Inicio » Relatos de Heteros » El Placer y el Dolor de perder la Virginidad

El Placer y el Dolor de perder la Virginidad

llegue a trabajar a otra ciudad, la empresa me tenia un departamento arriba de la oficina, la cual estaba toda alfombrada, no habia horario de oficina para mi, pues todas las lineas estaban conectadas a todas las habitaciones, asi que llamada que entrara, llamada que constestaba a cualquier hora.

el reloj marcaba aproximadamente las 8 pm. , sono el telefono, era una dama buscando a una persona, pero el telefono se lo dieron mal, asi que aproveche la oportunidad ya que estaba solo, para platicar con ella, estuvimos como 40 minutos platicando, ella trabajaba en un casa, era empleada domestica.

unas noches despues que estabamos platicando, me dijo que sus patrones no estaban y aproveche el momento para ir a conocer a una jovencita de 19 años, morenita, delgadita, 1.58 m. de estatura, la cual salio a la puerta de la casa de sus patrones a recibirme, llevaba su uniforme de trabajo, solo fueron unos minutos y en ese instante le robe el primer beso, fue un beso pequeño, suave, tierno, era el beso que preparaba el camino para un proximo encuentro.

era un sabado, a ella le daban la salida en la tarde, asi que pase por ella. la lleve a comer a un restaurant que tenia una vista muy bonita hacia un presa, en ese inter, cada que tenia oportunidad la tomaba de la cintura, era una cinturita muy pequeña, que hacia lucir su falda de mezclilla larga y una blusa blanca corta, que dejaba ver su vientre plano, adornado por su ombligo que parecia que tenia un iman que atraia mi constante mirada, y hacia que mis pensamientos fueran solo el deseo a descubrir lo delicioso que seria tener ese cuerpo tan hermoso, para disfrutarlo todo el tiempo que fuera posible.

la invite a conocer la oficina y donde vivia, solo eramos ella y yo, le ofreci tomar un refresco, porque ella no tomaba, ni fumaba, tampoco su religion le permitia ni siquiera escuchar otra musica que no fuera hablar de dios, y sexo? , yo creo que ni siquiera sabia lo que era un verdadero beso apasionado, asi que al ir juntos a la cocina, la tome de la cintura, la acerque a mi y la recargue en la barra, observe fijamente sus ojos contemplando su brillo dibujado en ellos, sentia el temblor de su cuerpo, pareciera que no podria sostenerse por si solo, solte su cintura y entrelace mis dedos con los suyos, sentia el sudor de sus manos que pasaba a las mias.

las levante lentamente, luego despacio las fui soltando para que sus manos regresaran a su lugar y las mias se dirigieran a su cabello, el cual acaricie hasta llegar al final del mismo, y luego continue con sus cejas, sus mejillas, su nariz, y prepare la caricia en sus labios, para de alli acercar mi boca a la suya y darle el beso mas sensual, tierno y apasionado de su vida, lo curioso es que no me permitio separar mi boca de la suya, sentia que me mordia mis labios, mis manos instintivamente bajaron a su cintura con unas previas caricias hacia su espalda, su cuerpo se pegaba mas al mio, mis manos bajaron aun mas hasta llegar a sus nalgas las cuales acaricie por encima de su falda.

subi lentamente su falda, hasta que senti la suavidad de sus pantaletas que cubrian sus nalgas, la pasion se desbordaba, su respiracion era mas agitada, mi boca ya no solo buscaba la suya, se deslizaba a sus oidos, a sus mejillas a su cuello, sus hombros, solte sus nalgas y le quite su blusa mientras la seguia besando, el sosten ya no podia cubrir mas sus hermosos pechos cafes, eran grandes, suaves, mi boca sedienta de ellos empezo a chuparlos simultaneamente, pasando de uno a otro, y con suavidad mi lengua disfrutaba del exquiso sabor de sus pesones, ella solo respiraba mas fuerte, se retorcia, mientras mis manos al mismo tiempo desabrochaban su falda y mi lengua bajaba de sus pechos a su estomago, y se estacionaba en su ombligo.

mis manos bajaban sus calzones y mi boca pasaba de beso en beso hasta llegar a su monte de venus, el manjar mas delicioso tendria que ser disfrutado hasta el final, asi que fui pasando mi lengua por sus muslos, sus rodillas, sus chamorros, hasta sus pies, y luego volvi a subir por donde baje, hasta llegar a sus ingles y de ves en cuando rosaba su vagina que ya estaba dejando escurrir el delicioso y refrescante sabor de sus jugos, ya no podia sostenerse mas, se tiro a la alfombra, abri sus piernas y empece a chupar su vagina y tome cada gota del elixir que de ella emanaba, mi lengua resbalaba facilmente y al llegar a su clitoris, ya no solo respiraba fuertemente, tambien gritaba de placer, sus manos tomaron mi cabeza y no la dejaban levantar , sus pies me apretaron fuertemente, todo su cuerpo se contrajo y un fuerte gemido salio de su boca.

sus manos perdieron fuerza, sus piernas se ablandaron, habia disfrutado de su primer orgasmo conmigo, subi mi cuerpo de tal manera que mi pene apunto directo a su vagina, la abri un poco para acomodarlo en su entrada y suavemente fui empujando, hasta que la punta del mismo penetro un poco, y en ese momento ella expreso un pequeño destello de dolor, asi que deje de empujar y espere que su dolor pasara, pero con el pene en su vagina, el cual retire lentamente, tenia que hacer que su virginidad la perdiera sin dolor.

al otro dia, ya en domingo, tuvimos otra sesion ahora no en la cocina, fue en mi privado, tambien terminamos en la alfombra, pero ahora mi pene penetro un poco mas, no hubo dolor, pero tampoco el mete y saca normal, lo cual ocurriria la siguiente semana.

subimos a mi cuarto , repetimos caricias, la pasion era mas fuerte, su deseo sexual era incontenible y en la posicion misionera mi pene penetro su vagina, senti que me quemaba y al mismo tiempo me apretaba, empece el mete y saca, no habia ya nada de dolor, todo era mas facil, su lubricacion vaginal permitia que mi pene nadara en circulos mientras sus gritos de placer no se hicieron esperar, penetraba aun mas tratando al mismo tiempo que parte de mi pene rosara un poco su clitoris, sus piernas me rodearon la cintura, y sus uñas parecia que se enterraban en mi espalda, al mismo tiempo que su cuerpo vibraba a la llegada de su orgasmo.

sin sacar mi pene de su vagina, la voltie de lado, de tal manera que mi cuerpo quedo detras del suyo y asi volvi a empezar el mete y saca, sus gritos eran mas fuertes que los anteriores, no paraba de disfrutar y yo en cada uno de sus orgasmos me sentia feliz, disfrutando de la belleza de sus nalgas al penetrala, de la suavidad de las mismas al sentirlas chocar con mi cuerpo.

volvi a la posicion misionera, queria nuevamnete ver su rostro tan hermoso, su sonrisa sensual dibujada, sus ojos que se cerraban como si no pudieran abrirse nunca, la penetracion la hice mas intensa, mi lengua besaba sus pechos y de alli pasaba a su boca, era el momento ideal para acelerar el ritmo de la penetracion , su orgasmo estaba por venir y tenia que juntarlo con el mio, su vagina apreto mi pene sus jugos se mezclaron con mi leche, y nuestros cuerpos quedaron entrelazados muy fuertemente en un abrazo que parecio eterno.

ya relajados me separe un poco de ella y bese tiernamente su boca, baje a su vagina y la bese suavemente con mis labios en agradecimiento al placer que me habia brindado, fui por papel y limpie los fluidos de su vagina, un instante despues bajo de la cama, se acerco a la ventana, su mirada estaba por sin ningun lado, sus dientes mordian suavemente una parte de sus labios inferiores y unas lagrimas recorrieron sus mejillas, no habia nada que explicar... habia perdido su virginidad.

cualquier comentario sera bien recibido.

saludos y gracias por haber leido esta experiencia placentera de mi vida.

granamante366@hotmail.com FOTOS

1

Streaming Jav Online Free on

Awesome! Its really amazing paragraph, I have got much clear idea
about from this piece of writing.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 31

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: