Inicio » Relatos de Trabajo » Mi Morbosa Profesora

Mi Morbosa Profesora

Como todos los mediodias me dirigía a tomar el colectivo que me dejaba en la escuela, quedaban aproximadamente un poco mas de un mes para la finalización de las clases, hacia calor, llevaba puesto un pantalón tipo gimnasia y una remera, llego a la parada del colectivo justo a tiempo, a esa hora el cole esta lleno de gente, pago mi boleto y abriéndome paso entre las personas me dirijo hacia la parte de atrás, es ahi cuando la veo, una señora de aproximadamente 40-45 años, pelo rubio hasta los hombros, tenia puesta una camisa tipo de seda que escondía un par de tetas hermosas y firmes según parecía, llevaba pollera que si bien le llegaba a la altura de las rodillas, dejaba notar una cola grande, parada y una tanga que se perdía en su culo. 

El sueño del pibe. Mi erección fue instantánea apenas la vi, como tenia ese tipo de pantalón no pude disimular el bulto, decidí entonces tratar de pasar por detrás de ella y rozar mi pene en su cola ( recordar que el colectivo estaba lleno), llegue al lugar mi pija estaba a la altura de su cola, le dije permiso, cerré los ojos y pase, esos segundos en los cuales mi pene paso por su glúteo, su raya, el otro glúteo, fueron fantásticos y comprobé la firmeza de esa cola. Al terminar la pasada la señora se da vuelta, me mira de arriba a abajo ( yo pensé se viene una puteada) y me dice casi susurrando para mi total sorpresa, no es nada fue un placer, ante tales palabras me volví a poner detrás y empecé a mover mi pene entre sus cachetes, esta vez mis movimientos eran correspondidos aprovechando el movimiento del colectivo, cada frenada cada maniobra brusca del conductor aprovechaba para apretar mi palo contra su culo, con la mano que yo tenia libre empecé a tomarla disimuladamente por la cintura, otra vez me asombre cuando sentí su mano acariciando la mía, como avalando mi actitud. 

Pasaron las cuadras, el colectivo se despejo de apoco, nosotros seguíamos con nuestro juego, de repente se da vuelta y me dice que nos sentemos, yo estaba tan caliente que no me di cuenta que había dos lugares libres, nos sentamos, nos presentamos y sin mas ella con su mano me agarró frenéticamente el pene por sobre el pantalón, yo estaba loco, lo apretaba, lo acariciaba, yo trataba de llegar a su vagina, la pollera ajustada y un poco larga me lo impedía, entonces ella se la subió hasta la mitad de su muslo, se abrió de piernas, lo cual me despejo el camino, comencé a toca su clítoris se notaba hinchado, su vagina estaba completamente mojada y caliente, me asombraba la calidad que tenia para tocar, disimular, se notaba la experiencia, estábamos llegando a mi parada cuando me dice, a mi me gusta comerme a los pendejos ( pendejos en Argentina quiere decir chicos jóvenes), con esas palabras llegue al orgasmo, fue una corrida terrible enseguida mi semen mancho el pantalón, la mujer dándose cuenta miro y dijo, asi me gusta. 

Saludándola le digo que en la próxima parada me bajo, note su sobresalto y me dijo que ella también bajaba ahí. Una vez abajo me pregunto si yo iba al colegio, le conteste que si, a que año me pregunto, al escuchar mi respuesta lanzo una carcajada picaresca y me dice tu profesora de biología esta con permiso, yo soy la suplente......................me quede atónito. Espere lo hora de biología nervioso, asustado, excitado, no sabia que actitud iba a tomar. La hora llego entramos al aula, ella ya estaba adentro, nos acomodamos, yo me sentaba por mi apellido frente al escritorio de los profesores, se presento y comenzó la clase, todo bien como si no pasara nada, hasta que en un momento me miro y me dio una sonrisa cómplice y un guiño de ojo, la clase termino sin novedad. 

A la semana siguiente llego la hora de biología, yo me había estado pajeando toda la semana pensando en ella, estaba completamente al palo, cuando llegamos al aula ella ya estaba, me senté y la mire, tenia puesta una pollera corta y suelta, verla así me puso mas excitado que nunca, comenzó la clase y después dio un trabajo que hagamos, yo lo único que hice fue mirarla, todos mis compañeros estaban ocupados en el trabajo yo estaba ocupado mirándole las piernas, levante la vista y me estaba mirando, con uno de sus dedos jugaba con el pelo, baje de nuevo la vista y vi sus piernas totalmente abiertas, su bombachita semitransparente me dejaba ver los pelos prolijamente depilados de su concha, sus muslos firmes, no aguante mas y comencé a tocarme, mi pija necesitaba salir me dolía de tan parada que la tenia, entonces se paro y fue banco por banco para aclarar dudas del trabajo, la muy puta me dejo para lo ultimo lo cual me excitaba mas, cuando llego no le deje decir palabra alguna y le pedí que cuando regrese del recreo venga sin la bombacha, me dijo no y se fue. En el recreo fui al baño, mi pene estaba duro y colorado, todo lubricado, me masturbe hasta que acabe como un caballo. Al regresar del recreo me senté en mi lugar, mi pene ya estaba duro otra ves, espere que la profesora abriera las piernas para ver si se había sacado la bombacha, dio la orden de continuar con el trabajo y sin dudarlo abrió esas piernas, mi corazón casi revienta cuando vi esa concha sin bombacha, la zorra se la saco, pude ver bien detenidamente, su clítoris, sus labios, su vagina la cual se veía muy brillosa por sus jugos, la miro y estaba sonriendo, veo que baja una de sus manos y empieza a tocarse el clítoris muy despacio, luego se abre los labios y se mete uno, después dos dedos y comienza a moverlos en su vagina. Se para nuevamente pero esta ves va directo hacia mi, se agacha dejándome ver sus tetas por el escote y me dice, te gusto verme ahora oleme y puso sus dedos en mi nariz. Yo no sabia como estar sentado, termino la hora y pidió que alguien la acompañe a guardar las laminas ( es una sala bastante grande con mesas y estantes y una sola puerta), por supuesto fui yo, ni bien entramos tire las laminas, trabe la puerta y la senté en la mesa, subí su falda y empecé a comerle la concha con tal desesperación que ella casi no podía aguantar los gemidos, su concha estaba empapada, hasta ahora no vi una concha tan mojada como asa, no tardo en acabar llego al orgasmo con oleadas tan intensas que se retorcía en la mesa, luego me toco a mi, me bajo el pantalón y mi verga salto como un resorte, me la comió entera, recorrió con su lengua todo el largo de mi pija, me chupo los huevos y el culo, se dio cuenta de que estaba por acabar pero en lugar de sacarla de su boca, apretó sus labios y le termine adentro, por mas que quiso no pudo retener toda mi leche que se le fue escapando por el costado de la boca, entonces se paso el dedo juntando el semen que corría por su cara, lo chupo y termino tragando todo el esperma. 

Yo ahora tenia ganas de clavarle la verga, entoces la di vueltas y la puse en cuatro patas, ella adivino mi intención y me dijo, acá no que es peligroso, entonces me pidió que la siguiera al baño de las profesoras, se aseguro que no haya nadie dentro y me llamo, entramos a uno de los baños, bajo la tapa del inodoro, puso las rodillas sobre la tapa y las manos apoyadas en la pared, a esa altura los dos estábamos completamente desnudos, entonces agarre mi pija y empecé a frotarla en su vagina, y de golpe con un movimiento se la clave hasta el fondo, ella lanzo un gemido de placer tan fuerte que pensé que la escucharían, gemía, me pedía mas, con las manos apretaba, sus tetas y sus pezones, estábamos gozando como animales, de pronto me dice que quería mi pija un su culo , primero se lo lamí, se lo llene de saliva esto la calentaba mas todavía, le metí despacio un dedo para abrirlo bien, saque mi dedo puse mi pene en la puerta de su ano, por favor me dijo haceme acabar, le metí el pene muy despacio, cada movimiento mío era un gemido de ella , la empecé a bombear cada ves mas rápido, se dio vuelta me miro y sus ojos estaban desorbitados, y por la boca se le escapaba saliva, se estaba babeando de placer!!!, terminamos casi al mismo tiempo, le acabe adentro, llene su culito de leche la cual desbordaba, la puta me volvió a sorprender,antes de incorporarse se metió un dedo en el ano y saco lo que sobraba de mi semen y se lo chupo, entonces me dijo que el esperma para ella era la frutilla del postre.
 Así fue sin cuentos, después la volví a ver en su casa unas veces mas pero esas me las guardo.


FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 31

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: