Inicio » Relatos de Trabajo » El Profesor de Matematicas

El Profesor de Matematicas

Hola! Soy natalia y tengo 21. Voy a contarles una historia.
En el verano del `99 yo me había llevado matemática a rendir a marzo y mi papa se puso en campaña para conseguir un profesor que me pudiera ayudar.
Estuvo buscando hasta que al fin encontró uno y bueno tuve que empezar a estudiar. Debo confesar que a pesar que tenía 32 y se mantenía bien no era muy lindo.
Todo iba muy bien hasta que un día me pregunto si tenia novio y yo le dije que no porque no tenía. A partir de ese día mi vida sexual se marco para siempre. Porque era verano, mucho calor y mucha transpiración. Las preguntas eran cada vez más punzantes acerca de mi sexualidad. Y yo que muy dentro de mí deseaba besarlo si bien nunca antes había besado a nadie, tenia un deseo que nunca antes había tenido. Hasta que un día no aguante mas y lo bese (en la mejilla). Y él me tomó con sus brazos me puso de pie ya que yo estaba sentada al lado de él; y me apretó junto a él y me beso muy apasionadamente. Y así empezó un amor a escondidas ya que él tenía novia. Él me besaba muy apasionadamente por mis pechos y yo hervía. Hasta que al poco tiempo de hacer esto llevo mi mano hacia su pija y estaba total mente dura y entonces yo la agarre con las dos manos y la acariciaba; entonces él empezó a decirme como debía hacerlo (de arriba hacia abajo), y él gemía y de repente empezó a acabar sobre mis manos y mi panza. Era algo que yo nunca me espere ver (ni sentir). En ese momento nos separamos y me pidió perdón.
Luego con un deseo tan grande empezamos a tener relaciones casi todos los días; pero lo que más me marco fue lo siguiente.
Él me hacia calentar tanto que yo hacia todo lo que me pedía. Y un día me pidió la cola. Imagínense....... . Me iba a doler mucho. Entonces eso fue lo que le dije. Pero él me dijo “si no te duele ¿me la das igual?”. Obvio que acepte. Entonces se metió en la casa (porque estabamos en una galería donde era más fresco) y salió con las manos detrás de él. Me hizo poner en pose de perrito y que no mirara y me dijo que a lo mejor al principio me dolería un poquito. Le hice caso y primero sentí algo frío en la puertita, luego algo frío que entraba con un poquito de dolor pero duro y finito. Luego lo saco. De pronto me dijo “ ya estas lista” yo ya hervía. De pronto siento que me agarra por la cintura y dentro de mí sentí una mezcla de deseo y miedo a la vez pero pronto el miedo se me iba a ir. Entonces muy suavemente empezó a metérmela y sentía un poco de dolor pero fue al principio y después no más. Empezó a bombear de una manera loca durante unos minutos (que parecieron eternos). La saco muy rápido me dio vuelta y acabo en mi cara como lo hacia de costumbre.
Luego vi sobre la mesa una jeringa con la cual, después me dijo, me había introducido vaselina para que no me doliera.
Bueno con él tengo muchas más anécdotas que en otra oportunidad les contare Hasta pronto. FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 29

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: