Inicio » Relatos de Familia » Como me coji a mi Suegra - 4ª Parte

Como me coji a mi Suegra - 4ª Parte

Nunca pensè que seguirìa cogiendo ese culito tan pronto, fue increible.

Después de haber regresado al hotel, esa tarde con mi esposa, mi suegra ( ya mi puta), y sus primas, seguimos platicando y comentando en el lobby todo lo acontecido, cuando mi esposa me comentò, en lo privado que si no me importaba que llevaramos a dos de sus primas de regreso a la ciudad donde vivìan al fin quedaba de paso para la capital, y además que en esa ciudad se vendìan muchos modelos de zapatos ya que ahì los fabricaban y que la habìan invitado a quedarse unos dias con ellas, ya que hacìa mucho tiempo que no se veian, y asì tendría la oportunidad de visitar todas las tiendas de zapatos y escoger con calma los que le gustaran, a lo que le contestè que yo veia el problema de que no llevaba suficiente ropa para quedarse con ellas, a lo que me respondìo que ellas le prestarìan ya que una de ellas era de la misma talla que la de mi esposa, además le preguntè que pasarìa conmigo, ya que no tenìa quien me hiciera de comer y quien iba a lavar mi ropa, me contesto, eso yo te lo soluciono, por lo que se fuè con mi suegra y después de unos momentos me dijo: dice mi mamà que te invita a quedarte en la casa de mis papàs, acuerdate que mi recamara todavía esta puesta, y que ya nos hemos quedado varias veces cuando mis papàs han estado de viaje, esto me dejò sorprendido, y se acercò mi suegra diciéndome: no te preocupes que nosotros te atenderemos igual que en tu casa, a lo que disimuladamente accedì.

Después de empacar decidimos salir esa tarde noche ya que yo tenìa que trabajar al dìa siguiente, por lo que partimos hacia la capital, pasando por la ciudad donde se quedò mi esposa y seguimos nuestro camino mi suegra y yo, desde luego que ella al estar conmigo en el asiento delantero se quitò sus pantaletas y me tomò la mano para que le empezara a dar masaje en su clítoris, me pidió mi pañuelo y después de un rato de masajearla se limpiò la vagina con el y me lo ponìa en la nariz de donde yo estaba disfrutando ese olor a vagina tan encantador y sensual que emiten las mujeres.

Al fin llegamos a la capital y le dije a mi suegra que la pasarìa a dejar a su casa y que el dìa de mañana estarìa instalándome en su casa, a lo que me contestò que estaba bien, asì que al llegar a su casa, le bajè su equipaje y me dijo que si no apetecía nada antes de irme, y al entrar encontrò un recado en la mesa del hall de mi suegro diciendole, que le habìa salido un viaje inesperado, y que le habìan avisado en la mañana, por lo que no se pudo comunicar con ella en el rancho, y que estarìa de vuelta en una semana, entonces mi suegra me dijo, porque no vamos a tu casa por tu ropa de mañana y te quedas a dormir de una vez esta noche aquí, ya que la sirvienta tiene vacaciones y no regresarà hasta de dos semanas, y me da miedo quedarme sola en esta casa.

Para mì eso era musica celestial en mis oidos, por lo que le propuse que yo irìa por mi ropa, ya que era bastande tarde mas de media noche y vendría pronto, ella accedìo y con un gran beso en la boca me despidió, y me preguntò si tenìa suficientes condones, a lo que le contestè que si como unos cinco, a lo que me dijo no te preocupes, mañana nos aprovisionamos de màs. Me fuì a mi casa y en el trayecto no se me bajaba la verga nomas de pensar lo que le esperaba, asì que cuando estuve de regreso en su casa, me abrio el garage y metì el automóvil, y cuando entrè que le encuentro solo con una batita transparente que le llegaba solo hasta medio muslo, sin nada abajo, lo que me puso mas excitado de que ya estaba, pasamos a la cocina y me dijo, vamos a celebrar el estreno de mi culito por parte tuya, el aprendizaje que me diste como alumna de mamar penes, y el estreno de tu ano siendo acariciado por mi lengua, acto seguido abriò el refrigerador y sacò una botella de champaña y la deposito en un recipiente para esta, me entregò dos copas que ya tenìa dispuestas y me dijo sigueme vamos a mi recamara a celebrar esto.

Subimos hasta su recamara y en cuanto entramos dejò la botella yo las copas y se me abalanzò a darme besos y a empezarme a desnudar, lo cual en pocos momentos lo logro, me llevò al borde de la cama, se sentò y me empezó a dar de besos en la punta de mi verga y a acariciarla con ternura entre sus manos, diciéndome que esta verga era para ella el nacimiento de una mujer que no sabìa que tenìa lo puta adentro hasta que yo le habìa despertado ese sentimiento y que por eso estaba feliz.

Me pidió que abriera la botella y nos servimos una copa cada uno y brindamos desnudos y pegados frente a frente por el nacimiento de una puta escondida, entonces me la llevè al baño, puse una toalla en la plancha de el lavabo y la sentè, le abrì las piernas y apareció esa vagina rosadita con su clítoris, esperando mis besos, entonces le pedí que se inclinara un poco hacia atràs, tomè mi copa y la empecé a derramar desde su ombligo para que llegara la champaña hasta los labios de su vagina y la empapara, al hacer esto acerque mi boca a esos lindos labios y empecé a beber champaña dentro de su vagina, le dì mi copa y le pedí que la vaciara toda, asì lo hizo y fue el brindis de champaña mas sabroso que yo haya tenido, después de limpiarle con mi lengua esa deliciosa vagina, ella me pidió que ahora le tocaba su turno por lo que se bajò y me pidió que me sentara en donde ella estaba, tomò su copa me la dìo y me pidió que la derramara en mi verga mientras ella empezaba a mamarla, por lo que tambien brindò por su iniciadora de culo, ya entrados en la lujuria, extendí una toalla en el piso del baño y le pedí que se pusiera en cuatro, asì lo hizo, llene mi copa nuevamente, me puse debajo de ella boca arriba mostrándome su lindo culito color rosa obscuro,y le empecé a derramar la champaña entre sus nalgas, derramando en su culo y con mi lengua bebiéndola y dándole masajes a su precioso culito, ademas de meterle la lengua en su agujerito, empezó a jadear como una gatita, asì estuve hasta que vaciè mi copa en su culito, se levantò y me pidió que yo hiciera lo mismo de ponerme en cuatro, y repitió la operación conmigo, derramándome en el culo champaña y dándome con su lengua el masaje en el ano que ya me habìa acostumbrado, terminamos nuestro brindis sexual, y nos fuimos a la cama, en donde se arrodillo en la orilla de la cama y me pidìo que me la cogiera por el culo como a ella le habìa fascinado, no esperando mas, me lubrique la verga, le lubrique el ano, le di unos masajitos con los dedos, y empecé a meterselo lentamente, para esto su culito ya tenia medida el espesor y el largo de mi verga, por lo que me recibiò con mas facilidad, me detuve a media verga, y esperè a que se acostumbrara su esfínter, y cuando ella sintió que era el momento se hizo hacia atrás y le dejè ir toda la verga gritando ella de placer, y empece a meter y sacar la verga totalmente, y en cada metida ella gritaba de emoción, asì la tuve ensarte tras ensarte, y solo se oian nuestros gemidos y el choque de mi verga al entrar y el ruido de vacìo al salir, ella entre sus gritos me decìa cojéeme profundo, papacito, que yo soy tu puta acabada de nacer, tu mejor alumna mamadora de verga, y tu maestra en masajes a tu ano, yo le contestaba, asi es mi suegrita puta, de ahora en adelante ya tienes la verga sustituta de tu marido, para que no estes sufriendo por que no te coge seguido, tu yerno tiene para tì la leche que te hacia falta, despues de estarme la cogiendo, le anunciè mi eyaculaciòn y ella ya sabiendo empezó a apretar su esfínter provocándome un fuerte orgasmo, mientras tanto mi mano trabajaba apretando sus ricos pezones, y mi otra mano dándole masaje a su clítoris, esperamos a que se me bajara la verga, y entonces se la saque, me fuì al baño a lavarme, y me siguió, diciéndole que la que lavaba penes en esta pareja era ella, afortunadamente en el baño de ella tiene bidet, por lo que me sentò, abrìo las llaves templò el agua y me empezó a lavar la verga con mucha delicadeza, luego me dijo haste un poco mas adelande quedando mi culo sobre el chorro del agua sintiendo una sensación muy agradable, se enjabonò las manos me lavò las nalgas y empezó a darme masaje en el ano con sus dedos lo que me empezó a elevar a los cielos, termino, me secò se sento ella y me dejò lavarle ese culito y esa vagina de la misma manera que ella me lo hizo, la seque y nos fuimos a la recamara en donde nos acostamos no sin antes terminar la champaña y dejarme derramar un poco en sus senos para saborearlos con champaña, nos acostamos y nos abrazamos y empezamos a besarnos en la boca como desesperados, y acariciándonos nuestros cuerpos, sus nalgas, sus piernas, su cintura y sus preciosos, senos, después ella se metìo dentro de las sabanas y me empezó a mamar la verga, con la suavidad que habìa aprendido, y yo desde luego a mamarle esa preciosa vagina y ese clítoris que me tenìa hipnotizado, asì estuvimos hasta que me volvió a parar la verga con su boca, se puso de espaldas, tomò un condon del burò y me dijo ahora le toca a la vagina sentir tu verga, me puso el condon con la boca, con su beso tronado en la cabeza antes y empecé a penetrarla con toda suavidad, hasta que se la dejè ir toda, ella jadeaba como una gatita y eso fuè el mete saca hasta derramarme nuevamente, dejar que se me bajara, quitarme ella el condon y limpiarme con su lengua la verga mis huevos y empezar el masaje de su lengua en mi ano, asì estuvimos cogiendo lo que quedaba de la noche sin prisas, ya que nos dormimos, y cuando ella despertaba me despertaba al yo sentir que me estaban mamando la verga, o cuando yo despertaba, la despertaba a ella al sentir que le estaba mamando o los senos o la vagina, no recuerdo cuantas veces me la cogì, esa noche pero fue el comienzo de una larga sesion de sexo con mi puta y querida suegra.

Como a las siete de la mañana sonò el despertador, y me despertè no encontrando a mi suegra en la cama, me metì a bañar para alistarme a ir a la oficina, y cuando termine y empezaba a vestirme, llegò mi suegra totalmente desnuda, me dijo, hoy hablas a tu oficina y les dices que estas mal del estomago y que vas a ir al medico porque pasaste una noche sin dormir, ( efectivamente), ya que este dìa me lo vas a dedicar totalmente a mì y nos vamos a pasar el dia desnudos cogiendo cuantas veces queramos sin que nos moleste nadie, y ahora mismo nos vamos a bañar en el jacuzzi, porque quiero que me cojas en el agua, a lo que yo muy obediente, esperè la hora de oficina y me reportè con mi secretaria que no irìa a trabajar, ya que irìa al medìco, por lo que empezó a llenar el jacuzzi y entre tanto me dedique a sobar y a mamar esos lindos senos que me traian loco; Se llenò el jacuzzi, nos metimos y eso fùe el acariciarnos y empezar a cogermela por el culito como a ella le gusta, terminamos nos secamos y asì desnudos estuvimos todo el dìa, desayunando, comiendo y cenando, desnudos y cogiendo por toda la casa.

Los siguientes dias fueron de orgía completa, ya que en cuanto llegaba de la oficina, ella me esperaba con su batita transparente, la vagina lavada y el culo preparado para cogermelo, dormiamos pocas horas ya que era una cogida tras otra, y llego un momento en que ya estaba agotado de tanta eyaculaciòn, pero el deseo es mas fuerte que el cuerpo y le di mas verga a mi suegra por todos lados en esa semana que en los tres años de casado que tenìa con mi esposa, por fin el sabado fùi a recoger a mi esposa, y me regresè a mi casa exhausto de haber hecho trabajar mi verga horas extras, afortunadamente, mi esposa estaba terminando de menstruar por lo que no me pidió sexo ese fin de semana.

En el siguente relato seguire relatando mis aventuras con mi suegra. Saludos a todos


by Investigador. FOTOS

1

Kove on

mui vuen relato amigo mio yo tuve una experiencia similar pero fue con una gorda ovesa me encanto tener sus longas fofas en mi cara

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 42

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: