Inicio » Relatos de Familia

Gracias Hija

Comentarios (0) 16.03.2014. 00:52

Soy un hombre casado de casi 52 años y tengo una hija de 24. Ella es delgada, mide 1.65 metros y es rubia. Tiene un cuerpo muy sexy y normalmente viste con faldas cortas, lo que deja sus lindas piernas a la vista.

Hace unos años, cuando ella tenía unos 18 años de edad, una noche, estábamos en la sala mi esposa y yo viendo una película en la televisión. Cuando la película terminó, noté que mi esposa se había quedado dormida en el sillón. Me levante y subí las escaleras a nuestro cuarto con la intensión de arreglar la cama, y después despertar a mi esposa para que subiéramos juntos a dormir. Al llegar a nuestra recámara, vi que mi hija estaba dormida en nuestra cama. Traía puesta una falda corta y en la posición que estaba, se notaba muy bien la curva que se le formaba en sus nalgas. Se le podían ver los calzones fácilmente y sus piernas muy bien torneadas eran motivo de excitación; al menos para mí. Pensé en levantarla y llevarla a su cama, pero de repente se me ocurrió ver un poco más su cuerpo y le levanté la falda un poco. Al estar contemplando su trasero, tuve una erección muy fuerte y el corazón me empezó a palpitar con fuerza. Me quedé viendo y excitándome por un par de minutos hasta que pensé en rozar un poco sus piernas con mis manos, esperando que no se despertara. Empecé a hacerlo y me calenté demasiado, pensando que en cualquier momento pudiera tener una eyaculación precoz. Como vi que no se despertaba, le empecé a hablar en voz baja, pero mi hija estaba completa y profundamente dormida. Se me ocurrió sacar un condón de mi cajón del tocador y me lo coloqué lo más rápidamente que pude. Moví un poco a mi hija para que quedara completamente boca abajo y le levanté la falda lo más que pude. Poniendo mis piernas a sus costados, prácticamente me encimé arriba de ella teniendo ligeros roces en sus glúteos con mi miembro que parecía reventarse. Duré apenas un minuto cuando se me vino el orgasmo. Hacía tiempo que no tenía uno igual. Rápidamente fui al baño y me limpié, tirando el condón por el drenaje de excusado. Me calmé un poco y después traté de despertar a mi hija para ayudarla a que fuera a su cama. No pude despertarla bien, de modo que la tomé en mis brazos y la llevé a su recámara. Iba completamente dormida. Llamé a mi esposa y nos fuimos a dormir; yo todavía con una especie de arritmia por lo sucedido. Al día siguiente le dije a mi hija en tono de broma que se había quedado dormida en nuestra cama. Ella sonrió y dijo que no se acordaba, pero me dio las gracias por pasarla a su cama.

Pasados 6 años, ella ahora tiene 24 años y su cuerpo ha evolucionado de un modo fantástico. Ella ya terminó  su carrera de publicidad y tiene novio.

Hace tres día, ella llegó a la casa como a las 10:00 de la noche. Traía sus ojos rojos y parecía como que había llorado. Le pregunté que le pasaba y no me dijo nada. Ser limitó a decirme “Nada papá”. Se subió a su recámara y poco después bajó a la cocina a tomar un poco de leche. Traía un camisón de dormir corto y unos calzoncillos delgados. Estaba descalza. Se me acercó, estando yo en la sala y me dijo. “Gracias por preguntar papá, pero en realidad ando un poco triste porque mi novio y yo nos peleamos; subí a ver a mi mamá pero está bien dormida”. Se sentó junto a mí, y no pude dejar de admirar sus piernas y su cuerpo tan bien formado. Estuvo viendo televisión conmigo un rato y después, se me acercó y me abrazó. Se quedó un par de minutos abrazada a mí y me dijo: “Papá, me acompañas a mi cuarto para que me acuestes como cuando era chiquita”. Desde luego, no pude decir casi palabra y solo emití un “aja!”. Apagué la televisión y subimos juntos las escaleras a su recámara. Estando ahí, se acostó boca abajo. Me dijo “¿me darías un masaje? Yo asentí de nuevo con un “hm hm!”. Empecé a darle un masaje en la espalda y casi al minuto me pidió que bajara las manos a la cintura. Como ya tenía yo una erección, metí mi mano derecha a acomodarme el miembro dentro del pantalón. Mi hija, seguro lo notó y me dijo: “Si quieres acuéstate arriba de mí, como lo hiciste cuando estaba en mi adolescencia”. Me sorprendí bastante y casi no pude decir nada. Sin embargo, me subí arriba de ella y empecé a sobarla con mi miembro en sus partes nobles. Al minuto me dijo: “Papá, creo que es mejor que traigas uno de tus condones y lo uses”. Me levanté presurosamente y entré a mi recámara, tratando de no despertar a mi esposa, y extraje un condón. Me lo puse y cuando regresé a la recámara de mi hija, ella se había quitado los calzoncillos dejando solo el camisón, y mostrando desnudas sus nalgas. Todavía estaba boca abajo. Me dijo: “Me lubriqué muy bien el ano y quiero que me lo hagas por ahí”. Yo he de haber parecido un zombie obediente porque inmediatamente le puse mi miembro erecto en la puerta de su ano. Empujé un poco y en un momento se introdujo la cabeza. Ella gimió un poco y me dijo: “Despacio porque me rompes”. Apenas pude contenerme en no empujar rápido, porque cada vez que mi miembro se introducía a ella, parecía que me venía.  Logre meterle todo mi miembro pero no pude contenerme más de un minuto y se me vino el orgasmo. Recordé aquel orgasmo que había tenido hacía 6 años, pero éste era real, y dentro de ella. Nos quedamos quietos como 5 minutos y poco a poco se lo saque. Me fui al baño y me limpié. Minutos después regresé con mi hija y le murmuré: “Gracias hija”. Me contesto: “No, gracias a ti papá”.   

Fin de 1ra. Parte.

una esperiencia inolvidable: Mi cuñadita

Comentarios (0) 09.03.2014. 00:43

Quiero compartir este relato que es parte de mis experiencias con quien quiero tanto: Mi cuñadita.Me llamo Will, tengo 35 años y quiero contarles lo que me sucedió hace tiempo, cuando mi esposa recién acababa de tener a nuestra bebe. Por su cuidado tuvimos que irnos a estar unos días a la casa de mis suegros, una casa de 3 cuartos, en uno dormían mis suegros, en otro los papas de mi suegra, y en el tercero mi cuñadita, a quien llamare Karen, quien para ese entonces recien acababa de cumplir 18 añitos. Nos quedamos en el cuarto con mi cuñada, pero como solo había una cama, mi esposa y la niña se quedaron en la cama y mi cuñada y yo en el suelo. Como el espacio no era muy amplio solo cupo un colchón, por lo que tuvimos que compartir y quedamos uno junto al otro. La primera noche descubrí lo bien desarrolladita que estaba mi cuñada, sus pechitos ricos, unas nalgas paraditas y firmes, y una cintura muy bien formada, así mismo un rostro angelical y una boca deliciosa. Nos acostamos algo tarde, mi esposa y la bebe durmieron casi inmediatamente, por el cansancio del día, mientras yo no podía dejar de pensar en la mujercita que estaba a centímetros de mi, sin yo desearlo mi pene se empezó a endurecer, mi deseo por tocar a mi cuñada se volvió casi desesperante, aunque mi temor por verme descubierto o expuesto era igual. Quise forzar el sueno, pero no pude, así que comencé a planear lo que a continuación haría: me voltee, quedando mi mano justo a un lado de su cadera, podía sentir el contacto con su short, que por cierto era muy corto, de algodón y ajustado a su figura, eso me puso a mil, a pesar que únicamente era mi dedo menique el que estaba tocando aquel suave algodón. Ella estaba boca arriba y podía ver la sombra de sus lindos pechos sueltos,( sin ningún sostén que los apresara, solo una estrecha blusita los cubría), gracias a un poco de luz de luna que entraba por la ventana. No hubo ningún tipo de reacción de parte de ella, por lo que me decidí a continuar con mi plan. Suavemente empecé a deslizar mi s dedos sobre su abdomen, acariciando con ternura ese firme abdomen y decidido llegue hasta su entrepierna, por supuesto sobre la ropa, lo estaba disfrutando, cuando de repente con un movimiento lento se gira para quedar frente a mí, los dos recostados de lado, tengo que aceptarlo me asuste tanto, que quite la mano inmediatamente y cerré mis ojos, aunque mi respiración me delataba, estaba súper excitado. Cuando no hubo más movimiento, abrí nuevamente los ojos y pude observar ese bello rostro frente a mí, con sus ojitos cerrados, su figura sensual expuesta totalmente, lo que me obligo a continuar con mi faena, volví a deslizar mi mano hasta llegar a su short, el cual gracias a la posición en que se encontraba, había formado un hueco entre la piel y la tela, donde hábilmente deslice mi mano. Fue maravilloso sentir esa piel tan suave y caliente, sumamente despacio y con mucha suavidad continúe deslizando mi mano hasta que sentí la parte superior de su vulvita, el inicio de sus labios vaginales, me detuve para asegurarme que estuviera dormida, (no sé si estaba dormida o se hacia la dormida), pero al confirmarlo continué acariciando tan delicioso manjar, era un éxtasis, continúe bajando hasta poder tener en mi mano su ardiente conchita. Comencé a escuchar su respiración como se aceleraba, a medida que mis dedos jugaban con sus labios vaginales, abriéndolos para encontrar su clítoris, estuve así , unos 15 minutos, pero mi necesidad y mi deseo por ella crecía, quería mas, así que comencé a bajarle despacio y sigilosamente su short, junto con su calzoncito con mis dedos, deteniéndome cada centímetro, en busca de alguna reacción de su parte que me hiciera detenerme, al no haberla continué hasta lograr bajarlas lo suficiente para que su vagina quedara descubierta, fue entonces que decidí dar un paso más en esta arriesgada aventura, y suavemente me acomode para poder llegar con mi cara hasta su deliciosa vulva, la cual comencé a besar, ( gracias a los consejos de mi esposa tenía una rajita bien rasuradita) mientras continuaba bajando su short junto con su calzoncito hasta liberarla por completo. Sentía sensaciones abruptas en mi interior, decidí explorar con mi lengua, comencé a lamer aquel manjar, empujando despacio deseando abrir esos ricos labios vaginales, cuando comenzaba a estorbar el hecho de que tenía sus piernas entrecerradas, algo increíble paso, con un leve movimiento comenzó a abrirlas (siempre haciéndose la dormida) hasta quedar totalmente expuesta para mi, y sin más comencé a comerme completamente aquella delicia, su olor y sabor eran especiales, combinación de pureza y juventud, así estuve por cierto tiempo, sabiendo que no podía parar, ya que quizás sería la única oportunidad que tendría de disfrutarla completamente, (por aquello de los prejuicios y los ataques de conciencia ) empecé a tocar sus senos, apretándolos por los nervios, a todo esto mi lengua seguía recorriendo todos los espacios posibles dentro y fuera de su vagina, ya sus fluidos vaginales se hacían notar, su respiración agitada delataba que lo estaba disfrutando tanto como yo. Quería probar el sabor de sus pechos, por lo que con un movimiento rápido y siempre cauteloso subí hasta ellos, y con agilidad los descubrí, no lo podía creer, tenía casi totalmente desnuda a mi querida cuñadita, me abalance a besarlos, sin dejar de pensar que estaba chupando por primera vez aquellos pechos virginales, deliciosos, no hay otra palabra para expresar lo rico que estaban, pasaba de uno a otro, los apretaba y succionaba sin más, ( a todo esto estoy seguro que se hacia la dormida, era muy fuerte para que no se hubiese despertado). Decidí continuar con mi plan y en lo que disfrutaba aquellas delicias, me baje mi bóxer, a estas alturas ya empapado y despacio me fui posicionando sobre ella, que continuaba con las piernas abiertas, por lo que no se me dificulto conseguirlo. Al momento de hacer contacto mi pene, que explotaba, con su rajita, sentí como se estremeció todo su cuerpo, creo que en ese momento no había retroceso, si mi esposa se despertaba, nos encontraría desnudos y a mí sobre su hermana, vaya riesgo, pero les aseguro valió la pena, (no tenía pensado penetrarla, por lo menos esa noche). Continué sobre ella haciendo suaves movimientos corporales, besando sus pechos, y empujando despacio mi pene sobre su rajita.De pronto me detuve y contemple su cuello y sus labios y sin más comencé a besar su cuello, a lo que sentí una leve respuesta corporal, (cosquillas probablemente), la cual fue cada vez más usual, lo cual denota que lo estaba disfrutando, busque lentamente llegar a sus labios, hasta que con ternura comencé a besar su boca despacio, suavemente, con muchísima ternura, pero sin conseguir respuesta, (Imagino que si respondía al beso se vería descubierta de que no dormía)aunque no importaba, me bastaba saber que al igual que yo lo disfrutaba. De repente me encontré con movimientos cada vez mas rítmicos, mi pene quería entrar, ya no le bastaba estar a la puerta quería entrar, pero no podía, era demasiado arriesgado, pero sin desearlo, ante el mover de mi cuerpo y los líquidos que salían de su vagina, parte de el comenzó a entrar, mi glande había abierto los pétalos, estaba adentro, aunque fuera un poco, era lo MAXIMO, no podía mas, iba a explotar, estaba pronto a eyacular, por lo que detuve el movimiento, pero no me retire de sobre ella, ni mucho menos de lo que había logrado penetrar, así mientras el deseo de eyacular se esfumaba, comencé otra vez suavemente a moverme, los 2 lo estábamos disfrutando, cuando de repente, un movimiento en la cama, donde dormía mi esposa, me obligo a quitarme de encima de su hermana y recostarme (más bien tirarme rápidamente a un lado)Con rapidez me dedique a subirle su calzoncito junto con su short y le baje la blusa, quedando exhausto después de tan grata y riesgosa faena. La noche prosiguió hasta el amanecer, al despertar me asalto la duda si mi amada cuñada me delataría con sus papas y con su hermana, por lo que me levante rápidamente a ducharme, esperando huir antes que todos se levantaran, pero cuál fue mi sorpresa cuando salí del baño , toda la familia estaba despierta, preparándose para sus diferentes quehaceres, cuando entre al cuarto vi a mi cuñada buscando su ropa para entrar al baño, y me saludo como si nada, también mi esposa que se despertaba en ese momento me saludo y me pregunto cómo había dormido, a lo que mi cuñada le respondió: Durmió como un bebe. Esa fue una de tantas veces que dormí como bebe, ustedes me entienden. En otra ocasión les contare mi historia con mi suegra.

mi mama mercedes

Comentarios (0) 12.02.2014. 00:01

mi nombre por obvias razones lo omitire solo digo que esto es completamente verdadero y como nacio mi aficion alas relaciones incestuosas y como  tambien nacio mi fetiche de mirar vestidas alas señoras con faldas o vestido con botones .mi hitoria comienza alos 14 años en un pueblo rural en el sur de mexico .soy el unico varon en mi familia tengo dis hemanas  que son mayores que yo y que se casaron y viven en otro pueblo a dos horas de camino .bueno desde pequeño siempre pase la mayor parte del tiempo solo pues mi padre era camionero y aveces demoraba hasta dos meses sin ir ala casa .mi mama ala cual llamare mercedes en ese tiempo tenia :6 años es morena clara delgada pechos grandes caderas y nalgas no muy grandes pero bien definidas. de estatura mediana y pelo largo negro liso casi hasta la cintura .puedo decir que era padre y madre pues ella se encargaba de mi educacion mi alimentacion y todo lo relacionado ami desarrollo jamas la habia visto con morbo ademas nunca habia tenido la oportunidad de mirarla desnuda pues era muy cuidadosa y muy discreta cuando se bañaba .pero una noche fue diferente esa noche se baño y se puso una falda color khaki hasta la rodilla con botones adelante y una blusa blanca sin mangas se miraba que no tenia bracier .despues de cenar se solto una tormenta con truenos relampegos.se fue la luz y me dijo que no podia dormir asi pues como estaba haciendo mucho calor salian los alacranes y le podia picar uno y si algo le tenia pavor era alos alacranes .me dijo que esa noche me acostara en su cama .cada uno se voltio asu lado pero el calor no me dejaba dormir en cambio ella estaba cerca del ventilador .

dormia muy comoda .en eso algo me llamo la antencion vi que su falda estaba levantada y descubri que no tenia panty pues con la luz de los relanpagos se podian apreciar sus vellos pubicos .mire con cierto nerviosismo y miedo pues nunca habia mirado una  mujer asi y mas a una señora  .con mucho  miedo estire la mano y alcanze a tocar algunos vellos con mis dedis pense que se despertaria pero no fue asi siguio durmiendo como si nada .no quede satisfecho y continue tocandola y como no se despertaba le dessbroche los botones de su falda y conteple su vajina descubri que era muy velluda.asi la deje y me quede dormido .por la mañana finji que estaba dormido se levanto se acomodo la falda y se abrocho los botones no me dijo nada .continuara

mi prima marian

Comentarios (0) 02.02.2014. 23:49

hola amigos quiero comentarles como empece una relacion filial con mi prima hermana llamada marian .que en esa epoca tenia 15 años y yo 17 .mi prima ere piel  blanca pechos grandes cabello lacio largo a media espalda y era delgada con unas nalgas y una caderas tambien grandes mide 1,.60 . tenia un par de meses que diempre que estabamos solos me provocaba diciendome que  le tenia miedo que era gallina y que alo mejor hasta era puñal .solo me reia y le decia un dia de estos te voy a dar una buena cojida y me dijo ya sabes cuando gustes .y ese dia era viernes y mi tia y su esposo habian salido y solo estaba marian mi prima .y en  mi casa tampoco habia nadie asi que decidi ver unas buenas peliculas pornos asi como algunas revistas .estaba empezando a masturbarme .cuando tocaron la puerta y pregunte quien era y me  dijo soy yo marian y le dije que haces aqui y me dijo vine a visitarte .y le dije pasa.entro y se sento en la orilla de la cama y comenzamos mirar la pelicula porno. la tome de su mano y le dije "esas provocaciones son enserio o es cotorreo tuyo y me dijo la verdad estoy enamorada de ti y deseo que seas mi marido y quiero entregarte ati mi virginidad  .y le dije tu eres una chava muy guapa y puede tener mejores galanes y me puso el dedo en mi boca y me dijo te amo y tu eres el hombre de mi vida y los demas no me importan si son guapos o feos estiro su mano y la llevo hasta mi verga y dijo .haber dejame ver tu verga me bajo mi short y cuando la saco dijo es muy gruesa y muy cabezona haber si  aguanto que me la metas toda .se arrodillo y comenzo a lamer mi verga intento metersela toda. en  boca pero no pudo y comenzo a chuparmerla de forma torpe .y le dije levantate .esa tarde aun levaba su uniforme de la escuela una blusa blanca con una falda rojo con negroa cuadros y con botones adelante y medias blancas.se acosto y le quite su calzon y vi que todavia no tenia muchos pelos acerque mi lengua y comenze a chuparle su clictoris y sus pelos .y de pronto me dijo ya damelo mi amor quiero tenerte adentro se lo acomode e intente meterselo pero por su virginida fue muy dificil .tome una poca de crema y la puse en mi verga y se la acomode y poco a poco comenze a metersela y cuando llego al lugar sagrado pego un grito y un hilo de sangre salio de su panochita y me decia por favor mi amor sacamela que me duele mucho! poco me importo y comenze a bombiarla con fuerza mientras su panocha estrecha revibia mis embates con furia y nos besabamos y me decia lo mucho que me amaba.sgia bombiandola y despues de 15 minutos termine adentro de su panocha se levanto y me dijo desnudame .le quite su blusa y su falda y quedo nien encueradita.y le dijje que se pusiera de perrito pues asi me la comenze a cogermela con fuerza mientras la tomaba de su cabello mientras me decia asi asi asi mi amor no pares voy termina ya quiero tu leche damela y despues de 20 minutos volvi a venir ademtro .se volvio a limpiar y me sente ycomenzo a darse de sentones y hasta terminar adentro de su panochita .se paro y se limpio su concha y me limpio la verga con su boca y me dijo que ya le dolia su panocha y la verdad tambien ami me ardia un poco la verga y le dije mamamela y se arrodillo y comenzo a chuparmela despues de un rato se los heche en su boca se limpio se vistio y  me dijo vamos a buscar un lugar seguro mi amor para podernos amar sin temor y le dije eso si esta bien y me dijo te amo y me beso y se fue para su casa.continuara
<< Primera « Anterior [1 / 22] Siguiente » Ultima >>


Categorias

Paginas

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: