Inicio » Relatos de Bisexuales

mi primera relacion con un hombre

Comentarios (0) 29.10.2013. 21:43

ANTES DE EMPEZAR,QUIERO DECIERLES QUE HOY EN LA ACTUALIDAD SE UTILIZAN DOS TERMINOS CUANDO UN HOMBRE HETEROSEXUAL TIENE POR UNA O MAS OCASIONES SEXO CON UN HOMBRE:BISEXUAL Y BICURIOSO; EL PRIMERO DE ELLOS INVOLUCRA SENTIMIENTOS Y EL SEGUNDO TERMINO ASI ME CONSIDERO YO,POR QUE LO HICE POR CURIOSIDAD,COMO MUCHOS DE NOSOTROS NOS HA PASADO,EL SABER QUE SE SIENTE HACERLO CON UNO DE NUESTRO PROPIO SEXO... ME PUEDEN LLAMAR ANGEL,26 AÑOS DE EDAD,NI FLACO NI GORDO,MORENO CLARO,Y PUES LES CONTARE COMO FUE QUE ME INICIE EN ESTE ROL DE BICURIOSO.QUIERO ACLARAR QUE TENGO NOVIA, ME GUSTAN LAS MUJERES, PERO SIENTO CIERTA ATRACCION POR LOS HOMBRES,ESTE ES MI HISTORIA...TENIA 22 AÑOS DE EDAD EN ESE ENTONCES,ME FUI A UN CIBER A DISTRAERME POR QUE ANDABA DEPRIMIDO,UNA VIEJA ME HABIA BATEADO (ME HABIA TRONADO,CORTADO,TERMINADO)ENTRE A UNA PAGINA DE CHAT,Y PUES LO QUE QUERIA ERA QUE ALGUIEN ME ESCUCHARA,QUERIA PLATICAR CON ALGUIEN,A LOS 10 MINUTOS DE HABER ENTRADO SE CONCECTO ALGUIEN DE MI MISMA CIUDAD,LO CONTACTE EN EL PRIVADO Y AHI EMPEZAMOS A PLATICAR,ME DIJO QUE EL ERA HOMBRE Y QUE ERA GAY,YO LE DIJE QUE NO IMPORTABA QUE ME GUSTARIA PLATICAR CON ALGUIEN Y NO ME IMPORTO QUE FUERA GAY,ME DIJO QUE NO ERA AFEMINADO,NI LOCA,NI OBVIO,POR LO QUE ME PARECIO BIEN...TUVIMOS BUENA PLATICA TRIVIAL,Y ME AGRADO EL CHAVO;AL PASAR A TEMAS MAS CANDENTES,ME PREGUNTO QUE SI NO HABIA TENIDO SEXO DE ALGUN TIPO CON HOMBRES A LO QUE LE RESPONDI QUE NO,ME PREGUNTO QUE SI HABIA FANTASEADO SABER QUE SE SENTIRIA HACERLO,EN ESE MOMENTO MI MENTE SE REGRESO A SUEÑOS EROTICOS QUE HABIA TENIDO ANTES CON OTROS HOMBRES,Y ALVOLVER A LA REALIDAD LE PLATIQUE QUE SI,PERO QUE LA VERDAD NO ME ATREVIA POR DIFERENTES CAUSAS:ENFERMEDADES,EL QUE SE LLEGARAN A ENTERAR MIS FAMILIARES, AMIGOS, ETC.ASI SE NOS PASO CERCA DE DOS HORAS PLATICANDO,EL TIEMPO HABIA VOLADO Y YA ESTA POR OSCURECER, A LO QUE ME DIJO QUE SI NOS PODIAMOS VER EN LA NOCHE,QUE QUERIA CONOCERME Y QUE ME INVITABA UNAS CERVEZAS,NO LO PENSE Y LE DIJE QUE SI,NOS PUSIMOS DEACUERDO Y NOS QUEDAMOS DE VER A DOS CUADRAS DE DONDE EL VIVIA.ME FUI A LA CASA CON LA IDEA DEL SABER POR QUE LE HABIA DICHO QUE SI,ME EMOCIONABA LA IDEA DE PENSAR QUE PODIA PASAR...DE TODAS FORMAS ME BAÑE,ME CAMBIE Y ASI SE DIO LA HORA Y ME DISPUSE A IRME A LA DIRECCION QUE ME DIO.ANTES DE LLEGAR A LA DIRECCION,ME COMPRE UN SIX DE CERVEZA PARA DARME VALOR Y NO IRME A LA MERA HORA...LLEGUE,ME ESTACIONE EN LA CAMIONETA,Y LE MANDE UN MENSAJE PARA DECIRLE QUE YA HABIA LLEGADO...PASARON COMO 5 MINUTOS ANTES DE QUE EL LLEGARA,ESTABA CON NERVIO,DIOSMIO,QUE HAGO AQUI...Y DE REPENTE POR EL VIDRIO DEL COPILOTO PASA UN CHAVO,GUAPO,DE MI ESTATURA,BIEN VESTIDO,NALGON BUENO,ERA MEJOR DE LO QUE IMAGINABA...SE DIO LA MEDIA VUELTA Y ME TOCA EL VIDRIO,LO BAJO Y ME PREGUNTABA QUE SI YO ERA EL DEL CHAT,A LO QUE LE RESPONDI QUE SI Y LE ABRI LA PUERTA,NOS SALUDAMOS DE MANO Y LE OFRECI UNA CERVEZA PARA ROMPER EL HIELO,FUE UN ENCUENTRO COMO SI YA NOS CONOCIERAMOS DE TIEMPO,ASI QUE NO NOS COSTO NINGUN TRABAJO PLATICAR...SE TERMINO EL SIX Y FUIMOS A COMPRAR OTRO,NOS FUIMOS A LA PLAZA SIN BAJARNOS DE LA CAMIONETA Y SEGUIAMOS PLATICANDO DE  NUESTRAS VIDAS...CUANDO ME DIJO QUE TENIA GANAS DE ORINAR Y YO LE DIJE LO MISMO,A LO QUE ME DIJO,"PODEMOS IR A UN MOTEL PARA ESTAR MAS TRANQUILOS AHI"A LO QUE LE DIJE QUE SI QUE ESTARIA BIEN,ANTES DE LLEGAR AL MOTEL COMPRAMOS OTRO SIX,CADA QUE NOS ACERCABAMOS AL MOTEL ME  SENTIA MUY NERVIOSO,PERO A LA VEZ EXCITADO,POR LA SITUACION POR EL ALCOHOL,ETC.LLEGAMOS AL MOTEL,NOS ESTACIONAMOS,Y EL SE DIRIJIO PRIMERO A ORINAR Y AL TERMINAR EL FUI YO.DESPUES DE ESO,NOS DIMOS CUENTA DEL CUARTO:PELICULA PORNO,CAMA MATRIMONIAL,LUZ,ALGO TIPICO.EL SE SENTO EN EL SOFA CAMA,Y YO A UN LADO DE LA CAMA,PLATICAMOS DE COSAS CACHONDAS,COSAS EROTICAS...A LO QUE ENSEGUIDA SE PARO,APAGO LA TV.Y SE SENTO EN LA CAMA,ME DIJO PONTE COMODO,ME QUITE LOS ZAPATOS Y ME RECOSTE EN LA CAMA POR COMPLETO...EL HIZO LO MISMO...SOLO CON LA LUZ DEL BAÑO PRENDIDA ME DIJO"ENTONCES QUE,TE PAREZCO,YO LE DIJE QUE SI"Y QUE ME PLANTA UN BESO,PERO LO SENTI TAN RICO,ERA LA PRIMERA VEZ QUE BESABA A UN HOMBRE...TENIA EL BIGOTE Y LA BARBA UN POCO CRECIDA,Y ESO ME EXCITABA MUCHO...FUE UN BESO TAN RICO QUE ENSEGUIDA SE ME PARA LA VERGA,FUE TANTO MI EXCITACION QUE NO SE NI COMO NOS QUITAMOS LAS CAMISAS...LO BESE EN SUS TETILLAS,SU CUELLO,ME LO QUERIA COMER,ERA TANTA MI IMPACIENCIA QUE MI MANO SE DIRIJIO A TOCAR SU PANTALON,QUERIA SABER QUE SE SENTIA TENER UN PENE ENTRE LAS MANOS,A LO QUE LE QUITE EL PANTALON POCO A POCO Y AHI ESTABA,ESA VERGA TAN HERMOSA Y GRANDE QUE LA VERDAD,ESTABA TAN RICA...LE MEDIA FACIL UNOS 18 O 20 CM,MORENITA,POCO PELITO,SABROSA SABROSA...ME LA METI A LA BOCA Y AHI ESTABA SABOREANDOSELA,SE LA MAME MUY RICO,ME METI SUS HUEVOS A LA BOCA,FUE ALGO MUY RICO,A LO QUE EL ME RECOSTO EN LA CAMA Y ME QUITO LOS PANTALONES Y EL BOXER...HIZO LO MISMO CON MI VERGA,ME DIO UNA MAMADA BIEN SABROSA,ROSABA MI PUBIS CON SU BARBA,LA SALIVA ESCURRIA POR MIS TESTICULOS,EN FIN FUE SUPER RICO,SE DIRIJIO HACIA MI Y LE SUSURRE...QUIERO COGERTE....A LO QUE SE PUSO DE CUATRO SOBRE LA CAMA Y ME DIO ESE CULITO PRECIOSO,CON TODO EL ALCOHOL Y LA CALENTURA QUE TRAIA,LE PUSE MI PENE EN SU CULO,A LO QUE POCO A POCO SE LO FUE COMIENDO,ME DIJO QUE LE DOLIA QUE POR QUE LA TENIA GRANDE,ESO ME EXCITO MAS,POCO A POCO LO TENIA MAS Y MAS ADENTRO,Y DE UN JALON SE LA METI TODA...NO MAMEN,SE SENTIA TAN RICOOOO QUE ME LO COGI MUY RICO,SENTIA UN APRETON EN MI VERGA TAN RICA...SENTIA CALIENTITO...EL WEY,NO DEJABA DE GEMIR COMO LOCO,ME DIJO QUE LE ESTABA GUSTANDO.NOS CAMBIAMOS AL MISIONERO,EL ABAJO Y YO COJIENDOMELO,CARA A CARA,ME ABRAZO AL CUELLO,Y ME BESO,ME DIJO QUE ERA DE EL,QUE LO COGIERA,QUE SE LO DIERA TODO,ESO ME PRENDIA CADA VEZ MAS...HASTA QUE LE DIJE"ME QUIERO VENIR TIGRE"Y ME CONTESTO,DAMELO DAMELO ADENTRO,DAME TU LECHITA CALIENTITA ADENTRO DE MI,LA NECESITO NENE,LA NECESITO,PUTA MADRE,ESO ME TERMINO DE CALENTAR MAS Y LE SOLTE TODA LA LECHE,FUE DEMASIADA LA QUE LE AVENTE,ME SENTIA MORIR,FUE ALGO MARAVILLOSO...ME SALI DE SU CULO,Y LA LECHE LE ESCURRIA TODA,NOS LIMPIAMOS,NOS CAMBIAMOS Y ADIVINEN QUE???SI ESO,DESPUES DE TODO LO QUE HABIA DISFRUTADO,ME ENTRO LA CULPA...ME SENTIA CULPABLE POR LO QUE HABIA HECHO,ME SENTIA MUY MAL,EL ME CONSOLO Y ME DIJO QUE ERA NORMAL,Y LE PEDI QUE NOS FUERAMOS...NOS FUIMOS DE AHI Y LO FUI A DEJAR A SU CASA,EN TODO EL CAMINO HABLAMOS MUY POCO,ME SENTIA SUCIO,EXTRAÑO,NO SE COMO DESCRIBIRLES...LLEGAMOS A SU CASA Y SE QUERIA DESPEDIR DE BESO EN LA BOCA A LO QUE ME NEGUE...SE QUE A LOS QUE LEYERON TODO ESTO A ALGUNOS LES HA PASADO,A OTROS NO,PERO SABEN,DESPUES DE ESE ENCUENTRO HAN PASADO CUATRO AÑOS,Y SABEN  QUE...NOS HEMOS VISTO 6 VECES,Y LA ULTIMA VEZ,EL ME COGIO...PERO ESO SE LOS ENCUENTRO PARA LA PROXIMA...SI SE SIENTEN IDENTIFICADOS CON MI RELATO,ME ENTENDERAN,Y GRACIAS A ESO,ME DECIDI A ESTUDIAR SEXOLOGIA,CON CONFIANZA,SI LES PUEDO AYUDAR EN ALGO LES DEJO MI CORREO...ioga83@live.com.mxHOY EN DIA LLEVO UNA VIDA NORMAL,SALUDABLE Y PREFIERO HACERLO Y NO QUE ME CUENTEN...

Mi compañero fue el Primero en Cogerme y en que Forma

Comentarios (6) 28.07.2010. 18:32

No había experimentado antes la relación sexual con otro hombre, ni siquiera un acercamiento. Aunque me había sentido interesado por la experiencia, también me daba miedo que me doliera y que se supiera, así que no era algo fácil y pensé que nunca sucedería. Pero estaba equivocado.

En mi trabajo tengo compañeras y compañeros. Con uno llamado “Ber” me empecé a llevar particularmente bien, aunque no éramos de la misma área, en el almuerzo o en las capacitaciones coincidíamos. La verdad no me parecía muy atractivo, pero era simpático y finalmente tiene lo mismo entre las piernas. Además, estaba casado y eso era un indicio de que no pasaría nada. Con la convivencia diaria me di cuenta que en algunos momentos aprovechaba para poner su mano cerca de mi trasero o tocarlo accidentalmente de manera que supuestamente yo no me diera cuenta. Hacía como que no me daba cuenta, pero entonces empecé a pensar que podía haber posibilidades.

Un día le dije que por qué no íbamos al cine, Ver aceptó y nos pusimos de acuerdo.
Le decía en broma que si me asustaba, que me abrazará, él (también en broma) decía que sí.Llegamos al cine, compramos palomitas y refresco y entramos. Era una película de intriga, así que no había razón para asustarse, pero le dije que ya tenía miedo, que si no me iba a abrazar. Lo hizo, con poca confianza, pero como ninguno de los dos dijo nada, cada vez me rodeo con sus brazo con más fuerza y con su mano empezó a acariciar la mía, podía sentir su sudor y nerviosismo. De pronto le llamaron por teléfono y me dijo que se tenía que ir. Me pidió que le diera un beso, lo volteé a ver sorprendido y dijo que en la mejilla. Dude un poco y cuando me acerque a darle el beso, él giró la cabeza y me lo dio en la boca.

Se despidió con naturalidad y dijo que necesitábamos hablar después. Me quede en el cine, pensando mucho en qué iba a hacer después, tal vez fingir que nunca pasó era lo mejor, pero por otra parte era algo que también deseaba experimentar y ya tenía la oportunidad.Cuando nos encontramos en el trabajo, todo fue normal, pero yo no me sentía cómodo con la situación. Unos días después, me llamó en la noche a mi casa, estaba lloviendo, eran como las 9:30 pm. Me dijo “Voy por ti, para platicar”, sabiendo el tema le pregunté “pero ¿dónde?”, respondió “en mi coche, manejo dando vueltas por ahí o vamos a una calle poco transitada”. 15 minutos después pasó por mí.

Seguía lloviendo, empezó a manejar y mientras hablábamos de cualquier cosa del trabajo. Ya tenía el plan hecho y se fue por una calle obscura y sin tránsito. Por la lluvia se habían empañado un poco los cristales y sentía un calor húmedo adentro. Entonces habló claro: “tengo que preguntarte qué piensas de lo del otro día en el cine”, no sabía decir que me gustó o todo lo contrario, qué esperaría Ber como respuesta. Le dije que había sido algo extraño, inesperado, pero un poco interesante. Ver contestó que pensaba lo mismo y que le gustaría sentir más. Hizo el asiento un poco para atrás y empezó a tocarse su bulto en los pantalones. Estiro lentamente su mano para ponerla sobre mi bulto, con temor que me negara. No dije nada y seguí platicando, de hasta dónde podríamos llegar y de qué pasaría si nos descubrieran. Ber seguía tocándose y tocándome. Estaba teniendo una erección y él también, nuestra respiración se empezó a agitar.

Se quitó el suéter y se levanto la playera que llevaba. Vi su pecho y vientre desnudos, con un poco de vellos, después desabrochó su pantalón y se lo bajó. Llevaba un calzón blanco, con elástico a los costados y podía ver todo su muslo. Su pene estaba erecto y podía notarse sus testículos y la forma de su miembro hasta el glande. Sin pensarlo me eche sobre él y le bese el vientre, estaba sudando. Luego baje mis besos hasta su paquete, olía a limpio pero un poquito a almizcle, me exitó mucho. Ya nadie hablaba, sólo dejábamos sentir el calor del otro y nuestras partes. Me incorpore otra vez. Sacó su pene de los calzones y me siguió tocando.

Me desbroche el pantalón y metió su mano, me los bajó con todo y bóxer, mi pene babeaba.
Se acercó y le dio unas pequeñas chupadas, yo sentí un enorme placer que me hizo estremecer sin control. Después jaló mi cabeza hacia su pene, comprendí lo que quería, pues yo también deseaba probar por primera vez el pene de un hombre y Ber me lo estaba dando. Hizo mi asiento para atrás y me empujo sobre él, yo estaba muy caliente e inmediatamente me hinque en el asiento y recargue boca abajo sobre el respaldo hecho para atrás. Ber no perdió el tiempo y se montó atrás de mí, también hincado. “Me da miedo que me lastimes” le dije “No te preocupes, te va a doler un poquito, pero va a ser muy despacio”“Pero mejor sólo un poco, no todo”“ Sí, hasta donde tú me digas”“Usa palabras vulgares, Ber” le pedí.

Inmediatamente comprendió “Entonces dame tu culito para mi verga, cabrón” Con una mano recorría mi espalda y mi trasero, tratando de ir abriendo mis nalgas, con la otra mano me masturbaba. Me echaba un poco de saliva por mi culo y azotaba la cabeza de su verga, era como de 15 cm y muy gruesa, un poco curva hacia un lado. Se quitó la playera y me subió la camisa, podía sentir todo su torso sudando caliente sobre mi espalda.Me metió el dedo y empezó a abrirme, después puso su gran verga y la empezó a empujar hacia dentro. “Me duele Ber, más despacio”, le dije “Tranquilo, duele la primera vez” y seguía lenta pero continuamente penetrándome. De golpe sentí un gran dolor “me lastimas” le grite, se detuvo un poco y me dijo “es para que sientas quién es tu dueño”. Eso me exitó mucho y me abrí lo más que pude para que siguiera, pase mi mano para su trasero y lo empuje hacia mí.

Entró toda, hasta dentro, sentí sus guevos en mis nalgas. Estábamos bañados en sudor y los vidrios totalmente empañados.
Empezó suavemente y después con más vigor, los dos jadeamos como perros (por cierto, estábamos en esa posición) “Que rica verga tienes Ber, es enorme, que hombre eres” aunque era paradójico que le alabara su masculinidad, pero eso lo calentó más. “Es toda tuya” me decía. Echó todo su cuerpo sobre mí, me mordisqueaba las orejas, y de pronto se vino dentro. Sentí su leche caliente a presión recorrer mi ser. Los dos gritamos de placer.Después sacó su verga lentamente y con klinex limpio la leche que escurría del culo. Se pasó a su asiento y se vistió sin decir nada. Me sentí un poco confundido, lo goce mucho, pero me sentía culpable. Me vestí y me llevó a mi casa. Quede dolorido por una semana. En el atrabajo nos veíamos menos y se sentí tensión.  Después de un par de semanas, me abordó y me dijo que qué opinaba de ir a un hotel para pasar un largo rato juntos. Sabía que las cosas iban a funcionar y que esa maravillosa cogida que me había dado en su auto en una noche lluviosa era sólo el principio…Ber fue el primer hombre con el que estuve y me abrió a nuevas posibilidades.


Me anime al Tantra entre Machos

Comentarios (0) 17.09.2009. 15:54

Tenía ganas de vivir algo nuevo, distinto. A veces, a pesar de tener ni tantos ni muchos años y una vida sexual intensa sin importar raza, sexo o religión, te hace pensar que todo lo conoces, que todo lo sabes. Pero no fue así. De pronto webeando un día puse una palabra: tantra. No sabía demasiado de que se trataba, y de pronto ante mis ojos apareció un aviso que me dirigió a un blog que me llamo profundamente la atención. Comencé, entonces, a leer un artículo, y otro y otro calentándome como nunca. De solo imaginar que podría suceder en mi cuerpo algo que nunca antes hubiese experimentado, me volvía loco.

Sin dudar demasiado mande un mail. Espere su respuesta que no tardo demasiado en llegar. Llame por teléfono y escuche la propuesta. No voy a decir que no me llene de dudas, pero al final concrete un encuentro a los dos días para las 18 horas. Me sentía realmente raro, con una mezcla de placer contenido y excitación creciente. Por fin llego el momento. Me abre la puerta y lo veo. No muy alto, musculoso, de unos 40 bien llevados. Tipo interesante a simple vista. Nos saludamos y pasamos a su santuario. El lugar muy cálido, en tonos fuertes con luz tenue de velas y una música increíble con sonidos de mar de fondo y algo de jazz. Pasamos al escritorio charlamos un rato de cosas que para él serian importantes pero no tanto para mí. Lo que me quedo picando fue cuando me dijo: tene en cuenta que una sesión y sobretodo la primera, no te da la pauta de lo que es el tantra. Esto va creciendo como una plantita a medida que avanzas las experiencias son mayores y el placer, por ende, más intenso. En eso me dice: …sácate la ropa que te espero del otro lado así, mientras,  voy preparando el lugar. Un agradable aroma comenzaba a surgir, mientras se apagaban las luces y se veía que aparecía, en el lugar, más luz de vela. Ya desnudo y medio al palo aparecí del otro lado. El todavía estaba vestido.

Me moría de ganas de ver ese pecho peludo y musculoso pero sabía que no debía apurarme. Como él me había anticipado, acá te olvidas del afuera y del tiempo, trata que tu cabeza se desenchufe, sino no sirve.Y trate de hacerlo. Me acosté sobre la camilla y comencé a escuchar una meditación que sin darme cuenta logro su cometido: desenchufarme. Me deje llevar por los sonidos del mar mientras sentía que mi pija crecía sin parar.Mi mente volaba, se sumergía en ese mar imaginario, estaba tranquila. Me sentía raro como flotando en esa camilla. Una sensación indescriptible, única. Mi cerebro estaba sin pensar, cosa que para alguien cerebral como yo parecía imposible. Creía que estaba en otro lugar, en otro planeta, en ese lugar en donde toda la paz del mundo aparece y no querrás que se vaya más. De pronto comienza una música suave y siento que me rozan los pies, luego las rodillas, los muslos, la ingle, el pecho, la garganta, los ojos y el pelo. Ahí me dice: ..”Tranquilo, mantené la respiración y seguí con los ojos cerrados…” pero al abrir los ojos lo veo desnudo y los ratones comienzan a aparecer. Qué lindo tipo! Y que agradable su compañía! Siento calor! Sí, me dice, es que te estoy pasando calor por tus chackras! Cuando no aguantes más levanta un dedo. Y así fue hasta que sentí ese calor debajo de mis pelotas. Y su mano diestra acariciándome ahí mismo. Date vuelta. A esa altura no daba más. Me sentía recaliente, con las pulsaciones a mil. Siguió con el calor en el huesito dulce. Nunca creí que ese lugar era tan placentero! Y otra vez su mano acariciándome la zona.

Siguió hasta arriba, hasta la nuca. Desde ahí me dijo: sentate con las piernas cruzadas que te voy a enseñar a respirar. Cuando me levanto mi pija explotaba. Era una sensación rarísima pero muy agradable. Comienzo a respirar como me dijo y siento su mano en mi labio que acaricia y presiona suavemente. Me dice que me baje y cierra la camilla. Pone unas toallas sobre la alfombra y nos sentamos con las piernas cruzadas y juntas. Respiramos forzadamente un montón de veces a lo que me dice: vas a sentir un calorcito que sube por tu columna, no te asustes: es tu energía que sube. Llegan las posturas de yoga tantrico: nos paramos, nos rozamos, respiramos, nos miramos increíblemente, nos calentamos juntos. En otra ocasión ya me hubiese ido en seco pero el flaco era un maestro en el arte de la seducción y contención. Cuando veía que me quería literalmente dejar ir me decía: aflójate, hay tiempo, acá no hay apuro, el tiempo no existe. Y me bajaba a tierra nuevamente.Luego me dice acóstate y ponete de espaldas. Obediente lo hago y siento que me levanta por los hombros y luego su caricia que va subiendo desde mi culo hasta los hombros mientras que su cuerpo va acostándose sobre el mío. Reparamos juntos. Nos sentimos. Su respiración en mi nuca era increíble de un calor sobrenatural. No quería que ese momento pase nunca. En eso siento que comienza a deslizarse hacia atrás. Con sus manos bajando nuevamente por mi espalda. Sintiendo su calor de macho que no hacía más que calentarme.Para mi asombro me dice: te animas a hacerme lo mismo? Y sin dudar dije que sí. Me volvía loco el hecho de solo pensar que me apoyaría sobre ese culo magnifico.Y lo hice y me sentí otra vez en las nubes. Era raro, a veces las palabras no pueden explicar experiencias.Por fin me dice acóstate ahora boca arriba, separa las piernas y dejate llevar.

El se sentó entre mis piernas con las suyas abrazándome. Coloco aceite en mi ombligo y comenzó suavemente a realizar círculos sobre mi vientre que fue extendiéndolos hasta los pies. De ahí los coloco sobre su pecho peludo y comenzó a masajearlos con firmeza. Fue subiendo hasta llegar a mi entrepierna. Relájate me dijo, se notaba que estaba un poco tenso.Sus manos expertas se centraron en mi entrepierna. Los movimientos rápidos pero suaves rozaban mi culo que a esa altura latía de placer. Subía alrededor de mis huevos, rodeaba la pija y seguía serpenteante hasta mis tetillas duras como rocas.En eso me dice; preparate para experimentar la multiorgasmia. Vas a sentir cosas muy raras en tu cuerpo. Cuando llegues a casi sentir un orgasmo apretame una pierna. Respira como te digo y el resto dejamelo a mi.Lleno de inquietudes obedecí a sus palabras. Llego el momento; el movía sus manos impresionantemente bien mientras tocaba con la otra mi culo que cada vez latía mas. En eso siento el primer espasmo y controlo por mi respiración el hecho de acabar. Respira de vuelta y ahí mismo continuo con sus movimientos en mi pija. Y llego otro más y otro más y algo raro empecé a sentir: el primer orgasmo prostático. Ni me había dado cuenta y él tenía un dedo dentro de mi culo acariciándomela. Fue tan suave que ni lo sentí. Además mi relajación era tal que todo se prestaba al placer. En eso siento que me dice preparate que ahora comienzan más intensos. Y en efecto sentí como empezó a vibrar cada uno de mis órganos, cada rincón de mi ser.

Creo que perdí la noción del tiempo y la cuenta que a los machos tanto nos gusta presumir: cuantos polvos te echaste? Si fueron 8 o 18 ni me acuerdo lo que si me acuerdo es el placer del cual  él me hizo saber que puedo lograr una y mil veces.Me dice en un momento date vuelta. Comenzó a masajearme la espalda y sus dedos se entremezclaban entre mis piernas tocando al pasar mi agujero que latía y no dejaba de latir de placer.Después de minutos interminables de ese gustito que te queda en la boca me toma por los hombros, me pone de costado y me sienta. El se coloca detrás de mí y comienza a pajearme mientras me acaricia y pellizca mis tetillas. Siento todo su ser en mi espalda y sin darme cuenta me da vuelta y veo que su pija está bien dura invitándome a pajearse con la mía. Era una visión impresionante. Mezcla de placer con éxtasis y el sentimiento de no querer que ese tiempo pase más.Me pregunto al oído si quería que acabásemos juntos o bien utilizar esa energía para fortalecerme.Estaba tan caliente que le pedí lo primero. Diestramente me fue guiando en una paja interminable en donde acabamos bien juntos y abrazados.Me miro fijo y me engancho un beso apasionado al que no me pude resistir. Para finalizar me susurro en el oído acércate a mi pecho y escucha mi corazón latir así después hago lo mismo con el tuyo. Creo que en ese momento fue la música más bella que pude haber escuchado.De más esta decir que me voy a hacer un tiempo semanal para volver dado que el resultado, al día siguiente debe ser el mismo que el estar en las nubes. Buenos Aires tiene esas cosas que te hacen sentirte vivo. Es una sesión altamente recomendable!  Lionel.

Mi inicio Bi (PARTE 2)

Comentarios (3) 15.08.2009. 05:00

A los cuatro días de estar en la casa solos y al habernos recuperado de la noche agitada que pasamos al experimentar esas nuevas y excitantes actividades, Sofía decidió invitar a su prima (Estefanía) y me convenció a invitar a mi primo (Carlos) a pasar dos días en la casa. Sofía salió de compras y yo me quedé en su casa descansando y en realidad un poco nervioso por la visita de Carlos y Estefanía. Yo tenía un poco de miedo de que se volviera una orgia con los primos ya que no sabía cómo iban a reaccionar si hacíamos algo o les decíamos algo de lo que habíamos hecho. Sofía me dijo que como siempre era un poco “gallina” y que veríamos como reaccionaban y hasta donde podríamos llegar con ellos. En realidad me excitaba la idea así que le seguí el juego ya que me había mostrado ser una chica decidida y al parecer con mucha experiencia o con muchas curiosidades y muy liberal.

Llegó Carlos primero como a las 3pm y empezamos a jugar con su PSP. Cuando llegó Estefanía como a las 4:30 me sorprendí al verla ya que con sus 15 años, estaba chulísima. Es bronceada de piel, pelo castaño claro hecho trenza que le colgaba por encima de su pecho derecho. Sus pechos eran pequeños pero bien redonditos, traía unos jeans apretados y sus nalgas eran divinas, el pantalón ajustado le abría un poco la parte inferior de sus nalgas creando la ilusión de estarlas abriendo un poco. Sus ojos son verdes y sus labios gruesos y pintados de rosa claro. Carlos me dijo con señas que estaba “bien buena” y solo me sonreí. Sofía saco unas cervezas y empezamos a tomar un poco platicando de todo y de nada. Nos habíamos terminado las 12 cervezas entre los cuatro cuando Sofía nos invitó a jugar cartas. Cuando estábamos listos en la mesa dijo que el perdedor tendría que quitarse una prenda o contestar una pregunta personal con la verdad y nos hizo prometer que todo lo que pasara esa noche tendría que quedar entre nosotros. La primera en perder fue Estefanía y obviamente escogió “pregunta”. Yo le pregunté que si era virgen y si ya no era con quien había perdido su virginidad. Se sonrojó un poco al principio pero Sofía le recordó de la confidencialidad que habíamos pactado y respondió diciendo que ya no era virgen y que la había perdido con Humberto, su primo de 17 años cuando él tenía 16 y ella 14. 

Yo no lo podía creer pero actuamos todos como si no fuese algo fuera de lo común. Después perdí yo y la mañosa de Sofía me preguntó si alguna vez lo había hecho con un chico y quien era. Yo la miré sin saber que decir ya que mi primo estaba al lado así que decidí mencionar otra ocasión con un amigo y dije que solo nos habíamos masturbado juntos.
Estefanía y Sofía se rieron al ver que me puse rojo y me preguntaron si me había gustado a lo que dije que había sido una experiencia interesante y que me había agradado. Nos dimos cuenta que el juego podía durar toda la tarde y noche y no pasar de preguntas así que Sofía sacó 4 pastillas éxtasis y nos dijo que tomáramos una. Carlos estaba un poco renuente pero Sofía le dijo que era para relajarnos más y que le iba a gustar. Cuando vio Carlos que yo me la tomé, el accedió y todos tomamos una. Decidimos seguir con la preguntas por un rato pero sin jugar cartas así que era por turnos. Carlos le preguntó a Sofía que cuando había sido la última vez que se había masturbado y que diera detalles de cómo fue. Ella respondió que había sido cuando había tomado la ducha esa mañana y que se había metido un par de dedos. Después Estefanía le preguntó a Carlos de que tamaño tenía su pene a lo que Carlos le respondió que como 6 pulgadas lo cual aunque un poco exagerando no estaba lejos de la realidad (en realidad mide 5.5). Seguimos con las preguntas solo un rato y Sofía preguntó si queríamos ver una peli porno. Todos aceptamos y la puso en la tele. Las primeras escenas eran de un chico masturbándose parado en una ventana escondido viendo a su hermana y una amiga desnudas haciendo un 69. Al momento que empezó, las pastillas éxtasis aceleraron su efecto y creo que todos nos pusimos muy calientes. 

Tuve que tomar un cojín para que no se notara mi erección y Carlos hizo lo mismo. Un par de minutos después Sofía nos vio y dijo “mira Estef, ya las han de tener bien paradas” y nos dijo que nos quitáramos los cojines. Carlos traía unos pantalones de jogging así que se le notaba más que a mí ya que yo traía jeans. Yo me quite el cojín y se me notaba un poco y le quité el cojín a Carlos y vimos su pantalón que parecía tienda de campaña. Sofía dijo inmediatamente que se le veía de muy buen tamaño y que no le diera vergüenza ya que ella estaba muy caliente también y que Estefanía de seguro ya estaba bien mojada. Sofía le preguntó a Estef si quería cambiarse a algo más cómodo y se fueron las dos al cuarto de Sofía. Carlos y yo seguimos viendo la tele. De pronto Carlos se mete la mano en el pantalón y empieza a masturbarse diciéndome que ya no aguantaba lo caliente que lo había puesto la pastilla. Yo le dije que se bajara los pants y que se masturbara libremente y yo hice lo mismo. Al verme todo depilado me dijo que se me veía muy bien así y le dije que si quería le podía ayudar a rasurarse también mas tarde y me dijo que sí. Sin pensarlo tome su verga y empecé a masturbarlo y él hizo lo mismo como lo habíamos hecho un par de veces anteriormente. Estábamos gozando nuestra calentura habiéndonos olvidado de las chicas cuando las escuchamos bajar y no tuvimos tiempo mas que de cubrirnos con los cojines. Al llegar se sonrieron y nos dijeron que no fuéramos vergonzosos y que siguiéramos masturbándonos sin saber que lo habíamos estado haciendo mutuamente. Aunque queríamos no nos atrevimos a seguir en ese instante. Se habían ido como media hora en la cual Sofía le había dado un enema a Estef quien traía puesta una tanga y una playera que apenas le cubría el trasero. Estef se veía completamente caliente y respiraba agitadamente, sus ojos se veían medios hipnotizados y se chupaba los labios seguido mordiéndose suavemente el de abajo con frecuencia. Sofía me dijo que le hiciera un enema a Carlos ya que ella y yo nos la habíamos hecho poco antes de que llegaran ellos. Antes de ir al baño nos echamos unas líneas de coca que Sofía había preparado.

Después de eso llevé Carlos al baño y lo desnudé todo explicándole el proceso del enema. Su pene estaba muy parado y mojado de la punta. Sin pensarlo me arrodille y se la chupe un rato, le chupe los huevos y tuve que controlarme para no seguir. El efecto de la coca y la pastilla nos estaba llevando al mundo maravilloso de la falta de pudor y vergüenza. Le rasuré sus nalgas y un poco su área púbica, le quise dejar un poco de pelo ya que no tenía mucho y empecé con el enema. En realidad me excitó mucho el habérselo dado y hubo un momento que sin darme cuenta le empecé a acariciar sus nalgas y le metí un dedo sobándole su próstata o punto G, era un muchacho hermoso y me excitó mucho verlo así y poder acariciarlo. Un rato después su erección se había perdido pero su respiración y gemidos me confirmaban su excitación. Ambos tomamos una ducha donde le metí dos dedos con jabón por atrás y él solo gemía. El me enjabono y después me chupo la verga que se me puso bien parada por un momento y me metió un dedo en el ano que me hizo gemir también. Carlos estaba sumiso como yo lo había estado con Sofía la primera vez y me encantaba estar así. Al salir ambos del baño decidimos ponernos unos shorts solamente y al entrar al salón vimos a Sofía y a Estef besándose. Estef estaba sin calzones y Sofía la estaba masturbando con un dedo. Carlos y yo nos quedamos viendo por unos segundos esa excitante escena. La vagina de Estef estaba rosadita y bien mojada. Cuando se percataron de nuestra presencia pararon las dos aunque por la respiración tan agitada que tenían casi no podían hablar. Con todos los efectos todos respirábamos agitadamente y en un mundo sin igual. Sofía había preparado otras líneas de coca y nos dijo que nos echáramos dos cada uno. 

Seguimos viendo la peli porno y yo ya no aguantaba la calentura. Sofía nos dijo que si nos había excitado verlas besarse y le respondimos que claro. Sofía entonces nos dijo que a ellas también les excitaría vernos besándonos y que era lo justo. Carlos me miro y sin reclamar se acerco a mis labios y yo deje que me besara. Al besarnos Carlos empezó a acariciarme la verga y yo hice lo mismo. Sofía se acercó y me bajo los shorts y me los quitó. Por primera vez estuve desnudo enfrente de ellos. Estef siguió el ejemplo y le quito los shorts a Carlos y después de chupársela lo beso y me beso a mí. Creo que ahí empezó la primera orgía de nuestras vidas. Al estar todos desnudos y con los efectos de las drogas (de buena calidad por cierto) empezamos a tocarnos y chuparnos todos. Le metí un dedo en la vagina de Estef la cual estaba calientísima. Me sorprendí un poco cuando Sofía le empezó a lamer el culo a Carlos y le empezó a meter sus dedos. Uno por uno hasta que le metió cuatro. Yo estaba asombrado a ver a Carlos gemir y gozar tal como yo lo había hecho anteriormente. Sofía le dijo a Estef que me hiciera lo mismo diciéndome que me pusiera en la misma posición que Carlos quien estaba en cuatro patas con sus piernas bien abiertas. Yo me puse igual y Estef empezó a chuparme y meterme sus dedos.

Al estar así escuchamos a Sofía y Estef gemir muy excitadamente al parecer estaban teniendo un orgasmo al estar cogiéndonos con los dedos. Sofía le decía a Estef que tocara hacia abajo una como bolsita con una vena en medio y que masajeara ese punto refiriéndose a mi próstata. No sabía como Sofía sabia tanto al respecto teniendo solo 17 años pero era una bendición tenerla como la maestra de todos. Pararon y nos dijeron que nos querían ver coger. Le dijeron a Carlos que me cogiera primero lo cual hicimos sin ni siquiera pensarlo. Me lubricaron muy bien y resultó ser una cogida fuera de este mundo. Después cambiamos de posición y yo me cogí a Carlos. Sofía sacó un consolador que acababa de comprar de dos cabezas y nos dijeron que nos pusiéramos en cuatro patas pero apuntando a lados opuestos. Mis nalgas estaban casi pegadas a las de Carlos. Nos pusieron bastante lubricante con sus dedos. Esa experiencia fue muy buena ya que se turnaban en tocar los puntos G de ambos y de abrirnos bien el ano con sus dedos. Después de estarnos cogiendo con los dedos por unos minutos, nos introdujeron lentamente el consolador. Una vez metidos empezamos a movernos en ritmo para meternos y sacarnos el consolador que tan rico se sentía. 

Ellas nos masturbaban y nos acariciaban cogiendo el consolador. Nos dijeron que nos volteáramos bocarriba y continuaron masturbándonos, esta vez los dos teníamos nuestras vergas muy paradas y ambos eyaculamos casi al mismo tiempo mientras el consolador estaba casi todo dentro de ambos. Estef recibió parte de mi leche en su mano la cual lamio y me dio un beso para que sintiera el gusto. Al sacarnos el consolador, se lo pusieron ellas y empezaron a cogerse mutuamente. Carlos y yo las acariciábamos y les chupábamos los pechos. Carlos se puso arriba de Sofía y le metió su verga por atrás mientras tenía el consolador por la vagina en posición de perrito. Sofía gritó de placer y tuvo varios orgasmos ahí mismo. Estef estaba también muy caliente y decidí meterle dos dedos en su apretado ano lo cual tuvo un efecto parecido al de Sofía. Paramos para descansar un poco. El tiempo había pasado muy rápido y ya eran como la una y media de la mañana. Tomamos unas líneas de coca más y seguimos viendo unos videos pornos del internet. Al poco rato aunque las mujeres estaban bien buenas y apetitosas, se me antojo cogerme a Carlos y acostándolo bocarriba, le subí sus piernas a mis hombros y empecé a meterle mi verga hasta lo más profundo que pude. Se veía muy excitante la penetración de mi verga en él y su verga bien parada moviéndose al ritmo de mi cogida. Le acaricié sus huevos rosaditos y sin pelo. Me dieron ganas de chuparle la verga y los huevos y paré la cogida solo para hacer eso y aproveché para chuparle el ano mientras que él no paraba de gemir de placer. Sofía y Estef se masturbaban al estar viendo la escena, se acercaron y le tomaron los tobillos a Carlos abriéndole al máximo sus piernas, le metí mi verga de nuevo y todos vimos como mi verga se metía y salía de su lindo culito. Sofía empezó a masturbar a Carlos para ver si se le paraba porque a pesar de estar gozando todo, había perdido su erección. Se la empezó a chupar pero no pudo hacer que se le parara pero Carlos seguía gimiendo y gozando su cogida hasta que me vine dentro de él. Estef siguió chupándole la verga a Carlos hasta que se le paró de nuevo y al sacarle yo mi verga, tomó a Estef y se la cogió por atrás y luego por adelante por un buen rato. Estef tuvo como 5 orgasmos durante esa cogida en la cual cambiaron de posiciones varias veces. Sofía y yo también cogimos un rato casi compitiendo con ellos. Fue una noche donde nos conocimos muy íntimamente todos. El siguiente día nos bañamos y estuvimos cogiendo y gozando nuestras nuevas amistades sin inhibiciones ni prejuicios. Fue algo muy libertador el poder hacer lo que se nos venía a la mente y con quien quisiéramos. No hubo celos ni problemas. Fuimos libres y nuestra sexualidad subió de nivel. Los cuatro hablamos y gozamos el hecho de vivir una bisexualidad abierta (entre nosotros). Gozamos lo mejor de los dos mundos y nunca me arrepentiré de esa hermosa experiencia. Para mí, Sofía es como un ángel que vino a mostrarme el verdadero placer y gozo de este mundo. Espero les haya gustado y puedan liberarse como nosotros.  



<< Primera « Anterior [1 / 4] Siguiente » Ultima >>


Categorias

Paginas

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: