Inicio » Relatos de Heteros » Los Mensajitos

Los Mensajitos

Hola, me llamo Marco y ahora tengo 18,  mi primera vez, y hasta ahora única, fue y será inolvidable. Soy de piel aceituna y apuesto, mi herramienta no es espectacular, pero tampoco vergonzosa. Bueno, a lo que vinimos; Yo tenía 14 años cuando esto pasó.

Mi mejor amigo Pablo es más bajo que yo y de piel blanquecina, al igual que toda su familia, especialmente su madre, ella era una cuarentona exquisita, asistía de vez en cuando al gimnasio por lo tenía un trasero exquisito y un vientre deseable, se llamaba Marta y era muy cariñosa conmigo.

Todo comenzó con una burrada mía, tal vez lo encontrarán extraño pero yo escribía en mi celular, pequeñas declaraciones de amor y sexo a ella y los guardaba en Borrador; ya se imaginan lo que pasó después, sí, sin querer envié uno. Me quería morir, estaba desesperado, ella le podía contar a mis padres y ellos me retarían, y mucho. Pasaron los días y yo creí que no le había llegado. Hasta que pasó. Yo iba al instituto en jornada tarde, de las 3:30 de la tarde hasta las 8 de la tarde, en la mañana me despertaba  a las 9 para “estudiar”, eran como las 11 cuando recibo una llamada de Marta.: M:-Aló?, ¿Marco? Yo:- Sí, hola tía ¿Cómo ha estado? M:-Yo, bien y tu Yo:-También ¿Qué necesita? M:- Sabes, tu amigo Pablo quiere que vengas a casa (Eso ya me pareció extraño ya que Pablo iba de las 8 AM hasta como las 5 PM) Yo:-Ya, ¿Cuándo sería? M:-Cuando puedas, es que está enfermo Yo:-Ahora mismo voy para allá M:-Gracias Marquito, tú siempre tan preocupado, te esperamos, chao Yo:-chao.

Yo fui corriendo a su casa que no quedaba tan lejos de la mía y se podía ir caminando. Al llegar toqué la puerta y estaba abierta, pasé y dije:-ALÓ?? Marta me respondió:-Estoy en el dormitorio, ¡Pasa! Entré al dormitorio y estaba ella con vestido y su celular en la mano. Yo:- ¿Y Pabl… me puso su índice en los labios y dijo: Shtt! Me miró a los ojos y me llegó un mensaje al celular que decía: YO TAMBIÉN SIENTO LO MISMO, AHORA ESTOY MUY CALIENTE Y QUIERO QUE COMENZEMOS. Yo quedé impactado y me dí cuenta de que sí le había llegado mi mensaje, estaba pensando en eso cuando me llegó otro. TÓCAME decía, ambos mensajes me los había mandado ELLA, mi amor casi platónico, yo la pensé dos veces pero cuando me decidí Marta estaba de pie y hablándome al oído: ¿Es verdad lo que dice este mensaje? Me dijo abrazándome. Sí le respondí, nervioso. Ella me susurró entonces: ¿Y por qué no? Yo ya estaba a mil, pensé que era un sueño y me dijo: Tócame, vamos soy toda tuya. Y se acostó en la cama.

Yo no sabía como empezar, así que como había visto en los videos porno acerqué mi cara a sus senos
y empecé a olerlos, ella me dijo entonces: ¿Te gustan? Yo:-Muchísimo. M:-Tócalos entonces Yo estaba con mi polla que rompía el pantalón y comencé a masajearlos circularmente mientras los sacaba de su vestido y sostén. Ella estaba a mil también porque tenía los ojos cerrados y se tocaba la vagina de vez en cuando, cuando lo hacía gemía.

Comencé a chuparle los pezones cuando le dije:-¿Te ayudo allá abajo? Ella dijo, por favor, y se bajó  los calzones
, bajé mi cabeza y empecé a tocale y  chuparle su hermosa vagina, ella gritaba como loca mientras literalmente se rasgaba el vestido. Tenía la concha roja y peluda lo que siempre he encontrado más excitante. Sin pensarlo 2 veces y ya que estaba ahí, en su zona, me desabroché el pantalón y le metí mi verga. Yo creo que todo el vecindario escuchó su tremendo grito. Yo la dejé ahí dentro de sus ser, sentía su pálpito y estaba mojadísima, comencé entonces con el clásico mete-saca  viéndole su cara de excitación, así mismo le robé uso cuentos besos. Realmente hicimos historia, hicimos todas las poses habidas y por haber, menos con el sexo anal.

Al terminar eyaculé en su cara y se tragó todo. Después se fue a lavar la caray lo hicimos de nuevo en el baño, realmente nos amábamos, vi la hora: 4 de la tarde, había faltado a clases pero ya nada importaba lo hicimos toda la tarde, realmente TODA la tarde hasta más o menos las 5. Después, en las noches nos mandamos ESOS mensajes mientras no masturbamos al mismo tiempo, y en los días, a veces una vez a la semana, repetimos lo que hicimos esa hermosa tarde de otoño.
FOTOS

1

mia on

me encanto

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 32

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: