Inicio » Acceso a Camaras » la puta de mi novia

la puta de mi novia

Esta es otra historia real que les voy a contar, después de mi experiencia con la puta de Claudia, entendí que el que se cogieran a mi pareja me ponía a mil, por lo que al haberme separado de mi noviecita, empecé a salir con otra chica de nombre Raquel, ella tenía 20 años y no tenía mucha experiencia en el sexo, pues únicamente había vivido con un chavo y duraron pocos meses juntos, de esto que les digo me consta, pues a ella yo la conocía desde que iba ella en la secundaria, pues era amiga de la familia, volviendo al relato cuando comencé a andar con ella era una chica más bien conservadora pero como es muy bella, siempre que salíamos los hombres y algunas mujeres la miraban morbosamente, por supuesto que eso me excitaba, ella no vestía muy fuera de lo común por lo que le sugerí que se vistiera más sexi, que ama no me molestaba, que al contrario me gustaba que vieran que bizcochito me andaba cogiendo, al principio no quería, pero con el tiempo acepto y yo mismo le compraba la ropa que quería que usara, faldas cortas, pantalones entallados, blusas ombligueras y sema trasparentes, etc., al principio se sentía incomoda al vestirse de esa forma, pero al poco tiempo le gusto y ella misma se vestía como una zorrita cuando salíamos juntos, pues me decía que le causaba morbo como la miraban y que en ocasiones hasta se mojaba por lo que le decían, cuando salía con ella dejaba mi carro cerca de una estación del metro y abordábamos los vagones que fueran más llenos, si detectaba que algún hombre se le pegaba, yo hacía como que no me daba cuenta y ella creyendo que no me daba cuenta se dejaba restregar las vergas en su rica colita, como se imaginaran yo me ponía a mil, tanto que tenía que usar las playeras de fuera para que no se me notara la verga, un día que note que estaba caliente por los restregones de verga que le habian dado, la lleve a un hotel que estas por el metro Martín Carera y cuando estaba más caliente le dije que si le gustaba que le embarraran la verga en el trasporte público y vestirse como puta, me dijo que si, que le encantaba sentir las vergas restregándosele, yo le dije que si le gustaría coger con alguien más, que por mí no había problema, me dijo que si le hablaba enserio, le dije que sí y ella me contesto que sí que le gustaría coger con alguien más que yo, eso la puso más cachonda de lo que estaba y cogimos como nunca, al terminar me pregunto que si era enserio lo que le había dicho o madamas porque estaba caliente, le conteste que era enserio y que me gustaría verla coger con alguien más o saber que se la cogieron, entonces me dijo que sí que le gustaría, salimos del hotel y fuimos por mi carro, nos trasladamos a plaza galerías y le dije que se bajara y entrara que yo la iba a seguir y que si veía a alguien que le gustara, que se le insinuara y que si le daba jale lo llevara al caro y ahí le explicábamos lo que queríamos y si aceptaba se lo cogiera, comenzó a caminar por el centro comercial y a la altura del corredor esotérico había un chavo como de 25 años alto y que en cuanto la vio le empezó a tirar la honda se le acercó y comenzaron a platicar, después de aproximadamente media hora me hiso una seña y salí del lugar, poco después llegaron, a Raquel sele notaba lo nerviosa y cachonda que estaba, pues el chavo estaba por lo que se le alcanzaba a ver bien dotado, aparte estaba fornido y era bastante guapo, le comente rápidamente lo que queríamos y acepto, les dije que se subieran en la parte trasera del vehículo, al subir pude notar que el chavo tenía su verga dura pues se le notaba la erección en su pantalón, como mi carro tenia los vidrios polarizados no se veía al interino de este, les dije que quería que se la cogiera ahí atrás mientras yo manejaba, ellos comenzaron a fajarse mientras yo circulaba sobre circuito para salir a reforma, cuando llegue a reforma él ya se había quitado el pantalón y sus bóxer, le dije que me enseñara su verga y como lo creí estaba grande y gruesa, le dije a Raquel que viera la vergeta que se iba a comer, que la exprimiera como la puta que era, ella llevaba una minifalda de mezclilla y una tanga, por lo que no fue difícil quítasela, ella le comenzó a mamar la verga y el chavo gemía de pulsar, le dije que le dijera lo puta que era y comenzó a decírselo, le decía que sea iba a coger delante del cornudo de su novio y que después me iba a tragar su leche, ella únicamente decía que sí, que era una puta y que yo era un pinche cornudo pendejo, que le hiciera lo que quisiera, ella hiso que se viniera y la dejo ir los mocos en su cara y sus pechos, yo sudaba y mi verga no me cavia en el pantalón, yo seguía manejando por la lateral de reforma, después de un momento ella lo empezó a pajear y casi de inmediato su verga creció, no se la medí pero fácil eran más de 18 centímetros y era gruesa y venosa, para que negarlo en ese momento hasta se me antojaba darle unas ricas mamadas, pero no lo hice pues seguía manejando, mi carro era grande y cómodo por lo que cabían bien atrás, en la puso de a perito y le dijo que ahora iba a sentir una verdadera verga, nunca dejo de decirle lo puta y zorra que era y yo lo pendejo y cornudo, ella me decía que si me gustaba que su noviecita fuera una puta y que de dejar coger por otro cabrán, por supuesto que yo le decía que sí, que se dejara coger, que me encantaba saber lo puta que era y que después le iba a chupar su pucha llena de lechita de ese cabrán, el sea seguía cogiendo y ella gritaba que era una puta que le metiera toda la verga, gritaba tan fuerte que tuve que subirle al radio, para que no se escucharan los gritos de la puta y del cabrán, ella había tenido varios orgasmos, él era aguantador pues no se venía, yo feliz pues eso prolongaba mi placer, me saque la verga del pantalón pues me dolía de lo durara que la tenía, por fin después de un largo rato de tener como perra a Raquel, el chavo se vino antes ella le había dicho que se viniera adentro de ella que quería sentir sus mocos dentro que le explotara su verga en el interior, él se vino dentro de su puchito y gritaron deliciosamente, él le saco la verga y todavía la tenía bastante tiesa y le escurría leche, no pude aguantar la tentación y las ganas y me orille y le dije que me dejara limpiársela con mi boca, él se dejó y le chupe su deliciosa verga, era la primera vez que probaba una verga y déjenme decirles que fue delicioso, su leche estaba caliente y espesa, se la mame por un minuto aproximadamente y se ya deje limpia, ella me veía sorprendida pero con lo caliente que ella estaba me decía comete su mocos cabrán y ahorita te vas a comer los que me echo en mi pucha, termine y el chavo nos pidió que lo dejáramos cerca de un metro, lo deje en la glorieta del metro insurgentes, nos dio su teléfono, y se despidió, ella lo beso en la boca y le dio las gracias por la rica cogida que le había dado y que después le hablaba, ella continuo en la parte de atrás, yo le preguntaba si le había gustado y me decía que sí, que rica verga tenía el chavo y que seguía caliente, que sentía el semen del escurriéndole y que estaba caliente, yo me encamine hacia la colonia roma y ahí me estacione en una calle en donde no pasaban muchos carros, me pase a la parte de atrás y la recosté boca arriba y comencé a mamarle su pucha, le escurría la leche y se la chupe toda, le decía que me encantaba que fuera una puta y que quien la viera con su carita inocente, sabiendo lo puta y zorra que era, ella se prendió y me decía que ya me la cogiera que quería sentir mi verga , me la empecé a coger mientras le decía que si le gustaba ser una puta, que le daba permiso de coger con quien ella quisiera, que mediera si se le antojaba coger con alguien conocido y ella me dijo que quería volver a coger con su ex, pues la tenía la verga grande y que siempre se la cojea de apetito, que quería volver a probar su lechera, yo le dije que sí, que cuando ella quisiera, que me excitaba imaginármela cogiendo con su ex, también me dijo que había un señor en su trabajo que quería cogérsela y a ella le gustaba mucho, yo le dije que sí, que se lo cogiera cuantas veces quisiera aunque yo no estuviera presente, madamas que me avisara, para saber y que yo mismo la llevara, pero que no les dijera que yo sabía que se la cojean, para que cuando me vieran junto a tú, creyeran que era un cornudo que no sabía que me ponías los cuernos, cuando terminamos de coger mi leche y la que daba del chavo se mesclaron, cuando terminamos fui a dejarla a su casa, cabe decir que ella trabajaba en un centro comercial y que después de un tiempo cuando iba por ella los que se la cogían me saludaban muy amistosamente, ignorando que yo sabía que ya se habian cogido a mi noviecita, pero de estas ocasiones les contare luego, claro si así lo desean. Me avisan si quieren que les siga contando de las punterías de Raquel.

FOTOS

1

Pedrin on

si desearía saber mas sobre la caliente y puta de tu novia, me encantan esos relatos de chicas que visten muy sexis con minifaldas y escotes y les gusta tanto el sexo y son asi de zorras.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 21

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: