Inicio » Relatos de Heteros » En un Lugar de la Mancha

En un Lugar de la Mancha

 Me encargaron el diseño y programacion de una television local de una importante (pffffffffffff) localidad manchega, un grupo de comunicacion madrileño se la habia comprado a un empresario local con la intencion de incorporarla a su grupo de emisoras con vistas a montar una cadena de emisoras locales cuando llegue el momento, la verdad es que acepte porque las condiciones economicas eran buenas, el resto resultaba patetico, la importante localidad era un pueblo de mierda que no pasaba de los 20.000 habitantes, maravillosa arquitectura, aburrido hasta morirse, lo mas digno para alojarse era un bar de carretera con hotel de tres estrellas (el que se las dio debia de estar borracho), para colmo el personal heredado de la cadena, una periodista que estudio hasta cuarto de bachiller por el plan franquista, rancia y de unos 50 años, un jubilado que llevaba la perte tecnica y oficiaba de realizador, productor y jefe tecnico, un chavalote al que le habian enseñado a utilizar (je je) una camara de mierda de v8 y dos jovencitas reporteras que pasaban por ser las modernas del pueblo y que ademas llevaban las cuestiones administrativas.

El hotel se llamaba La Estrella por su dueña, una autentica foca rozando los cuarenta que debia de pesar 120 kilos y un escote delirante que triunfaba apoteosicamente entre la clientela, que la trataba como una diosa y a la que ella despreciaba llamandoles paletos, la señora tenia aires cosmopolitas, quien iba a decirlo, solo aires, por lo demas era tan paleta como el mas miserrimo de sus clientes.

En la emisora mi llegada fue un terremoto, el miedo se olia, se trataba de modernizar su equipo tecnico y humano, la tragedia se mascaba, yo era el señorito hijo de puta que llegaba de Madrid para joderles el invento y mandarles con toda seguridad al paro. Afortunadamente la empresa matriz proveia contenidos desde Madrid con lo que las emisiones locales se limitaban a un informativo comarcal a las 21 horas y un par de horas con reportajes sobre tonterias y personajes del pueblo.

Nada mas llegar al pueblo Estrella me puso al dia, la señorita Susana, la patetica presentadora carca, con mechas rubias y escote imposible (peculiaridad de todas las damas de mas de 25 años de la comarca) era la amante del alcalde y uno de los poderes facticos del pueblo, amiga y confidente del hijo de puta del cura, fue la que mas sufrio mi llegada y los primeros dias apenas intercambiamos saludos, mientras yo me encerraba en mi despacho a hacer como que trabajaba (en realidad me metia en Internet y pasaba de todo un kilo).

Al tercer dia entro impulsiva y sin llamar en mi despacho:

-Carlos- me dijo en tono desafiante- me he enterado que estas estudiando la reforma de mi programa sin decirmelo.

.Mire -le conteste- para usted soy Don Carlos, el gerente de la emisora y a mi despacho se entra llamando primero a la puerta, asi que ahora mismo sale y si quiere pasar ya sabe como lo tiene que hacer- se quedo blanca y cortada, agacho la cabeza y salio silenciosa del despacho, mi respuesta habia sido tajante y en voz muy alta, lo hice a proposito para que el resto del personal lo escuchara y las cosas quedaran bien claras para toda la pandilla de paletos, alli quien madaba era mis cojones.

-Tac tac- sono la puerta -adelante-dije

-Perdone usted Don Carlos pero es que he oido que estaba usted preparando una reforma de mi programa y creo que para eso debe de consultar conmigo-

-Esta usted equivocada señorita, su programa es el informativo de la emisora y es propiedad del grupo de emisoras XX, no suya, ademas todavia no tengo claro si usted da el perfil que estoy buscando pora conducirlo y presentarlo, esto ya no es una empresa familiar, las cosas estan cambiando y a partir de ahora se haran como yo digo, creo que lo debe de tener bastante claro-. Las tetas apenas tapadas por su escote, subian y bajaban agitadas por su respiracion, sus ojos excesivamente pintados parecian los de un buho con el rimmel corrido por sus lagrimas. -Cuando tenga claro lo que quiero, para lo bueno y para lo malo usted sera la primera en saberlo, pero tenga claro que a partir de ahora aqui se haran las cosas como yo diga-.

-Usted perdone Don Carlos- dijo mientras se marchaba.

Esa misma tarde Don Pacual, el alcalde, se presento en mi despacho, despues de un saludo ceremonioso y de examinarnos de arriba a abajo le dije:

-Perdone usted alclade que no haya ido a presentarme, pero es que primero queria hacerme una idea exacta de la situacion de la empresa, esta television se ha gestionado al estilo del siglo pasado y ya estamos llegando al siglo XXI-

-Yo es que queria transmitirle la preocupacion que hay en el pueblo porque no sabemos que va a pasar con el programa de la señorita Susana, que como usted sabra tiene muchos seguidores-

-No es eso lo que tengo entendido alclade, por lo que se, a usted le preocupan dos cosas, que su amante pierda su trabajo y que el programa que le ayuda a ganar las elecciones desaparezca-

Se quedo impavido, carraspeo y me dijo -pero que dice usted buen hombre?

-Lo que le digo esta muy claro, que a mi me la trae floja con quien usted folle, pero para su tranquilidad le dire que en ningun momento he pensado en despedir a Susana, solo ponerla en su sitio, en cuanto al apoyo electoral a partir de ahora tiene un precio y no me refiero a la orfebreria que nuestra querida Susana cuelga de su cuello y muñecas y ese precio, le guste o no, tendra que negociarlo conmigo-

-Entendido- me dijo estrechando la mano que le ofrecia y marchandose cabizbajo.

Esther y Laura eran las chicas que se encargaban de los reportajes con la ayuda de Luisito el camara, ambas estaban expectantes ante la posibilidad del fin del reinado de Susana y ansiosas con la simple probabilidad de ser sus substitutas.

Por la noche mientras cenaba, Estrella se sento conmigo en la mesa -Buena la esta usted armando en el pueblo Don Carlos, en tres dias a metio usted en cintura a la creida de la Susana y al jilipollas del alcalde, esta todo el mundo en vilo, esta noche he ordenado que le pongan sabanas de lino-

-Muchas gracias Estrella, pero las sabanas de lino como me gustan es desnudo y en compañia, lo primero pase con este tiempo pero lo segundo todavia no lo tengo resuelto-

-Usted sabe que yo estoy casada pero el tonto de mi mario no se entera de na, asi que pa un apañillo si le sirvo yo, solo tiene que decirlo- me dijo con todo el morro y agachandose un poco para mostrarme su insondable escote, lo que ella creia era su gran atractivo.

-Pos un apañillo no me vendria mal Estrella- le dije mientras ella se alejaba bamboleando su inmenso trasero.

A la una de la madrugada, tras dejar a su marido cerrando y limpiando el bar, Estrella llamaba a la puerta de mi habitacion, la mejor del hotel, le abri y le sonrei, olia a recien duchada, gel y colonia de supermercado, entro rapido en la habitacion y cerro con sigilo -no puedo hacer ruido Don Carlos- me dijo mientras desabrochaba otro boton de su bata dejando a medio ver unas ubres enormes (posiblemente una talla 140), le termine de quitar la bata, quedando solo en bragas ante mi, nunca habia estado con una mujer asi, unas bragas oscuras, feas y antiguas, unas tetas mastondonicas que llegaban a su ombligo con unos pezones impresionantes y kilometricos, un culo que parecia la pista de despegue de Barajas, unos muslos de casi medio metro y, sorprendentemente, una piel blanca, tersa, suave y estirada. Me acerque a ella y la bese abrazondola y acariciando sus tetas, mis manos se hundian en aquella masa pero sus pezones respondieron a las caricias hinchandose y endureciendose en mis dedos, saco mi polla del slip, la unica ropa que llevaba en ese momento y comenzo a pajearme con dos dedos, en sus manos inmensas mis 15 cm parecian la pillila de un recien nacido, pero ella sabia hacer su trabajo y mi polla que llevaba varias semanas sin un tratamiento cortes que no fuera el de mis propias manos, respondio al estimulo, me sento en el unico sillon de la habitacion, se arrodillo y comenzo a chuparme la polla mientras yo sobaba sus tetas, pesaban como pelotas de baloncesto, pero sus pezones, he de reconocerlo, me ponian a tope, sabia hacer bien su trabajo, chupaba con ganas, acariciandome los huevos, sin quitarse las bragas, lo vi claro, era un apañito, no me tenia que preocupar por nada, ni por ella ni por su placer, me deje llevar por sus manipulaciones, senti que me iba a correr, ella por mis gemidos lo noto y aumento el ritmo y el movimiento y la intensidad de la chupada, me corri en su boca y lo trago todo, limpio mi capullo con la lengua, se incorporo, se puso la bata y se fue con el mismo sigilo con el que llego, un apañillo de 10 minutos, eficaz para el stress, solo que yo no estaba estresado.

Por la mañana. ademas de servirme obsequiosa el desayuno en mi mesa me hablo de su hijo Cesar que estaba estudiando formacion profesional rama de imagen y sonido en la capital, ahora que yo estaba al frente de la emisora y las cosas estaban cambiando igual su hijo podria quedarse a trabajar en el pueblo y no tener que salir de el, le dije que lo estudiaria. Para culminar me conto uno de los chismorreos del pueblo, mis dicharacheras reporteras Esther y Laura se entendian, todo parecia indicar que eran unas bolleras de cuidado.

Las niñas me esperaban en los estudios con una voluminosa carpeta, llena de proyectos que me entregaron orgullosas ante la mirada inquisidora y venenosa de Susana. Les dije que los estudiaria (y una mierda) y entre en mi despacho.

Don Blas, el cura integrista del pueblo, me esperaba sentado, se levanto y me saludo circunspecto -Soy Don Blas el parroco, perdone que le haya esperado en su despacho, Susana ha sido muy amable permitiendome entrar, quisiera hablar con usted y expresarle mi mas profunda preocupacion, que espero no acabe en indignacion.

-Usted dira Don Blas-

-Su decision de emitir una pelicula porno los sabados a la noche me parece que atenta contra el buen gusto, las costumbres sanas y el sentir de la mayoria del pueblo-

-Mire usted señor cura, esto es una empresa y para que sea rentable necesita publicidad y audiencia, la primera ha aumentado ostensiblemente en los minutos previos a la emision del porno y la segunda basta darse un paseo por el pueblo el sabado por la noche por el pueblo a las horas de emision de la misma para aburrirse, todo el mundo, incluidos sus mas pios feligreses estan en casita pendiente de las evoluciones de su tele-

-Pero es inmoral- contesto airado

-Señor cura a mi la moral me la trae floja, es mas dudo de haber tenido algun sentido de la moral en mi vida, a mi lo que me interesa es la rentabilidad, el dinero en definitiva, ese es el unico argumento que entiendo, la subida de audiencia y de la publicidad que dicha emision supone asciende a unos dos millones al mes, si usted tiene a bien facturamerlos, yo tendre a bien anular el porno, en caso contrario usted se dedica a sus feligreses y yo a mis espectadores y aqui paz y despùes gloria.

-Se acordara de mi-solto como despedida

-Sera usted el que no me olvide, por cierto con toda esta tension no le he comunicado que a partir del proximo mes dejaremos de transmitir la misa de los domingos en directo, no resulta rentable y entraña muchos gastos, ademas la cadena nos ofrece la misa de la Almudena de Madrid que viene patrocinada-

-Queeeeeeeee?

-Hasta la vista señor cura¡

Cuando se fue me dirigi serio y simulando un enorme cabreo a Susana: -En mi despacho solo entra quien a mi me salga de mis putos huevos ¿se entera? ni alcalde, ni cura, ni la madre que los pario, que sea la ultima vez que usted mete en mi despacho a alguien sin mi permiso y mucho menos estando yo ausente joder¡¡

-Yo yo...usted perdone....-balbuceo.

Entre en mi despacho y a los pocos minutos llamaron a la puerta, mis reporteras aparecieron pidiendo permiso para entrar. -Don Carlos hoy es viernes, nos gustaria invitarle esta noche a cenar en casa y hablar con usted ¿sera posible?

-Por supuesto estare encantado, llevare el vino.

A las diez de la noche entraba en el coqueto adosado que Esther y Laura compartian, acompañado de una botella de Ribera de Duero crianza, un excelente Pesquera. Durante la comida me entere de la me faltaba por enterar sobre la vida del pueblo, del cabreo de Maribel, la mujer del alcalde por el descarado affaire de su marido con Susana, que el director del colegio era el progre del pueblo y gran enemigo del alcalde y un monton de cosas mas. Cuando la cena termino pusieron musica y me invitaron a una copa.

-A mi lo que me apetece ahora es que os pongais en pelotas y me monteis un numerito lesbico guapo, que me he enterado que se os da muy bien.

-Queeeeeeeeeeeeeeee?- contestaron las dos al unisono con cara de asombro.

-Joder, que os desnudeis y os acaricieis, mas claro agua, o acaso no os habeis enterado todavia de como se asciende en las empresas de comunicacion?

Intentaron justificar su negativa alegando a su honor y su dignidad, sin negar en ningun momento que fueran pareja.

-Parece que no me he expresado bien, o me alegrais la noche o os buscais otra empresa coño¡

Se miraron las dos, me miraron y comenzaron a besarse, me acomode en el sillon, la noche prometia.

-Los dos en pelotas¡-ordene

No estaban mal, tetonas (seña de identidad de las feminas de la comarca) y sensuales, solo habia presenciado un numero de estas caracteristicas y habia pagado mi empresa. Se besaban y acariciaban, pronto estaban entregadas a sus placeres y practicamente habian olvidado mi presencia. Me quite los pantalones y nos metimos en la habitacion, me sente en una silla y le ordene a Laura que le comiera el coño a Ester, me gustaba lo que veia, comence a acariciarme el nabo mientras miraba a mis reporteras entregadas a su labor, el espectaculo era magnifico.

-Maravilloso, ahora un 69- se pusieron a ello obedientes, Esther tumbada y Laura sobre ella en posicion invertida, ofreciendo a mi vista una vision magnifica de su coñito rasurado y lamido por la lengua de su amante. Me incorpore y me puse entre las piernas de Laura con mi polla dispuesta, sin avisar se la meti de golpe, ella dio un brinco y se quedo quieta.

-Muevete perra- le dije - y tu no pares de chupar, quiero sentir tu lengua en mis huevos.

Obedecieron sumisas, parece que no les desagradaba del todo la situacion, a mi me gustaba, me gustaba mucho. Sobaba las cuatro tetas que se me ofrecian y pellizcaba sus nalgas fuerte, adrede, no les disgustaba a las chicas mis manipulaciones, me corri en el coño de mi reportera lesbianita, desde que llegue a este pueblo estaba adoptando la mala costumbre de preocuparme solo y exclusivamente por mi placer y a nadie le extrañaba. Despues de correrme les ordene que me limpiaran con la lengua y que la reanimaran con una mamada a dos bocas, ellas consintieron y le pusieron un poco de pimienta a la cosa besandose, acariciandose y lamiendo mi polla a la vez, cuando mi polla aumento su volumen le dije a Esther: - ahora te toca a ti-

-Pero yo soy virgen, nunca me ha follado un hombre-

-No te preocupes, tu coño seguira siendo virgen esta noche, lo que voy a hacer es follarte el culo-

-Pero...........

Ordene a Laura que le comiera el coñito tumbada en la cama, mientras que el culo de Esther se ofrecia ante mi, lo lami y moje con mi saliva y cuando note que estaba proxima al orgasmo gracias a los lenguetazos de su amiga, embesti en su culo sin piedad, sintiendo como se abria, dilataba y cedia ante el empuje de mi polla mientras ella gritaba deseperadamente y Laura la lamia con fruicion y entrega. Cuando senti mis huevos topar en sus nalgas, me quede quieto para que se acomodara en su culo, ella lloraba y parece que a tenor de las lamidas y gemidos a su amiga le encantaba la situacion. Cuando note que el dolor era soportable y que el placer del la comida de coño le invadia comence de nuevo a moverme, a bombear mi piston en su culo apretado y virgen, entrando con dificultad en su culo con toda mi polla, podia ver como se hundia entera en su culo y como se quejaba y gemia de dolor y gusto, cuando la vi proxima al orgasmo acelere mis movimientos y embestidas y me corri en su culo de lesbiana, regandole las entrañas de leche caliente, saque mi polla de su culo manchada de semen, un poco de mierda y un hilillo de sangre. Habia estado de puta madre. Me fui al lavabo, limpie mi polla, me vesti y me despedi.

-Os auguro un magnifico futuro en nuestra empresa¡

Me fui a pasar el fin de semana a Madrid, necesitaba algo de aire contaminado y comprar unos gramos de cocaina que hicieran mas llevadera mi existencia en el cementerio de La Mancha al que habia sido enviado. Cuando llegue el lunes por la mañana Laura me saludo alegre y encantada, Esther algo mas seria tambien me saludo, andaba con dificultad debido al tratamiento al que someti su culo virgen el viernes pasado.

Susana me pidio el resto de la semana de vacaciones, tenia problemas familiares, curiosamente estos problemas coincidian con la estancia en Santiago del alcalde con motivo de una convencion de municipalistas del partido conservador. No le puse ningun inconveniente.

A mediodia recibi la llamada de Maribel, la esposa del alcalde, me invitaba a comer, queria conocerme e intercambiar algunas opiniones, me excuse diciendole que estaba ocupado y que no estaria libre hasta la noche, le dije que si no le importaba que iria a cenar, ella mostro algunas objeciones pero al final accedio. pase el resto del dia en mi despacho analizando algunas facturas bastante sospechosas que Braulio, el carcamal que tenia de jefe tecnico habia endosado a la emisora, cantaba a leguas, el cabron habia comprado material de segunda mano y lo habia facturado a la empresa como material nuevo. Su sentencia estaba dictada, solo esperaba el momento adecuado para aplicarla.

A las diez de la noche me presente en casa de Maribel, me lleve una sorpresa, no era el cayo que me imaginaba, era una cuarentona delgada y palida, vestida de luto por la muerte reciente de su padre, pense en como somos los tios de jilipollas y como el alcalde cumplia ese topico, follaba con una insoportable y acartonada presentadora de la tv local y descuidaba a su mujer que estaba mucho mas apetecible, en fin.

La cena fue maravillosa, la comida esplendida, alabe las dotes culinarias de Maribel y las excelencias de su bodega, el vino gran reserva y de cosecha propia era magnifico, hablamos de temas banales y cotilleos hasta que decidio entrar en materia, estaba indignada lo de su marido y Susana era la comidilla del pueblo, ella se sentia humillada, haria lo que fuera si yo despedia a esa puta robamaridos, yo comence halagandola, diciendole que no me explicaba como con una mujer asi en la casa su marido se acostaba con un cardo como Susana y que me pensaria su propuesta, cuando me iba a despedir, dandole la mano le dije que no me explicaba como una mujer como ella no se habia vengado de su marido.

Ella me pregunto: -¿como?

La acerque a mi y la bese aguantando su resistencia y metiendo mi lengua en su boca pese a su oposicion.

-Asi¡ -le dije

La aprete mas y continue besandola, ella ya no se oponia, lami su cuello y sus orejas, ella gemia, no estaba acostumbrada a mimos, comence a desnudarla con una leve oposicion que fue vencida por mis caricias, bajo su austero vestido negro encontre un sofisticado conjunto de ropa interior blanca transparente, ligas y medias incluidas y pense que quizas la buena de Maribel habia pensado en la venganza antes que yo y que sus suplicas para que lo dejara eran mero teatro.

Su cuerpo era esplendido y proporcionado, debia de ser la unica mujer en el pueblo con una talla 90 de sujetador, su culo era precioso, su coñito arreglado y semidepilado y era guapa, no para tirar cohetes pero si lo suficientemente atractiva, mucho mas que la mayoria de las mujeres del pueblo que conocia. la lleve a la cama desnuda, yo tambien, baje a su coñito y oli su aroma, magnifico, debia de ser la unica mujer que usaba un gel decente, en la ducha, de toda la comarca, abri sus labios y comence a lamerlo, localice su clitoris y la segunda chupada una descarga de jugo mojo toda mi cara, estaba a tope, poco habituada a que alguien se preocupara por su placer, yo estaba sentando un precedente, pero que coño, el placer de un tio es una mierda si no siente gozar a su compañera.

Ella gemia, arqueaba su cuerpo y disfrutaba de mi comida de coño, sus pezones erectos, sudaba y me gustaba su olor, el olor de su coño, el sabor de su flujo, esta mujer si se le trataba bien acabaria siendo una esplendida amante y el capullo de su marido perdiendo el tiempo por ahi. Cuando senti su corrida me incorpore, abri sus piernas, apunte mi polla y se la meti lentamente, ella participaba timdamente levantando sus caderas para recibir mi polla.

-No seas tonta y despendolate, crees que si haces lo que te apetece voy a pensar que eres una puta, pero lo que de verdad pienso es que eres una mujer maravilosa que tiene tanto derecho como cualquiera a disfrutar de su cuerpo y follar a gusto-

Cuando le dije esto aumento los movimientos de su cintura para recibir mi nabo y comenzo a gemir mas fuerte.

-Follame Carlos, follame, correte en mi coño, preñame, hazme un hijo que el hijo de puta ese se entera de lo que son los cuernos, follame.

Creia que tenia la situacion controlada pero sus palabras tuvieron un efecto inmediato, sin poder contenerme eyacule copiosamente en su coño, quedandome recostado en su seno. Habia sido un orgasmo rapido e intenso, estaba casi mareado. Ella se fue al baño y la senti lavarse, llevaba una bata puesta.

-Quitate la bata, dejame mirarte, eres maravillosa, debes de estar orgullosa de ese cuerpo y no pasarte la vida ocultandolo y reprimiendolo- le dije

A pesar de las dudas, se quito la bata, sus tetas eran del tipo perita con la punta hacia arriba, su vientre plano, su culo sobresaliente y su cara de satisfaccion (fruto del placer y la venganza) era preciosa. Una mujer de bandera en el pueblo y yo habia tardado tanto en enterarme.

La tumbe en la cama y reanudamos nuestras caricias, cuando estuve a tono la puse a cuatro patas y la folle a tope, bien duro, ella gozo de lo lindo y volvio a pedir me que me corriera dentro y la dejara preñada.

Terminamos nuestros juegos y me fui al hotel, en la recepcion Estrella me dio las buenas noches y me pregunto si necesitaba un apañito, le dije que no que estaba muy cansado, ella me miro con malicia y simulando disgusto, seguro que sospechaba que mis cojones llegaban vacios de la casa del alcalde.

continuara...

luzifer44@hotmail.com FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 29

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: