Inicio » Relatos de Gays » Sorbiendo mi propia Polla

Sorbiendo mi propia Polla


En una ocasión leí un libro:"El pájaro pintado"en el que su autor, Jerzy Kosinsky, (un polaco talentoso y torturado que terminó suicidándose)describía una escena en la que se "sorbía" a sí mismo.Aquello me intrigó y excitó sobremanera.Porque...¿hay alguien en el mundo más capacitado que uno para dar gusto al propio cuerpo?
Y si la boca y la lengua son usados para provocar el más exquisito placer en los genitales ajenos, ¿Qué no serán capaces de hacer en los propios?
Un día, circulando desnudo por el jardín de mi casa, sabiéndome observado por un vecino de mi misma condición(es decir gay)me iba tocando por debajo del calzoncillo la polla erecta, sacándola de vez en cuando para que pudiera regodearse con su vista-ya que es grande, rosada,turgente y lampiña-cuando en medio de mi calentura exhibicionista recordé la escena del libro.
Dispuesto a probar dos experiencias distintas a la vez, es decir, mamármela y exhibirme para que mi voyeur amigo me viera desde su ventana,me libré del slip dejándolo colgado en una diosa griega de mármol, y divisé un fantástico banco largo al alcance de los ojos de mi admirador oculto.
Fuí corriendo hacia allí, con la polla flameando al aire,y me tendí a lo largo, dejando que mi mástil apuntase hacia arriba.
Cogí la polla firmemente, frotándola con calma,hasta que se hinchó bajo la palma de mi mano y sentí los huevos duros como rocas.La perspectiva de tomar mi propio miembro entre mis labios me ponía cachondísimo...
Cogí impulso levantando las piernas, y cuando las tuve sobre la cabeza, las proyecté hacia atrás, repitiendo una postura de yoga que alguna vez había practicado apoyando luego los pies detrás de la cabeza.
Mi pene gordo y largo describió una parábola y quedó justamente sobre mi boca.Demoré la chupada intentando prolongar el placer y el morbo, sabiendo que mi vecino tendría la verga en su mano mirándome, y que no podría resistir la tentación de contemplar, masturbándose , mi auto mamada.
Yo tampoco resistí mucho tiempo, y abriendo los labios, abarqué la punta de la polla, y empecé a tragármela.
Mi glande respondió latiendo como un corazón.Lamí y chupé la punta del capullo y el frenillo, y mientras mantenía el equilibrio con una mano apoyada en el banco, con la otra ayudé a mi boca y a mi lengua y me froté la verga mientras la chupaba.
La frotaba y de vez en cuando acariciaba mis pelotas y mi culo, metiendo un dedo y hasta dos en su interior caliente...Movía las caderas y la cabeza para que mi polla me entrara hasta la garganta, y si la minga pedía lengua, le daba lengua, y si pedía succión, le daba succión...Llegó un momento en que me olvidé de que mi vecino me miraba,y sólo existían mi boca chupando mi polla y mi mano completando la paja...
Chupé y chupé hasta que la leche recorrió mi pija como un alud, y emergió a borbotones por la punta derramándose dentro de mi boca para que yo la saboreara.Mi propio esperma era salado, caliente y abundante.Me lo tragué enterito,y recogí con un dedo un poco que se había escurrido por la comisura de los labios, para después chuparlo.No quería perderme nada de mí mismo.
Volví a la posición horizontal, y mi polla cayó fláccida sobre mi muslo izquierdo.Recién entonces recordé a mi vecino, y con el pulgar levantado le indiqué, aunque no lo veía que la tarea había sido un éxito.
Ese mismo día, por la noche, alguien deslizó un sobre blanco por debajo de mi puerta.Dentro había una nota que decía
"Querido vecino:he visto la maravillosa paja que te has hecho en el jardín,y me gustaría suponer que en parte ha sido para mí, ya que estoy seguro de que sabes que te miro hace tiempo.
Me pareció tan magnífico que te sorbieras la polla ,que cuando terminaste, a pesar de haberme corrido mirándote, yo también lo probé .Mi verga echó grandes cantidades de leche en mi boca, y fué muy satisfactorio, aunque nada podría compararse a alojarla en tu culo,o a que tú me sodomizaras.
Sé que eso nunca ocurrirá, así que te pido que repitas lo que hiciste hoy lo más a menudo posible, y te aseguro que con ello harás muy feliz a este vecino que te mira y admira."
Guardé la carta en el sobre, y lo puse en mi albúm de recuerdos, donde guardo fotos y cosas que me gusta mirar de vez en cuando.Para mi próxima paja, no sólo repetiría lo de la polla en mi boca, sino que usaría el miembro de látex que guardo en mi mesilla de noche.Mientras sorbiera, me lo dejaría insertado en el ano... Así, además de doblar mi propio placer, llevaría al éxtasis a mi admirador oculto.
SORBETE DE MENTA FOTOS

1

ganas on

como hago ese ejercicio me gustaria realizarlo

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 38

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: