Inicio » Relatos de Familia » La Calentorra Prima de mi Mujer

La Calentorra Prima de mi Mujer

Era un chico normal, con una vida normal, y unas apetencias normales. Se había casado hacia tres años, y su vida sexual era rica y placentera pero………..

El Diablo, (por algo es diablo) conoce nuestros mas íntimos secretos, nuestras fantasías, sabia de la suya y la puso a su alcance.

Su esposa tenía una prima, explosiva, con un culo de locura y unas tetas, donde cualquier hombre soñaría masturbarse.

Muchas veces, a solas en su habitación, dejaba volar su imaginación y se pajeaba en ese culo que lo volvía loco.

Ella lo sabía, (las mujeres tenemos un sexto sentido para esto, sabemos cuando nos desean, y eso nos hace mas fuertes, poderosas, una mujer deseada, se puede comer el mundo)

Cuando se encontraban en alguna reunión familiar, ella se mostraba provocativa, usando todo su encanto, no perdía ocasión de enseñarle sus tetas, ni de rozar su paquete con el culo.

Un día, su esposa al marcharse le dijo que pasaría su prima a recoger un vestido y un bolso, ella no podría estar debido a su trabajo, y no volvería hasta la noche, pero que ella misma eligiera lo que necesitaba...

Se puso nervioso, era la primera vez que estarían a solas en la casa, la deseaba, Ufffffff como la deseaba, estuvo toda la mañana pendiente de su llegada. Sobre las doce sonó el timbre, ansioso abrió la puerta, y allí estaba el motivo de tantas noches de insomnio alimentadas de sus locas fantasías. Besó su mejilla y un fresco olor a jabón impregnó sus fosas nasales, cerró los ojos y lo disfrutó, sentía un calorcito dentro del pecho y parecía que el corazón se le ensanchaba.

--- ¿Dejó Carmen algo para mí?—preguntó con una vocecita inocente

---Dijo que tu misma eligieras-----respondí

----Podrías ayudarme----

----Yo de eso no entiendo sube y elígelo tu---

La vio subir las escaleras, llevaba una faldita corta, muy corta, y desde abajo, pudo ver que no llevaba bragas. Su pene como si de una brújula se tratase señaló la escalera, tan tieso, que le hacia daño.

Corrió a la cocina, se mojo la nuca y bebió un gran vaso de agua, las manos le temblaban, estaba tan nervioso que le caía por la comisura de los labios. La oyó que le llamaba.

--No lo encuentro, sube a ayudarme---

El no quería, su polla amenazaba con romper los pantalones, y no sabía hasta que punto podría controlarse.

¡¡ Sube ¡! ¿ O es que me tienes miedo ¿

Armándose de valor, empezó a subir las escaleras, al mover las piernas, la tela del pantalón rozaba su pene, y la excitación iba en aumento.

Al entrar en la habitación, la vio delante del armario, los brazos levantados, intentando bajar una gran caja de la parte de arriba, en esa postura sus nalgas quedaban totalmente al descubierto, se quedó petrificado al ver esas cachas que le enloquecían.

---¡¡Ven ayúdame!!

Se puso tras ella para ayudarla a sostener la caja, su paquete quedaba totalmente a la altura de sus nalgas, notaba el calor que desprendía tenía miedo de tocarla, pero ella se movía lentamente apretando su culo contra el.

Estaba tan nervioso…….. Era su sueño mas ansiado, pero jamás pensó llegar a realizarlo. Bajó una mano y empezó a acariciar ese culo que lo enloquecía. Ella gemía y se retorcía y cada vez se apretaba mas contra el. Exploró un poco mas y metió sus dedos en la rajita, primero uno, estaba muy mojada y su dedo se deslizaba fácilmente, animado viendo su cooperación, metió dos dedos y los movía rítmicamente. Ella empezó a temblar, era muy receptiva y su cuerpo se agitaba de deseo.

Necesitaba ambas manos, le tenía unas ganas de muerte, dejó la caja que aún sostenía con una mano y la giró hacia el. Ella al mirar ese gran paquete que hasta ahora solo había sentido en sus nalgas , se alborotó totalmente, desabrocho su cinturón y bajó su cremallera, sacó su gran pene y lo tomó en sus manos con una mirada de admiración. Se arrodillo ante el , lo puso en su boca, el temblaba……. …ni en sus mejores sueños podía imaginarlo así, ella succionaba, chupaba, lamía…………. Los testículos le dolían de tanta excitación, apretaba la pelvis contra su boca y gozaba….. ¡¡¡ Como gozaba!!! Se venía, y no quería que fuese así, nooooo, no tan rápido, quería disfrutar al máximo, y hacerla disfrutar.

Sacó el pene de su boca, y tomándola en brazos la dejó sobre la cama, abrió sus piernas y admiró su sexo depilado, húmedo, Ummmmmmmm ¡¡¡ tanto tiempo esperando este momento!!!

Pasó la lengua lentamente, deleitándose con sus jugos, así lo imaginaba, con un agradable sabor a berberechos frescos, que el saboreaba tan ricamente. Su lengua se movía rítmicamente haciendo titilar el clítoris, ella gemía, gritaba, agarraba su pelo y lo apretaba contra su sexo, pidiendo, más………más……

Notó un estremecimiento y su boca se inundó del preciado liquido, sentía los espasmos en su lengua, siguió moviéndola despacio, como en una caricia, hasta que notó que se relajaba..

Su pene estaba duro, su glande amenazaba reventar de tan hinchado y brillante. Lo introdujo en la húmeda cuevita y sintió como lo absorbía y presionaba , sus paredes se contraían lo agarraban como en un abrazo. Comenzó los movimientos de vaivén, primero suaves, pero aumentando el ritmo cuando sentía sus contracciones, aceleraba, paraba. Deseaba que todo fuera perfecto, y correrse los dos a la vez..

Cuando notó que se arqueaba, que todo su cuerpo se agitaba en un espasmo impresionante, y sus paredes vaginales oprimían fuertemente su pene. Aceleró el ritmo y vació todos sus fluidos en su interior.

Ambos estaban agotados, se dejaron caer uno al lado del otro y satisfechos se durmieron.

Se oía un timbre a lo lejos, sonaba estrepitosamente, abrió los ojos asustado, estaba acostado en el sofá y no recordaba como había llegado allí, se levantó rápidamente, y mirando asombrado a su alrededor, fue a abrir la puerta.

--¡¡¡- Buenos días, ¡!! Vengo a buscar el vestido y el bolso.

Se quedó alucinado, y vio como la prima de su mujer, con su faldita corta corría escaleras arriba, la sombra oscura entre sus piernas, no dejaba mucho a la imaginación…………¡¡¡. No llevaba bragas!!!………

___________________________

___Va por ti amigo, esta era tu fantasía, espero que leyéndola consigas lo que me prometiste, y además………….seas bueno, en los sueños puedes vivir cualquier fantasía, sin poner en peligro tu matrimonio.

sherezade FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 19

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: