Inicio » Relatos de Juguetes » En Casa de mi Amiga Andrea

En Casa de mi Amiga Andrea

Siempre quise comentar con alguien lo que me sucedió en la casa de mi amiga Andrea; como recordarán habíamos hecho un lindo trío junto a mi marido, pero mi fantasía oculta era estar con otro hombre.

Por razones laborales, como recordarán comenzamos a juntarnos con Andrea, tres veces por semana, algunas veces en su casa y en otras ocasiones en la mia.

En una de esas oportunidades, un día sábado de verano, me encontraba en la casa de Andrea muy acalorada y la misma me dijo que no me haga problema y que me tomase una buena ducha. Al rato, me termino de duchar y salgo desnuda de la pieza, como es mi costumbre, y ahí estaba Andrea, haciendo el aseo del dormitorio. En la ducha estaba con algunos pensamientos eróticos relacionados con una película que había visto en el cine, junto a mi marido en la noche, por lo que salí con mi vagina un poco húmeda, entre los calores del recuerdo y los propios del día; Andrea me había prestado unas diminutas bragas de color rosa viejo, realmente muy delicadas. Andrea me saludó y quedó con la vista clavada en mi entrepierna, yo observe su mirada como perdida en esa dirección, pero me hice la desentendida, por lo que di medía vuelta dejando que notase mi cola que lucía de ensueño para mi amante amiga, regresé al baño en busca de un top también rosa viejo, y volví al dormitorio con un morbo espectacular.

Al regresar al cuarto mi sorpresa fue mayor, cuando junto a Andrea, estaba su marido Fito, solo atiné a decir, hola Fito, como estás, disculpá la aparición, Andrea me dijo que habías salido y no regresabas hasta tarde. No te preocupes Alejandra, Andrea debería haberme avisado que estabas aquí. Mientras nos decíamos esto, me dí cuenta que tenía los pezones parados y erizados y que Fito comenzaba a mostrar una erección que iba en aumento y se marcaba exageradamente en sus short, mientras Andrea permanecía muda junto a su marido……...este logró decir que guapa estas con la ropa interior de Andrea!!!!.....
Andrea me miraba y se le dibujo nuevamente esa sonrisa pícara en su cara, me pareció adivinar sus intenciones ….(basta de trabajo, ahora vas a saber lo que es mi Fito) . Por favor alcánzame esos short que están sobre la silla, le pedí a Fito, este los tomó y me los pasó casi sin despegar la vista de mi entrepierna, mientras su bulto parecía la pirámide de mayo, pese a sus intentos de tratar de minimizarlo delante de su mujercita. Medio de lado y aun mostrando algún recato comencé a ponerme los short, y nuevamente me volví hacía Andrea, que siempre con su sonrisa seguía mirando el bulto que se formaba en el pantalón de su marido. Tomé mi camisa blanca semitransparente y pasé por al lado de Fito, rozando en forma imperceptible su pene, como sin querer, aumentando mi morbo, el solo hizo el ademán de hacerse a un lado para que yo pasara, pero no dijo nada.


Me fui a donde estaba su esposa y le dije en vos baja que iba a tener una buena tarea para bajar la hinchazón……no se si Fito logró oír algo, pero su cara estaba roja, seguramente por la situación que se vivía……. Yo me dirigí como no quiere la cosa a la habitación contigua. Andrea hizo como que continuaba arreglando el cuarto, mientras Fito permanecía como embobado…… Andrea continuaba vistiendo solamente con una camisa blanca transparente de Fito, con una diminuta tanga negra y sin corpiño, cuando se agachaba se podía contemplar su hermosa cola y parte de los labios de su vagina. En una de esas, se le aproximo Fito, como un perro en celo y sin importarle que yo estuviese a pocos metros la tomó por la cintura haciéndole sentir su pene, no la sorprendió ya que estimo que Andrea se encontraba tan caliente por la situación que había vivido hacía unos minutos antes, se dejó hacer……… Fito se lo metió en su vagina de un viaje, ella reclamó al principio pero luego se quedó gozando al sentir lo caliente que él estaba que la hizo tener un orgasmo casi de inmediato, mientras su marido le tiraba gran cantidad de semen que le corrió por las piernas cuando se lo sacó de una. Andrea sintió unos pequeños gemidos desde la pieza de al lado……y me preguntó que qué me pasaba, a lo que respondí que nada, que al ver accidentalmente por el espejo lo que había pasado, me había calentado…., diciendo ella en tono de broma que esto no era nada nuevo para mí, ya que vivía caliente. Fito parecía que se había evaporado de la habitación.

Salí al patio de la casa de Andrea a tomar un poco de aire y enfriarme , dándome vueltas en la cabeza las situaciones vividas y no podía sacarme la imagen de la cogida que Fito le había propinado a Andrea delante mio. En esos pensamientos estaba cuando sentí que llegaba Andrea mi lado y me dice, ¿no querés probar la tranca de Fito?..............., este está dispuesto a encamarse con las dos, pero no sabe nada de lo nuestro………. Al llegar al cuarto, Fito se estaba duchando, empezamos a meter las manos entre la cortina y comenzamos a tocar por todos lados el cuerpo de Fito, este tenía una verga más grande de lo que parecía y bastante gruesa, en una de esas, con la anuencia de Andrea, le tomé la verga y me la llevé a la boca tragándomelo entero, ávida de sexo, la chupaba con frenesí, era la segunda verga que tocaba en mi vida luego de la de mi marido, la camisa se empapó marcando mis abultados pechos, me calenté de tal manera que me saqué el short metiéndome a la ducha, donde continué chupándolo por un rato mas luego me di vueltas y le suplique que me lo meta por la vagina, mientras le pedía a Andrea que ingresase a la bañera , esta ya estaba completamente desnuda y con un poco de jabón le metí un dedo luego dos, tres y hasta cuatro dedos en el ano, logrando un nuevo orgasmo con grititos, suspiros, quejidos que me llevaron a una acabada brutal. Nos salimos de la ducha abrazándonos y besándonos, entre los tres aún calientes, por lo que pensaba cada uno.


Andrea tomó un pote de vaselina , y le dijo a Fito….Alejandra te va a dar lo que yo no te puedo dar….el culito y comenzó a jugar con sus dedos sobre mi ano, ….mira como se lo abro dijo Andrea…..Fito estaba como loco…..parece que nunca lo había hecho por el culo……..Andrea le dijo, mientras se la mamaba para lubricárselo ahora se buenito y andá despacio y le puso la lanza sobre mi ano…..comenzó lentamente……yo gemía y bufaba, realmente la poronga era gruesa, si bien no tan larga como la de mi marido…..cuando vio que me tenía bien ensartada comenzó a cabalgar como un poseído mientras decía que buen orto tenés y te lo estoy rompiendo….mira Andrea a ver si aprendes……me echó chorros de leche dentro de mis intestinos y quedamos los tres en silencio.

A todo esto eran las dos de la tarde, así que rápidamente me vestí, nuevamente con mi ropa….y Andrea me acompaño hasta la puerta y me regaló una sonrisa exquisita, como que lo sucedido le había gustado mucho, y me dijo, a Fito no le doy el culo ni en pedo….este es para mi machito, mientras me guiñaba un ojo.

Al llegar a casa me esperaba mi marido y cuando me preguntó que tal me había ido simplemente le dije que estaba agotada de tanto trabajo, si supiera que había satisfecho la fantasía de Andrea y mía y me habían partido bien su culito querido…..ah!!!, para recompensarlo le dije: “Andrea está esperando que su machito le haga el culito”.
 

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Categorias

Paginas

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: