Inicio » Relatos de Gays » el motel segunda parte

el motel segunda parte

Hola, hoy les relatare la segunda parte espero que les guste. Después de que nos subimos al carro el se me quedo mirando serio y me dijo que era verdad que quería que estuviéramos en un motel para poder hacer mas cosas y con mas calma, yo le dije que por mi estaba bien pero que hoy no se podía porque ya era tarde y tenias que volver a nuestras casas, el me dijo que si que no decía que ya en este momento que había que ponernos de acuerdo para poder estar el mas tiempo posible sin que tuviéramos problemas de tiempo. Yo propuse que fuera al día siguiente porque no quería que esto se enfriara, así que quedamos de vernos en la noche y decirle a nuestras esposas que después de que el saliera del fut bol nos iríamos con los del equipo a una carne asada y como ya saben que cuando pasa eso pues casi nos amanecemos, pues así quedamos. Llego el sábado y después del fútbol nos fuimos a nuestro destino, salimos al motel mas retirado de nuestra ciudad, pero antes de eso compramos chelas y una pizza porque sabíamos que no salíamos de ahí hasta tarde, cuando entramos al cuarto inmediatamente se metió a bañar mientras yo me tome unas chelas, cuando salió, yo estaba recostado en la cama tomando, se me acerco y me pidió una chela, el estaba en toalla y en ese momento me imagine que completamente desnudo, se me antojo mucho ya estaba excitado solo de verlo, le di la chela y cuando la destapo yo aproveche para tocarle la verga por encima de la toalla, me senté en la cama, le quite la toalla y mire aquella rica verga como la luz estaba prendida y yo menos pedo pues aquella verga se me hizo mas rica que la vez anterior, no espere mucho para tomarla en mis manos y empezar a sobarla, me agache un poco para meterla en mi boca, solo un poco porque la verdad ya la traía bien parada y pues no es por antojarla ni echarles mentiras pero la verdad es que si esta grande gruesa y sabrosa, lo que mas me éxito fue el aroma a verga recién bañadita es muy rico.Lo tome de las nalgas y empecé a chupar, el me detuvo y me dijo que no que ahora a el le tocaba, me recostó en la cama y me desnudo, dejo solo mi truza, el se agacho y empezó a chupar por encima, mi verga estaba queriendo salir a como diera lugar, chupo mis huevos por encima de la truza y mi verga también, (mi verga es normal, unos 16 cms y algo gruesa y morena).Poco después me quito la truza y dejo expuesta mi verga bien parada e hinchada, se la metió casi toda en la boca empezó a chupar rico mientras yo tomaba mis pezones y me los pellizcaba retorciéndome de placer. De su mochila deportiva saco un frasco de lubricante y al verlo me di cuenta que es lo que se proponía, sonreí creo que de nervios al pensar que esa verga enorme iba a entrar en mi culito y no sabia si la iba aguantar, me seguí chupando la verga y hizo que levantara las piernas, después sentí algo fresco en mi ano y su dedo empezó a sobar y a lubricar mi anito que ya tenia varios años que no probaba verga y estaba ansioso por hacerlo pero también algo temeroso, el subió poco a poco besando todo a su paso, se detuvo un rato en mis pezones, chupando, mordiendo y jugando con la punta de su lengua, después mi cuello hasta llegar a mi boca donde fue recibido con un beso apasionado, yo había dejado mis piernas abiertas y sentó como su verga se iba deslizando hacia abajo entre mi verga y mi culito que ya palpitaba por sentir su verga, después de besarnos un rato, me  puso boca abajo y beso mi espalda hasta llegar a mis nalgas, con su lengua se fue dando paso entre mis nalgas buscando mi ano con su lengua, mi verga había quedado en posición perfecta para moverme y masturbarme con la cama, con su mano abrió mis nalguitas e introducio su lengua en mi ano, era la primera vez que me hacían eso y la verdad fue tan rico que por poco me vació en la cama, luego me jalo de las caderas y yo entendí que es lo que quería así que levante mis nalga y se las deje en todo su esplendor para que hiciera lo que quisiera de mi. Tomo mas lubricante y lo puso en mi colita sobando e introduciendo su dedo, después me introdujo otro yo estaba que explotaba, el espejo del cuarto quedo justo frente de mi y al ver aquella escena me excite mas tanto que le dije que por favor ya me la metiera, el sonrió y apunto su verga a mi culito, puso la su cabeza a la entrada de mi ano y sentí  rico, después empezó a empujar poco a poco yo sentía como cada centímetro de su verga se abría paso en mi culito, tomo un poco de lubricante y me puso, después siguió metiendo su rica verga yo paraba mas mi culito para que pudiera entrar mas aunque no les niego que me dolía pero era mas el placer que el dolor así que le dije que me lo metiera todo ya, me tomo de las caderas y arremetió contra mi culito, cuando estuvo toda dentro le pedí que se quedara así un momento, quería que mi culito se adaptara a su verga, el después de un momento empezó a bombear, que rico que rico sentí de verdad no les miento, mis piernas temblaban el seguía bombeando me recosté y el encima de mi seguí yo gemía y creo que hasta grite un par de veces, pero de veras que lo estaba disfrutando no quería que aquella verga saliera de mi sin recibir toda su leche, de pronto saco su verga y eso hizo que pegara un buen grito pero de placer, me voltio tomo mis piernas las puso en el aire y me volvió a meter la verga, estuvo bombeando un rato mientras tomaba mi verga y me masturbaba, le detuve la mano porque sentía que me venia el empezó a bombear mas fuerte sentí como se contraía y supe que en ese momento iba a recibir su leche y así fue un fuerte gemido y soltó toda su leche dentro de mi sentí como me llenaba las entrañas de su rica y calientita leche,  yo apretaba mi ano para tratar de exprimir todo aquel néctar delicioso, cuan termino le dije que no la sacara, yo quería sentir como iba saliendo sola aquella verga tan rica que me estaba haciendo feliz. Después me abrazo me abrazo y nos besamos por un rato, yo creí que ya había terminado aquello y la verdad si hubiera sido así  no importaba que yo no me hubiera vaciado, pero el al separarse de mi fue directo a mi verga y comenzó a chuparmela. Yo como ya estaba muy excitado no tarde mucho en vaciarme, el me la chupaba y cuando yo sentí que me vaciaba trate de separarlo pero el no me dejo y toda mi leche que fue muy abundante, la recibió en su boca, no me dejo que se la saliera nada por la boca, trago con dificultad, y la mantuvo en su boca hasta que mi verga quedo relajada. Ese día salimos como a las 5 de la mañana del motel y hasta hoy seguimos siendo buenos cuates, no hemos descartado la posibilidad de repetir aquella fantástica experiencia. Gracias espero que le allá gustado mi relato. comentarios por favor a: luis30_colima@hotmail.com     FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 23

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: