mis 16 años

Comentarios (1)

Actualmente soy una mujer casada, pero quiero confesarles que a los  16 años me convertí en la novia de un hombre de 23 años, pero en los meses siguientes me entere que estaba casado y ya al cumplir los 17 me convertí en su amante desde el momento en que me hizo suya, bueno, al menos pienso que se es amante cuando se tiene sexo.En esa época cursaba mis estudios, y andaba con mi uiforme escolar, al principio eran  besos en la boca y abrazos, hasta que que, aún sabiendo que era casado, hecho que me molestaba y me daban mucho celos de compartirlo, comence a permitirle caricias más fuertes, a él le  gustaban mucho mis pechos y mis piernas, pues practicaba basquetbol.Poco a poco se atrevía a besar mi cuello, a acariciar mis piernas  apenas cubiertas con mi uniforme escolar, eso a mi me exitaba muchisimo, después tocaba encima de mi blusa mis grandes pechos o al besarme pegaba su cuerpo, en otras ocasiones me tomaba por atrás y ya podía sentir su pene. En ese entonces conservaba mi virginad y desde luego que había otros hombres que me pretendían, entre ellos mi entrenador, un hombre de unos 50 años, que en alguna ocasión me beso a la fuerza.Había cumplido los 17 años cuando, después de un desfile deportivo, quien era mi novio fue a traerme. el tenía un auto, yo vestía un pantalón corto,  una playera, mis tenis, mis calcetas que me  cubrian hasta la rodilla dejando desnudas mis formadas piernas. Le pedí me llevará pronto a mi casa, que no tenía tiempo de estar con él  y que lo odiaba porque no dejaba a su esposa.Ya fuera de la ciudad, metió su auto en un camino, lo detuvo bajo un árbol y sin más comezo a besarme y acariciar mis piernas, diciendome que lo traían loco, me estuvo besando varios mintus y tocandome las piernas. Le dije que mejor bajaramos y caminaramos, lo que hicimos, sobre todo porque estaba exitadisima y no queria que me cojiera.Nos recostasmos en el pasto, y miramos que no hubiera personas y sólo a lo lejos se veían los autos sobre la carretera, y él, al no ver a nadie, nuevamente se me fue encima, y sin más comenzo por vez primera a becas mis muslos desnudos. Yo estaba exitada, pero aún asi le dije que lo odiaba , que no quería saber nada de él y de su mujer. Pero a él no le importa y calló mi boca besandome y diciendome que me amaba y que su mujer era una vieja fodonga y fea, que yo era una princesa.Poco a poco comence a ceder y por fin, permiti que mientras me acariciaba mis  pechos cubiertos por la playera deprortiva, una de sus manos trataba de bajar mi pantaloncillo corto. Yo me levante del suelo, enojada y le dije que eso no podía ser, pero nuevamente me beso en la boca, pero ahora sin más, me bajo el pantaloncillo corto, junto con la tanga que cayerón hasta el suelo, quedando suelta la playera deportiva sólo cubria, como si fuera un minivestido mis desnudas nalgas, dejando al descubierto mis muslos, que tanto le gustaban.En eso escuchamos, la plática de unos agricultores, me puse nerviosa, y corrimos a ocultarnos sobre unos matorrales, olvidando mis pantaloncillos cortosy mi tanga que si más fueron recogidos por los agricultores. Los señores caminaron y nuevamente nos quedamos los dos, pero ahora sin mi protección.Nuevamente me comenzó a besar y ya sin impedimento algunos sus manos se posesionaron directamente de mis nalgas que eran apretadas con fuerza  y sus dedos los pude sentir en mi culo, como penetraban unos milimetros y al frente pude sentir su bulto, lo sentía duro y por ves primera sentía la necesidad de tocar, de examinar. Trate de apartarlo, pero mis manos sintieron algo duro, largo, curvo, al fin era su pene fuera del pantalón, me dió miedo, pero ya lo había tocado, mis manos estaban como humedas, las quite, y de repente me puse de espaldas, queriendo evadir su paquete, pensando que quitandome de ahí más no pasaria. Pero que sorpresa me llevé que al darle las nalgas, ese paquete estaba durisimo, a mi me parecio enorme, y chocaba con mi culo, que al sentirlo quería huir, pero una fuerza  irresistiqble lo obligaba a acomodarse, mi vagina dseseba ser penetrada y el pene mojado picaba mi culo, pero él era un experto así que me inclino un poco, y de un derepente sentí como su verga se apropiaba de mi virginidad, nunca había sentido tanto placer, había leido sobre sexo, pero para mí era otra cosa, sentir esa verga, que aunque no había visto me estaba dando un poco de dolor pero que a su vez se convertia en un placer y ya no me intereso en convertirme en su amante.Me estaba cogiendo, y más me daba placer, debo confesarlo el estarle robandole la verga a otra mujer. Me sentía superior a ella, era en ese momento la dueña del pene y de los huevos que rozaban mi formado culo. Poco a poco, sin sacarme la verga, me fue acomodando en la posición de perro, y continuo moviendo ahora puedo decir, la que fue mi verga, durante varios minutos. Yo sentí mucho mas placer cuando sentí ganas de orinar, y le dije, pero el me oriento diciendome que era normas que  iba tener un orgasmo, que dejara  fluir, lo que hice, siendo un placer exquisito. Fue una cogida riquisima sentir por ves primera ese palote de 19 cm, de esas medidas me enteraría más tarde. Esto lo recuerdo porque después de años lo encontre nuevamente, ya sin su esposa, y yo con mi marido, pero él no oculta que le siguen impresionado mis piernas, pues me vió ahora vestida de minifalda. Pero a pesar de que me hizo gozar ahora queda el recuerdo FOTOS

Un trio singular

Comentarios (0)

Deseo relatar algo que me sucede actualmente, esto es muy delicado, pero brutalmente erotico, si mi familia sabe de esto me echa a la calle, por lo tanto quiero decirles que todos los nombres y lugares han sido cambiados.   Soy Rita de 17 años, soy alta y delgada, aunque no del tipo anorexico, sino un delgado bonito, llamativo.  Mis piernas son bien formaditas, pechos pequeños pero puntiagudos, mi traserito es pequeño pero con mucha carne.   Todo empezó cuando conocí a Rosita de mi misma edad, ella llegó de una ciudad más grande, la conocí en la prepa, nos hicimos rapidamente amigas.  Para hacer la tareas ella me invitaba a su casa, alli conoci a Don Rodolfo, su papa, quien era muy joven y bastante atractivo, yo le pregunté porque era muy joven (tendría unos 30 o 32 años), ella me dijo que realmente era su padrastro, además tenía un hermano de tres años (hijo de su padrastro con su mama).  En cuanto a su madre, Rosita me dijo que hacía un año se había ido al norte y solo se comunicaban con ella a través del correo electronico y ocasionalmente llamaba por teléfono.   En ese momento yo tenía novio, con el cual ya habia tenido intimidad.  Aunque con poca experiencia, mi novio apenas me había sacado un orgasmo por cada relación y en algunas me había quedado insatisfecha   El papá de Rosita platicaba mucho conmigo cuando yo los visitaba, veía cierto brillo en sus ojos cuando me hablaba.  Además noté que era raro que Rosita me diera saludos de su papa en la prepa, me decía que yo le gustaba mucho a su padrastro.  Al principio no miraba eso con malicia, pero si me sonrojaba, poco a poco me fue gustándo mucho don Rodolfo, yo hasta le coqueteaba en su casa enfrente de Rosita, quien no decía nada.  Ultimamente acostumbraba a llevar puras minis a la casa de Rosita, rapidamente veía que su papá me comía, con su mirada, las piernas.  Todo esto se volvió un morbo, al grado que cierta vez que mi novio me estaba cogiéndo, pensé que era Don Rodolfo quien me penetraba  y alcancé el mayor orgasmo de mi vida hasta ese momento.   Asi llegó el dia anunciado.  Llegué a la casa de Rosita por la tarde, la puerta me la abrio don Rodolfo, ese día habia llegado con mi traje de educación física, un short corto y una playera blanca.  Me dijo que Rosita no tardaría mucho en llegar, que la esperara, por ello me sentó en la sala y me sirvió un refresco, él también se sirvió un refresco.  Platicamos un rato mientras se aparecia Rosita.  Yo estaba muy nerviosa, creo que él lo notaba, ya que se acercaba mucho a mi para platicar, hasta me puso una mano en mi muslo y con sus dedos me  acariciaba.  De pronto me dijo palabras bonitas sobre mi, fue cuando me empezó a acariciar el cabello, yo tenía el vaso en mis manos y de pronto empecé a temblar, el me quitó el vaso de las manos, tomo mi quijada tiernamente con su mano, me volteo y me besó.  El beso fue lento y tierno.   -Te gustó?-me dijo.   Yo lo vi a los ojos y solo asentí con la cabeza.  Se volvió a acercar y me volvio a besar ahora con más propiedad y tomándome por los hombros.  Nuestras lenguas jugaron un buen rato, ese hombre si sabía dar un beso rico.  No se cuanto tiempo estuvimos asi, pero tuvo que ser un buen rato.   Asi sentados besandonos, su mano se abrio camino entre mis piernas, acariciandolo todo y con dirección a mi panochita.   Pronto sentí su mano tocandome mi cuquita sobre mi pantaloneta, luego debajo de la pantaloneta sobre mi braguita, un rato más tarde jugaba con mis escasos pelitos vaginales y mis labios vaginales.  Yo estaba hipnotizada, mi novio tardó cuatro meses para poderme meter mano en mi intimidad, en cambio el papa de Rosita tardo unos cuantos minutos.  Me calenté mucho, sentí fuego en mi cuquita, que solo podía saciarse con las caricias de don Rodolfo.   Sentí como uno de los dedos de él se quería colar entre mis labios vaginales con dirección a mi vagina, intenté detenerle el brazo, pero fue mayor su fuerza, su dedo ingresó en mi coñito, luego lo empezó a meter y a sacar causándome un enorme orgasmo, gemí y chillé un poco.  Luego el me recostó en el sofá, con toda la experiencia, me quitó mi pantaloneta con mi braga incluida, dejándome desnuda de la cintura hacia abajo (con calcetas y tenis), me separó las piernas y se sumergió en mi sexo,  su lengua parecia tener vida, me exploraba toda mi rajita, que rica sensación estaba experimentando, yo abría más mis piernas para que su boca se metiera toda en mi coñito.   -Don Rodolfo!, Don Rodolfo!!- era todo lo que yo podía decir.   El me comenzó a pajear la cuquita con uno de sus dedos.  Luego lo sacaba y se chupaba mis jugos embarrados en él.  Eso me volvía más loca de placer.  Después metió otro dedo para que fueran dos adentro de mi rajita, esto lo hacía mientras se comía mi clitoris, alli tuve mi segundo orgasmo, me retorcí en el sofá, pero don Rodolfo no me soltaba de su boca y dedos.  Luego se subió sobre mi y frente a mi cara se lamió los dos dedos que había tenido en mi coñito, estaban llenos de mis jugos intimos.   Luego subio mis piernas a sus hombros, con su mano guió su verga hacia mi rajita y de un empujón me penetró,  su verga dilató mi vagina y se deslizó hacia adentro ayudada por un vaiven que me daba la cintura de don Rodolfo.  Gemi de placer, cerré los ojos para sentir ese rico pedazo de carne, que además de grande me llenaba por primera vez mi cuquita completa.  La verga de mi novio era mucho más delgada y menos larga.   Don Rodolfo me embistió como quiso, me hizo llegar a otro orgasmo.  Chillé y gemí como nunca lo había hecho,  por primera vez me estaba sintiendo mujer bien cogida.  Pero el papa de Rosita no queria dejar de cogerme.  Se salió de mi interior y se sentó en el sofa y me pidio que yo lo montara de frente a él, de modo que me senté sobre su verga erecta, hasta allí pude ver el grosor y tamaño de su musculo.   Por la alta lubricación, su verga se deslizó rapidamente a adentro de mi rajita.  Luego el me tomó por las nalgas y me pidió que lo cabalgara, asi que que con su ayuda comencé a meterme y sacarme su enorme cosa.  Ya con un ritmo definido, me fue quitando mi playera, luego mi sujetador y me comenzó a mamar mis pequeñas tetas, su labios jugaban con mis pezones y los apretaban deliciosamente.  Nunca había experimentado nada igual, yo casi gritaba alli dentro de la casa.  Estaba por llegar a otro orgasmo.   El se dio cuenta de eso y aceleró el ritmo de la follada, al parecer el también estaba por venirse.    Después de alcanzar otro orgamso, me preguntó si yo estaba protegida, le dije que no, entonces él aceleró los movimientos de su pelvis y sacó su verga de mi rajita, la puso entre mis nalgas y emitió un quejido, sentí su leche mojarme las nalgas, asi que me puse a frotarsela con mi trasero, para sacarsela toda, eso lo había hecho con mi novio más de alguna vez.   Nos vestimos y como si hubiera sido un pecado, sali casi correndo de allí.  Una parte de mi estaba apenadisima, pero la otra parte estaba muy satisfecha.    No se lo dije a nadie, ni a mis padres, mucho menos a Rosita, no sabia como iba a reaccionar.  Me había acostado con su padrastro.   Pasaron como dos semanas, y yo no me animaba a ir a  casa de Rosita.  Lo hice cuando ella me dijo que su padrastro había salido y tardaría en llegar.  Esa vez me contó que su novio la había dejado, ya que lo había encontrado con otra.  Rosita se echó a llorar, yo la consolé y ante mi asombro, ella levantó la cara y sus labios tocaron los mios, nos separamos y luego nos reimos, después otra vez nos pusimos serias, nos vimos a los ojos y nos volvimos a besar, ahora lenta y tiernamente.  Que me pasaba?, primero había cogido con el papa de mi mejor amiga y ahora estaba experimentando mi primera acción lesbica con ella, y se sentía bien.  Poco a poco, llevadas por lo caliente del ambiente, nos fuimos quitando la ropa, hasta quedarnos en cueros, primero fue Rosita quien exploró mi cuerpo, beso toda mi piel y se sumergió en mi rajita, apenas la lamió tuve un rico orgasmo.  Luego fue mi turno, la besé desde la frente hasta los pies, luego subi para chupar mi primer sexo de  mujer, fue exquisito, Rosita se retorcía en la cama mientras yo me comía su coñito, yo estaba hincadita entre sus piernas con mi trasero empinadito.   De repente, siento unas manos fuertes tocar mis nalgas y mi culo y luego antes de darme vuelta siento un pedazo de carne meterse en mi rajita mojada por la saliva de Rosita.  Cuando voltee, era don Rodolfo! quien me empezaba a ensartar con su verga, rapido voltee hacia Rosita, para saber como reaccionaría, pero ella me sonreía.   -No te preocupes!, yo lo se todo y estoy de acuerdo!- me dijo.  Yo estaba muy confundida, pero alli me tenían ensartada follandome duro,  -Sigue mamando!-  me dijo su padrastro.  Asi que mientras yo me comía el coño de Rosita, don Rodolfo me penetraba profundo.  Alcancé un torrido orgasmo, me mojé como nunca, todo era tan excitante, como sacado de una peli porno.  Pero la cosa estaba lejos de terminar de ser singular y extremadamente rara.   Al rato cambiamos posiciones y  ahora yo estaba boca abajo, aun lado tenía a don Rodolfo, a quien le mamaba su verga y tenía a Rosita entre mis piernas chupando mi sexo.  De pronto, don Rodolfo retira su verga de  mi boca y ante mi asombro se coloca atrás del trasero empinado de Rosita, y la comienza a follar, Rosita empieza a chillar de placer, y yo estoy atonita, asombrada, no doy credito a lo que veo!!.  Don Rodolfo se ve que la esta gozando, cierra sus ojos cada vez que se la hunde en el coño.  Que me pasa?, le pregunté a mi cerebro.  Eso se llama incesto y yo estoy follando con ellos.  El placer y el extasis se apoderaron de mi, Esa noche nos cogieron por igual a Rosita y a mi.   Al otro dia en la prepa, Rosita me confesó que desde hace cuatro meses tenía relaciones sexuales con su padrastro;  sintieron cierto sentimiento el uno por el otro y no lo pudieron detener,  pero que siempre anhelaron una tercera persona en su relación y ellos pensaron en mi, o sea que todo fue premeditado.  Me sentí utilizada, pero recordar los orgasmos que tuve a su lado me hervia la sangre.  Le dije a Rosita que iba a pensar si me convenía ser parte de un trio con su padrastro.  Se puede decir que ellos eran padre e hija.   Actualmente he dejado a mi novio y me he entregado de lleno a ese trio, tenemos unas increibles sesiones de sexo entre los tres.  No se si eso es normal o solo una parte negativa de mi experiencia sexual que pasará pronto, pero la estamos gozando como si fuera otro mundo.  Don Rodolfo nos desculó a ambas el mismo dia, tuve que ponerme hielo en mi ano por casi todo un día para que se desinflamara, pero me gustó hacerlo por allí.   No se como parara esto, es decir, se corre peligro que alguien lo sepa, mis padres, el cole, amigos, no se si algun dia se aparecerá la mama de Rosita.  Por el momento estoy viviendo esta encrucijada.       FOTOS

por caliente

Comentarios (0)

en la segunda ocacion cuando tuve relaciones con ese wey primero yo llege a ese hotel sin imaginar que me iva a encontrar con el pero ya pasando el momento en que llegue el despues entro y cerro la puerta  y yo le dije que por que estaba ahi y que querian conmigo por que me habian encerrado y le pedi que me dejara salir de ahi el no quizo el dijo que queria estar conmigo y que le gustaba entonces yo le dije que yo no queria ,que era casada y que yo no queria nada con el pero el se comenzo a acercar a mi y yo me hice asia  atras y el se me iva acercando poco apoco en ese momento llegue hasta una esquina de la cama  el me empujo a la cama se subio arriba de mi y despues trato de besarme pero yo  le dije  que me dejara  y el trato de tocarme y el incistia en seguir queriendo tocarme y yo meti las manos para que no se acercara a mi  y en eso el comenzo a tratar de levantar mi blusa pero no pudo y volvi ameter las manos despues poco poco bajo sus manos pero en eso el jaloneo mi pantalon yo  me empese a mover como loca y en ese momento empese a dar de manotasos y fue ahi cuando el me pego y yo grite como loca  le dije que me dejara empaz y empese ainsultarlo diciendo grocerias y el me pedio disculpas decia que esa no era su intencion pegarme y aun asi no me dejaba seguia arriba de mi y dijo que yo legustaba mcho  y que me veia bien rica y se le antojaba  mi cuerpo despues  no supe en que momento se desabrocho mi pantalon sifue cuando me movi como loca o cuando el me jaloneo el pantalon nose en que momento pero el seguia incistiendo en besarme y yo no respondi a el beso pero  despues el comenzo a besar mi cuello lentamente y me empese a calentar y ahi fue cuando sali perdiendo por que me deje y ya estaba desabrochado mi pantalon  solo lo jalo con una mano y ya casi estaba afuera y mi blusa solo era de 4 botones pero el de esta abajo facil se desbrochaba por que ya estaba flojo el broche y besaba mi cuello permiti que me manoseara despues  poco a poco fue besandome hasta llegar  amis pechos pero mi bracier era de broche enfrente y con apretarlo y jalarlo se desabrochaba pero no me lo pudo quitar por completo y me beso mis pechos y derrepente comenzo a escurrirme la leche pero como que a el eso no le gusto por que dejeo de hacerlo  y siguio besando mi cuerpo lentamente hasta llegar a mi panocha me la mamo pero no tardo mucho haciendolo  porque realmente si me lastimo nisiquiera sabia mamar por que me lastimaba con sus dientes  despues me trate de mover cuando el estaba mamando el se quito de mi panocha y despues fue como comenzo a penetrarme y  me dolio cuando al principio  metio su pene dentro de mi  aunque cuando el mamo se me mojo un poco de su saliba  pero el se seguia moviendo y fue cuando  me deje cojer y despues se empezo a mojar la panocha y empese moverme muy pero muy despacio y el si se movia pero no tan rapido  y el me tocaba las pompis y con una mano solo agarro mis pechos con la otra mano  y se seguia moviendo pero nunca me mamo los pechos solo al principio los llego a besar alrededor de mi peson  pero hasta ahi ya pasando esto yo ya estaba sin ropa  y derrepente me beso pero no eran besos muy profundos si no que eran besos muy leves que casi no me metia la lengua mientras tanto el me seguia cojiendo y yo tambien me movia pero no muy rapido despues el me abrazo y me cargo encima de el con su pene adentro pero en ese momento yo trate de levantarme y como el vio que reaccione asi  lo primero que hizo fue volverse a subirse encima de mi  y se seguia moviendo dentro de mi y despues de eso ya me volvi a mover despues era como algo asi como que nos moviamos al mismo tiempo  ya casi para terminar el si se movio mas rapiido y yo ltambien me movi casi al paso de el  pero no como para poder sacarle los espermas simplemente fue que el se movio  rapido  y se le salieronen el momento yo senti  algo  caliente como si yo me hubiera venido pero sin sentir placer osea algo rico  despues de que el se vino solo se quito y se voltio asia el otro lado y yo agarre mi ropa me envolvi en una sabana y me fui a ba;ar me encerre en el ba;o y hice del 1 y despues me meti a la regadera y comense a tallerme con el jabon y con la misma espuma del jabon como que tuve un poco de exitacion por que empece a tocarme yo solo y despues me masturbe  me metia los dedos y al mismo tiempo tocaba mis pechos hasta que depues logre venirme pero si tarde masturbandome y me termine de ba;ar despues sali del ba;o y tome su pantalon saque las llaves y me sali pero antes de salirme yo vi que el estaba dormido y derrepente me dijo que me hiba a volver abuscar y que le habia gustado pero te juro que en ese momento yo dije que mi esposo tenia mas grande la verga que el   yo  no voltie ni ha verlo simplemente me fui y no me quede despues de eso  nisiquiera  me espere a que amanecieara simplemente me fui caminando estaba como a media hora de ahí tuve miedo pero no me importo FOTOS

MI PERRO ME HIZO SU ESCLAVO Y LUEGO MI AMIGA

Comentarios (0)

Hola les quiero platicar y confesar que soy gay zoofilico, no es facil decirlo ya que nos ven como halgo muy malo, todo empezo un dia cuando tenia 16 años al entrar al baño mi perro se metio conmigo al tener los calzones bajados se me acerco y me empezo a lamer mi pene, yo senti mucho placer pero senti algo diferente ya que mi culito empezo a latir, lo deje un buen rato pero mi culo latia mas y mas, yo ya me sentia muy caliente, me desnude y me puse en cuatro patas, el comprendio y empezo a lamer mi culito aun virgen, yo empece a gemir de placer, pero solo me lamia y no hacia mas yo sentia la necesidad de que me metiera su verga en el culo, pero no lo hacia yo ya reventaba de caliente, me di vuelta y empece ha acariciar su rosadita verga me diero ganas de besarla y asi lo hice, el se dejaba muy bien la meti en mi boca y empeca a mamar lo que provoco que el empezara a moverce asi que me di vuelta otra vez y le ofreci el culito el entendio y se monto pero no atinaba a meterlo, con mi mano se la tome y la puse en el lugar correcto, el sintio que devia meterlo y de un solo empujon me llego casi al fondo, yo gemi de gozo, placer y si de dolor pues me acababa de desvirgar, me arquie de dolor y de gozo, aaaaaaaaaaaag gemi, el empezo su terrible bombeo, mi pene se erecto y me vine, sentia su jadeo en minuca y con sus manitas delanteras me tenia bien sujeto, yo ya gemia aunque quedito pues no queria que mi familia me escuchara, de pronto senti mucho dolor pues mi cilito se ensanchaba y es que me metia su bola en ese momento gemi de nuevo mmmmmmmmmmmmmm, pero no queria que parara, ya era yo su perra, su esclava, la cual le serviria hasta que el ya no pudo de viejo, de spues de un rato de mucho bombeo paro yo ya estaba cansado, pero senti que me jalaba del culo y es que estabamos bien abotonados, el lo quebuscaba era agua y me jalaba, asi que como pude le servi agua y bebeio, cuando el me lo permitiopude beber yo , y no me dio asco pues ya el era mi amo y yo su perra puta, esperamos yo echado sobre mis brazos y el volteado, cuando se volteo senti dolor pues mi culo no habria mas, pasado un buen rato creo que serian unos 20 minutos senti como aflojo y logro jalar y salir, la verdad me dolio mucho pero me gusto mas, recuerdo una vez el muy cabron se metio a mi recamara y se subio a mi cama y me la metio en la boca, esa vez estaba yo solo en la casa asi que lo deje que  me cojiera de manera oral pues su lechita me gustaba mucho, bueno termino, me deje caer yel empezo a lamer mi culito pence que me montaria de nuevo y yo ya no queria, pues estaba muy dolido, pero no solo me limpiaba y yo le regrese el favo lamiendo su verga, la cual le mame en ese momento pues el empezo a moverce de nuevo y por primera vez probe la lechita de perro y es muy rica sabe agridulce, asi fue mi primera vez, depues me han culeado algunos perros pero como vivo solo en mi depa no me dejan tener perro, hace un tiempo tenia un buen tiempo que no me culeban y una amiguita que es bien putita como yo le platique que estaba urgido de verga y ella bien linda me culeo con su arnes, me iso chollar de placer, pues mi culito ya estaba estrecho, pero me gusto y fue cuando me propuso ser mi AMA y yo su perra, yo le dije siiiiiiiiiii, y asi fue, me trataba como perra, me daba de comer en el suelo, en mi plato de perra, cuando algo no le gustaba me pegaba con un cinto y yo no devia hablar solo gemir como perra, una vez me pego con una vara y me saco sangre de mi s nalguitas y no pude sentarme bien en una semana, cuando entraba al baño a bañarce me llamaba y y yo devia hecharme boca arriba para que ella orinara sobre mi cara y sobre mi , pero la verdad me gustaba mucho, cuando yo queria que me culeara le llebaba el arnes con mi osico y si ella queri me culeaba si no tomaba el cinto y me daba diciendo perra puta ahora no quiero, pero casi siempre si me culeaba, una vez invito a una amiga suya a que me culeara, y yo obediente asi lo hice, en otra ocacion llebo a su macho y yo viendo como la culeban su hombre le dijo que si queria que el me culeara pero ella no lo dejo dijo que esa perra solo la culeaba ella y esa vez se puso su arne mientra ella me culeaba su hombre la culeba a ella que rico verdad, pero un dia se tubo que ir pues era de provincia y me quede si AMA, a veces me msturbo metiendome un consolador pero no es igual y no he tenido suerte de tener algun perro que me ensarte, me gustaria que alguna buena chica que quiera una perra esclava me tomara y si tiene perro mejor soy leal y sincero y muy servil, si te intereso vivo en la ciudad de México, ojala y encuentre pronto AMA con perro o sin el . besos mi correo es [email]perraenbrama@yahoo.com.mx[/email] FOTOS

Le debia dinero y consenti

Comentarios (0)

Le debia pasta y queria cobrar.Yo no la tenia y me dijo que se cobraria en especies.Conteste que hiciera lo que quisiera,era suya.Me contesto que iba a cobrarse poniendome a trabajar un fin de semana en su club.Acepte y quedamos en que el Viernes despues de comer me vendria a buscar a casa y despues del cafe y saludar a mis padres,sus tios, me pondria a ganar dinero y si sobraba me lo regalaba.Iba a ser prostituta y dar placer a quien me alquilara.Mejor era eso que terminar en un hospital con las piernas rotas ,violada o algo peor,como el tener que pasar por la  "mansion del dolor"que nadie sabia donde estaba,pero todos decian que esistia,como se la conocia,pues a ella,eran llebados,los cuerpos de hombres y mujeres para ser iniciados por medio del dolor en sesiones sadomasoquistas y zoofilicas,como metodo de aprendizage para ejercer la prostitucion y ganar dinero para mi primo,el Yeti(hombre frio y calculador que vive de exclavizar los cuerpos de machos y hembras,que solo el save de donde los saca).Despues de comer,alli estaba,como si nada,tomamdo cafe y charlando,amigablemente con mi padres.Yo estaba nerviosa.No era virgen y el sexo no me era ageno,pero de hacerlo cuando yo queria y con quien,a estar desnuda en una habitacion y venir a disfrutarme cualquiera, habia un abismo,era como el dia y la noche.Esperaba salir airosa y no deberle ni un centimo. Partimos cara a la ciudad.Iba vestida con blusa y falda,tal como dijo.Me hizo sentar en la parte de atras de su tremendo cochazo.Me hizo sentar en cima de las bragas y todo para poder meterme mano.La blusa tambien la desabroche,quedando el sosten a su vista y tambien de la del chofer que no perdia de vista nada de lo que me hacia.Estaba muy nerviosa y muerta de verguenza,esperando que llegara el Lunes por la mañana.Antes de llegar a la ciudad,el coche se aparto de la carretera principal.Me asuste.No pasa, nada me dijo.Bamos a una de mis empresas para ver como va el ganado recien adquirido y depaso que veas lo que te puede suceder si me das problemas.Despues del Lunes eres libre,pero ya te hago una oferta ahora,si quieres dinero,yo te lo dare.Te buscare clientes y seras prostituta de lujo.Piensalo.Llegamos a la nave.Estaba muy acojonada.Pasamos a su despacho y cerro la puerta con llave.Crei me iba follar,pero no,movio el mueble-libreria y una puertase habrio.Entramos,me ordeno sacar la ropa menos la tanguita y el sosten color oro y me puso un  collar de perro el cuello y con una correa,tiro de mi hasta que se empezaron oir voces pidiendo socorro y verdaderos alaridos de dolor y angustia.Se dio la vuelta y despues de un beso en los morros me dijo:"vas ver como educo a mis animales para ganar dinero.Si no quieres pasar por lo que ellos pasan se ovediente y no deas problemas". De repente me vi en una gran sala donde el techo,suelo y paredes era de espejo y miraras para donde miraras,se veia toda la sala y lo que en ella se estaba haciendo.Casi me desmallo del terrible espectaculo que en ella se estaba realizando.Fuimos a un estremo de la sala y un macho y dos hembras,estaban de pie,desnudos, con las manos en la nuca.Tenian las piernas entre habiertas y un tia y dos tios tocaban sus cuerpos y pujaban por ellos para llevarselos a sus prostibulos.Una hembra y un macho parecian resignados a su suerte(parecian veteranos de los entresijos prostibularios),pero la otra hembra lloraba y pedia,por favor,que no la vendieran(su posible destino era un pais africano).Era muy joven, de no mas de 15 años.Seguimos el recorrido y vimos como perros follaban por los todos los agujeritos a exclavos y exclavas,que estaban bien amarrados para no molestar a los animalitos.Bomitaban.Otros retozaban entresi,tanto machos con machos,como hembras con hembras.A otros les estaban torturando con diversos artilugios.Alguno estaba ensangrentado por efectos del latigo o bara.Otros,aun no les habia tocado el turno y estaban crucificados(atados a un poste vertica por las muñecas,medios doblados y atados por los tobillos a un poste horizontal.Su brazos estaban muy duros y las manos eran de color violaceo,mientras respiraban con dificultad y veian todo lo que les esperaba,en cuerpo ajeno).Sus caras eran puro miedo.Lo que mas me impresiono fue ver meter los cuerpos torturados,en basijade vinagre y alcohol,para que pararan de sangran y desinfectarlos.Devia doler muchisiomo,pues los gritos eran de espanto y mas de uno,perdio el conocimiento.Me arrastro a una esquina y me dijo: "despues de esto,todos son masos como corderitos.Nadie quiere volver aqui.Por eso son animales tan sumisos".Luego se habrio la bragueta del pantalon sacando su enorme polla,me puso de rodillas y melametio en la boca.Trague todo lo que solto por ella,no fuera a ser.Volvimos al despacho y vistiendome,volvimos al coche y de hai al prostibulo.Llegamos y me hizo ver,primeramente,el prostibulo de machos.Los exclavos estaban,en tanga,en habitaculos minusculos donde les eran pasados los clientes.En uno de ellos estaba,con un cliente, mi hermano.Me sorprendi mucho.Me dijo que venia de vez en cuando a sacarse un sobresueldo.Le estaba dando por el culo un tio que podia ser su abuelo. Pasamos al de mujeres y me dijo que al igual que mi hermano,tambien mi madre,se sacaba una pasta follando.Me la enseño.Estaba en una cama redonda con tres tios.Tenia entre sus piernas a un tio que se la tenia enchufada en la cona,otro se la habia mentido por el culo y un tercero por la boca.Parecia muy feliz.Entre en el habitaculo que me habia designado para el fin de semana.Me desnude y espere mi primer cliente.Joder,era una mujer y para colmo de males era la maestra de la escuela del pueblo,aquella con quien tan mal ne llebaba.Se rio al verme y durante 20minutos no dejo de sobarme.Lo jodido fue el segundo cliente,que mientras no terminaban, ni mama, ni mi hermano,estaba en el puticlub y el Yeti le regalo un polvazo.Polvazo en el cuerpo de su propia hija.Que jodido comienzo tube.Ninguno de los dos clientes se hecho atras.Luego pasaron muchos.Mis tres agujeritos quedaron doloridos.Por fin, llego el Lunes a la mañana y Yeti me saco de alli.Ya sabes que no me debes nada.Esto te has ganado(menudo monton de pasta).Cada vez que tenga un cliente te llamare.Seras puta de lujo,cundo yo a si lo quiera. Al entrar en casa nadie dijo nada,solo se pregunto que tal el fin de semana y todo el mundo mintio.Besistos FOTOS

la sobrina atrevida

Comentarios (0)

Les contare lo que me paso en dias pasados.mi mujer se habia ido con su hermana donde el medico estaba solo en casa cuando de repente el telefono la sobrina de mi mujer que si podia venir a hacer un trabajo en el computador Laura si no te demoras ya que me voy a duchar efectivamente en un rato estoy alla "espero que quedes bien bañado" te aseguro que si a eso de 15 minutos sono el timbre yo estaba totalmente desnudo enbuelto en la toalla le tire las llaves del segundo piso.segui secandome cuando de repente laura entro en mi alcoba sus ojos se abrieron me miro de arriba abajo y se salio que pena Nelson y volvio a entrar yo nunca habia nada asi como de grande y belloles confieso que toda la vida le he llevado unas ganas a Laura ella es con cuerpo de niña pero ya tiene 21 años y esta era la oportunidad te gustan grandes si nelson mientras miraba mi verga me empezo a crecer yo sentia que iba a reventarse hayyyyyy dios dijo laura cuanto mide 22  cms sus dedos se movian respiraba mas rapido quieres le dije no se que hacer con el dejate llevar el se deja hacer lo que tu quieras chupalo mi verga que estaba a mil en su boca nunca me lo habian chupado asi con su lengua lo lamia me queria traga mis guevos.Laura Me toca ami quiero algo de ti sabes tio esto esta guardado para ti siempre me gustate asi dentro mis pantalones y bajandoselos quedo su panocha al aire libre era pequeña per sus labis grandes empeze a chuparsela sus jugos eran abundantes gemia ummmmmmmmmmmm nelson mas sssss  no pares noooooo asiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii la tire en la cama la termine por empelotar quiero ser tuya quiero que me lo claves dame palo tio en un movimiento al fondo fueron a parar mis 22 cms de carne caliente un grito hayyyyyyyyyyyyyyyy no pares mientras mas se lo bombeavasus gemidos se acelerarony los mios tambien dame lecheeeeeeeee dameeee no te aguanto mas empuje duro para que esplotara llenandola de leche.Nelson soy tuya era mi sueño que tute comieras mi panochamira te voy a dar la ñapa y me lo mamo hasta acerme correr en su boca. FOTOS

Calentura en el Cine

Comentarios (0)

Hola es bueno contar con un lugar donde poder expresarnos sin temos a ser juzgados como depravados o enfermos sexuales, quiero comentar a Uds, que a mi me encanta ir al cine con mi esposa, pero me gusta que ella lleve siempre falda o vestido y que no se ponga medias para estar acariciando sus piernas, no voy a decir que se viste con faldas o vestidos muy apretados o con escotes que dejen ver  sus pechos...no,  ella se viste normal, como quien va al Super o al centro de la Cd. resulta que en esa ocacion que fuimos, nos sentamos en la primera fila del cine donde hay una bardita en la que se para uno para localizar algun lugar adecuado, cuando llegamos rtodavia no comenzaba la pelicula de modo que nos acomodamos en esa fila y como es costumbre mi Esposa  cruzo su pierna dejando ver un poco arriba de su rodilla, tiene sus piernas muy blancas y con el vestido negro que llevaba se distinguian perfectamente bien y se antojaba verla porque son muy lindas y de muy buen ver, al empezar la pelicula note que en la bardita estaba parado un hombre que se notaba era nas o menos alto, y al momento de voltear a verlo lo sorprendi con la mirada fija en las piernas de mi Esposa. de inmediato volvio la vista a la pantalla, pero yo puse mi mano en las piernas de ella y le subi un poco mas el vestido para darle una mejor vision al miron, eso fue sufieciente para hacer click y El ya de planoo solo veia las hermosas piernas de mi Esposa, como yo volteaba insistentemente hacia El, comprendio que no habria ningun problema y mas porque en esa primera fila no habia mas espectadores, asi que como a los 15 minutos pidio permiso para pasar y se sento enseguidita de Ella, mi Esposa volvio a cruzar la pierna dejando ver todavia mas arribade la rodilla cosa que a mi me calento de mas y solo estaba pendiente de lo que el hombre hacia, Ella me hizo la seña que ese extraño se estaba acariciando la verga por encima del pantalon, yo le dije al oido que lo viera directamente a su mano y que se subiera mas el vestido, asi lo hizo, ahora el espectaculo de sus piernas era verdaderamente excitante, El ya no soporto mas y se saco la verga para que mi Esposa se la viera, pero como no queriendo puso su mano cerca de su pierna y le pedi a Ella que acercara mas sus piernas pero ya sin cruzarlas para que el pudiera tocarla adecuadamente, cuando vi la mano de ese extraño acariciando las piernas desnudas de mi esposa senti algo que es indescriptible, sentia ganas de venirme ahi mismo, mas cuando el tomo la mano de mi Esposa y se la llevio a su verga, vi la expresion de Ella, sus ojos entrecerrados sus labios entreabiertos recostandose mas para que el la disfrutara a placer,,,,,que momento señores,,,que placer.....que felicidad,mi Esposa acariciando esa vergota y el hombre metiendole mano por todos lados....sus senos...su vagina....sus nalgas...todo era recorrido por las manos de ese individuo que nos hizo vivir los momentos mas Eroticos de los que jamas habiamos vivido, pero la funcion termino, el se fue sin decir palabra, nosotros al legar a la cama cojimos como desesperados hablando y platicando todo lo que habia pasado...como nos gustaria volver a vivir lo mismo.... FOTOS

La primera vez que practique sexo anal

Comentarios (4)

La primera vez que probé un culo con la polla y la lengua fué en una fiesta a la que me invitaron unos amigos que compartían piso y juergas desde hacía años.Llegué con mi botella de buen vino y me encontré con los dos ya borrachos,acompañados de una tía también bastante piripi, y magreándose a más no poder, aunque todavía las cosas no habían pasado a mayores.


La chica era rubia y estaba buenísima,toda curvas doradas rematadas por pezones oscuros y pequeños, y con un culo macizo y perfecto:una luna llena cobriza partida en dos mitades por un oscuro meridiano...su raja.


Se movía y ondulaba todo, desde los rizos casi platinados hasta la planta de sus pies.Todo esto lo ví porque estaba desmadejada en el sillón, totalmente desnuda, dejándose sobar con una copa en la mano.Hasta el aire olía a alcohol:eso y la cantidad de botellas vacías me dieron una idea sobre las dimensiones de la borrachera, así que me inhibí y me quedé sentado bebiendo mientras los miraba magrearse.Nunca me ha gustado aprovecharme de la debilidad de nadie,y no sabía si la chica era consciente de lo que hacía.


-¡Ven, únete al trío! me dijo Daniel con un pezón entre los dientes...
-No, prefiero no hacerlo...está muy borracha.
-¿Que no sabe lo que hace? ¿estás loco?Ya lo hemos hecho montones de veces...¡le encanta follar con unos cuantos tíos, cuantos más, mejor!Ven, ¡anímate!

 

Sintiéndome muy raro, me fuí quitando la ropa.Al final, me quedé tan desnudo como ellos, y cuando ví que no me prestaban atención porque estaban concentrados en el cuerpo estupendo de la tía, me relajé y dejé que mis instintos llevaran el timón.Además, se ve que le gusté a la dama porque no bien me acerqué a ellos, me cogió de la mano, y tirando , me hizo caer sobre sus desnudas redondeces...Mi cara quedó a pocos centímetros de su pubis.No lo llevaba depilado como se estila ahora.Tenía el pelo cortito y perfilado, muy cuidado, pero allí había vello pubiano donde meter la lengua y enredar los dedos.Saqué la lengua y le rocé el clítoris, y se arqueó inmediatamente, pegando su botón a mi boca como una lapa.
Tuve que dejar de chuparle ese pequeño miembro porque el grupo se estaba reestructurando: Daniel sentó a la rubia sobre su polla y se la clavó fuertemente en el chocho.Ella lanzó un gritito de placer y se empezó a menear como una campana cuyo badajo fuera la polla de mi amigo.


A Santi y a mí no nos quedó más remedio que poner nuestras mingas en la boca de la muchacha, y nos hizo una mamada tan magistral que a los pocos minutos los dos nos corrimos mezclando nuestras leches y viendo cómo se las tragaba.


Daniel también estaba eyaculando en su interior, y eso llevó a la chica al clímax.Se retorcía como una anguila fuera del agua, y chillaba como una gata caliente hasta que se calmó y se libró de la polla de Dani.


Pero después dijo algo que me llenó de asombro

-Quiero que tú me des por culo...y me miraba a mí, que nunca había probado un trasero, ni con la lengua ni con la polla...

 

Santi se recostó con la minga tiesa nuevamente y ella se la clavó, tan pancha...
Entonces ví su culo abierto y negro en el medio de la raja entre las nalgas.Estaba allí para mí, para que yo lo rellenara...Me unté la polla con saliva y coloqué la cabeza roja e hinchada en la puerta de entrada.Empujé un poco, y mi cosa entró con un leve ruido de succión.El culo de nuestra hermosa amiga era una autopista de alta velocidad, no un camino secundario poco transitado.


Mi verga se deslizó suavemente por allí y los músculos del esfínter, aunque un poco cedidos por el uso, me apretaron la pija como un guantelete de acero...¡Que gusto, señor!
La ensarté hasta la empuñadura, y notaba en el miembro los empujones que daba Santi dentro de su chocho.Ella se la chupaba a Dani, y se movía pidiendo más y más guerra...Entré y salí de aquel culo caliente y húmedo y mis pelotas chocaban y chocaban con las de Dani mientras él perforaba la almeja de la rubia.Era maravilloso verla penetrada por los dos orificios, y parecía tener sitio para dos pollas más.Me corrí en su ano después de tanto vaivén y ella me siguió a los pocos segundos, contagiando con su frenético ritmo a Dani y a Santi, que le llenaron de leche los agujeros.Luego hicimos algo inusual, creo.Metimos dos pollas en su coño, uno entrando por delante y otro por detrás...Yo no sé que me habían dado ese día, pero tuve otro coito anal antes de que terminara la agotadora jornada.Es que le había tomado gusto a la jodienda por detrás.Cuando me marché ya era de día y parecía que un tiburón me había mordisqueado la minga.


Pero había hecho realidad aquello de "no te acuestes sin haber aprendido algo nuevo"
Ese algo se ha convertido en un vicio.Dar por culo es mi mayor aficción en la actualidad,tanto que casi he abandonado los coños.No sé si iré al infierno por ello, ya que dicen que es contra natura...Pero si voy al infierno¡qué diablos!espero que esté lleno de putas y de culos abiertos a la espera de que yo los folle.


FOTOS

Maestra de Ingles

Comentarios (6)

Antes que nada esto es real, todos hemos tenido fantasias con maestras y las de ingles son mejores, pero lo que les voy a contar es real y adoro que haya pasado. Pues yo estaba en 2do de secundaria y a la semana de empezar llego esta nueva maestra su nombre era gabriela aguilar eramos 6 en el salon asi que decidio conocernos a cada uno por separado, cuando me toco a mi conocerla yo me esperaba a una anciana de df o de eua, pero oh sorpresa era una mexicana de unos 25 años con unas tetas enormes y usando una falda no tan corta pero se podian ver sus hermosas piernas, se que todos le decian mis gabriela pero ella por alguna razon me pido que la llamara gaby y puso una sonrisa que me excito.

Despues de unos 10 minutos de hablar dejamos la formalidad y empezamos a hablar normal, cuando nos dimos cuenta ya habia acabado la clase.
Al dia siguiente como la cafeteria de la escuela tiene 2 nieveles y todos comen abajo, invite a gaby a que conociera la parte de arriba  y comimos ahi. Usaba unos pantalones rojos flojos y una camisa polo normal pero aun asi me excitaba, decidi en lugar de manosearla seguir teniendo buena relacion con ella, aunque en el fondo le queria hacer tantas cosas... Unos tres meses despues decidi que debia hacerle algo, algo pequeño para empezar asi que un dia comiendo, ella traia una falda como el dia en que la conoci pero un poco mas grande, asi que decidi empezar a sobarle la pierna en la parde de arriba ella se reia pero conteniendolo y cuando le empezaba a subir la falda ella no decia nada hacia como si no lo sintiera asi que me avente a tocarle su concha pero traia sus bragas pero cuando iva a lograr hacerlo ella se levanto como un poco timida se volteo, me beso y se fue.

Me dejo desconcertado pero al mismo tiempo excitado, despues de las vacaciones de invierno solo tenia un proposito que era ir a besarla asi que ese 1 lunes fui con ella a hablar y solo me dijo que se estaba excitando y que no queria meterse en problemas y mientras se agachaba la cabeza y yo le sobaba las piernas fui a ella la bese pero no la solte hasta que fuera mutuo el beso.

Nos despedimos y me fui. Hasta el dia siguiente fue cuando fui con ella vi que estaba agachada y pues ya era hora y fui a agarrale el culo ella solo se levanto y me dijo "que ya quieres" y acento la cabeza a una de las bancas y simplemente ambos reimos pero claro seguia agarrando sus nalgas y pues cuando ya iban mis manos para otra parte llegaron los demas alumnos. por fin se ponia buena la cosa cuando llego la hora de comer en lugar de comer decidimos ir atras de los salones donde empeze a agarrarle el culo y a besarla ella no pudo evitar tocar mi pene cuando sintio que estaba erecto empezo a bajar hasta que bajo mis pantalones y lo vio, sonrio y empezo a mamarlo, puta no lo podia creer pero si ahi estaba la maestra mas buena de la escuela mamandomela, ya estaba apunto de venirme en su boca cuando se mete toda la verga hasta el fondo y pues ahi me vine, la saque de su boca y con las piernas en el suelo en forma de V sonriendo abrio la boca vi mi semen y despues vi como de lo trago.

Despues solo me pregunto " te gusto"?, por que hay mas cuando dijo eso se me volvio a parar y ella con una cara sorprendida me puse contra la pared la cargue ella agarro mi pene erecto y se lo puso en su deliciosa vagina ahi la empece a coger me sentia tan increible sabiendo que la hacia disfrutar y cuando los dos llegamos al orgasmo estabamos cansados por la posicion, despues de eso estaba yo agotado y ella se veia igual pero con una cara de satisfaccion, solo la vi hasta la salida que me despedi de ella, yo pense que ahi iba a quedar todo pero depues de como  2 semanas de no hacer nada ni nada me dice que voy a reprobar y si iva a hacerlo por que por hacer cosas con ella no pensaba en su materia (en las demas si no se por que) y cuando me dijo que tenia que quedarme despues de la escuela e ir los sabados a su casa a "estudiar" se me aclaro todo y si no estudiamos nada pero que bien cogimos por 2 semanas y despues solo agarradas manoseadas y nada de sexo hasta el final del año que me dijo que era una despedida por que yo ya salia de ahi.

Una pequeña historia de un dia que me quede con ella: fue que llegue y ella estaba en ropa interior asi que llegue corriendo a montarme sobre ella
y pues a ella no le molesto lo se rio y me dijo "nunca hemos echo un anal verdad"? y pues no asi que fuimos a  su cuarto y despues de un sexo normal se lo meti por el orto y ella se veia que le dolia pero queria seguir hasta que me vine en ella. Ahora una pequeña historia de cuando nos quedamos despues de clases: solo fui a su salon y estaba trabajando y pues no tenia tiempo para sexo asi que me puse detras de ella y mientras le manoseaba las tetas la trataba de convencer y solo me dijo una mamada y ya pero ya que solo era una mamada pues la grabamos con su camara y pues ella estaba desnuda y asi el video es medio porno y solo nosotros 2 lo hemos visto

P.D despues de eso la escuela estaba completamente vacia y ella no queria coger asi que la rete a bajar desde secundaria hasta primaria desnuda y lo hizo completamente desnuda y me excite tanto que me dijo a ver tu tambien asi que ahi vamos los dos y pues obviamente hicimos una escala para coger. Bueno adios, espero que les haya gustado tanto como ami cogerme a gaby.

FOTOS

MI Cherito y Yo

Comentarios (6)

Hola, me llamo Kiary y tengo 27. Soy de Lima, Peru y paso a relatarles mi  historia de sexo y amor. Sucedio en febrero de este año, cuando conoci al chico mas rico y sensual que pude haber imaginado. Lo encontre por una calle en la periferia de la ciudad.

La verdad me gusto mucho desde que lo encontre. Tenia un aire mistico y varonil, una sonrisa clara y una mirada que ufff , me excito a mil. En aquel entonces me ganaba la vida de forma no tan decorosa... bueno, a decir verdad no era que ello me gustara tanto , pero en un momento tome aquella decision y bueno , tampoco me arrepiento... de no ser por ello no habria sabido de el.

En fin, resulta que una noche en que estuve dando vueltas aquel lindo chico me abordo, me pregunto la tarifa y al instante se la di. Acto seguido y tal como debia de ser, enrumbamos a un hotel cerca de alli. Lo que paso en ese cuarto fue algo tan adrenalinico que no pude sacarlo de mi mente en mucho tiempo, recuerdo que estaba algo tomada y dispuesta a dejarme hacer casi todo por el. El tono de su voz me puso a mil y experimente tantas ganas de que me follara. Senti sus manos sobre mis senos, apretando mis pezones por sobre la ropa una y otra vez y senti tal calentura que no deseaba salir de alli. Me los apretaba con una fuerza indescriptible y me hizo sentir tanto placer que rogaba que me la metiera de una vez.

Nos quitamos la ropa. Recuerdo que nos besamos muy muy lento y al morir del beso me tendio sobre la cama. Me sentia tan libre. En eso me abrio suavemente las piernas y se puso encima mio. Sus ojos lujuriosos me recorrian lentamente y los mios a el. Y de pronto sin esperar mucho senti como su piezota me llego hasta el fondo de mi cuevita, me senti en el paraiso mientras el moviendose me preguntaba: "TE GUSTA? QUIERES MAS?" Yo asentia a todo con un "SI , NO ME LA SAQUES TODAVIA , POR FAVOR" ...  "NO MI AMOR, NO VOY A SACARLA"- me contestaba. Le preguntaba si estaba rico. "SI, MAMACITA SI" , me respondia con una voz tan arrechante que me faltarian palabras para describir la excitacion que me causaba el tan solo oirlo hablarme. "I LOVE YOU CHIQUITO", le deslice ... "TE AMO TAMBIEN", me contesto. Y es que estabamos tan excitados.

Se movia delicioso dentro de mi y desde ya moria de ganas de volver a tener tan rico pedazo para mi sola nuevamente. Lo recuerdo diciendome cositas excitantes a las cuales respondi con total amplitud. "QUIERO TOMARME TU LECHITA , PUEDO?"- le pregunte luego de un rato. "SI BEBITA , TOMATELA TODA ... QUIERO QUE TE LLEGUE HASTA EL FONDO DE TUS ENTRAÑAS" , me contesto. Me acerque a su glande con la punta de la lengua y abri la boca de modo tal que cogi todas las gotas que podian caber en ella. Saboree su rica leche y dije para mi: " ESTE HOMBRE ES CASI UN DIOS!"Asi , sin darme cuenta (ni importarme mucho aquello) , habian pasado casi dos horas en las cuales olvide por completo que debia ser un "trabajo" y mas bien, desee quedarme unas 20 horas mas con el. Pero el fin fue inevitable, yo debia de irme ya y el tambien debia irse a casa.

Recuerdo que nos despedimos y desee con tantas fuerzas el dia de volverlo a ver. Y aunque no lo conoci muy bien a la siguiente vez , su forma de poseerme me hizo refresco la memoria en un dos por tres.  Y siguieron otras mas , como aquella donde llegamos al cuarto y lo invite pasar conmigo al baño y cogimos en la ducha como si fuese el ultimo de nuestros dias. Recuerdo sus manos sobre mi mojado cuerpo, frotando delicioso mis excitados pechos y sobandome por detras. Necesitaba tener su pedazo tan rico dentro de mi cueva y asi lo tuve. Senti como se movia por dentro mio, dandome lo duro y suave que podia. Le preguntaba: "TE GUSTA ? YO ESTOY MUY ARRECHA , SABES? QUISIERA TENERLA DENTRO SIEMPRE MMMM" ... la concluimos en la cama y fue una maravilla, re excitante coger su rico miembro con las manos, comenzarlo a succionar y sentarme sobre el , con ganas de sacarle todo el semen contenido adentro. Comence a moverme sin parar y lo escuche decirme:"QUE RICO TE MUEVES, YA ME VAS A HACER VENIR". Me sobrepuse enseguida y le dije : "NO CARIÑO, DAMELA EN LA BOCA ... QUIERO TOMARMELA TODA". El asintio y se la empezo a frotar . La sacudio entre mis tetas, frotando rico la punta en mis pezones. Yo queria gritar, estaba tan humedecida y tan ansiosa de su leche que no podia esperar mas .

En eso recuerdo sus gemidos y la voz que me grito: "ME VENGO ... VEN TOMATELA TODA" . Succione unos instantes su verga deliciosa y lo oi gritar de completa satisfaccion. Vi su rostro iluminarse y acerque la boca al miembro para tomarme aquel blanco nectar atesorado aquella noche para mi. Senti su sabor que me arrechaba tanto y senti como goteaba lentamente resbalando a mi garganta como jugo de los dioses.La siguiente cita , con peli porno incluida fue tanto mejor. Me excite tanto con ella que me empece a masturbar. Mi cuerpo estaba caliente y mis dedos juguetones tenian ganas de llegar hasta lo mas hondo. Por supuesto que con el tuve algo mas que simples dedos. Lo note excitado al verme hacer aquello y luego lo tuve encima mio, poseyo mi cuerpo como animal en celo y por primera vez en mucho tiempo, senti que le pertenecia. Me tenia excitada, rendida a su sexo y a su piel de chocolate... se habia vuelto mi casi amante, mi cachero ... mi amor . Si, no solo estaba excitada ... estaba enamorada ... y me dolia saberlo. Y de alli la ultima cita: Promesa de no hacer sexo, INCUMPLIDA POR SUPUESTO. Mi cuerpo no resiste mucho sin el suyo y viceversa. Y a estas alturas del cuento, me declaro una TOTAL CACHONDA Y AUN MAS ENAMORADA DE ESTE HURACAN SEXUAL, AL CUAL SOLO DENOMINO "MIG" . Cabe mencionar que ya no hago mas aquello por lo cual lo conoci. Hoy todo este volcan que llevo dentro es exclusivo de su cuerpo y debere esperarlo ...  hasta una nueva oportunidad.

Y dicho esto los dejo, debo volver a mirar videos de sexo y pensar: CARIÑO, QUE RICO NOS VERIAMOS ASI ... VERDAD??? Tan solo tu y yo ... tu verga en mi cuevita ... hasta una arrechada mas !!!PD: TE AMO MIG ... MI SEXO Y AMOR !!!        Tuya forever : KIARY (TU MUSA SEXUAL)    

FOTOS

Lo que pudo Pasar y Paso

Comentarios (1)

La verdad es que a veces no sé como pasan las cosas. Simplemente fluyen hacia un final que no esperas. Aunque lo más curioso es que cuando llega no te sorprende por mucho que lo deseases o no. Esta historia trata de cómo un fin de semana tranquilo se transformó a lo contrario con una buena amiga mía y mi marido. Y de cómo terminamos haciendo realidad una de nuestras fantasías recurrentes a pesar de que ninguno tenía la más mínima intención de ello.  

Todo comenzó cuando, hablando con mi amiga por teléfono, le propuse que se viniese a pasar unos días con nosotros a nuestra casa en el campo. No estaba pasando por un buen momento ni sentimental ni en trabajo y pretendía que se “olvidara” un poco dando largos paseos en bici, saliendo de marcha, leyendo en la piscina… en resumen que pretendíamos animarla un poco del bajón que estaba pasando. Mi marido con ella es muy amable y siempre consigue hacerla reír de corazón (irresistible para las nosotras. Tomad nota chicos) y los dos le tenemos un cariño muy especial, algo así como si fuese mi hermana. No penséis mal, aun no, hablo de un aprecio casto y sincero.
Ella llegó a la estación de tren del pueblo al lado de casa y mi marido fue a recogerla. Como sabía que estaba muy mal de ánimos hizo todo lo que pudo por alegrarla y ya llegaron a casa riéndose y contando tonterías. Habían pasado por el supermercado y comprado cosas para esos días, principalmente frutas, bebidas, carnes y verduras para la para la parrilla, tabaco y poco más. Nosotros apenas bebemos y siempre tenemos una “bodeguita” en casa que se nos caduca. De todos modos el fin de semana prometía ser tranquilo, jugando a las cartas, entreteniéndola un poco y haciendo de pañuelo de lágrimas la mayor parte del tiempo. Estos días había hecho un calor anormal para mi tierra en esta época, así cuando llegaron les propuse ir inmediatamente a la piscina. Subimos las maletas de Silvia (así vamos a llamar a mi amiga) y Magnus (así vamos a llamar a mi marido) se ofreció a preparar la comida mientras nosotras nos bañábamos (lo normal, he tenido la suerte de que le guste la cocina,,, un chollo porque a mí no atrae nada de nada). Así que él muy cielo se quedó arriba mientras nosotras no bajamos a darnos un chapuzón. 

Nuestra piscina está en el sótano y es de invierno así que en verano, aunque la apagamos, hace un calor en la habitación tremendo y todos nos tiramos de cabeza nada más entrar. Tengo que reconocer que es uno de nuestros principales pasatiempos cuando estamos solos. Transpirando y calentitos dentro del agua mientras fuera nieva… una delicia… (lo dejaré para otra ocasión).
Bueno  mi primera sorpresa fue cuando nos desnudamos para ponernos el bañador. Silvia me dijo que estaba guapísima, que había adelgazado, que estaba estupenda. Eso me puso el ánimo por la nubes. Un dulce no le amarga a nadie, y menos a mi. Yo no me encuentro muy atractiva la verdad, pero sé que ese es un problema que tengo, Soy consciente de que los demás no me ven así y que “levanto pasiones”. Lo que, por otro lado, me encanta. Mido uno setenta y cinco y estoy bien proporcionada, con unos pechos bastante hermosos (apetecibles a toda hora dice él) y me siento muy orgullosa de mi culete. Yo no me veo así, pero me sé rubia-guapa-exuberante, y de hecho me han propuesto para modelo en más de una ocasión. Bueno, vale, aquí si lo puedo confesar, en realidad me gusta mucho mirarme al espejo, en la soledad de mi habitación me encuentro realmente atractiva. 

Mi amiga Silvia me sorprendió aun más. No la veía desnuda desde las duchas del colegio donde, sinceridad primero, sentía una atracción por ella que no entendía en ese momento. Una especie de cariño de amiga realmente especial, de admiración. La veía realmente irresistible y entendía que los chicos se volvieran tontos con ella. Sentía algo de celos pero no de los chicos, de ella y siempre pensé que era porque, al fin y al cavo, era mi amiga y quería estar más tiempo con ella. Ahora estaba realmente hecha toda una mujer. Sus pechos, que no son muy grandes, pequeños más bien, son realmente atractivos y sus curvas, como las dunas de un cálido atardecer rojizo en el desierto, eran como una cascada de sensualidad que se derramaba desde su nuca, al aire bajo su corto pelo castaño rojizo, pasando por una elegante espalda, curvándose hasta su suave culete y siguiendo el ritmo de un pequeño ombligo como un guiño antes de una pequeñísima tripita como un adelanto de lo que hay más abajo. Tan sensual como siempre. Toda una pequeña provocación con su metro setenta de atractivo moreno aterciopelado y sus dos ojos melosos.  -Los tiene que volver locos- pensé, ya que siempre le había gustado mucho seducir pero sin llegar a nada más. En el fondo siempre ha sido muy remilgada y ha dejado tras de sí toda una pléyade de corazones (y otras vísceras) destrozadas a su paso. Seguro que era la única del grupo del cole que llegaba virgen al altar, con eso todo dicho. Pero de repente me di cuenta de lo tenía todo depilado, ¡del todo!. Fue una sorpresa que no me esperaba y he de reconocer que eso la hacía mucho más atractiva de lo normal. Parecía tan cuidado y suave que comprendí que a algunos hombres les resultase así más atractivo, la misma diferencia de una axila depilada y a sin depilar.

He de reconocer que me costó mucho trabajo no mirarla y de repente me encontré ruborizada mirandola fijamente a la cara para que ella no notara que mis ojos se desviaban casi sin querer abajo, a sus pequeños pero atractivos pechos, con dos casi coquetos pezones como dos botoncitos, y más abajo aun, a su certero ombligo, y aun más abajo aun donde el vello ya no hacía de frontera definida y solamente el sutil bronceado de la piel indicaba que se entraba en zona privada, reservada e intima. Pero gracias al cielo ella no se dio cuenta mientras me hablaba de lo maravilloso que era poder pasar con nosotros el fin de semana y de lo bien que lo pasábamos juntas de pequeñas jugando a maquillarnos y hablando de chicos.
No voy a negar aquí que he tenido deseos y fantasías con otras mujeres, como todas supongo. Según tengo entendido es normal en la mayoría de nosotras. Pero lo que realmente me turbaba esta vez es que nunca me había fijado en otra chica. Realmente nunca me había sentido atraída por otra mujer. Mis fantasías y ensoñaciones no tenían cara ni personalidad definida. Eran simples objetos de deseo que una vez pasado el momento desaparecían como vinieron. Esto era algo que tenia plenamente asumido y que incluso disfrutaba y disfrutábamos juntos. Pero jamás había pasado de eso, de una mera fantasía sin personajes definidos, sin expectativas de realizarse ni ganas reales de hacerlo. Solo fantasía. Sentir ahora ese deseo tan masculino de mirar me inquietó bastante y a la vez sonó como los acordes de una orquesta ensayando antes de empezar, como la suave brisa antes de la lluvia, como la tenue luz rompiendo la noche antes de amanecer. De repente me di cuenta, me había sentido atraída por el cuerpo de una mujer. Intenté quitármelo rápidamente de la cabeza. Casi me escandalizaba a mi misma y razoné que tanta fantasía y tanto desenfreno tenía ahora que tener su consecuencia así que decidí pararlo en seco (….si chicos, alucinar, pero todas las mujeres podemos hacerlo) y me centré en la conversación mientras nos poníamos el bañador. 

La entrada en el agua fresquita, además de un tremendo alivio del calor sofocante que hacía en la piscina, me ayudo enormemente a conseguirlo y en solo unos instantes desapareció del todo y sin dejar rastro, como un sueño olvidado. Hablábamos de nuestros buenos años en Marbella riéndonos al recordar las travesuras de aquellos tiempos y las juergas hasta las tantas cuando mi marido llamo a la puerta de la piscina. Sabía que podíamos estar desnudas y quiso avisar para no pillarnos y crear una situación incómoda. Cuando le dije que podía pasar, que estábamos visibles y el agua estaba estupenda apareció para decirnos que el arroz que había hecho estaba reposando y que en diez minutos subiéramos a comer. Entonces las dos le animamos a darse un baño porque el pobre parecía realmente axficsiado y el agua estaba buenísima. Aceptando nuestra proposición nos dijo que iría a ponerse el bañador y venia enseguida. Es un gran tímido y nunca se le ocurriría cambiarse delante de Silvia. Magnus hace realmente honor a su nombre, es enorme. No es que sea muy, muy alto, pero sus uno ochenta y pico están muy bien proporcionados, sin ser un machacado del gimnasio (que creo que jamás ha pisado) se notan con claridad sus marcados músculos en los brazos. Su pecho es grande y fuerte (perfecto para dormir acurrucada en una tormenta), aunque no tiene una “tableta de chocolate” no le sobra un gramo y sus piernas, cinceladas y poderosas, me han hecho alguna vez pensar en él cómo en un centauro…. y su culete, ….mmmm su culo es para volverse loca… a mordiscos. 

He de reconocer que una de mis debilidades, uno de mis vicios, tal vez una de mis más escondidas perversiones es notar como esos músculos potentes de su trasero se ponen rítmicamente como piedras bajo la presión de mis manos mientras él, encima mía, me da todo el placer que es capaz de darme y yo sentir.
Pero su timidez se vería aun muy “castigada” hoy. Silvia, salpicándolo, le dijo entre risas que donde iba, que estaba atontao por el calor, que el bañador lo tenía colgado en la ducha junto a la piscina. El pobre se quedó cortado y moviendo la cabeza como en resignación de su despiste lo cogió para irse con el a cambiarse. Entonces Silvia empezó con la broma de que se quedara, que nosotras nos habíamos cambiado aquí y él también tenía que hacerlo. Bromeaba de cachondeo con que queríamos un estriptis y yo le seguí la broma sabiendo lo tímido que es. El pobre lo estaba pasando fatal y estaba paralizado mirándome sin saber qué hacer. Así que como vio que yo le seguía la broma a mi amiga intentó el mal truco de la toalla. Sencillamente fue ridículo. Nosotras gritándole partidas de risa y el esforzándose en quitarse los pantalones y ponerse el bañador debajo de la toalla sin que se viese nada. Esa es una disciplina playera para la que los hombres no tienen habilidad, reconozcámoslo. Era desde luego el estriptis menos sexi que nadie se puede imaginar y nosotras lo jaleábamos aun más por eso. “Tío bueno” “Macizo”, le jaleaba ella,  “esta noche te vas a enterar”, le gritaba yo, y el pobre cada vez estaba más nervioso así que cuando se iba a subir por fin el bañador debajo de la toalla esta se cayó, dejando al aire su precioso culete, aunque él se cubrió a la velocidad del rayo. Nervioso, rojo como un tomate, se dio la vuelta y riéndose como un niño que hacia una travesura se tiró a la piscina salpicando lo más posible. A lo que nosotras respondimos las dos contra él a la vez salpicándole y intentando hacerle ahogadillas, cosa que no conseguimos, claro. 

Éramos como dos ligeras y gráciles nutrias intentado ahogar a un oso. Nos cogió a cada una con un brazo y nos lanzó casi sacándonos del agua. A esto, claro está, nosotras respondimos aun con más ganas. ¡Las chicas no se rinden! y nos abalanzamos las dos a la vez sobre él. Estábamos en ese juego cuando de repente Magnus se escabullo y diciendo que se pasaba el arroz salió corriendo de la piscina haciendo mutis por el foro. Me pareció un poco precipitado y nervioso, pero ´rl para eso de la comida es algo “don perfecto”, así que no le di más importancia. Simplemente se había acordado de repente.
La comida fue realmente agradable, contando bromas y chistes tontos. El arroz estuvo muy bueno (algo normal con mi marido). El ambiente distendido y alegre, era como el de unas buenas vacaciones. Así que hicimos planes para la tarde.  Nosotras queríamos estar una rato más en la piscina y tomar el sol mientras mi chico se dormía una siestecita. Después podríamos ir al pueblo en bici a tomar un helado y dar una vuelta. Quedamos en volver a cenar a casa y ver una buena peli en la terraza al fresquito de la noche que era lo que más nos apetecía a los tres. Después de la comida vino la segunda sorpresa del día. Magnus se fue a descansar y Silvia y yo nos bajamos a las hamacas del jardín. Después de un buen rato hablando  sobre todo lo divino y lo humano, arreglando el mundo y recordando buenos momentos decidimos darnos un baño para refrescarnos un poco. Fue a la vuelta de la piscina cuando me dijo, en un tono algo pillin y secreto que me tenía que comentar algo. Yo por supuesto la animé diciéndole que los secretos eran lo que más me gustaba. Ella se quedó callada y yo, divertida e impaciente,  le dije que no se lo pensara, que me lo contara ¡YA!. Ella me pidió que no me molestara, que era algo políticamente muy incorrecto. Al preguntarle que porque me iba a molestar mi actitud ya cambió de curiosa divertida a intrigada expectante. Cuando a una le advierten que se puede molestar inmediatamente se molesta, es física femenina elemental. Entonces ella empezó a hablar con una vibración de duda en la voz. Yo estaba cada vez más impaciente. Su mirada parecía pedir perdón de antemano cuando me dijo casi en un susurro que sabia porqué Magnus había salido corriendo de la piscina. Entonces reconozco que me descuadré. Esta está tonta pensé. “Porque se le pasaba el arroz. Él mismo lo dijo” le espeté. En ese momento su mirada cambió de cortada a pillina y, con musiquilla de picaruela me dijo un “no, no, no. La que no te enteras eres tu…” y se echo a reír a carcajadas. Eso fue el colmo para mi paciencia, me estaba empezando a desesperar de verdad. “¿Entonces qué?”, les respondí algo seria, casi molesta. Ella, con un tono más pillin aun se acercó a mí y me dijo al oído “se ha ido porque le tocaba izar la bandera”. Mi cara debió ser el espejo del alma, ahora si que no entendía nada, y le respondí con un gesto que lo decía. “Que tenia tienda de campaña” siguió con el tonito rítmico y picarón de las narices. “¿Qué tienda ni qué puñetas?¿De que hablas?” le dije yo ya desesperada (ahora ya sé que debí parecer más que tonta alelada). “Joer, no te enteras o no te quieres enterar” ahora la impaciente era ella “ que tu chico se ha ido porque se le a puesto el chisme como un mástil, que no te enteras”. Ella se quedó callada, cortada, expectante, mirándome esperando mi reacción. Yo, también cortada, no sabía que decir. 

El silencio se alargó unos segundos más de lo normal y de repente a mi me dio la risa. Ella me siguió y rompimos a carcajadas en una de esas explosiones contagiosas
que no puedes parar. Ya no sabíamos si nos reíamos de nosotras mismas o del corte que debió pasar el pobre Magnus. Pero ese el atractivo de ser mujer, en el fondo nos hace ilusión provocar esas reacciones en los hombres sin más intención que sentirnos capaz de hacerlo. Y eso es algo que nos divierte mucho hacer. Y si además lo hacemos con una buena amiga mejor y más divertido aun. Sé que para los hombres esto es incomprensible, ellos ponen en marcha el motor (por cierto con asombrosa facilidad) y solo tienen una meta, llegar. Para nosotras puede ser de lo más divertido y ahora lo estaba siendo. Silvia lo imitaba diciendo cortado “lo siento pero me tengo que ir” mientras corría de un lado para otro medio agachada como tapándose la entrepierna. Yo me metí la mano por debajo del bañador e imitando “la tienda de campaña” con el dedo me reía diciendo “el arroz”, “que se me va el arroz”, “que se quema de caliente”. Fueron unas muy buenas risas y nos desahogamos a gusto. La pobre no sabía cómo me lo iba a tomar pero al ver mi buena reacción se desinhibió.
Ahora es cuando vino la tercera sorpresa. Cuando ya nos fuimos tranquilizando y las risas fueron más relajadas Silvia retomó el tonito picaruelo y me dijo casi suspirando:  “menuda suerte tienes chica, con tanta alegría no necesitas consuelo… ni consolador. A ver si un día me lo dejas” y volvió a echarse a reír. Yo me quedé algo cortada pero inmediatamente le seguí el juego y riéndome también le dije “eso es coto privado querida”. Entonces ella, aun partida de la risa, entre carcajadas me contesto partiéndose aun más “pues a ver cuando me invitas a pegar unos tiritos”. La explosión de risa comenzó otra vez a empezar. Aunque he de reconocer que esta vez yo también tenía algo de la risa tonta que me da cuando estoy cortada. Las risas se fueron tranquilizando pero la cosa no quedó ahí. Cuando ya recuperamos la respiración, aun con el aliento algo entrecortado Silvia me comentó: “ El pobre, rodeado en la piscina por dos cuerpazos como estos no pudo evitar ponerse un poco alegre… lo entiendo chica, es normal”. “Con lo tímido que es, lo mal que lo habrá pasado el pobre” le contesté yo. Entonces Silvia me sorprendió otra vez al decirme “ bueno, he de ser sincera contigo, cuando le he visto saliendo de la piscina yo también me he sorprendido a mi misma un poco”. Yo, mirándola intrigada la animé con un gesto a seguir contándome. Continuó: “Bueno chica, es normal, con tanto roce y tanta pelea… y además luego viendo ese armamento cargado salir de la piscina… bueno que una no es de piedra vamos…” y siguió con una risa timida. Yo no sabía que decirle y contesté “Es que mi chico es mucho hombre hija… te entiendo” y le devolví una sonrisa de complicidad. “Tu chico y tu, querida… estáis los dos para mojar pan”. Silvia se asustó a si misma de lo que había dicho. Colorada como un tomate se tapó la boca como para no dejar salir más palabras. Yo me quedé aun más cortada, pero tenía que encontrar alguna manera de romper ese momento, ella estaba avergonzada. “¿Por qué te cortas chica?¿Es que nosotras no podemos decirnos lo buenas que estamos?” le dije intentando ir por el lado de la broma. “Si, si, claro perdona es que…”. “Que no te preocupes mujer”, la interrumpí “que ya no somos niñas”. 

Pero ella seguía aun avergonzada. Yo lo intenté de nuevo ofreciéndole compresión “¡Venga mujer! Que eso es normal. Nos pasa un poco a todas y tu simplemente has tenido un lapsus”. Entonces mi amiga me miró con una mezcla sorpresa, ilusión y timidez a la vez “¿en serio?¿a ti también te pasa”. “Claro” le respondí, sin saber que en ese momento abría la caja de Pandora.
Entonces fué como si le hubiese quietado un peso de encima. Me confesó que estaba preocupadísima desde hace un mes por algo que le pasó. Le daba muchísima vergüenza contármelo pero yo la animé a hacerlo con palabras de comprensión y apoyo. Después de mucho insistir se desahogó, no sin antes insistir en el corte que le daba contármelo. “Estaba en casa sola y viendo la tele por la noche como todos los días y no echaban realmente nada que valiera un pimiento. Como estaba aun muy despierta y sin ganas de dormir me puse a ver qué películas ponían en la taquilla ese día, pero no encontré nada que mereciera la pena y no hubiese ya visto y me picó la curiosidad. Nunca había visto una peli porno y, aburrida, quise echarles un vistazo. Al fin y al cavo estaba sola. Así que la compré. Al principio me pareció un rollazo infumable. Los actores malísimos, el argumento absurdo, en definitiva lo peor de lo peor. Pero ya la había pagado y me pasó lo mismo que con los programas de tele-marketing de por la noche. Me enganché. La cuestión es que todo aquello fue subiendo de tono a lo burro. Al principio no tenía ni la más mínima gracia y no entendía que podría tener eso de estimulante, pero no podía dejar de mirarlo. Sin darme cuenta me fui encendiendo poco a poco,  me da corte contártelo (pero siguió) y no podía dejar de mirar como dos hombres bailaban de la manera más sexi que jamás me pude imaginar con una sola chica en mitad de una discoteca. Ella les seguía con el ritmo de la música y los animaba a los dos a la vez. Ellos la rodearon y la abrazaron, uno delante y otro detrás, y con movimientos rítmicos de su cadera ella los rozaba a los dos a la vez mientras cada uno le besaba un lado del cuello y le acariciaban con ansia los pechos encima de la ropa. Yo me iba poniendo cada vez más y casi sin darme cuenta empecé a acariciarme los pechos como a la chica de la peli, estaba empezando a excitarme realmente, ahora ya no quería parar. Entonces la escena cambio y los tres se fueron a un apartado en la discoteca y los chicos (sin nada que pareciera gay) empezaron a desnudarla besándole los pechos y la boca y metiéndole mano a la vez por todos sitios. Mientras, aun de pie, uno le daba un beso realmente apasionado en el cuello y le acariciaba los pecho, el otro ya estaba besándola por abajo. Yo ya estaba realmente a cien, notaba la humedad entre mis piernas y no pude evitar desplazar mi mano lentamente, paseándola antes por mis pechos  liberándolos del sujetador, hasta llegar hasta donde me palpitaba ya con fuerza el deseo. 

En la tele todo estaba ya muy subido de tono y mientras uno la penetraba con fuerza el otro le dejaba besar su mejor parte. La tenia realmente enorme y ella la lamia con autentico deseo, suave y fuerte a la vez, muy sensual. Entonces yo no pude evitar imitarlo y sin saber muy bien como y casi sin darme cuenta, como embriagada por el placer, me desnudé por completo y tumbada en el sofá me acariciaba y me satisfacía con una mano y con la otras paseaba mis dedos de mis labios a mis encendidos pezones, que duros a más no poder multiplicaban las sensaciones con cada movimiento de mi otra mano. Imagínate como siguió la escena de la película. Un sándwich en el que yo fantaseada con estar en medio mientras disfrutaba de lo lindo de mi soledad. Entonces la peli cambió y yo bajé el ritmo para no irme enseguida. Para abreviarte ahora eran dos chicas y un chico. Y eso empezó a ponerme más todavía. Estaba realmente turbada y sorprendida pero tan encendida que no podía parar. Se besaban en sus cuellos y al ver como una le besaba uno de sus pezones sensualmente con la lengua casi estuve a punto de irme. Se metían mano la una a la otra mientras el chico les daba atenciones a las dos por igual acariciándolas, animándolas y besándolas. Yo estaba tan excitada como no había estado en mi vida. El colmo fue cuando vi como una chica le lamia con deliciosa pasión a la otra chica su humedad,  delicadamente al principio y luego con más fuerza hundía su lengua y su boca entre los labios mayores de la otra. Cuando ya no podía más el chico empezó también a participar de ese fantástico beso y eso me llevó aun más alto. Los dos le estaban lamiendo bien, se besaban en su palpitante y húmedo ricón. Ese era el placer que yo en ese momento me imaginaba. Dos lenguas acariciándome, penetrándome a la vez que me lamian mi palpitante botoncito, estaba realmente al borde del exatsis. Pero cuando por fin ya exploté de placer fue cuando, mientras él la penetraba, la otra chica lamia y besaba a los dos por igual. Jugando con su lengua en la escena más excitante y sexual que me imaginé en mi vida, mezclándose jugos salivas y cuerpos. Me desperté desnuda en el sofá al día siguiente. Esto que me ha dado un poco de corte contártelo es para que entiendas donde empezó todo”. Entonces se quedó callada, muy cortada, creo que no se creía que había sido capaz de contarme todo ello. Esperaba una reacción por mi parte. Un gesto o una palabra que le librara de la vergüenza que esta pasando por haberme confesado algo tan íntimo y personal.
Yo le dije que eso era normal y que todas lo habíamos hecho alguna vez, que no se asustara. Lo que no le dije es que no todas lo contábamos con tal cantidad de detalles. 

Ahora yo era la que estaba realmente encendida y notaba como mi calidad humedad se mezclaba con el bañador mojado. Me daba tanto corte que no sabía si dejarla seguir o no dejar de hablar yo. Pero quise sobreponerme. Mi amiga necesitaba contarme algo y además yo estaba realmente avergonzada por estar tan excitada. Así que la animé a seguir contándome.
“Bueno pues lo que me pasó varios días después es lo que más me preocupa. Me desperté en mitad de la noche en un sueño húmedo en el que tenía relaciones con otra chica. No tenía ni cara ni nada y desde entonces ese deseo se ha convertido casi en el único. No puedo evitar sorprenderme a mi misma fantaseando en como seria hacerlo con otra. Estoy realmente preocupada porque no sé que me está pasando.” Esto último me lo conto casi con un nudo en la garganta. Y yo estaba todavía muy excitada de todo lo que me había contado y no podía dejar de imaginarme su sensual cuerpo latiendo de placer en el sofá de su casa, que tan bien conozco, mientras se hacía de todo a si misma descubriendo lo que de verdad la excitaba viéndolo por la tele. No podía dejar de pensar en su cintura arqueada mientras seguía un ritmo frenético con su mano y con la otra jugaba con su lengua y sus pechos. Tenía que parar, me avergonzaba a mi misma. Mi amiga me necesitaba y yo estaba teniendo mi primera excitación con una mujer. No podía ser más inoportuna ni darme más corte. Así que decidí consolarla quitándole importancia y diciéndole que esa fase la hemos pasado todas. Que era algo normal y que en el fondo todas somos un poco bi pero que no pasa nada y que no quiere decir nada, Que todo es perfectamente normal y que no se agobiara. Magnus apareció de pronto recién despierto de su siesta diciendo que nos fuéramos al pueblo en bici como habíamos quedado. Fue como la campana que nos salvó de un momento un poco tenso. Aunque más tenso se volvió cuando al levantarnos me di cuenta de que Silvia se había mojado también al contarme sus aventuras en solitario. Decidí no darle más importancia ya que al fin y al cavo era normal al contar con tanto detalle algo tan caliente. 

En el fondo todo esto me daba un corte tremendo y me pareció fantástico cortarlo en seco. Por segunda vez en el día. Estaba realmente muy turbada.
Nos cambiamos de ropa para quitarnos los bañadores mojados, yo me puse un traje camisero y Silvia unos piratas con un blusón blanco. Cogimos las bicis y nos fuimos al pueblo que está a unos kilómetros de casa. Los tres íbamos hablando animosamente y riéndonos de tonterías. Mi amiga en ocasiones me lanzaba sonrisas de complicidad en las que, además, yo adivinaba el apuro que le daba ahora pensar en todo lo que me había contado. Las dos estábamos de acuerdo sin decirlo. Tema zanjado. Se ha desahogado, yo la he comprendido y le he asegurado que es normal. Se ha tranquilizado. Fin de la historia. A otra cosa mariposa. Pero claro que la cosa no acabó aquí. De repente descubrí a Silvia mirándole el culo a Margnus que iba delante con la bici. Me miró y con un gesto mordiéndose el labio de abajo me hizo saber lo que le parecía...  mmm delicioso. Yo simplemente me encogí de hombros, le guiñe un ojo y le sonreí. En ese instante me asaltaron unos celos terribles. Otra chica le estaba mirando el culo a mi marido y sabia que se ponía con ello. Estaba furiosa y me la imaginé haciéndoselo ella sola mientras pensaba en mi tímido marido. Supongo que ese pensamiento me asaltó con la intención de encender aun más mi enfado… pero para mi sorpresa no fue así. Me sorprendí mirando a mi amiga desde atrás e imaginando que se lo hacía a si misma pensado en Magnus, en nosotros. Me vino a la cabeza que ella estaba excitada pensando en mi maridito y yo disfrutando de lo lindo. Que seguro que la muy viciosa se lo haría pensando en nosotros… y eso, lejos de darme más celos o enfadarme, me excitó aun más. No lograba entenderme a mi misma pero mi deseo iba en aumento. De repente fui consciente del sillín de la bici bajo mi cosita ya bastante húmeda. Me incliné hacia delante hasta hacer que mi peso presionase en el sitio justo contra el sillín y a cada pedalada una ola de placer me invadía, poco a poco fue creciendo el gustito en silencio, como una bebida que te embriaga poco a poco, despacio, pero constantemente. Yo apretaba mis piernas contra el sillín y me inclinaba más para que mi propio peso intensificase las sensaciones. El hecho de estar en público y plena luz del día me excitaba más todavía. Disimulaba muy bien y además iba detrás. No podía dejar de imaginarme fantasías. Como por ejemplo que Magnus se daba cuenta de lo que estaba haciendo y me llevaba a un lugar escondido en el bosque y me lo hacía contra un árbol, mientras Silvia, escondida en la maleza se tocaba frenéticamente mirándonos fijamente. Entonces mi mirada se cruzaba con la suya y lejos de parar al sentirse descubierta seguía manteniéndome la mirada. Entonces imaginaba una conexión especial entre las dos. Las dos estábamos conectadas por el placer y sabía que cuando yo me fuera y terminara ella también lo haría. Ella también lo sabía y seguía mirando fijamente como Magnus me poseía desde atrás. Entonces yo sentía deseos de besar su pechos y ella, humedeciéndose los dedos con su lengua recorría su pechos lentamente. Entonces yo, que mientras Magnus me empuja con un ritmo animal, estoy acariciándome compulsivamente y tocando lo hinchada que la tiene al penetrarme, explorándolo y sintiéndolo, sin dejar de mirarla fijamente mientras se estremece de placer al vernos, empiezo a lamer mis dedos humedecidos en mi propio jugo, jugando con la legua entre ellos y volviéndolos a humedecer sin dejar de mirarla. Entonces ella, extasiada por el espectáculo hace lo mismo y cambiando de mano empieza a saborear lo que mana de su propio placer… 

En estas cosas iba yo pensando en la bici, apretando lo más fuerte que podía contra el sillín y sin dejar de mirar ahora el culo de Silvia y el de mi marido que iban delante hablando y riéndose. Llegue a irme al menos una vez y después me sentí como una aventurera. No estaba avergonzada, nadie lo había visto. Me lo había montado de lo lindo en mitad de todo y todos y me sentía eufórica, no me entendía pero me sentía así.
Cuando llegamos al pueblo todo fue de lo más normal. Bromas, conversaciones agradables sobre temas intrascendentes como el hoyo 7 del campo de golf al lado de casa que tiene truco. Gracias al cielo nadie había notado nada y todo se disolvía como la niebla, como los restos de una fantasía tras un orgasmo. Estaba realmente aliviada. No entendía lo que me pasaba pero ese día la libido se había despertado con fuerzas. Esperaba que después del paseo en bici se cansara y se fuese a dormir y me dejara en paz de una vez. Pero esta vez fue Magnus el que pareció que iba a abrir la caja de Pandora al preguntarle en tono de broma por su vida sentimental, ella respondió que estaba sola y muy a gusto. Cuando dijo a gusto me miró y me sonrió con complicidad. Menos mal que todo se quedó en eso. Mi marido al final nos invitó a cenar en un restaurante junto al rio. La cena fue entretenida contando nosotras nuestras travesuras de niñas y Magnus alguna batallita. En los postres, como no teníamos que conducir, mi marido pidió unos limonchelos que estaban buenísimos y eso casi se transformó en un concurso de chupitos. Tuve que pararlo o no llegaríamos a casa enteros. Un porrazo borracha con la bici en mitad de la noche no era lo que más me apetecía. El camino a casa fue de lo más divertido, cantando a todo pulmón en mitad del bosque y despertando a todos los vecinos a nuestro paso, que con el calor dormían con las ventanas abiertas. Cuando llegamos a casa estábamos realmente eufóricos y con el control algo perdido. Nos fuimos al jardín a cantarle a la luna ( a todas las borrachas nos da por lo mismo) y Magnus apareció con dos botellas de Champan y una cubitera de hielo. Las dos le suplicamos que cava caliente no por favor. Pero él metió hielos en las copas y nos sirvió el Champan. Era realmente una guarreria, pero supongo que daba igual. Entonces empezaron los brindis. Brindamos por nosotros tres. Nosotros dos brindamos por ella. Ella brindo por nosotros dos y abrimos la segunda botella. ¡Por el futuro! ¿Por la paz en el mundo! ¡Brindamos por los brindis! (la cosa era gritar, reírnos y beber) ¡Por nuestros deseos! Y Magnus se fue tambaleante a por otras dos botellas. Estábamos realmente tocados los tres. Entonces, tras brindar por nuestros sueños Magnus, con una cogorza enorme, propuso brindar por nuestros deseos más íntimos. A Silvia y a mi se nos paso casi toda la borrachera de golpe, nos miramos algo cortadas e, inevitablemente, rompimos en una explosión de carcajadas que mi marido también secundó aunque no sabia de que iba la historia. Tenía tal tabla que creí que le daba igual. Empezó Magnus. Se levanto (o algo parecido) y con voz lo más solemne que pudo gritó “Por que se cumpla mi deseo más intimo…” (Silvia y yo nos miramos con cara de borrachuzas y nos reímos, Magnus siguió)…” a mi me gustaría antes de morirme…” La tensión, aunque riéndonos, se podía cortar “…ser torero!” y se derrumbó sobre el sofá de la terraza. Silvia y yo no podíamos para rde reírnos mientras Magnus con cara de digno nos juraba que era verdad, que quería eso desde niño. Entonces yo cogí una toalla y le la día Magnus como capote y Silvia con una silla hizo de toro para que le diera unos pases. Yo aplaudía eufórica y le gritaba oles y Torero, Torero. Nos caímos de risa en otra explosión contagiosa. “ahora me toca a mi” dije yo rellenado las copas de champan con hielo. Pero cuando ya estaba preparada, Silvia se levanto de repente y grito “… ¡yo lo que quiero hacer antes de morirme es probarlo con otra tia!…” “¡y yo también!...” le contesté sin pensarlo. 

De repente el silencio se adueñó de la reunión. Nadie sabia que decir. Yo miraba a Silvia y ella me miraba a mí. Magnus parecía no enterase de nada desparramado en el sofá. La tensión podía cortarse con un cuchillo pero a la vez un escalofrió me recorría la espalda. Como una excitación contenida. Todos seguíamos callados. Entonces mi marido, como recién despertado me miró, miró a mi amiga y me volvió a mirar y dijo “…pues vosotras también vais a torear si de verdad lo queréis…”. El silencio fue entonces más profundo aun. Estábamos en el jardín y una noche estrellada de verano se adornaba con una suave brisa que recordaba al mar. Olía a flores y tierra mojada. Pero el silencio, como un gran techo de nubes sobrevolaba sobre vosotros. “…¿Por qué no probáis a ver si os gusta?...” dijo Magnus con una medio lengua de borracho.
 Yo miraba fijamente a Silvia cuya preciosa silueta se recortada contra el horizonte  y ella no podía apartar sus ojos de mi. Entonces mi marido, con una suavidad y delicadeza impropia de un hombre que había bebido tanto, me cogió suavemente de la mano y con una sutil presión, como una invitación me llevó delante de Silvia, que de pié nos miraba fijamente. Magnus se puso detrás mía y a mí me colocó enfrente de mi amiga. Estaba cortada pero tenía más curiosidad que otra cosa y supongo que las copas de más hicieron el resto. La miraba fijamente a los ojos pero ella miraba todo mi cuerpo. En ese momento me sentí realmente deseada. No dejaba de desnudarme con la mirada cuando Magnus, detrás de mí, me dio un apasionado y suave beso en la nuca y como una ligera brisa me empujó hasta estar pegada a mi amiga. Inmediatamente sentí sus pechos rozando los míos y como sus manos se posaban en mi cintura, que fueron subiendo delicadamente hasta mi nuca y entonces se acerco tanto a mi cuello que sentía su aliento entrecortado rozándolo. Haciendo esto me dejó el suyo a mi alcance. Terso, delicado, curvado, apetecible, sentía ganas de besarlo, de probarlo, de sentir como era el de otra chica, tan femenino, tan distinto. Entonces noté como sus labios se posaban suavemente en mi cuello. Un escalofrío me recorro toda la espalda. ¡Me estaba besando otra chica!¡y me estaba gustando bastante! Estaba realmente excitada y a la vez super-cortada. Suavemente empezó por dar pequeños pellizquitos con sus labios y cuando abrió la boca y me rozó cuidadosamente con la puntita de su lengua no pude resistirme más y me lancé a probarlo. 

Era un piel distinta, mucho más suave, casi más fresca. Notaba como se estremecía de placer bajo mis labios y se le erizaba la piel. Entonces me abrazó la espalda acariciándola con pasión y beso mi cuello y mi nuca con tal deleite que no me quedó más que hacer lo mismo. Me excitaba cada vez más al pensar que la piel que estaba rozando con mi lengua era de otra chica y entonces fue cuando me abandoné al deseo.
Silvia recorrió por encima de mi ropa mis caderas y con un suave giro, como un camino del deseo ya premeditado las llevo hasta mi culo donde apretó con fuerza haciéndome morderle el cuello por la excitación que me provocó. Yo no pude resistirme y mis manos empezaron a explorar su delicioso cuerpo debajo de su ropa y puse mis manos sobre sus pechos. Noté los pezones erizados por el deseo bajo la tela y no frené la tentación de meter suave y lentamente una mano para acariciarlos. Entonces ella, delicadamente y sin dejar de besarme el cuello, empezó a desabrocharme los botones de mi traje, y con cada botón que desabrochaba sus labios y su lengua iban un poco más abajo. Yo, que ya estaba realmente cachonda, sentía las palpitaciones calientes en mi húmeda cosita, abajo. Ella terminó de desabrocharme los botones y me pasaba suavemente las manos y los labios por encima del sujetador, sobre mis pezones ya al colapso de la excitación, entonces con un movimiento rápido pero delicado me bajó el sujetador dejando mis pechos al aire y presionados por abajo por la prenda. Ella se acerco lentamente a mi pezón derecho. Podía sentir su aliento caído sobre él. Se paró un segundo en inmediatamente pasó delicadamente su lengua sobre él para seguir haciendo círculos alrededor. Yo estaba casi al borde el orgasmo solo con eso y entonces me lo apretó firmemente con la mano mientras ya lo lamia con pasión y casi lo metía entero en su boca. Otra tía me estaba chupando las tetas y solo con esa idea el deseo recorría cada rincón de mi cuerpo como no lo había sentido hasta ese momento. Entonces yo quise probarlo. Desee sentir en mi boca sus pechos y jugar con mi lengua en sus pezones. Le levanté la camisa y con un gesto más bien brusco le bajé el sujetador hasta la cintura. Ella se estremeció de placer y curvándose un poco hacia atrás me los ofreció. Tomándome la cabeza por la nuca y acariciándome el pelo invitándome a hacerlo, suspiró un “si” lleno de deseo. Sin pensármelo y tremendamente excitada pasé mi lengua directamente por uno de sus duros pezones, sentí como se estremecía de gusto y entonces, acariciándolas con las dos manos por abajo se las bese, se las lamí, las saboree, las metí casi enteras en mi boca. Era un frenesí que no podía parar. Me gustaba, me excitaba mucho, notaba como el placer se apoderaba de mí. En ese momento note como su delicada mano entraba por encima de mis braguitas y empezaba a acariciar mi pelito del monte de Venus. Otra oleada de placer me recorrió y besé sus pechos con más pasión, paseando con mi lengua sobre sus pezones, su cuello y su pecho. Ella lo entendió y con firmeza metió sus dedos entre mis húmedos labios buscando, jugando, explorando y acariciándolo todo. No era como siempre, estaba claro que sabía lo que hacía. Ella sentía lo mismo cuando se lo hacía a si misma. Pero a la vez era algo distinto de cómo lo hacía yo. Así era como se lo hacia ella, frotándose rápidamente hacia arriba y hacia abajo y metiendo los dedos un poco en cada envite. Eso es lo que siente ella cuando se lo hace. Entonces, al pensar en eso, me fui en un orgasmo profundo e intenso. Pero no quería parar. Quería más. Más. Mucho más. Y sin pensármelo metí mi mano directamente dentro de su pantalón y sus braguitas. Estaba completamente depilada y era muy suave y sensual, delicioso. Estaba realmente húmeda, empapada. Siempre me pregunte como seria hacérselo a otra chica, solo el hecho de pensarlo ya me excitaba . Estaba caliente, mojado y caliente. Busque rápidamente su clítoris y empecé a dar vueltas alrededor como yo lo hago, bajando a veces a tomar más humedad e introducir un poco algún dedo. Ahora ella va a sentir como lo hago yo. Eso volvió a excitarme muchísimo. 

Ella estaba como loca haciéndomelo a mí mientras me sujetaba el trasero con firmeza y paseaba su lengua por todo mi cuello alocadamente. Entonces se acercó a mi oído y me susurro “¿nunca has soñado con poder chupártelo tu misma?....” . Solamente esa pregunta hizo que me pusiera tan cachonda que estuve a punto de correrme. Estaba claro que podía adivinarme cada deseo porque ella tenía los mismos que yo. Entonces se arrodillo delante mía y abriéndome las piernas empezó a lamerme de abajo hacia arriba rozándolo todo a su paso. Con mucha delicadeza metió dos de sus dedos y empezó a moverlos rítmicamente mientras con su boca sobre mi clítoris me lo besaba como si me besara en le boca. Entonces sentí como Magnus me abrazó por detrás y note su duro miembro hacerse un hueco entre mis nalgas mientras me besaba apasionadamente el cuello y deslizaba sus manos sobre mis pechos. Estaba al borde del colapso de placer. Cogí el durísimo pene de mi chico con una mano y empecé a frotarlo dentro de mi culo mientras sentía como una muy habilidosa lengua me hacia la mejor mamada de mi vida mientras me metía ya casi cuatro dedos. No había un centímetro de mi piel que no fuera acariciado, besado o lamido. Los orgasmos se repetían como el final de un gran concierto sin fin. Entonces mi lengua me pidió más atención. Me apetecía realmente hacerlo a mi. Me apetecía chupar y lamer. Había fantaseado tantas veces con hacérmelo a mi misma que ahora ansiaba probarlo. Levante a Silvia y sin dejar de  besarla ni acariciarla la tumbé en el sofá.  Me incliné suavemente sobre ella cuando ella se giró y dejo su cabeza a la altura de mi entrepierna. No quería dejar de mamármelo. Le gustaba, la ponía, la excitaba y eso me encantaba a mí. Me iba a montar un sesenta y nueve con otra tía. Debía ser como chupármelo a mí misma, pero mejor. Delante de mí veía su depilada rajita. Estaba húmeda y en ese momento me pareció deliciosa. Entonces noté como ella volvía a las andadas. Su lengua se paseaba por mis labios y mi clítoris como loca. Metiendo un poco la punta y jugando fuera después. Sus manos me recorrían el culete sujetándolo y apretándolo contra su cara. Entonces me lancé. Primero pose mis labios sobre su suave monte y ella alzó la cadera de gusto y placer. Entonces empecé a pasear mi lengua por los alrededores. Fue cuando probé su sabor. No me lo esperaba. Era tan parecido al mío que me excité aun más y empecé ha hacérselo como siempre me imaginé que me lo hacía a mí misma. Recorrí con la lengua y mis besos los huecos donde nacen las piernas  y después pase mi extendida lengua por fuera, por encima. Noté como su cadera se alzaba pidiéndome más mientras ella me lo chupaba a mí como una loca lasciva. Entonces, con mucho cuidado y sabiendo exactamente donde, metí un poco mi lengua entre sus labios solamente para rozarle el clítoris. Ella gimió de placer y yo paré. Tras unos segundos de expectación me lancé y lo lamí, lo bese y lo chupé justo como había fantaseado tantas veces. Era cálido húmedo y palpitante. Exactamente igual que como me imaginaba el mío. Me excitaba cada vez más recorriendo cada rincón con la lengua. Entonces noté algo distinto. Magnus se había acercado por atrás mío y empezaba a chupármelo a la vez que ella. Los dos me estaban haciendo una mamada al mismo tiempo. No pude evitar correrme brutalmente mientras con ansia le lamia y chupaba su delicioso y jugoso coñito a mi amiga. Pero justo en el momento en el que el placer era mayor sentí como Magnus me metía su durísima polla hasta dentro mientras ella con su lengua nos chupaba como una loca a los dos. Entonces ella, con delicadeza y firmeza a la vez, me metió también un dedo follándome el culo mientras me hacia una mamada como una loca y tenía una enorme polla entrando y saliendo. Creí que iba a perder el conociendo de placer, no sabía dónde estaba arriba ni donde estaba abajo y además le comía todo a ella y su sabor me excitaba aun todavía más. No sé cuantas veces llegue a irme pero fue lo más intenso que había vivido hasta el momento. Después también me apeteció probar a mí y llamé a mi chico le dije que viniera por este otro lado. Ella arqueaba la cadera y con suspiros de placer lo pedía, decía “…si, si, si….”. Entonces yo volví a lamerle bien el clítoris para calentarla y cuando tuve a Magnus cerca se lo cogí con la mano y empecé a usarlo para acariciarla. Me asaltaron unas ganas irresistibles de hacerle también una mamada a mi chico mientras se lo hacía a ella. Me excitaba brutalmente lo que estaba haciendo. Se la Chupaba a él y se lo lamia a ella a la vez. Todos los jugos mezclados con mi saliva, mientras por detrás me hacia ella otra buena mamada acompañada de un soberbio dedo. 

Entonces quise que se la follara y cogiéndola con una mano, con la otra separé sus labios metiendo la punta y lamiéndola justo en el borde mientras la metía. Se los estaba chupando a los dos mientras follaban y mientras a mi me hacían una fantástica paja lamiéndome el clítoris y follándome a la vez mi culo y mi coño con los dedos.  Silvia y yo nos fuimos no sé cuantas veces antes de que Magnus la sacara para poder correrse sobre mis pechos dejándolos completamente bañados de semen. La última de esa noche fue, que yo ya desparramada en el sofá,  recibí otro grandioso dedo y otra fabulosa mamada de Silvia mientras me lamia los pechos bañados con el semen de mi chico, que ya reventado dormitaba a nuestro lado. Después nos quedamos todos dormidos mezclados unos con otros en un extenuado amasijo de cuerpos hasta la mañana siguiente.
El despertar merece un nuevo capítulo aparte. Fin. 


FOTOS

Mi primera Fantasia con una mujer Madura

Comentarios (2)

Hola mi nombre es Edgar, de joven fui algo reservado y si se puede decir timidon pero según fue transcurriendo el tiempo las experiencias nuevas y las chicas que fui conociendo fueron cambiando mi forma de ver las cosas y descubriendo cosas nuevas sobre todo en mi vida sexual.Es que me decido a escribir, porque ahora ya al borde de los 40 no dejo de frecuentar estas páginas de relatos que avivan aun más mis fantasías, y por mi mente pasan cosas muy excitantes que hacen que me transforme en lo que soy actualmente un tipo muy ardiente y a quien le gusta llevar y hacer realidad sus fantasías.

Esta es la historia de mi primera fantasía cuando aun no cumplía la mayoría de edad. Cuando joven conocí a una mujer mucho mas madura que yo la cual me impacto con su belleza desde un principio, ella era mestiza de un cuerpo bien formado, a pesar que en esos días no existía gimnasios como existen en la actualidad -de donde salen mujeres espectaculares- ella era muy bella a pesar de no contar con esas facilidades. Nos conocimos en un compromiso familiar me la presentaron como secretaria de mi tío, ella vestía un conjunto de chaqueta y falda azul, la falda tenia un abertura desde mitad del muslo hasta el borde debajo de las rodillas, sus piernas estaban cubiertas con una medias negras y sus pies con unos zapatos de tacón alto, su chaqueta estaba tan apretada que era muy fácil adivinar los buenos pechos con los que contaba y ese cuerpo maravilloso con unas curvas espectaculares que se hacia ella una mujer deseable por donde la miraras. Cada que vez que se sentaba la abertura de su falda me permitía divisar esas bellas y robustas piernas, para coincidencia si se podría decir, ella buscaba sentarse justo frente a donde yo estaba y haciéndose a la distraída cruzaba y recruzaba sus piernas con la intención de mostrarme algo mas que una fugaz mirada mía podría divisar de sus piernas.

La noche fue transcurriendo con normalidad  tras los bailes, tragos ella se veía mas y mas caliente ya que sus movimientos cuando bailaba con ella eran sensuales y muy provocativos
, mas de un galán mayor que yo se le quiso mandar pero al parecer ninguno lo atrajo y solamente en su mente estaba el muchachito –ósea yo- a quien pensaba ella devorarse. Trascurrida la noche y las chelas (cervezas) se iban acabando entonces mi tío me pidió fuera al deposito a comprar algunas cajas e inclusive me proporciono para el taxi, al escuchar esto ella se ofreció a llevarme en su auto a dicho deposito y facilitar de esa manera la compra, yo solamente me quede perplejo y algo desconcertado por tal ofrecimiento, quedando atónito y sin respuesta de mi parte, mi tío acepto y con un guiñe de ojo me dijo cuando salía de casa, aprovecha a ella le gustas y salimos rumbo a su auto. Una vez instalados en el auto ella se acomodo de tal manera que la abertura de su falda no dejaba nada a la imaginación la falda no tapaba absolutamente nada, su bikini  de color blanco se podía divisar bajo la transparencia de las medias negras que llevaba, ella sin reparo alguno me pregunto que si sus piernas me gustaban a lo que yo asistí con un movimiento de cabeza afirmativo y me volvió a preguntar si no desearía tocarlas y sin esperar mi respuesta tomo mi mano y la coloco entre sus piernas, al colocar mi mano sobre su zorrita (vagina) pude sentir un calor impresiónate y la humedad de sus interiores que inclusive las medias estaban mojadas yo algo impactado por el hecho solo atine a mover torpemente mi mano y rozar sus partes sobre las medias y el bikini, ella se retorcía de placer y emitía unos gemidos de placer y satisfacción, pero no aun satisfecha con lo que hacia, paro el auto y con la rapidez que esos momentos de calentura la cogian se saco las medias y el bikini y con mucha sorpresa pude ver por primera vez la zorrita de una mujer completamente depilada, eso logro librar mi timidez y ocasiono una erección inmediata, ella por su puesto dándose muy bien cuenta de lo hecho por su acto jalo mi mano y me pidió la masturbara yo  por su puesto no lo pensé 2 veces e inmediatamente empecé a mover mis dedos y mi mano, ella solamente se movía desesperadamente y gemía como una mujer que deseaba esto desde hace mucho tiempo.

Sin decir palabra arranco el auto y se coloco debajo de un árbol de un parque bastante tranquilo de la zona donde estaba el deposito y sin decir palabra alguna paro el auto reclino su asiento y abrió su chaqueta y blusa
y saco a relucir sus bellos y grandes bustos con unos pezones marrones que solamente incitaban a chuparlos y morderlos yo que aun no me había cogido a una mujer tan espectacular como ella y sin poder controlar mis instintos con mis dedos incrustados en su ardiente vagina me lance a succionar esos bellos pezones y hacerla gemir de placer y lujuria, después de un buen rato de masturbación y toqueteos y tras un par de orgasmos, ella se repuso reclino mi asiento y descubrió lentamente mi miembro que en esos instante estaba por explotar lo cogio y se lo metió a la boca con mucha delicadeza, creo yo que en toda mi vida ninguna de mis parejas que tenido me a hecho sentir tanto placer al mamar mi pene yo solamente sentía que las venas de mi pene iban a reventar por la maravillosa mamada, pero ella sabia muy bien medir los tiempos y cuando estaba a punto de terminar en su boca ella ensalivaba mi prepucio y no lo tocaba hasta recuperar nuevamente la razón y el control de mi falo, de pronto y un vez mas sin decir absolutamente nada de un salto se coloco sobre mi introduciendo mi falo dentro de su ardiente y jugosa vagina comenzando a cabalgar lentamente y según se iba extendiendo su calentura se movía con mayor fuerza y lanzaba unos gritos desgarradores y de placer, gemía y se retorcía como si una descarga eléctrica estuviera recorriendo todo su cuerpo, yo algo asustado por mi inexperiencia solo miraba y disfrutaba de ese rostro de lujuria y placer, hasta que un grito entre sollozos y satisfacción me anunciaban el   orgasmo, convulsionando, temblando se recostó sobre mi delgado cuerpo y se quedo ahí recostada un buen tiempo hasta que luego de unos minutos logro recomponerse, al acto se puso en 4 patas y me pidió la penetrara desde atrás, yo sabia que mi falo no soportaría mas y que una vez la penetra la llenaría, pero recordé algo que un amigo me enseño cuando adolescente  –respira profundo y contén el aire al máximo hasta donde mas no te den los pulmones y suéltalo lentamente, luego penetrala y bombeala con fuerza porque tiempo de sobra tendrás- una vez realizado el ejercicio casi inmediatamente me puse detrás de ella y la penetre con fuerza la estuve bombeando durante un buen tiempo hasta que ella nuevamente cual perra en celo se retorcía y gemía y gritaba quería que la llenara de mi semen, hasta que  llego lo esperado por ambos casi juntos y al mismo tiempo explotamos en un orgasmo que sencillamente lo podría describir como sensacional llene su vientre con mi leche de un muchacho adolescente y nos quedamos ahí yo recostado sobre ella en el asiento del auto por unos minutos. Ella cual perra satisfecha buscaba mis labios me besaba tiernamente y acariciaba mi cuerpo y pene flácido me decía muy despacio que estuve como un semental para ser tan joven y que a partir de ese momento seria su amante ya que ella me confeso que estaba casada y tenia una hija. Ambos nos arreglamos fuimos a comprar las chelas y regresamos a casa de mi tío. Después de esto nos seguimos viendo y realizando otras fantasías muy arriesgadas, pero eso se los contare en otra historia. La historia que les acabo de contar es verídica al 100%, como les dije al principio recién me arriesgo a escribirla porque es importante compartir experiencias como esta con los lectores de estas paginas.Si les gusto mi historia escríbanme, agradecere sus comentarios.


FOTOS

Haciendo Ejercicio una mañana Calurosa

Comentarios (8)

HACIENDO EJERCICIO UNA MAÑANA CALUROSA EMPEZARE MI RELATO DICIENDO QUE SOY UNA PERSONA QUE ME ENCANTA MI CUERPO, ME SIENTO RICA Y LA PAREJA QUE TENGO LE ENCANTA DISFRUTARME Y YO LO DISFRUTO MUCHO, TENGO 29 AÑOS, MI TEZ ES MORENA, AUNQUE APARENTO MUCHO MENOS, NO SOY MUY ALTA PERO LAS CADERAS QUE TENGO SON RICAS, TENGO UNA PIERNAS ENVIDIABLES Y UNAS BUBIS NO MUY GRANDES PERO DURITAS. EN UNA OCASION MI NOVIO ME INVITO A CORRER, AUNQUE EN TEORIA MI NOVIO ES MUY CELOSO Y NO QUIERE QUE ME TOQUE NI EL AIRE, LE ENCANTA LA POSIBILIDAD DE PROVOCAR INTENCIONALMENTE A HOMBRES Y JUNTOS IMAGINARNOS TODO LO QUE ME PODRIA PASAR CON ESAS PROVOCACIONES. ACORDAMOS QUE PARA IR A CORRER ME PONDRIA UNA MIFALDA BLANCA CON TABLONES LO QUE ORIGINARIA QUE TENGA MUCHO MOVIMIENTO LA TELA Y PONERME ABAJO UNICAMENTE UNA TANGUITA MUY RICA; YA EN OTRAS OCASIONES HABIAMOS CORRIDO EN ESE LUGAR (ERA UN CERRO) Y HABIAMOS ENCONTRADO MUY POCA GENTE, PERO GRANDE, MUY GRANDE FUE MI SORPRESA DE LA CUAL NI A MI NOVIO LE HE CONTADO TODO LO QUE ME SUCEDIO. RESULTA QUE LLEGANDO AL LUGAR, MI NOVIO YA SE MOSTRABA INDECISO DE SI ME IBA A DEJAR O NO BAJAR CON LA MINIFALDA A LO QUE YO LO ANIME YA QUE ME SENTIA CALIENTE, FINALMENTE ACCEDIO Y NOS BAJAMOS Y EMPEZAMOS A CAMINAR (EL CAMINO TIENE PENDIENTE HACIA ARRIBA) HABIAMOS CAMINADO UNOS CUANTOS METROS CUANDO UN HOMBRE DE UNOS 25 AÑOS SALIO DE SU DOMICILIO EMPEZANDO A CAMINAR ATRAS DE NOSOTROS, SABIAMOS QUE SE ESTABA DANDO UN GRAN AGASAJO OBSERVANDO UNAS RICAS Y SUCULENTAS NALGUITAS, POR LO QUE NO APRESURO NUNCA SU PASO, FINALMENTE LLEGAMOS AL PIE DEL CERRO, EN LA PARTE DE ABAJO SE ENCUENTRAN UNOS CAMPOS DEPORTIVOS PUDIENDO APRECIAR QUE AL MENOS UNOS 12 JUGADORES SE ENCONTRABAN ENTRENANDO, SUS EDADES ESTABAN ENTRE 35 Y 45 AÑOS. CUANDO EMPEZAMOS A SUBIR EL EQUIPO QUE SE ENCONTRABA ENTRENANDO SE PERCATO DE NUESTRA PRESCENCIA EMPEZANDO A MURMURAR ENTRE ELLOS A LO QUE NOSOTROS PROCEDIMOS A APRESURAR EL PASO, NOS PUSIMOS UN POCO NERVIOSOS, NUNCA IMAGINAMOS ENCONTRARNOS TANTA GENTE.

YA LLEVABAMOS COMO 100 METROS RECORRIDOS CUANDO DE PRONTO MI NOVIO RECIBIO UN MENSAJE PARA QUE SE COMUNICARA A SU TRABAJO Y PROPORCIONAR CIERTA INFORMACION, COMO LA INFORMACION QUE LE PEDIAN LA TRAIA EN EL CARRO ME DIJO QUE REGRESARAMOS A LO CUAL YO LE DIJE QUE FUERA SOLO. YA QUE LOS JUGADORES TODAVIA ESTARIAN EN ESE LUGAR Y YO NO QUERIA PASAR, DICIENDOME QUE ESTABA BIEN, QUE ME QUEDARA PERO TUVIERA MUCHO CUIDADO, EL SE RETIRO Y YO CONTINUE SUBIENDO EN FORMA LENTA, DE PRONTO ESCUCHE MUCHO RUIDO DETRAS Y CUANDO MIRE, SUSTO QUE ME LLEVE, TODO EL EQUIPO ESTABA SUBIENDO, YO NO PODIA DESVIARME DEL CAMINO PUES SOLO ES UNA VEREDA, NADA MAS OIA COMO MURMURABAN Y SE REIAN, SE ESTABAN LLEVANDO UN BUEN TACO DE OJO Y YO NO PODIA HACER NADA REALMENTE ESTABA ASUSTADA.CUANDO YA ESTABAN CERCA VI UN ROSTRO CONOCIDO Y ESTE ME HABLO POR MI NOMBRE, ME TRANQUILICE UN POCO SIENDO LO MALO QUE TODOS SE DETUVIERON Y ME LOS EMPEZO A PRESENTAR, ME EXPLICO ESTA PERSONA QUE SE ENCONTRABAN ENTRENANDO, PERO SI YO ESTABA DE ACUERDO ME ACOMPAÑARIAN; EN ESO RECIBI UNA LLAMADA TELEFONICA DE MI NOVIO; ME DIJO QUE TENIA QUE IR A SU TRABAJO QUE SI IBA CON EL O LO ESPERABA, A LO CUAL LE DIJE QUE MEJOR LO ESPERABA, DICIENDOLE A MI AMIGO QUE ESTABA BIEN, QUE ME ACOMPAÑARAN, UNA VEZ QUE ACEPTE SEGUIMOS SUBIENDO, ME EMPEZE A SENTIR UN TANTO RELAJADA YA QUE TODOS EN SU MAYORIA YA SEÑORES ESTABAN ECHANDO RELAJO, SE EMPUJABAN A VECES ME EMPUJABAN OLVIDANDOME UN POCO DE MI FALDITA, IBAN MUY CERCA DE MI, REALMENTE ME DESPREOCUPE YO CREO QUE ELLOS HACIAN TODO CONTEMPLANDOME LA TANGUITA CADA VEZ QUE PODIAN Y CUIDANDO QUE YO NO LOS VIERA; AL LLEGAR A LA CIMA TODOS ME RODEARON PERCATANDOME QUE TODOS SE LES NOTABA UN BULTO ENTRE SUS SHORTS; ELLOS EMPEZARON A GRITAR SEGUN ELLOS FESTEJANDO QUE HABIAN LLEGADO ARRIBA, Y SIN PODER HACER NADA ME EMPEZARON A RODEAR GRITANDO QUE SE HICIERA UNA BOLITA, A LO CUAL ENTRE TANTOS BRICOS Y EMPUJONES SENTI COMO ME DABAN UNOS REPEGONES CON SU GRAN COSA INCLUSO SENTI COMO UNAS MANOS SOBRE MI TANGUITA, LEJOS DE ENOJARME ME EMPECE A CALENTAR TREMENDAMENTE.  YA UN POCO MAS TRANQUILOS ME PIDIERON QUE ME QUEDARA CON ELLOS UN RATO DESCANSANDO Y PLATICANDO, DICIENDOLES YO QUE SOLO ME QUEDARIA UNA RATO, YO YA NO PODIA DEJAR DE VERLES SUS TREMENDOS MIEMBROS ABULTADOS, QUISIERA DECIRLES QUE LA COMPLEXION DE ELLOS NO ERA DE TODO MUSCULOSA, HABIA UNOS ALTOS, UNOS UN POCO MAS BAJOS, OTRO ROBUSTOS UNOS UN TANTO GORDITOS, UNOS MAS MORENOS QUE OTROS, ESO ME EXCITO YA QUE A CADA UNO SE LE VEIA DIFERENTE SU ABULTADO GARROTE Y ME LOS IMAGINABA COMO SERIAN REALMENTE.

NO SE SI FUE POR ESO O POR EL VIENTO QUE HACIA PERO MIS PEZONES SE EMPEZARON A ASOMAR Y COMO UNICAMENTE LLEVABA UNA PLAYERA DELGADA DE ALGODON Y UN BRASSIER TAMBIEN DELGADO
FUE NOTORIO SU LEVANTAMIENTO, DE PRONTO UNO SE ME ACERCO Y ME DIJO QUE SI TENIA FRIO EL ME PODIA DAR CALOR Y ENTRE BROMA Y BROMA HIZO EL INTENTO DE ABRAZARME DANDOME UN TREMENDO REPEGON PERCIBIENDOME YO DE SU TREMENDO MIEMBRO. YA ESTABA YO DEMASIADO CALIENTE Y EN MEDIO DE VARIOS MIEMBROS PARADOS QUE POR LA TELA DE SU SHORT SE APRECIABA SU DUREZA Y HUMEDAD, PARA ESO LLEGARON UNOS CON CERVEZAS (NO SE A QUE HORA SE PUSIERON DE ACUERDO PARA TRAERLAS), Y EMPEZE A TOMAR CON ELLOS, TODOS QUERIAN BRINDAR CONMIGO Y DESPUES DE UN RATO CASI TODOS ME HABIAN ABRAZADO, REPEGADO SUS COSAS, EN ESO, ELLOS EMPEZABAN A JUGARSE BROMAS MUY PESADAS HABLANDO DE LA VERGA Y AGARRANDOSE EL SHORT Y MOSTRANDO LA SILUETA QUE FORMABA, INCLUSO DIJERON QUE HARIAN UNA COMPETENCIA QUE SI YO QUERIA SERIA EL JUEZ A LO CUAL LES DIJE QUE NO, AUNQUE NO MOSTRE ENOJO AL CONTRARIO ME GUSTABA LA IDEA DE CONOCER SUS TREMENDOS MIEMBROS, DISIMULADAMENTE YA HABIA REVISADO CASI TODAS O CREO QUE TODAS, DESPUES DE UN RATO LE PEDI A UNO DE ELLOS QUE QUERIA IR AL BAÑO, A LO QUE ME DIJO QUE EL ME ACOMPAÑABA, CAMINAMOS UN POCO HACIA ABAJO TODOS EMPEZARON A GRITAR, SIN EMBARGO SONREIMOS Y SEGUIMOS BAJANDO ESTANDO ABAJO LE VI SU TREMENDA VERGA PARADA Y NO AGUANTE MAS Y LE BAJE EL SHORT Y ME TRAGUE TODO SU MIEMBRO, EL CUAL ESTABA MUY DURO PERO MUY JUGOSO, ME PARECIO RIQUISIMO, DESPUES DE UN RATO DE ESTAR MAMANDOSELA ESTE ME AGARRO BRUSCAMENTE Y ME DIJO QUE YO ERA UNA BUENA MAMADORA Y AHORA ME TOCABA AGUANTARSELA Y VOLTEANDOME ME AGARRO DE LAS CADERAS Y DE UN TREMENDO EMPUJON ME LA DEJO CAER TODA SU PINCHE VERGA, NO PUDIENDO AGUANTAR, SOLTE UN GRITO QUE ESTOY SEGURA OYERON LOS DEMAS, YA DESPUES DE PROPORCIONARME UNA GRAN COJIDA, REGRESAMOS A DONDE TODOS CONTINUABAN TOMANDO, SITIENDOME YO UN POCO APENADA LES DIJE QUE YA ME TENIA QUE RETIRAR QUE MI NOVIO ME HABIA MANDADO UN MENSAJE QUE LLEGABA EN MEDIA HORA, TODOS DIJERON ME QUEDARA A LO CUAL LES DIJE QUE YA NO PODIA, PROCEDIENDO A CAMINAR HACIA ABAJO, YA CUANDO ME VIERON CAMINAR, UNO ME DIJO QUE ME ACOMPAÑABA Y DESPUES OTRO Y UNO MAS TAMBIEN LO DIJO POR LO CUAL INICE EL DESCENSO CON TRES DE ELLOS, UN POCO MAS ABAJO UNO SE INTERPUSO EN MI CAMINO Y ME DIJO QUE REALMENTE ESTABA MUY EXCITADO Y QUE QUERIA METERME LA VERGA Y NO DANDOME TIEMPO DE NADA ME CHUPO EL CUELLO Y ME LEVANTO DE UNA PIERNA SENTI QUE TANTO MI CULITO COMO MI COSITA QUEDABAN ABIERTAS LOS OTROS DOS TAMBIEN DIJERON QUE QERIAN COJERME, YO ESTABA ANSIOSA DE PROBAR MAS VERGA POR LO QUE LE DIJE QUE ME SOLTARA Y LE DARIA UNA MAMADA, CUANDO ME SOLTO ME AGACHE TRAGANDOME UNA BUENA CANTIDAD DE VERGA GORDA (ESTE TIPO NO ERA MUY GRANDE SU TEZ ERA MORENA, UN TANTO GORDITO PERO CON UNA TREMENDA VERGA GORDA Y CABEZONA) OTRO DE LOS ACOMPAÑANTES ME AGARRO DE LA CADERA Y DE FORMA BRUSCA ME DEJO CAER TODO SU CARNE DURA Y EL TERCERO AGUARDABA JUGANDOSE SU MIEMBRO, CUANDO LO VI ME EMOCIONE UN POCO Y OTRO POCO ME ASUSTE YA QUE SU GARROTE ERA INMENSO, DESPUES DE ACOMODARME TREMENDA COJIDA POR AMBOS JUGADORES SENTI QUE ESTABA MUY CALIENTE Y QUERIA MAS, MI DESEO NO SE SACIO CON ELLOS PROVOCANDO QUE EL TERCERO ME TOMARA BRUSCAMENTE DICIENDOME QUE ERA UNA RAMERA QUE ME VOLTEARA PARA CLAVARME SU TREMENDA VERGA, REALMENTE ME HIZO SUFRIR ERA ENORME SU COSA, ME ARRIMO UNA FENOMENAL COJIDA, YO QUERIA MAS, POR LO QUE LES PEDI QUE REGRESARAMOS A LA REUNION, CUANDO LLEGAMOS, LOS DEMAS YA ESTABAN CON YA MUCHAS CERVEZAS ENCIMA Y YO CON MI COSA BIEN CACHONDA, ESTANDO CON ELLOS ME DISPUSE A ENTRAR EN AMBIENTE TOMANDO MAS CERVEZAS, EN MEDIO DEL CALOR EMPECE A BAILAR CON UNO DE ELLOS, DANDOME UNOS TREMENDOS REPEGONES ENFRENTE DE TODOS, TOMANDO SU MANO RECORRI TODO MI CUERPO HASTA LLEGAR A MI COSA SUMAMENTE HUMEDA PROVOCANDO QUE SE LES VOLVIERAN A PARAR LA VERGA A TODOS, YO SEGUIA BAILANDO Y ME DI CUENTA QUE ALGUNOS YA SE LA HABIAN SACADO Y SE LA ESTABAN JUGANDO, PROVOCANDO ASI QUE ME EXCITARA MAS, SEGUI BAILANDO SOLA Y YO MISMA ME TOQUE MI CUERPO A LO QUE UNO MAS SE SUMO AL BAILE BAILANDO CONMIGO Y REPEGANDOME SU TREMENDA VERGA DICIENDOME, YA SABEMOS QUE ERES UNA PUTA AHORA TE VAMOS A TRATAR COMO TAL, CARGANDOME Y TOMANDOME DE AMBAS PIERNAS PARA QUE YO SOLITA ME ENSARTARA SU TREMENDA VERGA, ME DECIA TOMA PUTA AGUANTA ESTA VERGA QUE ES LO QUE TE GUSTA. DESPUES DE UN RATO OTRO SE COLOCO OTRO DETRAS MI, ABRIENDOME EL CULO PARA PODER ENSARTARME SU TREMENDA VERGA, REALMENTE ESTABA DISFRUTANDO COMO ME COJIAN Y COMO ME DESTROZABAN EL CULO, LES DECIA PAREN PERO ME GRITARON NO PUTA AGUANTALAS, UNA VEZ QUE ESTOS ME ECHARON SU LECHE, OTRO ME AGARRO Y DE MANERA BRUSCA ME DOBLO EN UNA ROCA QUEDANDO MI CULO EXPUESTO, UNOS ME AGARRARON LAS MANOS Y TODOS SE DISPUSIERON A METERME SU GARROTE, FUE DURO, PUES TODOS ME COJIERON UNO TRAS OTRO SENTI QUE ME DESTROZABAN UNOS ME PICABAN EL CULO Y OTROS LA COSITA, FUE UNA MEGA COJIDA NO SE Y NI QUIERO EN MI VIDA PROBAR TANTA VERGA, PERO SI QUISIERA VOLVERME A ENCONTRAR AL QUE TENIA LA VERGA INMENSA, CREO QUE CON ESA TENGO PARA QUE ME VUELVAN A DESTROZAR EL PUTO CULO CALIENTE QUE TENGO.  

FOTOS



Estadisticas Usuarios

  • Online: 61

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: