Inicio » Relatos de Familia


El diablo en casa

Comentarios (0)

Hola a todos y a todas.   Soy Ricardo, y a continuación quiero contarles lo sucedido en mi casa.   Tengo cinco años de casado con Sonia, ella en ese entonces estaba embarazada de nuestro primer hijo.  Nuestro matrimonio era casi perfecto, nos casamos de forma planificada.  Pero hace 10 meses, mi esposa recibió en casa a Roberta, hija de su hermana mayor, una bella chica de 20 años recien cumplidos, cabello bien castaño, piel rosada, unas tetas bellas e impresionantes por su forma, no es gorda ni delgada, sino llenita, lindos muslos, gran trasero y una carita que parecía que no mataba una mosca.   En mi caso, tengo 31 años, siempre me ha gustado ir al gimnasio de pesas, por lo tanto no tengo mal distribuido mi cuerpo, me encanta el sexo, soy de 1.80 de estatura.   Hay un dicho en este país que dice, Las unicas faldas en la casa deben de ser de la esposa, lo que da a entender que dentro de la casa de una pareja no es bueno que haya más mujeres que la esposa.   Lo cierto es que, Roberta llegó por dos situaciones, la familia de mi esposa pensó que Roberta podía ayudar a mi esposa, en los meses criticos el embarazo, en los quehaceres de la casa y  por otro lado, podía seguir estudiando.  Lo cierto es que ella se instaló en la casa, en la habitación de huéspedes que tenemos.  Roberta desde el principio mostró una personalidad muy liberal en el aspecto sexual, demasiado liberal pienso yo.  Casi siempre se le encontraba con ropita muy sexy, minis, vestidos cortos, zapatos altos, escotes muy abiertos, en fin, parecía que sus hormonas andaban a mil.  Desde el principio hubo una cierta atracción física entre ambos, siempre me regalaba esa linda sonrisa inocente, que llevaba cargada una serie de intenciones.   En la habitación que usabamos como lavanderìa pude observar varias veces los hilitos dentales y tanguitas que ella frecuentaba, eran minusculas y muchas de ellas transparentes también.  Me calentaba solo pensar en verselos puestos, ya que como dije era muy atractiva, tenía un lindo par de nalgas y sus senos eran una joya arquitectónica.   En su tercer mes de gestación, mi esposa tuvo serios problemas de aborto, asi que le recomendaron descanso casi absoluto, dejó de trabajar para reposar, pero el descanso incluia abstinencia sexual, lo cual a mis 31 años, cuando los hombres andamos buscando relaciones sexuales a cada momento, fue un golpe tremendo.  Asi llegó el día que inicia este relato.   Ese día llegó el ginecólogo a la casa, y le administró una inyección a mi esposa, la cual la hizo caer en un sueño profundo.  Ya en la noche, sin sueño fui a ver alguna película a la sala, yo tengo televisor en mi dormitorio, pero no quise hacerle ruido a mi esposa.  Eran las 11:30 de la noche y crei que Roberta se había dormido ya, pero estaba lejos de pensar que ella aparecería.   –Puedo ver contigo la televisión?-  me dijo por detrás de sofa donde yo estaba casi acostado.   –Claro, pasa!- dije y volteé la cara, dios mio!!, Roberta llevaba puesto casi un baby doll, estilo bluson,  era casi transparente, sus tetas se veían imponentes, se podía ver el aro grande de sus pezones, el bluson llegaba al final de sus nalgas y  abajo se podía ver que llevaba uno de sus hilos dentales.   Rapidamente tuve una erección, y solo tenía puesta una camiseta y mis boxer.  Ella se sentó cerca de mi, tenía puesto un pefume delicioso.  Ella empezó una conversación preguntando acerca de su tía (mi esposa), yo le contestaba, pero no dejaba de ver sus senos y sus lindos muslos torneados, sus pies colorados y sus ojos verde obscuro.  Roberta sabía que me tenía nervioso, cruzaba y descruzaba sus piernas a cada instante y mi erección se mostraba cada vez más.   De pronto hay un silencio entre ambos, al cabo de un minuto Roberta se voltea y me dice: -Ricardo, quiero que sepas que puedes contar conmigo en todo, ahora que mi tía esta malita- -Gracias Roberta, te lo agradezco!-   La mano de Roberta llegó a mi muslo, al tiempo que ella volteaba su cara de nuevo hacia mi,  -puedes contar conmigo para todo!-  sus delgados dedos acariciaban mi muslo izquierdo, diciendo eso y me hace una sonrisa picara, yo para ese momento estoy electrizado y atraido por ella,  ambos nos buscamos la boca y nos damos un suculento beso de lenguita, yo la tomó y la abrazo sin separar nuestras bocas, su lengua parece querer explorar todo mi aparato bucal, yo le atrapo su lengua con mis labios y la succiono.  La mano que tenía en mi muslo se ha deslizado hacia mi bulto sobre el boxer.  Ella lo toma  y lo masajéa con deseo, en ese momento usando ambas manos le he bajado los tirantes de su bluson y sus tetas han quedado libres, rapidamente las busco con mis labios y la chupo por toda su circunferencia y luego llego a sus pezones, los  cuales estoy lamiendo por turnos, aprieto sus pezones con mis dientes  y labios, Roberta gime y dice mi nombre un par de veces.   Roberta incrusta su mano dentro de mi boxer y ahora masajea mi verga a mano limpia.  Yo sigo mamando sus divinas tetas, con varios chupones intensos por todos lados.   -Por qué no vamos a mi habitación?- me dice Roberta.  –Alli estaremos más comodos!- insiste. Nos vamos de la mano, ella cierra la puerta y se pone de pie a la orilla de la cama, luego deja caer su bluson al piso, queda solo en su hilito dental, su cuerpo delicioso, es llenito, lindas piernas y divino busto y siempre su sonrisa tierna.  Luego frente a mi se quita su hilito y queda en cueros, yo también frente a ella me quitó primero la camiseta y por último mi boxer, tengo una descomunal erección, mis siete pulgadas de carne apuntaban hacia el techo. Me avalancé sobre ella y la tome entre mis brazos para abrazarla, la acoste en la cama y la excitación me ganó, solo pensaba en hacerla mia, en penetrarla, asi que le abrí las piernas y me subí encima, mi verga dura abrió de par en par sus labios vaginales y  le asesté mi verga en su vagina.  Roberta gimió cuando sintió entrar mi falo duro en su intimidad, busqué sus tetas para mamarlas. Mientras comenzaba a moverme dentro de su rajita mojada, me comía sus tetas.    Entramos rapidamente a un vaiven frenético tanto ella como yo, ella se abrazaba  fuerte a mi pidiendome más penetración, y yo me movía pegado a ella sin soltar sus tetas de mi boca.  Los dos gemimos, la cama se movía del suelo y rechinaba, se podía sentir toda la pasión de nuestros cuerpos,  además podía sentir que toda mi virilidad estaba dentro del cuerpo de Roberta.   Follamos como locos, como desesperados, de pronto, ambos llegamos al climax, emitimos un gran quejido, los dos llegamos al orgasmo en forma acompasada, ni siquiera había preguntado a Roberta si se controlaba, toda mi esperma se sumergió dentro de su vagina, tambien pude sentir sus espamos mientras ella  terminaba.  Después de varias convulsiones, nos quedamos quietos.   Alli estabamos abrazados, nuestras lenguas jugando entre ellas.  Mi verga perdió su rigidez dentro de su rajita.  Finalmente, fue ella quien se separó, me dijo que iba a ir al baño, seguramente a limpiarse mi venida dentro de su cuquita.   Mientras estaba dentro, yo pensaba en lo sucedido, como había sido infiel en mi propia casa a escasos metros de mi esposa embarazada.  Era abominable.  A los cinco minutos estaba de regreso Roberta, su lindo cuerpo desnudo era una bello espectáculo.  Ahora yo entré al baño a hacer pis, luego enjuagué mi verga para eliminar semen y liquidos vaginales de Roberta.  Cuando regresé a la cama, allí estaba Roberta con una sonrisa, me dijo que me acostara.   Me acosté boca arriba y ella hizo un giro para colocarse sobre mi, me puso su rajita en la cara y mi verga en su boca, era una perfecta 69,  ella comenzó a lamerme mi flácida verga, luego lamió mis cojones, que rico lo hacía, mi esposa no le gustaba chuparme las bolas porque decía que tenía mucho vello, pero a Roberta no le importaba, lo hacía con mucha experiencia, después se metió el tronco de mi verga entre sus labios y lo succionaba.  Por mi parte, inicié lamiendo lo largo de su rajita, metiendo mi lengua entre sus labios vaginales, subiendo a su clítoris, a quien le daba pequeños circulos y luego bajaba a la entrada de su vagina,  Roberta mojaba de liquidos agridulces su panochita.   Mi verga iba creciendo en la boca de Roberta, casi podía sentir la sangre que llenaba las cavernas de mi falo, poniéndolo duro.   Ahora ella metía y sacaba mi verga de su boca, lo cual me encantaba.  De su rajita, me fui a lamerle la circunferencia de su culo, era rosadito y arrugadito, Roberta gimió y movió su culito en señal de aceptación.   Utilizando una de mis manos traté de introducir mi dedo meñique entre su ano,  lo lamí varias veces para lubricarlo, solo asi pude introducirlo hasta la mitad, al tiempo que le tomé su clítoris entre mis labios y lo lamí.  Roberta empezó como a convulsionar, era obvio que estaba por venirse de nuevo.  –Ayyy asi, asi, asi, no pares!!- me decía Roberta, de pronto siento de nuevo su nectar agridulce llenar su rica panochita.  Como venganza por haberla hecho venirse, Roberta metió su lengua entre mis nalgas y lamió mi ojo del culo, que experiencia tan formidable, nunca me lo habían hecho, eso terminó de erectar mi verga.   Rapidamente la quite del 69 y la dejé en cuatro sobre la cama, me puse atrás, su trasero era increíblemente redondito, tenía toda depilada su rajita, parecía una panochita de muchachita.  Tome mi verga con la mano, y la introduje en su rajita, la alta  lubricación que tenía, permtió una penetración rápida y total, la ensarté hasta que mis bolas chocaron contra sus nalgas.  Luego la empecé a culear sujetándome de sus caderas.   Sacaba mi verga de su panocha y la metía con tanta fuerza que al hacerlo causaba el ruido característica de dos carnes golpeándose.  –Ayy que rico me coges Ricardo!-  me decía,  -Que rica estas Roberta, que rica tu panocha!- le respondía entre otras.  Los volvimos a enredarnos entre gemidos y quejidos de placer.   Mientras le bombeaba mi verga, tenía toda la panoramica de su ano entre sus rosadas nalgas, con los dedos inicié a tocarselo, con las yemas de los dedos abri su culito y deslicé mi dedo medio entre su recto, Roberta se quejó, pero movió su culo como motivando a que siguiera explorandole su orificio.   Empujé la mitad de mi dedo dentro de hoyito,  luego me puse a pajearselo en su interior, ella gemía y gemía, pronto la totalidad de mi dedo entro en su culito, hasta los nudillos.  La seguí pajeando, al mismo ritmo que le cogía la rajita con mi verga.  Cuando vi dilatado su orto, saqué mi verga de su panochita y se la puse en el culito, empujé y ésta entró con dificultad en su recto, un grito ahogado por la almohada emtió Roberta.  La tenía ensartada hasta la mitad de mi falo duro, luego la inicié a pistonear, entraba y salía lentamente por la estrechez de su orificio, poco a poco la velocidad fue aumentando, mi verga se enterró completa al cabo de varios minutos.  Es delicioso el sexo anal!!, mi esposa me había limitado mucho en estos últimos años diciendo que no le agradaba, que era sucio.  Pero la verdad es que, en ese momento estaba loco por el culito de Roberta.   Poco a poco el bombeo fue haciendose más intenso en su culo, ahora la tomaba de sus hombros para metersela hasta el fondo.   Por lo apretadito de su recto, me estaba llevando al climax, asi que reduje la velocidad y luego, por turnos la comencé a penetrar por el culo y por la rajita,  la cogía un rato en cada hoyito, nunca había hecho tal cosa.  Roberta gemía y se estaba chorreando literalmente.  Después de buenos minutos cogiendola por ambos orificios, la puse solo en su recto y  me vine, tremendos chorros de esperma inundaron su cavidad anal,  un hilito de leche salío por su culito y luego tomó rumbo de sus muslos internos.  Saqué mi verga y  me dejé caer en la cama.  Ella me siguió.  Luego entablamos una pequeña conversación, primero alardeando el uno al otro en cuanto a su fisico y  su forma de hacer el amor, luego Roberta, después de un delicioso beso de lenguita, me dijo que ella podía satisfacerme sexualmente mientras su tía se recuperaba y diera a luz.  Eso me causó impresión, la honestidad y la forma directa de hablar de ella, sin tapujos.   A partir de ese día, iniciamos una aventura amorosa con Roberta, hemos cogido los primeros días como si se fuera a terminar el mundo, aprovechamos cualquier espacio de tiempo y espacio, para comernos nuestros sexos y follar, ella es excelente en la cama.  Pero debo decir que es atrevida, por ejemplo:  una noche me fue a dar una rica mamada de verga en mi propia cama, estando yo durmiendo y a la par estaba mi esposa dormida, era tipo la una de la mañana, me hizo terminar en su boca,  tuve que aguantarme los gemidos y todo ese erotismo, eso fue increíble.  Tambièn hemos hecho el amor, yo conduciendo el vehiculo y ella montada sobre mi con su espalda pegada al timón.   También le gusta la dominación, nos hemos amarrado uno al otro en la cama y hemos dejado caer cera caliente de candela en el cuerpo, luego hemos fornicado como salvajes.  La sexualidad es ahora otro concepto, que yo no conocía.  Cada mes me parece que es más bella y voluptuosa.     Yo se que ella me tiene dominado en el aspecto sexual.  Ahora luego de cinco meses de este jueguito, me ha propuesto que quiere que dentro de seis meses le ponga su propio apartamento y además quiere tener un hijo mio, ya que quiere realizarse siendo madre. Y no creo que pueda negarme.    Creo que el diablo entro en casa..  

Gonzo (2)

Comentarios (0)

Magda estuvo a punto de “pillarle” hurgando en su móvil. Fue cosa de segundos que, cuando dejaba el teléfono sobre la mesilla después de recorrer inútilmente la lista de contactos, tuviera tiempo de salir rápidamente de su dormitorio cuando sintió abrirse la puerta del aseo.

De manera que esperó a que ella saliera a resolver no sabía muy bien qué papeleo relativo a su solicitud de la ayuda de 400 euros, para entrar de nuevo en su dormitorio.

Se detuvo en el umbral, rascándose la cabeza dubitativo.

«Su escritorio, —pensó—. Seguramente en el cajón…»

Pero no encontró nada, aunque tampoco sabía muy bien qué buscar. Quizá una agenda. Revisó rápidamente la mesilla de noche. Sin resultado. Su vista recorrió la habitación, deteniéndose en las estanterías en las que se mostraban sus libros. Se acercó. Había una especie de cajita metálica, del tamaño aproximado de una tarjeta de visita. Sintiéndose mal por la invasión de su privacidad, la abrió. ¡Premio! Tomó nota rápidamente en una hoja de papel de los nombres, direcciones y números de teléfono, y la cerró, dejándola en la misma posición en que estaba; se disponía a salir, cuando cayó en la cuenta de que en su registro, aunque rápido y somero, no había encontrado rastro alguno de las fotografías.

Aunque su mente consciente le decía que no debía, que aquello no estaba bien, sintió el deseo imperioso de volver a contemplar aquellas imágenes.

De nuevo su mirada fue posándose en cada uno de los muebles de la habitación de su hermana, hasta que se detuvo en las estanterías de los libros. Había un álbum de fotografías que él no recordaba haber visto ninguna de las veces que había quitado el polvo. Le tomó, abriéndole con la garganta seca. Efectivamente. Fue revisando las imágenes, colocadas en orden cronológico, deteniéndose mucho tiempo en cada una de ellas. Y aunque se sentía mal por ello, admirando cada detalle de aquel precioso cuerpo.

Cuando llegó a las imágenes de la segunda sesión, advirtió que estaba experimentando una erección.

Tercera sesión. Su mirada quedó fija en los atisbos del inicio del sexo de su hermana que mostraban las imágenes.

Para cuando llegó a la fotografía del sexo de Magda entreabierto, su mano, inconscientemente, estaba frotando la dureza de su pene a través del pantalón. Su excitación había ido in crescendo y, acalladas hacía rato las voces interiores que le reprochaban lo que estaba haciendo, sus ojos se llenaron de la imagen de los labios menores entreabiertos de Magda, de un color rosado un poco más oscuro que el del interior de su vulva, el capuchón de su clítoris, oculto en la imagen, el pequeño orificio cerrado de su vagina…

Se recriminó a sí mismo por la erección que le había producido la contemplación de las fotografías y, tras dejar el álbum en el mismo lugar del que le había tomado, se sentó en el sofá con el teléfono, y la hoja en que había anotado los datos de las tarjetas.

Reconocía las direcciones a las que había acompañado a su hermana, pero había dos que no le resultaron familiares. Decidió comenzar por ellas.

—Diga, —respondió una voz amanerada a las cuatro señales de llamada.

—Verá, yo… —(no sabía cómo plantearlo) Al fin se decidió—. Creo que ustedes se dedican a hacer fotografías… digamos sugerentes, y me pregunto si estarían interesados… —el corazón le golpeaba en el pecho, y tragó saliva antes de continuar—. …en fotografías masculinas.

—¡Oh, no, hijo, ¡jajajaja! Lo nuestro es el vídeo… (silencio) Pero quizá podríamos… —la voz se había vuelto taimada—. ¿Has actuado alguna vez con otro hombre?

—¿Qué? —sintió un desagradable estremecimiento—. ¿Quiere decir follar?…

La voz le interrumpió.

—¡Pues claro! ¿De dónde sales tú? ¿Eres activo o pasivo?, ya me entiendes, ¡jeje!

—Yo… esto… lo pensaré.

—Claro, hijo. Aquí estaré.

Y colgó.

Javi se quedó pensativo durante unos minutos. «¿Su deseo de impedir que su hermana volviera a mostrarse desnuda ante la cámara, llegaba tan lejos como para permitir que otro hombre le enculara? Sintió nauseas ante la idea. No tenía nada en contra de los homosexuales, hombres o mujeres, pero él no…»

Sacudió la cabeza, y marcó el siguiente número de teléfono.

—Estudio Erotic Dreams —una ronca voz de mujer, le pareció.

—Buenos días. Les llamo porque soy modelo. Poso sin ropa, y me preguntaba si ustedes necesitarían…

La dura voz de la mujer le interrumpió.

—¡Huy, hijo! Últimamente, hay chicos como tú a patadas, la crisis, ya sabes. ¿Qué tienes tú que otros no tengan?

Javi se quedó absolutamente confundido. Pero había llegado muy lejos como para darse por vencido. Trató de que su voz sonara firme y decidida.

—Tengo un buen cuerpo —afirmó.

—¿Culturista? ¿O más bien tipo resultón de piscina?

—Soy un chico normal. Me cuido, pero no tengo “tableta de chocolate” ni unos bíceps espectaculares. ¿Por qué no concertamos una entrevista? Me ve, y decide usted misma.

—No tengo tiempo para perderlo mirando la pollita de todo el que me llama.

Javi se sintió derrotado. La ronca voz de la mujer había hecho una pausa.

—Mira, hagamos una cosa: envíame una foto de cuerpo entero. Ni que decir tiene que en pelotas, y ya veremos. Por cierto, ¿estás depilado?

—¿Quiere usted decir el cuerpo? No, tengo muy poco vello.

—Ya. Un efebo —respondió rápidamente la mujer—. La polla. Me refería a tu polla, ¡joder! Las melenas no se llevan.

—Por supuesto —respondió Javi con tono de suficiencia.

—Me pillas de buenas hoy. Toma nota de mi dirección de correo electrónico (se la dio) Mándame esa foto, junto con tu número de teléfono, y ya te llamaré. Pero no te prometo nada.

—De acuerdo —aceptó Javi con la boca seca.

La línea quedó en silencio.

«Bien, ahora tengo dos problemas —pensó—. Uno, afeitarme los huevos. Dos, hacerme una foto “resultona”. Aunque realmente hay un tercero: decírselo a Magda. Aunque no sé para qué. Total, este virago no me llamará»

 

 

 

Para cuando llegó su hermana, Javi había decidido que, a pesar de todo, probaría suerte. Y tras pensarlo mucho, no se le ocurría mejor manera de solucionar el problema “uno” que preguntarle a ella, que tenía la cuquita depilada. Y para ello, previamente “tres”, explicarle el paso que había dado.

 

 

 

—Hasta el mismísimo… —barbotó Magda indignada, mientras entraba en el salón—. Me joden estos burócratas, con un puesto de trabajo seguro, para los que todo son pegas y…

Se detuvo al ver el gesto de su hermano.

—¿Qué pasa Javi?

—Ven, siéntate —pidió él, palmeando el asiento del sofá a su lado.

—No me asustes —rogó Magda con gesto medroso.

—No pasa nada, cariño. Verás, he pensado que, igual que tú posas desnuda, yo también puedo hacerlo.

El gesto de Magda se transformó en otro de ternura. Tomó la cara de su hermano entre las dos manos.

—¿De veras estás dispuesto a hacer eso por mí?

—Haría por ti cualquier cosa. Todo, antes que permitir que continúes mostrándote sin ropa ante cualquiera.

Magda le besó en la frente.

—Pero si no me importa, tonto. Mira, la primera vez me temblaban las piernas, y me sentía avergonzada. Pero ahora ya no. Me abstraigo. Pienso en otra cosa mientras el fotógrafo dirige su objetivo a mi cuerpo.

—A mí sí me importa que lo hagas —le interrumpió él.

—Ya lo hemos hablado, Javi. Y creí que lo habías aceptado.

—No puedo, Magda. No te imaginas la sensación de impotencia que tengo al pensar en cómo nos mantienes a los dos.

Ella le dirigió una sonrisa.

—Ahora soy yo la que se siente mal, pensando en hasta dónde estás dispuesto a llegar para evitar que pose desnuda. Pero, bien, veo que estás decidido. ¿Cuándo es la sesión?

—No sé —respondió Javi—. De momento tengo que enviar una foto… de cuerpo entero, ya te imaginas cómo. Lo que me lleva al primer problema…

Javi se detuvo. No sabía cómo plantearlo. Mientras, su hermana le miraba expectante.

—He visto en tus fotos que no tienes vello… ahí. ¿Dónde te has depilado?

Magda compuso una sonrisa intencionada.

—No creo que te sirva a ti. Me lo hace mi amiga Carmen cuando comienza a crecerme un poco, y yo la depilo a ella. Aunque, bien pensado —su sonrisa se tornó intencionada—, déjame que se lo pregunte. —Recorrió el cuerpo de su hermano con la vista, y compuso una expresión exageradamente apreciativa—. A lo mejor Carmen sí que quiere.

—¡Joder, no! —saltó Javi con el rostro rojo como la grana.

Ella posó una mano en su muslo.

—Era broma, tonto. No me veo pidiéndole eso a mi amiga, y menos explicándole el porqué. Ahora en serio, te presto nuestros útiles, y lo haces tú mismo. ¿Cuándo vas a hacerlo?

—Cuanto antes —respondió él—. Este… hay otra cosa, Magda. Me da mucho corte pedírtelo, pero es que… ¡Va! que tendrás que hacerme tú la foto…

Su hermana le miró con cara de coña.

—Para mí no será problema, aunque, por la cara que pones, creo que para ti sí, ¡jajajaja!

Magda se levantó y se dirigió a su habitación, de la que regresó portando un neceser.

—Mira, esta es una maquinilla eléctrica especial, con tres cabezales para distintos acabados. Hay también, una cremita para aliviar el pequeño escozor que te quedará después —le mostró el tarrito—. Primero corta el vello más largo todo lo que puedas… —se interrumpió—. Pero no sé por qué te doy todas estas instrucciones. Es lo mismo que cuando te afeitaste la barba que te dio por dejarte. Cuando termines, lávate abundantemente esa parte, y luego te extiendes un poco de crema.

 

 

 

Javi se quitó toda la ropa en su dormitorio, cubriéndose después con uno de los pantalones cortos de pijama que usaba habitualmente.

«Que aunque el desnudo está de moda en esta casa últimamente, no es cosa de exhibirse en pelotas» —pensó con una sonrisa irónica.

Se dirigió al baño, con una sensación de vergüenza. Se quitó el pantalón, y se sentó en el bidet. Pronto, el receptáculo quedó lleno de vellones de pelo rizado. Cuando ya no pudo apurar más el corte con las tijeras, eligió uno de los cabezales.

No resultaba muy diferente que afeitarse las mejillas, como había dicho Magda, aunque la maquinilla le resultaba extraña, esa parte no estaba curtida como el rostro, y era mucho más sensible. Ya a mitad del proceso advirtió que aparecía ligeramente enrojecida. Después, comenzó con las ingles.

«¡Joder! no sé cómo las mujeres hacen esto por gusto. Duele como el demonio» —pensó.

Sus testículos estaban llenos de pelos largos, muy espaciados.

«¿Habrá que afeitarse también esto?» —dudó con la maquinilla cerca del escroto.

Acercó el dispositivo y, con una gran prevención, comenzó a rasurar.

Estaba en ello, cuando los nudillos de Magda repiquetearon en la puerta.

—¿Cómo lo llevas? —preguntó a través de la madera con voz risueña.

—Como el culo —barbotó él—. No sé cómo vosotras…

—¡Jajajaja! —la risa cantarina de su hermana sonó amortiguada—. Ahora comprenderás los sacrificios que hacemos para que los chicos nos veáis atractivas. Espera, que paso a ayudarte.

—¡No! —gritó él, completamente confundido, tapándose instintivamente los genitales con una mano.

Pero, obviamente, su hermana no entró. Escuchó su risa alejándose.

Javi terminó aquella desagradable tarea como pudo. El espejo del lavabo devolvía su imagen solo hasta la cintura, por lo que hubo de subirse en el taburete.

Lo veía bien, aunque se encontraba extraño sin pelo en el pubis. Era una sensación muy rara. Se pasó la mano: rascaba un poco, como su rostro por las mañanas antes de afeitarse.

Se duchó y, tal y como le había indicado Magda, se extendió crema por las zonas rasuradas.

Se vistió y salió del aseo, pensando en vengarse de su hermana con una broma.

No estaba en la cocina ni en el salón. Se asomó a la puerta del dormitorio de ella. Estaba sentada frente a su portátil, dándole la espalda. Se acercó sigilosamente.

—No te vuelvas, estoy desnudo —le dijo con la voz más seria que pudo fingir.

—No te lo crees ni tú —saltó ella rápida, sin volverse—. ¿Mi caballeroso y protector hermano entrando en pelotas en mi habitación? ¡Anda ya! Además, ¿qué creías? ¿Qué me iba a escandalizar y a taparme los ojos? ¡Jajajaja!

—Bueno, yo no me los tapo cuando me muestras tus fotos… —replicó él algo corrido.

Magda se volvió.

—A ver… Mmmm, claro no se te ve… la parte interesante, ¡jeje! así que no sé cómo te lo has dejado. Pero tengo una mala noticia para ti: acabo de ver un par de pelis porno, y los tíos tienen rasurado todo el cuerpo, sin excepción.

—¿Desde cuando te dedicas a mirar esas guarrerías? —preguntó él con voz caustica.

—Desde que tengo que documentarme para aprender cómo debe ir mi hermano a esa sesión. Mira…

En la pantalla del portátil de Magda se veía la imagen en movimiento de dos hombres y una chica, todos completamente desnudos. Ella estaba en cuclillas, ante uno de los tíos, efectivamente, lampiño, con el pene de él metido en la boca, mientras masturbaba al segundo, en cuyos genitales tampoco había un solo cabello. Como en la parte visible de los dos cuerpos masculinos.

—Pero, si no tenemos acceso a Internet —afirmó él con extrañeza—. ¿Cómo te has bajado ese vídeo?

Magda compuso una sonrisa angelical.

—La conexión wi-fi del vecino no tiene protección…

—¡Vaya!, mi hermana es toda una hacker —replicó él.

—A lo nuestro —dijo Magda poniéndose en pie—. Ven a la luz que te veo mejor. —Y recorrió el cuerpo de Javi con la vista.

—¡Joder, que envidia! —exclamó—. Apenas tienes vello en las piernas, y poco en los brazos. Pero hay que quitarlo todo, ya lo has visto. Espera un momento.

Salió, volviendo con una gran toalla de baño, que extendió en la cama.

—¡Venga! —palmeó la felpa—. Túmbate que vamos a solucionarlo en un pis pas.

Javi, muy cortado, obedeció sin rechistar. Su hermana extrajo la maquinilla del neceser. Eligió uno de los cabezales, y le montó. Se inclinó sobre él, y comenzó a afeitarle los cuatro pelos que tenía en torno a las tetillas. Luego se dedicó al corto y ralo vello que tapizaba el vientre de su hermano, desde debajo del esternón, hasta la cinturilla elástica del pantalón.

Javi dirigió una distraída mirada hacia la mano que manejaba la maquinilla, pero sus ojos toparon con el escote de su hermana que, abierto por la postura, dejaba al aire los dos senos. Una cosa era verlos en fotografía, y otra muy distinta contemplarlos en vivo. Apartó los ojos rápidamente. Ya tenía bastante con la mano que acariciaba su estómago tras el paso de la maquinilla, para comprobar su suavidad. Trató desesperadamente de evadirse, porque sintió que su pene comenzaba a abandonar su flaccidez.

—¡Uffff! —protestó Magda incorporándose—. Me duelen los riñones, estoy en una postura muy forzada.

Se subió en la cama, arrodillándose con una pierna a cada lado de sus pantorrillas.

«¡Noooo! —gimió él interiormente— ¡no te sientes…!

Afortunadamente para su tranquilidad no lo hizo.

—Levanta los brazos —pidió—. Vamos con las axilas, que ahí queda mucho trabajo por hacer.

Y entonces sí que se sentó, y sobre sus muslos. Y no sólo eso, sino que se dobló por la cintura, quedando casi tumbada sobre él. Javi, en un ¡ay!, notaba perfectamente la leve presión del trasero de su hermana en su carne y la suavidad de la cara interna de sus muslos rozándole. El escote había quedado a la altura de su vista, y los pechos perfectos de Magda se bamboleaban con sus movimientos a un palmo de su cara. Trató de concentrarse en los ligeros tirones que experimentaba, antes que en su pene, que actuaba por su cuenta, sin saber nada de parentescos, y volvió la cabeza a un lado, para no seguir contemplando sus firmes senos. Magda se incorporó, pero se mantuvo sentada sobre él.

—¿Te has rasurado el vientre? —preguntó.

—No, obviamente.

—Espera, voy a bajarte un poco el pantalón, para ver cómo está.

La chica tiró ligeramente del elástico. Pero se le fue la mano, y dejó al descubierto todo el pubis, y la base del pene de su hermano, que quedó oprimido bajo su mano derecha. Enrojeció hasta la raíz del cabello, y la retiró de la dureza que había percibido durante unos instantes, como si “aquello” quemara.

Javi al parecer no se había dado cuenta, o fingía no haberlo advertido.

Magda dudó qué hacer a continuación. En los breves instantes en que había entrevisto la unión del miembro con el pubis, le había parecido que quedaba un poco de vello. Pero en su fuero íntimo, reconoció que, aparte de su interés por repasar el rasurado, había otro: con un estremecimiento reconoció que quería, deseaba ardientemente contemplar en su totalidad lo que apenas había vislumbrado un momento antes.

«¡Qué narices! Al fin y al cabo él ha visto la totalidad de mi cuerpo en las fotografías. Y mi cuquita en primer plano. Además, cuando le tome la fotografía estará forzosamente en pelotas» —se dijo a sí misma.

Sin detenerse a pensarlo, no fuera a arrepentirse, se acuclilló para dejar libres las piernas de él, sujetó el elástico del pantalón corto con las dos manos, y tiró decididamente de él hacia abajo, dejándole en sus rodillas.

—¿Qué coño haces? —preguntó él cubriendo su pene con una mano.

—Te has dejado pelo en la parte baja del vientre y… déjame verte. También en las ingles. Y puede que en más sitios, pero si sigues tapándote, no podré asegurarme.

—Magda, esto es… ¡joder! —acertó a decir Javi.

—¿Indecente? ¿Inapropiado? —preguntó ella con voz caustica—. Déjate de monsergas. Al fin y al cabo, tú me has visto desnuda hasta hartarte.

—No es lo mismo —protestó él—. En tu caso era en fotos…

—Bueno, si quieres, lo dejamos aquí, pero tienes un aspecto de lo menos profesional, ya has visto los tíos del vídeo… Y luego te haré la foto decentemente vestido. ¿Hace?

Javi lo pensó un instante. Tenía razón, por supuesto, pero aquello era indecente e inapropiado, como había dicho ella. Completamente avergonzado retiró renuentemente la mano.

«¡Joder!» —se admiró Magda silenciosamente.

Claramente no estaba empalmado, o al menos no del todo, porque pendía fláccido entre sus piernas, pero… “Aquello” medía unos catorce centímetros. Y grueso. Nunca había, no ya disfrutado, sino contemplado algo igual. El glande de un rojo oscuro estaba totalmente al descubierto. Sacudió la cabeza.

«No vas a follarte a tu hermano. Concéntrate en lo que tienes que hacer» —se recriminó.

Tomó de nuevo la maquinilla, y repasó pequeños rodales de vello muy fino, que habían quedado en su estómago, vientre, y la parte superior de su pubis. Cambió el cabezal al de “máximo apurado”, e insistió en el pubis, que presentaba el aspecto de una barba de dos días.

—¿Qué cabezal has usado? —preguntó.

—No sé, uno de ellos. ¿Importa?

—Mira, hay uno para apurado, otro para cabellos largos, y un tercero para dejar un largo como si no te hubieras rasurado en días. Has debido usar éste último.

En la unión del pene habían quedado pelos. Deslizó la herramienta… que terminó tropezando con el miembro de su hermano.

—¡Joder!, Magda, esa parte es muy sensible. Ten cuidado.

—Perdona, lo siento. Trataré de ir más despacio —se excusó.

Finalmente, se fijó detenidamente. En las ingles quedaban pelos de mediano tamaño, y había otros más largos en el costado de sus testículos.

—Separa las piernas, chato. Así no puedo… —Seguía sin tener acceso completo—. Mejor eleva las rodillas, y ábrete todo lo que puedas.

Ahora sí. Dio varias pasadas, eliminando los restos que se había dejado él, concentrando su mirada en la suave piel del interior de los muslos, porque no quería… No pudo evitar que el dorso de su mano se deslizara en varias ocasiones por sus testículos.

«¡Madre mía! —se admiró—.Enormes y duros»

Javi estaba en un ¡ay! Solo el inmenso “corte” que le producía estar así expuesto a las miradas de su hermana, había evitado que su falo creciera. Pero cada roce de sus manos era un suplicio. Sintió una especie de suaves calambres en el escroto, tenso como la piel de un tambor.

Tenía el cuello dolorido por la postura. Volvió la cabeza, y sus ojos tropezaron de nuevo con los senos de Magda. Peor aún: acuclillada como estaba, la falda había quedado recogida en su cintura, y durante un segundo, contempló la entrepierna de sus braguitas blancas sugerentemente introducida en su abertura. Con un estremecimiento, se obligó a mirar al techo.

Magda dudaba con la maquinilla aun ronroneando en su mano. Para repasar los testículos había que alzar “aquello”, que…

—«¡Madre de mi vida!» —exclamó para sí.

Ya no estaba doblado siguiendo los dictados de la gravedad, sino que aparecía ligeramente elevado, y era un poco más largo.

—Este… Javi, tienes que levantar tu… No llego a…

Observó que la vista de su hermano se mantenía obstinadamente hacia arriba, mientras cogía con dos dedos su miembro y le levantaba.

Probó a pasar la herramienta por la piel ligeramente arrugada, pero no se deslizaba bien, sino que se hundía.

—¡Ay!, Magda, ¡joder! —exclamó él.

«Hay que tensar la piel con dos dedos —pensó—. Pero él no puede saber en qué parte. Y si le voy indicando “un poco más arriba”, un pelín más abajo”, esto va a ser el cuento de nunca acabar. ¿Me atrevo?

Se atrevió. Notó que el cuerpo de él se estremecía ante el contacto y, tratando de ignorarlo, insistió hasta que no pudo distinguir sombra alguna de vello.

Otra cosa eran los cabellos ralos y largos que podía ver en el periné y en torno a su ano. Se encogió de hombros, y separó los glúteos de su hermano con el índice y el pulgar.

«¡Mierda! —barbotó Javi para sí—. Esto sí que no…»

Pero se quedó quieto, sintiendo la vibración de la máquina en la parte más sensible de su anatomía. Y lo peor es que aquello produjo en él un efecto que jamás habría imaginado: su pene creció y se endureció hasta llegar a la completa erección.

Tras unos segundos, su hermana quedó satisfecha, y apagó el dispositivo. Al levantar la vista, sus ojos se abrieron desmesuradamente al percibir el miembro viril de Javi, orgullosamente enhiesto, y con una longitud y diámetro para ella nunca vistos.

Confundida, apoyó la mano izquierda en la cama para levantarse (la derecha aún seguía sosteniendo la maquinilla) Pero lo hizo en el borde del colchón, que cedió. Se vio proyectada hacia adelante y abajo, quedando tumbada sobre él, completamente despatarrada, con su monte de Venus oprimiendo aquella enorme erección.

Los rostros estaban muy juntos. Su mirada se posó en los ojos brillantes de Javier, y en su mirada de fuego. Temblaba como atacada de fiebre, y estaba como paralizada y dividida en dos: la hermana SABÍA que debía incorporarse, que aquello no podía continuar un momento más. La hembra, enardecida de deseo, no solo quería prolongar el contacto, sino que anhelaba sentir muy dentro de sí aquel miembro que latía en contacto con su vulva a través de la fina tela de sus braguitas. El interior de su vientre se vio sacudido por una sucesión de pequeñas convulsiones. No era un orgasmo —acertó a pensar—, pero sí su inicio.

Notó las manos de él posarse en sus caderas.

«¡Por favor, por favor, hazlo, fóllame!» —gritó la hembra en su interior.

Javi había estado a punto… No quería ni pensarlo. El deseo insensato le había dominado por unos segundos. Consiguió recobrar el control de sus manos, un momento antes de que tiraran hacia abajo de las bragas de Magda. Cada centímetro de su piel gozaba del contacto del cuerpo femenino; su pecho notaba la turgencia de los senos oprimidos contra él, y su pene pulsaba, impaciente, bajo el sexo de su hermana.

Temblando, se controló con un enorme esfuerzo de voluntad. Giró su propio cuerpo, empujándola, hasta dejarla tendida boca arriba, y se incorporó, sentándose después en la cama. Tomó el pantalón corto, y se puso en pie. Aún, antes de salir, se permitió mirar a su hermana: tendida boca arriba, con las rodillas elevadas y los muslos ligeramente separados, la falda de su vestido era un rebuño en su cintura. Sus senos subían y bajaban acompasadamente bajo la liviana tela de su vestido, al ritmo de su respiración acelerada. Y en la entrepierna de sus braguitas había una extensa mancha delatora de humedad.

espiando a mama

Comentarios (0)

Hola,comienzo este relato diciendo que tengo 19 años bueno siempre escuchaba cuando mama y su marido jorge cogian todas las noches el ruido de la cama y los gemidos, cierto dia coloque la camara de filmar en un lugar estrategico programe la misma y la deje. al otro dia invite a mis amigas marlen y moira a ver el show. enchufe los cables a la tv en mi habitacion y comenzo. estaba mama chupandole la pija era enorme la agarraba con las dos manos juntas y sobrababa casi como 15 cm solo le entraba la mitad, luego jorge cogio a mama por la concha un buen rato para finalizar metiendosela en el culo esa gran cosa se habia paso entre los cachetes del culo de mama hasta los huevos la sacaba hasta la punta y la ponia hasta los huevos una y otra vez despues la sento en esa semejante cosa toda esa pija en el culo. mis amigas estaban recalientes se pajeaban y se metian lo que tenian a mano una se metio el rizador de pelo de 23cm en la concha marlen commentaba que puta es tu mama la tuvo como una hora haciendole la cola para al final sacarla y acabarle en la boca. 

Gonzo (1)

Comentarios (0)

Resumen

Se denomina gonzo a una película porno sin guión ni diálogos, en la que tiene lugar un acto sexual puro y duro, con la cámara mostrando fundamentalmente, casi siempre en primer plano, el sexo de los protagonistas.

A pesar de que estas películas son de bajo presupuesto, últimamente se están produciendo otras que, con el mismo estilo, cuidan algo más la iluminación, el decorado y el vestuario.

Pero, ¿por qué está catalogado este relato como “de familia”? Leed, leed.

 

Nota de los autores

Nos ha salido un relato largo, muy largo. Pero le hemos revisado, y no podemos cortar ni una frase, de manera que os rogamos que tengáis paciencia, y le leáis de cabo a rabo. ;)

La pregunta en estos casos suele ser si se trata de una historia real o de ficción. Bueno, comme-ci, comme-ça, que dicen los galos. No tenemos los mismos apellidos, y ambos somos hijos únicos. Pero las escenas del relato no las “parimos” sentados ante el ordenador, sino que las representamos en la cama antes de escribirlas.

Verdad o ficción… Eso es accesorio. Lo importante es que os resulte tan excitante leerle como ha sido para nosotros escribirle.

 

 

 

—¡¡¡Que has hecho ¿qué?!!! —gritó Javi con el rostro desencajado.

—No te enfades, por favor —rogó Magda, con lágrimas como puños corriendo por sus mejillas—. Yo… No he encontrado otra salida.

—Pero Magda, eso es…

La chica cerró sus labios con el dedo índice, impidiéndole que continuara.

—Déjame que te lo cuente. Luego, si quieres, puedes llamarme lo que desees.

—No, por favor, —respondió él con gesto más suave—. No voy a llamarte nada. Pero quisiera que me explicaras como has podido llegar a… a… —se interrumpió antes de que, otra vez, saliera de sus labios el reproche, en forma de palabra gruesa, que tenía en la punta de la lengua.

—No quería preocuparte más. Sé que apenas duermes por las noches, obsesionado como estás porque se nos está acabando el dinero. Y sé que no te das por vencido, que llamas a todos los anuncios por palabras, que vas a todas las entrevistas de trabajo, que incluso visitas por tu cuenta empresas por si necesitan alguien con tu formación. Pero no te sale nada. Yo estoy tan preocupada como tú. Verás...

Se quedó pensativa unos instantes antes de continuar.

»—Anteayer tuve que hacer cola para sellar la tarjeta del paro. No hacía más que pensar que éste será el último mes que cobro, que ya se ha acabado la prestación. Y que luego, con suerte, conseguiré los 400 euros de limosna que da el Gobierno, eso si no se enteran de que tú también los has solicitado. Pero, en el mejor de los casos, 800 euros nos darán para pagar el alquiler de la casa, el agua y la luz, pero no para comer.

»—De manera —continuó— que cuando la chica que estaba delante de mí en la fila me habló de ello, no la mandé a hacer gárgaras, que es lo que habría hecho hasta el mes pasado. La escuché. Parecía muy fácil: 250 euros por una hora de trabajo. Solo tenía que responder a las preguntas que me hicieran, y desnudarme completamente ante la cámara. Solo eso.

»—No te creas que no lo dudé —se anticipó a las previsibles objeciones de su hermano, que iba a decir algo—. Estuve más de una hora sentada en un banco del parque, con la tarjeta en la que me había apuntado el número de teléfono en la mano. Me dije a mí misma todo lo que de seguro me vas a decir tú. Pero nos quedan poco más de 100 euros para terminar el mes, y aún es día quince…

—¿Tan mal estamos? —preguntó su hermano con voz velada. Magda asintió con la cabeza, mostrando un gesto compungido.

—Total, que al final me decidí —prosiguió ella—. No te quise decir nada, porque de seguro que te habrías opuesto. Y al final, concluí que no es tan malo, que, total, solo son unas fotografías, no es como si… como si tuviera que acostarme con un tío.

»—Llamé al teléfono que me dieron, y concerté una cita para hoy. —Se detuvo al ver el rostro de su hermano, y le acarició la mejilla con ternura por encima de la mesa—. No fue tan malo como pensaba. Solo estaban el hombre con el que hablé (que, por cierto, tiene toda la pinta de ser gay) la mujer que manejaba la cámara de vídeo, y otra mujer, que fue la que me maquilló. Había una gran cama en la habitación. Primero me hicieron firmar un papel que apenas leí, algo sobre condiciones y exención de responsabilidades, creo recordar, tras mostrarles mi DNI.

»—Después, sentada en la cama, sin quitarme nada aún, me estuvieron haciendo preguntas…

—¿Qué tipo de preguntas? —la interrumpió Javi.

—Chorradas, no sé cómo alguien puede pagar por ver eso. Que cuando perdí la virginidad. Que con qué frecuencia practico el sexo. Que en qué posturas me gusta hacerlo. Que si he practicado el sexo anal… Cosas de ese tipo —se había ruborizado visiblemente, probablemente recordando otras aún más comprometidas.

»—Y al final, me pidieron que me quitara poco a poco toda la ropa. La mujer de la cámara estuvo dando vueltas a mi alrededor… —su rubor subió aún un grado— y luego me filmó sentada en la cama con… Después tumbada boca arriba, de espaldas, y de costado. Eso fue todo. Me vestí, me pagaron, y me fui.

El silencio se mantuvo unos segundos. Javi le rompió al fin.

—¿Te has parado a pensar en que doscientos cincuenta euros nos llegarán, estirándolos, para terminar este mes? ¿Y después? Lo único que has conseguido es prolongar un poco más nuestra agonía económica, a costa de… —Javi se quedó mirando a su hermana de hito en hito. Su rostro apesadumbrado cambió de expresión, como si se le hubiera ocurrido algo de repente—. ¿No habrás pensado…?

Magda se levantó de la silla, y se puso detrás de su hermano. Sus brazos pasaron en torno a él, abrazándole.

—Tienes que verlo como yo: es un trabajo. No muy convencional, pero un trabajo al fin y al cabo.

—¿Y cómo crees que me sentiré yo al llevarme a la boca la comida que mi hermana gana mostrándole a todo el mundo su… su cuerpo? No, no me veo en el papel de chulo de mi hermana —terminó con acidez.

—No tienes por qué sentirte de ninguna manera —Magda había elevado el tono varias octavas, y su tono se había endurecido—. Te repito: es un trabajo. Y no se trata, como te decía, de acostarme con nadie; solo desnudarme para las fotos. Además, —acarició una mejilla de Javi— mañana mismo cambiará nuestra suerte. A mí me contratarán en una de las empresas que tienen mi currículo. O me llamarán del supermercado en el que he echado la solicitud. O quizá tú encuentres un puesto adecuado a tu preparación. Ya verás, todo va a ir bien a partir de ahora.

 

 

 

Pero no fue así. Pasaron los días, y no llegaba ese contrato, para ninguno de ellos. Y los doscientos cincuenta euros se fueron evaporando poco a poco.

Javi se sumió en un frenesí de visitas, entrega de currículos, llamadas a antiguos compañeros y profesores de la Facultad. Buenas palabras en tono de conmiseración, pero nada más.

Cada bocado que comía le sabía amargo. Era incapaz de abstraerse del hecho de que los alimentos se habían comprado con el dinero obtenido por su hermana, desnuda ante el objetivo. Y, peor aún: una de sus noches de insomnio, vino a su mente la vívida imagen de Magda sin ropa ante aquellas personas, evolucionando ante la cámara, mostrando el… Y experimentó una erección. Se odió a sí mismo por ello, trató de pensar en otra cosa, pero la imagen volvía insidiosa.

Aunque eran las cuatro de la madrugada, salió a correr. Y el aire frío de finales de septiembre le despejó, y borró de su mente aquel retrato… Hasta la noche siguiente.

 

 

 

—Tenemos que hablar —le dijo Magda a la vuelta de otra frustrante mañana de inútiles gestiones en busca de empleo. Estaba sentada en el mismo lugar en que lo estaba cuando días atrás le contó lo de su “trabajo”.

—Pues tú dirás —respondió, tomando asiento frente a ella.

—Tengo una oferta. —El rostro de él se iluminó—. No te alegres demasiado pronto, se trata de una sesión de fotos… Desnuda.

—No puedo consentir… —comenzó a decir él.

—No quisiera que esto estropeara nuestra relación, así que tienes que ser pragmático, y mirarlo como yo lo veo —le interrumpió Magda—. Verás, desde la muerte de nuestros padres has sido más que un hermano para mí. Más un amigo, un confidente. Alguien a quien podía contar mis penas. Una persona que me ha apoyado siempre. Y eso es lo que quiero que hagas ahora: que en vez de juzgarme, destierres esas ideas preconcebidas de tu cabeza, y me apoyes. No eres mi chulo, eres mi hermano. ¿Acaso yo me sentí mal cuando tú aportabas el dinero y pagabas mis estudios, antes de que cerrara tu empresa? No, me pareció lo normal. No sentí que era tu “chula”, si es que eso existe. Porque no tenemos a nadie más. Y eso es lo que tienen que hacer dos hermanos: cuidarse el uno al otro.

Se hizo un silencio como de plomo. Javi tenía la mirada baja, y su expresión de derrota enterneció a Magda, que tomó una de sus manos sobre la mesa.

—Esta vez no es porno barato, como la anterior. Se trata de fotografías artísticas, y la paga es superior. Mira, te prometo una cosa: no que será la última vez, porque no sabemos cuánto va a durar esta situación. Te prometo que no lo voy a convertir en una profesión, sino en algo provisional, para ayudarnos hasta que las cosas cambien. Que lo harán muy pronto, ya verás.

—Magda, me he informado: se trata de un ambiente muy peligroso. Precisamente porque es una actividad semiclandestina, no ilegal, pero muy mal vista, puedes encontrar toda clase de gente desagradable, y podría pasarte… quién sabe qué.

—No me pasará nada, ya lo verás. Además… —se quedó pensativa unos segundos—. Se me había ocurrido algo que… pero tú no querrás.

—Ahora mismo puedo aceptar casi cualquier cosa —dijo él con gesto de infinito cansancio, y miró a su hermana de frente por primera vez.

—Se trata… Casi no me atrevo a proponértelo. Acompáñame. Te presentaré como mi agente, mi novio, o lo que sea.

—Tu chulo —le interrumpió Javi.

—No vuelvas con esas otra vez, por favor —rogó ella—. Ya había pensado en que se trata de un ambiente no exento de riesgos, pero si tú estás conmigo, no podrá sucederme nada malo.


 

Efectivamente, se trataba de fotografía artística. Javi lo supo días después. No estuvo presente durante la sesión (tuvo lugar en el estudio del fotógrafo, que era a la vez su domicilio, y él esperó en una habitación contigua, mordiéndose los puños) Al terminar, le entregó a su hermana, junto con un cheque que les iba a permitir vivir dos meses sin estrecheces, un sobre con unas pruebas impresas en papel.

El sobre quedó sobre el pequeño escritorio de la habitación de Magda, como una continua tentación para Javi. Quería y no quería comprobar si, efectivamente, se había tratado de arte o de pornografía, y no se atrevía a abrir el sobre, por si se confirmaban sus temores. Pero también, porque las imágenes mentales de su hermana desnuda ahora eran recurrentes. Y en cada ocasión, aunque se reprochaba su debilidad, tales visiones eran acompañadas de una erección, que no podía evitar.

Por fin, una mañana en la que Magda había salido a una entrevista de trabajo “normal”, no pudo resistirlo más. Entró en su dormitorio y extrajo del sobre cuatro instantáneas a todo color. Lo primero que llamó su atención es que Magda tenía depilado el pubis, excepto una fina línea de vello de unos cinco centímetros de larga, que partía de donde se insinuaba el inicio de la abertura de su sexo (que permanecía oculto en todas ellas)

En las cuatro imágenes aparecía tendida en el suelo, sobre unas pieles, en distintas posturas. Sugerentes, pero no groseramente explícitas, como había temido. No pudo evitar que su mirada se detuviera durante mucho tiempo en sus firmes pechos cónicos, con los pezones erectos. En sus caderas plenas, sus muslos perfectos, su trasero lleno y firme, en una imagen que le recordó a la de la “Venus del espejo” de Velázquez, pero solo en la postura. No había angelote, y el cristal azogado, de mucho mayor tamaño que en el cuadro, devolvía la imagen frontal de su hermana. Se le cortó la respiración. La imaginación del fotógrafo había conseguido que el espectador pudiera contemplar el precioso cuerpo femenino por delante y por detrás simultánea y totalmente.

Las imágenes, a pesar de la desnudez de Magda, transmitían un aura de… pureza e ingenuidad. Quizá por la expresión de su hermana en todas ellas, mirando fijamente a la cámara. Era como si estuviera posando desnuda únicamente para disfrute de su novio o marido.

«O para mí» —concluyó.

La ola de deseo le arrolló. Se maldijo por ello, y guardó rápidamente las fotografías en el sobre. Tarde, porque cuando se volvió, Magda estaba tras él, y de seguro le había visto mientras las contemplaba.

El deseo dejó paso a la vergüenza, y notó que el rubor subía a sus mejillas.

—Yo… perdona, Magda, no quería…

Ella compuso una sonrisa medio velada. Y su rostro también estaba arrebolado.

—No pasa nada, Javi. Tú tienes más derecho a verlas que todos esos otros hombres que, de seguro, las mirarán con intenciones más impuras que las tuyas. De hecho, no te las mostré porque me daba mucha vergüenza —bajo la vista—, pero las he dejado ahí para ti. Por si querías verlas.

—Magda, no debía… Somos hermanos.

—Efectivamente —repuso ella—. Solo que yo lo veo al revés: si cualquier desconocido puede tener derecho a contemplar mi cuerpo, pagando por ello, tú le tienes en mayor medida. Y no te voy a decir que no haya sentido rubor al ver esas fotografías en tus manos, pero no es como si yo estuviera desnuda ante ti. Finalmente, “esa” no soy yo, sino una serie de pigmentos sobre un papel.

Javi fingió que el argumento le convencía; no quería que su hermana se encontrara más violenta aún de lo que debía estar.

 

 

Javi durmió muy poco esa noche. Ahora no tenía que representarse una imagen mental de su hermana desnuda, sino recordar las imágenes, —“pigmentos sobre papel” había dicho ella— que, sin embargo, para él eran tan reales como si en verdad hubiera contemplado su cuerpo. Y las noches siguientes, en lugar de aplacarse el insensato deseo que había sentido al verlas, llegaron a llenar por completo sus horas de vigilia.

 

 

 

En las siguientes semanas, hubo dos sesiones fotográficas más, y Javi la acompañó a todas ellas. El primero de los dos fotógrafos insistió en que él estuviera presente durante la sesión, y Javi hubo de echar mano a toda su fuerza de voluntad para negarse. Más que nada, porque Magda no intervino para apoyar su decisión, sino que se mantuvo en silencio, mirándole fijamente con el rostro arrebolado.

El segundo, sin embargo, pareció encontrarse molesto por la presencia de Javi. Y él no pudo dejar de pensar que, sin ella, el hombre aquel (bajo, tripón y calvo) quizá habría tratado de hacer algo más que manejar la cámara.

Ahora era su hermana la que solicitaba algunas copias impresas, “para su book”, explicó al segundo fotógrafo, que parecía remiso a dárselas. Y en ambas ocasiones, se las mostró a Javi cuando llegaron a su casa. Ruborizada, pero decidida.

—No debe haber secretos entre nosotros. Quiero que me veas, y que llegues a convencerte de que, como te dije la primera vez, se trata de un trabajo.

Y Javi hubo de tragarse las ácidas palabras que vinieron a sus labios. Porque él se sentía cada vez peor ante el hecho de que su hermana posara desnuda, y que ello, por si fuera poco, estuviera manteniéndoles a ambos.

Y por las noches, se debatía en las sábanas revueltas, queriendo borrar de su memoria aquellas imágenes, y maldiciéndose a sí mismo cada vez que su recuerdo le producía una erección.

No podía evitarlo. Sabía que no debía, que era monstruoso. Pero deseaba a su hermana con todas sus fuerzas.

 

 

 

De la tercera sesión no tuvo noticia en su momento. Una empresa de ingeniería, en la que había dejado su currículo, le llamó para contratarle. Javi se sintió aliviado: por fin, acabarían las sesiones fotográficas de Magda, él podría olvidar los retratos, y todo volvería a la normalidad.

Pero no sucedió exactamente así. El contrato era por dos semanas, una suplencia. El sueldo, miserable. Pero se dijo que bien, que seguramente durante ese tiempo tendría ocasión de mostrar sus conocimientos. Y que transcurrido ese tiempo, quizá… quién sabe.

Durante esos días llamaron a Magda para ofrecerle una sesión. Pero esa vez, ella no se lo dijo.

Se enteró cuando, finalizado el contrato precario, fue a ingresar el cheque en el banco. Solicitó el saldo, y comprobó que, en lugar de los mil euros que imaginaba, había algo más de dos mil quinientos.

Solo podía tratarse de un ingreso de Magda. Lo peor era que esa vez no le había hablado de ello, ni le había mostrado las fotos.

 

 

 

—Magda, hay mil quinientos en la cuenta de los que no tenía noticia. ¿Has aceptado un nuevo trabajo?

Su hermana bajó la vista.

—Sí —aceptó con voz contenida. Y sus labios temblaban.

—¿Por qué no me dijiste nada? —quiso saber—. A estas alturas, ya me he resignado a ello.

—Es que esta vez se trataba de algo ligeramente diferente —dijo sin osar mirarle a los ojos.

—¿Diferente? ¿Cómo de diferente?

Magda alzó la vista, ruborizada pero decidida, y enfrentó la mirada de aquellos ojos de idéntico color al de los suyos.

—En esta ocasión sí hube de mostrar el sexo a la cámara.

Fue como un mazazo para Javi. Ahora ya no podía engañarse con el subterfugio de que se trataba de arte. Esto era otra cosa, pornografía. Pero, ¿de verdad solo había mostrado su sexo? En un segundo, pasaron por su mente mil imágenes. Magda follando con un tío sin rostro ante la cámara. Magda violada por un fotógrafo como el de la última sesión a la que la acompañó. No podía hablar. Las palabras se atropellaban en su mente, pero no llegaban a sus labios.

—Sabía que no te parecería bien, por eso no te lo dije. Estaba segura de que, de haberte hablado de ello, habrías pasado más noches insomne, dando vueltas en la cama. ¿Crees que no te escucho? ¿Crees que no sé que darías algo por evitar que volviera a hacerlo? ¿Crees que a mí me gusta? Pero estamos hablando de supervivencia, Javi. De que ninguno de los dos, por más que nos esforzamos, —y te juro que me esfuerzo— encontramos otra cosa.

»—Mira, —sus manos fueron a las mejillas de su hermano, obligándole a mirarla de nuevo—. Con ese dinero, más tu cheque, podemos aguantar unos meses. No más sesiones durante ese tiempo. Y, ¿quién sabe? Entretanto alguno de nosotros puede tener alguna oportunidad, conseguir un trabajo “normal”.

La voz de Javi era ronca cuando volvió a hablar.

—¿Me enseñarías esas fotos? —preguntó. Y no era el morbo de contemplar la intimidad de su hermana lo que le movía al pedirlo. Quería, necesitaba desesperadamente quitar de su mente, con las reales, aquellas imágenes mentales de Magda usada como una puta.

—¿Estás seguro? —preguntó ella a su vez—. No me importa, pero temo tu reacción. Te noto deprimido desde que supiste que no te renovarían el contrato, y temo que esto te deprima aún más.

Al no obtener respuesta, se levantó y fue a su habitación, de la que regresó con un sobre, que esta vez abultaba un poco más. Extrajo seis o siete instantáneas, y las desplegó sobre la mesa, atenta a la reacción de Javi.

Él las tomó, y las fue pasando, deteniéndose tan sólo unos segundos en cada una de ellas.

Las tres primeras no eran muy diferentes de las de ocasiones anteriores. La diferencia es que Magda ya no aparecía con los muslos muy juntos, o con un lienzo velando su sexo, sino que en ellas se vislumbraba el inicio de su hendidura.

En la cuarta, aparecía acuclillada acariciando a un gato siamés. Y en esta, aunque una sombra la velaba parcialmente, ya se percibía indistintamente la abertura de su vulva, de la que sobresalían sus labios menores.

En la quinta, Magda miraba a la cámara con una expresión entre inocente y provocadora. Tumbada boca arriba en una enorme cama, con la espalda ligeramente incorporada apoyada en unos almohadones, tenía una rodilla flexionada y la otra pierna formando un ángulo considerable. En esta ocasión, su sexo aparecía entreabierto, como si alguien…

Magda pareció adivinar sus pensamientos:

—Nadie me tocó, Javi. Yo misma, a petición del fotógrafo, me… abrí un poco.

Javi tenía un nudo en la garganta, y la boca seca. De nuevo le faltaban las palabras. Tomó la quinta imagen.

Magda en la misma cama, de costado, simulaba dormir. Uno de sus muslos, adelantado, permitía que su sexo, esta vez cerrado, así como el orificio fruncido de su ano, se mostraran sin tapujos a la cámara.

Él juntó las fotografías muy despacio, y luego las volvió sobre la mesa.

El silencio se prolongó durante muchos segundos. Javi, con el rostro desencajado y la vista baja, muy pálido, parecía ausente.

—¡Javi, por favor, dime algo! Me estás asustando.

Él pareció salir de un profundo trance. Suspiró profundamente, y se asomó de nuevo a los ojos húmedos de su hermana.

—¿Qué puedo decir? —musitó—. Ya lo has dicho tú todo. Solo una pregunta: ¿hubo algo más que no esté en las fotos, y no me hayas contado?

—Nada, Javi, te lo juro. —La chica rodeó la mesa ante la que, ambos de pie, se había desarrollado la conversación, y se abrazó a su hermano—. Solo puedo prometerte una cosa: nunca más, lo oyes, ¡nunca! volveré a ocultarte nada.

—Eso es lo que más me ha dolido —dijo él con voz contenida—. Habría hecho cualquier cosa, con tal de que no hubieras tenido que prestarte a…

—No he corrido ningún riesgo, Javi. Es tu imaginación la que quiere ver lo que no hay. Piensas que, por el hecho de posar desnuda, puedo someterme a cualquier otra cosa. Y me duele que puedas creer eso de mí. Además, el fotógrafo y la maquilladora se comportaron de modo totalmente profesional.

—No dudo de ti. Temo por ti. Y me duele no ser capaz de evitarte pasar por todo esto.

—No temas —dijo ella, y le besó en una mejilla, dejando después su rostro en contacto con el de su hermano.

Se separó para mirarle de frente, y compuso una sonrisa velada:

—No ha pasado nada. Sigo siendo la misma. Nadie me ha hecho ningún daño. Y, lo más importante, sigo queriéndote como siempre, y deseo que tú me correspondas.

Estrechó el abrazo, pegando su cuerpo al de su hermano. Y si percibió la erección que él, maldiciéndose a sí mismo, no había podido evitar, no lo mencionó; no hizo ningún gesto que pudiera hacerle pensar que se había dado cuenta, y mantuvo el apretado abrazo durante mucho tiempo.

Él era consciente de que su excitación no había sido causada únicamente por las explícitas imágenes del sexo de su hermana. Aunque se resistía a admitirlo en su interior, por primera vez en la relación con ella, la presión de sus duros pechos, sueltos bajo la bata de andar por casa, la de su pubis apretado contra sus genitales, y el contacto de la espalda femenina en sus manos a través de la liviana tela, habían causado en él un efecto inadmisible, que se negaba a aceptar: sentía un deseo físico doloroso por ella.

«Pero, ¿es solo deseo, o algo más?» —pensó con un estremecimiento.

 

 

 

En la noche en blanco que siguió, poblada del recuerdo de la vulva de Magda, con sus labios menores entreabiertos como los pétalos de una flor, una idea comenzó a tomar forma en su cabeza: Javi sabía que había una eclosión de todo lo gay. De seguro que, al igual que para los heterosexuales, debía haber todo un negocio de revistas y fotografías de hombres. Él sabía que su cuerpo, tejido con los mismos mimbres que el de su hermana, era atractivo (se lo habían dicho las mujeres con las que había tenido sexo) Quizá podría posar desnudo de la misma forma que lo había hecho Magda, evitando así que ella tuviera que aceptar otro “encargo”.

Pero, ¿por dónde comenzar? De seguro que su hermana conservaba los teléfonos de los fotógrafos para los que había posado. Pero no podía pedírselos abiertamente. No, esperaría un momento propicio, y los buscaría en su habitación. Aunque quizá los conservara en su teléfono móvil. Sería fácil revisar su lista de contactos mientras ella estaba en la ducha.

La idea de no depender del dinero que ganaba ella con la exhibición de su cuerpo, le reconfortó lo suficiente como para, al fin, entregarse a un sueño reparador.

ALGO DESAFORTUNADO CON MI FAMILIA

Comentarios (0)

Hola mi nombre es Juan, tengo 39 años actualmente estoy casado, todo ocurrió cuando yo tenía 19 años, en esa época vivíamos en un pueblo a las afueras de Bogotá con mis padres y mis 2 hermanas, las cuales les llevo 3 y 2 de diferencia,  a mis padres les gusta hacer asados y compartir con mi familia.

Los cuales siempre asistían, llegaban tíos, tías, primos, primas los novios de mis hermanas era un grupo bastante grande, se tomaba y se bailaba, la pasábamos bastante bien.

La casa es muy grande tiene 6 habitaciones y mi madre las arreglaba con colchonetas para que la familia se quedara a dormir, yo ese día la pase con mi prima Sofía de 18 años la cual siempre me ha gustaba, estuvimos bailando y tomando,  contábamos chistes la estábamos pasando muy bien.

Ya a eso de las 9 de la noche ya nos encontrábamos bastante prendidos con mi prima por los tragos que habíamos tomado y comenzamos a tener conversaciones más atrevidas,  le pregunte si era virgen y ella me contesto que no, que ya había tenido relaciones con el novio,  pero que no se sentía bien con él porque tenía el pene muy chiquito y que ella quería tener una polla bastante grande y gozarla.

Yo le dije a mi prima Sofí que mi polla era bastante grande no gruesa sino larga, ella me dijo que no me creía, yo le dije que si quería se la mostraba, Sofía me dijo que se la mostrara,  le dije que se fuera a la parte de atrás de la casa una pequeña pieza donde guardábamos las cosas que mi madre un depósito de enseres, ella se paró y se dirigió para allá, yo Salí a los 5 minutos ya que en la casa estaban todos mis familiares y no podíamos despertar ninguna sospecha.

Estando los dos ella me dijo que se la mostrara, me baje los pantalones y se la mostré la tenía ya bastante erguida ya que ese morbo me éxito mucho, Sofía quedo mirándola con los ojos de sorprendida y me dijo: primo te felicito tienes un pene hermoso y bastante grande, vas hacer un gran machote con las mujeres, que envidia.

Yo le dije que si quería tocarla, ella me dijo somos primos y tengo novio eso está mal, yo le dije por favor prima tócala no más y ella asedio, en ese momento ella la cogió con la mano y hay sentí un corrientazo de excitación enorme, no podía aguantar, la cogí de la cara y le di un beso en la boca la cual ella acepto sin ningún reparo, después le mande la mano a unos de sus senos y comencé a frotárselos ella comenzó a excitarse y a gemir de placer, la quería clavar en ese instante.

Cuando de repente comenzamos a escuchar que nos estaban buscando para la foto familiar, comenzaron a llamarnos Juaaaaaan Sofiiiiiiiii donde están, en ese momento me subí los pantalones y salimos de ahí sin que se dieran cuenta.

Le dije a Sofí que la esperaba en mi cuarto después de que tomaran las fotos y compartiéramos un rato con la familia para no levantar sospecha alguna, ella asedio y me dijo que quería tener mi polla dentro de ella, que quería una polla de ese tamaño que no iba a irse de mi casa hasta que no cumplir su prometido, cosa que me éxito bastante.

Estuvimos un buen rato compartiendo con toda mi familia y le hice señas que nos fuéramos a mi habitación, ella me respondió con señas que sí y se fue adelante, yo espere unos 15 minutos para no levantar sospecha alguna y me fui para mi habitación, llegue a mi habitación la luz estaba apagada y bastante oscuro, podía ver la silueta de Sofí acostada en la cama, en ese momento de calentura y morbo me quite la ropa y me lance a la cama  sobre ella.

Ella estaba con su piyama ya que ella se quedaría en mi casa con mis tíos, le quite la piyama con bastante delicadeza, le comencé a chupar la tetas parecía un ternero mamando, después baje mi mano en su vagina y comencé a frotarle el clítoris, ella a penas se retorcía de placer.

Ella después se inclinó y me comenzó a mamarme la polla que la tenía súper erecta no podía aguantar más, le quite la cabeza de mi polla y la acomode en cuatro, dirigí mi polla a su rico orificio vaginal y la comencé a meter despacio para no hacerla sufrir, hasta que se la metí completamente, ella gemía de placer, comencé el vaivén de meter y sacar, la estaba taladrando muy rico.

Mi prima se retorcía, la estaba gozando, estuve unos 10 minutos así hasta que no aguante y me vine dentro de ella, la llene de mi leche, su vagina estaba empapada de semen nos quedamos 5 minutos más en esa posición, hasta que la saque, quede bastante exhausto y me recosté un rato, cuando escucho a Sofía decir: Camilo te dije que usaras condón pero estuviste espectacular, yo no entendía por qué me decía Camilo, me levante y encendí la luz.

Ohhhhhh sorpresa que me llevaría era mi hermana Liliana, los dos quedamos paralizados, nos quedamos como 2 minutos mudos y con una cara de sorprendidos.

Después de eso reaccione y le dije a Liliana: Que está pasando aquí, ella me dijo que pensó que yo era Camilo el novio y yo le dije que yo pensaba que era Sofí la prima.

Mi hermana Liliana me comento que en la reunión había tenido problemas con su novio Camilo y que le dijo que si quería arreglar las cosas que lo esperaba en la habitación mía, ya que esa habitación la había habilitado mi madre para nosotros.

Por qué los otros familiares utilizarían las demás habitaciones y como en mi familia es de rumba larga en las reuniones, ella podía tener un encuentro intimo con Camilo, yo me cogía la cabeza no sabía qué hacer, le dije a mi hermana sabes que hemos hecho, no podía creer lo que había pasado, ella en ese momento me dijo: Hermano no tenemos la culpa fue una confusión.

En ese momento me vestí y salí de mi habitación totalmente confundido y preocupado, me preguntaba dónde está mi prima Sofí, la comencé a buscar hasta que la encontré y le dije: que te hiciste.

Sofí: FUI A TU HABITACIÓN Y VI A TU HERMANA ACOSTADA Y ME RETIRE A LA REUNIÓN FAMILIAR.

Sofí: PORQUE TE DEMORASTE EN BUSCARME.

Juan: ME PUSE A HABLAR CON MI HERMANA PORQUE DE PELEA CON SU NOVIO Y LE ESTABA DANDO ALGUNOS CONCEJOS.

Sofí: Quiero probar tu polla ya estoy muy húmeda y cachonda quiero que me penetres ese pedazo de carne.

Juan: Espérame aquí ya regreso.

Me dirigí a mi habitación y le dije a mi hermana Liliana que me dejara solo en la habitación ya que vendría Sofí, ella accedió y me dijo ve por ella que yo ya bajo.

Volví donde estaba Sofí y cuando veo a Liliana con mi familia le hago señas a Sofí y nos dirigimos a mi habitación. 

Ya en ese momento me había recuperado de la penosa faena que había tenido con mi hermana he iba a tener la segunda con mi prima.

Llegamos nos desvestimos, la cogí y la empuje en la cama, la comencé a besar con desespero, lamia sus senos, le acariciaba su clítoris y ella me chupaba el pene que ya estaba en su máximo esplendor.

Sofí: PRIMO TU PENE ME HUELE A FLUIDOS VAGINALES.

Juan: PRIMA ES IMPRESIÓN TUYA, ES POR LA EXCITACIÓN QUE TENEMOS.

No sé si se comió el cuento pero seguimos en lo nuestro, la cogí y le abrí sus dos piernas y me puse en posición para penetrarla en su vagina que se encontraba bastante húmeda, puse mi pene a la entrada de su cuevita y comencé a perforarla, ella gemía de placer.

Sofí: DESPACITO PRIMO, NO HE TENIDO UN TROZO DE CARNE TAN GRANDE EN MI AGUJERO.

Yo comencé a metérsela suavemente hasta que ya la tenía toda adentro de su vagina.

Sofí: QUE VERGA TAN DELICIOSA TIENES, ME ESTÁS HACIENDO VER ESTRELLAS, MÉTEMELA TODA HASTA EL FONDO, QUIERO TENER TODA TU LECHE DENTRO DE MÍ.

No puede aguantar mucho tiempo cuando explote dentro de ella, derramando gran cantidad de leche, llenándole toda la vagina.

Nos quedamos uno 20 minutos hay nos cambiamos y volvimos a la reunión fue una experiencia deliciosa.


Al otro día mis familiares se fueron, nos quedamos mis padres y mis 2 hermanas en casa, mis padres comentaban que la reunión había salido muy bien y que todos se fueron contentos. 

En ese momento nos miramos con mi hermana Liliana con cara de asustados, ese mismo día llame a mi hermana Liliana y le pregunte: QUE PASO CON CAMILO.

Liliana: HABLE CON ÉL POR CELULAR HACE POCO Y TERMINAMOS NUESTRO NOVIAZGO, CUANDO LE DIJE QUE LO ESPERABA EN LA HABITACIÓN ÉL SE HABÍA MARCHADO PARA SU CASA.

Juan: ERES MUY BONITA Y HOMBRES HAY BASTANTES, SOBRE LO QUE PASO ENTRE NOSOTROS DEBE SER UN SECRETO Y LLEVÁRNOSLO HASTA LA SEPULTURA.

Liliana: NO TE PREOCUPES. 

Pasaron unos 3 meses, cuando de repente mi hermana Liliana comenzó a sentirse mal, mi madre preocupada la llevo al médico para que le hicieran exámenes y oh sorpresa.

Mi mama llega a casa y nos dice: LILIANA ESTÁ EMBARAZADA.

Eso fue un baldado de agua fría para todos ya que mi hermana tiene 17 años, mi padre se cogía la cabeza, no podía creerlo, yo quede de una sola pieza, mi padre se puso furioso y le dijo a Liliana.

Papa: ¿EL PAPA DE ESA CRIATURA ES TU NOVIO CAMILO?  

Liliana: NO­

Yo estaba que temblaba, mi padre le pregunta a mi hermana Liliana que quien es el papa de esa criatura, hay yo quede frio.

Liliana: EL PADRE DEL HIJO QUE ESTOY ESPERANDO ES UN CHICO QUE CONOCÍ Y ES EXTRANJERO, NO TENGO NINGÚN DATO DEL  ÉL YA QUE ESTABA DE EXCURSIÓN POR COLOMBIA Y LAS COSAS PASARON MUY RÁPIDO.

Hay me volvió el alma al cuerpo y respire profundo, yo estaba preocupado que mi hermana le dijera algo de mí de lo que había acontecido. 

Mi padre le dice a mi hermana que debe asumir las consecuencias de lo que hizo, y que las cosas en casa iban a cambiar.

Transcurrieron los días con un ambiente bastante incomodo, yo me dirigí a donde mi hermana y le dije:

Juan: ¿HERMANA QUIÉN ES EL PAPA?

Liliana: NO SE HAGA EL BOBO IDIOTA PUES USTED, NADIE ME HABÍA LLENADO DE TANTA LECHE Y YO SIEMPRE ME HE PROTEGIDO CON MI NOVIO, SI ME VOY DE LA CASA TENDRÁS QUE AYUDARME   ECONÓMICAMENTE. 

Juan: CUENTA CONMIGO.

Liliana: NO TE PREOCUPES NUNCA CONTARE NUESTRO SECRETO.

Paso un mes más cuando mi Tío llama a mi papa y le dice que Sofí está embrazada, que tiene 4 meses.

Mi padre nos comenta y todos quedamos fríos, yo con mi hermana nos miramos los ojos ya que ella sabía que yo había tenido sexo con Sofí en esa misma época.

No podía creer lo que me estaba pasando, mi padre dijo: nos vemos más tarde voy a verme con mi hermano, él quiere hablar conmigo personalmente. 

Yo quede frio, con una mirada de susto que no podía ocultar, mi hermana Liliana se acerca y me dice: TRANQUILO ESPERE A VER QUÉ PASA Y QUE REGRESE MI PAPA A VER QUE NOS DICE. 

Cuando vemos que mi papa y llega a la casa con una cara de histeria gritando JUUAAANNNNN venga para acá, yo estaba muy asustado, me cogió y me dio una cachetada y me dijo: si sabes lo que has hecho no, embarazaste a Sofí, yo quede de una pieza, mis hermanas me miraban, mi madre agacho la cabeza, me encontraba acorralado.

Papa: pues ahora caballero tendrás que responder por ese hijo, ya hable con su Tío y se tendrán que casar.

Yo agache la cabeza.

Papa: VÁYASE DE AQUÍ QUE NO LO QUIERO VER.

Me fui y me encerré en mi habitación, al rato me golpean la puerta, era mi hermana Liliana la hice seguir.

Liliana: JUAN LO HECHO HECHO ESTA, TIENES QUE ASUMIR LAS CONSECUENCIAS. 

Juan: HERMANA VOY A SER PADRE POR SEGUNDA VEZ, LAS HE EMBARAZADO A JUNTAS.

Cuando Sofí tenía 7 meses de embarazo y mi hermana también, mi familia me hizo casar con mi prima Sofí.

Pasaron los meses y mi hermana Liliana tuvo un hermoso niño y a los 2 días Sofí tuvo una hermosa niña, en ese tiempo yo vivía con mi prima en un pequeño apartamento que nos había dado mi tío en Bogotá y estaba trabajaba en la empresa de él. 

Así transcurrió un año, mi hermana con el niño y mi prima con la niña, cuando estaba teniendo sexo con Sofí ella me dice:

Sofí: ¿JUAN TE ACUERDAS QUE CUANDO TUVIMOS SEXO EN TU CASA Y TE ESTABA MAMANDO EL PENE TE DIJE QUE TE OLÍA A VAGINA?

Juan: SI ME ACUERDO.

Sofí: YO SÉ QUE EL HIJO DE TU HERMANA ES TU HIJO, MI PRIMA YA ME LO CONFESO TODO.

Yo volví a quedar mudo y le dije: FUE UNA EQUIVOCACIÓN Y LE EXPLIQUE LO OCURRIDO.

Ella me miro a los ojos y me dijo: YO NO HE HABLADO CON MI PRIMA, TE DIJE ESO PORQUE TENÍA SOSPECHAS, CAÍSTE EN MI TRAMPA.

Yo había caído en la trampa de mi prima Sofí y  le había confesado todo.

Sofí: NO TE PREOCUPES PRIMO NO VOY A DECIRLE A NADIE, SERÁ UN SECRETO. 

Al cabo de 2 años me llama mi hermana Liliana.

Liliana: HOLA HERMANO ESTOY ABURRIDA VIVIENDO EN CASA CON MIS PADRES, ES INSOPORTABLE VIVIR CON ELLOS, TE LLAMO PARA PEDIRTE ME DES POSADA UNOS MESES CON EL NIÑO MIENTRAS CONSIGO ALGÚN TRABAJO EN BOGOTÁ Y ME UBICO.

Juan: DÉJAME HABLAR CON TU PRIMA A VER QUÉ ME DICE. 

Le comente a Sofí lo hablado con mi hermana y ella me dijo que no había ningún problema que era mi hermana y era el papa de esa criatura también, que le ayudáramos.

Al día siguiente llame a mi hermana y le dije que se viniera a vivir con nosotros, ella medio las gracias y me dijo que en la noche estaría ahí con mi hijo, fue así que ella llego, le habilitamos un cuarto para ella y el niño. 

Paso un los días y todo marchaba bien, un viernes llegue al apartamento tarde. Sofí y Liliana estaban tomándose unos tragos, me cambie de ropa y pase a acompañarlas, me ofrecieron un aguardiente y comenzamos a hablar, en ese momento mi prima y mi hermana estaban un poco prendidas. 

De repente se levanta Sofí y dice: JUGUEMOS A LA VERDAD O SE ATREVE.

Liliana: SI JUGUEMOS.

Juan: ESTA BIEN JUGUEMOS. 

Comenzábamos  a jugar de derecha a izquierda, a mi lado estaba Sofí y le tenía que hacerle la pregunta a mi hermana. 

Sofí: ¿LA VERDAD O SE ATREVE?
Liliana: LA VERDAD.
Sofí: ¿CUAL HA SIDO LA MEJOR EXPERIENCIA SEXUAL QUE HAS TENIDO?
Liliana: CON EL PAPA DE MI HIJO. 

Con Sofí nos miramos y luego mire a mi hermana que tenía los cachetes de la cara colorados. 

Ahora le tocaba a mi hermana hacerme la pregunta  a mí.

Liliana: ¿LA VERDAD O SE ATREVE?                                                                   

Juan: LA VERDAD. 

Liliana: ¿ANTES DE DEJAR EMBARAZADA  A MI PRIMA TE GUSTO ALGUNA OTRA MUJER? 

Juan: SI... PRECISAMENTE HUBO UNA MUJER ANTES DE SOFI CON LA CUAL LA PASE MUY RICO.

Mi hermana se puso colorada y Sofí nos observaba. 

Ahora me tocaba a mí preguntarle a Sofí.

Juan: ¿LA VERDAD O SE ATREVE?
Sofí: LA VERDAD.
Juan: ¿QUE TE GUSTA DE MI? 
Sofí: LA VERGA QUE TIENES, LA TIENES BASTANTE GRANDE Y  BASTANTE CARGADA DE LECHE, ME ENCANTA CUANDO ME DEJAS LA VAGINA TOTALMENTE INUNDADA.

Nos estábamos poniendo bastante cachondos cachondo los tres. 

Sofí: ¿LA VERDAD O SE ATREVE?                                   

Liliana: LA VERDAD.                                                         

Sofí: ¿QUIEN ES EL PAPA DE TU HIJO?

Liliana: UN EXTRANJERO QUE NADIE CONOCE. 

Sofí: PRIMA LA VERDAD POR QUE YO NO ME COMO ESE CUENTO.

Liliana: UN EXTRANJERO.                                                                       

Sofí: YO YA SE QUIEN ES EL PAPA DE TU HIJO ES TU HERMANO, YO LE SAQUE LA VERDAD A EL PONIÉNDOLE UNA TRAMPA Y EL ME CONFESO TODO, PERO TRANQUILA YO ENTIENDO QUE FUE UNA EQUIVOCACIÓN, NO TE PREOCUPES ES UN SECRETO NUESTRO Y NADIE TIENE POR QUE ENTERARSE.

Mi hermana agacho la cabeza y Sofí le dio un gran abrazo. 

En ese momento ya estaba todo consumado y mi hermana me pregunta la verdad o se atreve y yo le conteste la verdad.

Liliana: ¿VOLVERÍAS A TENER SEXO CONMIGO?

Juan: POR SUPUESTO, SI TU PRIMA ME LO PERMITE, LO HARÍA OTRA VEZ.

Sofí: ¿LA VERDAD O SE ATREVE?                                 

Liliana: ME ATREVO.

Sofí: QUIERO VERLA TENIENDO SEXO CON TU HERMANO.                                

Mi hermana se levantó y me miro, se comenzó a quitar la ropa hasta quedar totalmente desnuda luego se dirigió hacia mí y me bajo la bragueta, me saco la polla y comenzó a mamármela, Sofí la miraba y se acariciaba los senos, en ese momento mi hermana me comenzó a quitar la ropa, ya cuando me tenía desnudo, me sentó en el sofá y se subió sobre mí, cogió mi pene y se lo coloco a la entrada de su vagina que ya la tenía bastante húmeda y con un movimiento sutil se sentó hasta que la tenía toda adentro.

Comenzó a mover sus caderas a un ritmo frenético, yo estaba feliz estaba teniendo sexo con mi hermana otra vez, en ese momento estaba que estallaba y le dije:

Juan: HERMANA NO SIGAS CON ESE MOVIMIENTO QUE ME VAS HACER CORRER.                                               

Liliana: NO TE VENGAS, ME AVISAS POR QUE NO ESTOY PLANIFICANDO.                                

Sofí: SE TIENEN QUE CORRER AMBOS PARA ESO SE HABÍA ATREVIDO, QUIERO QUE LE LLENES LA VAGINA A TU HERMANA DE LECHE.                                   

Liliana: PERO PRIMA ME PUEDE DEJAR PREÑADA OTRA VEZ.                              

Sofí: NO ME IMPORTA QUE OJALA QUEDARA OTRA VEZ PREÑADA.

Nos miramos a los ojos con mi hermana y seguimos la faena hasta que no aguante más y me corrí en su vagina era mucha leche que tenía represada la deje a mi hermana totalmente  llena, mi hermana se levantó y apenas saco mi pene de su conchita le comenzó a escurrir gran cantidad de esperma dejamos el sofá súper mojado, mi prima estaba demasiado excitada con lo visto.

Liliana: ¿SABES HERMANO QUE ME PUEDES DEJAR PREÑADA DE NUEVO?                               

Juan: SI LO SE, PERO SOFI TIENE LA CULPA SI QUEDAS  EMBARAZADA.                              

Liliana: TU SABES QUE SI QUEDO PREÑADA LO TENDRE, NO ME GUSTA HACERLE DAÑO A NINGUN SER.                                         

Juan: YO LO SE, ESPEREMOS A VER QUE PASA.                              

Sofí: NO SE PREOCUPE, QUE SI TU HERMANA QUEDA PREÑADA SERA OTRO MIEMBRO EN ESTA FAMILIA, Y AHORA PREPÁRATE  PRIMO PORQUE QUIERO QUE TAMBIÉN ME FOLLES.

Me dejaron descansar un rato hasta que volví a coger aliento, mi hermana estaba todavía desnuda sentada en un sillón y Sofí se desnudó, quería imitar a mi hermana, he hizo lo mismo que ella, comenzó a cabalgarme, era toda una vaquera del viejo oeste, de repente mi hermana se paró del sillón y comenzó a frotarle los senos a mi prima mi entras ella me cabalgaba con ímpetu, no aguanto mucho Sofí cuando sentí su gran orgasmo, sentí que se le fue la respiración, volteo los ojos y quedo sobre mi pecho.

En ese momento no me había corrido, la levante con sutileza y la deje aun lado del sofá, cogí a mi hermana de un brazo y le dije que no me había corrido dentro de Sofí, ella me dijo que no me aguantara esa calentura y me ofreció de nuevo su conchita la cogí en el borde del sofá y comencé de nuevo a penetrarla, dure unos 10 minutos así, hasta que de nuevo deje a mi hermana inundada de leche a penas le corría mi semen por en medio de las piernas, nos quedamos ese día en la sala, al día siguiente nos levantamos como si nada, había mucha confianza. 

A los 2 meses mi hermana me dijo:

Liliana: ¿HERMANO TENGO UN RETRASO DE 2 MESES?                                 

Juan: PUES HERMANA TOCA TENERLO, MENOS MAL SOFI ESTA DEACUERO.

Sofí no había podido quedar embarazada ya estaba planificando, dejo de tomarse las píldoras para quedar embarazada también.

A los 5 meses de estar embarazada mi hermana Liliana, Sofí también quedó preñada, es un secreto entre los tres, en ese momento comencé a dormir con las dos en el mismo cuarto y  a tener demasiado sexo con ellas.

Hemos decidido tener mucho sexo anal con mi prima y mi hermana, me les corro en el ano para no volverlas a preñar.

A mi familia se le ha hecho extraño que mi hermana otra vez esté embarazada, de mi prima no dicen nada ya que estoy casado con ella y es normal.

A los 4 meses nació nuestro nuevo miembro en la familia, mi hermana había tenido una niña ya teníamos la parejita y a los 5 meses dio a luz Sofí otra niña, ya era padre de 3 mujeres y un varón.

Así transcurrió el tiempo hasta que recibimos una visita de mis padres, querían conocer a sus nietos.

Llegaron con mi hermana menor Sandra que tenía en ese entonces 18 años, yo ya tenía 22 años, mi hermana Liliana 19 y Sofí 21.

Estuvimos toda la tarde con ellos hasta que decidieron marcharse, pero mi hermana Sandra les dijo a mis padres que si se podía quedar con nosotros ese fin de semana a lo ellos aceptaron.

Nos pusimos todos esa noche a jugar cartas, mis dos hermanas y mi prima hasta que nos cansamos, Sofí le dijo a mi hermana Sandra que durmiera en la habitación al lado de la de los niños, que Liliana dormiría con los niños, así organizamos todo para no levantar sospecha alguna con mi hermana Sandra ya que yo dormía  siempre con Sofí y Liliana.

Nos acostamos y a eso de las 2 de la mañana mi hermana Liliana se acostó en nuestra habitación, ya estábamos acostumbrados a dormir los tres.

No sé por qué carajo esa noche mi hermana y Sofí estaban cachondas, me bajaron las pantaletas y comenzamos a tener sexo, tuvimos sexo toda la madrugada hasta quedar los tres cansados y dormidos.

Como a eso de la 8 de la mañana sentimos un grito en la habitación QUEEE ESTA PASANDO AQUÍ. Era mi hermana Sandra.

Llevaba una bandeja con dos cafés, Sandra decía: pero que esto de por Dios, que estoy viendo, estaba aterrada, nos encontró a mi hermana y a Sofí totalmente desnudos en la cama.

Sandra tiro la bandeja con el café que llevaba y salió corriendo de la habitación, en seguida mi hermana Liliana salió detrás de ella, Sofí se puso un camisón y también salió de la habitación, yo me quede en la habitación esperando lo que sucedería.

Como a las 3 horas entra Sofí.

Sofí: PRIMO ESTAMOS METIDOS EN UN  PROBLEMA.                                        

Juan: NO ME ASUSTE PRIMA, QUE  PASO...                                   

Sofí: HEMOS HABLADO CON TU HERMANA SANDRA LA CALMAMOS Y LE                       CONTAMOS NUESTRO SECRETO DESDE EL COMIENZO, ELLA LO A TOMADO CON OTRA ACTITUD Y NOS HA ENTENDIDO.                                    

Sofí: PRIMO TU HERMANA SANDRA PUSO UNA CONDICIÓN PARA NO DECIRLE NADA A NUESTRA FAMILIA Y GUARDAR EL SECRETO.                                         

Juan: ¿QUE CONDICIÓN PUSO MI HERMANA?                                                           

Sofí: ELLA TAMBIÉN QUIERE QUE TE LA FOLLES, QUE HABÍA QUEDADO MUY CACHONDA CON LO QUE NOS HABÍA PASADO, PERO QUE NO PODÍA EN ESTOS DÍAS YA QUE TENIA EL PERIODO.

Yo quede pálido, me levante y me fui a darme un duchazo, me cambie y Salí de la habitación a buscar a Sandra estando con ella le dije: SANDRA QUE ESTÁS PENSANDO, TU NO CREES QUE ESTOY ARREPENTIDO DE TODO LO SUCEDIDO Y  AHORA PRETENDES QUE YO ME LA FOLLE PARA QUE GUARDES EL SECRETO, POR FAVOR SANDRA REACCIONA Y NO JUEGUES CON FUEGO.

Sandra: ESA ES LA CONDICIÓN Y ACÉPTALA PORQUE SI NO ACEPTAS TODA LA FAMILIA  SABRÁ LO SUCEDIDO, ESTÉS TRANQUILO QUE MI HERMANA Y MI PRIMA ESTÁN DE ACUERDO.

Juan: ME DEJAS SIN NINGUNA ALTERNATIVA, LO HARÉ.

Sandra: ME ALEGRA QUE LO ACEPTES HERMANITO.

Juan: SANDRA QUIERO QUE USEMOS PROTECCIÓN PARA NO DEJARTE PREÑADA.

Sandra: DE NINGUNA MANERA VOY A PERMITIR QUE USES CONDÓN, YO QUIERO SENTIR TODA TU VERGA Y LECHE EN MIS ENTRAÑAS Y OJALA ME DEJES PREÑADA, NO ME IMPORTA, ME SIENTO MUY SOLA EN CASA Y NO VOY A DESAPROVECHAR ESTA OPORTUNIDAD VIENDO A MI HERMANA Y A MI PRIMA FELICES, YO TAMBIÉN QUIERO SENTIR LO QUE ELLAS SIENTEN.

Juan: HERMANA REACCIONA POR FAVOR.

Sandra: HERMANO TE ESPERO EL PRÓXIMO FIN DE SEMANA EN CASA, MIS PADRES NO VAN A ESTAR, ASÍ  TENDREMOS ESOS DOS DÍAS PARA ESTAR JUNTOS.

Juan: ASÍ SERÁ TÚ TE LO BUSCASTE Y DESPUÉS TENDRÁS QUE ASUMIR LAS CONSECUENCIAS.

Me dirigí a donde mi hermana Liliana y mi prima Sofí, les dije lo que había hablado con mi hermana.

Ellas me dicen: JUAN TRANQUILO, ELLA SE LO ESTÁ BUSCANDO, NOSOTRAS LA ENTENDEMOS A ELLA, POBRE-CITA SE DEBE SENTIR SOLA, ADEMÁS TIENE 18 AÑOS Y QUIERE EXPERIMENTAR LAS MIELES DEL SEXO, TU SABES CÓMO SON MIS PADRES TODOS RECATADOS, A MÍ ME DA PESAR Y QUE MEJOR PERSONA QUE TÚ PARA QUE ELLA SE SIENTA TODA UNA MUJER.

En ese momento me dejaron sin palabras y acepte la propuesta de mi hermana Sandra.

Llego el famoso fin de semana y arranque a la casa de mis padres, hay me esperaba Sandra con una pequeña minifalda y una blusa ceñida a su cuerpo, se veía hermosa y provocativa.

Juan: ¿HOLA HERMANA COMO ESTAS?

Sandra: ¿HOLA HERMANITO LINDO, ESTA PREPARADO?

Juan: SI HERMANA PERO PUEDES CAMBIAR DE OPNION.

Sandra: SABES HERMANITO TODOS ESTOS DÍAS ESTUVE PENSANDO EN TI Y ME ESTUVE MASTURBANDO, ME IMAGINABA QUE ME CLAVABAS, QUE METÍAS TU PENE EN MI CONCHITA Y ME LLENABAS DE LECHE.

Juan: HERMANA ESTAS TODAVÍA A TIEMPO DE ARREPENTIRTE DE LO QUE VAMOS HACER.

Sandra: PARA NADA YA TOME MI DECISIÓN Y QUIERO HACERLO.

Juan: BUENO HERMANA QUE QUIERES QUE HAGAMOS.

Sandra: QUIERO QUE ME HAGAS EL AMOR EN LA CAMA DE MIS PADRES, QUIERO EL SITIO DON ELLOS NOS TRAJERON A ESTE MUNDO.

Eso me puso súper cachondo, me cogió de la mano y me subió al cuarto de mis padres.

Juan: ¿HERMANA ERES VIRGEN?

Sandra: LA VERDAD NO HE ESTADO CON NINGÚN HOMBRE, PERO ME QUITE LA VIRGINIDAD CON UN CONSOLADOR QUE ME PRESTO UNA AMIGA DE LA U, NO SÉ QUÉ ES SENTIR UN TROZO DE CARNE ADENTRO.

En ese momento todos esos comentarios me pusieron súper caliente y mi polla ya estaba bastante hinchada.

Juan: ACUSTATE EN LA CAMA HERMANA QUE AHORA SABRAS QUE ES UN MACHOTE.

Mi hermana se acostó y yo enseguida me le lance encima de ella, la comencé a besar, nuestras lenguas se entrelazaron y nos besábamos de una forma muy apasionada parecíamos amantes, le quite la blusa y comencé a frotarle los senos con mis manos, después comencé a chupárselos en ese momento ya los tenia bien paraditos parecían 2 volcanes apunto de una erupción, baje mi mano y le quite la falda y los calzoncitos, busque su vulva y comencé acariciarla, le metía el dedo y le frotaba el clítoris, ella a penas gemía de placer, luego ella me quito el pantalón y saco mi polla que ya estaba completamente erecta.

Sandra: ¿QUE ES ESA COSA TAN GRANDE?

Juan: LO QUE TE VAS A COMER HERMANA YA QUE TU TE LO BUSCASTE.

Sandra: POR FAVOR HERMANITO NO ME VAYAS A LASTIMAR, HÁZMELO                                                                                                          DESPACIO NO ME IMAGINE QUE TU VIERAS UNA VERGA TAN GRANDE.

Juan: NO TE PREOCUPES QUE SERÉ CUIDADOSO.

En ese momento incline mi cabeza y le di una buena mamada a su vagina, ella se retorcía de placer, me decía más hermanito más por favor, ya le tenía bien arre-cha y  húmeda, me di la vuelta e hicimos un 69 ella me la chupaba con desesperación.

Sandra: HERMANO QUIERO QUE ME LA METAS YAAAA.

Juan: ¿ESO QUIERES PERRA?

Sandra: SIIIII CLÁVAME SOY UNA PUTA UNA ZORRA, META-MELA QUIERO TENERLA TODA ADENTRO.

Juan: TÓMALA ZORRA ESTO ERAS LO QUE QUERÍAS HAY LA TIENES.

Enseguida acomode a mi hermana en cuatro patas me agarre la verga y la apunte a la entrada de su chochito.

Juan: ¿ESTAS PREPARADA PERRA?

Sandra: SIIIIII DALE CLÁVAME YAAAAAAAAA.

Se la introduje en su orificio y se la mande de un sopetón.

Sandra: HAYYYYYYY CABRÓN ME ESTAS MALTRATANDO.

Juan: ESO TE PASA PERRA YO TE DIJE QUE TE ARREPINTIERAS.

Comencé a cabalgarla y ella ya no decía nada ya se estaba acostumbrando a ese pedazo de carne dentro de ella ya la estaba gozando, comenzó a mover las caderas.

Sandra: MAS NO PARES QUE COSA TAN DELICIOSA ME VAS HACER LLEGAR DALE META-MELA TODA HASTA EL FONDO.

Juan:   ¿QUIERES MI LECHE HERMANITA?

Sandra: SIIIIII DAME TU LECHE INUNDA-ME POR DENTRO, QUIERO HASTA LA ULTIMA GOTA QUE ME ESTAS HACIENDO GOZAR CABRÓN.

Al escuchar esas palabras no aguante mucho y me vine dentro de mi hermana, ella al sentir toda mi leche calientica dentro de su ser, tuvo un orgasmo increíble, me quede detrás de ella duramos pegados por un buen rato sin yo sacar mi verga de su conchita, mi hermana parecía desmayada no reaccionaba al rato retire mi falo de su concha y le dije:

Juan: ¿HERMANITA TE GUSTO?

Sandra: A SIDO LO MEJOR QUE ME HA PASADO EN MI VIDA, NUNCA PENSÉ TENER ESA SENSACIÓN, MI CORAZÓN A UN LATE DESESPERADA-MENTE.

Juan: PREPÁRATE HERMANITA QUE NO HEMOS TERMINADO.

Sandra: NO TE PREOCUPES HERMANITO QUE TODAVÍA NOS QUEDA UN DÍA MAS Y YO QUIERO APROVECHAR HASTA EL ULTIMO MINUTO.

Juan: HERMANITA TE VOY A DAR POR EL CULO.

Sandra: HUY HERMANITO MI ANO ES VIRGEN TODAVIA, YO NO CREO QUE AGUANTE CON ESE FIERRO TAN GRANDE QUE TIENES.

Juan: TE VA A GUSTAR EL DOBLE.

Sandra: ¿ME DOLERÁ MUCHO?

Juan: UN POCO PERO TENDRÉ ESTA VEZ MAS CUIDADO CONTIGO.

Sandra: DALE PERO PASITO POR FAVOR NO ME VAYAS A LASTIMAR TE LO SUPLICO.

Juan: PONTE EN CUATRO OTRA VEZ HERMANITA.

Al tenerla en cuatro dirigí mi verga a su cu-lito, puse la punta en su ano y comencé a introducirla despacito, ella gritaba al sentir cada centímetro de mi verga.

Sandra: ME DUELE MUCHO JUAN.

Juan: TRANQUILA HERMANITA RELÁJATE.

Yo seguía introduciéndola, le había metido hasta la mitad de mi verga.

Sandra: JUAN SACALA NO PUDO RESPIRAR.

Al escuchar eso se la clave toda de un sopetón, ella metió un grito terrible.

Sandra: HAAAAAAAAAAAAAAAYYYYYYYYYYY HIJO DE PUTA.

Yo me aferre a ella de la cintura y no la soltaba.

Sandra: HIJO DE PUTA SACALA ME DUELE, ERES UN MALPARIDO.

Juan: QUÉDATE QUIETA MIENTRAS TU CULO SE ACOSTUMBRA.

Nos quedamos 5 minutos así, hasta que mi hermana se calmó, después comencé con el mete y saca muy suave, ya mi hermana no decía nada ya su culo se había acostumbrado a ese trozo de carne.

Sandra: YA NO ME DUELE TANTO JUAN.

Juan: YO TE DIJE QUE ERA MIENTRAS TU CULO SE ACOSTUMBRABA.

Yo seguía perforándole el culo y ella lo estaba gozando.

Juan: HERMANITA TE VOY A LLENAR EL CULO DE MI LECHE.

Sandra: DALE HERMANITO LLÉNAME MIS INTESTINOS QUIERO SENTIRME LLENA.

No aguante más y enseguida tuve una gran erección dentro del culo de mi hermana,  mi hermana al sentirse llena tuvo un orgasmo increíble.

Esa noche tuvimos 2 faenas más de sexo hasta quedar dormidos.

En la mañana mi hermana me lleva desayuno a la cama y me dice: HERMANO ME DUELE MUCHO EL CULO Y CREO QUE ME DESGARRASTE.

Juan: TRANQUILA HERMANITA YA TE PASARA ESE DOLOR, ESO MISMA LE PASO A TU HERMANA Y A TU PRIMA, AHORA ELLAS GOZAN MUCHO QUE YO LES DE POR EL CULO.

De repente suena el teléfono era mi hermana Liliana y Sofí preguntando como nos había ido, Sandra les dijo que la había pasado de maravilla pero que le dolía mucho el culo, enseguida Sandra me pasa el teléfono.

Liliana: JUAN USTED ES MUCHO CABRÓN COMO LE FUE A DAR POR EL CULO A MI HERMANA EN SU PRIMER ENCUENTRO, NOSOTRAS TUVIMOS QUE ESPERAR UN AÑO.

Juan: TARDE O TEMPRANO LA IBAN A TRALADRAR POR HAY Y YO QUISE SER EL PRIMERO.

En ese momento colgué el teléfono y mi hermana Sandra me dice:

Sandra: HERMANITO TODAVÍA NOS QUEDA EL DÍA DE HOY Y TE ESTOY PREPARANDO UNA CAZUELA DE MARISCOS PARA QUE TE REPONGAS.

Juan: SI HERMANITA Y VAMOS APROVECHAR HASTA EL ULTIMO MINUTO.

Ese día tuvimos varias faenas de sexo la pasamos delicioso, esta vez le perfore nada más su conchita ya que a ella le dolía mucho el culo.

Juan: BUENO HERMANITA LLEGO LA HORA DE IRME, ESPERO QUE GUARDES NUESTRO SECRETO, YA CUMPLÍ CON MI PARTE Y ESPERO QUE NO SE REPITA.

Sandra: SI HERMANITO CUMPLISTE CON TU TRATO, NO SE VOLVERÁ A REPETIR PERO SI LLEGO A QUEDAR PREÑADA ME TENDRÁS PARA SIEMPRE POR QUE QUIERO TENER LA MISMA FELICIDAD DE MI HERMANA Y MI PRIMA.

Me dejo pensativo yo sé que Sandra quería quedar embarazada de mí.

Pasaron los meses y efectivamente paso lo que yo no quería escuchar, mi hermana Sandra estaba preñada, me reuní con mi hermana Liliana y mi prima Sofí.

Sofí: JUAN ESTE APARTAMENTO YA NOS QUEDA CHIQUITO Y ME IMAGINO QUE SANDRA QUERRÁ VENIR A VIVIR CON NOSOTROS.

Liliana: SI TENDREMOS QUE BUSCAR ALGO MAS GRANDE.

Así hicimos, buscamos una casa más grande y nos mudamos.

Mi hermana Sandra tuvo un niño en casa de mis padres y al año ya estaba viviendo con nosotros.

Hoy en día vivo feliz con mis dos hermanas y mi prima, tenemos demasiado sexo, hemos tomado entre todos la decisión de que los días Lunes-Martes duermo con mi prima Sofí, Miércoles-Jueves duermo con mi hermana Liliana y Viernes-Sábado duermo con mi hermana Sandra.

Ya tengo una familia numerosa a la edad de 28 años ya tenía con Sofí 4 hijos, con mi hermana Liliana 3 hijos, pero con mi hermana Sandra la menor tengo 5 hijos ha sido la más descarada de todas.

Actualmente sigo trabajando en la empresa de mi tío, tengo un amante con la cual llevo saliendo 8 meses, es la contadora, ella tiene 30 años, es casada y tienes 2 hijos, se llama Ester  y es la hermana de Sofí, me acabo de enterar que la tengo preñada.

Espero les haya gustado mi relato.

Gracias Hija

Comentarios (2)

Soy un hombre casado de casi 52 años y tengo una hija de 24. Ella es delgada, mide 1.65 metros y es rubia. Tiene un cuerpo muy sexy y normalmente viste con faldas cortas, lo que deja sus lindas piernas a la vista.

Hace unos años, cuando ella tenía unos 18 años de edad, una noche, estábamos en la sala mi esposa y yo viendo una película en la televisión. Cuando la película terminó, noté que mi esposa se había quedado dormida en el sillón. Me levante y subí las escaleras a nuestro cuarto con la intensión de arreglar la cama, y después despertar a mi esposa para que subiéramos juntos a dormir. Al llegar a nuestra recámara, vi que mi hija estaba dormida en nuestra cama. Traía puesta una falda corta y en la posición que estaba, se notaba muy bien la curva que se le formaba en sus nalgas. Se le podían ver los calzones fácilmente y sus piernas muy bien torneadas eran motivo de excitación; al menos para mí. Pensé en levantarla y llevarla a su cama, pero de repente se me ocurrió ver un poco más su cuerpo y le levanté la falda un poco. Al estar contemplando su trasero, tuve una erección muy fuerte y el corazón me empezó a palpitar con fuerza. Me quedé viendo y excitándome por un par de minutos hasta que pensé en rozar un poco sus piernas con mis manos, esperando que no se despertara. Empecé a hacerlo y me calenté demasiado, pensando que en cualquier momento pudiera tener una eyaculación precoz. Como vi que no se despertaba, le empecé a hablar en voz baja, pero mi hija estaba completa y profundamente dormida. Se me ocurrió sacar un condón de mi cajón del tocador y me lo coloqué lo más rápidamente que pude. Moví un poco a mi hija para que quedara completamente boca abajo y le levanté la falda lo más que pude. Poniendo mis piernas a sus costados, prácticamente me encimé arriba de ella teniendo ligeros roces en sus glúteos con mi miembro que parecía reventarse. Duré apenas un minuto cuando se me vino el orgasmo. Hacía tiempo que no tenía uno igual. Rápidamente fui al baño y me limpié, tirando el condón por el drenaje de excusado. Me calmé un poco y después traté de despertar a mi hija para ayudarla a que fuera a su cama. No pude despertarla bien, de modo que la tomé en mis brazos y la llevé a su recámara. Iba completamente dormida. Llamé a mi esposa y nos fuimos a dormir; yo todavía con una especie de arritmia por lo sucedido. Al día siguiente le dije a mi hija en tono de broma que se había quedado dormida en nuestra cama. Ella sonrió y dijo que no se acordaba, pero me dio las gracias por pasarla a su cama.

Pasados 6 años, ella ahora tiene 24 años y su cuerpo ha evolucionado de un modo fantástico. Ella ya terminó  su carrera de publicidad y tiene novio.

Hace tres día, ella llegó a la casa como a las 10:00 de la noche. Traía sus ojos rojos y parecía como que había llorado. Le pregunté que le pasaba y no me dijo nada. Ser limitó a decirme “Nada papá”. Se subió a su recámara y poco después bajó a la cocina a tomar un poco de leche. Traía un camisón de dormir corto y unos calzoncillos delgados. Estaba descalza. Se me acercó, estando yo en la sala y me dijo. “Gracias por preguntar papá, pero en realidad ando un poco triste porque mi novio y yo nos peleamos; subí a ver a mi mamá pero está bien dormida”. Se sentó junto a mí, y no pude dejar de admirar sus piernas y su cuerpo tan bien formado. Estuvo viendo televisión conmigo un rato y después, se me acercó y me abrazó. Se quedó un par de minutos abrazada a mí y me dijo: “Papá, me acompañas a mi cuarto para que me acuestes como cuando era chiquita”. Desde luego, no pude decir casi palabra y solo emití un “aja!”. Apagué la televisión y subimos juntos las escaleras a su recámara. Estando ahí, se acostó boca abajo. Me dijo “¿me darías un masaje? Yo asentí de nuevo con un “hm hm!”. Empecé a darle un masaje en la espalda y casi al minuto me pidió que bajara las manos a la cintura. Como ya tenía yo una erección, metí mi mano derecha a acomodarme el miembro dentro del pantalón. Mi hija, seguro lo notó y me dijo: “Si quieres acuéstate arriba de mí, como lo hiciste cuando estaba en mi adolescencia”. Me sorprendí bastante y casi no pude decir nada. Sin embargo, me subí arriba de ella y empecé a sobarla con mi miembro en sus partes nobles. Al minuto me dijo: “Papá, creo que es mejor que traigas uno de tus condones y lo uses”. Me levanté presurosamente y entré a mi recámara, tratando de no despertar a mi esposa, y extraje un condón. Me lo puse y cuando regresé a la recámara de mi hija, ella se había quitado los calzoncillos dejando solo el camisón, y mostrando desnudas sus nalgas. Todavía estaba boca abajo. Me dijo: “Me lubriqué muy bien el ano y quiero que me lo hagas por ahí”. Yo he de haber parecido un zombie obediente porque inmediatamente le puse mi miembro erecto en la puerta de su ano. Empujé un poco y en un momento se introdujo la cabeza. Ella gimió un poco y me dijo: “Despacio porque me rompes”. Apenas pude contenerme en no empujar rápido, porque cada vez que mi miembro se introducía a ella, parecía que me venía.  Logre meterle todo mi miembro pero no pude contenerme más de un minuto y se me vino el orgasmo. Recordé aquel orgasmo que había tenido hacía 6 años, pero éste era real, y dentro de ella. Nos quedamos quietos como 5 minutos y poco a poco se lo saque. Me fui al baño y me limpié. Minutos después regresé con mi hija y le murmuré: “Gracias hija”. Me contesto: “No, gracias a ti papá”.   

Fin de 1ra. Parte.

Exclavos de papa

Comentarios (0)

Hola,soy Ana y os voy contar la vida de una amiga,dominada,en todos los sentidos,por su padre.Ella,SU HERMANO y su madre pertenecen en cuerpo y alma a su papa.Su papa es el dueño,amo y señor de un gran prostibulo,en la ciudad.El prostibulo,llamado "el Eden",tiene esclavas y exclavos.En el se practica cualquier tipo de sexo:prostitucion-sadomasoquismo-lesbianismo-guey-orgias-pedofilia-zoofilia-,y tambien se hacen peliculas de todo tipo.Las peliculas son reales,es decir,no hay trucos.Latigazos,depilacion por fuego,marcage con hierros candentes,etc,son todos,hechos reales.La mama fue comprada en una subasta,y al papa le gusto su cuerpo virgen y preciosas facciones, se la quedo para el.Habia sido engañada,en no se que pais,y vendida al mejor postor.Un tiempo despues se caso con ella a la fuerza.Para someterla y acerla docil,le dijo que si lograba pasar un alijo de droga,le daria la libertad.Ella acepto y el grabo toda la operacion,con acidente de coche incluido,y con eso la domina,a un que ya no hace falta,se acostumbro a servir a su AMO-DUEÑO-SEÑOR,y,ahora, es ella quien quiere seguir a si.Un tiempo despues la empreño y de hay salen los hijos.En casa,ninguna de los tres estan vestidos,siempre desnudos,para que el amo,pueda aceder a sus cuerpos cunando le venga en gana y hacerles lo que desee.Desde muy pequeños,ovedecen ciegamente a papa,si no sabe que sus cuerpos seran torturados.Su comportamiento es ejemplar,las notas del colegio son explendidas,y a si todo en el dia a dia.Es un ejemplo de niños.Siempre tienen dinero y nunca les falta de nada,pero no son libres.En casa todo es de todos y ven como sus padres hacen sexo de cualquier tipo,no existe la intimidad.Por una mala comida,no cumplir un orario,etc,su madre es flagelada o cualquier otra cosa que papa decida.A si pasan los dias y es papa quien decide quienes sean sus amigos,lo que deben vestir,comer,etc.El papa fue educando a los niños,de tal manera,que desde muy pequeños son utilizados para satisfacer,sexualmente,a papa y mama.Siempre se acuestan,por la noche,despues de masturbarle con la boca y tragarse lo que heche.Cuando no tiene clase se les pone en la cama con mama y retozan con ella y despues el papa hace gozar su polla dentro de la mama.Son ellos quienes laban la espalda de sus  papas cuando se duchan ya que siempre lo hacen juntos.Tienen prohivido hacer sexo entre ellos,si el papa no esta presente,y todo para que la niña sea virgen hasta que el papa decida.Ya,con nueve años ella y ocho el,les llevo al prostibulo,para que vieran de donde sacaba el dinero.Quedaron muy sorprendidos y acojonados,de ver como los exclavos ganaban pasta para el papa.Preguntaron si ellos,algun dia,harian lo mismo.El papa dijo que no.Ellos serian dueños de todo y todos trabajarian para ellos.Se tranquilizaron.El papa les enseño todo lo que habia y en el se hacia.El prostibulo tiene dos partes:una para machos y otra para hembras.Cada uno da a una calle(son calles paralelas)y estan dIstribuidos de la misma manera.Tienen :un doble sotano;garage;planta baja;tres pisos y atico.En cada uno hay una actividad.Por los garages entran y salen los animales comprados o vendidos.Tambien,entra,todo lo utilizado en el dia a dia:comida,vevida,lenceria,etc y tambien aparcan sus coches los carceleros del prostibulo.El sotano mas bajo,es utilizado en los castigos inflingidos a los exclavos,se ruedan las peliculas de todo tipo de sxo,se realizan sesiones de sadomasoquismo-zoofilia-pedofilia y se venden los cuerpos de los exclavos en venta directa o en subastas.Esta insonorizado y es muy dificil aceder a el,si no se sabe como hacerlo.No todo el mundo tiene aceso.En el ,hay todo tipo de artilugios para el disfrute de  los que los utilizan y quedar,dolorosisimos,los cuerpos en que son utilizados.Latigos de todo tipo de material,grosor y tamaño;baras;paletas;baterias electricas;masturbadores;chupatetas;chupapollas;artilujios para habrir,artificialmente,conas-bocas-hojos culos;martillos;tenazas;potros de estiramientos musculares no consentidos;argollas en techo-suelo para atar;hierros de marcage(como los empleados en animales del campo);wateres sin taza(agachados se hacen las necesidades y a la vista de todos);duchas de agua helada-hirbiente,a mucha presion;velas;velones para depilar todos los pelos del cuerpo con fuego;mesas de ginecologia;animales,como perros y un sin fin de cosas mas para producir dolor en los cuerpos de los exclavos utilizados y mayor deleite en quien los utiliza.El siguiente sotano es el almacen del prostibulo,para todo aquello que se utiliza diariamente en el.La planta baja,esta dividida en cuatro partes:recibidor,bar,water,sala de espera de los exclavos.El recibidor es la antesala del bar y en ella dejan,los clientes,los abrigos y otras cosas que dentro no utilizan.Son guardados por carceleros,que,ademas,controlan a quien sale y no a quien entra.No se les escape algun exclavo.Si esto ocurriera,posiblemente, no verian un nuevo amanecer.Lo siguiente es el bar,donde hay una gran sala con mesas servidas por exclavos en tanga u sugetatetas minusculos,que aguantan a los clientes metiendoles mano y diciendo todo tipo de improperios,mientras les sirven lo solicitado.La barra es todo el largo del local y esta atendida por exclavos desnudos.En un lateral,hay un pequeño escenario donde esclavos bailan,mientras se quedan en pelotas o hacen sexo entre si,para excitar a los clientes.Al fondo de todo estan los bateres.Frente a la barra,la pared es de cristal,de forma que los clientes pueden ver a los exclavos a utilizar,pero estos no pueden ver a los clientes.Los exclavos estan vestidos con bikinis coloristas y siempre en movimiento,para que el cliente pueda ver bien su cuerpo.Todo el ganado tiene un collar con un numero.El cliente contrata al numero y pasan a la habitacion.En el primer piso estan los habitaculos donde se mete al exclavo contratado para su utilizacion.En los cuartuchos hay un camastro,una silla y un colgador.Se suele estar,entre el cuarto de hora y los veinte minutos.Aqui se soba al exclavo y se le folla.Se puede utilizar la cona,el culo o la boca,segun desee el cliente.El segundo piso, es mas o menos,igual,pero, las habitaciones son mas amplias y es donde un cliente se divierte con mas de un exclavo o varios clientes se divierten con un solo exclavo.El tiempo de placer es el doble.EL tercer piso es para domir y asearse los exclavos.Es donde,tambien,comen y se curan las heridas producidas en el sotano.EL atico se destina a esconder a los menores de edad husados en pedofilia y que ejercen en el primero.Teoricamente, todos los exclavos estan en el prostibulo por decision propia,y para eso se arreglan papeles, para hacerlos mayores de edad,y para que no hablen y sean sumisos se les droga hasta que dependan de ella.Para que la policia y otros parecidos no metan sus narices,se procura no tener problemas(para eso estan los carceleros)y ellos tienen gratis sexo cuando lo solicitan.Claro esta que cuando lo solicitan se procura hacer fotos o videos,para luego sobornarlos si hace falta.El papa dijo a los hijos que alli habia comprado a su mama y por guapa y docil,se enamoro de ella y se la llevo a casa.De vez en cuando la tortura y muy superficialmente para que no se le olvide que es exclava al igual que hace con elllos mismos.A la niña le dijo que cuando tubiera la primera regla seria desvirgada por el mismo y tambien seria utlilizada todo tipo de sexo para que supiera lo que le esperaba si no cumplia las ordenes.Al hijo le dijo lo mismo.Dijo,tambien,que a partir de esa primera vez,los dos tendrian un encuentro sexual entre ellos.Primero ella seria la ama y el exclavo y luego al reves.Luego dispondrian de mama y despues al reves.Asi pasan los años y todo sigue igual.Sexo por todas partes y pasta por doquier.BESITOS.  

una esperiencia inolvidable: Mi cuñadita

Comentarios (1)

Quiero compartir este relato que es parte de mis experiencias con quien quiero tanto: Mi cuñadita.Me llamo Will, tengo 35 años y quiero contarles lo que me sucedió hace tiempo, cuando mi esposa recién acababa de tener a nuestra bebe. Por su cuidado tuvimos que irnos a estar unos días a la casa de mis suegros, una casa de 3 cuartos, en uno dormían mis suegros, en otro los papas de mi suegra, y en el tercero mi cuñadita, a quien llamare Karen, quien para ese entonces recien acababa de cumplir 18 añitos. Nos quedamos en el cuarto con mi cuñada, pero como solo había una cama, mi esposa y la niña se quedaron en la cama y mi cuñada y yo en el suelo. Como el espacio no era muy amplio solo cupo un colchón, por lo que tuvimos que compartir y quedamos uno junto al otro. La primera noche descubrí lo bien desarrolladita que estaba mi cuñada, sus pechitos ricos, unas nalgas paraditas y firmes, y una cintura muy bien formada, así mismo un rostro angelical y una boca deliciosa. Nos acostamos algo tarde, mi esposa y la bebe durmieron casi inmediatamente, por el cansancio del día, mientras yo no podía dejar de pensar en la mujercita que estaba a centímetros de mi, sin yo desearlo mi pene se empezó a endurecer, mi deseo por tocar a mi cuñada se volvió casi desesperante, aunque mi temor por verme descubierto o expuesto era igual. Quise forzar el sueno, pero no pude, así que comencé a planear lo que a continuación haría: me voltee, quedando mi mano justo a un lado de su cadera, podía sentir el contacto con su short, que por cierto era muy corto, de algodón y ajustado a su figura, eso me puso a mil, a pesar que únicamente era mi dedo menique el que estaba tocando aquel suave algodón. Ella estaba boca arriba y podía ver la sombra de sus lindos pechos sueltos,( sin ningún sostén que los apresara, solo una estrecha blusita los cubría), gracias a un poco de luz de luna que entraba por la ventana. No hubo ningún tipo de reacción de parte de ella, por lo que me decidí a continuar con mi plan. Suavemente empecé a deslizar mi s dedos sobre su abdomen, acariciando con ternura ese firme abdomen y decidido llegue hasta su entrepierna, por supuesto sobre la ropa, lo estaba disfrutando, cuando de repente con un movimiento lento se gira para quedar frente a mí, los dos recostados de lado, tengo que aceptarlo me asuste tanto, que quite la mano inmediatamente y cerré mis ojos, aunque mi respiración me delataba, estaba súper excitado. Cuando no hubo más movimiento, abrí nuevamente los ojos y pude observar ese bello rostro frente a mí, con sus ojitos cerrados, su figura sensual expuesta totalmente, lo que me obligo a continuar con mi faena, volví a deslizar mi mano hasta llegar a su short, el cual gracias a la posición en que se encontraba, había formado un hueco entre la piel y la tela, donde hábilmente deslice mi mano. Fue maravilloso sentir esa piel tan suave y caliente, sumamente despacio y con mucha suavidad continúe deslizando mi mano hasta que sentí la parte superior de su vulvita, el inicio de sus labios vaginales, me detuve para asegurarme que estuviera dormida, (no sé si estaba dormida o se hacia la dormida), pero al confirmarlo continué acariciando tan delicioso manjar, era un éxtasis, continúe bajando hasta poder tener en mi mano su ardiente conchita. Comencé a escuchar su respiración como se aceleraba, a medida que mis dedos jugaban con sus labios vaginales, abriéndolos para encontrar su clítoris, estuve así , unos 15 minutos, pero mi necesidad y mi deseo por ella crecía, quería mas, así que comencé a bajarle despacio y sigilosamente su short, junto con su calzoncito con mis dedos, deteniéndome cada centímetro, en busca de alguna reacción de su parte que me hiciera detenerme, al no haberla continué hasta lograr bajarlas lo suficiente para que su vagina quedara descubierta, fue entonces que decidí dar un paso más en esta arriesgada aventura, y suavemente me acomode para poder llegar con mi cara hasta su deliciosa vulva, la cual comencé a besar, ( gracias a los consejos de mi esposa tenía una rajita bien rasuradita) mientras continuaba bajando su short junto con su calzoncito hasta liberarla por completo. Sentía sensaciones abruptas en mi interior, decidí explorar con mi lengua, comencé a lamer aquel manjar, empujando despacio deseando abrir esos ricos labios vaginales, cuando comenzaba a estorbar el hecho de que tenía sus piernas entrecerradas, algo increíble paso, con un leve movimiento comenzó a abrirlas (siempre haciéndose la dormida) hasta quedar totalmente expuesta para mi, y sin más comencé a comerme completamente aquella delicia, su olor y sabor eran especiales, combinación de pureza y juventud, así estuve por cierto tiempo, sabiendo que no podía parar, ya que quizás sería la única oportunidad que tendría de disfrutarla completamente, (por aquello de los prejuicios y los ataques de conciencia ) empecé a tocar sus senos, apretándolos por los nervios, a todo esto mi lengua seguía recorriendo todos los espacios posibles dentro y fuera de su vagina, ya sus fluidos vaginales se hacían notar, su respiración agitada delataba que lo estaba disfrutando tanto como yo. Quería probar el sabor de sus pechos, por lo que con un movimiento rápido y siempre cauteloso subí hasta ellos, y con agilidad los descubrí, no lo podía creer, tenía casi totalmente desnuda a mi querida cuñadita, me abalance a besarlos, sin dejar de pensar que estaba chupando por primera vez aquellos pechos virginales, deliciosos, no hay otra palabra para expresar lo rico que estaban, pasaba de uno a otro, los apretaba y succionaba sin más, ( a todo esto estoy seguro que se hacia la dormida, era muy fuerte para que no se hubiese despertado). Decidí continuar con mi plan y en lo que disfrutaba aquellas delicias, me baje mi bóxer, a estas alturas ya empapado y despacio me fui posicionando sobre ella, que continuaba con las piernas abiertas, por lo que no se me dificulto conseguirlo. Al momento de hacer contacto mi pene, que explotaba, con su rajita, sentí como se estremeció todo su cuerpo, creo que en ese momento no había retroceso, si mi esposa se despertaba, nos encontraría desnudos y a mí sobre su hermana, vaya riesgo, pero les aseguro valió la pena, (no tenía pensado penetrarla, por lo menos esa noche). Continué sobre ella haciendo suaves movimientos corporales, besando sus pechos, y empujando despacio mi pene sobre su rajita.De pronto me detuve y contemple su cuello y sus labios y sin más comencé a besar su cuello, a lo que sentí una leve respuesta corporal, (cosquillas probablemente), la cual fue cada vez más usual, lo cual denota que lo estaba disfrutando, busque lentamente llegar a sus labios, hasta que con ternura comencé a besar su boca despacio, suavemente, con muchísima ternura, pero sin conseguir respuesta, (Imagino que si respondía al beso se vería descubierta de que no dormía)aunque no importaba, me bastaba saber que al igual que yo lo disfrutaba. De repente me encontré con movimientos cada vez mas rítmicos, mi pene quería entrar, ya no le bastaba estar a la puerta quería entrar, pero no podía, era demasiado arriesgado, pero sin desearlo, ante el mover de mi cuerpo y los líquidos que salían de su vagina, parte de el comenzó a entrar, mi glande había abierto los pétalos, estaba adentro, aunque fuera un poco, era lo MAXIMO, no podía mas, iba a explotar, estaba pronto a eyacular, por lo que detuve el movimiento, pero no me retire de sobre ella, ni mucho menos de lo que había logrado penetrar, así mientras el deseo de eyacular se esfumaba, comencé otra vez suavemente a moverme, los 2 lo estábamos disfrutando, cuando de repente, un movimiento en la cama, donde dormía mi esposa, me obligo a quitarme de encima de su hermana y recostarme (más bien tirarme rápidamente a un lado)Con rapidez me dedique a subirle su calzoncito junto con su short y le baje la blusa, quedando exhausto después de tan grata y riesgosa faena. La noche prosiguió hasta el amanecer, al despertar me asalto la duda si mi amada cuñada me delataría con sus papas y con su hermana, por lo que me levante rápidamente a ducharme, esperando huir antes que todos se levantaran, pero cuál fue mi sorpresa cuando salí del baño , toda la familia estaba despierta, preparándose para sus diferentes quehaceres, cuando entre al cuarto vi a mi cuñada buscando su ropa para entrar al baño, y me saludo como si nada, también mi esposa que se despertaba en ese momento me saludo y me pregunto cómo había dormido, a lo que mi cuñada le respondió: Durmió como un bebe. Esa fue una de tantas veces que dormí como bebe, ustedes me entienden. En otra ocasión les contare mi historia con mi suegra.

mi mama mercedes

Comentarios (1)

mi nombre por obvias razones lo omitire solo digo que esto es completamente verdadero y como nacio mi aficion alas relaciones incestuosas y como  tambien nacio mi fetiche de mirar vestidas alas señoras con faldas o vestido con botones .mi hitoria comienza alos 14 años en un pueblo rural en el sur de mexico .soy el unico varon en mi familia tengo dis hemanas  que son mayores que yo y que se casaron y viven en otro pueblo a dos horas de camino .bueno desde pequeño siempre pase la mayor parte del tiempo solo pues mi padre era camionero y aveces demoraba hasta dos meses sin ir ala casa .mi mama ala cual llamare mercedes en ese tiempo tenia :6 años es morena clara delgada pechos grandes caderas y nalgas no muy grandes pero bien definidas. de estatura mediana y pelo largo negro liso casi hasta la cintura .puedo decir que era padre y madre pues ella se encargaba de mi educacion mi alimentacion y todo lo relacionado ami desarrollo jamas la habia visto con morbo ademas nunca habia tenido la oportunidad de mirarla desnuda pues era muy cuidadosa y muy discreta cuando se bañaba .pero una noche fue diferente esa noche se baño y se puso una falda color khaki hasta la rodilla con botones adelante y una blusa blanca sin mangas se miraba que no tenia bracier .despues de cenar se solto una tormenta con truenos relampegos.se fue la luz y me dijo que no podia dormir asi pues como estaba haciendo mucho calor salian los alacranes y le podia picar uno y si algo le tenia pavor era alos alacranes .me dijo que esa noche me acostara en su cama .cada uno se voltio asu lado pero el calor no me dejaba dormir en cambio ella estaba cerca del ventilador .

dormia muy comoda .en eso algo me llamo la antencion vi que su falda estaba levantada y descubri que no tenia panty pues con la luz de los relanpagos se podian apreciar sus vellos pubicos .mire con cierto nerviosismo y miedo pues nunca habia mirado una  mujer asi y mas a una señora  .con mucho  miedo estire la mano y alcanze a tocar algunos vellos con mis dedis pense que se despertaria pero no fue asi siguio durmiendo como si nada .no quede satisfecho y continue tocandola y como no se despertaba le dessbroche los botones de su falda y conteple su vajina descubri que era muy velluda.asi la deje y me quede dormido .por la mañana finji que estaba dormido se levanto se acomodo la falda y se abrocho los botones no me dijo nada .continuara

mi prima marian

Comentarios (0)

hola amigos quiero comentarles como empece una relacion filial con mi prima hermana llamada marian .que en esa epoca tenia 15 años y yo 17 .mi prima ere piel  blanca pechos grandes cabello lacio largo a media espalda y era delgada con unas nalgas y una caderas tambien grandes mide 1,.60 . tenia un par de meses que diempre que estabamos solos me provocaba diciendome que  le tenia miedo que era gallina y que alo mejor hasta era puñal .solo me reia y le decia un dia de estos te voy a dar una buena cojida y me dijo ya sabes cuando gustes .y ese dia era viernes y mi tia y su esposo habian salido y solo estaba marian mi prima .y en  mi casa tampoco habia nadie asi que decidi ver unas buenas peliculas pornos asi como algunas revistas .estaba empezando a masturbarme .cuando tocaron la puerta y pregunte quien era y me  dijo soy yo marian y le dije que haces aqui y me dijo vine a visitarte .y le dije pasa.entro y se sento en la orilla de la cama y comenzamos mirar la pelicula porno. la tome de su mano y le dije "esas provocaciones son enserio o es cotorreo tuyo y me dijo la verdad estoy enamorada de ti y deseo que seas mi marido y quiero entregarte ati mi virginidad  .y le dije tu eres una chava muy guapa y puede tener mejores galanes y me puso el dedo en mi boca y me dijo te amo y tu eres el hombre de mi vida y los demas no me importan si son guapos o feos estiro su mano y la llevo hasta mi verga y dijo .haber dejame ver tu verga me bajo mi short y cuando la saco dijo es muy gruesa y muy cabezona haber si  aguanto que me la metas toda .se arrodillo y comenzo a lamer mi verga intento metersela toda. en  boca pero no pudo y comenzo a chuparmerla de forma torpe .y le dije levantate .esa tarde aun levaba su uniforme de la escuela una blusa blanca con una falda rojo con negroa cuadros y con botones adelante y medias blancas.se acosto y le quite su calzon y vi que todavia no tenia muchos pelos acerque mi lengua y comenze a chuparle su clictoris y sus pelos .y de pronto me dijo ya damelo mi amor quiero tenerte adentro se lo acomode e intente meterselo pero por su virginida fue muy dificil .tome una poca de crema y la puse en mi verga y se la acomode y poco a poco comenze a metersela y cuando llego al lugar sagrado pego un grito y un hilo de sangre salio de su panochita y me decia por favor mi amor sacamela que me duele mucho! poco me importo y comenze a bombiarla con fuerza mientras su panocha estrecha revibia mis embates con furia y nos besabamos y me decia lo mucho que me amaba.sgia bombiandola y despues de 15 minutos termine adentro de su panocha se levanto y me dijo desnudame .le quite su blusa y su falda y quedo nien encueradita.y le dijje que se pusiera de perrito pues asi me la comenze a cogermela con fuerza mientras la tomaba de su cabello mientras me decia asi asi asi mi amor no pares voy termina ya quiero tu leche damela y despues de 20 minutos volvi a venir ademtro .se volvio a limpiar y me sente ycomenzo a darse de sentones y hasta terminar adentro de su panochita .se paro y se limpio su concha y me limpio la verga con su boca y me dijo que ya le dolia su panocha y la verdad tambien ami me ardia un poco la verga y le dije mamamela y se arrodillo y comenzo a chuparmela despues de un rato se los heche en su boca se limpio se vistio y  me dijo vamos a buscar un lugar seguro mi amor para podernos amar sin temor y le dije eso si esta bien y me dijo te amo y me beso y se fue para su casa.continuara

mi madre mi amor clandestino

Comentarios (1)

hola amigos por medio de esta pagina quiero compartir algo que he llevado guardado por años y que hoy voy a comfesar soy  mexicano de un estado del sur de mexico actualmente tengo 34 años y esto comenzo cuando tenia 15 años en mi casa soy el unico varon tengo dos hermanas pero se casaron muy jovenes y se fueron a vivir fuera de mexico a usa para ser exacto .bueno en ese tiempo mi madre tenia 34 años no era una modelo pero para mi estaba perfecta .era delgada con una que otra llantita ,pechos grandes caderas y nalgas no muy grandes pero si muy definidas .mide 1.60 y  tiene el cabello largo casi hasta la cintura y de cara muy aceptable .desde pequeño pase mucho tiempo con ella pues mi padre era camionero y se ausentaba hasta un mes de la casa .siempre hubo mucho respeto por ambas partes era muy reservada con sus intimidades pocas veces la escuche diciendo grocerias y jamas platicaba con hombres que no fuera yo o mi padre. todo empezo a finales de mayo habia un calor terrible y se aproximaban las primeras lluvias .no era raro que se bañara todas las noches mas o menos slas .10 pm , se baño y se puso una falda corta tipo escoces de color roja con cuadro negros y botones adelante y una blusa blancas sin mangas .no se cuantas veces la mure vestida asi sin despertarme el mas minimo morbo pero esa noche cambio nuestra relacion madre- hijo para siempre nada volveria a ser igual .despues de cenar .por mala suerte comenzo a tronar el cielo y relampagiar presagio tal vez de una tormenta .y slos pocos minutos comenzo a lovosnar y seguido se solto un diluvio con truenos y relampagos y hasta rayos y se fue la electricidad .nos quedamos a oscuras y teniamos un problema era epica de los alacranes .y ese era el pavor numero uno de mi madre pues por un alacran perdio un bebe y agonizo .asi que me pidio que me quedara a dormir en su cama pir precaucion.acepte y cada uno se acosto por su lado, Ala una am desperte por los truenos y los relampagos y me fije hacia donde dormia mi madre y algo me llamo la antencion pues tenia la falda levantada y con los relampagos se podia apreciar su vello pubico pues no tenia panty .en ese momento muchos sentimientos recorrieron mi mente y una extraña exictacion hizo que mi pene se pusiera muy erecto .me acerque y con mucho cuidado comenze a tocar su vello pubico estuve haciendolo 5 minutos y como no despertaba .le acomode la falda y con mucho cuidado le comenze a desabotonar la falda poco a poco hasta dejarla semidesnuda fue una imagen que hasta la fecha guardo con mucho amor y ternura ,oservar ami madre con su vajina ami dispocision era un premio unico.me dormi y asi la deje aun sabiendo que estaba expuesto a un severo castigo por su parte .muy temprano desperte eran las 5 am y me asome y aun segui semi desnuda .alas 6 am se desperto y se acomodo la falda y se abrocho los botones de su falda y se fue ala cocina no hubo reclamos ni regaños como lo imaginaba .regreso y me dijo ni te levantes esta cayendo un diluvio y no vas a ir a trabajar .dije pues ni modos ahora a descanzar cuando la vi entrando al cuarto fue inevitable .ver su falda justo en su entrepierna y me imagine que era uo quien le volvia a desabrochar la falda y y la empezaba a penetrar .se sento en la orilla de la cama y me acomode y mi verga rosaba sus nalga logico que sintio pero no me hizo ningun regaño ni me llamo la atencion .se fue ala cocina y con el pretesto de tomar  taza para mi cafe  pegue mi pene asus nalgas y solo dijo !hay casi me quemo ! .durante el dia no hubo mucho que hacer desayune y me acoste pues estaba un poco desvelado y el frio invitaba a descanzar un poco .ya en la noche se metio a bañar y cuando salio tenia un vestido color azul cielo con tirantes  y un poco corto y muy delgado .y me dijo que me volviera a quedar en su cuarto.pues asi con mi presencia habia dormido muy bien se sentia muy segura . cada uno se durmio por su lado y alas 3 am volvi a despertar y lo primero que hice fue ver como tenia su vestido y como en el primer dia los tenia casi hasta el estomago y logico sin panty no dude ningun segundo y me dispuse a volver a acariciar ese paraiso prohibido para mi .estuve unos 10 minutos acariciandole su concha y ya contentoble acomode el vestido y me volvi a dormir .como era costumbre por la mañana se desperto y miro hacia la ventana aun llovia y asi era imposible trabajar en el fango .otro dia mas para contemplar esas caderas y esas nalgas y ni hablar de sus pechos .despues del desayuno.fui a mi cuarto y lo organize un poco y puse una pelicula y hice palomitas . la verdad  no hacia ya mucho calor .fue ami cuerto y se sento en mi cama conmigo a mirar la pelicula y hizo un comentario que me saco de balance .hace mucho calor esta bueno para andar desnuda .y mi primer comentario fue decirle y luego que espera usted sabe que estamos en comfianza y me dijo ahorita no tengo calzon solo el vestido y le dije y eso?.pues como tengo mucho vello en mi conejito me roso mucho .y le dije pues pongase de esas faldas o vestidos abotonados de adelante asi se mantendra fresca y me dijo y si verdad y ademas esa ropa es muy practica cuante dan ganas de hacer cositas ricas dolo desabrochas unos botones y por ahi lo metes no necesitas desnudarte completa .y me dijo ya en estos tiempos todo es permitido ya no es como antes ahora .estaba asombrado jamas la habia escuchado hablar asi y mucho menos vestirse asi de corto no digo que fuera una monja pero tampoco andaba vestida asi de corto .esto apenas empezaba continuara viene lo mas interesante  

experiencia inolvidable: Mi suegra

Comentarios (1)

Ha llegado la ocasión que les contare lo que sucedió con mi suegra, después de mi experiencia con mi cuñada aquella noche, como lo mencione en el relato anterior, quizás por los ataques de su conciencia o por prejuicios, ella se mudo al cuarto de mis suegros con el pretexto de que estuviéramos con mas privacidad, mi esposa, mi hija y yo; No tuvimos más contactos eróticos sino hasta mucho tiempo después, (luego les contare). Los días transcurrieron de lo más normal, en nuestra relación familiar, hasta que un día por la noche, mientras todos dormían, me levanto al baño a orinar, eran como las 12:00 de la medianoche, cuando salgo, estando parado en la puerta, sin haber apagado la luz veo a mi suegra que salía de su habitación rumbo hacia mí, vestía un camisón que transparentaba su figura, que para sus 49 años está bastante bien, unos pechos grandes, algo caídos por el paso del tiempo, pero llamativos; sus caderas anchas, y sus nalgas grandes también afectadas por la gravedad. No apague la luz para darle paso a ella que se dirigía también a usar el baño, al pasar frente a mi me sonríe y me regala un beso en la mejilla de buenas noches, cerrando tras de ella la puerta y dejándome en la oscuridad de la noche. Me dirijo al cuarto con el pensamiento en mi mente de la figura de mi querida suegra, pensamiento que me acompañaría durante un buen rato antes de quedarme totalmente dormido.Al despertar por la mañana, automáticamente me invade el mismo pensamiento: Mi suegra y lo bien que se veía! Me incorpore y me dirigí a ducharme y prepararme para el trabajo, cuando salí ya me encontré a toda la familia en sus actividades diarias, no pude evitar el ver a mi suegra, parecía que la estaba empezando a desear como mujer. Desayune y salí hacia el trabajo, el día transcurrió bastante rápido entre una y otra faena, aunque debo aclarar que pase pensando todo el día en mi suegra, hasta que llego el momento de regresar a la casa, estaba deseoso por verla nuevamente, y así fue, al abrir la puerta de entrada, ahí estaba ella sirviéndole la cena a mi suegro, llevaba puesto un vestido, nada provocativo, pero no era necesario, su sola presencia me provocaba. Salude a toda la familia, después de pasar a lavarme las manos, me senté a la mesa, y ni por un momento quitaba de ella mi mirada, creo que fue tanta mi insistencia que ella lo noto, y me regalo una linda sonrisa, con algo de nerviosismo.Por temor a llamar la atención de mi suegro y de mi esposa me resigne a ver televisión, y ya solo la veía de reojo, pero con el mismo deseo.Después de cenar me dirigí a la habitación a terminar un trabajo que tenía pendiente, y sin darme cuenta las horas pasaron hasta que llego mi esposa a acostarse junto con la niña, por lo que tuve que bajar a la sala a terminar el reporte. De tan ensimismado que estaba en mi tarea, no me percate de lo tarde que era, hasta que escuche una puerta abrirse y cerrarse, de inmediato pensé en mi suegra, nuevamente escuche una puerta cerrarse, casi seguro era la del baño, y casi seguro que era mi suegra, sin dudar y motivado por el deseo de encontrarme aquella figura nuevamente, cerré la compu, apague la luz de la sala y de dos saltos llegue hasta la segunda planta, donde justo en ese momento, efectivamente mi suegra salía como el día anterior, solo con su camisón. Cuando me vio, me sonrió y pregunto que hacia, a lo que le respondí que estaba terminando de hacer un trabajo, pero que ya me iba a acostar. Mire hacia las habitaciones y comprobé que todas estaban con la puerta cerrada, por lo que me decidí y la abrace, quería sentir sus pechos junto a mi, yo estaba solo con un bóxer y una camiseta sin mangas. Ella extrañada me dejo hacer y me pregunto si todo estaba bien, yo le dije que si, que solo quería expresarle mi amor y agradecimiento por todo lo que nos estaba apoyando a mi esposa y a mi. Ella sonrió y me propino otro beso , yo no me separaba , no quería hacerlo, deseaba tenerla así toda la noche, Apreté su cintura mas fuerte contra mi, y creo que pudo sentir mi pene totalmente erecto, porque se aparto rápidamente y disimuladamente echó una mirada a mi bóxer, solo atino a desearme buenas noches y rápido entro en su habitación. Yo entre en la habitación con una calentura que no pude descargar con mi esposa ya que todavía estaba con la dieta post parto. Al día siguiente por la mañana era sábado, nadie se levanto temprano solo yo, me fui a estudiar, ya que estoy estudiando solo fines de semana, al regresar en la tarde, no había nadie en la casa. Imagine que habían ido a la iglesia, por lo que me dedique a ver televisión. De repente me asalto una idea, aprovechando que no había nadie me dirigí al cuarto de mis suegros y busque en el depósito de la ropa sucia, quería encontrar cualquier prenda interior de mi querida suegra, sostén o algún calzoncito, y para mi suerte ahí estaban, habían 2 piezas , las tome y las oli, era algo delicioso, era el olor de su sexo, sin poder evitarlo me empecé a tocar mi pene, lo frotaba pensando en ella, estaba ya casi por terminar cuando escuche el ruido del carro de mi suegro , por lo que rápido puse todo como estaba y baje a recibirlos. Pasamos una noche bastante tranquila, como a eso de las 10:00 p.m. subí a ducharme, y cuando salí solo cubriéndome con una pequeña toalla hacia el cuarto, mi suegra estaba en su habitación, pase frente a ella, y pude ver en sus ojos una mirada diferente, fue una sensación extraña, nunca antes me había visto de esa manera, me gusto, me sentí deseado. Pude notar también que traía puesto no un camisón, sino una camiseta para dormir, la cual que le cubría hasta un poco arriba de la rodilla, se veía bastante sexy esa noche. Entre a nuestra habitación, mi esposa dormía, me acosté desnudo esa noche, ya que era una noche bastante calurosa y me dispuse a dormir. Algo que no conseguí, pensando en aquella mirada que me había lanzado mi suegra, y la curiosidad de saber si al igual que los otros dos días se levantaría a medianoche para ir al baño, pero si así fuese como saldría, que le diría en esta ocasión, 3 coincidencias seria mucho . Pensando estaba en eso cuando se escucho aquel ruido de una puerta que se abre y se cierra, unos pasos y otra vez el abrir y cerrar de la puerta del baño. No pude evitarlo, salte hacia afuera, tomando únicamente la toalla para cubrirme, con mucha agilidad abrí y cerré la puerta tras de mi, me quede en lo oscuro, hasta que se abrió la puerta, y pude ver su figura, entonces sin ella haberme visto apago la luz; Yo hice un pequeño ruido para que notara mi presencia, a lo cual me llamo por mi nombre como preguntando si era yo. Si le respondí, escuche una pequeña risa, lo que me hizo suponer que ella también presentía nuestro encuentro. Nos quedamos callados unos segundos entre la oscuridad, lo que me permitió escuchar los ronquidos de mi suegro ( de mi esposa no me preocupe, pues por el cansancio de la maternidad, toda la noche duerme como una roca) me acerque a ella y la abrace, ella correspondió el abrazo y sintió mi torso desnudo, acariciándolo suavemente. Sabía que era algo arriesgado lo que hacía, pero tenía que hacerlo, no aguantaba más, la presione hacia mí y despacio la comencé a besar sensualmente en la mejilla, acariciando su espalda, ella se quedo quieta; Era ahora o nunca, tenía que hacerlo, deje caer mi toalla, quedando totalmente desnudo, continué besándola cada vez más cerca de la boca, comencé a escuchar su respiración agitarse, sus manos bajaron lentamente como para verificar mi estado, descubriendo así mi desnudez, lo cual la puso bastante nerviosa, no sabía qué hacer, tome el control y le agarre su mano llevándola hasta mi pene, escuchando una suave exclamación de su parte, pero dejándose llevar, ¡Ya estaba!, continué besándola sin animarme a llegar a su boca, su agitación era cada vez mayor, me di cuenta de su disposición cuando sentí que comenzó a apretar mi pene y suavemente comenzó el sube y baja. Me animé, busqué sus labios, bese la orilla de los mismos y sentí como ella empezó a responderme mis besos, abrió un poquito su boca, lo cual me permitió entrar en ella, besándola apasionadamente. Comencé a tocar sus senos, no hubo resistencia, estaba que explotaba, no lo podía creer, mi suegra se estaba entregando a mí, continué besándola y ella no soltaba mi ... estaba disfrutándola, baje mis manos para levantarle la camisa y tocarle sus nalgas, y vaya sorpresa, no llevaba calzón, pude sentir sus nalgas en todo su esplendor y de inmediato mi mano se poso en su entrepierna, que estaba ya bastante húmeda. En ese momento que me detiene y me quita las manos agarrándome del brazo, me lleva abajo, hasta la sala, nos detenemos frente al sillón, siempre en la oscuridad, cuando de repente es ella quien me abraza y comienza a besarme desesperadamente, yo continuo con mis tocamientos hasta que le quito su camiseta dejándola totalmente desnuda, y comienzo a besar sus tetas, que ricos pezones, puedo escuchar su jadeo, la jalo hacia mí y por primera vez siento todo su cuerpo desnudo junto al mío, despacio la acuesto en el sillón y bajo a su entrepierna, ella se asusta, preguntándome que voy a hacer, y sin responder mi boca busca su vulva, beso sus labios vaginales, mi lengua lame esa vulva caliente, una, otra, y otra vez , mis manos están apretando sus pechos, con la lengua abro paso al interior, presiono para que entre, mientras que con una mano empiezo a abrir esos labios hasta encontrar su clítoris, con el cual juega mi lengua, empieza un estremecer de su cuerpo, sus fluidos son cada vez más abundantes, de repente me toma la cabeza con sus manos y la presiona contra su vagina, presiona con fuerza contra mi boca, puedo sentir sus espasmos, Terminó. Yo no aguantando mas, me levanto y me acomodo sobre ella para poder penetrarla , rápidamente y con la facilidad generada por nuestros fluidos comienzo a entrar, Oh, es algo delicioso, no sé si es lo prohibido, pero estoy tan excitado, estoy temblando, comienzo a moverme con potencia, a cada embestida empieza mas y mas sus gemidos, que delicia es escuchar mi nombre de la boca de una mujer que está disfrutando tanto, sigo bombeando mas y mas, con más fuerza, presionando sobre su clítoris, buscando que termine por segunda vez , y en segundos otra vez ese tambaleo, sus gemidos fuertes y constantes, siento sus espasmos y esa cantidad de fluidos que me confirman que en efecto conseguí la tarea. Ahora me preparo para mi momento, sigo bombeando mas y mas, y después de unos minutos le lleno su vientre de abundante y caliente semen, Ah que delicia, nos besamos, por varios minutos, quedando luego en completo silencio, hasta que un llanto suave se deja oír, le pregunto que si se siente mal, respondiéndome que no!, que era que porque hacía tiempo no sentía todo lo que esa noche yo le había hecho sentir. No sé qué hora era, pero sabía que debía volver, no fuera que mi suegro o mi esposa notaran la ausencia de sus seres queridos e infieles. Nos levantamos, ella se puso su camiseta, mientras que yo la tomaba de la mano y nos dirigíamos hacia arriba a nuestros respectivos dormitorios, nos despedimos en el pasillo con un beso, ella entro al baño, me imagino que a limpiarse, y yo tome la toalla y limpiándome entré sin hacer mucho ruido.Todo seguía igual, mi esposa dormía, pero pensándolo mejor no todo seguía igual, ahora yo era el amor de mi suegra y ella el mío. En la otra ocasión les contare que sucedió con la tía de mi esposa.

Mi Tío Me Enseño Los Grandes Placeres (1)

Comentarios (0)

                                                               DE  REGRESO  A  PERÚ 

Recuerdo la primera vez que tuve sexo, fue casi a los 17 años, todos dicen que la primera vez es hermoso cuando lo haces con la persona que amas, pero en mi caso no fue exactamente así, mi primera vez no sería con un novio que amaba, si no sería con mi tío STEVE, así es, mi propio tío me quitaría la virginidad y me introduciría en el mundo de los placeres sexuales. 

Me llamo Érica, soy peruana de nacimiento, naci en el departamento de Chimbote que se encuentra al norte de la capital de Perú, LIMA. 
A los 7 años deje el Perú para transferirme a la hermosa Suiza, mi madre se caso con un Suizo y yo por ser menor de edad conseguí el pasaporte Suizo, unos años más tarde mi mama ayudo a mi tío Steve venir a la suiza pero el ya tenía 18 años así que solo le quedo encontrar una suiza para casarse y conseguir el pasaporte.

Al principio me era difícil por el idioma, en Suiza se hablan 3 idiomas: alemán, italiano y Francés Y nosotros vivíamos en el Cantón Zürich y ahí se habla Alemán pero no como el que hablan en Alemania si no que acá se habla El Suizo Alemán 
Sufrí mucho con el idioma pero con el trascurso de los años llegue a hablarlo a la perfección, tanto así que hablo como una verdadera Suiza, tengo el dejo de ellos y la pronunciación excelente. 
Con el pasar de los años conseguí popularidad en la escuela Suiza, además de mi condición de latina aunque era una de las pocas que había, fue gracias a mi desarrollado cuerpo. 
Cuando cumplí 13 años mi cuerpo empezó a desarrollarse más que las otras chicas, sobretodo mis senos, crecieron mucho, Ya a los 14 años tenía la talla que tengo ahora, y eso era muy llamativo para los hombres, lo que me volvió la más popular y deseada de la escuela. 

A mis 14 años sucedieron muchas cosas en mi vida, como la primera vez que empecé a fumar y tener mi primer novio. 
Después de eso seguí con mi vida, a los 6 meses mi madre me dio una noticia que no la esperaba, me dijo que viajaría a Perú por un asunto laboral, mi mama estaba muy ocupada y pensó en mi además habían pasado 7 años desde que deje Perú, salte de Felicidad, por fin regresaría a Perú y me quedaría en Lima por un mes. 

Lleve mucho equipaje, todos los encargos de mi mama, lleve mis mejores atuendos, quería impresionar, así soy yo, coqueta y vanidosa, me gusta estar siempre bien vestida y hermosa. 
Mi padrastro suizo Albert me llevo al aeropuerto porque mi mama no podía, ya en el avión me puse a pensar en todo lo que me había pasado en estos 7 años en Suiza, ahora regresaría a mi tierra natal, después de dos horas llegue a Madrid y después tuve que esperar como 3 horas para tomar el vuelo directo a lima, como había tanto que esperar, me fui a un bar a comer algo para después ir por un teléfono público para hablar con mis amigas, tenía que hacer algo si no me aburría. 
Llego la hora, subí al avión y por suerte me toco con un niño como compañero de asiento y pude estar al lado de la ventanilla así podía observar el cielo
Muchas horas después me dio sueño y me quede dormida con la cabeza recostada a la ventanilla y cuando desperté ya estábamos sobrevolando Brasil, ya estaba en Sudamérica, unas horas después llegue por fin a Perú. 

Cuando baje del avión, sentí una sensación muy agradable, después de recoger mis equipajes pude ver a mi tío Eduardo y mi tía Roxana que me estaban esperando. 
Cuando llegue hacia ellos los abrasé muy cariñosamente, después de tantos años sin verlos era muy lógico mi cariño, mi tío coloco mis pesadas maletas en el auto y nos marchamos del aeropuerto 
Cuando llegamos a la casa de mis tíos, mis primos me recibieron gentilmente, habían crecido tanto, mi tía había preparado mi habitación, estaba muy ordenadito y agradable, ese sería mi residencia por un mes, A los días siguientes fui a visitar a mis demás tíos, tías, primos y primas, con dos de mis primos llegue a tener mucha confianza y con ellos me fui a varios lugares de lima, eran como mis guardaespaldas 

Después de dos semanas conocí a un amigo de mis primos que me pareció agradable pero claro no como los pretendientes de mi escuela que eran hermosos. 
El se llamaba Matías y llego a agradarme lo suficiente para agarrar confianza y después de 3 días mis primos me dijeron para ir a una discoteca y yo acepte y claro Matías también fue, aquella noche me divertí mucho, podía tomar lo que quería no había nadie que me lo impidiera, como a las dos horas Matías se me declaro y como yo estaba casi media ebria decidí aceptarlo, en parte también para olvidarme definitivamente de Ronald mi primer novio.

Todos mis primos se sorprendieron cuando me vieron besándome con Matías, no podían creer que tan rápido había sucedido, tal vez para ellos les sorprende pero para mí no, las suizas son muy liberales y como yo he vivido tanto años en Suiza, Aquella noche Matías se sentía orgulloso de tener una enamorada muy hermosa, cuando me besaba pareciera que se quería morir, para mí el estar con él fue una experiencia única, nuestra relación duro casi dos semanas antes que me regresara a suiza, durante esas semanas, descubrí que Matías eran tan diferente a los demás chicos que conocía y esa diferencia me hico sentirme diferente a la Érica que vivía en suiza, esa humildad me hiso valorar muchas cosas, cambio muchas cosas en mi. 
el ultimo día Matías lloro porque dejaba el Perú, el se había enamorado locamente de mi, y todo eso me puso sentimental, le dije que algún día regresare otra vez al Perú, Matías me abrazo tiernamente y me dio nuestro último beso, Al día siguiente tome el avión y regrese a Suiza. 

En los meses siguientes trate de estar en comunicación con él, le decía que posiblemente viajaría entre dos meses y él se alegraba, tenía esa esperanza pero lamentablemente no sucedió estuvimos en comunicación pero lamentablemente la distancia y el tiempo son enemigos en una relación a distancia, poco a poco deje de comunicarme con el 

Varias de mis amigas me decían que lo que me había pasado solo era una aventura y con el pasar del tiempo deje de pensar en Matías y a los dos meses un día que estaba con una amiga en un bar café llame a la casa de mi primo Erick y le dije que le dijera a Matías que nuestra relación ya no daba para más y que todo se había acabado 
Mi primo le dio el recado a Matías y él se puso a llorar, no había perdido la esperanza y mis palabras termino con todo, fue lo que me conto mi primo cuando lo llame otro día, al principio me dio pena pero después me olvide de él 

Así pasaron los meses y años hasta que cumplí 16 años y mi cuerpo empezó a tener la forma que tengo ahora aunque era más pequeña pues media 1.67, también mi trasero desarrollo su forma actual, había desarrollado un cuerpo muy lindo pues no tan solo soy hermosa si no que mis senos son grandes y mi trasero es formadito y paradito como les gusta a los hombres, y ese gran desarrollo fue lo que llamo la atención a Steve mi propio tío. 

Steve era una persona que le gustaba la buena vida y la libertad, por eso cuando llego a tener el permiso de estancia en Suiza no paso poco y se divorcio de la mujer con la que se había casado después de todo eso comenzó a disfrutar la vida loca, tenía varias mujeres a veces hasta tenía una relación con dos y hasta con tres mujeres claro duraba hasta que una de ellas lo descubriese, Ninguna relación que tenia duraba tanto hasta que conoció una hermosa italiana con la que duro más que las otras, Cinzia era una hermosa rubia, pero todo tiene su final y después de un año de relación todo se acabo y fue en ese época que comenzó a fijarse en mi, mi cuerpo ya no era el de una niña si no el de una completa mujer 
Yo estaba hecha toda una hermosa mujer, fue ese cambio en mi que él comenzó a verme con otros ojos, ya no como su sobrina, si no como toda una mujer y yo me di cuenta de todo eso cuando me lo demostró. 

Yo tuve una relación de enamorados con un hermoso suizo 3 meses después de haber cumplido 16, Nick era un suizo muy guapo tenía unos hermoso ojos azules, un bello rostro, físicamente era un hombre como deseamos todas las mujeres, Pero a pesar de su físico no era tan dulce como lo era Matías, y por supuesto mi tío Steve no lo veía con buenos ojos a Nick, sentía envidia porque estaba conmigo, y a veces que venía a mi casa Steve me encontraba con Nick besándonos en el balcón. 

Steve a veces no podía disimular su cólera y nos mandaba indirectas, a veces él hablaba con mi madre por la relación que tenia, pero para su mala suerte Nick era querido por mi mama. 
Pero como nada es perfecto 4 meses después Nick me engaño con otra y lo supe nada menos por Steve, que lo vio con esa besándose por el lago de Zürich, el muy genio le tomo varias fotos. 
Cuando Steve me entrego las fotos me sentí desilusionada y dolida por la traición de Nick, cuando lo encontré el muy descarado actuaba como un romántico, diciéndome dulces palabras pero cuando quiso besarme yo le detuve y le entregue las fotos, Nick se quedo frio de la impresión y cuando me miro le di una cachetada con todas mis fuerzas, le dije que fue una amiga quien tomo las fotos, no le dije la verdad. 

Nick me pidió perdón pero de nada servía así que le di otra cachetada y lo deje para siempre, con eso Steve se gano mas mi cariño y confianza y a los días después, yo estaba en un parque sentada descansando de mis ejercicios, había corrido por más de media hora, cuando Steve me llamo al celular y le dije que estaba en el parque, el dijo que no me fuera que en unos minutos llegaría yo le dije ok, a los casi 10 minutos el llego. 

Steve cuando me vio con la vestimenta de deportista se detuvo un momento impresionado de como la licra apretaba mi delicioso cuerpo, el trato de disimular pero sus ojos lo traiciono, nos dimos los 3 besitos de bienvenida y se sentó, nos pusimos a conversar, me pregunto, como estaba después de lo sucedido con Nick y yo dije que ya no me importaba ese idiota a pesar de haber tenido una relación de 4 meses con él, para mí no valía la pena derramar una sola lagrima por él, yo era fría en ese momento, además ahora estará con esa, Steve me dijo que no permitirá que nadie se burle de mí y yo lo agradecí y lo abrasé, fue en ese momento que él me tomo de la nuca y quiso besarme, yo inmediatamente lo detuve y me separe de él, no podía creer que Steve había intentado besarme, pero él decidió desfogarse y lo dijo todo 

— Érica, me siento ¡Locamente! atraído por ti — yo me quede fría cuando dijo esas palabras, me dejo perpleja 
— ¿Que has dicho? Steve, tu eres mi tío, hermano de mi mama, tú me has visto crecer como puedes siquiera sentir ¡Atracción! por mi yo soy tu ¡SOBRINA! 
— pues ya deje de verte como mi sobrina, ahora te veo con otros ojos y te deseo Érica, me quitas el sueño todos los días yo no podía creerlo, pensé en ese momento que estaba soñando, pero era la realidad y Steve trataba de acercarse para besarme pero yo no me dejaba, a pesar de la loca actitud de Steve, yo lo quería mucho porque es mi tío, por muchos años vivimos juntos en Chimbote, el era más como mi hermano que mi tío, así que para mí no era fácil ese momento, si decía todo eso a mi madre ocurriría un terremoto familiar, y yo no quería eso pero no podía negar lo que Steve quería conmigo, así que me separe de él y le dije que no le iba a decir nada a mi madre y que se olvide de ese deseo aberrante. 

Ese día fue el más difícil de mi vida, estuve tan pensativa por lo sucedido, ni siquiera pude comer y me fui temprano a dormir a mi habitación, no pude dormir, estaba que pensaba y pensaba, no podía quitarme de la mente las palabras de Steve, me preguntaba ¿qué hice mal? yo nunca le di algún motivo, pensé que solo era eso un deseo sexual porque tenía un cuerpo deseable pero ni lejanamente eso era motivo para que Steve quisiera algo conmigo. 

Desde ese día comenzó lo difícil, Steve al saber que yo no iba a hablar, siempre intentaba algo conmigo en cada ocasión que se le presentaba, Cada vez que había una reunión y el estaba ahí, me comía con los ojos, ¿qué pasaría por su mente?, yo siempre me sentía incomoda pero trataba de ignorarlo 
Así estuve por varios meses, a veces lo llamaba al teléfono y el aprovechaba para decirme que me extrañaba y que me deseaba, pero yo era fuerte y ignoraba sus palabras, lo trataba como era, mi tío, en las ocasiones que estábamos solos en alguna fiesta o reunión, me devoraba con la vista, me decía que estaba hermosísima, que tenía unas enormes ganas de besarme, de sentir mis labios juntos a los suyos, pero yo le aclaraba que eso jamás sucederá. 
Todo se volvería peor cuando él se vino a vivir a mi casa, todo se volvió peor para mí, pero aun así valientemente me defendía de sus palabras 

Por unos meses su acoso disminuyo y yo pensé que se había arrepentido de ese aberrante deseo pero me equivoque, me confié de él y en una noche que ni mi mama, ni mi hermana pequeña, ni mi padrastro estaban en casa, Steve volvió a querer besarme pero esta vez yo le di la cachetada más fuerte que haya podido dar pero ni aun así el dejo de decirme cuanto me deseaba incluso me dijo que podíamos irnos a otro país a vivir juntos tanto con el dinero se puede todo, yo le dije que era un enfermo al pensar eso, nunca estaré contigo Steve le dije gritando, Otra en mi lugar lo habría denunciado pero yo no lo hice por temor a lo que hubiera ocurrido así que tuve que vivir así por medio año, hasta que un primo vino de Perú y cambiaria todo. 

Mi primo Erick el que le dio mi mensaje a Matías, ahora el estaba en Suiza, mi primo vivió con nosotros hasta que pudiese mantenerse solo y yo me sentía feliz porque gracias a él, Steve dejo de acosarme porque Erick era mi fiel acompañante pero Erick no era igual a Steve 
El jamás se fijaría en mí, es mas Erick me quería como a una hermana y yo igualmente, incluso le presente algunas amigas mías y Erick llego a enamorarse de una de ellas con la que tuvo una relación pero antes que eso sucediera, la llegada de Erick me hico recordar a Matías y en los 2 meses siguientes volví a ser aquella Érica sentimental de Perú. 
Poco a poco recordaba lo bien que pase en Perú y mi primo me convenció para que yo hablase con Matías otra vez y después de más de dos años volví a hablar con él. 

Hablamos por más de una hora y al hablar con él me hico sentir feliz me hico olvidar las cosas malas y por supuesto le pedí perdón por como acabo nuestra relación, felizmente el me perdono y me pregunto ¿cuándo venia a Perú? yo le respondí que no se… pero ahora que hablo contigo, tengo ganas de regresar otra vez a Perú y así sucedería. 

Durante un mes planee como haría para viajar porque en esos momentos estaba ocupada en mi trabajo como recepcionista de un lujoso hotel, busque una fecha adecuada y la encontré, podría viajar a Perú a inicios de febrero del 2002 y quedarme un mes. 
Le dije a mi madre que viajaría a Perú en febrero y que regresaría en marzo justo cuando entrara a trabajar al hotel, ella estaba de acuerdo y yo planee todo lo necesario para ir. 
Mi primo Erick y Steve comenzaron a frecuentarse, salían juntos a la disco con otras personas y claro Steve le enseñaba como conquistar una bella Suiza, ellos frecuentaban las discos latinas que son muy frecuentadas por las Suizas. 
Yo sabía que si le contaba la verdad a Erick de lo que quería Steve conmigo ya no lo frecuentaría y tal vez se peleara con él, por tal motivo nunca le conté la verdad a Erick. 

Cuando hable nuevamente con Matías me dio una terrible noticia que me hico sentir muy triste, Matías viajaría a argentina a vivir con su madre y hermanos que estaban allá, su viaje seria el 2 de febrero, esa noticia mato mis esperanzas y aquel día decidí si viajar o no y al final decidí que si lo haría porque ya tenía todo listo, además quería despejarme y disfrutar del viaje. 

Llego el 1 de febrero, mi primo me acompaño al aeropuerto y nos despedimos, cuando llegue al Perú me recogieron mis primas Sandra y Susana, en esta ocasión viviría en la casa de otros de mis tíos, mi tío Alejandro, su casa era grande y acogedora, ellos habían preparado una habitación para mi, acomode mi vestimenta en el armario y ordene mis demás cosas, al otro día fui a visitar a mis demás tíos, tías, primos y primas. 
Una semana después iba a ver una fiesta por el cumpleaños de uno de mis tíos, mi tío Mario y aquella noche habría una sorpresa que nunca me la espere. 

Como a las 12 y treinta tantos apareció nada menos que mi otro tío, el que menos me lo esperaba, ni más ni menos que STEVE, todos se quedaron sorprendidos porque nadie sabía que el vendría y yo menos, Steve dijo que quería sorprenderlos a todos y lo logro, yo me sentí diferente a los demás y dije en suizo alemán 
— “como pudo venir yo nunca me había enterado que el también viajaría” 
Su presencia me incomodaba y me Salí de ahí pero a la media hora tuve que regresar y me percate que no estaba solo, había viajado con un amigo búlgaro, Sven su más fiel amigo de locuras, cuando me vio, me dio mis tres besitos y le pregunte como habían hecho, pues yo ni sabía nada y el dijo que todo lo planeo Steve 
ellos estarían en Perú por un mes, habían alquilado un departamento por Barranco un distrito de lima y también un auto, yo me sorprendí mas con lo que Sven me decía, Steve lo había preparado muy bien, deje de hablar del tema y le pregunte a Sven si había visto una chica que le gustaba y él me respondió 
— “Si que hay una que me gusta y eres tu Érica” — su respuesta me hico sonreír tal vez me lo dijo porque yo estaba vestida muy sensual tenía un pequeño suéter dejando apreciar una parte de mis bellos y grandes senos 
— “gracias Sven, pero debe haber una que al menos te llame la atención” — dije sonriendo 
— “la verdad no hay nadie que te supere o la menos que este cerca a ti” 
Me reí por lo que me dijo y en ese momento se acerco Steve y dijo a Sven que traiga varias cervezas y el hico caso y Steve y yo hablamos pero en Alemán Suizo para que nadie nos entienda a excepción de Sven claro 
— “nunca pensé que vendrías a Perú de sorpresa” 
— “la verdad que tuve un tiempo libre en el trabajo y decidí aprovecharlo para venir al cumpleaños de mi hermano y claro convencí a Sven para que me acompañara” 
— “bien pensado Steve, pero no te creo nada, tú has venido porque yo viaje acá” 
— “¿eso es lo que piensas? Érica” 
— “Por Supuesto Que Si” 
— “aunque no creas, no vine por ti, vine porque tenía tiempo libre, además quería asistir al cumpleaños de mi hermano” 
— “pues sigo sin creerte” 
— “bueno si quieres créeme, total no me importa” 
— “ojala así fuera” 
— “pero ahora que te veo, no sabes las enormes ganas que tengo de sentir, saborear tus ricos labios, wuauhh… estas hecha toda una ricura, preciosísima mi princesa” 
— “y yo pensé que tendría paz en Perú” 
— “bueno mi princesa te tengo que dejar, nos vemos en otra ocasión” 
Steve se fue hacia mis tíos y yo me retire, me fui a la azotea a fumar un cigarrillo. 
No podía creer que ni siquiera en Perú, podría estar libre de Steve, su presencia me incomodaba enormemente, pero me dije a misma 
— no hacerle caso a ese ¡Asqueroso Enfermo! y sigue con tus vacaciones, ¡Diviértete! Érica. 
Todos los días salía con alguien de mis primos, quería disfrutar mis vacaciones, a veces salía con mis primas o primos, a la discoteca, Al centro de lima, al mar, al zoológico, al campo, hacia cualquier cosa. 
Me llegue a enterar que Steve había viajado al departamento de Chimbote al norte de Perú a visitar a otro de mis tíos 
— ¡Qué Bien! — me dije a misma aunque después de aquella noche que llego no lo había vuelto a ver, así que me daba igual si Steve estaba o no en Lima. 
Yo vine a divertirme, no me perdí ningún evento, Los días pasaron hasta que llego el 14 de febrero, el día de los enamorados y de la amistad y yo me sentí un poco triste al pensar que ese día lo hubiera pasado con Matías, pero decidí no bajar la moral y divertirme que a eso vine, mi mejor prima, Susana con la que tenía más confianza me dijo que un grupo de cumbia se presentaba en un complejo municipal que se encontraba a una hora de camino de la casa , dijo nos divertiremos y yo dije ¡Estupendo! cuenta conmigo esta noche bailamos hasta las últimas, Susana estaba emocionada y lo que me dijo después me dejo muda por unos segundos. 

Steve había llegado a lima y se entero del concierto, y nos invito para divertirnos y claro mi prima Susana había aceptado y yo no podía negarme así que le dije que será fabuloso. 
Me puse a pensar si estaba haciendo bien al ir al concierto junto a Steve pero yo no estaría sola estaría acompañada de Susana y además estaría Sven y Steve no podría hablarme en otro idioma porque Sven lo entendería, así que dije 
— Steve no podrás incomodarme jajá 
Unas horas antes me aliste para la noche como hacía calor no usaría un jeans, así que usaría una faldita y un suéter, me decidí por mi hermosa faldita azul y mi lindo suéter celeste, después de bañarme me seque mi cabello y me hice un hermoso peinado, cabello suelto con semis ondas, como a mí no me gusta maquillarme tanto, use solo lo necesario, a mi no me gusta pintarme de color los labios, solo me gusta usar un labial brillante, en el resto de mi rostro me gusta estar casi natural, solo use un poco de maquillaje en mis mentones. 

Después de estar lista, yo y mi prima salimos de la casa y al poco tiempo llego Steve con Sven y me di cuenta que Steve al verme me devoro con los ojos, total eso era lo máximo que podría hacer, nos subimos al auto, yo no quise sentarme en el asiento delantero así que me senté atrás con Susana y cuando estábamos por partir llego mi primo Manuel y nos pregunto dónde íbamos, Steve le dijo a un concierto de un grupo de cumbia y me sorprendió al invitar a Manuel pero como él estaba vestido deportivamente dijo que no pero Steve le insistió que así estaba bien además pagaría por nosotros y Manuel acepto, se subió y nos fuimos con dirección al concierto de cumbia. 

Como a la hora llegamos al complejo municipal, había mucha gente y claro los hombres que pasaban no dejaban de verme, uno incluso llego hasta mandarme un beso volado, Steve pago la entrada, el complejo municipal era enorme, era un enorme parque cerrado, el grupo de cumbia estaba alistando todo para dar inicio al concierto, Steve encontró un buen lugar, una mesa con varias sillas, nos sentamos y minutos después ellos se fueron a comprar las bebidas, después regresaron con dos cajas de cervezas de 12 botellas cada una, estaban heladitas justo como se necesitaban y a los minutos inicio el Concierto y nosotros comenzamos a bailar cuando se acabo la primera caja yo y Susana nos fuimos hacia lo más cerca del estrado y claro Steve y Sven se acercaron a nosotras mientras que Manuel se quedo sentado con las cervezas en la mesa. 

A mí me gusta casi todas las clases de música, a pesar de vivir en Europa no ignoraba, la cumbia peruana o como otros peruanos que porque ya están en Europa se olvidan de donde vienen, solo son unos acomplejados, pero yo no, yo sí que disfruto, en momentos bailaba con Sven y después con Steve, pero él no podía hacer nada más que comerme con los ojos. Jajá me daba gracia que no podía decirme lo que quería, aunque en momentos me empujaba hacia atrás para distanciarnos de los demás, pero jajá yo lo detenía, una hora después se acabo la otra caja y Steve saco de arranque tres cajas, ahora si durarían hasta el fin. 

A pesar de ser mujer tengo una buena resistencia para el alcohol, aunque jamás había tomado hasta quedarme acostada sobre el suelo, pues en suiza no podría hacerlo pero en Perú sí, porque no había nadie para controlarme así que esa noche tome como nunca hasta ese momento pero en cambio mi primo Manuel ya estaba borracho y se estaba durmiendo. 
Yo le desperté y el aviso que se regresaría a su casa, Steve le dio dinero para que tomara un taxi pues había tantos en la entrada del complejo, Steve lo acompaño a tomar el taxi mientras que nosotros seguíamos bailando, en algunas oportunidades algunos chicos se me acercaban para pedirme para bailar pero yo les decía que no, que estaba en grupo. 
de los 4 chicos que me pidieron solo uno parecía agradable físicamente, a la media hora el concierto acabo pero la fiesta seguía hasta las 2 de la mañana después de otra hora solo quedaba media caja, yo ya estaba casi ebria pues había tomado bastante pero igual me daba cuenta de todo, Susana en cambio ya estaba borracha y como a las 2 de la madrugada la fiesta se acabo, pero Susana aun quería seguirla y yo también así que Steve nos dijo para ir al departamento que había alquilado y que allá había suficiente trago para seguirla, yo dude un poco pero como Susana quería seguirla de todas formas, dijo 
— Que Estamos ESPERANDO... 
Aunque Steve estaba ebrio manejo sin problemas hasta el distrito de barranco y después de estacionar el auto en la cochera subterránea, Steve tuvo que levantar a Sven que se había quedado dormido, lo ayudo a ir al ascensor, yo y Susana habíamos tomado tanto que nos pusimos a cantar en el ascensor hasta llegar al último piso donde estaba el departamento 


Aquel departamento era acogedor tenía 3 habitaciones, un baño, una cocina y una sala, Steve dejo a Sven en su habitación y nosotros 3 la seguimos con la fiesta, como el departamento se encontraba en el último piso podíamos hacer toda bulla que queramos, más aun que en el piso de abajo no había ningún departamento alquilado, Steve había escogido un buen lugar para hacer pequeñas fiestas, punto para él. Steve saco varios tragos, ya nada de cerveza y puso música criolla, y minutos después nos pusimos a tomar, cantar y bailar 

Como a la media hora Susana ya no pudo más y se fue de frente al baño a vomitar, su resistencia había cedido, yo entre a ayudarla al poco rato su celular timbro y era su enamorado que la estaba llamando, después que hablaron Susana pidió a Steve que si podía llevarla, y el dijo que sí, pero y yo como quedaba pregunte, Susana dijo 
— quédate a dormir acá total hay una habitación más 
— está bien... Nos vemos mañana primita 
Nos dimos nuestros besitos de despedidas pero antes que Susana se vaya, Steve trajo dos vasos bien fríos de agua mineral después Steve me dijo cual era la habitación donde dormiría y después de eso me despedí de Susana y se fueron, A los minutos que se fueron, me fui al baño a refrescarme el rostro, me di cuenta que mis ojos estaban medio rojos pues había tomado como nunca lo había hecho hasta ese momento, pero a pesar de eso nunca vomite como Susana, pero después que Salí del baño por poco y me caigo, a cada paso podía caerme, cuando abrí la puerta de la habitación estuve a punto de caerme si no me agarraba fuertemente de la manija de la puerta, una vez adentro cerré la puerta y le di dos vueltas al seguro 
Abrí la ventana para que entrara aire y me lancé a la cama, ahí me di cuenta que tanto había tomado, la cabeza me daba vueltas miraba el techo y se movía, jamás había tomado hasta ese límite y al poco rato me dormí, así con toda mi vestimenta puesta, Aquella noche sucedería lo que jamás hubiera pensado que ocurriese. 

No se cuanto tiempo había pasado desde que me había dormido, una hora tal vez media hora, 20 minutos, no lo sé exactamente, cuando de pronto sentí una voz en mi oído que a cada segundo iba creciendo hasta que me despertó y me quede impresionada de lo que vi. 
Steve estaba a mi lado, estaba acostado en la cama conmigo, estaba adentro de la habitación donde estaba durmiendo 
— ¡Steve! ¿Cómo entraste a la habitación? yo le di vueltas a los seguros 
— yo tengo las llaves de todas las habitaciones 
— ¿cómo te atreviste a entrar? ¡LÁRGATE! de aquí, ¡FUERA! de la habitación — le grite muy fuerte pero el ni caso me hico 
— Érica como podría irme, si te tengo tan cerca a mí, puedo sentir el perfume de tu piel 
— Si no te ¡LARGAS! De inmediato voy a gritar hasta que Sven se levante — lo amenacé 
— Sven no se levantara, el duerme como una roca, en algunas borracheras que hemos tenido nunca se levanto ni por mas bulla que había 
Steve me había tomado de la mano reteniéndome en la cama además su peso casi sobre el mío me impedía de levantarme, su boca estaba a unos centímetros de los míos pero yo voltee mi cabeza para que no me besara 
— Steve ¡Déjame! vete De Mi Cama — en ese momento lo mire directamente a los ojos y le dije 
— o juro que contare, todo lo que has hecho hasta este momento a toda la familia y veras el terremoto que sucederá 
— no creo que lo hagas Princesa, has tenido tanto tiempo para decirlo y no lo has hecho y la razón es simple, porque en el fondo yo te gusto 
— Estas Completamente ¡Chiflado! si crees que me gustas, yo no he dicho nada por temor a lo que puede suceder pero esta vez has sobrepasado todo limite, ya no me importa lo que pueda suceder así que mejor LÁRGATE inmediatamente de mi habitación — esta vez lo dije con énfasis, ya no me importaba el terrible terremoto familiar que ocasionaría diciendo la verdad de Steve 
— Cuanto más te rehúsas mas te ¡Deseo! Érica 
— eres un ¡Asqueroso Enfermo! Steve, fijarte en tu propia sobrina, a quien has visto crecer, debes de tener excremento en la cabeza — lo dije con rabia 
— ya no te veo con los ojos de antes, tu ya dejaste de ser una niña, eres toda una mujer, muy hermosa y deseada 
— pues debes de tener ¡Cataratas! en los ojos al mirarme con lujuria 
— sabes Érica, la única razón que tuve para venir al Perú, fuiste tú, yo vine solo por ti, te extrañaba tanto, extrañaba verte, no pude quedarme en Suiza mientras que tú estabas acá en Perú ahora comprendes cuanto me vuelves Loco 
— y tu decías que no, ya sabía de antemano que habías venido a Perú solo por mí, y claro hoy día viste una oportunidad y la aprovechaste pero lo único que conseguirás será tu final 
— Érica, porque te esfuerzas a negar lo que deseas en el fondo o acaso soy feo para ti 
— claro que no eres feo, eres guapo pero eres mi tío 
— que importa que yo sea tu tío o tu mi sobrina después de todo eres una mujer y yo un hombre que quiere enseñarte los placeres… 
— tal vez tu ignores que soy tu sobrina porque tienes esa Horrible Obsesión conmigo pero yo jamás podría ignorar el que seas mi tío, así que por favor suéltame y vete de mi habitación 
— sabes Princesa, me moría por estar a solas contigo, cada vez que te veía, te deseaba locamente y esta noche estas hecha toda una lindura y por fin te tengo tan cerca de mí, Érica déjate llevar y veras que te hare disfrutar, gozar de tu cuerpo, no te vas a arrepentir de los placeres que descubrirás 
— No y No Steve, ya Déjame por favor, Olvídate de eso, tú necesitas ayuda profesional, estas a tiempo de curarte 
— jajá me gusta que te hagas la difícil, me da más ganas de besarte, sentir tus ricos labios, sentir la suavidad de tu piel 
— Eres Solo Un ¡Asqueroso Enfermo! 
— Érica no sabes la cólera que me daba cuando te veía junto a Nick, ese imbécil no te merecía y cuando lo vi con otra mujer no dude un segundo en tomarle las fotos, el solo te engañaba quería dársela de mujeriego pero yo no lo permití 
— te doy la gracias por eso pero ni aun así voy a caer en tus garras 
— y el otro idiota de Matías 
Yo lo mire con cólera por insultar a Matías 
— el no es ningún Idiota, Steve 
— como que No, el sabia que tu vendrías y aun así se fue a Argentina, si te hubiera querido de verdad hubiera hecho lo posible por quedarse, al menos por unas semanas pero nunca lo hico 
— y tu ¿cómo sabes eso? 
— Erick me lo conto 
Aunque me dolía, Steve tenía razón, Matías se hubiera quedado por mí, pero no lo hico 
— visto, ¿tengo razón? o no Érica, el no te quiere, en cambio yo si 
Yo me sentí dolida por lo de Matías y Steve aprovecho esa debilidad para besarme el cuello 
— Déjame, Steve — su lengua en mi cuello me hico debilitar y ahora suplicaba pero no luchaba como debía ser, al contrario parecía que su manera de besarme el cuello me retenía 
— Que Deliciosa Piel, que tienes Érica, vamos princesa, Déjate llevar, te hare gozar, te hare descubrir los grandes placeres, quien mejor que yo para enseñarte, los otros hombre solo buscan satisfacerse ellos mismos, solo son unos egoístas en cambio yo no. 
Steve había dejado de retenerme con sus manos y trataba de voltearme la cara para besarme, yo me resistía pero sus labios sobre mi cuello comenzaban a hacerme sentir algo extraño, algo que hasta ese momento era desconocido para mí, me estaba ¡excitando! 
— Steve, Déjame por favor — suplique — no me hagas más eso, yo soy tu sobrina… 
— eso es, lo que más ganas me da de desearte, porque eres un deseo prohibido, Princesa no puedes negarte al placer, vamos Érica olvídate que soy tu tío y bésame con pasión ¡Sí! 
— no, no puedo Steve, no puedo… — estaba completamente en sus garras 
La verdad que trataba de resistir pero ya no podía negarme, sus labios me estaban ganando, era la primera vez que alguien me besaba el cuello y de esa forma 
— Érica puedo sentir lo agitado de tu respiración, no luches más, deja que tus labios se unan a los míos 
Ya no pude resistir mas y me di por vencida y voltee la cabeza, Steve y yo nos besamos. 

Finalmente Steve hico realidad su más anhelado sueño, sus labios y los míos se habían unido, yo había resistido hasta donde había podido pero al final termine por ceder, el me besaba con una Gran pasión que ningún otro chico me lo había hecho antes, yo por mi parte ya había perdido, su manera de besarme me excito mas y lo bese con igual pasión. 
Nuestros labios estaban como poseídos, no se querían separar, Steve coloco su mano izquierda en mi cintura mientras que la derecha la tenia detrás de mi cabeza acomodándome cada vez que hacíamos movimientos para la izquierda y derecha. 
Steve no dejaba de besarme, en verdad estaba angustiado por besarme, tal vez porque eran los labios de su sobrina lo que lo excitaba más que nunca. 
— ¡Que Ricos Labios! que tienes Érica, no me cansaría de besarte 
Steve dejaba un momento de besarme para decirme palabras de gozo y de nuevo seguía besándome 
— Que Delicia, así... Princesa Bésame.... Bésame, tú también te morías de las ganas por besarme... 
Ya había perdido todo control sí que alguna vez lo tuve en aquella noche, estaba completamente sumisa a él, después de varios minutos de besarnos, Steve me beso otra vez al cuello mientras que su mano izquierda comenzó a bajar hacia abajo y una vez que llego hacia mis piernas me las acaricio, primero mi pierna izquierda la acaricio y subió su mano hasta mi pelvis mientras tanto nuevamente coloco sus labios sobre los míos, después comenzó a frotarme la pierna derecha hacia arriba y abajo, una vez que llegaba hacia mi pelvis bajaba hasta mi rodilla y comenzaba otra vez a subir, estuvimos así por varios minutos, El besándome mientras que con sus manos me acariciaba ambas piernas 
— Que Suaves Piernas Que Tienes Mi Princesa — esas palabras que me decía me excitaba mas, Steve dejo de acariciarme las piernas y esta vez metió su mano por debajo de mi ropa interior y me acarició mi vagina 
— como me lo esperaba tenias toda una selva escondida 
Era la primera vez que unos dedos me frotaba mi vagina, yo hasta ese momento jamás me había masturbado y Steve me lo estaba haciendo y muy bien porque mi excitación comenzó a crecer y crecer 
— Ahh... Steve Ahh... Mmmm Ahhh….. 
— si que te gusta mis dedos en tu rica conchita 
La verdad que sus dedos eran fabulosos, me estaban haciendo delirar de placer, mientras tanto Steve comenzó a meterme la lengua en la boca y como yo estaba recontra excitada hice lo mismo metí mi lengua en la suya, nuestras lenguas eran una sola. 
Varios minutos después Steve comenzó poco a poco a sacarme la ropa interior, no era fácil porque con una mano me masturbaba y con la otra me quitaba mi braguita hasta que utilizo ambas manos y me lo saco de golpe. 
Sentí un airecito por debajo de mi falda, Steve me abrió las piernas y coloco todo su cuerpo sobre mí y sentí su paquete, siguió metiéndome la lengua en la boca y a los minutos me dijo 
— ahora mi princesa prepárate a gozar con mi lengua que te hare disfrutar tu primer orgasmo 
Steve descendió hacia mis piernas, me levanto la falda y coloco su cabeza entre mis piernas y comenzó a lamerme el clítoris 
— Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh................. Ahhhhhhhhhhhhhhhhhh..... 
No podía creer el Gran Placer que sentía en ese momento, su lengua lamiéndome el clítoris me hacía sentir placeres desconocidos hasta ese momento y me dije a misma 
— a esto me estaba resistiendo, ¡Que Delicioso placer! Aghhhhhhhh…….. 
Steve no dejaba de lamerme el clítoris, yo me estremecía y estremecía ante tal placer 
— sigue Steve Ahhhhhhh……. No…. Pares…. Mnnn… Ahhhhhhhhh 
Que lengua tan Fabulosa, estuvimos así por más de 5 minutos hasta que comencé a sentir algo diferente, mi cuerpo se estremeció más que antes, mis músculos se contrajeron, el placer aumento sin control y llegue a dar un grito lleno de placer 
— Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh 
Hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh...................................... 
Agarre con fuerza el cabello de Steve, por poco y le arranco una gran cantidad, había tenido mi primer orgasmo y había sido una experiencia inolvidable. 

Me quede agotada por unos segundos a causa de mi primer orgasmo y Steve nuevamente me beso pero esta vez dulcemente y me dijo 
— Érica, ahora sabes lo rico que son los orgasmos y esto es solo el principio 
— ¿Solo es el principio? — lo dije agotada y Steve dijo 
— Si Mi Amor, esto recién a comenzado, aun desconoces varios placeres 
Después de decir esas palabras Steve me beso otra vez y a los minutos otra vez descendió hacia mis piernas y comenzó a lamerme el clítoris pero esta vez me introdujo uno de sus dedos a mi vagina, esta vez el placer fue superior, me estaba follando con su dedo mientras que con su lengua me lamia el clítoris, me estremecía a cada momento, Steve me introdujo otro dedo ahora eran dos dedos en mi vagina pero esta vez sentí un pequeño dolor pero era ocultado por el delicioso placer 
— Steve Aghhhh....... Ahhhhhhhhhhh...... Ahhhhhhhhhhhh... sigue por favor... no te detengas......... Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh 
A los minutos llegue a experimentar mi segundo orgasmo pero esta vez más intenso que el primero cerré mis piernas aprisionando la cabeza a Steve y esta vez sí le arranque algo de su cabello 
— Steveeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.............................. Aggggggggggghhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh..................................
Que delicioso orgasmo me hacía sentir Steve con solo su lengua y dedos, Después del inmenso placer abrí las piernas y libere a Steve quien de inmediato me beso otra vez 
— así me gusta que Goces Mi Amor, quiero hacerte Gozar innumerables orgasmos 
— Si, hazlo por favor Steve, hazme Gozar — nunca hubiera pensado que pronunciara esas palabras, esas suplicas. 
Steve obedeció pero esta vez me saco mi suéter y en frente suyo estaban mis grandes senos que estaban duritos por la enorme excitación, a mi no me gusta usar sujetador, Steve las agarro con sus manos y comenzó a chupármelas, su lengua hacia giros alrededor de mis pezones, yo lo tome del cabello mientras gozaba con esa chupada, por momentos dejaba mis tetas y me besaba. 

Después de varios minutos dejo mis senos y descendió a lamerme el clítoris pero esta vez me abrió el cierre de mi falda y me la saco, dejándome completamente desnuda ante él. 
Steve subió a besarme y esta vez note que él se había quitado el bóxer, yo y mi tío Steve estábamos completamente desnudos, nunca me lo hubiera imaginado ni siquiera en una pesadilla pero era la pura realidad. 
Note una inmensa cosa que me presionaba, era su polla que estaba ansiosa de entrar en mi tesoro, Steve agarro mi mano derecha y me llevo a su polla y me la hiso agarrar 
— Ahhh... Princesa, Que Rico se siente sentir tu mano que me agarra la polla 
— Es enorme — fue lo primero que dije 
— así es Érica, es toda tuya 
Era la primera vez que agarraba una polla, estaba tan duro y caliente, me dio un poco de miedo al saber que esa enorme cosa me entraría en mi conchita, pero ya no había marcha atrás 
— por favor Steve, despacio si — Steve me beso y me dijo 
— no te preocupes Princesa que no te lo voy a meter todita, solo la parte necesaria porque estas virgencita Mi Amor 
Esas palabras me confortaron y Steve coloco su polla en la entrada de mi vagina y me la introdujo 
— Auuuhhhhh…… — me dolió y me hico gritar de placer, una combinación fabulosa 
— Ahhhhhhhhhhhhh…. — Steve dio un gemido de inmenso placer al entrar en mi preciado tesoro, a cada momento me la metía y sacaba, sacaba y metía, yo gemía de placer y dolor, mi propio tío me estaba follando, me había quitado la virginidad. 
Ambos gozábamos al unir nuestros cuerpos, nos besábamos con una inmensa pasión, nos metíamos la lengua, ya no importaba nada si era mi tío, solo quería gozar y gozar y el obedecía. 
Mientras Steve me la metía y sacaba me decía cuanto me había deseado 
— Ahhh… Érica Mi Amor… desde que vi desarrollar tu Hermoso Cuerpo ya comenzabas a llamarme la atención Aghhh… me fue difícil creer que te deseaba más que a cualquier mujer, ninguna otra por más hermosa que sea podía hacerme olvidarte… Ahhhhhh… 
— Mnnn… Ahhh... Hasta donde ha llegado tu obsesión Ayyy… me estás haciendo el amor Auu… a mí, tu propia sobrina Ahggg…. 
— Ohh… Ahhhh… si, así es, todos las ocasiones que te veía, me moría por besarte, y cuando estabas preciosísima, me carcomía por dentro por tenerte Ahhhh… incluso cuando hacía el amor con otra mujer cerraba mis ojos y me alucinaba que eras tú a quien estaba haciendo gozar Ahhhh… 
— eres un Maldito Enfermo Ahhhh…. Alucinarte de esa manera conmigo 
— pero... Ahhhh… no puedes negar… que ha valido la pena… Ahhh porque has descubierto los placeres de la carne Ahhh…. Estas que gozas Ahhhh… y gozassssss…… 
— Ahyyyyy…. Mnnnnn…. Sí que me gusta enormemente que me hagas el amor pero eso no quita que eres mi tío, aunque en este momento ya no tiene importancia, pero…. Ahhhh… aun así…. Eres un… concha sumare…. Por follarte a tu…. Deliciosa sobrina…... Ahhhh…. 

Nosotros seguíamos y seguíamos haciendo el amor, Steve me tomo de la cintura y levanto mi cuerpo y el quedo en posición de arrodillado mientras que yo estaba sentada sobre él y en esa posición me chupaba las tetas mientras que yo lo cabalgaba y cabalgaba, miraba al techo, tenía la boca abierta dejando escapar gemidos y gemidos llenos de placer y dolor. 
A los minutos después Steve Se acostó de espalda a la cama y yo quede encima suyo, el seguía aprovechando que mis exuberantes tetas estaban a su disposición y las chupaba como un bebe sediento 
— Ahhhh……. Ahhyyyyy……… Mnnnnn…… Auuhhhh… Ohhhhhh… 
Eran los gemidos de placer que inundaban la habitación, estuvimos en esa posición por más de 10 minutos hasta que Steve ya no pudo más y saco su polla y me tomo de la mano para que lo masturbe, en ese momento salió chorros de esperma disparados a cualquier dirección, su polla parecía un Géiser 
Mi mano se embarro con su liquido blanco pegajoso y yo por curiosidad lo probé con mi lengua y sentí algo muy salado, su olor no me pareció desagradable pero su sabor si era demasiado salado. 
Steve se quedo agotado por algunos minutos pero sin embargo yo me acerque a su rostro y lo bese apasionadamente y Steve no se quedo atrás y volvimos a hacer el Amor. 
Esa fue una noche lleno de placer, el muy perro había puesto una pastilla en mi vaso de agua para que pudiera hacerme el amor sin necesidad de usar condón y así gozarme a plenitud 
Y al final nos quedamos dormidos abrazados como una pareja, aquella noche había perdido mi virginidad y no había sido un clásico novio si no que había sido nada más que mi tío Steve, y con eso inicio mi viaje hacia los demás placeres que descubriría más adelante.  

La hijita de mi prima

Comentarios (0)

Esta es la mejor experiencia que he tenido en mi vida sexual y en mi vida normal.  Y ocupa un lugar muy especial en mi corazón.Como suele suceder en varias familias, siempre hay una sobrinita que se enamora de su tío, en este caso ella es hija de una prima, desde su infancia desarrolló y creció un amor por mi persona, cosa que yo no sabía la magnitud, creía que las atenciones y todo eso era cuestión de la edad. Yo soy  11 años mayor que ella, a ella le diremos Sara (ficticio).  Como dije esa atracción era desconocida para mi, claro que siempre fue mi sobrina predilecta, a quien yo consentía mucho, màs que a otras sobrinas.  Inclusive llegamos a dormir varias veces en la misma cama, sin ninguna malicia.Cuando me casé a los 24 años, me contó mi tía, madre de Sara, que ella lloró casi tres días seguidos, luego estuvo varias semanas bastante deprimida.  Toda la familia le habló para decirle que ya no pensara en mi, que solo era una ilusión pasajera y que ella tenía toda su vida por delante, todo esto sin que yo supiera algo de lo ocurrído.Visité varias veces a la tía Mina, madre de Sara, sin saber todo lo que había pasado con mi sobrinita.  Sara ya no era la misma conmigo y pensé que era la edad.  Pasaron tres años, Sarita, como yo le digo, ya tenía 16 años, era toda una mujercita, siempre fue delgada, practicó varios años ballet, lo cual le hizo tener una linda figura, piernas largas y delgadas pero bien torneadas y duras, senos pequeños de adolescente, su traserito levantado por tanto ejercicio, cabello castaño largo.  Bueno Sarita era un angel, con una cara preciosa adornada con sus dos ojos verdes.Mi tía Mina estaba separada, y era muy amiga de mi esposa, ellas iniciaron un negocio de ropa y planearon traer mercadería de Nueva Orleans, asi que se fueron juntas y me encargaron a Sara, yo iría a dormir a la casa de Sarita para que ella no perdiera sus clases del Colegio.  No me imaginaba lo que ocurriría.Yo en lo personal no soy feo, tengo  mi atractivo, soy de pelo en pecho y en los brazos, me encanta el sexo a plenitud, lo practiqué mucho antes de casarme con varias novias, pero luego de casado senté cabeza.  Volviendo al tema, realmente Sarita era una muchachita muy atractiva.  El primer día me llamó Sarita a mi oficina, indicándome que su novio la llevaría a la casa,  ah bueno pensé, -Sarita ya tiene novio-, le dije que estaría en la casa a eso de las cinco.   Hubo una pausa y me dijo que quería pedirme un favor muy especial y que no podía negarme.  –Que será- le pregunté,   -Te lo diré hasta esta tarde- me respondió Sarita y colgó.Finalmente estuve en la casa, a solas con Sarita, y aquí vino la conversación que inició todo.·         Tío, quiero pedirte un favor especial, no se si lo comprendas!- me dijo Sarita un poco timida.·         Lo que sea Sarita, ya sabes que para mi eres muy especial y siempre has sido especial-Le respondí·         prometeme que no diras que no!- me dijo Sarita.·         Me asustas, pero.. te lo prometo- volví a responder.Sarita se quedó callada, como no encontrándo las palabras adecuadas, -Tío, sabias tu que yo había estado muy enamorada de ti?-Trague saliva antes de contestar –No, no lo sabía- le indiqué·         Claro que ahora ya no, no te preocupes- me dijo rápido, -todo mi mundo giraba a tu entorno, siempre tuviste un lugar en mi corazón, me dolió mucho cuando te casaste de repente, fueron los peores días de mi vida-  me dijo viendome a los ojos.·         Perdón, nunca creí que yo…-  quise responde, pero ella me interrumpió – pero, ya me repuse y ya casi lo olvidé, gracias, sin embargo, desde hace unos cuatro años atrás, me prometí a mi misma algo-,   hizo un silencio,  -què será??- le pregunté,  tomó aliento y dijo -..la promesa que hice fue que tu serías mi primer hombre en la cama, en la intimidad- Yo estaba helado,  -no se que decir-  le dije honestamente.·         No te preocupes, no quiero comprometerte, Yo tengo novio- me dijo Sarita para romper cualquier acercamiento. –Y desde hace unos meses hemos querido tener relaciones sexuales, pero yo le he dicho que ya no soy virgen, pero que esperemos, y lo que quiero es entregarte a ti mi virginidad, para liberarme de esa promesa y estar luego con mi novio las veces que queramos-  me dijo en forma seria. Iba yo a decir algo, ya que estaba sorprendido de tal confesión.·         No me puedes decir que no tío, me has quedado mal todo el tiempo, por favor- En mi cabeza pensaba, que tan prudente era tener sexo con mi sobrina, estando ya casado.  Pero por otro lado era una chiquilla espectacular, y virgen.·         Esta bien Sarita, entonces será solo sexo-  dije,   -Sí tío, solo sexo, nada más que eso-. Aunque no lo crean, quedamos que sería en mi habitación, a las 9:00, asi de frio.   A pesar de todo, mi instinto de hombre predominaba, el solo hecho de tener sexo de esta forma con mi sobrinita, me excitaba, pero estaba muy nervioso, por las consecuencias, ya me hacía penetrándole su virginal cuquita.Nada quitaba la atmosfera de nerviosismo que se respiraba en toda la casa.  Me dí un baño, oí que también Sarita se daba uno, me apliqué loción, me rasuré la barba y lo único que  me coloqué de ropa fue unos boxer.   A cada rato veía el reloj, el tiempo no pasaba, por fin las nueve!, diez minutos después, tocaron mi puerta, era Sarita, dije adelante y ella apareció solo con ropa interior, un sujetador de adolescente y un calzoncito tipo bikini, todo de color rosado.  Todo estaba preparado, para la desfloración de Sarita, pero un sentimiento de culpa  me embargó, estando allí parada ella, le dije que lo pensara bien, que no era justo ni para ella ni para mi, ni para su novio.  Que esto podía terminar mal.Se le llenaron de lágrimas los ojos y abandonó la habitación.  Yo me quedé paralizado, no sabía si seguirla para contemplarla o quedarme allí sin moverme, opté por hacer lo segundo.  Media hora después apagué la luz de la habitación y traté de dormir.Al día siguiente me levanté como de constumbre, noté rápido que Sarita no estaba, ya se había ido al Colegio, más temprano, era obvio el por qué, traté de entenderla, sin embargo un gran sentimiento de ternura invadió mi corazón.  Al medio día tomé la decisión de buscarla en el Colegio y llevarla a almorzar, fue un gran susto para ella verme en la dirección,  la llevé a ese tipo de restaurante tipo juvenil, poco a poco fue abriendose al diálogo, al principio callada, pero rápido volvió a ser ella.Durante el diálogo, me pidio que la llevará a su clase de Ballet, no tuve inconveniente en hacerlo, ya que había indicado en la oficina que no regresaría,  fuimos a la casa por sus implementos y luego a la academia.  También me pidió que me quedara durante las clases, cuando Sarita salió de los vestidores, parecía un angel caído del cielo, era la más bella de todas las alumnas,  ella resplandecía dentro del grupo,  tenía una habilidad innata en esa disciplina, su cuerpecito cubierto por el traje, se pegaba como una segunda piel, dejaba ver sus piernas largas y duras, la cintura plana, su pequeños senos y el cabello recogido hacia atrás, su caderas con curvas de adolescente, en fin era un sueño verla allí danzando.Cuando terminó la clase más de una después, Sara estaba sudando excesivamente, la llevé tomar un helado, en la calle, ella me tomó de las manos para caminar, por un momento parecíamos enamorados, en la heladería, también ella me daba a comer de su helado y yo del mio, lo que hicimos fue espontaneo, lo escribo ahora por el relato, pero ese día y a esa hora, mi alma y mi corazón me demostraron que es el cuerpo el que envejece, más no los sentimientos.Llegamos a la casa, fue ahora Sarita quien se metió a la cocina y me preparó la cena rápidamente, cenamos, pláticando de nuestro día, en ningún momento alguno de los dos recordaba lo sucedido la noche anterior.  Hoy era otro día.En mi mente todavía está fresco, lo sucedido esa noche anterior.  Sarita se estaba bañando, yo estaba recostado en mi habitación viendo la TV,  oi que ella me llamaba por mi nombre, llegué a su habitación, luego a la ducha,  Sarita me pedía la toalla para salir, el morbo me envolvió en un instante, ella desnuda detrás de la cortina del baño.  Fui a buscar la toalla a la habitación de la lavandería, tomé alguna y regresé, -Aquí está!!-  dije,  Sarita corrió la cortina de baño, estaba frente a mi!,  en cueros!,  la aprecié asi en los siguientes 20 segundos creo, su lindo cuerpo delgado, sus muslos también delgados pero desarrolados y  macizos por el ejercicio, sus tetas era dos lindos volcanes en crecimiento, con un boton rosado que eran sus pezones, su vulvita casi libre de vellos, sus labios mayores formando un pequeño cañon donde sobresalía el capuchon de su clitoris.·         Quieres darme la toalla?- estaba diciendo Sarita, fue lo que me despertó de ese bello sueño. Pero aún asi mis piernas no se movían, ella salió de la ducha desnuda y llegó a donde yo estaba, no se si estaba temblando o no, pero ella me tomó de las manos y sus labios se posaron en los mios,  sus labios tomaron los mios por asalto, yo empecé a dar señales de vida, la abracé fuerte y  nuestras bocas entraron en una dulce batalla, su lengua y mi lengua retorciéndose como serpientes en celo.  Mis manos, como si tuvieran vida, tomaron sus redondas nalgas y las aprisionaron con deseo.    Mientras eso sucedía, mi boca se desprendió de la suya, para besar y lamer su cuello, luego mis labios buscaron su primera meta, sus lindos senos,  los coparon, los chuparon deseperadamente, la succión fue con tanta pasión que Sarita gimió fuertemente, pero no impidió que hiciera lo mismo con su otro pezón.   Mis manos cambiaron de objetivo, dejaron de acariciar sus nalgas para deslizarse con dirección a su cuquita, mis dedos resbalaron entre sus labios vaginales, a la segunda vez que pasaron por allí, detectaron que Sarita estaba lubricando su vulvita, luego mis dedos se mojaron completamente de ese preciado nectar intimo.Sarita estaba a mil revoluciones, mientras le manoseaba su cuquita, nuestros labios se volvieron a encontrar, esta vez con besos más mojados.  De pronto Sarita me retira las manos de su vulvita mojada y  comienza a bajar el cierre de mi pantalón, luego los botones, metió su mano y sintió mi pedazo de carne duro, erecto,  se hincó en el piso y bajó mis pantalones,  pude ver en sus ojos el asombro de tener un pene  adulto frente a ella.  Me vió la cara primero levantando su mentón, luego trato de actuar con naturalidad y lo comenzó chupetear por todos lados del tronco sin engullirlo, luego le pedi que lo metiera en su boquita, lo hizo y  chupó mi glande en forma delicada pero deliciosa, su inexperiencia en el sexo oral me endurecía más la pija.El baño no era el mejor lugar para los dos, asi que luego de unos minutos pare la felación que me daba y cargué su liviano cuerpo y me dirigí con ella en brazos hacia la cama, la coloqué encima y aún con ropa, y con la pija por fuera, me subi sobre ella para besarle en el orden, sus labios, sus mejillas, su delgado cuello, mi lengua rozaba tu tersa piel blanca/rosada;  Sarita gemía reprimidamente, casi inmediatamente llegué a su preciosos senos de nuevo,  tomé uno con la mano y lo sujete mientras mis labios mamaban su rosado pezón, el cual se erectó cuando mi lengua lo degustaba, luego hice el mismo tratamiento con su otro seno;  me quedé mamando sus tetas un buen rato, Sarita abría y cerraba los ojos, viendo al vacío y abriendo su boquita para emitir pequeños quejidos.Mientras le chupaba sus pequeños senos, mis dedos hurgaban su vulvita, sus pocos vellos castaños eran suaves al tacto, raro en el vello púbico de las mujeres, acaricié sus labios mayores y menores, quedando mis dedos a la orilla de la entrada de su vagina, los gemidos de Sarita se intensificaron,  ella se movía sobre la cama al ritmo de su climax, pronto mis labios bajaron  a su vientre, lamí el orificio de su ombligo, luego chupé toda su piel camino a su intimidad, ella lloriqueaba gimiendo, a veces diciendo monosilabos, que delataban que la estaba pasando muy bien. Abri más, con mis manos sus delgados muslos para que su vulvita se abriera otro poco, dándome espacio para meter mi cara, mis labios atraparon rápidamente sus labios vaginales, ella se estremeció y jaló sin fuerza mis cabellos, mi lengua recorrió todo el contorno de su pequeña vagina, pude saborear alguna pequeña cantidad de  eyaculación temprana, eso me excitó mucho, sentir el nectar de su cuquita, usé mis dedos para abrir su fruta intima y lamí todo lo que encontré con la punta de mi lengua, incluido su pequeño clitoris.   –Ahhhh,  mi amor,  ahhhh- , fue lo que dijo Sarita antes de entrar a un rico orgasmo, se llevó sus manitas a la cara y a la boca y gimió reprimidamente el efecto de su venida.La excitación me llevó a abirle más sus muslos y sumergirme hasta lo máximo en su rajita rosada, la cantidad de saliva que le administraba en su cuquita era excesiva que parecía que estaba mojada con algún linimento. Metí mis manos por debajo de sus pequeñas nalguitas y la levanté unos centímetros de la superficie de la cama, suficiente para bajar mi lengua y ahora degustarle su ojito del culo, pequeño, arrugadito, con olor al jabón que había utilizado minutos antes en la ducha.  Nuevamente ella me tomó de los cabellos cuando sintió mi húmeda y caliente lengua en su pequeño orto, lamiéndolo y haciéndolo mio.Entre lamidas y chupones de culito, poco a poco la fui volteando, de modo que finalmente me quedó ella boca abajo, lo cual facilitó que siguiera mamándole sus partes intimas, sobre todo su lindo culito y los pequeños globitos de sus nalgas.   Mi verga estaba tan dura y erecta que pequeñas gotas salían de mi glande.  Ya no pude soportar más asi que mientras le daba pequeños mordiscos a sus nalguitas, me fui sacando la ropa, sobre todo los pantalones, quedé desnudo de la cintura para arriba, tomé una pequeña almohada de la cama y se la metí debajo de su vientre, siempre boca arriba de modo que su trasero se levantara mostrando toda su vulvita.  Me subí sobre ella y mientras empezaba a lamerle el cuello, fui acomodando mi verga entre sus nalgas, buscando su lubricado y virginal orificio.  Terminé de colocar mi pene con la mano, pude sentir sus labios mayores abriendose por la presión de mi carne dura, Sarita gimiò, y solo se limitó a bajar la cara y a cerrar sus ojitos, seguí empujando lentamente mi verga, por la lubricación ésta se fue acomodando entre sus labios menores, sentí su orificio dilatarse y dejar entrar al nuevo inquilino, Sarita se quejó varias veces mientras yo seguía empujándo mi falo.  El cabezón de mi glande fue el primero que penetró su cuquita, Sarita mordió la sabana, posiblemente de dolor, mientras mi falo recorría sus suaves y estrechas paredes vaginales, el interior de su vagina estaba hirviendo, mi verga fue separando por vez pirmera sus paredes uterinas, ya había metido al menos la mitad de mis siete pulgadas de verga en su rajita.  En eso, nos quedamos un rato quietos, tanto ella como yo, degustando la desfloración,  ella arqueó su cabeza para poder besarnos, nuestras lenguas se entrelazaron mientras mi verga terminaba de entrar en su cuerpo virgen.   Luego comencé el normal vaivén, entraba y sacaba mi duro pene de su rajita, al principio solo unos cuantos centimetros, pero, el vaiven y el bombeo iba en aumento,  en eso sentí que ya la había penetrado hasta el fondo y mi testículos se pegaban a sus rosadas nalguitas, use mis brazos como apoyo en la cama para levantar mi torax y comenzar a culearla con más fuerza, Sarita gemía, se quejaba, colocando su cabeza hacia abajo, pero era notorio que si en algún momento había sentido dolor, eso ya no existía en este momento, estaba gozando al máximo su desvirgada.Después de varios minutos follándola en esa posición y de otro orgasmo suyo, se la saqué y la coloqué ahora boca arriba, ella abrió instintivamente su piernas para recibirme de nuevo, ahora en la posición del misionero, me puse entre sus piernas, busque sus labios, nos besamos de nuevo mientras mi falo la penetraba de nuevo, ella gimió cuando la sintió toda adentro de su rajita mojada, con los brazos le doble las piernas para que abrira màs su cuquita, y la comencé a pistonear con más fuerza que en la posición anterior, el roce de nuestros sexos era audible, sobre todo cuando se friccionaban con deseo, el sónido era como un leve chapoteo de agua.  Yo estaba llegando a mi limite, estaba por chorrearme, aún tuve tiempo para pensar donde terminar, sin embargo mi deseo era echarle toda mi esperma en su virginal orificio, y asi lo hice, contra el sentido común, empecé a pistonearla freneticamente, me estremecí y solté varios chorros intermitentes de esperma en su rajita, yo exclamé cualquier cosa, me quejaba mientras mi pene disparaba semen por toda su cavidad vaginal,  la satisfacción era enorme.  Su cuquita no fue capaz de retener toda mi venida, asi que se comenzó a escapar por entre sus labios vaginales.Hasta que mi pene dejó de latir dentro de su rajita se la saqué, me puse a un lado de la cama aún gimiendo,  ella estaba fatigada, era apenas su primera relación sexual y algunas gotas de sudor aparecierón en su frente.  Hubo un silencio por un par de minutos, por la experiencia, me acerqué a ella  y  la abracé, le dije que me sentía muy honrado de ser el primero en su vida y que si hubiera escogido a alguien entre varias a quien desflorarla hubiera sido a ella.   Sarita abrió sus ojitos y me vió, se sonrió y dándome un timido beso en la mejilla, me dijo que lo había estado guardando desde pequeña solo para mi y por fin su deseo se hizo realidad. Sarita se levantó con su cuquita llena de mi lechita y entró al baño, yo me quedé descansando en la cama, aún diciendome lo afortunado que había sido de desflorar a una hembrita tan linda como ella. Al rato salió y se colocó su calzoncito tipo bikini y se subió a la cama conmigo, ahora yo fui quien se levantó para ir al baño a hacer pis, cuando me lavé la verga en la ducha, observé que la cantidad de sangre que encontré fue mínima, me acordé que en alguna revista había leído que las mujeres vírgenes que práctican algún deporte como gimnasia, ballet u otro donde deben desgonzarse, ellas mismas pierden su himen en sus ejercicios, y debía ser el caso de Sarita a quien encontré super estrecha pero que su sangrado fue casi nada.Cuando salí, me acomodé un calzoncillo también y fui con Sarita quien me esperaba con unos ojos de chica enamorada, nos besaos otro tanto tiempo,  yo acariciaba su sexo sobre su bikini, ella me puso su manita sobre mi paquete que no estaba del todo flácido, lo acarició tiernamente. Nos digimos ciertas palabras bonitas, pero ella evidenciaba que estaba realizada con el hecho de haber perdido su virginidad conmigo.Mi pene fue ganando dureza mientras su lenguita jugaba con la mia. –Quieres besarmelo?- le pregunté señalando mi bulto en los calzoncillos.  –No sé si lo haga bien!?- me constestó timidamente.  –Mientras me lo hagas con amor, estaré complacido- le dije.   Ella primero se agacho para besarmelo encima de mi boxer, su lenguita era delgadita y húmeda, a pesar que no tenía mucha sensitividad por el calzoncillo puesto, fue un acto erotico que inflamó todo el tronco de mi verga.También trato de morderme delicadamente mi pene sobre mi boxer,  sus manitas fueron bajando mi ropa interior y finalmente metió mi glande entre sus labios, su lengua me acarició por dentro, luego la sacó y la lamió como si fuera un delicioso helado de crema.La tomé por los tersos cabellos castaños, y la induje a engullirlo de nuevo hasta la mitad, luego con movimientos de cadera la sacaba y la metía en su boquita como si fuera una vagina, ella apretaba sus labios para lograr un rica estrechez.   Tuve que parar ésta dinámica porque me hubiera llevado a un viaje sin retorno.Subete encima de mi!!- le dije quitándome los boxers, ella también se quitó su bikini.  Lo hizo y se trepó con las piernas abiertas sobre mi vientre.  Antes de sentarse sobre mi pene, dijo -lo voy a hacer despacio, porque estoy adolorida de mi cuquita!-, me dijo;  -hazlo como quieras preciosa-,  ella tomó el trono de mi verga con su mano y dirigió el glande hacia su vulvita,  sobó mi glande en sus labios vaginales y pronto su rajita dilatada se abrió y le dio espacio a mi dura carne, gimió y cerró sus ojos cuando sintió mi verga entrar y abrir su bollito, ví un poco de dolor en su carita, pero no cesó de introducirse mi pene erecto en su intimidad.  Mordia sus labios.  Senti que su cuquita estaba menos lubricada que en su desfloración. Finalmente se sentó en mi regazo, sentí como mi verga se acomodaba en su interior, la lubricación fue aumentando dentro de su feminidad, por un momento permanecimos sin movernos un momento, ella estaba tratando de acostumbrarse a tenerla toda adentro.  Yo fui quien rompio la inactividad, la sujete de sus nalgas y comencé a follarla con movimientos pelvicos, mi verga entraba y salía de su estrecha rajita.  Ella seguía mordiéndose los labios, me detuve y ahora fue ella la que empezó a moverse hacia delante y hacia atrás suavemente.  Yo aproveché la ocasión para tocarle  y acariciar su pequeño par de senos, asi como sus muslos y piernas. Luego de unos minutos entramos a un delicioso ritmo, Sarita cabalgándome la verga de  forma lenta, ella buscó mis labios y nos besamos mientras nuestros sexos se revolcaban de placer,  ella interrumpio a nuestros labios, para emitir su primer quejido de placer, -que rico me siento!!, ahhh!!-  me decía la pequeña.   Me senté casi en la cama, sin dejar de follarla, para mamarle sus rosados pezones, eso la hizo llegar nuevamente a otro rico orgasmo, ella se estremeció allí clavada por mi verga. Rompi la posición y la puse en cuatro sobre la cama, me coloqué por detrás, su trasero era una obra de arte, pequeño, pero bien acondicionado con lindas nalgas duras.  Le puse mi falo de nuevo en su vagina y la penetré hasta el fondo en dos empujones, luego la estuve cogiendo a buen ritmo sujetándola por la cintura por por sus nalguitas, Sarita gemía fuerte de nuevo, la hice llegar a otra venida, antes de que yo llegara al viaje sin retorno, sentí un nuevo chorro de esperma salir de la cabeza de mi pene, apenas la pude sacar de su rajita para bañarle sus nalgas y espalda baja.  Los dos caimos en la cama, desnudos y satisfechos, nos dijimos unas cuantas palabra de amor y el sueño nos invadió, quedandonos allí dormidos hasta el proximo día. Cuando desperté al otro día, lo primero que ví fue a Sarita preparándose para ir al Colegio, me acordé de lo que habíamos vivido la noche anterior y en su propia habitación.  Al verme despierto, me dijo que se iba al Colegio y que me llamaría, me dio un besito en los labios de despedida y se marchó.   CONTINUARA

ME COGI A MI TIA ROSARIO POR PENDEJA

Comentarios (0)

HOLA MI NOMBRE ES SERGIO Y LO QUE LES CONTARE OCURRIO HACE UN PAR DE AÑOS DIRIA MUCHOS AÑOS, LOS PERSONAJES ES MI TIA ROSARIO PERO LE DIGO CHAYO DEL DISYUNTIVO ROSARIO,  ES UNA MUJER DE ESTATURA ALTA (1.75) DE SENOS BIEN FIRMES, UN BUEN CULO, CABELLO COLOR NEGRO, OJOS COLOR NEGROS, CASADA CON UN TRISTE TONTOLIN Y CON UNA HIJA QUE TAMBIEN ESTA MU BUENA,  HERMANA DE MI MAMA POR PARTE DE MADRE Y YO DE ESTATURA (1.83) CUERPO ATLETICO, TEST BLANCA, OJOS COLOR MARRONES CLAROS, ESTO PASO CUANDO YO TENIA APROX. 19 AÑOS HOY YA TENGO 28 AÑOS, ES QUE ME GUSTABA ESPIAR A MI TIA CUANDO SE BAÑABA, ES QUES YO YA NO LA MIRABA COMO MI TIA SINO COMO MUJER POR LO LINDA QUE ES, ME DABAS TANTAS PAJAS QUE A SU NOMBRE SE IBAN, LO OCURRIDO SUCEDIÓ ASI,  UNA VEZ QUE  YO SALIA DE  ESTUDIAR DE LA UNIVERSIDAD A ESOS DE LAS 11 PM ME DOY CON LA SORPRESA QUE POR DONDE PASABA DE REGRESO A CASA TENIA QUE CAMINAR VARIAS CUADRAS PARA COGER  TAXI, ME DOY CON LA SORPRESA QUE MI TIA ENTRABA A UN HOTEL DE LA ZONA, MI CURIOSIDAD HICE QUE ME QUEDARA A ESPERAR CERCA DE AHÍ A QUE SALIERA MI TIA PERO PARA ESTO TENIA UN MOVIL, NO PASARIA MAS DE UNA HORA Y MEDIA Y MI TIA SALE,  LA SEGUI CAMINANDO MUY RAPIDO PARA ALCANZARLA Y LA PUDE ALCARZAR Y LA SALUDO HOLA TIA CHAYO QUE HACE POR ESTOS LUGARES Y ELLA TODA NERVIOSA ME RESPONDE SOLO ME HICE TARDE POR SALUDAR A UNA AMIGA QUE VIVE CERCA DE AQUÍ, Y LE RESPONDO TU AMIGA VIVE EN ESE HOTEL DE DONDE ACABAS DE SALIR, LO CUAL ELLA ME RESPONDE QUE HAS VISTO, NADA SOLO QUE HAS ENTRADO Y HAS DEMORADO EN SALIR CASI EN UNA HORA Y MEDIA, LE PREGUNTO TIA CON QUIEN HAS ESTADO, Y ME DICE:  ESTO QUE HAS VISTO  NO LE VAYAS A DECIR A TU TIO LA MUY CONDENADA LE ESTABA PONIENDO LOS CACHOS A MI TIO SANTOS ES ASI COMO SE LLAMA MI TONTOLIN, QUIERO QUE ESTO QUEDE ESTE SECRETO ENTRE TU Y YO NADIES MAS, OK LE RESPONDO PERO QUE HABRA PARA MI SILENCIO, ESO LO HABLAREMOS MAS DESPUES ME RESPONDE, BUENO SI ES ASI OK, AL DIA SGTE ME LA ENCUENTRO EN LA CASA DE MI ABUELA Y LE DIGO TIA CHAYO NECESIRO HABLAR CON UD, A SOLAS, Y ELLA ME DICE ES QUE HOY NO PUEDO DESPUES HABLAREMOS TE PARECE ME RESPONDE, EN UNOS DE LOS DIAS SGTES ME LA ENCUENTRO Y LE DIGO SERA HOY QUE HABLAREMOS SI O NO, BUENO SOBRINO ME RESPONDE TE DOY MI NUMERO DEL CELULAR Y SI PUEDES ME LLAMAS, EN ESE MISMO DIA LA LLAME,                                         SERGIO: HOLA TIA CHAYOCHAYO: HOLA SOBRINOTIA CHAYO QUE FUE LA CONVERSACION PENDIENTE QUE TENEMOS, PARECE QUE TE ME ESQUIVAS PARA NO PODER HABLAR, NO SOBRINO ESO NO ES ASI ES QUE NO HE TENIDO TIEMPO PARA PODER HABLAR, PERO SI GUSTAS VEN A LA CASA QUE GUSTOSA HABLAREMOS, LA CUAL LE DIGO TIA CHAYO HOY A ESOS DE LAS 8 0 9 DE L NOCHE ESTARE POR SU CASA, SALDRE TEMPRANO DE LA UNIVERSIDAD PARA PODER IR A SU CASA LE PARECE OK SOBRINO ME RESPONDE, DICHO Y HECHO LLEGO APROX A LAS 8.20 PM, HOLA TIA CHAYO PORFIN  HABLAREMOS SI SOBRINO HOY HABLAREMOS TODO LO QUE DESEAS SABER, BUENO TIA CHAYO MI TIA PARECE QUE ESTAMOS SOLOS, SI ESTAMOS SOLOS Y MI TIO DONDE ESTA EL CONDENADO ESTA DE VIAJE POR SU TRABAJO, Y MI PRIMIX DONDE ESTA, LE PREGUNTO, BUENO TU PRIMA ME HA LLAMADO QUE SE QUEDARA EN LA CASA DE SU AMIGA DE LA UNIVERSIDAD, ENTONCES LE DIGO LLAMARE A MI MADRE PARA DECIRLE QUE ME QUEDARE EN LA CASA DE MI AMIGO DE LA UNIVERSIDAD PORQUE MAÑANA TENGO EXAMEN, OK SOBRINO LLAMALA Y DILE EN ESO MOMENTOS LLAMO A MI CASA Y DIGO LO QUE TENIA QUE DECIR, BUENO BUENO, TIA AHORA SI ESTAMOS SOLOS CUENTAME PORQUE LE PONES LOS CACHOS A MI TIO, ES POR VARIOS MOTIVOS, Y CUALES SON ESOS MOTIVOS PREGUNTO YO, ME RESPONDE TU TIO ULTIMAMENTE ESTA VIAJANDO MUCHO POR SU TRABAJO Y NO ME PONE ATENCION QUE TAMBIEN NECESITO DE EL, AHH ESO ERA, NECESITAS UN HOMBRE QUE TE HAGA SENTIR UNA VERDADERA MUJER Y TODA NERVIOSA ME RESPONDE SI SOBRINO ESO ES, BUENO TIA LA ENTIENDO, PERO PORQUE BUSCAR EN LA CALLE SI LO QUE BUSCAS LO TIENES EN LA FAMILIA, ME DICE QUE QUIERES DECIR CON TONO DE VOZ ALTO, NADA UD DEBE ENTENDER ME RESPONDER NO TE ENTIENDO SOBRINO, SIN PELOS EN LA LENGUA LE DIGO TIA CHAYO ES QUE USTED ME GUSTA DEMASIADO DESDE HACE MUCHO TIEMPO PERO AHORA TENGO LA OPORTUNIDAD DE DECIRLE LO MUCHO QUE LA DESEO TENER ENTRE MIS BRAZOS, SOLO SENTI UN FUERTE CACHETADON,.. PLAP!!! ME DICE ESTAS TU COJUDO SABES LO QUE ACABAS DE DECIRME SI TIA SE LO QUE LE DIGO, PERO UD TAMBIEN SABE QUE YO LA HE VISTO ENTRAR A ESE HOTEL LA CUAL ME RESPONDE NO TIENES PRUEBAS… ESO ES LO QUE DICE USTED PERO LA HE GRABADO AL ENTRAR Y SALIR DEL HOTEL… ESO ES ALGO QUE USTED NO SABIA… ME ESTAS CHANTAJEANDO SI ESO ES LO QUE LE PARECE LE DIRE QUE SI..  Y ME DICE HABLARE CON TU MAMA, Y LE DIRE LO Q HAS ME PROPUESTO BUENO LE DIRE TAMBIEN A MI TIO LO QUE HACES EN SU AUSENCIA, BUENO CALMEMOSNO Y HABLEMOS,  ME DICE QUE DESEAS, TODO NERVIOSO YA QUE SABIA QUE ERA MI OPORTUNIDAD PARA HACERLE EL AMOR, BUENO TIIITA, SOLO PIDO UNA SOLA COSA Y ESPERO ME PUEDAS AYUDAR, QUE DESEAS BUENO BUENO, HACERLE EL AMOR EN ESTOS MOMENTOS, SOBRINO SABER LO QUE ESTAS PIDIENDO SI SOLO UNA VEZ NADA, ME DICE MALDITO PERRO BUSCABAS LO QUE QUERIAS Y CASI YA LO TIENES PERO NO TE DARE GUSTO A ESO, BUENO SOLO TE PIDO QUE LO PIENSES UN  MOMENTO, BUENO ME IRE A VER TELEVISION A  LA SALA Y EN CUANTO TENGAS LA RESPUESTA ME LLAMAS, ME LLAMAS PARA ESCUCHAR TU RESPUESTA, AL RATO DE MEDIA HORA SOLO ESCUCHO QUE ME DICE SOBRINO VEN PORFAVOR, ME ACERCO A VERLA Y ME DICE TU GANAS MALDITO PERRO, ME TENDRAS ENTRE TUS BRAZOS SOLO HOY NADA MAS, Y TE OLVIDAS QUE TU ME HICISTES EL AMOR A TU TIA CHAAAYIIITIO, OK SOLO QUEDARA ENTRE TU Y YO NADIES MAS,,,EN ESE MOMENTO LOS DOS NERVIOSOS NOS ACERCAMOS, SOLO ATINE A DARLE UN BESO EN ESOS RICOS LABIOS, LA COMENCE ACARICIAR, LE AGARRABA SUS SENOS, ESE RICO TRASERO, COMENCE POR SACARLE SU BLUZA QUE TRAIA PUESTA, COMENCE A CHUPARLES LOS SENOS Y SOLO ESCUCHABA UNOS SUSURROS DE MI TIA QUE DECIA UHMMMM, QUE RICOOO!!!! ASI SOBRINO NO PENSABA NUNCA QUE TU ME COGIERAS ALGUN DIA Y LE DIGE BUENO MALDITA PUTITA PORQUE ESO ERES PARA MI UNA MALDITA PUTITA SIEMPRE TUBE LAS GANAS DE DARTE UNOS BUENSO POLVOS, Y MIRATE ESTAS GOZANDO CON TU SOBRINO… COMENCE A DESNUDARLA Y ESE MOMENTO QUEDO ANTE MI COMPLETAMENTE DESNUDA SOLO ELLA Y YO EN SU CASA, LA ACOSTE LA PUSE PATAS AL HOMBRO Y DABA UNOS FUERTES EMPUJONES QUE GEMIA LA CONDENADA, DESPUES LA PUSE EN CUATRO PATAS Y LE DIGO TIA CHAYO QUE RICO Y DELICIOSO CULO QUE TENIES  ME DARAS EL CULO PARA DESTROZARTELO Y LA MUY PUTA ME RESPONDE CON U NOO!!!!!!!!! NI A TU TIO SE LO HE DADO Y NI CREAS QUE TE LO DARE BUENO TIA ESO TAMBIEN HOY ME LO DARAS COMENCE A DARLE `POR ESA Y RICA CHUCHA QUE TIENE ES ESE MOMENTO QUE SE PARA DE LA CAMA Y SE ARRODILLA Y ME LA COMIENZA A METER UNOS RICAS CHUPADAS A MI VERGA, SOLO LE DECIA TIA ERES LA MEJOR PERRA QUE ME HE COGIDO, BUENO SOBRINO CULEA A TU TIA PARA QUE PUEDAS DES`PUES RECORDARME, LA LEVANTE EN PESO Y PARADOS SE LA CLAVABA… SOLO RECUERDO QUE MA DABA UNAS METIDAS DE UÑAS EN LA ESPALDA DE PLACER… DESPUES ME LA LLEVE A UN SOFA QUE TENIA EN LA SALA, SOLO SE SUBIO AL SOFA Y SE PUSO DE ESPALDA ARRODILLADA, BUENO TIA UD, YA ES BIEN EXPERIMENTADA EN ESTOS TEMAS BUENO SOBRINO HOY ENTONCES APRENDEREMOS LOS DOS, SOLO ACARICIABA SU ESPALDA LE ACARICIABA SU SENOS Y SOLO LE SUSURRABA AL OIDO TIIITA TE LA QUIERO CLAVAR POR EL CULO LA CUAL EXCLAMA ELLA NOOOO!!!!!!!! SOLO SEGUI ARACICIANDOLA ES ESE MOMENTO QUE ME DICE BUENO SOBRINO ESO ES LO QUE QUIERES ENTONCES ROMPELE EL CULO A TU TIA LA PERRITA COMO LE DICES ROMPEME EL CULO, ES AHÍ QUE SE LA CLAVO POR EL CULO Y DA UNA EXCLAMACION HAYYY!!!!!!!!!!!! MALDITO UHMMMMMM MALDITO!!!!! UHMMMM Y DESPUES VENDRIAN UN AGGGG AGGGGG SIIIII SIIIIIII SIIIIIIIIII ESO ROMPELE EL CULO A TI TIA, LE HICE EL AMOR TODA LA NOCHE, QUE QUEDAMOS CANSADOS… NOS QUEDAMOS DORMIDOS POR UNA HORA Y AL LEVANTARNOS ANDABAMOS DESNUDOS LOS DOS POR SU CASA… ERAN APROX, 07 AM, Y SUENA EL TELEFONO ERA MI TIO QUE LA LLAMABA PREGUNTANDOLE COMO ESTABA LA PUTA DE MI TIA SOLO DECIA MUY BIEN, HE DESCANZADO MUY BIENN MUY BIEN,… MI TIA CUELGA EL FONO Y ME DICE OK SOBRINO VALLAMOS A DARNOS UN BUEN BAÑO PARA DESPEDIRNOS, FUE ASI QUE NOS FUIMOS A LA DUCHA Y EN PLENA DUCHA ME LA COMENZO A MAMAR QUE RICAS MAMAS, ELLA ESTABA TAN CONCENTRADA QUE SOLO ESCUCHE A ALGUIEN ABRIR LA PUERTA DE LA CASA, NO LE PUSE ATENCION POR LA SITUACION QUE ESTABAMOS, EN ESE MOMENTOLA CARGO DIRECTO A LA CAMA PARA PONERLA A CUATRO PATAS PARA TERMINAR DE CULEARMELA LA PENETRE BIEN Y EN ESE MOMENTO ENTRA A SU HABITACION SU HIJA OSEA MI PRIMA SOLO EXCLAMA: MAMA!!!!!!!!!!! QUE ES ESTO NOS QUEDAMOS HELADOS, SALIO MI PRIMA DE LA HABITACION Y CERRO LA PUERTA MI TIA TODA ASUSTADA SE PUSO UNA BATA  Y SALE DETRÁS DE MI PRIMA, SOLO ESCUCHABA A DECIRLE HIJA ENTIENDE POR FAVOR ES QUE NECESITABA DE UN HOMBRE ES QUE TU PADRE NO HACE SENTIR UNA VERDADERA MUJER, TU ME ENTIENDES, A LA CUAL MI PRIMA LE RESPONDE NOOOOOO!!!!!!!! LO QUE QUIERO DECIRTE ES QUE NECESITABA DE UN HOMBRE PERO ESE HOMBRE DEBIO SER TU SOBRINO OSEA MI PRIMO… BUENO HIJA TU PRIMO HOY ME HA HECHO SENTIR UNA VERDADERA MUJER, YO ARRIBA SOLO ESCUCHABA LA CONVERACION… PERO MAMA ES TU SOBRINO HIJA SI YO TE HUBIESE ENCONTRADO COMO ENCONTRASTES YO LO HUBIESE ENTENDIDO… PERO ESE NO ES EL CASO, MI PRIMA ENTRA EN RAZON Y LE DICE BUENO MAMA SI ES QUE TE HACE SENTIR UNA VERDADERA MUJER OK, LO ENTENDERE PERO ESO SI, PROMETEME QUE NUNCA MAS LO HARAS… BUENO HIJA NUNCA MAS, A ESTO MI PRIMA LE DICE BUENO MAMA NO QUIERO HACERTE PERDER LA FIESTECITA YO ME IRE A LA UNIVERSIDAD, MI TIA REGRESA POR EL FESTIN QUE LE HABIAS COMENZADO ME DICE PERRO CABRON HOY YA NO SABES TU NADA MAS MI HIJA NOS HA ENCONTRADO QUE SE COMIAN A SU MADRE SU PROPIO SOBRINO BUENO TIA ESO ES LO DE MENOS, TERMINEMOS LO QUE HEMOS COMENZADO Y ASI FUE TERMIEN DE CULEARME A MI TIA,  DESDE ENTONCES CADA VEZ QUE PUEDE ME LLAMA PARA QUE VAYA A SU CASA… BUENO MI TIA CHAYO ES UNA MUJER MUY BUENA EN LA CAMA…

Estadisticas Usuarios

  • Online: 38

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: