Inicio » Relatos de Gays » Mi sueño hecho Realidad

Mi sueño hecho Realidad

Esta es una historia real, soy gay, eso lo supe desde niño, ya que me encantaba ver hombres desnudos o imaginarme el tamaño de sus paquetes. Crecí, pero no me atreví a dar el primer paso.

Entrè a la Universidad a los 17 años, cuando estaba en segundo año, conocí a un chico que llamaré David, él tenia 17 años. Media 1.71, fornido, culizo.... él estaba en XI de Secundaria, nos hicimos amigos. Sin embargo, me moria por abrasarlo o tocar sus musculos, él levantaba pesas y corria todas las tardes. Como viajaba a una distancia larga de mi casa a la Universidad, el padre de David me ofrecio quedarme en su casa, a cambio de ayudar a los chicos en la escuela, acepte, de esa manera también tenia a David cerca todo el tiempo.

Ahi lo pude contemplar en boxer, y en una ocasión en que sin querer entre a su cuarto lo encontre sin ropa frente al ventilador, pude ver su enorme verga, con aquel glande en un tono moradito, quite la mirada y él se cubrió. LOgramos hacer una gran amistad, un día me invito a correr con él, fuimos y ahi me pregunto si yo era gay, le dije que si, le pregunte el motivo de su pregunta y me dijo que solo queria saber si sus sospechas eran reales.

Un tiempo despues, me dijo que le hiciera un favor, le dije que si, pero que lo haria a cambio de que me permitira tocar su pene, él se sonrio y me dijo que estaba bien, solo tocarlo. Le hice las tareas y en la noche me acoste en la cama de él, luego el se arropo y me dijo que tocara sin ver, metí mi mano, con un poco de nervio, pero lo hice y tuve en mis manos aquel pene grueso, largo, venoso. Pero por tan solo unos 2 minutos. Luego él subio su cierre y me dijo que ya.

Así paso el tiempo, para un cumpleaños mio, él me pregunto que queria de regalo y le dije, que chupar su verga, me dijo que no... Pero como dos días después de mi cumpleaños... una mañana muy temprano fue a mi cuerto, me tomó de las mano y me dijo muy serio, Ven para darte tu vaina.... no comprendi, bajamos a la planta baja de la casa, entramos a un cuarto que servia como depósito y ahí bajo su boxer y me colocó su pene en mi boca, era la sensación más extraña que había experimentado, él me indicaba como hacerlo, se quito el boxer completamentem coloco un pie en el borde de una silla, introducia su pene fuertemente en mi boca, apenas lograba meter la mitad, así lo hizo hasta que sentí su semen fluir velozmente, senti su sabor caliente, y un sabor salado, me obligo a tragar su semen... luego se puso el boxer y se fue....

No hablamos de el suceso en los proximos días. Luego un día me invito a comer pizza, tomo un carro del papá, aunque todavía él era menor de edad para conducir, compramos la pizza y fueimos a un mirador de turistas, ya era de noche. Alli me pidio que le hiciera sexo oral nuevamente, lo hice. 

Luego me llevo a un lugar lejos de ahí, me tomo por la cintura, bajo mis pantalones, y me pregunto si queria ser suyo, le dije que sí, que él sería el unico y primer hombre en mi vida, me recosto sobre las hierbas, tomo mi cintira y la elevó, coloco su verga en la entrada de mi culito, trató de penetrarme, pero por lo estrecho de culo, no podía, entonces me pidio que pusiera de espalda, me abraso fuertemente y senti como trataba de entrar, al no poder colocó una de mis piernas sobre la defensa del carro, y fue penetrando lentamente, el dolor era horroroso, pero estaba siendo penetrado por el hombre de mis sueños, cuando logro introducir todo su miembro carnoso en mi lo introdujo fuertemente y me abraso como trantando de mantenernos unidos así por algun tiempo. Luego empezó a retirar su pene lentamente, luego me embestia salvajemente, así por un rato hasta que lo escuche decir, ya no aguanto más, y soltó grandes chorros de leche caliente dentro de mi. 

Despues que se hubo ablandado aquel trozo de carne, lo saco de mi, y me decia cosas sucias, como: te gusto mi verga, te di la cogida de tu vida, te desvirgue, así se calento de nuevo y me pidio que le chupara el pene, lo recoste sosbre la tapa del carro y empece una mamada bestial, yo estaba hechizado por la pasión, separe sus piernas, metia su pene en mi boca y lo lamia como si fuera el pedazo de carne más delicioso que jamas hubiese probado.... tomaba sus bolas entre mi boca y las chupaba, luego baje al pegue del culo con las bolas y senti como gemia de placer. 

Asi terminó nuevamente en mi boca.Desde ese día decidimos vivir juntos en un lugar separado, así fue por 5 años que compartimos las experiencias eróticas mas calientes.


FOTOS

1

Dana on

Huy excelente relato....que se me hagan realidad mis sueños. gozalo

2

orlando on

Me gusto tu relato, mui bueno y caliente (:

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 45

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: