Inicio » Relatos de Familia » Gracias Hija

Gracias Hija

Soy un hombre casado de casi 52 años y tengo una hija de 24. Ella es delgada, mide 1.65 metros y es rubia. Tiene un cuerpo muy sexy y normalmente viste con faldas cortas, lo que deja sus lindas piernas a la vista.

Hace unos años, cuando ella tenía unos 18 años de edad, una noche, estábamos en la sala mi esposa y yo viendo una película en la televisión. Cuando la película terminó, noté que mi esposa se había quedado dormida en el sillón. Me levante y subí las escaleras a nuestro cuarto con la intensión de arreglar la cama, y después despertar a mi esposa para que subiéramos juntos a dormir. Al llegar a nuestra recámara, vi que mi hija estaba dormida en nuestra cama. Traía puesta una falda corta y en la posición que estaba, se notaba muy bien la curva que se le formaba en sus nalgas. Se le podían ver los calzones fácilmente y sus piernas muy bien torneadas eran motivo de excitación; al menos para mí. Pensé en levantarla y llevarla a su cama, pero de repente se me ocurrió ver un poco más su cuerpo y le levanté la falda un poco. Al estar contemplando su trasero, tuve una erección muy fuerte y el corazón me empezó a palpitar con fuerza. Me quedé viendo y excitándome por un par de minutos hasta que pensé en rozar un poco sus piernas con mis manos, esperando que no se despertara. Empecé a hacerlo y me calenté demasiado, pensando que en cualquier momento pudiera tener una eyaculación precoz. Como vi que no se despertaba, le empecé a hablar en voz baja, pero mi hija estaba completa y profundamente dormida. Se me ocurrió sacar un condón de mi cajón del tocador y me lo coloqué lo más rápidamente que pude. Moví un poco a mi hija para que quedara completamente boca abajo y le levanté la falda lo más que pude. Poniendo mis piernas a sus costados, prácticamente me encimé arriba de ella teniendo ligeros roces en sus glúteos con mi miembro que parecía reventarse. Duré apenas un minuto cuando se me vino el orgasmo. Hacía tiempo que no tenía uno igual. Rápidamente fui al baño y me limpié, tirando el condón por el drenaje de excusado. Me calmé un poco y después traté de despertar a mi hija para ayudarla a que fuera a su cama. No pude despertarla bien, de modo que la tomé en mis brazos y la llevé a su recámara. Iba completamente dormida. Llamé a mi esposa y nos fuimos a dormir; yo todavía con una especie de arritmia por lo sucedido. Al día siguiente le dije a mi hija en tono de broma que se había quedado dormida en nuestra cama. Ella sonrió y dijo que no se acordaba, pero me dio las gracias por pasarla a su cama.

Pasados 6 años, ella ahora tiene 24 años y su cuerpo ha evolucionado de un modo fantástico. Ella ya terminó  su carrera de publicidad y tiene novio.

Hace tres día, ella llegó a la casa como a las 10:00 de la noche. Traía sus ojos rojos y parecía como que había llorado. Le pregunté que le pasaba y no me dijo nada. Ser limitó a decirme “Nada papá”. Se subió a su recámara y poco después bajó a la cocina a tomar un poco de leche. Traía un camisón de dormir corto y unos calzoncillos delgados. Estaba descalza. Se me acercó, estando yo en la sala y me dijo. “Gracias por preguntar papá, pero en realidad ando un poco triste porque mi novio y yo nos peleamos; subí a ver a mi mamá pero está bien dormida”. Se sentó junto a mí, y no pude dejar de admirar sus piernas y su cuerpo tan bien formado. Estuvo viendo televisión conmigo un rato y después, se me acercó y me abrazó. Se quedó un par de minutos abrazada a mí y me dijo: “Papá, me acompañas a mi cuarto para que me acuestes como cuando era chiquita”. Desde luego, no pude decir casi palabra y solo emití un “aja!”. Apagué la televisión y subimos juntos las escaleras a su recámara. Estando ahí, se acostó boca abajo. Me dijo “¿me darías un masaje? Yo asentí de nuevo con un “hm hm!”. Empecé a darle un masaje en la espalda y casi al minuto me pidió que bajara las manos a la cintura. Como ya tenía yo una erección, metí mi mano derecha a acomodarme el miembro dentro del pantalón. Mi hija, seguro lo notó y me dijo: “Si quieres acuéstate arriba de mí, como lo hiciste cuando estaba en mi adolescencia”. Me sorprendí bastante y casi no pude decir nada. Sin embargo, me subí arriba de ella y empecé a sobarla con mi miembro en sus partes nobles. Al minuto me dijo: “Papá, creo que es mejor que traigas uno de tus condones y lo uses”. Me levanté presurosamente y entré a mi recámara, tratando de no despertar a mi esposa, y extraje un condón. Me lo puse y cuando regresé a la recámara de mi hija, ella se había quitado los calzoncillos dejando solo el camisón, y mostrando desnudas sus nalgas. Todavía estaba boca abajo. Me dijo: “Me lubriqué muy bien el ano y quiero que me lo hagas por ahí”. Yo he de haber parecido un zombie obediente porque inmediatamente le puse mi miembro erecto en la puerta de su ano. Empujé un poco y en un momento se introdujo la cabeza. Ella gimió un poco y me dijo: “Despacio porque me rompes”. Apenas pude contenerme en no empujar rápido, porque cada vez que mi miembro se introducía a ella, parecía que me venía.  Logre meterle todo mi miembro pero no pude contenerme más de un minuto y se me vino el orgasmo. Recordé aquel orgasmo que había tenido hacía 6 años, pero éste era real, y dentro de ella. Nos quedamos quietos como 5 minutos y poco a poco se lo saque. Me fui al baño y me limpié. Minutos después regresé con mi hija y le murmuré: “Gracias hija”. Me contesto: “No, gracias a ti papá”.   

Fin de 1ra. Parte.

FOTOS

1

javier on

Mmm k chido relato

2

Quintil on

Que pinche suerte tienes amigo con tu hija asta ya se me paro mi verga pensando en como será tu linda hija

3

chung cư eurowindow river park on

eurowindow river park chung cư eurowindow river park

4

Download Jav Online Free - JavPlay on

I do not even know how I ended up here, but I thought
this post was good. I do not know who you are but certainly you are going to a famous blogger
if you are not already ;) Cheers!

5

MANUEL on

BUEN RELATO, ME GUSTO LEER COMO LO HICISTE LA PRIMERA VEZ CON TU HIJA Y MAS LA SEGUNDA VEZ QUE TU PROPIA HIJA TE LO PIDIO.
YO TENGO LA MISMA FANTASIA DE QUE ALGUN DIA LO PUEDA HACER CON MI HIJA PERO AUN ES PEQUEÑA YA QUE SOLO TIENE 12 AÑOS Y ESTOY ESPERANDO A QUE CREZCA UN POCO MAS PARA VER SU CUERPO YA DESARROLLADO EL CUAL ESTOY SEGURO QUE ASI SERA, PUES CREO SE VA A PARECER MUCHO AL DE SU MAMÁ (MI ESPOSA) CON QUIEN HE PLATICADO DEL TEMA Y ESTA DE ACUERDO Y ME DICE QUE ESPERE UN POCO MAS Y TENDRE UNA SORPRESA YA QUE ELLA PLATICA CON MI HIJA DEL TEMA ABIERTAMENTE Y COMO MI ESPOSA ES MUY CALIENTE SE QUE MI HIJA LO SERA Y ESPERO SER YO QUIEN LE ENSEÑE A COJER. QUIEN GUSTE PLATICAR DEL TEMA MI CORREO ES boby-1958@outlook.com QUIEN SE INTERESE PODEMOS INTERCAMBIAR COMENTARIOS ABIERTAMENTE POR ESTE MEDIO.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 30

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: