Inicio » Relatos de Amigos » La Visita Inesperada - 3ª Parte

La Visita Inesperada - 3ª Parte



en su mano que no le cerraba y le corría el pellejo hacia arriba y luego lentamente lo pelaba, estaba mojado de líquidos.

Mari decía: ¡Mira Papi que vergota tiene Pepe! Tienes gordísima la cabeza no me va a entrar, déjame chuparla Humm, casi no me entra en la boca parece un hongo, Pepito mi amor, parece que te transplantaron una verga de negro, como que no corresponde a tú color ni a al tamaño de tú cuerpo.

Yo me moría de risa de los comentarios de mi mujer, pero tenía toda la razón la polla no correspondía con mi amigo. (El es blanco y delgado) Pepe orgullosamente la lucía, y se la pasaba por la cara de mi esposa dándole unos vergazos en las mejillas, luego se acostó en la cama y Mari se hincó a mamarle la verga le corría la lengua por los lados y en un acto de putería extrema logro meterse el glande en su boca, mientras yo le comía su coñito que lo tenía empapado disfrutando del sabor de sus abundantes jugos, para después darle unos piquetes con mi lengua en su culito.

Mi mujer volteo a verme y me decía; cógeme mi amor, para que me abras bien la panochita, inmediatamente me acomode de perrito y se la fui dejando ir poco a poco, la panocha estaba a cien grados, movía lentamente sus nalgas de un lado al otro la bombeaba despacio para no desconcentrarla de la mamada que le estaba dando a Pepe y retrasar mi orgasmo, ella gemía con su boca llena.

Un momento después exclamó; me quiero coger a Pepe, quiero sentir esa vergota bien adentro. Ábrela bien mi amor y se dio tres empujones hacia atrás clavándose toda mi pinga. Me separé, mi esposa se hinco sobre la polla de mi amigo que ahora se veía más hinchada, se restregaba el cabezón en la entrada del coño, se dejaba caer un poco, se quedó inmóvil un momento, bajo un poco más, y muy lentamente el súper glande desaparecía.

Yo no perdía detalle de la metida de verga que estaba recibiendo mi señora, ella subía un poco para luego bajar más y meterse un tramo más de verga hasta que desapareció toda la verga dentro de mi mujercita, que para ese momento tenía una cara de triunfo y de lujuria impresionante, jadiando se movía de arriba a bajo retorciendo sus nalgas como toda una puta, mi amigo le oprimía las tetas con fuerza, ella jadiaba y gritaba que vergota tan rica tienes, se convulsionaba con un orgasmo muy fuerte, que la hizo recostarse sobre Pepe, se besaban trenzando las lenguas. Estaba como desmayada de tanto placer, mientras mi amigo se despachaba a lo grande, pues le hacía un rápido mete saca abriéndole y estrujando sus nalgas.

En eso mi amigo la giró y quedo sobre Mari, que abría lo más que podía sus piernas y la bombeaba lentamente mientras le decía; eres la mejor vieja que me he cogido estás muy apretada que rico coges mi amor, y le sacaba casi toda la polla y se la volvía a hundir hasta los huevos, Mari estaba en éxtasis sus orgasmos eran continuos sus nalgas no dejaban de moverse, le aplicaba su perrito a la verga de mi amigo, Pepe empezó a gritar, haag ¿que me estás haciendo? me estas dando de punzadas en la verga, después de coger un rato Pepe incremento su velocidad y grito; ¡huy siento que me voy a venir! ¿Me salgo?, a lo que mi esposa le ordeno; ¡vente adentro, bien adentro!, y le agarraba las nalgas a Pepe para que no se le escapara y pronto estaba jadiando al mismo tiempo que Mari, ella gritaba; ¡que rico te estas viniendo! Haag, tú leche está muy caliente siento que me quema haag, los dos se convulsionaban.

Un rato después Pepe retiraba su verga flácida del coño de mi mujer, y parece que le quitaban un tapón pues hasta sonó plop, y salía una gran cantidad de leche en ese momento me subí sobre mi mujer, y se lo metí hasta los cojones de un solo empujón pues estaba muy abierta y repleta de leche, nos besábamos con mucha pasión y de inmediato se empezó a venir jadiando y gimiendo, con una cara de puta preciosa mi esposa me decía que rica cogida me están dando, llamaba a Pepe; ven te la quiero mamar, la leche de Pepe me hacia muchas cosquillas en mi polla, Pepe le acercaba su polla a la boca y mi esposa se la chupaba dejándosela bien limpia el ver esto a unos centímetros de mi cara me súper calentó, aceleré mis movimientos, Mari hacía lo que tanto le gusta y calienta, se la pajeaba y mamaba, luego me besaba trenzando su lengua me pasaba restos de la leche de mi amigo, ella tenía un orgasmo muy fuerte, que en ese momento me sacó varios chorros de leche que se mezclaron con la de Pepe.

Nos quedamos reposando los tres, un rato después, Pepe se levanto y preparó unos tragos nos los trajo, se sentó a un lado y acariciaba una pierna de mi mujer y pronto sus dedos acariciaban el coño recogiendo nuestras leches frotándola en las tetas, me preguntaba que sentía al ver a mi esposa cogiendo con él, le dije que me calentaba mucho, que era toda una súper experiencia ver a Mari en acción con lo rico que coge, y ver que técnica tiene el compañero con el que está cogiendo y las cosas que pasan, como ejemplo; nunca pensé que tuvieras esa verga, es totalmente diferente a tú color de piel, Mari tiene toda la razón te la transplantaron.

Continúe: Para mi fue maravilloso ver como Mari se esforzó para metérsela, y con que ganas te la cogías, y como gozó de tu polla, y tu como la disfrutaste. Y ahora te pregunto a ti ¿que nos pasó?.... Nada ¿verdad?.. Seguimos siendo amigos. Mari no se va a fugar contigo. Tú no te vas a divorciar de Paty. Mari se lava su papaya y se viste y es la misma que encontraste en casa. Lo único que paso es que tuvimos unos maravillosos momentos juntos. Y lo disfrutamos los tres, eso es todo, no pasó nada.

Mi amigo me decía perdón que pregunte tanto, pero siempre he tenido la fantasía de ver a Paty cogiendo con otro, y ella esta de acuerdo, ya lo acepté, pero me preguntaba si eso no afectaría mi matrimonio. Le contesté si realmente se aman y son sinceros, al contrario se fortalecerá. Y después de aceptarlo no puedes recriminar nada pues tú lo aceptaste y lo permitiste, es normal que las primeras veces te mueras de celos, por que tú mujer se dedica más al otro, pues es su juguetito nuevo y siempre le va atraer más que tú, que tienes años cogiendo con ella.

Además le tiene que demostrar que es toda una hembra, capaz de coger con los dos, y que tan puta puede ser, por que el calentón más fuerte se lo va a pegar el otro, pero al final tienes tú recompensa, pues ella se esmerará en cumplirte todos tus caprichitos, inclusive llevarte una amiga para que te la cojas y disfrutar con ella, y te va a pasar lo mismo, de momento te es más atractiva la nueva compañera, te sentirás el rey con dos mujeres. Además solo es coger por coger, no deben de mezclarse otros sentimientos.

Mira Pepe yo he llegado a la conclusión que solo vivimos una vez, y la vida es como una paleta helada, la chupes o no la chupes de todas maneras se acaba. Y en lo que se refiere a nuestras mujeres hay un refrán grosero, pero muy real que dice: coño lavado es coño nuevo.


by Un buen AMigo - Anónimo FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 32

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: