Inicio » Relatos de Trabajo

secretaria caliente

Comentarios (0)

hola   me llamo mayra macias temgo 25 años  radico  en aguascvalientes mexico

soy secretaria  de una mepresa de prestamos personales y  les comentare como  mi espso subio de puesto

cuando el jefe de mi espsoso le comento que seria supervisor de ruta fornaea de paqueteria  se em acurio a mi invitarloa a nuestra casa a una carne asada para festejar 

 pero cuando mi espso le coemrnto eso le digo que muchas gracias pero que si no habria inconvensite  seria en la casa de el pues como es  soltero  estaria mejor que nosotros lo vistarmaos

 para esa ocachin me pusi mi falta roja mas chortita que tenia y  mis tacomose latos con una bsliusta negra y me puso como toque especial unas malla s de red

cuando llegamos a  la casa del patron de  mi esppso se la salian los ojos al verme cuando saludo a mi espso  entre yo atras de el pues se me callo mis llaves de la casa y nos incamos los dos a la misma vez y me dijo que que guapa  me veia 

 le dige gracias don ricardo. en eso cuando me pere me dio un abrazo y un beso en la majilla no sin antes arimarme su cosota

despues empesamos a preparar la carne asada mi espso enpesoa quwerer prender el asador mientras yo estaba en la conbcina y  aveses su jefe pasaba muy pegadito a mi traasero

 despues puso musica de regeton y  yo empese a moverme tranquilamente mientras mi espso segui pelandose con el asador desppues  el don ricardo se acerco a mi y me digo lastima  mayra su espso ya no va  a estar  con usded  pues el trabajo donde accendio es muy pesado y tiene que viajar mucho

yo le dije q  veria la forma de vernsoi mas seguido y en eso me digo que si le podria vaialr  un regeton

 

puso una cancion donde  decia que era la  mas put   

me saco de onda pero le ise su gustito  mi essposo me comento que iria a traer mas carbon para el asador  que estaba  como humedo  el quwe habia ahi y saldria un rato

 eso meomento le bailaba mas pegatido a don ricardo asta que se animo a meterme la mano a mi entrepierna

 despues nop batallo para que me quiarar  la fatida y me sento entre sus puernas  despues e  queido de eabjo de mi para incarme y  darme su cososta en mi boca

  terniamaso en su recamara cuando llego mi esposo me encontro acostada y su jefe a un lado de mi le dije que me habia sentido  mal pero que don ricardo me habia dando ya  una muy buena"""medicina"" 

mayra macias100 %hidro-calida     iniciandome69@yahoo.com.mx

FOTOS

El Cliente

Comentarios (2)

HOLA; MI NOMBRE ES BERTORA, SOY UN EMPRESARIO EXITOSO, ATLETICO BIEN PARECIDO Y MUY BIEN DOTADO, ESTO SERIA, TENER UNA PIJA DE 22 CM BIEN GRUESA.HACE UN TIEMPO, ME ENTERO QUE UNA DE LAS SECRETARIAS DEL BANCO, QUE SIEMPRE ME TRATABA DESPECTIVAMENTE, ERA AMANTE DE UNO DE LOS GERENTES, QUE TAMPOCO ME LO BANCABA Y POR CIERTO QUE ESTE TENIA UNA ESPOSA CON  UN CULO FANTASTICO, UNA VERDADERA LLEGUA. ME TOMO COMO 1 MINUTO DECIDIRME, PARA ELABORAR UN PLAN Y COBRARME TANTOS DESAIRES POR PARTE DE LA SECRETARIA Y DEL GERENTE. 

DECIDI ROMPERLE EL CULO A LA SECRETARIA Y A LA ESPOSA, PERO CON EL CONSENTIMIENTO DE LOS TRES. -BUEN DIA...., BUEN DIA - SEÑOR NO ME PAGAN POR SALUDAR - ESCUCHEME SEÑORITA, EN UNOS MINUTOS VOY A TOMAR ESE LINDO OJETE QUE TIENE, LO VOY A PARTIR AL MEDIO. Y ME VOY A ASEGURAR QUE LE DUELA, .... MUCHO.SEÑOR BERTOLA, BUEN DIA, - BUEN DIA GERENTE, QUISIERA CRUZAR UNAS PALABRAS CON USTED. - COMO NO. PASE A MI OFICINA.-NO VOY A DEMORAR MUCHO , SOLO QUE VOY A CERRAR MI CUENTA, ( UNA CUENTA DE 3 MILLONES, ) NO ES NADA PERSONAL PERO TENGO MAS BENEFICIOS EN OTRO BANCO. - PERO SEÑOR NO SE QUE DECIR, QUIZAS NO LO HEMOS ATENDIDO COMO USTED SE MERECE, PORQUE NO NOS SENTAMOS Y VEMOS QUE PODEMOS HACER. - LE VOY A SER FRANCO, MI CUENTA EN 10 DIAS SE VA A INCREMENTAR EN 10 MILLONES, Y USTED Y SU SECRETARIA PERSONAL... 

LA VERDAD QUE ME TRATARON SIEMPRE DESPECTIVAMENTE...PERO ESTOY DISPUESTO A DARLES OTRA OPORTUNIDAD. ESTAS SON LAS CONDICIONES, LA HOJA DE NUEVOS SERVICIOS LA FIRMO A SOLAS CON SU SECRETARIA EN ESTA OFICINA, Y ME TOMO EL TIEMPO QUE SEA NECESARIO. Y EL SABADO ME INVITA A CENAR. LLAMO A LA SECRETARIA, LE TRANSMITIO LAS CONDICIONES. SO PENA DE PERDIDA DE TODOS LOS PRIVILEGIOS. - BIEN GERENTE, SE PUEDE RETIAR.....HOLA MI AMOR , TRABA LA PUERTA  Y EMPEZA POR SACARTE ESE PANTALON QUE TE HACE UN CULO FORMIDABLE.SE FUE SACANDO LENTAMENTE LA CAMISA, EL SOSTEN, QUE HERMOSAS TETAS, LUEGO EL PANTALON Y LA COLALESS. - PONTE LOS ZAPATOS, Y LA APOYE CONTRA EL ESCRITORIO.

DESENFUNDE MI HERRAMIENTA, LA HICE ACARICIARLA, NO PUDO DISIMULAR SU ASOMBRO AL TOCAR ALGO TAN GRANDE.SE LA PASE POR ENTRE LOS CACHETES Y COMENCE A SOBARLE LA VAGINA HASTA QUE SE PUSO JUGOSA. LE APOYE LA PUNTA DE LA PIJA, Y LUEGO LA PERFORE DE UN SOLO GOLPE, BOMBEANDO VILENTAMENTE, ARRANCANDOLE UN ORGASMO AUN CONTRA SU VOLUNTAD, ESTABA EXPERIMENTANDO UNA ESPECIE DE VIOLACION, PERO A LA MUY PUTA, SE VE QUE LE GUSTABA.LUEGO JUNTE BASTANTE SALIVA, LE LUBRIQUE EL OJETE, - NO POR FAVOR SOY VIRGEN DEL CULO, NO ME HAGA MAL, - AL FINAL TE VA A GUSTAR,- NO POR FAVORR. LE LUBRIQUE Y LE INTRUDUCI UN DEDO, SE RECISTIO UN POCO, - RELAJATE LLEGUA, TE VA A DOLER MENOS. CUANDO ESTUVO BIEN LUBRICADO.

APOYE MI ENORME CABEZA, Y EMPUJE CON FUERZA HASTA QUE ENTRO Y SE PERDIO EN ESE PEQUEÑO AGUJERO NEGRO DILATADO, - ELLA SOLTO UN CHILLIDO - HAAAAA. HUGGG. LUEGO ESPERE QUE SE ACOSTUMBRARA, - TE DIJE QUE TE IBA A ROMPER EL CULO.Y EMPUJE FUERTE, HASTA LA MITAD - HAAAAAAAAAAAA HAIAAAAA, NOOOOOOOOO HAAAAAAAA. Y LUEGO ENTERA, TENIA 22 CM DE PIJA LARGA Y GRUESA METIDA EN SU CULO, BOMBEE LENTO Y CONSTANTE, HASTA QUE DESCARGUE RIOS DE LECHE EN SU INTERIOR. LA SAQUE CUANDO YA ESTABA DORMIDA Y SECA. SE VISTIO, Y CAMINO HACIA LA PUERTA CON DIFICULTAD. LLAME AL GERENTE, -  VIO COMO SU AMANTE SE DIRIGIA A SU ESCRITORIO CAMINANDO CON MUCHA DIFICULTAD.SEÑOR GERENTE. EL SERVICIO MEJORO BASTANTE, NO SE OLVIDE QUE EL SABADO ESTOY INVITADO A SU CASA, ME VA ENCANTAR CONOCER A SU ESPOSA.PERO ESA ES OTRA HISTORIA . 

FOTOS

La Enfermera

Comentarios (0)

Me dedico a la Medicina estetica, y atiendo por lo general a mujeres. Las enfermeras son un grupo de pacientes muy fieles. Cierta vez una de ellas, soltera y cerca de los 40 años a quien atendia ya algunos meses. Muy linda de cuerpo por cierto, tetas grandes, culo un poco grande pero duro, pidio el ultimo turno de la noche: 21 hs.

No era raro que diera turnos tarde, pues debido a los horarios de trabajo, solia atender hasta tarde a ciertos pacientes. A las 21:10 sono el timbre. Mi secretaria se habia retirado ya, asi que conteste y abri desde el portero electrico. Cuando tocaron el tiembre del consultorio y abri a puerta, veo a Alejandra, con una botella de vino en los brazos. Vestia como siempre, un vestido largo hasta los tobillos, una remerita blanca bien apretada que dejaban ver sus enormes tetas y una especie de chaleco encima.

La hice pasar y no pude dejar de sonreir y preguntarle
- ¿Y la botella? ¿es para celebrar algo?

ella sonrio, maliciosamente, y dijo que se la habian obsequiado en el trabajo por navidad.
que bueno dije, y la invite a pasar.

Tuvimos la consulta, y al ir saliendo ella me pregunto si queria brindar con ella por navidad. un poco sorprendido, y contento, le dije que me encantaria. Ella me dio el vino, y lo lleve a la cocina. Ella me acompaño. Y mientras lo abria me pregunto como estaba.

Comenzabamos a tener una conversacion mas intima. saque dos copas y servi el vino tinto. Asi, con las copas en nuestras manos, le pregunte, porque brindariamos. A lo que ella respondio rapidamente, por nosotros. sonrei y brinde con ella. Sus cabellos largos y con rulos me comenzaban a exitar.

Despues de la segunda copa y luego de varias preguntas y respuestas, nos quedamos mirandonos un rato largo. Lentamente me acerque a ella y la bese. ella simulo sorpresa, como queriendo resisitirse, pero al segundo beso se agarro fuertemente de mi cuello. La abrase apasionadamente, nuestras lenguas se fusionaron. lentamente baje mi mano derecha hacia su culo. Era durito como lo imagine, muy grande, asi que baje mi otra mano y la tome por las dos nalgas, que comence a a cariciar en forma de circulos.
Alejandra se apretaba hacia mi, haciendo que mi pene comenzara a crecer. ella sintio mi ereccion, y me abrazaba mas fuerte contra su cuerpo. subi una de mis manos y aprete sus teta derecha, dura y grande, lo deslize bajo su remera y en un rapido movimiento estuve bajo su corpiño, tocando su piel de durazno. Ella se exitaba cada vez mas.

Le quite el chaleco. y la remera, le baje el corpiño sin destrabarlo y quedaron sus dos tetas ante mi vista, eran blancas y con pezones rosados y duros, deslize mi lengua por uno de ellos y comence a chuparselo.
mmmm...aahhh... ignaciooo, -gemia-

la lleve hacia el sofa de la sala de espera, y la sente. Alli segui chupandole la otra teta, se la mordia, la succionaba, y ella se volvia loca.
Levante su pollera y note que tenia unas medias cancan y botas....
Le quite las botas rapidamente y luego ella levanto la cola para que le sacara las medias. quedo a la vista una tanguita celeste con encaje. en ese momento comence a tocarle su vulva, estaba depiladita. Mientras ella me desabrochaba el cinturon y el pantalon, su mano experta busco y encontro mi pija, que estaba al palo, lo tomo con su mano y sus ojos se tornaron mas vivaces.
-estas reduro, me dijo.
-si mamita

separe sus piernas, hice a un lado la tanguita y la penetre de un solo movimiento. estaba super mojada, y aunque se quejo al principio, luego me apreto contra su concha, mientras separaba mas las piernas.
-haaaaa estas reduro....como me calentas....
-vos me pones asi, mamita
-haaa..siii...dale...asi

La coji primero despacio hasta que se mojo bien y luego empece a metersela rapidamente. Gemia como loca, estaba sacada la enfermerita
mientras me la cogia, le tocaba las nalgas, los muslos y las piernas, estaba redura por donde la tocara, un poco rellenita, pero durita.
gemia ya con mas fuerza y me besaba con mas desesperacion...
su lengua se movia por mi boca como una culebra.

Asi pasamos cerca de 20 minutos, hasta que la llene con semen, y en una explosion de placer me clavo sus uñas en mi trasero. Asi las cosas, esa noche festeje con mi enfermera, que se dejo vacunar por navidad.


FOTOS

La Dentista y su Hermosa Asistente

Comentarios (1)

Necesitaba hacerme un chequeo de mis dientes. Hacía mas de un año que no iba al dentista y si bien no tenía dolores o molestias, quería ir a hacerme un control. Mucha gente odia los dentistas porque sufren en cada consulta. Yo opté por ir cada año para que en caso de tener caries puedan arreglármelos con casi nada de dolor. Creía que era hora de ir nuevamente.

Llamé al Dr. Gonzalez, mi dentista de toda la vida, pero la vos de una señora atendió el teléfono:

- Buenos días… llamaba para pedir un turno…

- No señor está equivocado…

- Perdón señora… este es el 4951-xxxx??

- Si, este es el número, pero no es ningún consultorio.

Quedé sorprendido, porque es el mismo número que tenía en la agenda… el que siempre use para ir a lo del Dr Gonzalez, pero no fue así. Llamé a la Obra Social para averiguar el número, pero allí me informaron que el Dr. Gonzalez se fue del país para vivir en Chile…

Ahora si que estaba jodido… a quien llamo? A donde voy? La chica de la Obra Social me recomendó una y como no conocía a otro dentista, acepté su sugerencia. Doctora Sabrina Lopez. Llamé por teléfono y pedí un turno para última hora del jueves, así salía urgente del trabajo y me iba directo a la dentista.

El jueves tuve algunos problemas en el trabajo y llegué un poco mas tarde al consultorio. Toqué timbre, me dejaron pasar y pude ver el consultorio vacío. Claro, quien iba a estar a las casi ocho de la noche??? Entonces, apareció una morocha espectacular!! Calculo unos 22 años, pelo largo, excelente figura. Tenía unos pechos enormes y hermosos y un culo realmente envidiable. Tenía puesto un pantalón de jean ajustado y una blusa blanca que dejaba ver los detalles de su fino corpiño…


- Sr. Alejandro?

- Si, perdón por la demora pero tuve problemas en venir…

- No se haga problemas. Estabamos con la doctora preparándonos para irnos pero creo que puede atenderlo


Pude ver su camisa celeste de trabajo colgada en el perchero…y señalándola le digo…

- Si… veo que ya te estabas yendo

- Si… la verdad que si… pero no se preocupe que por Ud me voy a quedar


Bajó la vista con una sonrisa, fue hasta el perchero, tomó su camisa de trabajo y se sentó en el escritorio.

- Primera vez?

- Si, primera vez…

Mientras ella anotaba mis datos, no podía dejar de ver su hermoso rostro y como su pelo rozaba su carita de ángel a medida que escribía la ficha técnica…

De repente se abrió la puerta del consultorio y una hermosísima mujer salió de él…

- Se te hizo un poco tarde?

- Si, un poco…

- Pasá que te atiendo

Por un momento, dejé de ver a la recepcionista para enfocar mi vista en la doctora. Tal vez unos 25 o 26 años, pelo castaño claro y muy largo y lacio, hermosa cara, ojos marrones claros. No pude ver bien su cuerpo por el uniforme que ella llevaba (camisa y pantalón verde claro de trabajo) pero podía ver que tenía un culo monumental y unas tetitas muy apetitosas…

Me levanté y caminé hacia el consultorio. Sentí como la recepcionista me clavaba su mirada en mi nuca y no pude resistir mirar hacia atrás y verla nuevamente. Ella estaba sentada en su escritorio, con lápiz y papel en mano pero mirándome paralizada. Por un segundo, nuestras miradas se cruzaron hasta que ella desvió la mirada para seguir con su trabajo. Debo reconocer que esa situación me calentó un poco, porque mis ratones iban a mil por hora sabiendo que esa terrible perra podría ser mía.

Entré al consultorio. Allí estaba un consultorio bastante bonito para ser el consultorio de un dentista!!! Limpio, ordenado, buen aroma, cuadros colgados… se nota que lo había decorado una mujer… Pero lo que mas me atraía, era la terrible yegua que era la dentista. Mientras preparaba sus cosas, no podía dejar de mirar su hermoso culo…

- Muy bonito…

- Qué cosa?

- … el decorado…


Como decirle que lo “bonito” en realidad era la terrible doctora que estaba a punto de atenderme y el espectacular culo que tenía?

- Vení, sentate y ponete cómodo

Me senté en el sillón y traté de ponerme cómodo y relajado. Mientras la doctora estaba preparando sus instrumentos, entra la recepcionista… Tenía mi ficha técnica en la mano y una birome. Entendí entonces que la recepcionista era en realidad asistente.

- Laura, ponéle el babero al señor…

Luego de las palabras de la doctora, Laura, la recepcionista o asistente…trajo el baberito y se inclinó levemente para ponérmelo. La muy puta hizo un movimiento muy lento y sexy rozando sus hermosas tetas por mi brazo. Mientras hacía esto, ella separó levemente sus labios para volver a cerrarlos y con una mirada muy profunda me dijo…

- Está bien así señor?


Yo estaba muy pero muy caliente, pero no quise quedarme atrás…

- No tenés uno mas grande? Porque este tal vez me quede chico…

Laura sonrió un poco. Yo estaba muy caliente por la situación porque veía que Laura estaba calentita conmigo. Ella me lo hacía saber en cada mirada y cada gesto. A todo esto, la doctora estaba limpiando o acomodando sus herramientas de trabajo por lo que no se había percatado de nuestro “franeleo”. Laura se acercaba a donde estaba yo, hacía que hablaba con la doctora y apoyaba su culo hermoso en mi mano. No pude aguantar y muy disimuladamente, moví mi mano para acariciar su hermoso culo en forma lenta. Vi que la doctora iba a darse vuelta por lo que retiré mi mano del culo de Laura.

- Hola, ya estamos listos para empezar

Yo estaba tan excitado que no pude controlar mi pija que estaba a punto de estallar. Estaba acostado con pantalón de traje que indisimuladamente debajo ver mi terrible erección. La doctora inmediatamente se dio cuenta de ello.


- Epa!!! Me parece que estamos un poco “contentos”


Yo no sabía que decir de la vergüenza…no sabía que decir…


- Disculpame, pero es que creo que me quedé un poco dormido acá del cansancio … y ….y me parece que tuve un pequeño sueñito erótico con mi mujer…

Quién se iba a creer esa estupidez? Lo que pasa es que algo tenía que decir…

- Asi que un sueño erótico con tu mujer, eh?

Las dos sonrieron sabiendo que había mentido “piadosamente”

- Por que estas viniendo?

- Para hacerme un control

- Mirá que yo te puedo hacer el control pero de los dientes… deberías hacerte el control también con un urólogo!!

Los tres nos reímos y nos distendimos un poco. Creo que luego de ese comentario, mi pija volvió a caer.

- Mirá vos, parece que no hace falta que vayas al urólogo…. Vas a tener que ir a un sexólogo porque si te dura tan poco, tu señora va a pedirte el divorcio

Tenía ganas de responderle a la doctora, pero no quise pasar por pajero… aunque mi respuesta hubieses sido.. “asi que no dura mucho?… ponete en cuatro, putita y vas a ver como dura…”

La doctora me revisó mi dentadura y tenía una pequeña caries. Yo no podía dejar de pensar en Laura y en la doctora que me calentaban demasiado…

- Tenés una pequeña caries en el premolar superior izquierdo… No pensarás que te lo voy a arreglar ahora, no?

- Bueno, como quieras…

- Es una pavada, pero realmente estoy cansada y si no te molesta te voy a pedir que vayas con Laura y le pidas un turno para dentro de dos días. Te parece?

No podía discutir mucho, ya que yo era el que estaba en falta y había llegado tarde a la cita…

Me levanté del sillón, siempre sin perder de vista a la doctora, y fui directamente donde estaba Laura.

- La doctora me pidió que te pidiese un turno para dentro de dos días.

- Mmmmm, a ver…. Miércoles a las 18:30 horas está bien?

- Si, esta bien… Esta vez prometo estar a tiempo!!

Laura sonrió y tomó un papelito, de esos donde los dentistas anotan el día y la hora de los turnos. Ella empezó a escribir los datos. Yo no podía dejar de ver sus hermosas tetas y su hermoso pelo rozando su carita… Laura terminó de escribir los datos en el papel, lo dio vuelta y escribió algo adicional y me lo dio. Tomé el papel y justo salió del consultorio la doctora que ya estaba cambiada y lista para irse a su casa.

- No te olvides de llegar a tiempo esta vez, eh? Me dijo Laura mientras me daba el papel.

- No, no… prometo llegar a tiempo esta vez.

La doctora sonrió…

- Tenés para mucho Laura? Le preguntó.

- En 15 minutitos me voy Sabrina. Si querés andá yendo que yo cierro todo

- OK. Vamos Alejandro que te abro y salimos juntos?

- Bueno…

Saludé a Laura que se sonrió muy pícaramente y tomé el ascensor con la doctora. Estaba ansioso por ver lo que Laura había escrito en el reverso del papel, pero debo admitir que estar en el ascensor con terrible perra me hacía ilusionarme y pensar cosas disparatadas como parar el ascensor y cogérmela allí… Llegamos a la planta baja y cada uno tomó su rumbo.

- Chau, Alejandro nos vemos el miércoles, si?

- Si, gracias por todo y perdón por la demora de hoy…

La verdad es que estaba muy intrigado por ver lo que había escrito Laura. Tomé el papel que lo había guardado en el bolsillo, ví la cita anotada en un lado y al dar vuelta el papel, podía leerse “volvé dentro de 15 minutos que te espero. L.”

Yo no lo podía creer!!! En realidad esperaba como mucho, su número de teléfono, pero la muy puta estaba preparando el terreno para quedarnos solos en el consultorio!!!

Volví rápido y toqué timbre.

- Consultorio.

- Soy Alejandro

- Pasá, bombón!!

Subí por el ascensor y toqué timbre en el departamento. La puerta se abrió y la pude ver… Laura estaba espectacular!!! Solamente tenía su camisa celeste de trabajo con 3 botones desabrochados que dejaban ver sus hermosas tetas que estaban sostenidas por un corpiño muy chiquito negro… No tenía sus pantalones puestos y como su camisa no era muy larga podría verse una tanguita muy chiquitita negra que se asomaba por debajo de su camisa. Hermosas piernas que se estilizaban aún más con los zapatos de taco que tenía puestos… La pija estaba a punto de estallar…

- Sr. Alejandro? Pase al consultorio que enseguida lo voy a atender…

Dijo esas palabras, se sonrió y me hizo pasar. Me tomó de la mano y me llevó hasta el consultorio donde me hizo sentar en el sillón… Mi erección era indisimulable. Laura, puso su mano sobre mi pija parada que todavía estaba oculta debajo de mis pantalones. Tomó la pija y empezó a masajearla lenta pero firmemente. Mientras hacía este movimiento, Laura me miraba y se relamía los labios sabiendo que dentro de muy poco iba a saborear mi pija. De repente dejó de masajearme la pija para bajarme el cierre del pantalón. Yo la ayudé desabrochándome el botón y el cinturón que sujetaban mi pantalón. Aún así, Laura metió su mano y agarró mi pija. Como estaba extremadamente parada, le costó sacarla del pantalón pero finalmente lo logró.

La imagen era muy excitante. Laura al fin había logrado sacar mi pija que estaba “enredada” dentro de mi pantalón. La tenía con firmeza, la contempló un segundo, sonrió de felicidad, apenas levantó la mirada para ver mi cara de excitación, bajó la mirada nuevamente para contemplar mi pija nuevamente, que desapareció dentro de la boca de Laura. Con mucha calentura, experiencia y ganas, Laura me estaba chupando la pija de una forma infernal. Yo estaba acostado en el sillón y Laura a un costado chupándomela. El movimiento de su cabeza de arriba hacia abajo hacía que su hermoso pelo se moviese en el mismo sentido y rozara su cara para caer y acariciar mi pubis. Su camisa entreabierta dejaban ver sus hermosos pechos que estaban todavía protegidos por su corpiño. No pude resistirme y estiré mi brazo para tocar esas hermosas y enormes tetas. Laura no paraba de chuparme espectacularmente la pija y mi mano derecha se “coló” por arriba de su camisa para tocar sus pechos. Primero manoseé lentamente el derecho, luego el izquierdo, para volver al derecho y meter mi mano por debajo de su corpiño y poder tocar libremente sus tetas.

Corrí su corpiño para ver sus pezones que estaban parados de su excitación. Verdaderamente las veía muy apetitosas y me moría de ganas de comérmelas pero a la vez, no quería que Laura dejase de chuparme la pija que lo estaba haciendo muy bien.

De repente, Laura sacó mi pija de su boca, siguió pajeándome el pene para mantener el placer que estaba teniendo y mientras hacía esto me miró a los ojos con cara de lujuria. Sus labios aún estaban húmedos por su propia saliva y respiraba rápidamente y con fuertes jadeos. Creo que es el propio jadeo de la desesperación de chuparme la pija y no poder respirar bien al tener terrible pedazo de carne en su boca…

De a poco su respiración fue regulándose y mientras me seguía pajeando su mirada me comía mas y mas…

- Papito, quiero que me recogas con esta pija deliciosa que tenés

Al decir esto, se subió al sillón donde estaba sentado, abrió sus piernas delanta de mi pija parada y acercó su hermoso rostro a mi cara. Tomó con sus brazos mi cabeza y sus labios buscaron apasionadamente los míos. Nuestras lenguas juguetearon primero dentro de mi boca y después en la de ella. Ésta situación me excitó muchísimo porque estaba besando a una yegua terrible, sus enormes tetas se apoyaban en mi pecho, y su conchita calentita (aún con la bombachita puesta) rozaba y se movía arriba de mi pija erecta y desnuda. Laura sintió mi pija dura apoyando a su conchita y empezó a moverse y excitarse con ese movimiento. Siguió asi por un tiempo hasta que separó su boca de la mía jadeando desesperada y dejó de hamacarse arriba de mi pija.

- Metémela que no aguanto mas...

Cómo iba a negarme a semejante propuesta? Con mi mano izquierda le corrí la bombachita a un costado y con mi mano derecha tomé mi pija y la penetré. Un alarido de placer se escuchó en la habitación. Mi pija sintió el calor y la humedad de Laura que se volvió loca con la sensación que estaba sintiendo. Laura se incorporó un poco apoyando sus manos al costado del sillón y extendiendo sus brazos. Haciendo esto lograba una mejor penetración y mejoraba mi placer. Sus tetas ahora estaban enfrente de mis ojos. Laura se movía muy bien con mi pija dentro de ella. Sus tetas se movían rítmicamente delante de mí y no pude resistir tocarlas con mis manos. Tomaba sus tetas con mis manos y con mis pulgares empecé a pajear sus pezones. Para tener mejor lubricación, llevé un pulgar a la boca de Laura que chupó con gusto y luego el otro pulgar para después llevar su humedad a sus pezones y seguir toqueteando con mis pulgares sus pezones. Esto pareció excitar mucho a Laura y empezó a moverse mas fuerte dentro de mi pija.

Me di cuenta que delante del sillón había un espejo. Me calenté mucho al ver el reflejo de esa situación y podía ver el culo perfecto de Laura y mi pija entrando y saliendo dentro de ella.

De repente veo a la doctora asomándose por la puerta del consultorio. Me paralicé completamente. Dejé de tocar a Laura y dejé de moverme al ritmo de ella. Laura se dio cuenta que algo malo pasaba porque dejé de jugar con ella y vió mi cara de pánico. Se dio vuelta y también vió a la doctora que estaba parada y asombrada mirando.

- Yo, yo… te puedo explicar Sabrina…

- No, que vas a explicar? Esta todo muy clarito!!

- Te pido que me perdones, realmente es la primera vez que hago algo asi en el consultorio, por favor perdoname… no se que decir…

- Yo si se que decir, putita!!

Hubo un silencio sepulcral… Laura se incorporó, bajó la cabeza y con mucha vergüenza estaba esperando las palabras de la doctora..


- Sos una putita!!! Eso es lo que sos!! Lo viste al cliente y te calentaste y por eso te lo estas cogiendo, no?

- Sabri… perdoname…


Una lágrima asomó por la mejilla de Laura… Sabrina se acercó y secó la lágrima con un dedo…

- Lo que no te dije es que ya me imaginaba que eras así y es lo que mas me gusta de vos.

Laura sorprendida levantó la mirada y la miró a los ojos…Sabrina prosiguió…

- Me calienta mucho la idea que te estes cogiendo a él en el consultorio y me calienta mucho mas la idea de que me invites a esta fiesta…

Si decir nada más, Sabri besó apasionadamente a Laura que al principio se sintió sorprendida, pero después aceptó cálidamente los besos de Sabrina. Las dos siguieron besándose apasionadamente y empezaron a manosearse entre ellas. Yo estaba atónito, pero a la vez me calentaba mucho ver a esas dos perras transando y manoseándose como lo estaban haciendo. De repente, Sabrina dejó de besar a Laura y me miró a los ojos.

- No te preocupes que vos también sos parte de la fiesta, papito!!

Dejó por un momento a Laura y se me acercó. Miró mi pija que estaba muy parada…

- Mmmm. Si Laura se la comió todita debe ser que está rica… Como no estoy segura voy a tener que probarla.

Al decir esto, tomó mi pija entre sus manos y empezó a chuparmela muy suavemente. Un estilo distinto al de Laura, pero realmente muy, pero muy bueno. Creí que mi pija no podía estar mas dura, pero me equivoqué. Sintiendo las chupada de Sabri, mi pija se endureció mas y mas.

- Mmmmm que rica que está!!!

- Te gusta, perrita?

- Mucho!!! Me encanta el sabor que tiene. Ahora me surge una duda…

- Que duda?

- Me encanta el sabor, pero no estoy seguro si es el sabor de tu pija o el sabor de la conchita de Laura!!! Me parece que voy a tener que averiguarlo!!!

Al decir esto, dejó mi pija y se acercó nuevamente a Laura. La besó apasionadamente otra vez, mientras con sus manos le bajó la bombachita que estaba empapada de sus jugos. La tomó de los brazos y la sentó en una mesada. Laura estaba ahora sentada en una mesada con las piernas abiertas mostrando su hermosa conchita. Sus manos estaban apoyados detrás de su cuerpo, arqueando el torso hacia atrás y dejando ver sus hermosas y enormes tetas. Sabrina se paró delante de ella e inclinó su cuerpo hasta llegar a la conchita de Laura que empezó a lamer muy suavemente. Laura gritaba de placer y retorcía su cuerpo hacia atrás mientras con una mano se manoseaba una de sus tetas. Sabri siguió chupándole la conchita a Laura con mucha, pero mucha dedicación. No pude evitar participar de esa escena espectacular, por lo que me bajé del sillón, me arrodillé delante de Sabri. Le desabotoné el pantalón y bajé el cierre. Le empecé a bajar el pantalón y la pequeña bombachita que tenía puesta a lo que Sabri ayudó con movimientos y con ayuda de sus manos, pero no dejaba de chupar los labios sexuales de Laura. Le saqué el pantalón y la bombachita y pude ver una hermosísima conchita depiladita y muy prolijita. Estaba muy, pero muy húmeda de la calentura que teía. No pude aguantar mucho hasta que empecé a lamerle el clítoris con la punta de mi lengua.

Sabri, gimió un poco, pero no quería dejar de chupar a Laura. Seguó acariciando el clítoris de Sabrina con la punta de mi lengua hasta que decidí utilizar toda la lengua en su clítoris, chupandola con todas mis ganas y dedicación. Estaba tan rica que cada vez me la comía mas y mas apasionadamente, mientras que Sabri siguió gimiendo mas y mas mientras seguía su tarea con Laura.

La imagen era increíble. Laura estaba arriba de la mesada apoyándose con una mano y con la otra tocándose un pezón y a la vez estaba con las piernas abiertas recibiendo la lengua de Sabrina que no paraba de trabajar y debajo de ella estaba yo comiéndome la sabrosa conchita de Sabri. Creo que seguimos en esta posición por varios minutos.

Laura quiso incorporarse, pero Sabri la llevó hacia el sillón. Laura quedó acostada en el sillón y Sabri se subió arriba de ella y empezó a chuparle las hermosas tetas. Laura quedó fascinada con las chupadas de Sabri que se las chupaba con muchas ganas.

- Sabés hace cuanto tiempo que tenía ganas de chapártelas? Ahora me voy a empachar y te las voy a comer.

Dijo esto y siguió con su tarea. Yo me dirigí hacia el sillón y me puse detrás de Sabri que estaba en cuatro chupándole los pechos. Qué culo espectacular!!! El culo de Sabri era perfecto y no pude tentarme en acercarme y manosearlo. Sabri estaba muy receptiva y aceptaba cálidamente mi manoseo. Fui cada vez mas abajo, le abrí los cachetes del culo y pude ver su hermosa conchita que todavía estaba húmeda de sus jugos y mi saliva. No pude resistirme y metí nuevamente mi lengüita a juguetear con su clítoris. Ahora estaba Laura acostada en el sillón y acariciando el pelo a Sabri. Sabri arriba de ella, en cuatro, chupándole las tetas y yo estaba acostado boca arriba chupándole la conchita a Sabri. Laura quiso tomar la iniciativa…

- Sabri, ahora te las quiero chupar yo. Quiero ver como son tus tetas!!

Al decir esto, Sabri dejó de chupar, se sacó la blusa que todavía tenía, luego se sacó el corpiño y mostró unas hermosas tetas. No eran tan grandes y pulposas como las de Laura, pero realmente eran unas tetas de tamaño mediano, bien paradas y con unos pezones rosaditos que se veían muy apetitosos…

- Sabri, son hermosas… ahora te las voy a comer yo!!!

Al decir esto, Sabri se subió un poco para que Laura, que todavía estaba acostada en el sillón, pudiese alcanzar las hermosas tetas de Sabri. Laura tomó las tetas, las contempló un segundo y las empezó a chupar. Sabri gemía como una perra en celo del placer que Laura le estaba dando con su lengua. En ese entonces, yo estaba nuevamente incorporado porque no podía seguir chupándole la conchita a Sabri. Como ella se corrió un poco para arriba, ahora podía ver el la conchita de Laura que estaba expuesta a que yo la ataque. Todavía estaba húmeda de la lubricación que tuvo cuando la penetré y de la terrible chupada de Sabri. Dificultosamente me subí al sillón, abrí las piernas de Laura, Sabri se corrió un poco mas adelante sabiendo que estaba a punto de penetrar a Laura y con mi pija a punto de estallar, penetré a Laura nuevamente.

La imagen era espectacular. Laura acostada con Sabrina encima, le chupaba las tetas y yo me movía como un animal dentro de Laura teniendo a Sabri delante de mí. Yo la penetraba profunda y violentamente. Tanto así que Laura no pudo tener más las tetas de Sabri en su boca porque no podía jadear bien. Soltó las tetas de Sabri y empezó a gemir y gritar de los pijazos que le estaba dando, hasta que dio un grito furibundo que anunció el primer polvo de Laura.

Sabri, quería volver a participar, asi que me corrió suavemente hacia atrás con su culo y yo saqué mi pija de la conchita de Laura. Sabri seguía en cuatro, se corrió hacia abajo para volver a chuparle las tetas a Laura que estaba todavía explotando. Laura empezó a gemir nuevamente con las chupadas de Sabri. Esta era mi oportunidad!! Sabri estaba en cuatro chupándole las tetas a Laura y me mostraba ese hermoso culo que tenía. Me acerqué por detrás y con mi pija durísima, la penetré desde atrás. Puse mi cabecita dentro de la conchita de Sabri y me di cuenta enseguida que ella estaba muy, pero muy estrecha, lo que me hizo calentar mucho mas. Sabri dejó de chuparle las tetas a Laura del placer que estaba sintiendo en ese momento. Yo empujé lentamente mi pija dentro de ella. Cada centímetro que entraba sentía que desgajaba esa conchita hermosa, deliciosa y estrechita cada vez mas y mas a la vez que Sabri gritaba de placer centímetro a centímetro hasta que entró toda.

- Perrita, estas muy estrechita!!!

- Si papito, hace mas de dos meses que nadie me coge y se me achicó la conchita. Rompémela toda!!!!

Esas palabras me calentaron mucho y empecé a cabalgar dentro de Sabrina fuerte y firme y sentí lentamente como su conchita fue amoldándose a mi pija. Pude sentir como se fue humedeciendo mas y mas y su calorcito interno casi quemaba mi pene. Muy rápidamente pude sentir su primer polvo, pero no dejé de moverme dentro de ella. Estaba gritando cada estocada mía…

- Papito sos un potro!! Ya me acabé y todavía tenés la pija durísima!!

Yo seguí moviéndome con mucha fuerza y firmeza. Mi pija entraba y salí, entraba y salía al compás de los gritos de Sabri. Mientras tanto, Laura estaba debajo de Sabri acariciándole las tetas. Seguí a un buen ritmo por varios minutos hasta que mi pija estaba a punto de estallar. Sabri sintió que mi pija se ensanchó un poco porque se estaba preparando para acabar y esa sensación le provocó su segundo e infernal polvo que lo gritó casi hasta quedarse afónica. Yo seguí moviéndome cada vez mas fuerte hasta que sentí que me acababa y es donde saqué mi pija, en un segundo tomé a Laura que estaba en una posición bastante pasiva acariciando a Sabri. La tomé de ambos muslos y la atraje hasta donde estaba yo (un poco mas abajo) y la penetré con fuerza. Laura estaba excitadísima por ese movimiento mío mientras Sabri todavía estaba acabando. Con mi pija a punto de estallar, hice 5 o 6 movimientos fuertes dentro de Laura y me acabé dentro de ella. Laura al sentir que estaba bombeando toda mi lechita dentro de ella, se acabó por segunda vez con un grito feroz.

Saqué mi pija de la conchita acabada de Laura. Sabri también se incorporó y pudo ver a Laura acostada y muy acabada en el sillón. Todavía estaba con las piernas abiertas y con la conchita húmeda. Al parecer saqué la pija goteando de leche, porque podía verse en la conchita de Laura que había restos de mi leche alrededor de ella. Sabri, lo vió y se desesperó…

- Ahora puedo probar la lechita de papi dentro de tu conchita!!

Al decir esto, Sabri empezó a chuparle la conchita a Laura y limpiarle y tomarse toda mi lechita que estaba en ella.

- Mmmmm. Riquísimo!!! No será mas rico tomar la leche del pico?

Me miró. Se incorporó y tomó mi pija que estaba media caída y se la puso en la boca para tomarse las pocas gotitas de leche que me quedaban. Realmente me secó las bolas. No podía acabar mejor de lo que había acabado.

- Que pija espectacular que tenés Ale. Me mataste!!

Si bien tenía la pija roja de tanto coger, todavía estaba muy calentito con las dos putas que me estaba cogiendo. Tomé a las dos y las llevé a la sala de espera. Ellas aceptaron la idea y me acompañaron. Puse a Laura en cuatro apoyándose en el sofá. Ella quedó con sus rodillas en el sofá y agarrándose del borde del respaldo. Me mostró el culo espectacular que tenía y que estaba a punto de comérmelo todito. Metí mi mano en su conchita y pude notar que aún estaba muy húmeda. Tomé parte de su flujo y lubriqué su ano. Ella entendió que quería hacerle el culito…

- Papito, asi que me querés romper el culito? Tomálo que es todo tuyo!!!

Me dijo esas palabras y la penetré muy fuerte por el culo. Ella gimió de placer. Estaba bastante estrechita pero a medida que entraba y salía, su culo se iba dilatando más y mas dejando que pudiese moverme cada vez mas rápido y fuerte. Laura gritaba de placer mientras bajaba su mano derecha para pajearse la conchita mientras me la cogía por el orto.

- Me encanta papito, cogeme bien por el culo que me encanta!!!

- Asi que te gusta putita? Te voy a abrir bien el orto con mi pija.

Me calentaba mucho ver como Laura gozaba con mis movimientos y realmente me calentaba mucho romperle el culo. Estaba gozando tanto, que quería seguir hasta acabar bien adentro de ella. Miré rápidamente al costado y pude ver a Sabri que estaba muy caliente viendo como me culeaba a su amiga y empleada. Se calentó tanto que se puso al lado de Laura y en la misma posición que ella. Es decir que ahora estaba Laura arrodillada en el sofá apoyándose con la mano izquierda en el respaldo y con la derecha pajeándose.. yo estaba parado detrás de Laura culeandomela muy fuerte y Sabri a la izquierda de Laura, también arrodillada en el sofá, con su mano izquierda apoyada en el respaldo, con la mano derecha pajeándose y mirandonos coger.

Entendí que Sabri también quería que le rompa el culo. Me calentó tanto que creo que empuje más y más fuerte a Laura hasta que sentí su alarido anunciando su tercer polvo. Ella se desarmó en el sofá y me dio la oportunidad de sacar mi pija que estaba muy parada, dura e hirviendo, me corrí para mi izquierda para penetrar a Sabri que estaba aún pajeándose en cuatro.

Mentí mi mano en la conchita muy acabada de Laura, y con sus jugos lubriqué el ano de Sabri que estaba listo para ser penetrado. Tomé mi pija y la penetré. Realmente estaba muy, pero muy estrechita y tuve que empujar muy fuerte para llegar a meterla toda. Sabri gritó enfurecida. Fue un grito mezclando dolor y placer.

- Acabas de desvirgarme el culo, papito!!! Sos el primero que me rompe el culo asi que rompemelo bien roto!!!

Las palabras de Sabri me calentaron como nadie. Ahora entendía porque estaba tan estrecha. La muy putita era virgen del culo y de lo calentita que estaba al ver a Laura gozar tanto por atrás quizo probar el mismo placer. De a poco su culito se dilataba, pero de lo estrecho que estaba no pude moverme por muchos minutos más. Estaba muy caliente desvirgando el culo de esa terrible yegua. No podía creer que estaba culeándome ese hermosísimo culo virgen. Sentí que mi pija estaba a punto de estallar dentro de Sabri. Ella se dio cuenta al sentir mi pija agrandándose dentro. Sentí que Sabri estaba a punto de venirse otra vez y aceleré mi ritmo. Sabri no aguantó mas y se acabo con un grito que se pudo escuchar en toda la cuadra. No pasaron 10 segundos que mi pija estalló dentro de su culo y empecé a bombear mi leche dentro de ella. Fue un polvo increíble!!!!

Sabri seguía gimiendo tirada en el sofá con el culo bien roto y mi leche dentro de ella. Me acerqué y la besé apasionadamente. Luego se acercó Laura y entro los tres nos confundimos en una apretada final. Sonreímos, nos vestimos y nos fuimos a comer.

Ya se imaginarán que voy muy seguido a mi nueva dentista para hacer controles. No sea que me aparezcan nuevas caries!!
FOTOS

La Masajista me Seduce

Comentarios (0)

Era un largo viaje en autobús, pero estaba tan embebida en la idea de ver otra vez de nuevo a mi padre, que apenas preste atención al tiempo. Ya llevamos varias semanas de separación, por cuestiones de trabajo, hoy cumplo veinte años y cinco de ser su amante, su esposa, su mujer, los deseos carnales son muy fuertes. La masturbación es un paliativo, pero mi gran deseo, es entregarme en sus brazos, sentir su cuerpo entre sus brazos, entrar en contacto con su caliente piel, casi puedo sentirlo dentro mi moviéndose al ritmo de mis caderas, siempre que pienso en ello, las piernas me tiemblan y mi cuca se comienza a humedecer.

Juan Carlos mi padre, se reunió conmigo en el terminal de pasajeros. Después de un prolongado y dulce beso de bienvenida, lo mantuve apretado contra mi pecho, alegre de sentir sus labios, brazos, su calor, su incipiente erección.

Tengo una sorpresa para ti. Dentro de un rato vas a recibir un masaje en nuestra casa, en privado.

En mi cara se dibujo, una mueca muy cercana a la decepción, mis pensamientos de pasar varias horas a solas con su compañía, en nuestra cama, haciendo al amor para reponer los días que estuvimos separados y en lugar de ello, había buscado una masajista.

Sin embargo, con la mejor de sus sonrisas, me explicó

Eso te preparará muy bien para una prolongada sesión en la cama. Verás que es una chica muy agradable y creo que podrás convencerla de que te dé un masaje sexual.

Mi primera reacción fue una rotunda negativa, pero mientras íbamos para la casa, mi mente comenzó a divagar. Siempre me han gustado los masajes y en mis mas encendidas fantasías veías a la masajista que dejaba que sus dedos resbalaran por mí entre pierna........ Tan sólo este pensamiento bastaba para humedecerme.

Llegamos a la casa, situada a las fueras de la ciudad de Caracas, una zona residencial muy tranquila, donde instalamos nuestro nido de amor, luego que fuimos descubiertos por mamá haciendo el amor, la comida fue ligera, desempacando mis pertenencias, en eso llego la masajista.

Era joven, de no más de veinticuatro años, alta, e incluso a través de su uniforme alcanzaba a ver sus senos afilados que oprimían con fuerza la delgada tela. Estaba vestida de modo muy oficial, bata blanca, medias y zapatos del mismo color.

Mi papá le dijo

Le da masaje primeramente a ella y luego a mí

Muy bien, respondió la joven, sonriéndole en forma tímida.

Comprendiste que debían haber hablado de antemano sobre un masaje sexual, pero no dio ninguna indicación de que fuera a hacerlo.

Me desvestí con rapidez y sentí frío, la habitación estaba fresca a consecuencia del aire acondicionado. La joven me condujo hacia una mesa portátil para masajes, que ella había llevado consigo. Al acostarme, la masajista cubrió mi cuerpo desnudo con una sabana, Mi padre bajo las persianas dejando el cuarto sumido en una semi penumbra, dando una sensación muy acogedora.

Para hacer el ambiente adecuado, explico, con una especia de carcajada.

Comenzó el masaje, mientras yo permanecía quieta, tendida boca arriba. Sus manos eran firmas y fuertes. Comenzó en el rostro, lo cual hizo que me relajara por completo. La semi penumbra contribuía a dar la sensación de intimidad, cerré los ojos dejando vagar mi mente, me importaba un bledo que el masaje fuera sexual o no, porque de todas maneras mi cuerpo responde a cualquier contacto, claro si el roce es mi padre, me lleva al limite.

Mientras bajaba las manos hacia mis turgentes tetas y brazos, oí un sonido suave, especie de chasquido y entendí que mi papá trataba de persuadirla que me masajeara directamente los senos.

No, por favor, respondió la chica, en un susurro prolongado. No lo puedo hacer, Desearía poder.. pero estoy demasiado nerviosa. Nunca ha dado otra cosa que masajes limpios. Si en la agencia lo descubren, perdería mi empleo.

Bueno, limítese a darle masaje en las tetas.

Debió aceptarlo, porque sentí que sus dedos se movían en círculos en torno a mis senos, hasta que finalmente toco mis pezones. Al principio apenas los rozaba, como si temiera romperlos, luego se volvió más osada. Me oprimió los pechos con suavidad, pero con firmeza, recreándose por unos instantes en el masaje. Su punto de enfoque cambio de pronto y descendió por mi cuerpo. El masaje continuo por la parte interior de mis muslos, dejándome la sensación de que sus dedos rozaban el vello púbico, (quizás, fue mi imaginación, quien sabe) mi cuerpo deseaba responder... sobre todo porque hacia varias semanas que no lo tocaba nadie.

Sentí nuevamente que mi padre intentaba animarla para fuera más lejos y todas las veces le dijo que no, explicando que se sentía muy a disgusto con todo ello.

Pregunto si teníamos marihuana, por que quizás eso la hiciera perder sus inhibiciones, No teníamos, tenia la impresión de que la chica estaba molesta y le pedí a mi papá que dejará la presión.

Cuando termino el masaje, me sentí maravillosamente relajada.

Era el turno de mi padre, se desnudo y se subió a la camilla. La joven comenzó su tarea, mientras la chica se entregaba a su labor, no me resiste a la tentación de tocarlo, me dirigí a un extremo de la camilla, comenzando a sobarle las piernas, luego sus muslos, tus manos se acercaban al pene, el cual comenzó a ponerse rígido, mi mirada la dirigí a la cara de la masajista, ella sonrío, lo cual me indicaba que mi presencia no la molestaba, de modo que me apodere del adorado falo, cuando te inclinaste para llevártelo a la boca.

Tu padre le preguntó a la masajista.

Ha recibido alguna vez un masaje, usted misma?

No, -replico- Quien podría dármelo? Mi marido no.....

Por que no nos deja que se le demos nosotros? Apuesto a que le gusta.

Sus mejillas comenzaron a ruborizarse y comenzaba a rechazar la oferta, cuando mi padre se bajo de la mesa, tomándola de la mano la condujo suavemente hacia la camilla.

Venga, - le dijo- solo unos minutos

Le va agradar, -dije- tratándola de animar, por que no se relaja un poco?

Me pareció que le di la confianza, que necesitaba, porque se quito toda la ropa. Todo excepto las pantaletas. Se tendió en la camilla y procedí a quitarle la diminuta prenda, tirando de ella hacia abajo. No opuso resistencia alguna, es más su mirada era de complacencia.

Tenia un cuerpo verdaderamente voluptuoso. Sus senos eran firmes y grandes, con enormes pezones. Tenia una cintura pequeña, que acentuaba sus caderas bastantes desarrolladas. Su estomago era completamente plano en esa posición, tendida sobre sus espaldas, solo los huesos prominentes de las caderas interrumpían la línea recta. El bello púbico era de un negro intenso, con un crecimiento vigoroso que apenas dejaba ver los gruesos labios vaginales, sus piernas aunque un poco voluminosas, no tenían carnes sueltas. Tenía una cicatriz borrosa, aparentemente de una operación cesárea, en cierto modo, eso la hacia todavía más atractiva...

Mi padre y yo iniciamos nuestro masaje de aficionados. Al cabo de unos minutos la mujer se tranquilizo, confiando en nosotros, gozando del masaje. Desplace mis manos por sus senos, abarcando sus tetas plenamente, amasándolos suavemente pero con firmeza, tal como lo había hecho ella, insistiendo en mi caricia en sus ya erectos pezones.

Mi padre estaba dejando correr las palmas de sus manos a lo largo de sus piernas, las yemas de sus dedos rozaban en forma insistente el frondoso vello púbico. La masajista cerró los ojos y su boca se relajo involuntariamente, era evidente que respondía a las manipulaciones de mi padre.

Cambie de lugar con mi padre, tornándome más agresiva con mis dedos, dejando que resbalaran por la parte externa de los labios vaginales de la masajista. Sus piernas se abrieron en forma complaciente mientras la frotabas en forma insistente, la resistencia si alguna vez había existido, esta se extinguió, ahora colaboraba con suaves movimientos de sus caderas.

Mi padre me hizo una seña silenciosa y comencé a morderle suavemente los pezones. Seguí lamiendo sus pezones y acariciando el interior de su vagina con mis dedos, estaba muy húmeda, las piernas se abrieron aun más para recibir con comodidad mis lujuriosas caricias en los pliegues flojos de su ávida cuca.

El desplazamiento de la mesa de masajes al piso fue muy rápido y los tres cayeron en un ayuntamiento carnal fantástico, totalmente natural y automático, como si hubieran conocido desde siempre.

La masajista busco tus senos con su boca y comenzó a chuparlos, tan ávidamente como un niño recién nacido, por mi parte continúe acariciándole la húmeda cuca, luego me desplace tomando sus erectos pezones entre mis labios, lamiendo con gran fruición. Mi papá le separó a la masajista, los pliegues externos de la complaciente vagina, enterrando su cara entre las abiertas piernas. Eso le gusto mucho a la masajista, que comenzó a suspirar y murmurar casi en forma inaudible, indicando lo maravilloso que era todo ello. Al mismo alargo sus manos hacia mi rostro y las dos nos dimos un beso apasionado y prolongado, me desplace para colocar mi jugosa cuca sobre su cara, apoyando mis labios vaginales sobre su boca.

La chica se activo inmediatamente y me lamió como si de ello dependiera su vida, trataba de absorber todos los jugos que brotaban de mi voluptuosa cuca. Comencé a elevarme y descender en forma rítmica, me acercaba rápidamente a un inmenso orgasmo, así que de manera renuente me baje de ella, no quería tener un clímax tan rápido.

Al hacerlo, mi papá abandono un instante a la masajista, se coloco a mis espaldas, enterrando su endurecido guevo, sin preludios, sin preparaciones, es decir sin aviso y sin protesto. Eso es lo que había estado esperando durante todas estas semanas que estuvimos separados. Que sensación tan maravillosa, el amado pene dentro de mi, moviéndose al unísono de mis caderas.

Me voltee y comencé a chupar la rica hendidura de la masajista, que estaba bajo mi cara, perdimos la noción del tiempo, segundos, minutos, horas, a quien le importa.

Eventualmente mi padre se salió de mi y volvió a incrustar su erguido guevo en la jugosa cuca de la masajista, mientras yo me quedaba un poco al margen. La masajista estaba a punto de tener su orgasmo, tenia el rostro un poco contorsionado por la frustración, puesto que no parecía soltarse completamente. Seguí jugueteando con mis tetas y mi cuca, mientras la masajista se acercaba cada vez más a su clímax.

Sin advertirle nada, me volví a trepar sobre su boca, sus labios con gran avidez devoraron mi cuca en toda su extensión, incrustando su lengua entre mi vagina, apoderándose de mi clítoris, masajeandolo en forma magistral. Cuando su lengua lamió tu clítoris la masajista exploto violentamente en un fenomenal orgasmo, sus caricias y lamidas me colocaron sobre la misma cima del volcán, mi cuerpo ardía en placer, mi cuca hacia erupción.

Te bajaste de la cara de la masajista, las dos sonreímos con calor, abrazándonos, con gratitud, por el placer vivido, por el placer compartido.

Finalmente separamos nuestros labios y como si estuviéramos de acuerdo, volteamos hacia mi padre, que había sido tan poco egoísta durante todo este tiempo. Era su turno ....... y que turno.

Este relato lo escribí a instancias de mi padre, me alentó, me ayudo a recordar, pero se negó de plano a escribir, por eso, esta lectura quedo en primera persona.

Como punto de aclaración, entre este episodio y el anterior han transcurrido cinco gloriosos años de convivencia, entre mi padre Juan Carlos y esta servidora Carolina, el se divorcio y estamos viviendo en concubinato, ah, se me olvidaba tengo tres meses embrazada.


FOTOS

Mi primera mujer Madura y encima mi Jefa

Comentarios (0)

Me llamo Alberto, tengo 17 años y estoy en mi primer empleo temporal. Mi papa me pidió que trabajara acá en vista de que necesita que aprenda a ganarme el dinero que gasto. A pesar de que no tengo experiencia en materia sexual soy fanático de la pornografía que he conseguido a través de un primo mío que me suple de todo material que puede, últimamente me ha traído una película que me provoca masturbarme cada vez que la veo. En mi primera semana en el trabajo se me asigno la mensajería de la señora Marimba, que es Jefa del departamento Legal. 

Ella es una excelente persona muy seria y demás. Precisamente le llevé un paquete que olvido recoger en la tintorería y el correo del departamento que me mandó a recoger. La verdad no se por que me envió a hacer esos tramites si no urgían y además ya era tarde y no habia nadie en la oficina. Mmm.. No no puede ser, ella es muy seria. Como pense no hay nadie ya en la oficina, así que toco la puerta de la oficina de la señora Marimba. Esta tomando un trago, y me dice que pase y que por favor cierre la puerta y me acerque con los paquetes. Ella me dice que saque la correspondencia y me invita a un refresco. Mientras conversamos me fijo en sus tetas, es un defecto mío que no puedo evitar cuando veo semejantes monumentos tan cerca. Oh! ella lo noto y me mira con una extraña sonrisa.Luego me preguntas que si tengo novia, a lo que le respondo que tuve una pero se enojo porque me pasé un poco con ella.

Ella se ríe un poco y me pregunta que es lo que mas me gusta de ella y mientras pregunta se estira provocando que sus pezones rasguen la blusa que trae puesta y yo noto semejantes protuberancias y se me hace la boca agua. Respondo que su carácter y donaire, francamente risueña ella me dice que físicamente que me gusta. Yo le indico sus pechos, a lo que ella me ofrece otro refresco y me indica que saque el paquete de la tintorería, ella lo abre y revisa unos brasieres, luego me pide que me voltee para probárselos, pero tiene un jarrón de cobre en el que vuelto de espaldas miro sus inmensas tetas y mi boca se hace agua!!!!. No se pone el sostén y me dice que me puedo voltear. Mi verga se para y al voltear ella me ofrece la teta derecha mientras que la izquierda se la chupa ella misma. No puedo evitar la tentación de semejante oferta y rápidamente me apodero de la teta. Mientras un motete se hace en mi pantalón, Marimba lo ha notado y se dedica a acariciarlo. Luego con un rápido movimiento saca mi palo y se dedica a acariciar y tocar mi verga y bolas. Luego me pide que me desnude a lo que accedo sin mas mientras ella ya ha empezado a hacerlo.Se sienta en su escritorio de lado y me pide que le chupe el sexo que lo tiene mojado y jugoso, mientras hago eso, ella chupa golosamente mi verga propinándole unas lengüeteadas jamas sentidas ni en mis mas calientes sueños. Luego se vuelve y me dedico a chuparle su inmenso y delicioso trasero. Tiene un delicioso culo señora! le digo al tiempo que le meto la lengua por el hueco del culo. Luego aprovechas que te acerco mi culo y ensartas un dedo en el, y luego dos. Sigo con mi operación y tu no puedes mas que jadear y chuparte los dedos con los restos de mi culo, me dices luego ENSÁRTAME! a lo que muy obedientemente hago poniéndole de cuatro patas. La emoción no se hace esperar y luego de algunos minutos de estar con mi verga en tu culo disparo una gran cantidad de semen!, es lo único que puedo decir , que culo mas rico, señora. Inmediatamente te vuelves, completamente feliz, y me dices cuando estemos solos y haciendo esto puedes decirme Marimba.. y me chupas mi verga con frenesí, lo que provoca que mi palo se levante rápidamente. Esta vez yo me siento en el sillón y ti te colocas sobre mi y colocas mi verga en tu sexo y estando así me colocas tus tetotas en mi boca, tanto placer me hace estar en deuda contigo así que mientras chupo en forma deliciosa tus tetas te propino una gran cogida, cada vez jadeas mas fuerte hasta hacerme perder el control y te largo otra gran cantidad de semen !!!! rico, ríquisimo.

Al finalizar me pides que te de por el culo nuevamente mientras ensartas en tu sexo un gran consolador. Quedo exhausto de tanta cogida! Luego antes de retirarme y ya vestido me propina un gran beso y un sobre con dinero para el taxi. Es ya tarde.
Estoy muy feliz me he cogido una mujer realmente hermosa!!!


FOTOS

Sin duda el Cliente siempre tiene la Razon

Comentarios (0)

Soy un chico normal de 21 años, 175 cm pelo castaño, ojos verdes y vivo en España... Mi madre es lo que se dice empleada del hogar, pero a la vez realizaba trabajos de sastrería casera que le permitía ganarse unos saneados salarios, y yo era el que se encargaba de realizar los encargos, lo normal, ir a tal casa recoger, volver a llevar, cobrar, etc.... Normalmente yo no me solía fijar en sus clientas dado que eran señoras mayores pero había una que me resultaba realmente agradable, era un señora de unos 45 años, morena, delgada y casa. Yo solía hacerle los encargos a mi madre, y esta señora siempre me trató muy bien así que la tenía en gran estima. Bueno pues un día llegó a mis oídos que esa señora se había divorciado de su marido por problemas de adicción al alcohol de su cónyuge, con lo que la primera vez que la vi tras lo sucedido, le pregunté por su estado poniéndome al corriente de todo.
A los pocos días de verla llegó a mi casa para que mi madre le arreglase unos pantalones, tras lo cual yo procedí ipso facto a llevar a su casa, que distaba pocos metros de la mía. Como llegaba tarde a la facultad le notifiqué a mi madre que el importe del arreglo se lo daría cuando volviera de clase pues iba muy pillado de tiempo.
Llegué a su casa y llamé por el interfono me identifiqué y me abrió. Llegué al rellano del piso y toque con los nudillos en la puerta, acto seguido apareció ella, llevaba una camiseta verde que le llegaba poco más abajo de la cintura, ante esto pude asombrarme por sus magníficas piernas, ella me miró y me pregunto sonriendo que cuanto era, y yo como estaba en Babia no me enteré hasta que me repitió la pregunta, le notifiqué el importe, fue a buscar el bolso dándome una visón espléndida de su culo, y regresó contando el dinero que tenía en el bolso, pero cuando iba a pagarme se le cayeron varias monedas al suelo, que se dispuso a buscar, con tan mala suerte (para ella), que varias se alojaron debajo del recibidor, las cuales me ofrecí a recuperar, ella me lo agradeció y me invitó a pasar, cerró la puerta tras de sí y yo para no quedarme tonto me puse a buscar. Ella se agachó también y recogí las monedas pero cuando me volví me la encontré culo en pompa hacia mí buscando otra moneda, ahí si que me quedé embobado, ella sin verme me dijo que si le podía ayudar que con sus brazos no llegaba debajo del armario, pero yo no la oía sólo me fijaba en su monumental culo, ella sin saber yo porqué, se echo hacia atrás y me puso el culo a 10 cm de mi cara, así que yo ya no me contuve y le pasé la mano por la vagina, y ella respondió con un ligero gemido, estaba visto lo que yo quería y ella no ofrecía resistencia, así que me dispuse al ataque con toda la artillería. La agarré por las bragas y de un tirón se las bajé, y apareció ante mi un coño parcialmente rasurado del que rápidamente me adueñé, le separé con los dedos los labios y me puse a lamer como un descosido, cuanto más rápido lo hacía ella más gemía, hasta que de pronto gimió ahogadamente y me llenó la cara de sus jugos, los cuales bebí con gran entusiasmo, acto seguido se dio la vuelta, y me dio un beso de película y aprovechó para tomar los jugos que quedaba por mi cara.
Visto que todavía estábamos en el recibidor, me agarró de la mano y se levantó, nos dirigimos a su habitación mientras yo le sobaba bien las tetas, y al llegar me tiró en la cama, se puso enfrente de mí y me empezó a desnudar, cuando llegó al bóxer vio que me había producido una erección del carajo, se arrodilló ante mí, y de un tirón me los quitó, quedando completamente desnudo, entonces me agarró el miembro, me retrajo el prepucio, y se dispuso a mamar, al principio lo hacía de forma suave, rítmica, subía y bajaba metiéndose mi pene en su boca, no es que sea muy grande pero sus 20 cm tiene, de modo que se lo tragaba entero, llegó un momento en el que empezó a acelerar y aquello parecía una ventosa, ¡qué manera de mamar!, parecía que me iba a meter la sábana por el culo, pues aspiraba con tal vehemencia que me dejó impresionado. Cuando noté que me corría se lo hice saber, pero ella me la agarró con más firmeza y de nuevo se la introdujo toda en la boca al tiempo que yo eyaculaba, y aunque intentó tragarselo todo y abundantes ríos de esperma brotaron por las comisuras de su boca y descendieron por mi miembro, pero ella volvió a meterselo todo en la boca tragando golosamente los restos, estaba claro que era una viciosa de cuidado, pero al momento yo ya estaba empalmado de nuevo, así que me puso sus tetas en mi cara, se las empecé a lamer, y ella de repente se dejó caer sobre mi pene, provocándome tal placer que instintivamente le mordí un pezón, algo que debió dolerle, pero debido al placer de la penetración no se molestó en decirme, le agarré fuertemente el culo y empezó a cabalgar, primero de una modo suave, para después hacer frenéticamente, cambiamos varias veces de posición hasta que al rato le dije que estaba a punto de correrme, tras lo cial ella se desacopló rápidamente y se dispuso de nuevo a tragárselo todo, como al fin hizo mientras le practicaba un facial impresionante, los restos que bajaron por sus pechos hasta su ombligo, los rebañó hábilmente y se introdujo dos dedos en la boca degustando el manjar tan preciado para ella.
Tras unos minutos en los que me recuperé lamiéndola entera sus pechos y almeja, me dispuse nuevamente a penetrarla, así que la puse a 4 patas, le pasé varios segundos la punta de mi pija por la entrada y cuando note que ya estaba muy húmeda se la metí de un tiró provocando nuevas oleadas de placer que no se contuvo de mostrar, al rato empecé a hurgarle con el dedo pulgar en el culo, pero ella me dijo que por ahí no, yo le insistí en que por lo menos me dejara sobárselo un poco, a lo que ella accedió. Mientras se la metía frenéticamente, le metí el dedo entero, y ella me dijo que de momento no le dolía, a lo que yo hábilmente de desacoplé, y de un tirón se la metí por aquel maravilloso culo. Ella empezó a gemir diciéndome que le dolía pero yo le dije que dentro de nada iba a empezar a vibrar, la culee con furia, y al rato ella me pedía mas, yo sentía como su culo abrasaba mi nabo, hasta que al fin no corrimos ambos en un espectacular orgasmo, mientras ella miraba hacia mi cara con los ojos en blanco, saque mi miembro aun semieréctil, y me dediqué a esparcir los restos por su grupa, pero ella me dijo que no lo desperdiciara, así que nuevamente se metió mi polla en la boca y empezó a lamer, dejándomela completamente limpia. Yo me quedé extasiado mirándola, y entonces empezamos a hablar, me dijo que estaba muy sola, a lo que yo le dije que podría acompañarla todas las tardes de 3 a 9 sin interrupción, puesto que yo teóricamente debería estar en clase, ella me lo agradeció nuevamente y me dijo que era su salvador puesto que estaba muy necesitada, yo le dije que era un placer, mientras que nuevamente me acerqué a su almeja y se la empecé a lamer despacito, pero muy despacito, sin prisa, eran las 6, y debería estar en casa a las 9 así que aun podía ponerme las botas un buen rato.
Ella empezó a gritarme que le diera más placer, así que apoyé sus muslos en mis hombros y nuevamente nos pusimos en postura, yo se la metía y sacaba, pero solo el glande, pero ella en un arrebato de deseo me apretó con fuerza con las piernas haciendo que nuevamente la penetrara. Comencé a bombear suavemente otra vez, hasta que ella me dijo que me tumbara sobre la cama, acto seguido ella se subió y se puso a cabalgar, estuvimos un gran rato, a mí cada vez me gustaba mas aquel manjar que tenía por coño, hasta que en un nuevo arrebato de placer empezó a bombear con tal furia que no lo pude evitar y me corrí en su interior, cosa que ella me reprochó, pues me dijo que el semen no se podía desaprovechar y era mejor catarlo, así me la limpió por enésima vez.
Yo estaba ya que no podía ni un asalto más y se lo notifiqué, pero ella me dijo que para entonces ya había tenido bastante, y me lo agradeció con un beso de película mientras acariciábamos nuestros cuerpos desnudos.
Cuando me incorporé y vi que eran las 8:45, le hice saber que me debía ir, mientras me vestía seguimos hablando de todo un poco, y nos despedimos, y mientras nos besábamos en la puerta, introdujo su mano por mi pantalón y me dijo:"dile a tu amiga que mañana por la tarde se ha de portar como hoy", a lo que le contesté."veremos que se puede hacer". FOTOS

Mi Morbosa Profesora

Comentarios (0)

Como todos los mediodias me dirigía a tomar el colectivo que me dejaba en la escuela, quedaban aproximadamente un poco mas de un mes para la finalización de las clases, hacia calor, llevaba puesto un pantalón tipo gimnasia y una remera, llego a la parada del colectivo justo a tiempo, a esa hora el cole esta lleno de gente, pago mi boleto y abriéndome paso entre las personas me dirijo hacia la parte de atrás, es ahi cuando la veo, una señora de aproximadamente 40-45 años, pelo rubio hasta los hombros, tenia puesta una camisa tipo de seda que escondía un par de tetas hermosas y firmes según parecía, llevaba pollera que si bien le llegaba a la altura de las rodillas, dejaba notar una cola grande, parada y una tanga que se perdía en su culo. 

El sueño del pibe. Mi erección fue instantánea apenas la vi, como tenia ese tipo de pantalón no pude disimular el bulto, decidí entonces tratar de pasar por detrás de ella y rozar mi pene en su cola ( recordar que el colectivo estaba lleno), llegue al lugar mi pija estaba a la altura de su cola, le dije permiso, cerré los ojos y pase, esos segundos en los cuales mi pene paso por su glúteo, su raya, el otro glúteo, fueron fantásticos y comprobé la firmeza de esa cola. Al terminar la pasada la señora se da vuelta, me mira de arriba a abajo ( yo pensé se viene una puteada) y me dice casi susurrando para mi total sorpresa, no es nada fue un placer, ante tales palabras me volví a poner detrás y empecé a mover mi pene entre sus cachetes, esta vez mis movimientos eran correspondidos aprovechando el movimiento del colectivo, cada frenada cada maniobra brusca del conductor aprovechaba para apretar mi palo contra su culo, con la mano que yo tenia libre empecé a tomarla disimuladamente por la cintura, otra vez me asombre cuando sentí su mano acariciando la mía, como avalando mi actitud. 

Pasaron las cuadras, el colectivo se despejo de apoco, nosotros seguíamos con nuestro juego, de repente se da vuelta y me dice que nos sentemos, yo estaba tan caliente que no me di cuenta que había dos lugares libres, nos sentamos, nos presentamos y sin mas ella con su mano me agarró frenéticamente el pene por sobre el pantalón, yo estaba loco, lo apretaba, lo acariciaba, yo trataba de llegar a su vagina, la pollera ajustada y un poco larga me lo impedía, entonces ella se la subió hasta la mitad de su muslo, se abrió de piernas, lo cual me despejo el camino, comencé a toca su clítoris se notaba hinchado, su vagina estaba completamente mojada y caliente, me asombraba la calidad que tenia para tocar, disimular, se notaba la experiencia, estábamos llegando a mi parada cuando me dice, a mi me gusta comerme a los pendejos ( pendejos en Argentina quiere decir chicos jóvenes), con esas palabras llegue al orgasmo, fue una corrida terrible enseguida mi semen mancho el pantalón, la mujer dándose cuenta miro y dijo, asi me gusta. 

Saludándola le digo que en la próxima parada me bajo, note su sobresalto y me dijo que ella también bajaba ahí. Una vez abajo me pregunto si yo iba al colegio, le conteste que si, a que año me pregunto, al escuchar mi respuesta lanzo una carcajada picaresca y me dice tu profesora de biología esta con permiso, yo soy la suplente......................me quede atónito. Espere lo hora de biología nervioso, asustado, excitado, no sabia que actitud iba a tomar. La hora llego entramos al aula, ella ya estaba adentro, nos acomodamos, yo me sentaba por mi apellido frente al escritorio de los profesores, se presento y comenzó la clase, todo bien como si no pasara nada, hasta que en un momento me miro y me dio una sonrisa cómplice y un guiño de ojo, la clase termino sin novedad. 

A la semana siguiente llego la hora de biología, yo me había estado pajeando toda la semana pensando en ella, estaba completamente al palo, cuando llegamos al aula ella ya estaba, me senté y la mire, tenia puesta una pollera corta y suelta, verla así me puso mas excitado que nunca, comenzó la clase y después dio un trabajo que hagamos, yo lo único que hice fue mirarla, todos mis compañeros estaban ocupados en el trabajo yo estaba ocupado mirándole las piernas, levante la vista y me estaba mirando, con uno de sus dedos jugaba con el pelo, baje de nuevo la vista y vi sus piernas totalmente abiertas, su bombachita semitransparente me dejaba ver los pelos prolijamente depilados de su concha, sus muslos firmes, no aguante mas y comencé a tocarme, mi pija necesitaba salir me dolía de tan parada que la tenia, entonces se paro y fue banco por banco para aclarar dudas del trabajo, la muy puta me dejo para lo ultimo lo cual me excitaba mas, cuando llego no le deje decir palabra alguna y le pedí que cuando regrese del recreo venga sin la bombacha, me dijo no y se fue. En el recreo fui al baño, mi pene estaba duro y colorado, todo lubricado, me masturbe hasta que acabe como un caballo. Al regresar del recreo me senté en mi lugar, mi pene ya estaba duro otra ves, espere que la profesora abriera las piernas para ver si se había sacado la bombacha, dio la orden de continuar con el trabajo y sin dudarlo abrió esas piernas, mi corazón casi revienta cuando vi esa concha sin bombacha, la zorra se la saco, pude ver bien detenidamente, su clítoris, sus labios, su vagina la cual se veía muy brillosa por sus jugos, la miro y estaba sonriendo, veo que baja una de sus manos y empieza a tocarse el clítoris muy despacio, luego se abre los labios y se mete uno, después dos dedos y comienza a moverlos en su vagina. Se para nuevamente pero esta ves va directo hacia mi, se agacha dejándome ver sus tetas por el escote y me dice, te gusto verme ahora oleme y puso sus dedos en mi nariz. Yo no sabia como estar sentado, termino la hora y pidió que alguien la acompañe a guardar las laminas ( es una sala bastante grande con mesas y estantes y una sola puerta), por supuesto fui yo, ni bien entramos tire las laminas, trabe la puerta y la senté en la mesa, subí su falda y empecé a comerle la concha con tal desesperación que ella casi no podía aguantar los gemidos, su concha estaba empapada, hasta ahora no vi una concha tan mojada como asa, no tardo en acabar llego al orgasmo con oleadas tan intensas que se retorcía en la mesa, luego me toco a mi, me bajo el pantalón y mi verga salto como un resorte, me la comió entera, recorrió con su lengua todo el largo de mi pija, me chupo los huevos y el culo, se dio cuenta de que estaba por acabar pero en lugar de sacarla de su boca, apretó sus labios y le termine adentro, por mas que quiso no pudo retener toda mi leche que se le fue escapando por el costado de la boca, entonces se paso el dedo juntando el semen que corría por su cara, lo chupo y termino tragando todo el esperma. 

Yo ahora tenia ganas de clavarle la verga, entoces la di vueltas y la puse en cuatro patas, ella adivino mi intención y me dijo, acá no que es peligroso, entonces me pidió que la siguiera al baño de las profesoras, se aseguro que no haya nadie dentro y me llamo, entramos a uno de los baños, bajo la tapa del inodoro, puso las rodillas sobre la tapa y las manos apoyadas en la pared, a esa altura los dos estábamos completamente desnudos, entonces agarre mi pija y empecé a frotarla en su vagina, y de golpe con un movimiento se la clave hasta el fondo, ella lanzo un gemido de placer tan fuerte que pensé que la escucharían, gemía, me pedía mas, con las manos apretaba, sus tetas y sus pezones, estábamos gozando como animales, de pronto me dice que quería mi pija un su culo , primero se lo lamí, se lo llene de saliva esto la calentaba mas todavía, le metí despacio un dedo para abrirlo bien, saque mi dedo puse mi pene en la puerta de su ano, por favor me dijo haceme acabar, le metí el pene muy despacio, cada movimiento mío era un gemido de ella , la empecé a bombear cada ves mas rápido, se dio vuelta me miro y sus ojos estaban desorbitados, y por la boca se le escapaba saliva, se estaba babeando de placer!!!, terminamos casi al mismo tiempo, le acabe adentro, llene su culito de leche la cual desbordaba, la puta me volvió a sorprender,antes de incorporarse se metió un dedo en el ano y saco lo que sobraba de mi semen y se lo chupo, entonces me dijo que el esperma para ella era la frutilla del postre.
 Así fue sin cuentos, después la volví a ver en su casa unas veces mas pero esas me las guardo.


FOTOS

El Alumno Especial

Comentarios (0)

Ese sábado, durante la tarde de un día de mucho calor el muchacho vino a tomar una clase sin previo aviso porque tenía un examen el lunes. Me lo había recomendado mi amiga Norma, la que me había dicho que era chico especial y no le había entendido bien a qué se refería. Al final del relato se darán cuenta el porque me había dicho lo de especial mi gran amiga. Cuando terminó la clase que se había desarrollado normalmente le ofrecí tomar algo fresco debido al calor y aceptó gustoso. Nos sentamos en el sofá y charlamos unos minutos de cualquier tema y pasado un rato él no amagaba irse. Me pidió otra bebida y siguió cómodamente sentado en el sofá. Debo aclarar que por el clima imperante él había venido en short, remera y zapatillas, cosa que no me había afectado hasta entonces.
Yo, por mi parte me hallaba en condiciones equivalentes ya que no lo esperaba y me encontraba tomando sol.

Así que me puse una camisa de suave muselina sobre el traje de baño enterizo, el que tenía las piernas muy cavadas y la espalda escotada hasta donde termina la columna. En determinado momento, como quien no quiere la cosa, Diego se llevó la mano a la ingle y se acomodó ostentosa pero fugazmente su miembro. Me hice la que no me daba cuenta de nada y volví a llenarse el vaso de gaseosa. Fue en ese momento en el que me aferró una muñeca y mirándome a los ojos me dijo que nunca había visto una mujer tan linda y codiciable. Se imaginarán cómo me quedé. ¡Horrorizada!. Hubiera querido decirle que se fuera de casa, que mi amiga que lo había recomendado e incluso mi marido se iban a enterar de sus palabras. Pero no me dio tiempo: atrayéndome hacia su cuerpo me dio un beso que me dejó temblando. En ese momento tuve conciencia clara de su tremenda fuerza, pues aunque quise zafarme no conseguí separarme ni un centímetro de él. En esas condiciones, al contacto con sus labios, hubo un momento en que ya no fui capaz de negarme y lo dejé hacer y el beso continuó, alcanzó mi lengua y debo haberla movido por instinto. El muchacho, además de atrevido era de los que no pierden un minuto y me dijo por qué no íbamos al cuarto y nos acostábamos. Lo miré a los ojos dispuesta a decirle que era un caradura, un desvergonzado, un cretino de porquería, pero me bastó verle el color de sus pupilas para volver a embriagarme. 

Para colmo, sin darme cuenta él me había sentado sobre su pantalón y sentía la potencia de su bulto. Me quise convencer a mi misma que había pensado en jugármela, que mal no estaba que nos echáramos un polvo, pero no, no pensé nada. La cabeza me daba vueltas y vueltas a mil por hora. Pero sentí sus manos sobre mi muslo y se que mi lengua respondió tanto o más que la suya y se que dí media vuelta , me metí todos los escrúpulos en el culo y lo conduje al dormitorio. Fueron diez o doce metros los que recorrí sin volver la cabeza. Sabía que él me seguía. Cuando estuve junto a la cama sentí que sus manos se deslizaban sobre mi cintura y que su verga se me apoyaba en las nalgas. Percibí el bulto, ya estaba en su máxima erección, no había vuelta atrás, me iba rendir ante esa pija parada en mi homenaje y dejé de lado mis escrúpulos y mi fidelidad y todo el resto. No me pareció demasiado grande esa pija con afán critíco, era más bien normal pero la empecé a gozar ahí mismo. Así, mientras le daba la espalda, me sacó la camisa, bajó los breteles del traje de baño y lo deslizó por mis caderas hasta el piso. Por su momento sus manos se apartaron de mí, me di cuenta que se estaba sacando su pantaloncito y la remera. Un segundo después me hizo girar hacia él y su arma enhiesta se apoyó directamente sobre mi tajito. ¡Fue algo inefable!. Me preguntaba por qué ese muchachito me excitaba tanto y no tenía respuestas.

 A la comezón que me provocaba su pija a la entrada de mi concha se añadió otra sensación maravillosa: sus besos, que empezaron por mi boca y se que multiplicaron por mi cuello. Todo ello me causaba unos tironcitos eléctrico en la entrañas, toda mi pelvis era el campo de batalla de unas intensas, encantadoras, alucinantes descargas de placer. No se cuántos minutos estuvimos así sin pronunciar palabras hasta que él, sensatamente me invitó a tenderme en la cama. Yo no le había dicho que mi marido vendría muy tarde esa noche y él entonces quería empezar pronto porque temía encontrárselo. Lo conocía porque lo había visto un par de veces cuando venía habitualmente a sus clases de inglés. La desvergüenza de Diego me hizo sonreir y le obedecía acomodándome en el centro del lecho. Un instante después sentí su piel trasmitiéndole a la mía una embriagante tibieza. Siempre sin hablar, me puso de espaldas a él y deslizó su miembro entre mis piernas. Pero buscó mi orificio delantero mientras me susurraba que el culito se lo reservaba para otro día. Era una grosería, una guarrada pero tengo que confesarles que me encantó. Soy de las mujeres que cuando está harta de los hombres que cuando cogen no se dejan llevar por la espontaneidad y reprimen su capacidad para el placer (mi marido es uno de ellos). Diego me la puso, previa lubricación con saliva. Tenía una experiencia terrible. Acostumbrada a la rutinaria dinámica sexual de mi esposo, los casi veinte minutos que el muchacho me estuvo bombeando fueron de indescriptible gozo. Pensé que así se debería hacer siempre el amor y no acabar en tres o cuatro sacudidas. Cuando Diego acabó se agitó como un animal salvaje que ha caído en la red y lucha por sacársela de encima. Después de un instante se fue al baño, se puso el pantaloncito y me dijo que se iba. Lo acompañé hasta la puerta envuelta en una robe y antes que se fuera le di un beso de despedida y entonces dijo que no había sido debut y despedida, que le gustaría seguir haciendo el amor conmigo y que la próxima vez nos íbamos a gratificar con un 69.

 Yo desvergonzadamente le pregunté si nada más y dijo, esbozando una sonrisa que lo del culito se daba por descartado. Me pidió disculpas por haberme cogido a los pechazos (tenía miedo de encontrarse de pronto con mi marido) y me dijo que planeándolo mejor me iba a hacer el amor como Dios manda porque estaba enamorado de mí. Cuando le dije que no le creía del todo me tomó la mano y la puso en su entrepierna donde ya tenía una nueva y fenomenal erección. Estábamos contra la puerta y se me abrió (¿o lo abrí?) la bata que llevaba puesta. Saqué su verga del pantaloncito y la puse contra mi vello púbico. El entonces se agachó y despacito me la fue metiendo nuevamente. Agachado como estaba me la metió toda y se irguió. Quedé como colgada en el aire y ahí empezó a cogerme furiosamente. Yo bombeaba lo que podía y nos besábamos como dos ventosas. De pronto por el entusiasmo me la sacó, me puso en el suelo y allí me la metió entera, serruchamos como sierras mecánicas y le grité que acababa. El entonces apuró el trámite y me echó otro polvo como para inundarme. Cuando nos levantamos me dolía la concha y cuando se lo dije me expresó que había que dejarla descansar y que la próxima semana le tocaría al culito. Después abrió la puerta y se fue. Desde ese sábado nos hemos visto muchas veces y en todas las ocasiones la hemos pasado de maravillas. Mi marido no se ha dado cuenta de nada y yo no me siento para nada culpable. He recuperado el placer de ser deseada y me caliente mucho ello. Se dan cuenta ahora porque mi amiga Norma me había dicho que era un alumno especial .  Estoy segura que ella también lo ha probado y por eso me lo recomendó. Un día de estos tendré que tener una charla con ella.

FOTOS

La Dentista y su Asistente

Comentarios (0)

Necesitaba hacerme un chequeo de mis dientes. Hacía mas de un año que no iba al dentista y si bien no tenía dolores o molestias, quería ir a hacerme un control. Mucha gente odia los dentistas porque sufren en cada consulta. Yo opté por ir cada año para que en caso de tener caries puedan arreglármelos con casi nada de dolor. Creía que era hora de ir nuevamente.

Llamé al Dr. Gonzalez, mi dentista de toda la vida, pero la vos de una señora atendió el teléfono:

- Buenos días… llamaba para pedir un turno…

- No señor está equivocado…

- Perdón señora… este es el 4951-xxxx??

- Si, este es el número, pero no es ningún consultorio.

Quedé sorprendido, porque es el mismo número que tenía en la agenda… el que siempre use para ir a lo del Dr Gonzalez, pero no fue así. Llamé a la Obra Social para averiguar el número, pero allí me informaron que el Dr. Gonzalez se fue del país para vivir en Chile…

Ahora si que estaba jodido… a quien llamo? A donde voy? La chica de la Obra Social me recomendó una y como no conocía a otro dentista, acepté su sugerencia. Doctora Sabrina Lopez. Llamé por teléfono y pedí un turno para última hora del jueves, así salía urgente del trabajo y me iba directo a la dentista.

El jueves tuve algunos problemas en el trabajo y llegué un poco mas tarde al consultorio. Toqué timbre, me dejaron pasar y pude ver el consultorio vacío. Claro, quien iba a estar a las casi ocho de la noche??? Entonces, apareció una morocha espectacular!! Calculo unos 22 años, pelo largo, excelente figura. Tenía unos pechos enormes y hermosos y un culo realmente envidiable. Tenía puesto un pantalón de jean ajustado y una blusa blanca que dejaba ver los detalles de su fino corpiño…


- Sr. Alejandro?

- Si, perdón por la demora pero tuve problemas en venir…

- No se haga problemas. Estabamos con la doctora preparándonos para irnos pero creo que puede atenderlo


Pude ver su camisa celeste de trabajo colgada en el perchero…y señalándola le digo…

- Si… veo que ya te estabas yendo

- Si… la verdad que si… pero no se preocupe que por Ud me voy a quedar


Bajó la vista con una sonrisa, fue hasta el perchero, tomó su camisa de trabajo y se sentó en el escritorio.

- Primera vez?

- Si, primera vez…

Mientras ella anotaba mis datos, no podía dejar de ver su hermoso rostro y como su pelo rozaba su carita de ángel a medida que escribía la ficha técnica…

De repente se abrió la puerta del consultorio y una hermosísima mujer salió de él…

- Se te hizo un poco tarde?

- Si, un poco…

- Pasá que te atiendo

Por un momento, dejé de ver a la recepcionista para enfocar mi vista en la doctora. Tal vez unos 25 o 26 años, pelo castaño claro y muy largo y lacio, hermosa cara, ojos marrones claros. No pude ver bien su cuerpo por el uniforme que ella llevaba (camisa y pantalón verde claro de trabajo) pero podía ver que tenía un culo monumental y unas tetitas muy apetitosas

Me levanté y caminé hacia el consultorio. Sentí como la recepcionista me clavaba su mirada en mi nuca y no pude resistir mirar hacia atrás y verla nuevamente. Ella estaba sentada en su escritorio, con lápiz y papel en mano pero mirándome paralizada. Por un segundo, nuestras miradas se cruzaron hasta que ella desvió la mirada para seguir con su trabajo. Debo reconocer que esa situación me calentó un poco, porque mis ratones iban a mil por hora sabiendo que esa terrible perra podría ser mía.

Entré al consultorio. Allí estaba un consultorio bastante bonito para ser el consultorio de un dentista!!! Limpio, ordenado, buen aroma, cuadros colgados… se nota que lo había decorado una mujer… Pero lo que mas me atraía, era la terrible yegua que era la dentista. Mientras preparaba sus cosas, no podía dejar de mirar su hermoso culo…

- Muy bonito…

- Qué cosa?

- … el decorado…


Como decirle que lo “bonito” en realidad era la terrible doctora que estaba a punto de atenderme y el espectacular culo que tenía?

- Vení, sentate y ponete cómodo

Me senté en el sillón y traté de ponerme cómodo y relajado. Mientras la doctora estaba preparando sus instrumentos, entra la recepcionista… Tenía mi ficha técnica en la mano y una birome. Entendí entonces que la recepcionista era en realidad asistente.

- Laura, ponéle el babero al señor…

Luego de las palabras de la doctora, Laura, la recepcionista o asistente…trajo el baberito y se inclinó levemente para ponérmelo. La muy puta hizo un movimiento muy lento y sexy rozando sus hermosas tetas por mi brazo. Mientras hacía esto, ella separó levemente sus labios para volver a cerrarlos y con una mirada muy profunda me dijo…

- Está bien así señor?


Yo estaba muy pero muy caliente, pero no quise quedarme atrás…

- No tenés uno mas grande? Porque este tal vez me quede chico…

Laura sonrió un poco. Yo estaba muy caliente por la situación porque veía que Laura estaba calentita conmigo. Ella me lo hacía saber en cada mirada y cada gesto. A todo esto, la doctora estaba limpiando o acomodando sus herramientas de trabajo por lo que no se había percatado de nuestro “franeleo”. Laura se acercaba a donde estaba yo, hacía que hablaba con la doctora y apoyaba su culo hermoso en mi mano. No pude aguantar y muy disimuladamente, moví mi mano para acariciar su hermoso culo en forma lenta. Vi que la doctora iba a darse vuelta por lo que retiré mi mano del culo de Laura.

- Hola, ya estamos listos para empezar

Yo estaba tan excitado que no pude controlar mi pija que estaba a punto de estallar. Estaba acostado con pantalón de traje que indisimuladamente debajo ver mi terrible erección. La doctora inmediatamente se dio cuenta de ello.


- Epa!!! Me parece que estamos un poco “contentos”


Yo no sabía que decir de la vergüenza…no sabía que decir…


- Disculpame, pero es que creo que me quedé un poco dormido acá del cansancio … y ….y me parece que tuve un pequeño sueñito erótico con mi mujer…

Quién se iba a creer esa estupidez? Lo que pasa es que algo tenía que decir…

- Asi que un sueño erótico con tu mujer, eh?

Las dos sonrieron sabiendo que había mentido “piadosamente”

- Por que estas viniendo?

- Para hacerme un control

- Mirá que yo te puedo hacer el control pero de los dientes… deberías hacerte el control también con un urólogo!!

Los tres nos reímos y nos distendimos un poco. Creo que luego de ese comentario, mi pija volvió a caer.

- Mirá vos, parece que no hace falta que vayas al urólogo…. Vas a tener que ir a un sexólogo porque si te dura tan poco, tu señora va a pedirte el divorcio

Tenía ganas de responderle a la doctora, pero no quise pasar por pajero… aunque mi respuesta hubieses sido.. “asi que no dura mucho?… ponete en cuatro, putita y vas a ver como dura…”

La doctora me revisó mi dentadura y tenía una pequeña caries. Yo no podía dejar de pensar en Laura y en la doctora que me calentaban demasiado…

- Tenés una pequeña caries en el premolar superior izquierdo… No pensarás que te lo voy a arreglar ahora, no?

- Bueno, como quieras…

- Es una pavada, pero realmente estoy cansada y si no te molesta te voy a pedir que vayas con Laura y le pidas un turno para dentro de dos días. Te parece?

No podía discutir mucho, ya que yo era el que estaba en falta y había llegado tarde a la cita…

Me levanté del sillón, siempre sin perder de vista a la doctora, y fui directamente donde estaba Laura.

- La doctora me pidió que te pidiese un turno para dentro de dos días.

- Mmmmm, a ver…. Miércoles a las 18:30 horas está bien?

- Si, esta bien… Esta vez prometo estar a tiempo!!

Laura sonrió y tomó un papelito, de esos donde los dentistas anotan el día y la hora de los turnos. Ella empezó a escribir los datos. Yo no podía dejar de ver sus hermosas tetas y su hermoso pelo rozando su carita… Laura terminó de escribir los datos en el papel, lo dio vuelta y escribió algo adicional y me lo dio. Tomé el papel y justo salió del consultorio la doctora que ya estaba cambiada y lista para irse a su casa.

- No te olvides de llegar a tiempo esta vez, eh? Me dijo Laura mientras me daba el papel.

- No, no… prometo llegar a tiempo esta vez.

La doctora sonrió…

- Tenés para mucho Laura? Le preguntó.

- En 15 minutitos me voy Sabrina. Si querés andá yendo que yo cierro todo

- OK. Vamos Alejandro que te abro y salimos juntos?

- Bueno…

Saludé a Laura que se sonrió muy pícaramente y tomé el ascensor con la doctora. Estaba ansioso por ver lo que Laura había escrito en el reverso del papel, pero debo admitir que estar en el ascensor con terrible perra me hacía ilusionarme y pensar cosas disparatadas como parar el ascensor y cogérmela allí… Llegamos a la planta baja y cada uno tomó su rumbo.

- Chau, Alejandro nos vemos el miércoles, si?

- Si, gracias por todo y perdón por la demora de hoy…

La verdad es que estaba muy intrigado por ver lo que había escrito Laura. Tomé el papel que lo había guardado en el bolsillo, ví la cita anotada en un lado y al dar vuelta el papel, podía leerse “volvé dentro de 15 minutos que te espero. L.”

Yo no lo podía creer!!! En realidad esperaba como mucho, su número de teléfono, pero la muy puta estaba preparando el terreno para quedarnos solos en el consultorio!!!

Volví rápido y toqué timbre.

- Consultorio.

- Soy Alejandro

- Pasá, bombón!!

Subí por el ascensor y toqué timbre en el departamento. La puerta se abrió y la pude ver… Laura estaba espectacular!!! Solamente tenía su camisa celeste de trabajo con 3 botones desabrochados que dejaban ver sus hermosas tetas que estaban sostenidas por un corpiño muy chiquito negro… No tenía sus pantalones puestos y como su camisa no era muy larga podría verse una tanguita muy chiquitita negra que se asomaba por debajo de su camisa. Hermosas piernas que se estilizaban aún más con los zapatos de taco que tenía puestos… La pija estaba a punto de estallar…

- Sr. Alejandro? Pase al consultorio que enseguida lo voy a atender…

Dijo esas palabras, se sonrió y me hizo pasar. Me tomó de la mano y me llevó hasta el consultorio donde me hizo sentar en el sillón… Mi erección era indisimulable. Laura, puso su mano sobre mi pija parada que todavía estaba oculta debajo de mis pantalones. Tomó la pija y empezó a masajearla lenta pero firmemente. Mientras hacía este movimiento, Laura me miraba y se relamía los labios sabiendo que dentro de muy poco iba a saborear mi pija. De repente dejó de masajearme la pija para bajarme el cierre del pantalón. Yo la ayudé desabrochándome el botón y el cinturón que sujetaban mi pantalón. Aún así, Laura metió su mano y agarró mi pija. Como estaba extremadamente parada, le costó sacarla del pantalón pero finalmente lo logró.

La imagen era muy excitante. Laura al fin había logrado sacar mi pija que estaba “enredada” dentro de mi pantalón. La tenía con firmeza, la contempló un segundo, sonrió de felicidad, apenas levantó la mirada para ver mi cara de excitación, bajó la mirada nuevamente para contemplar mi pija nuevamente, que desapareció dentro de la boca de Laura. Con mucha calentura, experiencia y ganas, Laura me estaba chupando la pija de una forma infernal. Yo estaba acostado en el sillón y Laura a un costado chupándomela. El movimiento de su cabeza de arriba hacia abajo hacía que su hermoso pelo se moviese en el mismo sentido y rozara su cara para caer y acariciar mi pubis. Su camisa entreabierta dejaban ver sus hermosos pechos que estaban todavía protegidos por su corpiño. No pude resistirme y estiré mi brazo para tocar esas hermosas y enormes tetas. Laura no paraba de chuparme espectacularmente la pija y mi mano derecha se “coló” por arriba de su camisa para tocar sus pechos. Primero manoseé lentamente el derecho, luego el izquierdo, para volver al derecho y meter mi mano por debajo de su corpiño y poder tocar libremente sus tetas.

Corrí su corpiño para ver sus pezones que estaban parados de su excitación. Verdaderamente las veía muy apetitosas y me moría de ganas de comérmelas pero a la vez, no quería que Laura dejase de chuparme la pija que lo estaba haciendo muy bien.

De repente, Laura sacó mi pija de su boca, siguió pajeándome el pene para mantener el placer que estaba teniendo y mientras hacía esto me miró a los ojos con cara de lujuria. Sus labios aún estaban húmedos por su propia saliva y respiraba rápidamente y con fuertes jadeos. Creo que es el propio jadeo de la desesperación de chuparme la pija y no poder respirar bien al tener terrible pedazo de carne en su boca…

De a poco su respiración fue regulándose y mientras me seguía pajeando su mirada me comía mas y mas…

- Papito, quiero que me recogas con esta pija deliciosa que tenés

Al decir esto, se subió al sillón donde estaba sentado, abrió sus piernas delanta de mi pija parada y acercó su hermoso rostro a mi cara. Tomó con sus brazos mi cabeza y sus labios buscaron apasionadamente los míos. Nuestras lenguas juguetearon primero dentro de mi boca y después en la de ella. Ésta situación me excitó muchísimo porque estaba besando a una yegua terrible, sus enormes tetas se apoyaban en mi pecho, y su conchita calentita (aún con la bombachita puesta) rozaba y se movía arriba de mi pija erecta y desnuda. Laura sintió mi pija dura apoyando a su conchita y empezó a moverse y excitarse con ese movimiento. Siguió asi por un tiempo hasta que separó su boca de la mía jadeando desesperada y dejó de hamacarse arriba de mi pija.

- Metémela que no aguanto mas...

Cómo iba a negarme a semejante propuesta? Con mi mano izquierda le corrí la bombachita a un costado y con mi mano derecha tomé mi pija y la penetré. Un alarido de placer se escuchó en la habitación. Mi pija sintió el calor y la humedad de Laura que se volvió loca con la sensación que estaba sintiendo. Laura se incorporó un poco apoyando sus manos al costado del sillón y extendiendo sus brazos. Haciendo esto lograba una mejor penetración y mejoraba mi placer. Sus tetas ahora estaban enfrente de mis ojos. Laura se movía muy bien con mi pija dentro de ella. Sus tetas se movían rítmicamente delante de mí y no pude resistir tocarlas con mis manos. Tomaba sus tetas con mis manos y con mis pulgares empecé a pajear sus pezones. Para tener mejor lubricación, llevé un pulgar a la boca de Laura que chupó con gusto y luego el otro pulgar para después llevar su humedad a sus pezones y seguir toqueteando con mis pulgares sus pezones. Esto pareció excitar mucho a Laura y empezó a moverse mas fuerte dentro de mi pija.

Me di cuenta que delante del sillón había un espejo. Me calenté mucho al ver el reflejo de esa situación y podía ver el culo perfecto de Laura y mi pija entrando y saliendo dentro de ella.

De repente veo a la doctora asomándose por la puerta del consultorio. Me paralicé completamente. Dejé de tocar a Laura y dejé de moverme al ritmo de ella. Laura se dio cuenta que algo malo pasaba porque dejé de jugar con ella y vió mi cara de pánico. Se dio vuelta y también vió a la doctora que estaba parada y asombrada mirando.

- Yo, yo… te puedo explicar Sabrina…

- No, que vas a explicar? Esta todo muy clarito!!

- Te pido que me perdones, realmente es la primera vez que hago algo asi en el consultorio, por favor perdoname… no se que decir…

- Yo si se que decir, putita!!

Hubo un silencio sepulcral… Laura se incorporó, bajó la cabeza y con mucha vergüenza estaba esperando las palabras de la doctora..


- Sos una putita!!! Eso es lo que sos!! Lo viste al cliente y te calentaste y por eso te lo estas cogiendo, no?

- Sabri… perdoname…


Una lágrima asomó por la mejilla de Laura… Sabrina se acercó y secó la lágrima con un dedo…

- Lo que no te dije es que ya me imaginaba que eras así y es lo que mas me gusta de vos.

Laura sorprendida levantó la mirada y la miró a los ojos…Sabrina prosiguió…

- Me calienta mucho la idea que te estes cogiendo a él en el consultorio y me calienta mucho mas la idea de que me invites a esta fiesta…

Si decir nada más, Sabri besó apasionadamente a Laura que al principio se sintió sorprendida, pero después aceptó cálidamente los besos de Sabrina. Las dos siguieron besándose apasionadamente y empezaron a manosearse entre ellas. Yo estaba atónito, pero a la vez me calentaba mucho ver a esas dos perras transando y manoseándose como lo estaban haciendo. De repente, Sabrina dejó de besar a Laura y me miró a los ojos.

- No te preocupes que vos también sos parte de la fiesta, papito!!

Dejó por un momento a Laura y se me acercó. Miró mi pija que estaba muy parada…

- Mmmm. Si Laura se la comió todita debe ser que está rica… Como no estoy segura voy a tener que probarla.

Al decir esto, tomó mi pija entre sus manos y empezó a chuparmela muy suavemente. Un estilo distinto al de Laura, pero realmente muy, pero muy bueno. Creí que mi pija no podía estar mas dura, pero me equivoqué. Sintiendo las chupada de Sabri, mi pija se endureció mas y mas.

- Mmmmm que rica que está!!!

- Te gusta, perrita?

- Mucho!!! Me encanta el sabor que tiene. Ahora me surge una duda…

- Que duda?

- Me encanta el sabor, pero no estoy seguro si es el sabor de tu pija o el sabor de la conchita de Laura!!! Me parece que voy a tener que averiguarlo!!!

Al decir esto, dejó mi pija y se acercó nuevamente a Laura. La besó apasionadamente otra vez, mientras con sus manos le bajó la bombachita que estaba empapada de sus jugos. La tomó de los brazos y la sentó en una mesada. Laura estaba ahora sentada en una mesada con las piernas abiertas mostrando su hermosa conchita. Sus manos estaban apoyados detrás de su cuerpo, arqueando el torso hacia atrás y dejando ver sus hermosas y enormes tetas. Sabrina se paró delante de ella e inclinó su cuerpo hasta llegar a la conchita de Laura que empezó a lamer muy suavemente. Laura gritaba de placer y retorcía su cuerpo hacia atrás mientras con una mano se manoseaba una de sus tetas. Sabri siguió chupándole la conchita a Laura con mucha, pero mucha dedicación. No pude evitar participar de esa escena espectacular, por lo que me bajé del sillón, me arrodillé delante de Sabri. Le desabotoné el pantalón y bajé el cierre. Le empecé a bajar el pantalón y la pequeña bombachita que tenía puesta a lo que Sabri ayudó con movimientos y con ayuda de sus manos, pero no dejaba de chupar los labios sexuales de Laura. Le saqué el pantalón y la bombachita y pude ver una hermosísima conchita depiladita y muy prolijita. Estaba muy, pero muy húmeda de la calentura que teía. No pude aguantar mucho hasta que empecé a lamerle el clítoris con la punta de mi lengua.

Sabri, gimió un poco, pero no quería dejar de chupar a Laura. Seguó acariciando el clítoris de Sabrina con la punta de mi lengua hasta que decidí utilizar toda la lengua en su clítoris, chupandola con todas mis ganas y dedicación. Estaba tan rica que cada vez me la comía mas y mas apasionadamente, mientras que Sabri siguió gimiendo mas y mas mientras seguía su tarea con Laura.

La imagen era increíble. Laura estaba arriba de la mesada apoyándose con una mano y con la otra tocándose un pezón y a la vez estaba con las piernas abiertas recibiendo la lengua de Sabrina que no paraba de trabajar y debajo de ella estaba yo comiéndome la sabrosa conchita de Sabri. Creo que seguimos en esta posición por varios minutos.

Laura quiso incorporarse, pero Sabri la llevó hacia el sillón. Laura quedó acostada en el sillón y Sabri se subió arriba de ella y empezó a chuparle las hermosas tetas. Laura quedó fascinada con las chupadas de Sabri que se las chupaba con muchas ganas.

- Sabés hace cuanto tiempo que tenía ganas de chapártelas? Ahora me voy a empachar y te las voy a comer.

Dijo esto y siguió con su tarea. Yo me dirigí hacia el sillón y me puse detrás de Sabri que estaba en cuatro chupándole los pechos. Qué culo espectacular!!! El culo de Sabri era perfecto y no pude tentarme en acercarme y manosearlo. Sabri estaba muy receptiva y aceptaba cálidamente mi manoseo. Fui cada vez mas abajo, le abrí los cachetes del culo y pude ver su hermosa conchita que todavía estaba húmeda de sus jugos y mi saliva. No pude resistirme y metí nuevamente mi lengüita a juguetear con su clítoris. Ahora estaba Laura acostada en el sillón y acariciando el pelo a Sabri. Sabri arriba de ella, en cuatro, chupándole las tetas y yo estaba acostado boca arriba chupándole la conchita a Sabri. Laura quiso tomar la iniciativa…

- Sabri, ahora te las quiero chupar yo. Quiero ver como son tus tetas!!

Al decir esto, Sabri dejó de chupar, se sacó la blusa que todavía tenía, luego se sacó el corpiño y mostró unas hermosas tetas. No eran tan grandes y pulposas como las de Laura, pero realmente eran unas tetas de tamaño mediano, bien paradas y con unos pezones rosaditos que se veían muy apetitosos…

- Sabri, son hermosas… ahora te las voy a comer yo!!!

Al decir esto, Sabri se subió un poco para que Laura, que todavía estaba acostada en el sillón, pudiese alcanzar las hermosas tetas de Sabri. Laura tomó las tetas, las contempló un segundo y las empezó a chupar. Sabri gemía como una perra en celo del placer que Laura le estaba dando con su lengua. En ese entonces, yo estaba nuevamente incorporado porque no podía seguir chupándole la conchita a Sabri. Como ella se corrió un poco para arriba, ahora podía ver el la conchita de Laura que estaba expuesta a que yo la ataque. Todavía estaba húmeda de la lubricación que tuvo cuando la penetré y de la terrible chupada de Sabri. Dificultosamente me subí al sillón, abrí las piernas de Laura, Sabri se corrió un poco mas adelante sabiendo que estaba a punto de penetrar a Laura y con mi pija a punto de estallar, penetré a Laura nuevamente.

La imagen era espectacular. Laura acostada con Sabrina encima, le chupaba las tetas y yo me movía como un animal dentro de Laura teniendo a Sabri delante de mí. Yo la penetraba profunda y violentamente. Tanto así que Laura no pudo tener más las tetas de Sabri en su boca porque no podía jadear bien. Soltó las tetas de Sabri y empezó a gemir y gritar de los pijazos que le estaba dando, hasta que dio un grito furibundo que anunció el primer polvo de Laura.

Sabri, quería volver a participar, asi que me corrió suavemente hacia atrás con su culo y yo saqué mi pija de la conchita de Laura. Sabri seguía en cuatro, se corrió hacia abajo para volver a chuparle las tetas a Laura que estaba todavía explotando. Laura empezó a gemir nuevamente con las chupadas de Sabri. Esta era mi oportunidad!! Sabri estaba en cuatro chupándole las tetas a Laura y me mostraba ese hermoso culo que tenía. Me acerqué por detrás y con mi pija durísima, la penetré desde atrás. Puse mi cabecita dentro de la conchita de Sabri y me di cuenta enseguida que ella estaba muy, pero muy estrecha, lo que me hizo calentar mucho mas. Sabri dejó de chuparle las tetas a Laura del placer que estaba sintiendo en ese momento. Yo empujé lentamente mi pija dentro de ella. Cada centímetro que entraba sentía que desgajaba esa conchita hermosa, deliciosa y estrechita cada vez mas y mas a la vez que Sabri gritaba de placer centímetro a centímetro hasta que entró toda.

- Perrita, estas muy estrechita!!!

- Si papito, hace mas de dos meses que nadie me coge y se me achicó la conchita. Rompémela toda!!!!

Esas palabras me calentaron mucho y empecé a cabalgar dentro de Sabrina fuerte y firme y sentí lentamente como su conchita fue amoldándose a mi pija. Pude sentir como se fue humedeciendo mas y mas y su calorcito interno casi quemaba mi pene. Muy rápidamente pude sentir su primer polvo, pero no dejé de moverme dentro de ella. Estaba gritando cada estocada mía…

- Papito sos un potro!! Ya me acabé y todavía tenés la pija durísima!!

Yo seguí moviéndome con mucha fuerza y firmeza. Mi pija entraba y salí, entraba y salía al compás de los gritos de Sabri. Mientras tanto, Laura estaba debajo de Sabri acariciándole las tetas. Seguí a un buen ritmo por varios minutos hasta que mi pija estaba a punto de estallar. Sabri sintió que mi pija se ensanchó un poco porque se estaba preparando para acabar y esa sensación le provocó su segundo e infernal polvo que lo gritó casi hasta quedarse afónica. Yo seguí moviéndome cada vez mas fuerte hasta que sentí que me acababa y es donde saqué mi pija, en un segundo tomé a Laura que estaba en una posición bastante pasiva acariciando a Sabri. La tomé de ambos muslos y la atraje hasta donde estaba yo (un poco mas abajo) y la penetré con fuerza. Laura estaba excitadísima por ese movimiento mío mientras Sabri todavía estaba acabando. Con mi pija a punto de estallar, hice 5 o 6 movimientos fuertes dentro de Laura y me acabé dentro de ella. Laura al sentir que estaba bombeando toda mi lechita dentro de ella, se acabó por segunda vez con un grito feroz.

Saqué mi pija de la conchita acabada de Laura. Sabri también se incorporó y pudo ver a Laura acostada y muy acabada en el sillón. Todavía estaba con las piernas abiertas y con la conchita húmeda. Al parecer saqué la pija goteando de leche, porque podía verse en la conchita de Laura que había restos de mi leche alrededor de ella. Sabri, lo vió y se desesperó…

- Ahora puedo probar la lechita de papi dentro de tu conchita!!

Al decir esto, Sabri empezó a chuparle la conchita a Laura y limpiarle y tomarse toda mi lechita que estaba en ella.

- Mmmmm. Riquísimo!!! No será mas rico tomar la leche del pico?

Me miró. Se incorporó y tomó mi pija que estaba media caída y se la puso en la boca para tomarse las pocas gotitas de leche que me quedaban. Realmente me secó las bolas. No podía acabar mejor de lo que había acabado.

- Que pija espectacular que tenés Ale. Me mataste!!

Si bien tenía la pija roja de tanto coger, todavía estaba muy calentito con las dos putas que me estaba cogiendo. Tomé a las dos y las llevé a la sala de espera. Ellas aceptaron la idea y me acompañaron. Puse a Laura en cuatro apoyándose en el sofá. Ella quedó con sus rodillas en el sofá y agarrándose del borde del respaldo. Me mostró el culo espectacular que tenía y que estaba a punto de comérmelo todito. Metí mi mano en su conchita y pude notar que aún estaba muy húmeda. Tomé parte de su flujo y lubriqué su ano. Ella entendió que quería hacerle el culito…

- Papito, asi que me querés romper el culito? Tomálo que es todo tuyo!!!

Me dijo esas palabras y la penetré muy fuerte por el culo. Ella gimió de placer. Estaba bastante estrechita pero a medida que entraba y salía, su culo se iba dilatando más y mas dejando que pudiese moverme cada vez mas rápido y fuerte. Laura gritaba de placer mientras bajaba su mano derecha para pajearse la conchita mientras me la cogía por el orto.

- Me encanta papito, cogeme bien por el culo que me encanta!!!

- Asi que te gusta putita? Te voy a abrir bien el orto con mi pija.

Me calentaba mucho ver como Laura gozaba con mis movimientos y realmente me calentaba mucho romperle el culo. Estaba gozando tanto, que quería seguir hasta acabar bien adentro de ella. Miré rápidamente al costado y pude ver a Sabri que estaba muy caliente viendo como me culeaba a su amiga y empleada. Se calentó tanto que se puso al lado de Laura y en la misma posición que ella. Es decir que ahora estaba Laura arrodillada en el sofá apoyándose con la mano izquierda en el respaldo y con la derecha pajeándose.. yo estaba parado detrás de Laura culeandomela muy fuerte y Sabri a la izquierda de Laura, también arrodillada en el sofá, con su mano izquierda apoyada en el respaldo, con la mano derecha pajeándose y mirandonos coger.

Entendí que Sabri también quería que le rompa el culo. Me calentó tanto que creo que empuje más y más fuerte a Laura hasta que sentí su alarido anunciando su tercer polvo. Ella se desarmó en el sofá y me dio la oportunidad de sacar mi pija que estaba muy parada, dura e hirviendo, me corrí para mi izquierda para penetrar a Sabri que estaba aún pajeándose en cuatro.

Mentí mi mano en la conchita muy acabada de Laura, y con sus jugos lubriqué el ano de Sabri que estaba listo para ser penetrado. Tomé mi pija y la penetré. Realmente estaba muy, pero muy estrechita y tuve que empujar muy fuerte para llegar a meterla toda. Sabri gritó enfurecida. Fue un grito mezclando dolor y placer.

- Acabas de desvirgarme el culo, papito!!! Sos el primero que me rompe el culo asi que rompemelo bien roto!!!

Las palabras de Sabri me calentaron como nadie. Ahora entendía porque estaba tan estrecha. La muy putita era virgen del culo y de lo calentita que estaba al ver a Laura gozar tanto por atrás quizo probar el mismo placer. De a poco su culito se dilataba, pero de lo estrecho que estaba no pude moverme por muchos minutos más. Estaba muy caliente desvirgando el culo de esa terrible yegua. No podía creer que estaba culeándome ese hermosísimo culo virgen. Sentí que mi pija estaba a punto de estallar dentro de Sabri. Ella se dio cuenta al sentir mi pija agrandándose dentro. Sentí que Sabri estaba a punto de venirse otra vez y aceleré mi ritmo. Sabri no aguantó mas y se acabo con un grito que se pudo escuchar en toda la cuadra. No pasaron 10 segundos que mi pija estalló dentro de su culo y empecé a bombear mi leche dentro de ella. Fue un polvo increíble!!!!

Sabri seguía gimiendo tirada en el sofá con el culo bien roto y mi leche dentro de ella. Me acerqué y la besé apasionadamente. Luego se acercó Laura y entro los tres nos confundimos en una apretada final. Sonreímos, nos vestimos y nos fuimos a comer.

Ya se imaginarán que voy muy seguido a mi nueva dentista para hacer controles. No sea que me aparezcan nuevas caries!!

FOTOS

Compañeras de Trabajo - Parte 3

Comentarios (1)

Llego el domingo yo vería a Marta como había acordado con ella en la semana y pero no podía dejar de pensar en Alejandra, algo era seguro tenia que sacarla de mi mente ya que la que me interesaba verdaderamente era Marta y si empezaba algo con ella no quería serle infiel, no ese mi estilo, cuando estoy en pareja soy para una sola mujer, pero cuando me encuentro solo soy de la que se me cruce y acepte mis propuestas.

Nos encontramos en un bar cerca de la casa de ella tomamos unos tragos y fuimos a caminar un rato, nos sentamos en una plaza a charlar mientras nos besábamos le dije que me gustaba mucho y tenia intenciones de comenzar una relación estable, a lo que me respondió diciendo que ella se encontraba a gusto conmigo pero quería tiempo para conocerme y mientras tanto no quería que nos sintiéramos atados ya que la reciente experiencia que tuvo con su novio no la había dejado con ganas de iniciar otra tan pronto, lo que yo respete y por esto no volví a tocar el tema.

Después de haber estado casi una hora o mas hablando y besándonos en la plaza, me comento que en su casa no habría nadie hasta muy tarde ya que sus padres y hermanos fueron a visitar a unos familiares por lo que interprete que a ella como a mi le había subido la temperatura, deduzco que mas en su caso ya que yo venia de una aventura bastante intensa y placentera, pero como la deseaba ni dude en aceptar su invitación.

Cuando llegamos a su casa nos acomodamos en la sala en unos sillones bien amplios y comenzamos la acción, ella estaba muy caliente y me besaba con fuerza, fue quitando mi camisa y recorrió mi cuerpo con su boca, luego me saco el pantalón junto con el slip, tomo mi pija que ya estaba dura y palpitante con sus manos comenzó a masturbarme, me miro a los ojos y vio el placer que esto me provocaba y se excito aun mas, en ese momento comenzó a chupar mi verga que parecía que reventaría en cualquier momento, pero yo sabia que podría soportar bastante mas gracias a la descarga reciente que tuve con Alejandra, Marta chupaba mi pene con ganas de comérselo todo, podía ver mi miembro entrando de forma increíble en su boca casi por completo, aclaro, si bien no soy un hombre con atributos extraordinarios, se puede decir que 20 cm no son nada despreciables, y nunca tuve reclamo alguno por parte de ninguna mujer, estaba tan excitada que creo que acabo un par de veces, ya que mientras sostenía mi verga con una mano y la chupaba, se acariciaba su almejita con la otra, me enloquecía verla mientras hacia esto, ya que sus ojos estaban fijos en mi rostro mirando mi reacción, no pude y la tome de sus larga y rubia cabellera guiándola hacia mi, la bese, la fui acomodando en el sillón para comenzar a desnudarla, una vez recostada desabotone su camisa, le quite su minifalda, suavemente fui besando sus hermosas piernas, ya que era lo que mas enloquecía de ella, junto con su cola, sus tetas eran redonditas y firmes de un tamaño nada despreciables, pero a mi me excitaba la perfección de sus glúteos, la simetría de sus piernas, eran únicas, las bese y las acaricie sin dejar un centímetro sin recorrer con mi boca, me fui deslizando por sus muslos hasta quedar frente a su pequeña tanga que cubría con lo justo su sexo, pase mi lengua por el sin quitarle la tanguita, esta estaba totalmente húmeda con sus jugos y disfrute saboreándolos, ella se movía y me tomaba con sus manos de los pelos presionándome contra su sexo, retire mi rostro solo un poco y le quite la tanga para dejar ante mi su almejita con una escasa mata de pelos puvicos debido a que se había afeitado su entrepierna, comencé a comerme esa almeja que me ofrecía para mi deleite, estuve un poco degustando tan exquisito manjar y sin temor a equivocarme puedo afirmar que acabo por lo menos dos veces, ya que podía sentir su sexo mojado de una forma asombrosa, me incorpore delante de ella y desnudo, con mi pija dura al limite le fui quitando la camisa y el corpiño que tenia prisioneros sus redondez y perfectas tetas, con lo pezones duros desafiantes incitando a devorarlos cosa que hice con mucho gusto, me acomode entre sus piernas que se encontraban abiertas hasta donde mas podía abrirlas esperando recibir mi miembro, la sujete de las caderas y la traje hacia mi verga que fue penetrándola sin ninguna dificultad, ella gemía y se entregaba por completo, yo metía y sacaba mi pene casi por completo de su concha, y a cada embestida dejaba escapar un gemido, esto me calentaba tanto que fui aumentado la fuerza, me movía de una manera mas violenta que parecía ir disfrutando conforme aumentaba la intensidad de mis embates, ya estaba a mil no soporte mas y acabe inundando su vagina con mi leche ella, dio un grito y se aflojo había acabado una vez mas pero esta era mucho mas intensa que las anteriores, yo me tendí a su lado abrazándola.

Nos encontrábamos abrazados y callados ella de espaldas a mi, quietos disfrutando la tranquilidad que nos daba el momento que acabábamos de vivir, cuando note que Marta tomo mis manos y las guío hasta sus tetas dándome a entender que quería que se las masajeara, lo que hice de inmediato presionándolas suavemente y pellizcando sus pezones que se estaban poniendo duros, acerco su culo contra mi pija y comenzó a frotármelo, yo sentía mi miembro dentro de ese canal y viendo que me lo ofrecía sin yo haberlo pedido que me lo entregara me excite, y la erección de mi verga no se hizo esperar, la deje jugar un poco mas hasta que tuvo mi instrumento listo para la acción entonces sujete una de sus piernas y la levante hasta la altura del respaldo del sillón en que estabamos recostados, dejándola apoyada sobre el mismo, en esa posición sus nalgas se encontraban separadas dejando a mi disposición su ano, sujete con una mano mi verga y la lleve hasta la entrada de su orificio, preparada para penetrarla de un momento a otro ella solamente se dejaba guiar por mis manos sin oponerse a nada, entregada por completo a mi voluntad, con una mano le acariciaba las tetas y con la otra empece a acariciar su almejita que ya estaba húmeda y caliente, no pude esperar mas y de un solo golpe le metí toda mi pija en su culo, grito y me sujeto fuerte las manos luego las soltó, y se afirmo con ellas del respaldo del sillón para de ese modo soportara mis embestidas las cuales movían todo su cuerpo por la violencia con que yo le daba, pero era lo disfrutaba, sus gritos de dolor poco a poco se transformaron en gemidos de placer, disfrutaba tanto el sentir mi miembro dentro de ese culo perfecto y estrecho, presionado de una manera uniforme que a cada movimiento provocaba una sensación indescriptible por la fricción que ejercía en todo mi pene que no tarde mucho en inundar su ano con mi lecho, lo que ella disfruto por completo, yo permanecí dentro de ella hasta que mi miembro predio su rigidez, Marta se quedo quieta sintiendo este cambio, podía sentir que contraía su ano presionando mi pija y de ese modo aprecia el cambio de la misma.

Al rato me separe un poco se dio vuelta y estando frente a frente le dije que tenia que irme puesto que en cualquier momento llegarían sus padres y no era conveniente que nos encontraran solos en su casa, ella estuvo de acuerdo, así que me levante me vestí y me fui a casa a descansar, ya que al ida siguiente debía ir a trabajar, pero con las ganas que da el hecho de haber pasado un muy buen fin de semana.

Pero esto no terminaría ahí, mi sorpresa seria mucho mayor con lo que acontecería esa semana. Llegue el lunes al trabajo con una tranquilidad y unas ganas de trabajar poco comunes para un Lunes no era para menos durante el fin de semana, mi ego aumento tanto por el hecho de que me había cogido dos de las solteras mas deseadas del trabajo pero no podía contarle a nadie, si no quería arruinarlo todo así que me dispuse a trabajar, empece con mis labores rutinarias atendiendo pedidos de los sectores operativos para resolver inconvenientes de rutina, en eso me llaman de una oficina en la cual trabaja una chica con la que nos hicimos amigos y a pesar de estar muy buena nunca intente nada con ella, puesto que es casada y conozco a su marido y a su hijita así que por eso siempre conserve la distancia y ella también siempre se encargo de marcar la línea que nos separaba, cuando llegue a su oficina entre y la encontré hablando con una chica que trabaja con ella y que tiene un cuerpo escultural el mejor de toda la empresa, aunque no es muy sociable, siempre comentamos entre los muchachos que con ese cuerpo no sabemos como esta trabando en esta empresa y no como modelo, pero bueno no viene esto al caso, la cuestión es que saludo a las dos y le pregunto a mi amiga Ana, que sucedía con su maquina y me respondió que no sabia porque se estaba colgando cuando corría una aplicación de la red, entonces me puse a rebizar la pc, y buscar la falla, entretanto ella me pregunto como me había ido el fin de semana, ya que me veía muy contento, le dije que bien, tranquilo, a lo que acoto comentando que le parecía que mas que tranquilo había sido movido, y debía haber tenido una &quot..alegría&quot.. para estar tan contento, yo en mi interior pensaba - si supieras - , además ni yo podía creer lo que paso, bueno resolví el problema se lo informe y me fui. Les comento que mi amiga es bajista pero de esas mujeres que todos se dan vuelta a ver ya que es delgada pero tiene buena figura siempre viste de minifalda y camisa muy holgada, ya que tiene unos pechos muy grandes para su contextura física y a pesar de usar prendas sueltas no puede ocultar sus tetas, tiene pelo largo totalmente lacio y ojos verdes grisáceos, es una muñequita.

El día termino tranquilo sin mayores novedades, no me cruce en todo el día con Marta y mucho menos con Alejandra, así que a las 17.30hs me retire como de costumbre y me fui a casa.
El Martes llegue temprano al trabajo y me dispuse a trabajar cuando mi jefe me dijo que tenia que ir a revisar la maquina de Ana que estaba andando mal, entonces sin perder tiempo fui, llegue y la salude revise su maquina y para variar me di cuenta que el problema era del Windows 95 así que le avise que para solucionar el problema tenia que reinstalarlo, ella me dijo que no había problema y que mientras tanto iría rebizando unos papeles, entonces comencé a reinstalar el regalo del Amigo &quot..Bill&quot.., Ana se sentó en su escritorio, y mientras rebizaba sus papeles, me dio charla, me pregunto como estaba el trabajo en mi sector, le comente que teníamos demasiado ya que estabamos desarrollando una nueva aplicación, y que mayormente me iba tarde pero trataba de que no fuese todos los días, ya que sino terminaba la semana destruido, aprovecho esto para preguntarme que había pasado el fin de semana que tenia tan buen humor, le dije que nada, dijo que no me creía pero si no quería comentarle, lo entendía, no era su intención incomodarme, termine de instalar el programa y me fui.

Ese día tenia que quedarme hasta tarde así que tome el día con tranquilidad. alrededor de las 19.30 sonó el teléfono, estaba solo, lo atendí y para mi sorpresa era Ana que me dijo que la maquina tenia problemas, dejo todo y fui a ver que pasaba cuando llegue le pregunte que hacia tan tarde me dijo, que tenia trabajo atrasado y hasta que no terminara no se iba, ella estaba vestida con una camisa blanca que dejaba ver su corpiño con encaje, sosteniendo aquellas enormes tetas, note que estaba desabrochada mas que de costumbre, no le mayor importancia en ese momento, revise la maquina y note que faltaban unos archivos ella estaba para detrás mío y apoyo sus manos en mis hombros, haciéndome masajes yo agradecí esto, me pregunto por que estaba tan tenso, le dije que era por el cansancio, continuo con los masajes acercando su cuerpo al mío, dejándome sentir sus tetas rozando mi espalda, no pude evitar excitarme, pense que ella lo hacia para relajarme, y sin otra intención, pero sus manos empezaron a recorrer mi pecho no podía creer lo que estaba pasando, ya estaba excitado, ocultar mi erección ya era imposible, Ana tomo el respaldo de la silla y me giro dejándome frente a ella a la altura de sus tetas, desabroche los botones de su camisa, lo pocos que quedaban abrochados, se la quite, que hermosos y grandes eran sus senos, le quite el brasier, y luego me interne con mi boca entre aquellas enormes cumbres, sus pezones eran grandes rodeados por unos pequeños círculos rosados, estaban duros, por favor no podía creerlo, tenia ante mi los pechas mas grandes y redondos que me habían ofrecido nunca y la propietaria era una amiga, casada, y de la que nunca podía esperar eso pero la oferta era irresistible, aparte yo tenia una calentura increíble, por eso me concentre en enfocar todos mis sentidos en ella, ya que sabia que seguramente seria la única oportunidad que tendría de disfrutar todas sus beldades, de repente se alejo un poco me miro sonrío y se arrodillo delante de mi, desabrocho mi pantalón bajo el cierre y me lo quito, también me saco el slip dejando mi garrote frente a su rostro, sin perder tiempo lo introdujo en su boca hasta donde pudo, y de ese modo comenzó a chupármelo, por dios que sabia como chupar una pija me acelero tanto que la tuve que detener para no acabar en ese momento, quería que eso dure, la tome de los hombros y la lleve hasta el escritorio que estaba al lado nuestro hice lugar y le dije que se recostara, cosa que hizo de inmediato, estaba espléndida sus enormes pechos eran dos montes que yo quería escalar y me estaba dando esa oportunidad, le quite la minifalda y la pequeña bombacha que cubría su sexo ya tan húmedo por sus jugos que era imposible no notarlo a simple vista, acto seguido comencé a comerme su almeja era sabrosa ella no hablaba, no emitía ni un solo sonido, supuse que era por que no quería que nadie oyera fuera de la oficina, yo había trabado la puerta para evitar algún posible incidente si alguien nos llegaba a ver en esa situación, me detuve después de unos minutos y comencé el ascenso hasta esas tetas que tanto deseaba escalar, las saboree como si fuese la ultima vez, seguramente seria la primera y ultima, y volví a detenerme me senté en la silla donde comenzo todo y ella supo de inmediato cual era mi intención, allí me encontraba sentado totalmente desnudo y con pija dura esperando que ella la montara, se acerco y se sentó sobre mi verga metiéndosela toda de una sola vez, yo sujete sus pecho pero estos superaban mi capacidad de mis manos, las apreté y se las chupe, mordiendo sus pezones suavemente, mientras Ana subía y bajaba de forma que mi pene entrara y saliera por completo de sus vagina, no tarde en inundar su conchita con mi leche, me abrazo fuerte y dejo escapar un grito haciéndome saber que acabo en ese momento, se quedo sentada sobre mi, con mi pija dentro, se movía suavemente, no me quedaba duda que sabia lo que hacia ya que mi pija no tardo en recuperar su rigidez por completo, empezó a moverse, con mas fuerza, yo la abrasé y me pare sin sacar mi miembro de su caliento cueva la senté en el escritorio y saque mi verga mojada y dura la bese la hice para frente a mi la tome de la cintura y la di vuelta, agarre sus largos cabellos la incline boca abajo sobre el escritorio, ofreciéndome en esa posición su culito redondito, y firme, me distancia un poco y la observe era una imagen única la que podía apreciarse estaba boca abajo sobre su escritorio dejando sus pechos apoyados sobre él, y dejando su culito listo para recibir mi pija, me calentó tanto verla así que me acerque hasta ella la sujete de los pelos tirando su cabeza hacia atrás, con la otra mano acomode mi verga a la entrada de su ano, me incline sobre ella la bese, y le dije al oído que me la iba a coger por el culo, Ana asintió con la cabeza como dándome a entender que eso era lo que estaba esperando, entonces de una sola embestida le metí mi pija completa hasta sentir mis huevos contra su concha, intento incorporarse pero la tenia sujetada de los pelos y no la deje, comencé a meter y sacar mi pija en una forma salvaje, no podía contenerme, ella gemía, y me pedía no pare, yo no tenia intenciones de hacerlo pero el oírla decir esto me excitaba cada vez mas, seguí así un poco mas, la tenia sujeta de los pelos no iba soltarla, la estaba montando y sus cabellos eran la riendas para guiarla a donde yo quisiera, tire de ellos y la pare sin sacarle la pija de su estrecho culito, empece a caminar suavemente hacia la silla y lentamente me senté ella empezó a moverse metiendo y sacando mi verga de su culo, yo le sujete lo pechos desde atrás acompañando sus movimientos, no podía mas iba a estallar y se lo dije, dijo que no todavía quería que le acabara en la boca se levanto de un salto y se arrodillo ante mi, y me la chupo con unas ganas increíble no resistí mas y deje salir toda mi leche dentro de su boca no dejo escapar ni una gota, unas vez que los dos habíamos terminado, se vistió yo hice lo mismo, arregle la computadora, ya que la falla era unos archivos que ella había cambiado de directorio, le dije que estaba el problema resuelto, me dijo que sabia resolver muy bien los problemas, y que seguramente ahora la maquina funcionaria bien.
Me fui a mi oficina apague todo y termine la jornada laboral ahí mismo, no sabia como pero en menos de 15 días había ligado, tres de las mejores mujeres de la empresa y lo mas asombroso es que no tuve que hacer nada ya que prácticamente fueron ellas las que me abordaron.

FOTOS

Compañeras de Trabajo - Parte 2

Comentarios (0)

Bueno como les había dicho me sorprendió la invitación de una compañera de trabajo a la que no conocía prácticamente y acepte, debido a que estaba muy buena, así que acordamos vernos el viernes por la noche, era Miércoles y tenia que encontrar el modo de organizarme para poder salir con Alejandra el Viernes y que Marta no sospechara nada, además tenia que asegurarme que Alejandra no dijera nada a nadie en el trabajo.

El mismo día a la tarde, arregle mi horario para coincidir con Alejandra en la salida y decirle que me gustaría que nadie supiera en el trabajo que teníamos una cita, a lo que me contesto que me quedara tranquilo ya que no le interesaba que su novio se entere, como se imaginaran esto me dejo sin palabras, se despidió y se fue.
Hasta el momento todo prometía que este fin de semana seria uno de los mejores para mi. Por la noche llame a Marta para invitarla a salir el Domingo con la excusa que el Viernes jugaría al fútbol con amigos y nos reuniríamos en casa luego para jugar a las cartas, y el Sábado iría a visitar a mi familia.

Y llego el gran día me encontré con Alejandra en la puerta del Pub donde había ido la semana anterior con Marta y sin muchas vueltas entramos, ella estaba vestida con un vestido ajustado al cuerpo y que dejaba ver su hermosa figura es delgada y estilizada, sus curvas no son exuberantes pero hacen que uno quiera recorrerlas con todos los sentidos, una vez dentro del lugar nos sentamos unos minutos ha tomar algo y conocernos, mientras hablábamos yo la desnudaba con la vista hecho este que ella había notado ya que no me preocupaba en disimular mis deseos, al mismo tiempo me hablaba y actuaba de una manera muy sensual logrando acelerarme mucho mas, no pude resistir mas la tome de la mano la guíe hasta donde estaba lo que podría decirse la pista de baile la sujete de la cintura pegando mi cuerpo contra el suyo, por lo que pudo notar mi erección, y como toda una gata dispuesta a conseguir lo que buscaba comenzó a frotar con sus piernas mi miembro para calentarme aun mas, con un a mano la tome de la nuca y le di un beso intenso el cual fue correspondido, después de un rato me murmuro al oído que había mucha gente y sentía ganas de estar en un lugar mas tranquilo, le propuse ir a mi departamento, lo que asintió dándome un beso tan intenso o tal vez mas que el que yo le habia dado anteriormente, nos fuimos en ese momento sin demorar un minuto, yo trataba de ocultar mi bulto, ya que bajo el jean el me pedía libertad y acción.

En el ascensor ella me abrazaba y acariciaba mi paquete de un modo un tanto ansioso, yo solo correspondía esto, estaba un poco nervioso por que no me vieran mis amigos del edificio para evitar que se enterara alguien de esto y por consecuencia Marta que a pesar de no ser novios tenia ganas de que con el tiempo esto cambie, pero mientras tanto había que aprovechar la buena suerte y el ligue del momento, una vez adentro de mi departamento ella se quito el vestido sin perder un minuto dejando ante mi su cuerpo cubierto con una pequeña tanga y un corpiño de encaje que dejaba ver sus pezones duros ansiosos por ser liberados, yo hice lo propio me quite la ropa quede solamente con el slip bajo el cuela se encontraba mi pija dura y apunto de estallar, era hermosa tenia una figura armoniosa y capaz de calentar a cualquier hombre, no entendía el porque me había elegido a mi, ya que ella no era muy sociable en el trabajo y tenia fama de no involucrarse con gente del trabajo, pero bueno a quien le importaba en ese momento, a mi NO, me tomo de la mano y me pidió que la guié al dormitorio, lo hice de inmediato, la tome por la cintura y fuimos caminando torpemente ya que yo no dejaba de abrazarla y pegando su hermoso culito a mi dura verga, a lo que Alejandra respondía frotando sus duras y firmes nalgas contra mi miembro, llegamos al dormitorio estabamos a mil por todo el juego previo se dio vuelta y se sentó en la cama quedando mi pene frente a ella, me bajo el slip y comenzó a chupar mi instrumento desesperadamente, y sin tocarlo con sus manos ya que las usaba para sujetar mis glúteos para tratar de sostenerme mientras intentaba tragar todo mi pene, yo no podía dejar de gemir, sentía un placer enorme viendo a esa mujer tragando mi aparato y mi glande rozando su campanilla, pense que en cualquier momento iba dejar brotar mi leche y de ese modo inundar su boca, pero los dos queríamos que ese momento fuera tan intenso, que parecíamos sincronizar como pocas veces me ha pasado, buscábamos los mismo y no habíamos dicho una palabra desde que entramos al dormitorio, dejo de chupármela se quito en brasier y se recostó, dejándome a mi la tarea de quitarle la minúscula tanga, que agradable sensación fue el ver esa hermosa almeja totalmente afeitada sin un solo pelo, comencé a comerme esa concha preciosa y saboreaba sus jugos que eran exquisitos tan deliciosos que me embriagaban de una forma que deseaba mas a cada momento, ella se arqueaba mientras mi lengua disfrutaba el sabor de su increíble almeja, y la escuchaba gemir y viendo su excitación la aproveche para meter un dedo en su ano lo que pareció agradarle, por lo que mientras chupaba su jugosa vagina mi dedo preparaba el terreno para después, poco a poco fui dejando su entrepierna y me dirigí a sus hermosos senos me detuve en ellos unos instantes y me puse sobre ella la bese, acomode mi pene en su conchita y la penetre, me abrazo fuertemente, con sus uñas me recorrió la espalda no me lastimo pero me hizo sentir como estaba disfrutando la penetración, no besábamos y nuestras lenguas se movían en nuestras bocas de forma que nuestros gemidos se apagaban, solo en esos momentos, no pude mas y acabe dentro de ella haciendo que ella acabara junto conmigo, estuvimos en esa forma unos minutos, saque mi pija de su húmeda conchita, no tan dura como hace unos momentos brillaba, porque se encontraba mojada por sus jugos.

Estabamos recostados de lado uno frente al otro mirándonos cuando ella se acerco y me beso y empezamos nuevamente con la caricias, sin decir nada, pronto estuve recuperado y mi erección ya era total, como para no serlo estaba con una mujer que no tenia desperdicio, la recorrí lentamente con mi boca y fui bajando hasta su entrepierna la recorrí de arriba hacia abajo y a la inversa y penetrando con mi lengua hasta donde era posible se había excitado nuevamente y jadeaba muy agitada baje de la cama e hice que se pusiera al costado de al lado de la misma quedando enfrentada a ella, yo me encontraba parado detrás de Alejandra con pija dura, con las manos la tome por los hombros la incline sobre la cama quedando su perfecto culito delante mío, fui acercando mi pija hasta su ano y comencé a penetrarla ella lo disfrutaba, daba gritos mezcla de dolor y placer yo me estaba encantado con ese culo, mi verga encajaba justo en ese culito, y ella parecía disfrutar se movía salvajemente no pude mas y la inunde, llene su ano con mi leche los acabamos al mismo tiempo. Nos acostamos uno junto al otro y nos dormimos por el agotamiento que nos había causado tanto placer.

A la mañana me levante mientras ella dormía y fui a bañarme me estaba duchando cuando ella entro y se paro bajo la ducha conmigo y comenzamos a recorrer nuestros cuerpos con las manos, yo le bese y mordí suavemente los pezones y después ella chupo mi pija, la tome de los brazos la puse de frente a la pared de pie y la sujete de las caderas separando dejando su culito tirado hacia atrás, tenia sus dos orificios a mi disposición, comencé por culo arremetiendo sin miramientos, luego se la metí en la vagina y ella la recibió con gusto, ya no podía mas y estaba a punto de acabar, al notarlo Alejandra me miro y me dijo que quería que le acabara en la boca quería probar mi leche, no pude hacerla esperar y me separe un poco de ella para pudiera acomodarse para recibir mi semen, se arrodillo, le acerque mi pija y comenzó a chuparla y enseguida mi semen lleno su boca ella no dejo caer ni una sola gota, parecía disfrutar tanto que me dio la impresión que acabamos a la vez.-
Después del baño nos vestimos ella se fue pero no sin antes aclarar que tenia novio y esto lo había hecho porque yo le resultaba un tipo muy agradable, pero no quería involucrase con gente del trabajo y que yo era el primero y el ultimo puesto que necesitaba el trabajo, me dio un beso, me dijo que había sido una noche espectacular que tal vez en otra ocasión podríamos repetirlo pero no me lo aseguraba. Yo me quede tranquilo ya que esto implicaba que iba a poder seguir viendo a Marta y nadie sabría lo de Alejandra. Pero esto recién empezaba.....
continuará... FOTOS

Compañeras de Trabajo - Parte 1

Comentarios (0)

Este que les voy a contar no yo puedo creer que me haya pasado, ya que nunca fui un playboy, y salí con varias mujeres pero nunca me habia pasado algo igual, bueno comenzare a contarles que fue lo que me sucedió:
Todo empezó una mañana en el trabajo, yo estoy en el área de sistemas y junto con otros 5 muchachos nos dedicamos al desarrollo y mantenimiento del software de la empresa, a media mañana recibo el llamado de Marta una compañera de trabajo para que le grabe un documento que se encontraba en la computadora de una abogado en un diskette, para que ella pudiera editarlo en su PC, por lo que acudí a su oficina y juntos fuimos hacia el sector donde se encontraba la computadora del Dr. al que ella le habia solicitado el documento, en el pasillo íbamos charlando de cosas sin importancia, les aclaro que ella siempre me gusto pero muy pocas veces habia tenido oportunidad de hablar con ella y mucho menos para invitarla a salir, ya que tenia novio y no es del tipo de mujer que juegue a dos puntas, cuando llegamos a la oficina saludamos al abogado y yo me senté frente a la computadora a fin de conocernos.

Nos encontramos en una esquina del centro y fuimos a tomar unas copas a un bar de la zona, mientras estabamos en ese lugar ella me contó que las cosas con el novio no andaban del todo bien y que tenias ganas de romper con el, por lo que yo me dispuse para aprovechar la noche y sacar partido de esta situación, ya que estaba conmigo esa noche era porque quería que yo fuera la excusa para terminar con su novio, y mi intención era complacerla (nunca hay que desilusionar a una mujer no creen), bueno terminamos nuestros tragos y nos fuimos a bailar (la lleve donde pasan música disco, ya que a pesar de tener 28 años me gusta la música de fines de los &quot..70), ya en el lugar comenzamos a bailar y a tomar algunos tragos mas a mitad de la noche tome coraje y la bese a pesar de no haber dado lugar a esa actitud tampoco la rechazo, todo lo contrario comenzó a besarme desesperadamente su lengua recorria toda mi boca.
Estando en mi departamento comenzamos nuevamente con las caricias y los besos apasionados, yo ya excitado a mas no poder comencé a deslizar mis manos por debajo de sus ropas, empece por sus pecho los cuales no eran muy grandes pero si bien redondos, firmes y desfiantes, ya tenia los pezones duros y mis dedos se entretuvieron con ellos, acariciándolos formando pequeños círculos alrededor de los mismos, pude apreciar que esto la excitaba en una forma increíble, note que ella desabrochaba mi pantalón y bajo mi cremallera para después sujetar mi duro miembro firmemente con su mano, no se hizo esperar su ansiedad y empezó a mover su mano de arriba hacia abajo lo cual consiguió poner mi pene tan duro que parecía que me iba a estallar, ya no soporte mas la bese la tome en mis brazos y la lleve a la cama la recosté y la fui desnudando a la vez que besaba cada parte de su cuerpo, estaba muy excitado.

En la semana nos vimos un par de veces, y en estos encuentros me contó que habia terminado con el novio, lo que me hacia pensar los buenos momentos que quedaban por delante para nosotros.

Mi sorpresa llego cuando otra compañera de trabajo me invito a salir, me sorprendió ya que no habíamos hablado mas de dos veces y fue por cuestiones laborales, pero a pesar de ello acepte la invitacion, ya que estaba muy buena y no podía desaprovechar la oportunidad, pero debía hacerlo con reserva pues no quería perder a Marta, y lo que ella podía ofrecerme.


FOTOS

El Poder del Dinero

Comentarios (0)

Ya sabia yo que mi padre que en paz descanse tenia razon.. con dinero lo compras todo............sabias palabras del hombre que nos dejo en el mas completo acomodo..... Mi madre trabajaba para un laboratorio, a lo largo de todo el dia. A ella le gustaba mucho hacer las tareas de la casa, pero por tiempo, y por querer ayudar contribuyendo a dar empleo, contrato a una chica, (que recomendo una amiga de mi madre) Para que vienese a casa dos veces a la semana, los martes y viernes.....mi casa es grande, dos pisos,la piscina resulta bastante grande ya que solo vivimos dos, y hay muchas tareas que hacer. 

La chica se llamaba andrea, y tenia cerca de 23 años, habia salido del colegio sin terminarlo, y tenia poca educacion, pero tenia que trabajar para ayudar a su familia. Mi madre le pagaba 12 mil pesos diarios., que es muy bueno si se piensa en los tiempos dificiles que vivimos en la actualidad ( la crisis que afecta al pais) Mi padre habia muerto en un accidente cuando yo tenia 14 años, ahora a mis 17 entiendo muchas cosas que dijo.... Era martes y sono el timbre a las 9 am, mi madre ya habia salido a trabajar......conteste el citofono y abri aun medio dormido, era andrea....chica bastante agraciada para su condición social..... Media como 1,60 era de piel oscura, ojos negros, labios gruesos, cabello oscuro  y escondia unos pechos grandes, ojo que no era gorda, se mantenia firme....generalmente ella trabajaba con ropa deportiva, no hablaba mucho, pero trabaja bastante bien, ( ya que mi madre es muy exigente) luego que trabajara cerca de un mes en mi casa, era comun encontrarla de cuatro patas en el suelo limpiando......tenia un trasero bastante apetecible, y fue tu trasero el que me impulso las medidas extremas que tome. 

Mi padre me habia dejado una pension que eran cerca de 3 sueldos minimos.......asi que el dinero no me faltaba..... Llego temprano a trabajar como de costumbre, al entrar en la casa, le pregunte que cuanto dinero ahorraba.....me dijo que su madre le sacaba cerca del 70‰ del dinero que ganaba en los trabajos de limpieza....mmmm. Por que? Mira le dije, encontre esta faldita que usaba mi madre cuando era joven, que te parece si te pago 5000 pesos si la usas mientras realizas tu trabajo.... Nadie sabra que te pago, y asi podras ahorrar mas dinero para tus necesidades..... Me pregunto si le pagaria por adelantado, yo le respondi que al final del dia. ¿solo por usar la faldita mientras trabajo? Si.....solo eso...haber, dejame probar la falda..... se fue al baño a cambiar y cuando regreso pude ver que tenia un hermoso par de piernas......la faldita blanca era un poco corta, y suelta....le llegaba por sobre las rodillas casi unos 10 cm. Y sin platicar mas comenzo a hacer tus labores.....yo me dedique a espiarla....para pena de ella y alegria mia, cada vez que estuvo en el suelo, dejaba al aire sus nalgas...ella trataba de taparce, pero igual se podian ver sus ropas interiores perdiedose entre sus nalgas.............ella no podia estar preocupada de mi, debia trabajar, asi que yo la espiaba a gusto....... 

Estaba pasando la aspiradora en la escalera ( es tipo caracol) y desde abajo se podia ver toda su entrepierna, al parecer se cortaba los pelos pubicos, pues tenia la piel tersa y sin pelos a los costados de sus calzones...sus labios vaginales se marcaban en su ropa interior, mostrando la belleza de sus partes intimas....asi pasaron unas cuantas semanas, tanto asi que ella se acostumbro a que yo le mirase bajo su falda mientras trabajaba.....como me deleitaba..... Una mañana, junto con pasarle la falda, le dije.. tal ves te interese ganar un poco mas de dinero, digamos otros 3.000? haber dijo ella, y que debo hacer.......? solo debes usar esta camiseta. (era blanca, tipo basketball) me dijo no hay problema.....yo dije pero,....pero que??pero debes usarla sin sujetador.......mmmmm ella lo pensaba, mientras yo le decia que no le vendrian nada mal 8.000 pesos solo por usar ropa......ella me miro y dijo.. dame la camiseta..... La camiseta era mia, y a mi me quedaba ajustada.....no saben el placer, el gusto que me dio al verla, con ese hermoso par de tetas aprisionadas......tratando de salir.........sus pezones se marcaron de inmediato, y no perdia la mirada de todos los movimientos que hacian libremente....era maravilloso ver esas tetas moverse y saltar de un lado a otro.... Mis erecciones ya eran incontrolables y andrea se habia acostumbrado, ya que veia como miraba mi paquete mientras trabajaba.......con el calor y la humedad se podian ver sus pechos a traves de la camiseta, sobretodo cuando debia de lavar los platos ....... Ella siempre se iba a las 7 de la tarde, y mi madre llegaba a las 8, asi que nunca supo lo que pasaba, solo sabia que la casa estaba limpia.. Ya en la semana siguente, no me pude aguantar y le pregunte si queria aumentar sus ahorros...... ¿qué debo usar esta vez? preguntó........no, esta vez tendras que devolverme mi camiseta..... ¿quieres que trabaje con mis pechos al aire? Estas loco me dijo.......bueno dije yo, solo queria que ganaras 12.000 pero si no quieres.........mmmm me miraba y sacaba sus cuentas....mi madre le pagaba 15.000 y yo le daria 12.000 eran 28.000 en un solo dia......era mucho dinero......luego de meditarlo, cogio la camiseta y sacandosela me la dio........no podia creer lo que veia, eran las tetas mas redondas que habia visto, y sus pezones pacerían las cerezas de una torta. Ya en ese punto, mis erecciones se hicieron generales, andaba todo el dia con el pene parado, era fantastico ver cuando limpiaba los ventanales y sus tetas se apretaban contra el vidrio, a su jornada siguiente le dije que le daba 2.000 mas si me devolvia la falda....a lo que sin dudar me dijo si con ella me ves igual, asi que se la saco.....ella siempre se cambiaba en el baño, ya que regularmente llegaba con su ropa deportiva.....

Era mi sueño hecho realidad, tenia a una chica de 23 haciendo el aseo de la casa casi desnuda... Ustedes pensaran que talves he gastado mucho dinero, y que con el mismo podria ir donde un prostituta, pero no se preocupen.........la noche anterior a su siguiente jornada, me masturbe cerca de 7 veces........para estar seguro de que al dia siguente no tendria nada de semen..... Arregle todo en mi habitacion, deje mi videocamara, dentro del estante, enfocando hacia la cama.....como de costumbre ella llego a las nueve, al abrir le dije que le tenia mi ultima oferta....... Le pagaria 17.000 si se quedaba completamente desnuda...... a esas alturas ya le daba igual, asi que acepto....lo unico que quiero, es que esta vez te quites la ropa en mi cuarto, y lo hagas lentamente........eres un caliente......pero con dinero.......vamos a tu cuarto. Al entrar, encendi el equipo de musica, para distraer el sonido que genera mi camara al grabar, alli puse musica suave a SADE ( compac) Hábilmente me ubique de acuerdo a la ubicación de mi camara.....con una cinta negra, le habia tapado la luz intermitente que indica grabación. Me sente en una silla, y le dije que se sacara la ropa, mi camara hace enfoque automarico, y como estabamos cerca....la idea era que se nos gravase de lado. El parlante estaba cerca de la camara, asi que en audio solo se gravo la musica......... Entonces le dije que se sacara la ropa lentamente.......en cada prenda que sacase, debia darce una vuelta, con mi calentura, no aguante mas y abri mi pantalon sacando. Mi pene....., cada vez que ella me daba su espalda yo miraba a la camara........ Alli estaba ella, solo con su calzoncito, me dio la espalda y comenzo a bajarcelo lentamente, abriendose las nalgas, a mi vista quedaron.......su ano y sus labios mayores....... Yo mientras me masturbaba, ella cerraba sus ojos y decia en vos baja casi murmullando.......por el dinero por el dinero. Ya, se detuvo y dijo que debia ir a trabajar........le dije que le pagaba 5000 pesos mas si me masturbaba......y yo con los 22.000 mil en la mano le decia...tomalos....se arrodillo frente a mi y comenzo a acariciar mi pene...............cogi un poco de saliva y de dije meneala..........mi pene estaba a la altura de su rostro............le dije te doy 10.000 si me la chupas.......¡Jamas!! nunca te la chupare, ni por 100.000.- ¡crees que soy una putaniño mimado? No, solo era si querias mas dinero.....me miro muy enojada y me dijo te hare llegar y esto se acaba aquí...debio haber estado cerca de media hora hasta que le llene la cara y los pechos de mi blanca y espesa leche......... cogio su dinero y se marcho al baño.....se lavo, se vistio y reitero su renuncia a mi juego..... ....le dije que habia quedado agotado y que me quedaria en mi cuarto.....ella se marcho a hacer sus deberes. Cerre la puerta con llave y me dispuse a ver lo que habia gravado.......eran cerca de 70 minutos... Me dedique a editar la cinta y pasarla a VHS, para verla por el video....la gravacion era perfecta, se veia claramente su rostro y el mio, junto con todo su cuerpo desnudo.......hasta le via con detalle el momento en que le llene el rostro de semen.....no lo podia creer.....que pelicula tenia.. Cerca de las 7 escuche un Termine!!!! Y se fue...... No sabia, que me devolvería cada peso que se llevo ( todo mi dinero) Al martes siguente, llego y casi sin mirarme dijo hola......y comenzo a trabajar ignorandome por completo.......le dije tengo que hablarte.....No tenemos nada de que hablar......niño..Mira le dije, es que tenemos que hablar de negocios..... A lo que respondio No tengo nada que discutir, y ni una oferta tuya podra convenserme.......mira, antes que te marches sube a mi cuarto y hablamos.....apuesto mi vida que te va a interezar.....Lo que dije la desconcerto.....pero llegada la hora, subio a mi cuarto y dijo ¿qué quieres niño? Yo:Mira, tengo una pelicula muy valiosa que seguro vas a querer..... Ella.. cualquier pelicula la puedo arrendar. Y: lo que pasa es que esta pelicula aun no llega al video club, pero mejor la vemos....... Ella, mira niño, no tengo tiempo de ver estupideces, Y: bueno, veamos si son estupideces....... La cinta comenzo, aparecia mi cuarto, yo, entraba a la habitacion y me sentaba, apereciendo de perfil en el lado izquierdo, ella salia en el lado derecho de la pantalla y comenzaba a desnudarse...... Ella: maldito eres un mal nacido..... Y: mira, hablame con mas respeto y hablemos de dinero.........te voy a vender esta cinta en 150.000 pesos.... Ella: maldito.....no tengo como pagarte, apenas pude ahorrar 95.000 con lo que me pagaste... Yo. Mira el del video club me lo pagara, .......ademas se lo puedo mostrar a mi madre, a tu padre, o a tu novio, y decirle que eres una puta, ya que en el video apareces recibiendo dinero...... Y ahora quiero que me la chupes y te tragues todo........o esta pelicula sera muy comentada.... Me saque mi pantalon y mi verga estaba durisima.......la hice arrodillarse frete mio y le puse lapunta en sus labios, abre la boca le dije.......mmmm, abrela.......abrio y le meti el glande de golpe, le cogi la cabeza y empeze a follarmela, glummmm hacia ella, cuando le metia la verga por completo, haciendo arcadas..... Pasaron unos segundos y se bebio todo......... Ella : maldito..... Yo:por cierto, mañana ven temprano y prepara tu culo, pues te voy a dar durisimo... FOTOS

Mi Madura Secretaria

Comentarios (1)

Carla es una mujer de 42 años, de 1.50 de estatura, pecosa, cabello lacio, castaño con reflejos, piel blanca, y con unos pechos enormes. Madre de tres hijos ya adolescentes, trabaja para mi como secretaria a tiempo parcial, 2 veces por semana. 

Soy alto, mororcho y con 33 años. Nos llevamos bien, siempre conversamos. Un dia decidi remodelar un poco la oficina: cambiar los muebles de lugar y colocar una guarda en la oficina principal, ese dia decidi no atender la publcio. Mientras Carla me ayudaba a pegar la guarda, colocando el pegamento y luego tratando de que la guarda quedara derecha. Me acercaba por detras de ella y le ayudaba a terminara de fijarla. estos acercamientos la comenzaron a poner algo nerviosa y sensual. Loc ual notaba por que se arreglaba el cabello frecuentemente.

Al terminar de colocar la guarda me dice que se ha contracturado la espalda y el cuello. Le digo que se automasajee.
- no llego.
- a ver dejame, a mi.
y acercandome por detras comence a masajearle el cuello y la espalda. ella movia la cabeza en circulos.
- que bien...esta aflojando.
- estabas redura - le dije-

El olor de su cuerpo me comenzo a excitar. Le bese el cuello. Ella cerro los ojos y estiro aun mas el cuello. Segui besandola, mientra sentia que temblaba. Mis manos dejaron de masajearla y bajaron por sus brazos.

Lentamente la gire, y nos besamos en la boca, apasionadamente. Me abrazaba por el cuello con todas su fuerzas. Mis manos bajaron hasta sus nalgas, la agarraba fuerte, la acariciaba, estaba ardiendo esa mujer cuarentona. Alli me di cuenta lo que siempre habia sospechado: que su marido no la atendia bien.

Mis manos subieron hacia sus inmensas tetas, levante su pullover bordo, quedo a la vista su sosten negro con encaje, lo baje y vi sus hermosos y rosados pezones. Eran enormes. Inmediatamente los comence a chupar, mientras ella me agarraba fuertemente la cabeza, y gemia. Le chupe las tetas por casi 15 minutos.

Luego comenze a desabrochar su pantalon negro, lo baje hasta la mitad del muslo, la apoye contra el escritorio. y fui bajando, mientras la besaba por todo el cuerpo. Cuando meti mi lengua entre sus labios vaginales, ella volvio a gemir como una perra.
- aaahah.... Ignacio...sos increible
- te gusta? pregunte
- me encanta...

Le baje la bombacha y la subi al escritorio. Levante sus piernas, dejando ante mis ojos su hemosa concha, que rebosaba de humedad. Que mujer madura mas buena, dura por todos lados, petisita, con lo cual podia moverla facilmente.

La penetre con facilidad, por la gran humedad que tenia. Sus piernas descansaban sobre mis hombros, mientras la penetraba tomandola por las cadera, acariciandole los muslos, y nalgas. ella gemia y se mordia el labio inferior. En un momento dado, se levanto el pulover y comenzo a acariciar sus tetas. De la suave penetracion pasamos a una mas violenta, donde ella gritaba cada vez mas fuerte. Mientras su vagina se contraia como exprimiendo mi pene, era un masaje ritmico, sentia como una succion vaginal, eran increibles sus musculos vaginales.

Saque mi pene y se lo pase por la entrada de la vagina. Acariciando su clitoris. Luego lo coloque a las puerta de su culo, y note que se hundia con facilidad. decidi empujar un poco. Y me hundi en sus sus entrañas. Tenia el culo humedo, como lubricado, sus paredes apretaban mi pene deliciosamente. Era un culo complaciente, muy dilatado, lo cual hablaba de su experiencia previa. Comenze a cogerla fuertemente, ella gemia cada vez mas fuerte, se mordia el labio inferior. Despues de casi diez minutos de darle por el culo, termine dentro de ella, en un ultimo empujon.

- te gusto..? pregunte
- me encanto...

Desde entonces una vez por semana arreglamos la oficina a puerta cerrada.

FOTOS



Estadisticas Usuarios

  • Online: 84

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: