Inicio » Relatos de Amigos » Me cogi a tres Amigas Borrachas

Me cogi a tres Amigas Borrachas

Hola, esta es la segunda vez que participo en Todo Relatos y lo hago con mucho gusto. Está de sobra decirles que todo lo que les platico es 100 por ciento real.

Pues bien, tengo un grupo de amigos a los que en la actualidad casi no frecuento. Hace algún tiempo (un año) lo hacía con cierta regularidad pero la verdad es que su estilo de vida no es el mío, ellos se embriagan cada fin de semana y yo sólo lo hago sólo en muy contadas ocasiones.

Mis amigos son bebedores --como decimos a México a morir-- es decir que pueden empezar a las 10 de la noche y terminar a las seis, siete u ocho de la mañana de un día después. A todos ellos los conozco y soy tan amigo son de ellos como tan amigo soy de sus esposas.

Yo tengo 35 años y ellas andarán más o menos como por la misma edad, ellos, el más grande tendrá unos 45 y los otros unos dos 42; les aclaro que no son los únicos que se reúnen a esas fiestas bebedoras, se reúnen por lo menos otros cinco matrimonios más (y algunos otros solteros o divorciados) pero éstos, al igual que yo generalmente decimos "bye" cuando ya son las dos o tres de la mañana…

Esta tercia de amigos son los de los que se quedan a dormir y lo hace por la simple y sencilla razón de que son los anfitriones y dos matrimonios viven en la casa en donde siempre se hacen las reuniones y el tercero también se amanece porque son familiares.

Un buen día supe que habría fiesta: ya sé como terminan esas fiestas, ahogándose de borrachos, diciendo incongruencias, saliéndoles el tequila a flor de piel. Los hijos de todos ellos estaban de vacaciones porque se habían ido a la capital del país, de modo que en ese momento se me prendió el foco…

Miren que a nadie, absolutamente a nadie le había platicado esto...

Aunque respeto a mis amigos y a mis amigas no puedo negar que las tres mujeres de las que hago referencia son mujeres exquisitas, sí es verdad que son mis amigas pero también es verdad que están muy ricas.

Maribel es argentina, rubia, de pelo largo se pone unas minifaldas de terror, de piernas carnosas, en varias fiestas anteriores las vi y no perdía detalle cuando cruzaba las piernas y ver esos calzones que me lo mostraban todo.

Yolanda es mexicana, bajita de estatura, morena con un par de caderas sensacionales y una sensualidad natural que te provoca erecciones. Yolanda es la propietaria de la casa y Maribel está casada con uno de sus hermanos.

La otra hembra es Claudia, sensacional, morbosamente atractiva, incluso cuentan las historias que su marido la conoció en un cabaret y la sacó de trabajar. Alta, también rubia con un par de tetas increíbles, no es muy guapa pero no puede ocultar el tremendo culo que se carga, aún utilizando vestidos gigantes se le delinea la figura, su esposo también es hermano de Yolanda.

La verdad es que no necesité planear ningún trazo… Conocía de memoria la operación de la fiesta, de manera tal que esa noche me dormí muy temprano, extremadamente temprano, como a las 10 de la noche y me desperté con reloj despertador a las 5 de la mañana, jajaja todavía me eché un baño y media hora después ya estaba en la casa de la fiesta y, como era de suponerse, ya no había nadie más que los anfitriones, pero las cosas salieron mucho mejor, pues como todo vivimos en una unidad habitacional (fraccionamiento), el esposo de Maribel recién se acababa de ir y Maribel le dijo que lo alcanzaba.

Y dicho y hecho con el aparecer del sol… los dos matrimonios (perdidamente ebrios) se fueron a sus recámaras o mejor dicho ellas los jalaban a ellos mientras yo convencí a Maribel de subirnos al cuarto (la casa es de dos niveles). A eso de las 7 de la mañana el sueño y la borrachera las harían presa fácil de mi negras intenciones, logré subir a Maribel mientras que Claudia se quedó dormida en la sala supuestamente esperando a Yolanda para platicar.

Ya en el cuarto sin mayor preámbulo me despaché con la cuchara grande…

Maribel estaba a mi merced… la dejé totalmente desnuda y ella pensaba que estaba con su marido pues había tenido el cuidado de correr las cortinas para que no entrara la fastidiosa luz…. Pasé lengua por todo su cuerpo y ella me correspondió, que lindo manjar tenía ante mí y la obligué a que me mamara la verga y lo hizo deliciosamente, y más me excitaba cuando me decía "Ramiro (su esposo) que rica tienes… la tienes mas grande ahora… ufff créanme que nada de acordarme de aquella travesura me vuelvo a venir…. A Maribel le di verga por delante y por detrás ¡Qué ricas nalgas!… Yo no sé si me amigo alguna vez se la haya cogido por el culo pero yo bien que se lo disfruté no paraba de bombearle y me corrí en ese apretado hueco que me ofrecía Maribel…. Yo estaba fresco, de alguna manera me había preparado para ello, quise aventarme más palos con Maribel pero me acordé que Claudia estaba abajo, así es que como pude logré vestir a Maribel y todavía darle un tremendo beso de despedida…

Cuando bajé vi en la sala el espectacular trasero de Claudia, antes me cercioré que Yolanda estuviera en su cuarto junto con su marido y que el marido de Claudia también estuviera en el cuarto…. Corrí las cortinas de la sala en donde sí entraba la luz…. Mi excitación estaba a tope, para ese entonces ya no pensaba sólo en Claudia, mi segunda víctima, sino incluso en Yolanda….

A Claudia no la desnudé completa, la verdad es que es una mujer muy alta y muy traserota (culona) y yo soy bajito, además podía darme cuenta que estaba en total estado de embriaguez, así es que sólo le alcé la falta y le bajé los calzones, me estaba dando un atracón con mi amiga, le di lengua en el culo y sólo veía que se acomodaba y cuando ya la tuve a tono no dudé en metérsela de un jalón. Tenía la verga hinchada, tremendamente cabezona y no podía creer que me estuviera cogiendo a esa súper hembra….

Total cuando sentí que ya me venía se la coloqué en el culo y poco a poco fue bombeando hasta que le entró todo, ¡Qué cosa tan deliciosa! Pienso que ella creía estar soñando porque me expresaba palabras de satisfacción, incluso llegué a pensar que estaba despierta pero nada…. Estaba tan alcoholizada como Maribel, como Yolanda y los demás… Fui al baño y me lavé la verga, luego abrí el refrigerador y me tomé una Coca Cola, incluso comí algo de lo que habían servido: botanitas y poco de pastel. A las ocho de la mañana yo era amo y señor de esa casa…

Sólo me preocupaba el de Maribel, el amigo que se había ido a su casa, a dos o tres cuadras de allí. Y aunque me había informado de que efectivamente por su estado de embriaguez –según me decían ellas—no volvería. Decidí cerrar la puerta con llave para evitar un susto…

Recuperadas las fuerzas venía la tarea más difícil entrar al cuarto de Yolanda: Ahí estaba, al lado suyo, Miguel su marido, pero la verga la tenía hirviendo y me importó. El único detalle que me ayudaba es que tenían una cama enorme de las llamadas King o Queen, la más grande entiendo, me desvestí y sólo me quedé en calzones. Me puse justo detrás de Yolanda, Miguel estaba del otro lado. La operación tenía que ser con mucha delicadeza o de lo contrario salir huyendo, confiaba --por supuesto—en la cantidad de tequilas que Miguel había tomando, definitivamente el más bebedor de ellos.

Abracé a Yolanda y sentí algo muy hermoso por ella. Fui mucho más tierno con la morena que con las otras dos rubias… Si realmente tenía una amiga, amiga, lo era ella. Con ella me pasé tardes platicando sobre los asuntos de mi divorcio. Con ella sentía algo más, estaba excitado por supuesto que lo estaba por que posee unas piernas de campeonato y un culo casi sin utilizar pues en anteriores ocasiones me había comentado que Miguel su marido, por el exceso consumo de alcohol, casi no tenía erecciones.

De modo que estar con Yolanda fue algo delicioso… Yo venía pensando en alguna de ellas y me estaba tirando a las tres… Le metí mano, le acaricié los pelos del área vaginal. Le besé el cuello y ella se empezó a retorcer se estaba calentando igual que yo… pero tenía poco tiempo y al estar en la misma cama, junto al marido, no podía vibrar mucho la cama.

Así que no me quedó otra que irme directo al culo y penetrarla poco a poco, con calma pero a la vez con fuerza con bombeo cadencioso…..ya hablaba y me decía "Aaayyy papaciiiiito!!!"

No tardé mucho me vine dentro de ella y creo que hasta esos momentos reaccioné de lo que había hecho… era sábado y la gente suele levantarse tarde pero pensé que a lo mejor algún vecino me podía ver y decidí abandonar la casa…

Muy fresco me fui a la casa mía a seguir durmiendo y supuse que algo recordarían ellas pero, para mi fortuna, no fue así y la única que al día siguiente me sorprendió con su comentario fue precisamente Yolanda quien me dijo: "no me lo vayas a tomar a mal pero anoche tuve un sueño erótico contigo…" No quiso entrar en detalles pero uffff me culié a tres amigas y que me perdonen mis amigos pero ya le tenía muchas ganas a sus viejas….

Naturalmente el remordimiento no me deja descansar en paz y es ésta la primera que lo confieso todo.

Comentarios a argelvazquez@hotmail.com

Argel vazquez1

Oscar on

Hola, antes que nada es un gusto saludarte, bueno sobre tu relato es muy bueno, ojala que tenga una oportunidad como la tuya, claro no con las esposas de mis amigos.

2

sonwil on

que interesante relato mi amigo haber ojala tuvieras una fotos de ellas para q no las mostraras ..jejeje y ya me imagino que super bien te la habías pasado.

3

Mauricio Moreno on

Ojalá podamos contactar para intercambiar experiencias, la tuya me pareció muy "fregona".

4

Alma on

se puede ser tan boludo en creer lo que cuenta este tipo? dejense de joder muchachos!!!! son todas mentiras, lo cuenta para que ustedes al leerlo se hagan la puñeta!!!!!!!

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Categorias

Paginas

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: