Inicio » Acceso a Camaras » ESPOSA COMPARTIDA

ESPOSA COMPARTIDA

ESPOSA COMPARTIDA

 

MI HISTORIA la comenzamos a escribir en el 2012 --No fue fácil redactar lo que van a leer porque tal vez sea algo que mucha gente considera como tabú. 

Y la mantuvimos en privado hasta este 2016 cuando decidimos darlo a conocer al público.

 

Gran parte de esta historia fue escrita por mi esposo  y no quise cambiar nada. Solo agregue algunas líneas para todas las personas que no conocen la forma de vida sexual. (CUCKOLD)

Somos una familia compuesta por mi marido  mis 2 hijas  y su hija de mi esposo  y yo que tengo ahora 42 años.

No es que me considere una mala esposa, es solo que mi esposo me tiene que compartir con alguien más, y lo sabe -  es que no puedo controlar este impulso que me enciende las entrañas, al verlo mi cuerpo me hace rendirme a él -  soy suya y me toma a su antojo.

Mi esposo descubrió en mi  algo que por muchos años mantuvo oculto y que cuando se lo planteo  a otras mujeres simplemente lo rechazaron.

Descubrsu  lado voyeur su lado de cornudo -  dejaba que él me  fotografiara, semi desnuda o en poses sexis para alimentar nuestro libido sexual y acepte  fantasear con que otro macho entrara a nuestra vida.

Habíamos intentamos sin  éxito conocer algún hombre o corneador por medio de chats o facebook pero todos nuestros esfuerzos fueron vanos nunca logramos encontrar alguien en quien poder confiar.

Incluso estuvimos en fiestas swinger pero realmente nunca encontramos el hombre con el que me sintiera a gusto. Un hombre que pudiera meter a mi casa y sentirme en plena confianza con él junto con  nuestras nenas -  que  tuviera  la virtud de saber excitarnos y darnos ese placer que buscábamos   - como vulgarmente le dicen que nos cogieran por todos nuestros huecos oral, vaginal y anal.

 

--Se que lo que están  leyendo no es muy usual que la madre busque, un amante o un hombre que le haga el amor y que después se lo haga a las  hijas  esto por lo regular no es normal desde el punto de vista moral o social.

 

-- Tal vez en los hombres está más permitido que el padre lleve al hijo con una mujer  a que se inaugure pero en la mujer no está permitido,  esta deber estar guardada e intacta hasta que se case.

 

Dicen que el tal vez no existe pero mi vida dio un giro cuando me reencontré con Brandon mi ex novio   quien era un verdadero macho, un tipo rudo, arrogante, que siempre consigue lo que quiere, pero a la vez un mujeriego de primera, por eso lo deje porque me entere que tenía varias mujeres, y eso me enfado.

 

No puedo recordar con precisión cuantas mujeres dejaron su virginidad en su pene  y en su  cama de Brando  incluyéndome  a mi -  pero fueron varias las que cayeron  con la falsa promesa de casarse con él.

Yo tenía entre 14 y 15 años y brando casi 20  Fui su novia por 3 meses y no logre  aguantar sus embates de llevarme  a la cama.- no quería ser una mas   - Se enojaba que no lo dejaba meterme mano-  El DIA que me desvirgo fue  en unos 15 años de una  prima me convenció para ir a su departamento ya no lo pude detener. - Cuando quise reaccionar ya era tarde, me  tenia desnuda de los pies a la cabeza y sus dedos comenzaban a jugar con mis labios íntimos a la vez que su boca me besaba y me succionaba los pechos.

Mi cabeza comenzó a dar vueltas y unas sensaciones hasta ese momento desconocidas me invadieron y  se apoderaron de mi cuerpo.  - Sabia que estaba mal,  que tal vez me arrepintiera por hacerlo pero comencé a experimentar  cosas que jamás  nunca antes las había sentido y me deje llevar. -- Me sentía muy  húmeda de mi entrepierna y cuando él me acostó sobre la cama y me abrió de piernas y su lengua  comenzó hurgar dentro de mi cueva explote que comencé a gemir y gritar como poseída.

Me estuvo acariciando con su lengua, a la vez que sus dedos me abrían de mi concha dejándola expuesta a sus ojos los cuales me revisaban de arriba abajo todos los rincones de mi cuerpo.

Cuando me dio su  pene  para que se lo  mamara me asuste pero hice acopio de fuerzas y comencé a chupársela. Era la primera vez que tenía a un hombre desnudo frente a mí.

Tuve miedo de que me lastimara cuando - Se subió encima de mí y con sus piernas me hizo abrir mis muslos. - Me agarre de las  sabanas  con fuerza al  momento en  que sentí como la cabeza de su pene  luchaba por entrar en mi concha sin  lograr insertarse.

Me beso y se parto de mi por unos segundos -   Me recostó sobre la cama con el trasero al aire, y comenzó a bajar por mi espalda con  besos y caricias  hasta llegar a mi trasero, con sus fuertes manos me abrió las nalgas  y después hundió

su rostro   para lamer mi  concha , oh! sus lamidas eran magistrales, jamás me había sentido de esa forma - era todo un experto, me tenía en cuatro patas con mi sexo  ya muy mojado, mientras yo me mordía los labios tratando de controlar tanta excitación, solo comenzaba a gemir involuntariamente: - Mmmmmmmm…………aaaahhhhhhh……….. Me tenía a su merced -- Ya que me tenía muy mojada.. Me sujeto de mis caderas  mientras se colocaba en posición con su pene  tieso como roca apuntando a mi concha  expuesta y húmeda, y  me la fue introduciendo por detrás. Comencé a musitar --despacio por favor - Ten cuidado me duele- me lastimas-

Su pene  seguía entrando en  mi vagina hasta topar con la barrera de mi himen el cual garantizaba que ningún otro hombre antes me había penetrado. Y me jalo hacia él. Y  sentí como me ensarto  - Recuerdo que grite y llore -  arañe la sabana - lo insulte. Cuando me penetro y me rompió. Sentía que por dentro algo me desgarraba intente zafarme - Pero no me soltó me mantuvo firme pegada – ensartada a su cosa. Hasta que sentí como sus huevos chocaban con mis  nalgas.

Comenzó a penetrarme de manera increíble, con fuerza y firmeza, poco a poco fue agarrando mas ritmo cada vez me penetraba  con más fuerza, me hacía sentir usada, no era un tierno acto de amor, sino una pasión descontrolada y poderío, pero lejos de desagradarme, recuerdo que me calentaba, me provocaba un placer sin igual. 

 

Me dio una cogida fenomenal  termine llorando pero contenta de haberme entregado a él.

Me lo hizo 4 veces  ese día que me estreno  al otro día no me podía parar de la cama por el dolor de mis  piernas de mi vientre – de mi cadera - Regrese a su departamento en varias ocasiones y siempre terminaba abierta de piernas y cogida por él.

--Una vez intento darme por el culo pero no aguante el dolor al momento en que su pene  hacia presión para ingresar en mi cola  el dolor me ganaba y  termine adolorida y llorando que por favor le pedí que  ya no lo intentara.

Nunca he podido olvidar ese día en que me rompió en ese momento no lo supe, pero desde ese momento quede marcada por el -  ya no había nada que le pudiera negar, me hice suya. 

Después que me anduvo cogiendo dejo de buscarme intente buscarlo pero no supe de  el por mucho tiempo hasta que el día menos pensado cual sería mi sorpresa encontrarlo. Sentí su mirada  recorrer  mi cuerpo nos dimos un abrazo de amigos y me estremecí al contacto de nuestros cuerpos estoy segura que él se  percato de mi perturbación.

Comenzamos a platicar de las anécdotas, los años no pasaban por el solo que ahora estaba más robusto más maduro  seguía siendo un buen mozo.

Durante toda la semana intente no pensar en el – procure borrarlo de mi  vida pero no lo logre - Una de las realidades y  fantasías era  la de  encontrar un buen corneado, la de un buen macho alfa y ahora lo tenía casi al  alcance de mi vida.

Estaba segura que él se ganaría  el derecho a ocupar el lugar de hombre de la casa, no desde el punto de vista económico, sino la autoridad para ejercer poder - dentro de mi vida- la vida me había puesto una vez más a Brandon y el era - Un buen corneador  tenia   la autoridad suficiente y los pantalones para asumir ese rol. Quedarse en mi casa  implica un estilo de vida  diferente -  listas a obedecer al hombre madre e hijas.

Han pasado más cosas desde que nos vimos -  fui yo  quien se lo conté a mi esposo y fue mi propio marido quien   le propuso cogerme nuevamente a Brando – nunca olvidare su cara de lujuria y de excitación cuando mi esposo Emilio le conto de nuestras preferencias   sexuales  y de nuestra búsqueda de un corneador que entrara a la casa a coger a las hembras de su familia.

Emilio mi esposo me confesó que la   sola idea de pensar en verme  ensartada por él  lo  excitaba de una manera inusual. - El resultado de todo esto fue que me volví a sentir mujer volví a ser su hembra.  No solo le permite entrar a mi casa a cogerme si no le di   todas las facilidades  para generar confianza con mis nenas.

Como es posible esto se que se lo preguntaran.-  Pero todo esto es ya otra historia. La historia que conto Emilio mi esposo.

Algunas de las fotos son reales y otras sólo sirven como ilustración.

Mi  Historia

Soy  un profesor jubilado  casado con Gaby  de 41 años.

Me anime a  relatar este suceso que  enterré en mi “lado oscuro”,  pensando que fui de lo peor por vivir algo así. Fue una situación tan “intensa”, por llamarle de alguna manera, que después de aquel día y por mucho tiempo, repasaba detalle a detalle lo sucedido, prolongando la excitación que sentí y por otra parte soportando las tremendas crudas  morales que eso me producía al ver a mi esposa gozar en los brazos de otro hombre  del sexo sin tabúes, celos o resentimientos.

Mi esposa es una mujer  de cuerpo  atractivo, sus nalgas Son el principal centro de atención de cualquiera que pasa y sus bien formadas  Piernas que también le roban el aliento a cualquiera. – cuando la conocí   tenía 2  niñas  y yo tenía  una nena de mi  relación anterior nos juntamos a vivir pero  - siempre estuve consiente de la  diferencia de edades que había entre nosotros y que un día ya no podría satisfacerla íntimamente  y tendría que ceder mi lugar de macho a otro hombre para que la satisficiera sexualmente.

Me conto como fue su despertar  sexual con Brando  quien había sido el hombre que la había hecho mujer – después de Brando me conto que mantuvo relaciones con su padrastro se podría decir  que compartió con su madre al mismo hombre.

Cuando me hablo de BRANDON me quede sorprendido, como hipnotizado  cuando la  escuche decirme, --las niñas ya son unas señoritas, amor y tu sabes que yo no tengo secretos ni tabúes con ellas sobre el sexo. 

“Y BRANDON PUEDE SER ESE MACHO QUE BUSCAMOS-  tengo el deseo enorme  de  que me haga el amor y desvirgue a las niñas”

Tuve en ese momento una erección tremenda pero pensé que tal vez era solo un arrebato pasional del momento pero a partir de ahí comencé  a pensar cada vez más frecuente en esa posibilidad   del tema  liberal. -  Sabía que  ya la semilla estaba dentro de mí.

Comenzamos  a salir  y avernos con Brandon mi esposa estaba  encantada de volver a encontrarse con él, y el por su parte solo  la desnudaba con la mirada. - De ahí comenzaron los mensajes de texto, constantes mensajes, que hacían que mi esposa dejara lo que estuviera haciendo y ponía una expresión de felicidad en su rostro cada vez que veía que le llegaba un texto de él, nunca me decía de que le escribía, mucho menos dejarme leerlos, solo decía que no fuera celoso. 

 

 - hubo esa química que ella buscaba debo aceptar que el tipo - me pareció un hombre tranquilo, culto, muy atento, sincero. Y sobre todo tenia eso que buscábamos

- A mi mujer le encantó que me cayera tan bien, cuando se hablo del tema de cogerse a mi mujer -  no encontraba la forma de cómo hacerlo sin verme o sentirme como un pendejo – por fuera era un manojo de nervios pero por dentro tenia una erección que no podía disimular  - mi lado voyeur estaba ahí – debía aceptar ser un cornudo era ahora o nunca

algo dentro de mi cambio  por mi mente pasaron las imágenes de ver a mi esposa ensartada por Brandon – escucharla gemir – y gritar cuando la rompiera del culo algo que yo jamás había logrado en todos los años de casados  - y sin más tuve una erección con solo imaginar.

Después de vernos en restaurantes y cafeterías le abrimos las puertas de la casa – siempre cuidamos las apariencias por el famoso que dirán, evitábamos, en lo máximo llamar la atención para evitar murmuraciones – desde la primera visita mi esposa me abrazó y me dio las gracias.  

– Me quede estático -lo escuche decirle Gaby  quiero hacerte mía - hacerte gritar de placer –venirme dentro de ti – soy un hombre que le gusta satisfacer  a su hembra  para tenerla contenta.  Tú me conoces  - estoy limpio,  no tengas miedo de una enfermedad – y si me embarazas le contesto no me cuido

Me sentía confundido excitado  que por mis nervios derribe un florero había llegado la hora de salir corriendo, o quedarme asumir. Mi roll de esposo cornudo. - lo escuche decirme, deseo a tu mujer estoy enloquecido por ella por besarla por acariciar su piel por oler su perfume-- por mamar su sexo --oler su culo morder sus nalgas por cogerla por hacerla gritar de placer—Y por romperla del culo  perdóname pero es la verdad deseo  tener a una mujer como la tuya fina –bonita – toda una real hembra.

Me quede pensativo – sin saber que decir- no logre contestarle - Pero comprendí que con o sin mi permiso mi  mujer  estaba de acuerdo en coger con el  – sabía  que era  simpático - joven y estaba  dotado  tenía todo lo  que una mujer busca.

--Si teníamos relaciones debía ser con preservativo cuidando de que  no representara un peligro para ella quedar embarazada. Ya no le importaba su figura -  ahora estaba permitiendo que se la cogieran sin preservativo – aceptaba  que  se viniera dentro de ella con el riesgo de quedar preñada.

Estábamos  permitiendo que conviviera con las nenas  –y  fueran desvirgadas por el hombre que ella estaba aceptando como amante  y que unos años atrás le había robado a ella su virginidad.

 

El ENCUENTRO

 – El paso estaba dado mire a mi esposa caminar hacia la recamara  que habíamos habitado y que ahora estaba destinada a ser el lugar donde Brandon la volvería a coger- estábamos en la sala él se  puso de pie para ir tras ella note su mirada  sobre las caderas de mi mujer – me sentí mal – tome  un trago  de tequila  que me raspo la garganta. El momento había llegado, y  descubrí que es un placer difícil de poder describir,   cuando mire  a mi   mujer y a Brandon  entregarse a la  pasión del sexo olvidándose que los miraba.

La fue desnudando hasta dejarla en  ropa intima.  – la respiración  de mi mujer delataba el grado de excitación que en ese momento tenia  observe como tenia mojada su  raja  por la transparencia de su sexo sobre las pantaletas -  los labios de su sexo estaban  hinchados, abultados.- se arrodillo sobre  ella  y se puso  a mamarla de su sexo haciendo a un lado sus pantaletas-

Desconocí  a mi mujer que comenzó a gritar y  mover sus caderas  con furia cada vez que el  metía la lengua en su sexo- Me matas me voy a correr comete mis jugos.  Fáltame al respeto, hoy quiero ser tu puta.

Me quede como idiota cuando la escuche hablar, pero no había tiempo para arrepentirme y me quede observando cómo Brando   se comía el sexo de mi mujer - provocando en ella  unos gritos de agonía y de escándalo.

-- el se desnudo y tomo a mi mujer de la nuca invitándola a que le mamara la verga,  abrió su boca aprisionando la verga en sus labios y comenzó a mamarlo sin poder metérselo todo en la boca - Las manos del  comenzaron a sobarla de las nalgas y meterle los dedos en su sexo hurgando en su intimidad  a la vez que yo comprobaba lo caliente que estaba mi mujer.

Me toque la verga sin querer estaba excitado – comencé a masturbarme  cerré los ojos y me deje llevar por la sensación y eyacule sobre mi pantalón - Me dio pena haberme venido tan pronto pero la excitación que en esos momentos sentía era enorme que me gano.

 El tomo de los cabellos y el depósito sobre el colchón  comenzó  a besarla, se separo de ella por unos segundos, para observar la panorámica de ver a mi mujer acostada  desnuda abierta de piernas dispuesta a ser penetrada.

Gaby  con un gesto insinuante le dio a entender que estaba  lista para recibirlo dentro de ella,  trague saliva y baje la vista.

Me  acerque lo más que pude  y note como los senos de mi mujer subían y bajaban, como su respiración se escuchaba con dificultad -  se subió encima de ella, y comenzó a  ensartarla al estilo misionero.  

La fue penetrando con calma pero con fuerza,  escuche su gemido al sentirse ensartada ah- ah,   mire a mi esposa con los ojos cerrados - comenzó a gemir al sentir  como la  verga  se abría paso para incrustarse en lo más hondo de su vagina. La estuvo cabalgando con furia. Gaby  le pedio que cambiaran  y  se invirtieron de posición quedando   mi mujer  encima de él y  comenzó a cabalgarlo, gritando obscenidades y bufando como una puta.

--  comenzó a convulsionarse presa de su orgasmo y comenzó a brincar y a ensartarse con mayor rapidez, meneando sus caderas buscando la estocada final que la llevara al orgasmo el cual le llego y se dejo caer desmadejada como si fuera una muñeca de trapo sobre su  pecho.- la deposito sobre la cama y se subió sobre ella, comenzando a cogerla con fuerza, metiendo toda su verga en mi mujer, estuvo dentro de su vagina   a lo sumo unos 10 minutos y la coloco boca abajo en cuatros patas sobre el propio lecho conyugal la ensarto con fuerza  penetrando cada rincón  y comenzó sacársela y  a metérsela con  rapidez hasta que se vino.

Se acostó al lado de ella  nadie hablaba solo se escuchaba la respiración de ambos. 

Por fin se  rompió el silencio, Brando  se incorporo sobre la cama y miro a  mi mujer.-- se puso de pie y camino al baño  - me acerque -  Bese a mi mujer en la boca y le dije te amo Gaby.  -  Tal vez pienses que estoy mal de la cabeza pero me gusto ver cómo  te cogió.

  Me abrazo y me beso  a la vez que me tocaba mi verga, ahora vas tú me dijo ahora quiero que tú me cogas, con Brandon   es solo sexo contigo es amor. Hazme tuya  para sentir que me amas y que esto no arruinara nuestro matrimonio.

Me subí encima de ella y he ice el intento de  cogerla Pero no  logre  la erección y comencé a sentirme frustrado – me incline buscando su  sexo y  comencé a mamar su vagina  al pensar en que mamaba su sexo  de mi mujer con el semen de otro hombre  tuve una erección la monte y la penetre. - Dentro de mi mente comencé a escuchar el  grito de cornudo – pero siempre me daba ánimos y me decía que era algo que nadie más sabría de lo  que paso entre mi  mujer y Brandon.

Y seguí  disfrutando de verla gozar en brazos de otro hombre    a un que por dentro me estuviera muriendo de celos. De pensar que les rompiera el virgo a las nenas.

Como pueden ver, esta parte la escribio  mi esposo – y estoy conciente que   muchos deben estarme odiando, o pensando que soy una  puta desesperada – simplemente soy  una mujer - Es importante saber que aunque suene un poco tonto  por la esencia misma del cuckold, no busco una vida de promiscuidad.

Si eres de los que piensa que por hablar de sexo sin tabú y manifestar abiertamente mi fascinación por el cuckold, soy una puta y estoy en la obligación de abrirle las piernas a todos los hombres  déjame decirte que estás equivocado.

Concidero  que estaba  en todo mi derecho de elegir, de seleccionar, de filtrar y finalmente tomar una decisión sobre la persona que entrará en mi vida -  de aquí en adelante todo depende de la creatividad de quien podría ser mi próximo amante.  - Y sobre todo se el terreno que piso y a donde quiero ir.

 

Gaby Diaz.
sraanonima3@gmail.com

https://www.facebook.com/gaby1diaz



 

FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 20

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: