Inicio » Relatos de Familia » Como me coji a mi Suegra - 6ª Parte

Como me coji a mi Suegra - 6ª Parte

05.10.2007. 13:55

Como me cogí a mi suegra 6

Después de cogermela en secreto, mi mujer me propuso a mi suegra:

Pasaron varias semanas en que las visitas de los miércoles y los domingos a casa de mi suegro para comer, hacían más difíciles los encuentros sexuales que tenia yo con mi suegra, fuera de los masajes que le daba en el culito y en su clítoris cuando se acercaba a mi lado en la mesa, a la hora de comer, y que me encantaba por el riesgo que tenia frente a mi esposa y mi suegro, la tenían, mas que caliente y excitada, asì que una vez que terminamos de comer, y mientras mi suegro se subió a su acostumbrada siesta, mi mujer entró a la cocina y entonces aprovecho mi suegra para empinarse frente a mì y restregarme sus nalgas en mi verga, en eso estaba, cuando aparece mi mujer, y mi suegra nerviosa le dijo, estoy buscando un arete que se me cayó creo que por aquí debe de estar, rápidamente, sé lo habìa quitado y lo tiro debajo de la mesa justo enfrente de donde yo estaba, y afortunadamente pudo ver a través de las patas de la mesa cuando entró mi esposa al comedor, esto me puso nervioso y no pasó a mayores ese dia, algunos días después cuando me estaba cogiendo a mi esposa y al estando con el mete saca, después de derramarme dentro de ella que me dice muy seria: oye tu te cogerías a mi mama? Esta pregunta naturalmente me dejo sorprendido, a lo que le aclare, que me preguntaste? Y ella me respondió, te pregunte que si te cogerías a mi mamá. Después de sacarle la verga de la vagina, me senté al lado de ella y le dije, lo que me estas diciendo es una cosa muy seria, de donde has sacado esa idea, a lo que me dijo, esperate déjame que te cuente la historia completa. Desde hace tiempo que mi mamá y yo hemos hablado de muchas cosas, y una de ellas que ella me ha tocado con insistencia últimamente, sobre todo después de que hicimos el viaje de vacaciones a su ciudad natal, es el tema de las relaciones sexuales de pareja, y mi mamá me preguntò, después de darle muchas vueltas, que como nosotros como pareja nos llevábamos en ese aspecto, yo le dije que nos llevábamos muy bien, y que tu eras un hombre muy fogoso y caliente y que me hacías disfrutar el sexo de una manera maravillosa, que las únicas diferencias que habíamos tenido es que yo no me habìa acostumbrado a mamarte la verga, pero que a raíz de estar acoplándome sexualmente contigo, me habías convencido y ahora gozábamos ambos de darnos caricias en nuestros Sexos, y que la única discrepancia que todavía teníamos es que no estaba yo todavía convencida de que me cogieras por el ano, que se me hacìa un poco desagradable, pero que algún día tal vez superaría ese asunto, a todo esto ella me confesò que se sentìa muy deprimida, ya que mi suegro no la satisfacía completamente en el aspecto sexual, que debido a la edad que le llevaba, ya no tenía ni el animo ni las ganas de tener relaciones con ella de manera completa, que solo cuando ella tomaba la iniciativa después de haberse masturbado, y el solo la penetraba con algunos besos y la dejaba mas caliente y ganosa que antes, que incluso habìa pensado en contratar a un hombre para que pagándole, la satisficiera, pero que una amiga viuda, Que tenía le confesó que tambien, sentía la necesidad de sexo, y contrató a un hombre que se anunciaba en el periódico, se citaron en un hotel, y al estársela cogiendo se le rompió el condón, y además del miedo que le diò, le pegó una enfermedad venérea, que para curarse tuvo que buscar un doctor desconocido, además de que se salvó de que no la hubiera embarazado. Me contó además que ella seguía siendo una mujer con muchas necesidades de sexo, y que por eso se sentía deprimida, y que por eso habìa visto en ti desde que me casé contigo la posibilidad de que tú la satisficieras sexualmente, por eso ese día se atrevió a pegarse contra ti cuando se le cayó el arete en el comedor, que además se habìa dado cuenta como se te paraba la verga dentro del pantalón algunas veces que íbamos a visitarla. Desde luego que yo me hice el sorprendido, y no le iba a confesar a mi mujer que ya me estaba cogiendo a su mamà, desde el paseo a su tierra natal, ni tampoco le iba a confesar que cuando llegamos del viaje y ella se quedó en la ciudad de los zapatos con sus primas, toda la semana estuvimos cogiendo como locos en su casa, sin que nadie nos molestara, por eso tanto mi mujer y mi suegro habìan notado un cambio de mas alegría en mi suegra, producto de las cogidas que yo le habìa dado, y que ahora se habìa complicado mas la situación para mi suegra, ya que no me la estaba cogiendo con la frecuencia que ella quería, por lo que habìa buscado el camino para que estuviera yo libre de cogermela con el conocimiento de mi esposa sin problemas. Después de decirme esto mi esposa me preguntò que cual era mi opinión acerca de esto, yo le contestè, que efectivamente mi suegra era una mujer muy hermosa, con un cuerpazo y que me atraía sexualmente, pero como era tu mamà, solo me conformaba con hacerme masturbaciones mentales y me desquitaba contigo, algunas veces imaginándome que a la que me cogía era tu mama en vez de ti, y que desde luego que recordara que me decía que a veces salíamos de casa de mi suegra después de visitarla y ella notaba como tenía la verga parada, después de estar viendo a su mamà, pero de que este asunto de cogermela, yo le pregunte, que como se sentiría de saber que yo me estaba cogiendo a su mamà, que si habìa meditado la idea de que esto fuera realidad?, a lo que me contestò que desde luego que ya habìa meditado esto y que lo habìa platicado y discutido, muchas veces y ampliamente con su mamà, pero que después de ver la ansiedad por el sexo, que tenía su mamà lo habìa aceptado, que esperaba que yo comprendiera la situación y que en caso de no aceptarlo, aquí no habìa pasado nada y esta platica no habìa existido entre nosotros, que me tomara el tiempo que quisiera para pensarlo, pero que esto no fuera motivo para que nuestro matrimonio fuera a fracasar, y que no tomara alguna actitud en contra de mi suegra por esta proposición. Asì que después de un rato le dije que aceptaba la proposición, pero que esto lo haríamos de lo más discreto posible, y que sería un secreto guardado entre los tres. Ella me besó diciendo que me quería mucho mas y que estuviera seguro de que todo iba a funcionar adecuadamente.

Esa tarde al llegar a comer, como de costumbre, me cogí a mi esposa antes de comer en el cuarto soleado, y después de disfrutarnos que me dice, mi mamà esta muy contenta y agradecida contigo por tu aceptación, a calmarle sus ansias de sexo, y mi papá salió de viaje por una semana, asì que la invité estos días para que se quede con nosotros, asì que esta noche prepárate para tu primera intervención con tu suegra. Esto me diò mucha alegría para mis adentros, por fin iba a cogerme a mi suegra de manera libre y sin resentimientos por parte de mi esposa, para mì era como un sueño que mi propia esposa me estuviera ofreciendo a su preciosa y buenísima madre para que me la cogiera en mi propia casa, pero le dije y como se va a presentar esto?, ella me dijo no te preocupes que ya te preparare el camino para que no tengas ningún problema, mi mamà ya està de acuerdo y todo será de lo más sencillo, yo te lo aseguro.

Esa noche llegue como a las siete, y toda la tarde estuve pensando como se iba a presentar la situación, ahí estaba mi suegra, quien me saludo con un efusivo beso en la mejilla, y a la vez un apretado abrazo, asi lo hizo mi esposa, y después de comentar un poco de algunas cosas, pasamos al comedor a merendar, después de recoger los trastes de la cena, me dijeron espéranos un momento ahora venimos, y se dirigieron hacia la recamara, yo mientras tanto me fui a cuarto de la televisión, a ver cualquier cosa, después de unos momentos, se presentaron las dos en ropa de dormir, mi esposa con su bata y bajo ella un baby doll muy corto y una pequeña tanguita cubriéndole apenas su sexo, mi suegra en cambio bajo su bata, llevaba todavía el brassier y sus pantaletas puestas, se sentaron un momento y entonces después de un rato que se levanta mi suegra y que se va hacia la recamara, y me dice mi esposa, ahora por favor ve con mi mamà que te esta esperando, rápidamente, que me voy la recamara y al entrar estaba la luz apagada y en la comoda solo estaba prendido un cirio aromático, por lo que la luz era muy tenue, y mi suegra ya se encontraba en mi cama dentro de las sabanas, y al oírme entrar me dijo, por favor desnúdate y ven conmigo, rápidamente lo hice, y me metí a la cama al lado de ella, inmediatamente nos empezamos a besar en la boca metiendo nuestras lenguas y acariciándonos, y que me dice al fìn mi amor aquí està tu puta suegra, para que te la cojas ya que no aguanto la vigilia a la que me has tenido, pero recuerda que para tu esposa esta es la primera vez que me vas acoger, no sabes lo que hemos discutido para que ella aceptara que tu me calmaras mis ansias de sexo, por lo que deberemos guardar las circunstancias como si no hubiera pasado nada entre nosotros antes, a lo que le contestè no te preocupes mi preciosa y putita suegra, que yo me comportare como un yerno muy respetuoso, desde luego, que la abrazo y que le empiezo a meter el dedo en su linda y húmeda vagina, para empezar a calentarla, y que le empiezo a quitar su brassier y que saltan esos preciosos senos y que se los empiezo a acariciar y a besar y mamar con gran emoción, para esto mi suegra ya se habìa apoderado de mi verga, y me la estaba masajeando, asì que me empecé a voltear, y que le empiezo a quitar sus pantaletas, dejando en libertad su sexo, me incorporé y empezamos a mamarnos nuestros sexos, ella con mi verga metida en la boca, besándola y diciéndole, eres una mala verga, no tienes compasión de estos pobres agujeritos que te extrañan cada dia mas, y yo recorriendo con mi lengua su canalito entre los labios vaginales hasta encontrar su lindo clítoris, en esto que le digo, te voy a coger únicamente por la vagina ya que como sabes a mi esposa no le gusta que yo me la coja por el culo y yo no sé lo que opinaría que la primera vez me estuviera cogiendo a su madre por el ano, a lo que ella accedió, asì que me incorporo, y que me dice los condones están el buró, que después de mamarme la verga y darle un gran beso que me pone con la boca el condón, y para esto que le digo, ponte el brassier, para que parezca que solo te estoy cogiendo sin acariciarte los senos, asì lo hizo, y empecé a meterle la verga muy despacito como le gusta hasta que a la mitad y como siempre que me abraza con sus piernas alrededor de mi cintura y que se clava hasta mis testículos la verga, y empezó el mete saca, y ella a dar gemidos de placer, en eso estábamos cuando se apareció mi esposa preguntándole a su mamà, como te esta tratando tu yerno a lo que ella solo le contestò con un hmmmm! Hmmmm! Después de esta respuesta que se sienta a la otra orilla de la cama y se quedó observando como me bombeaba a su mama, y le comentó verdad que coge muy rico? A lo que ella nomas contestaba con un Hmmmmm! Hmmmmm! Jadeaba sensualmente, después de estar un buen rato cogiendomela, despacito, empecé con mayor velocidad hasta que sentí que venía su orgasmo y me empezó a apretar la verga con sus labios vaginales y gritando muy fuerte, le llegó su orgasmo, y provocó que eyaculara dentro de ella, me esperé a que se me bajara de volumen la verga dentro de ella, y al fin la saque, con el condón lleno de esperma, me fui derechito al baño a quitármelo y a lavarme la verga, y después de unos momentos, salí ya con la pijama y la bata de baño puesta, y ahí estaba mi suegra comentando con mi esposa lo bien que habìa sentido y al llegar a la orilla de la cama que me da un beso en la boca. Mientras mi esposa ya sé habìa acostado y asì lo hice yo, quedando mi suegra a la otra orilla, y comentándome al oído mi esposa, gracias por haber tratado tan respetuosamente a mi mamà ya que ni el brassier le quitaste, lo que no supò es que ya habìa yo mamado esos lindos senos y ese clítoris insaciable que tenia su mama, nos dimos un gran beso y nos dispusimos a dormir.

Al otro día desperté como a las siete y mi suegra y mi mujer ya estaban levantadas, asì que me bañe, me vestí y salí a tomar mi desayuno, junto con ellas, nos saludamos con un beso en la boca, y no comentamos nada de lo ocurrido la noche anterior, me fui a trabajar como de costumbre, y al regresar a comer, ya estaban esperándome mis dos hembras recibiéndome con sendos besos y abrazos, y mi esposa que me dice, ahora vamos al cuarto soleado a nuestro encuentro antes de comer, le dije y tu mama?, ella me contesto, esta dispuesta a seguir la costumbre, por lo que llegamos al cuarto y que me dice mi mujer empieza con mi mamà, asì que me acerco y que le empiezo a desabrochar los botones de su blusa y que aparece su brassier blanco, encerrando esos preciosos senos, después que le bajo el cierre de su falda, y al caer apareció una tanga del mismo color, quedándose únicamente asì, que volteo a ver a mi esposa y que me dice, sigue, hazlo como me lo haces a mì, por lo que le quite, los zapatos y le empecé a quitar sus medias, para posteriormente quitarle el brassier, y cuando brotaron esos lindos pedazos de carne, que me dice mi suegra, ahora bésamelos por favor, lo que Empecé a besarlos, y tambìen a quitarle su tanga dejándola completamente desnuda, y que me dice mi esposa ahora me toca a mí, por lo que también la fui desnudando hasta dejarla totalmente sin ropa, besándole y mamandole sus ricos senos y besándole su linda vagina, entonces que vienen hacìa mi las dos y que me empiezan a desnudar, y cuando me quitaron el bóxer mi verga saltó ya que no podía aguantarse a estar dormida después de lo que habìa yo hecho. Acto seguido que se ponen de rodillas las dos y que empiezan a darme de besos en la punta de mi verga, y a mamarmela en forma alternada, entretanto yo tenia a mi disposición cuatro senos dos mayúsculos de mi suegra y los apetecibles y conocidos de mi esposa, y que le dice mi suegra a mi esposa, déjame a mi primero saborear esta linda verga que empieza a llorar por mi, al ver que ya estaba mojada de liquido pre-seminal, ya que el sabor de este me encanta, y que se mete toda mi verga en mi boca, y empezó a mamar y a chupar como desesperada, a lo que le dije, suegra, que si me derrama no voy a tener mas semen para las dos, asì que comprendiendo se lo sacó de la boca y que me dice entonces dame masaje en mi sexo para prepararme a tu verga, y que le digo como quiere que la caliente, y mi esposa que le dice, ven siéntate en su cara para que veas como te pone caliente con su lengua, asi me lo hace a mi y me vuelve loca, entonces que me acuesto boca arriba y que le digo, venga, siéntese encima de mi cara y póngame su sexo en mi boca, y asì lo hizo, poniéndose su gran vagina entre mis labios, y que empiezo a acariciarle y a mamarle su vagina, y que empieza a gemir y a decirle a mi mujer, esta maravilla de masaje nunca me la ha dado tu padre, por eso estoy tan caliente y necesitaba de que me apagaran el fuego que tengo dentro, entre tanto mi esposa que se me pone enfrente de mì y me empezó a poner lubricante en la verga y que se empieza a sentar en mi enterrándose la verga en su vagina, y empezando a cabalgarme, lo que me encantó, y entonces que empieza a besar en la boca a mi suegra, diciéndole, ahora ves como gozamos estos momentos de sexo, mientras yo al tener encima de mì a las dos, me deleitaba sobando los dos grandes senos de mi suegra y los senos de mi mujer, al rato de estar en esas caricias que mi suegra le dice a mi mujer, ahora deja que me penetre mi querido yerno, ya que me tiene a punto del orgasmo con sus masajes, y levantándose que saca de su envoltura un condón y que levanta a mi mujer desclavándola de mi verga, y que le dice ahora vas a ver a tu madre como se la cogen, y dicho esto que me empieza a poner el condón, y que me pregunta, dicen que se siente diferente cuando la penetran a uno por el ano que por la vagina, asì que tengo curiosidad de sentirlo, y que me pregunta, me puedes penetrar por el culo?, a lo que le contestè, bueno si usted quiere lo intentaré pero necesito darle primero un masaje en el ano para poder acostumbrarlo al grueso de mi verga, si no le va a doler mucho, a lo que me contestò bueno vamos a probar esta nueva experiencia, entonces que le digo a mi mujer, tu me vas a ayudar a preparar a este culo a ser penetrado, y que le digo a mi suegra, voltéese y póngase en cuatro como perrito, asi lo hizo y nos presentó ese gran culo en toda su magnitud, mi esposa como que se resistió un poco al principio, a lo que le dije, tienes que cooperar a hacer feliz a tu mamà o no?, entonces nos llenamos de gel lubricante los dedos y empezamos a darle masaje circular a su rosado ano y a meterle un dedo de ella y otro mío en el culo, hasta que empezó a dejar entrar otros mas y entonces que me dice creo que ya estoy lista, asì que le dije a mi mujer ahora ponte boca debajo de tu mama y empieza a darle un masaje en su vagina para que se relaje mas, asì lo hizo y que le digo a mi suegra ahora empiece a darle masaje en la vagina a su hija, por lo que empezaron un rico sesenta y nueve entre madre e hija, esto me pareció como un sueño, el ver como me iba a coger a mi suegra y ella le empezaba a dar un masaje a su hija en su vagina, y que me pongo de rodillas y le empecé a dar masaje en el ano con la cabeza de la verga, y que empieza a gemir, diciéndome ahora metemela despacito que estoy sintiendo muy bien, asì que seguí con la introducción hasta media verga, mientras mi mujer le estaba masajeando con la lengua el clítoris, después de que sentí que su esfínter se habia acostumbrado a mi verga, que se la dejo ir hasta los testículos, y ella que empieza a gritar de placer, asiii, asiii, ¡me encanta, que divino se siente! y que empiezo el mete saca primero despacio y después con mas velocidad, oyéndose solamente los quejidos de mi suegra y el ruido de mi verga entrando y saliendo de ese gran culo, hasta que sentí que su orgasmo venia, le dije a mi mujer, sigue mamando, y a mi suegra, apriete el culo que ya me voy a derramar, eyaculando en sus intestinos, y sintiendo la gloria, a la vez que el su orgasmo mojó la cara de mi esposa, quien, tuvo su orgasmo provocado por su madre. Asi estuvimos un rato hasta que mi verga se fue desinflamando, y entonces se la saque del culo a mi suegra, y esta que se me acerca, que me quita el condón y que me empieza a limpiar la verga con su lengua, a lo que se unió mi mujer, y le decía, desde hoy ya somos una familia unida por el sexo, y como les agradezco a los dos que me hayan aceptado en este trío, le juro que no lo olvidare y desde ahora, hija mía deberás dejarte coger por el ano, no sabes lo que disfruté esta cogida, que aunque es la primera vez, me encantó además es una alternativa para que tu marido no me vaya a embarazar por ese camino, a lo que mi mujer le contestò, espérame un poco mamà, ya que superare la poca disposición que tengo de hacerlo por ahì.Lo que no sabía mi mujer era que a mi suegra me la cogía por el ano la mayoría de las veces que por la vagina, ya que era una adicta al sexo anal, por lo que fingimos que esta era su primera penetración por el culo. Después de haberme dejado la verga limpia nos quedamos recostados los tres y yo aproveche para estarle sobando los senos a mi suegra y además de acariciar el clítoris de mi mujer, y le pregunté a mi suegra, como siente su culito? A lo que me contestò, un poco adolorido, pero gracias a tu trabajo, el placer compensa por mucho el dolor inicial, y que le planta un beso a la punta de mi verga, y mi mujer que le dice, oye mamà que va a pensar tu yerno, que eres una adicta al sexo?. Ella le contestò pues no que lo piense, efectivamente desde hoy soy una adicta al sexo, y creo que al sexo anal, después de esta linda penetración.

Después de darnos muchos besos yo en sus senos y en sus vaginas y ellas en mi verga y en la boca, nos vestimos y nos fuimos a comer tranquilamente, y después me fui a trabajar en la tarde y al despedirme de mis dos mujeres lo hicieron con un beso en la boca, y mi suegra dándole una caricia a mi verga sobre mi pantalón, y diciéndome, recupérate para esta noche, ya que la pasaremos muy bien.

Estando en mi oficina, que recibo una llamada telefónica de mi esposa, diciéndome, ¡hola mi amor!, espero que no te hayas asustado por lo que te pidió mi mama esta tarde, yo no tenia idea de que quería experimentar el sexo anal, pero ya ves que sé diò sin que me lo haya preguntado de antemano, a lo que le contestè, no te preocupes mi vida, que bueno que la pudimos complacer, además ya ves que desde cuando te quiero convencer de hacer lo mismo contigo, asì que me estaré entrenando hasta que te decidas, lo que me contestò, por la manera de que gozó mi mama y lo que me describió después de que te fuiste tú, el estreno le encantó, por lo que ahora lo pensare de dejar que me lo hagas a mi, ahora quiere que le des por atrás para que se se asegure que siente mas placer, bueno mi amor, te dejo trabajar, aquí te esperamos para que la pasemos de maravilla.

Esa noche al llegar que me encuentro a mis dos hembras con un baby doll igual cada una, después de los besos y las caricias que ya le hice en los senos tanto a mi esposa como a mi suegra, nos acariciamos y me indicaron que me tenían una sorpresa, sacando una caja envuelta para regalo, y que me dice esto es para tì, ábrelo, asi lo hice y era una tanga para mì, por lo que me dijeron pontela para estar todos al mismo tono, me dirigí a mi recamara, me desnude y me puse la tanga, que solo cubría mis testículos decorada con una especie de orejas y con una cara de elefante, pero en el centro una abertura en donde al sacar la verga por ahí semejaba la trompa, por lo que daba la impresión de ser un elefante y la verga como trompa, y la parte de atrás solo un pequeño hilo asi como en la cintura, por lo que me quedaron las nalgas al aire, asì que salí a mostrarme ante mis hembras, y con gran regocijo celebramos la ocurrencia, besándome ambas la punta de la trompa del elefante, después pasamos a cenar y mi suegra trajo del refrigerador una botella de champaña, para celebrar el trío que habíamos formado y la perdida de la virginidad de su culo que con gran orgullo me habìa entregado, después de cenar y de estar bromeando acerca de mi disfraz, nos fuimos a la cama los tres y nuevamente empezaron las caricias, y a quitarles sus brassieres y tanguitas para darme placer con sus lenguas y yo con la mia, me cogì a mi esposa primero y luego de que se me volvió a parar la verga después de un masaje, me cogì por el culo nuevamente a mi suegra, y asì estuvimos varias horas gozando de nuestros cuerpos. Y los siguientes, dias que mi suegra estuvo con nosotros, me la pasé cogiendome a mi suegra por el ano y a mi mujer por la vagina, pero ya metidos en la cama totalmente desnudos, y cambiando de sitio, yo en medio de las dos o yo a un lado de mi suegra, a la cual le podía acariciar los senos toda la noche o provocarle orgasmos con mi mano mientras le dejaba mi verga entre sus nalgas o metida en su culo, y asì nos quedábamos dormidos toda la noche, y cuando nos despertábamos seguíamos cogiendo sin parar, mi esposa se volvió una aficionada a mamarle la vagina a mi suegra, y ella a su vez a provocarle orgasmos con su lengua, y las dos unas expertas en limpiarme la verga con su lengua, además después de varias sesiones de penetración anal, al fin con la ayuda de mi suegra mi esposa se dejó y me la empecé a coger por el culo aficionándose tambien a ser una adicta al sexo anal, por lo que disfrutaba de un culito cerrado de mi esposa y un gran culo de mi suegra, y mi suegra a provocarme placer al darme masajes con la lengua en el culo, sobre todo cuando nos bañábamos juntos en la regadera.
Las visitas los domingos a casa de mis suegros, ya eran para mi un deleite, pues en cuanto se subía mi suegro a su acostumbrada siesta, mi suegra le preparaba un te que lo relajaba y lo hacìa dormir mas tiempo que de costumbre, asì que ya de acuerdo con mi mujer, era obligada la cogida dominical a la querida suegra, y a mi querida esposa. Y después de algun tiempo mi esposa quedó embarazada, por lo que durante el periodo de gestación cuando no me podía coger a mi esposa, y hasta que tuvimos una hija, me seguí cogiendo a mi suegra, con la aprobación y el beneplácito de mi mujer. A la fecha ya llevamos cinco años de casados y la rutina ha seguido la misma, tengo a mi esposa y a mi suegra contentas y bien cogidas, y estamos felices de este trío sexual familiar. Esta situación ha sido para mì un sueño que se me hace realidad dia con día. Saludos

by Investigador1

gilberto roman on 14.06.2008. 15:26

Esas son mamadas pero das miedo cabrón.

2

tere on 01.10.2007. 19:30

oye que rico cojes atu relato le doy un 10 porqeu me dejaste muy exitada me gustaria conocerte y que me cojieras como a ellas a mi tambien me gusta el sexo anal y soy muy cachonda soy de mexico mmm mmm que rica verga

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Categorias

Paginas

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: