Inicio » Relatos de Heteros » La Gordita del Metro

La Gordita del Metro

 A veces en Madrid el metro es el mejor medio de transporte, el mas rapido y practico, solo que a determinadas horas el exceso de gente lo hace un poco agobiante. eran las ocho de la tarde y me dirigia a casa despues de haber cerrado un negociete, delante mia una chica regordeta llamo mi atencion, dos veces al llegar a una estacion, con el consiguiente frenazo, la chica habia perdido ligeramente el equilibrio yendo a parar su tremendo trasero a mi paquete directamente y yo sin inmutarme aguantando el tiron, al tercer frenazo ya me parecio la cosa mucha casualidad y decidi, sin excederme, pasar a la accion, acomode mi polla a la altura de la raja de su culo y no me retire, ella tampoco lo hizo, siempre me habia reido de las historias de los satiros que ponian rabos en los transportes publicos, y ahi estaba yo empalmado tras una gordita que probablemente acababa de estrenar su mayoria de edad.

Dos veces volvio su cara para mirarme, el rubor daba color a sus mejillas, disimuladamente mis maños palpaban su trasero blandito y ella se dejaba hacer, faltando dos paradas para bajarme le susurre al oido, apostando su negativa:

-Me bajo pronto, te apetece tomar algo tranquilamente?

No me contesto, asi que cuando llegue a mi destino me acerque a la puerta creyendo que el jueguecito habia terminado, al bajar, observe sorprendido como ella bajaba tras de mi mirandome entre excitada y temerosa, me situe junto a ella y le pregunte:

-Como estas?

-Bien

-Me llamo Carlos y tu?

-Lola

Vivo aqui al lado, quieres subir?

-Vale, pero me tomo un refresco y me voy

-Tu misma

Bajaba la mirada cuando hablabamos, llevaba unos pantalones oscuros ajustado a su tremendo y orondo trasero, no era fea pero tampoco era una belleza, un sueter ajustado marcaba sus tremendas tetas y los michelines en su cintura, entramos en mi edificio, en el ascensor comence a acariciar su trasero, ella se dejaba hacer pero no respondia, pase a sus tetas, suspiraba profundamente pero permanecia quieta dejandose hacer, llegamos a mi casa y la invite a sentarse en el sofa mientras servia un par de cocacolas, no hablabamos, la cosa estaba clara, yo avanzaba de la mejor forma posible esperando que ella me parara de un momento a otro. Comence a besar su cuello, a amasar sus tetas (eran realmente grandes pero blandas y caidas) y a sobar su entrepierna, estaba caliente y yo tambien lo estaba, le ayude a quitarse el sueter y solte su sujetador, dos bolas tremendas cayeron por su propio peso, blancas con el pezon grande y marron claro, ella estaba roja de pudor pero se dejaba hacer, yo besaba sus pezones, los lamia y chupaba, se dejaba hacer, mi polla estaba dura asi que la saque del pantalon y dirigi su mano, la apreto y comenzo a menearla automaticamente, desabroche su pantalon y se lo quite, sus muslos eran amplios (bastante amplios) la piel de su entrepierna suave, comence a acariciarle el coño sobre su braga, la temperatura de esta parte de su cuerpo era realmente alta, su mano en mi polla era su unica actividad, por lo demas se dejaba hacer, besaba su boca y me devolvia el beso cada vez mas apasionada, le quite las braguitas y la tumbe en el sofa, me desnude completamente, la dimension de sus nalgas me impedia verle el coño, solo atisbaba su mata de pelos negros y abundantes empapados en su flujo, abri sus muslos y acerque mi cara a su coño, era de labios grandes (tanto que le tapaban la raja) del mismo color que sus pezones, coronados por un clitoris abultado y aplanado, mas amplio que sobresaliente, abri sus labios con mis dedos y comence a comerle el coño, en cuestion de segundos su actitud pasiva y de dejarse hacer cambio absolutamente, apreto mi cabeza en su coño y comenzo a decir incoherentes obscenidades

-Gusto aaah gusto¡¡ cometelo¡ come mamon come¡¡

Me incorpore y la invite a venir a la habitacion, segui comiendole el coño en posicion invertida ofreciendole mi polla a su boca, pero ella seguia meneandomela y disfrutando de la comida de coño, apretando mi cabeza con una mano en su entrepierna, al final tomo mi polla entre sus labios, en ese momento me temblaron hasta los huesos, sin besitos y lamidas ni tonterias, Lola comenzo a succionar mi capullo con una fuerza que jamas habia experimentado, cada vez que succionaba el cosquilleo subia por mi espina dorsal hasta el cerebro, era tremendo, yo seguia libando en su empapadisimo coño, jugando con mi lengua en su clitoris y metiendosela en la raja, senti como se corria viva en mi boca y como yo le llenaba la suya de leche en una explosion mas que en una corrida. senti como se la tragaba y como se relajaba despues de su orgasmo, con los ojos brillando y las mejillas encendidas, se incorporo, sin decir palabra se vistio y se fue.

-Suelo estar aqui a partir de las ocho, ven cuando quieras- atine a decirle.

-Ya veremos. contesto secamente.

Era una tia rara sin duda, durante una semana pense en ella, no hablamos, ligamos en el metro, era todo un poco surrealista, ademas me toco la fibra, no sabia nada de ella desde ese dia, esperaba un amante mejor?, le habia parecido mi polla pequeña e insuficiente para ella?, que coño pasaba por su cabeza?

Estaba entrando en casa, venia de tomar unas cervezas y unos pinchos para no tener que encargar la cena, justo al abrir el portal Lola estaba a mi lado como un fantasma:

-Ya me iba a ir, he llamado y no estabas- dijo entrando conmigo

-Hola- la salude agradeblemente sorprendido

En el ascensor la abrace y pegue mi cuerpo al suyo por atras, ella apretaba su culo a mi paquete, me apodere de sus tetas mientras le besaba la nuca, tenia los pezones para reventar, sus tetas pesadas y caidas me calentaban, entremos en casa y ella se dirigio a la habitacion, se quito la ropa y se quedo en ropa interior, estrenaba un coqueto conjunto de bragas, suje, medias y liguero blanco, ganaba mucho con este atuendo (en nuestro anterior encuentro su ropa interior no era presisamentre atractiva) se tumbo en la cama en plan picaro y sugerente:

-Hoy no tengo prisa....hay tiempo

-Magnifico¡

El sujetador es de esos que realzan las tetas y dejan los pezones al aire, asi eran sorprendentes, tremendas y mucho mas sugerentes, comenzamos a magrearnos y de nuevo se apodero de mi polla, le quite las braguitas y comence a comerle el coño, no le ofreci la polla a su boca, recorde su poder succionador y si me dejaba mamar la polla por Lola no aguantaria un asalto, asi que me dedique a darle gusto, a pelizcar sus gigantescas nalgas mientras ella apretaba mi cabeza en su coño y soltaba incoherencias:

-Asiiiiii¡ come coño¡ come coño¡ si si asiiiiiii¡ la boca en el coño, en el coño¡ ay ayy¡

La sentia agitarse y correrse a tope, se corria y se volvia a correr, llenandome toda la cara con sus jugos y empapandolela de olor a coño de hembra en celo, un olor que me encanta, asi estuve hasta que me comenzo a doler la mandibula, trepe por su cuerpo hasta situarme entre sus piernas, ella abrio los labios de su coño y yo apunte la polla a su entrada, comence a metersela lentamente mientras ella me apretaba las nalgas para empalarse entera, senti el calor de su coño en mi polla y el roce de sus tetas en mi pecho y de nuevo las incoherencias:

-La polla¡¡ la polla¡ en mi coño¡¡ si si¡ me folla tu polla¡¡ gusto¡ da gusto¡¡ folla folla¡

Tenia sus piernas abiertas al maximo, era la unica forma de poder meterle toda la polla, sentia sus muslos en mis riñones pero mis movimientos estaban limitados por su humanidad, se la saque y sin decirle nada le di la vuelta y la puse a cuatro patas con las piernas semiabiertas, asi podia ver parte de su coño tapado por sus labios vaginales, los abri y se la encaje entera sin comtemplaciones, comenzo a agitarse y a gemir de gusto:

-Ahora¡¡ si asi me gusta¡¡ ahora me la tienes clavada¡¡ que mamon¡ que mamon¡ me la clavas¡ me follas¡

La cabalgaba cogido a sus tetas por el pezon, cogido asi habia veces que con el movimiento de sus tetas le tiraba del pezon, y le gustaba, ella provocaba el movimiento y el tiron y yo comence a apretar y pellizcar con mas fuerza, senti como sus jugos empantanaban mi polla y su coño, se corria estrepitosamente, le llene el coño de leche y le gusto:

-Ay mamon¡¡ mamon que te corres¡ me da sleche¡¡ si si¡¡

Cuando se quedo quieta sali de ella, mi polla brillando de leche y flujo estaba floja y recien corrida, se volvio y se apropio de ella, se la metio en la boca y comenzo a succionar con su inusual fuerza, si te lo han hecho asi alguna vez, cuando estas recien corrido, sabras lo que te digo, me daba autentico repelus sentir su boca en la cabeza de mi polla, temblaba entero, en pocos minutos mi polla estaba bien dura de nuevo, en cuento ella observo que estaba lista se puso a cuatro patas de nuevo y abrio los labios de su coño, se la encaje toda, la gordita era caliente y valiente, un claro ejemplo que las convenciones de la belleza caen como un muro de carton en la cama, la belleza y la sensualidad no siempre van de la mano y llegado a una edad mejor una mujer caliente y sensual, sea cual sea su fisico, que una esfinge de hielo con medidas de poster central del Playboy.

La folle con ganas, calentandome con su habitual sarta de incoherencias entrecortadas, sintiendo el calor de su coño en mi polla y como su gruta se anegaba con su corrida mientras le metia un dedo en el culo, cuando se tranqilizo despues de correrse se la saque y abriendo sus kilometricas nalgas se la enfile en el culo, no dijo nada, simplemente se preparo para recibirme y ser enculada, comence el juego de meterle la cabeza de la polla y sacarsela, metersela y sacarsela, hasta que el agujerito estuvo bien dilatado y su calentura por las nubes:

-Hincala¡ hincala ya hasta el fondo¡. me pidio

Y yo obedeci, senti su culito abriendose mientras la cabeza de mi polla penetraba en ella, cogido a sus pezones, pellizcandolos, la cabalgue y culee, estaba en la gloria follando a mi gordita Lola, a mi rotunda y poco habladora Lola, culeandola, abriendole las nalgas para poder observar como mi polla se hundia dentro de ella y agarrado a sus tetas como al manillar de una moto, nos corrimos a la vez, un poco de leche caliente dentro de su culo y el resto en sus nalgas ya que con los movimientos de su orgasmo y las contracciones de su culo mi polla salio de este a pesar de mi esfuerzo por tenerla dentro.

Mes y medio hace de esto y seguimos viendonos casi todas las semanas, sencillamente follamos, esa es la base de la relacion, apenas hablamos, solo follamos, no se a que se dedica, donde vive...ni falta que me hace.

luzifer44@hotmail.com FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 24

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: