Inicio » Relatos de Gays » Josue. Mi pequeño Amigo y mi mayor Placer

Josue. Mi pequeño Amigo y mi mayor Placer

En el año 2007 entre a trabajar a una empresa llamada M…..O;  ahí es donde comienza el largo camino de mi vida.  En tan solo 3 años mi vida cambio de ser un joven normal a ser una persona absorbida por un sentimiento de culpa, rencor, odio, amor, deseo, miedo….. Una mezcla de sentimientos que a un chico de 20 años lo podría llevar a tomar un rumbo distinto en su vida. La primera semana de trabajo, conocí a un joven de 27 años llamado Josué, quien me pareció un poco presumido.  Él era de 1.69 cm, pesaba aproximadamente unos 74 kilos, era un poco bajo de estatura y un poco pasado de peso.Pero desde el principio me pareció una persona; en quien no me interesaba entablar ningún tipo de amistad.A los 15 días después; me invitaron a jugar un partido con el equipo de la empresa, la sorpresa fue que cuando me monte a la buseta mi acompañante era aquel compañero (el presumido). 

Entablo conversación rápidamente y me dijo que se llamaba Josué, que tenía 9 años de trabajar en aquella empresa y que él era participe del equipo desde hace mucho tiempo. Al tratarlo un poco, me empezó a parecer una persona interesante y me inspiro confianza. Ese mismo día en los vestidores cuando nos estábamos cambiando, él estaba a mi lado, y cuando quede sin camisa empezó a pasarme la mano por la espalda, haciéndome una caricia que me electrizo todo el cuerpo, sentí una sensación de placer que jamás había sentido. Ese día aparte de haber ganado el partido, gané un amigo que pensé que iba a ser para toda la vida. Josué en poco tiempo llego a ser una amigo incondicional, con quien compartí muchas borracheras, a pesar de que él no tomaba licor, iba conmigo para acompañarme, siempre andábamos juntos, nuestra relación de amistad se intensifico a tal punto que nos pasábamos todo el día hablándonos por mensajes de texto, y nos llamábamos en las mañanas y por las noches, a esto hay que agregarle que trabajábamos juntos.  Pasábamos más de la mitad del día juntos, era algo muy especial, durante todo este tiempo de amistad siempre hubieron momentos de morbo que poco a poco nos iban consumiendo. (hoy en día se que era morbo sexual, pues en aquel momento no sabía que era esa sensación que estaba sintiendo). Siempre hubieron roces, que aunque parecían que no eran intencionales, cada vez, se hacían más frecuentes, era ya algo que formaba parte de esta amistad; lo veíamos de lo más natural.AL poco mas del año de haber comenzado nuestra amistad me di cuenta que era casado y que tenía un bebe de 3 años, esto me sorprendió mucho porque, él jamás me había mencionado nada de su familia y lo que más me sorprendía era que él y yo pasábamos demasiado tiempo juntos todos los 7 días de la semana. En ese momento no supe en realidad; como podía ser eso???  no podía creer que él era casado, y tenía un hijo; y que tiempo les dedicaba????? Algo estaba pasando y esto me dio un presentimiento que me indicaba que me debía alejar de todo esto.Es importante mencionar que yo había tenido una novia por más de 4 años y cuando empezó mi amistad con Josué, mi relación fue decayendo, hasta el punto de terminar mi relación de tantos años de noviazgo, tenia más de un año de no tener una relación con ninguna mujer (en la sentimental, porque en lo sexual, si tenía relaciones ocasionales con mi exnovia).

Así que yo siempre pensé que mi compañero era soltero…. Pero ya ven sorpresas nos da la vida.Y es que me impresiono la noticia porque sin saberlo estaba enamorándome de él.  Es algo que por mucho tiempo trate de evitar, pero ese día me di cuenta que lo que sentía era más fuerte que mi propia voluntad.Él me explico luego que si era casado y que tenía un hijo, pero me aseguro que él y su esposa no tenían nada que el dormía en un cuarto aparte, que ni siquiera sexualmente vivían juntos.Así que lo que más me extraño de su excusa, fue que me dijera que no tenía nada con ella????  Esas palabras fueron la gota que derramo el vaso ¡!! Si desde ese día no pude dejar de pensar en mi amigo, no como amigo; sino como hombre sexualmente hablando.A los pocos días de haberme dado cuenta de su verdad, él me dijo que si queríamos que podíamos ir a la playa, eso sí, solos él y yo, a relajarnos de todo.Así que me pareció una excelente idea y acepte.  En el viaje de ida íbamos dormidos ya que salimos del trabajo y nos fuimos para la playa, a unas cabinas de la empresa. Cuando llegamos lo primero que hice fue buscar un lugar abierto donde poder comprar licor, ya habiendo comprado el licor, nos dispusimos rumbo a la cabina, cuando llegamos empezó a llover con ganas.  Así que me bañe, me puse únicamente una pantaloneta ya que a pesar de la lluvia estaba haciendo mucho calor, y me dispuse a beber, claro me toco tomar solo ya que él no tomaba licor.  Pero me puse ebrio a los ya varios tragos después, y decidí ir a dormir.

Mi compañero estaba en la sala viendo tv, creo que por los quejidos era una película porno, pero no puedo estar seguro ya que como estaba ebrio
, no estaba seguro de que así fuera.No sé cuánto tiempo después sentí que alguien me estaba rosando mis nalga, en ese momento revivieron todos esos roces que tuvimos anteriormente, y un deseo morboso de sexo me atrapo, y ese momento estaba muy excitado por lo que estaba pasando, eso sucedió como 10 minutos, ya que después el metió su mano por debajo de mi pantaloneta y mi bóxer, sí;  me estaba tratando de meter un dejo en mi culito, eso fue una sensación que no pude contener y me moví, con lo que el rápidamente saco la mano,  yo le dije que le pasaba porque así eso, que yo no era gay que se fuera del cuarto, aunque por dentro deseaba que me hiciera lo que quisiera, pero algo llamado creo que moral me guio en mis palabras, para tratar de evadir la situación.   Él me contesto que como estaba viendo pornografía estaba muy caliente y que no sabía lo que estaba haciendo, pero también me confesó que la verdad no tenía nada con su esposa porque desde que inicio nuestra amistad el no podía pensar en otra cosa que estar conmigo, esas palabras me dejaron sin aliento, pero me armaron de  valor y le dije que a mí me había pasado lo mismo desde el día del primer partido del futbol,  ya no podía seguir tratando de esconder los deseos y sentimiento que de mí se apoderaban.En ese momento le di un beso un su boca, fue algo tan especial, sentir sus húmedos y tibios labios unirse a los míos, sentir poco a poco como nuestros cuerpos se empezaban a rosar, ambos andábamos sin camisa, yo andaba en un bóxer y él con un calzoncillo.  Así que no tardamos mucho en tocarnos nuestros miembros, sentía miedo…..miedo de que esta noche fuera la mejor de mi vida! , y no por tener sexo con un hombre; sino por ser una noche donde se mezclaba el estar en la playa, en un día lluvioso, con un hombre, y aparte de eso con la persona que hasta el día de hoy mas he amado.

Empecé a tocar sus pezones y estaban duros y grandes, le lamí con un poco de timidez sus pezones y pude sentir como saltaba de placer
, él me dijo que me dejara llevar; que esta noche era de nosotros.  Por supuesto que me deje llevar deseaba sentir y experimentar, deseaba amar, y lo deseaba a él.  Palpite su miembro y no pude cree lo que estaba tocando, recordando que él era bajo de estatura pensé que tenía un miembro normal, pero era algo que jamás habría imaginado, tenía un pene como de unos 18cm y con un grosor impresionante, tenía un glande grande y rojizo, a decir verdad nunca había visto el pene de otro hombre pero el de él era un pene perfecto, y hasta apetecible, no dude en tratar de meterlo en mi boca, pero casi no cabía, era muy grande; él empujo con fuerza y casi me vomito de haberla sentido chocar contra mi garganta.Siguió metiéndomela de forma continua y con un ritmo rápido, después de unos 15 minutos me dio la vuelta y me empezó a arrimar su pene a mi ano, jamás pensé que me fuera a penetrar, porque jamás pensé que ese enorme pene me pudiera entrar, y el jamás haber pensado en eso fue el error más grande, ya que cuando sentí su pene a la entrada de mi ano, sentí excitación, pero en un dos por tres me había empujado su enorme pene, y lo más doloroso e impresionante es que entro todo en mi ano!  Ahora era alguien quien le daba placer a un gran pene. No podía creer que estuviera siendo penetrado, y ya no podía aguantar el dolor tan grande que me producía ese pene.Josué me besaba con lujuria y me decía al oído: ”eres lo que más he deseado desde que te conocí”, yo no podía ni hablar, y hasta lagrimas se me salían del dolor que él me producía.Fueron 20 minutos de un sexo salvaje, duro, violento, pero con un morbo y excitación que jamás podre explicar, empezó con una cogida a una velocidad abismal, y me lleno de excitación poder saber que un gordito, pequeñito y con un pene exquisito me estuviera culiando.Me decía al oído: “papi me vas a sacar la leche”; “tenes un culo rico, que todo el tiempo que tuve que esperar por tenerlo, valió la pena”Y sentí como su respiración se descontrolo, le temblaban las piernas, y yo ni las sentía por su penetración violenta, sentí un placer intenso en mi ano, y casi insofacto de mi pene emanaba leche a montón, hasta a mi me impresiono la cantidad de leche que emane, él me grito al oído “eres mío” y de inmediato sentí como algo caliente empezaba a inundar mi ano, el no quiso sacarla, y a mi ya no me importaba tenerla dentro un rato mas………… Me gustaría que me escribieran sobre su opinión a mi relato, es una experiencia real, y si les interesa les contare como la pasamos ese fin de semana. Espero les agrade, lo escribí; pensando en compartir una aventura que marco mi vida.

 

FOTOS

1

isa on

me encanto tu relato, yo solo he jugado con jugetitos pero me gustaria tener un pene de verdad en mi culito, si alguien se apunta soy de monterrey mexico

2

Vicente on

Buen dia amigo.
Eso me paso a mi tambien cuando tenia 20 años. Pero no tuve la Pero no tuve la posibilidad, y la suerte de consumir. Sólo nos apretamos(ceñimos) y sólo rozar y sólo fingir luchar decir cosas muy amistosas agradables y encantadoras.Pero me dijo claramente que no quería ceder a la tentación. Habría hecho mi vida con él tanto lo amava y lo deseaba. Esto hizo volcar mi vida porque no sólo estamos casados cada uno y tuvimos niños. Después de algunos tiempos, intenté recobrar, con desconocidos de encuentro, las sensaciones pasadas pues nadié podia reemplazar el amor de mi vida. Pues jamás he sido colmado o feliz. Fui hasta la obsesión sexual. No le deseo esto a nadie. Estoy seguro que nos comprendemos. Abrazos amigo...( Amigos para los que lo leen también).

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 23

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: