Inicio » Relatos de Gays » El Matrimonio de Flores

El Matrimonio de Flores

Estimado amigo:
Espero que te encuentres bien, Siempre mamando pijas,
siendo chupado y por qué no cogiendo a lo loco.!!!!
Me acordé de algo que sucedió con Miguel y un matrimonio del
barrio de Flores y quiero contártelo.
Un día me llamó Miguel a su bulín y me dijo: Preparate esta
noche vamos a ir a FLores a visitar a un matrimonio amigo.
El se llamaba Marcos, cincuentón, bien parecido, con su mujer
Aída (cuarentona) tenín un almacén allí.
Llegamos después que ellos cerraron el almacén, nos dieron
unos tragos y nos llevaron al dormitorio.
Aída se calentó conmigo, me daba cada besos y chupones
increíbles, en cambio Marcos se concentró en Miguel Hicieron
un 69 de novela, tanto fue el escándalo de gemidos y grtito
que Aída se desconcentró en lo que me hacía y nos pusimos a
mirarlos.
Se chupaban la pija, los huevos y llegaron hasta el culo,
donde Miguel disfrutaba más de las lamidas y pellizcones que
le daba Marcos en ese lugar.
Aída me puso la concha sobre la boca y comencé a lamer,
mientras ella me chupaba la pija y me apretaba los huevos
como queriéndome sacar toda la leche.
Miguel se puso en cuatro patas, para que Marcos le pudiera
lamer el culo más a gusto.
Yo me cogí a Aída mientras le chupaba las tetas. Marcos se
la calvó a Miguel, pero éste ya no estaba en cuatro patas,
había puesto la cabeza en la almohada y levantaba bien el culo.
Aída al ver esto se las ingenió y pasó la cabeza por abajo de
Miguel y se la empezó a chupar. Yo seguía con la pija dentro
de la concha de Aída hasta que su marido gimió más fuerte, iba
a acabar. Yo le empecé a tocar el culo, y así acabó.
Aída también acabó cuando sintió la leche de Miguel en su
boca. Bueno esa fue la primera de tres veces que visité a ese
matrimonio.
Al tiempo le pregunté a Miguel por ellos, porque no me había
llevado más a visitarlos.
Querido amigo: No sabés lo que sucedió?
Ellos tenían un deseo, era tener una casa rodante, hasta que al
fin la pudieron comprar, en Semana Santa se fueron para la zona
de la Sierra de la Ventana, a acampar cerca de la estancia de
unos amigos.
Cuando llegaron a esa estancia su amigo los invitó a pasar la
noche allí, les dijo que al otro día se instalaran cerca de un
arroyo, que él los guiaría, etc. , etc.
Como él no pudo ir mandó a un peón que adaría por los 23 0
25 años para que los llevara hasta el arroyo.
El muchacho era musculoso, por los trabajos del campo y muy
quemado por el sol de la Pampa, tenía un culo muy parado que
Marcos como buen catador de culos no dejó de notar.
Santiago, se llamaba el peón. Los llevó a donde su patrón le
había indicado. Un lugar lleno de sauces y mucha sombra. Aída
que conocía bien a su marido, se dio cuenta que a este se le
hacía agua la boca, el culo de Santiago.
Le dijo "Ya me di cuenta que te calentaste con ese culo".
Es linda esa cola!! Exclamó Marcos. Yo me la cogería
ahora mismo!!
Aída ideó un plan para conseguir a Santiago.
No te preocupes yo lo sedusco y lo disfrutamos los dos.
Pusieron una lona al lado de la casa rodante, para cubrirse
del sol, y Marcos les dijo que iba a ver si había buena caza
por allí y se fue con la escopeta.
Así Aída empezaría el plan.
Aída le conversaba al peín, mientras Marcos de había escondido
atrás de unos matorrales mirando todo.
Ella le conversaba y se le acercaba, le tocó la pierna y vio
como le abultaba el pantalón, Marcos también lo vio desde
donde estaba escondido Aída le metió mano al paquete con un
poco de resistencia del muchacho, hasta que él tambié le metió
mano a la concha de Aída que estaba húmeda Marcos salió de su
escondite y los amenazó con la escopeta, tratando de puta y
otras cosas a su mujer, y al muchacho le dijo de todo.
Santiago temblaba de miedo, su pija estaba en las manos de
Aída, pero se le había bajado del todo.
La segunda parte del plan, estaba por comenzar.
Le dijo: "Te perdono si me demostras que cojés bien. Qiero ver
como se la metés a Aída.
El muchacho no sabía que decir, no entendía nada. Aída fue a
la casa rodante y volvió con un consolador doble. Santiago
cada vez tenía más miedo, no sabía que hacer ni que decir.
Ella empezó a pasarse el consolador por las tetas, lo chupó y
se lo metió en la concha, le pidió a Santiago que se
arrodillara. El les dijo que no era trolo para hacer eso.
Pero Marcos seguía apuntando con la escopeta. Al final tuvo
que arrodillarse. Aía l edijo que le iba a gustar, que se
aflojara.
Lo acarició lentamente y le puso crema en el culo, de a poco
le fue poniendo el consolador, Santiago se retorcía de dolor
pero al rato notaron que estaba disfrutando.
Marcos soltó el arma y se puso a acarciar ese culo que deseaba
tanto, besó a Aída y luego al muchacho, fue un beso triple.
Aída lo pajeaba y Marcos sguió con el consolador jugando en el
culo de Santiago.
Cuando la tuvo nuevamente bien dura Aída se tiró en el suelo y
é arriba de ella la cogió, Marcos le sacó el consolador le
besó el culo y lo penetró.
Le daba cogida fuertas, algunas suaves, el chico gritaba de
dolor y de placer.
Para no aburrirte con detalles que no conozco y que podemos
imaginar. Se calentaron tanto que acabaron gritando mucho.
Santiago quería más y más, que siguiera cogiéndolo, Marcos
lo cogió todo lo que pudo, pero quedaron agotados.
Parece que a Santiago le gustó porque al día siguiente volvió.
Cuando ellos se despertaron y salieron de la casa rodante lo
vieron sentado en un sillón, apuntándoles con una escopeta.
Qué te pasa? Le preguntó Marcos, muy sorprendido de verlo ahí
con esa arma.
Ayer me rompieron el culo, y hoy los mato yo. Fue la respuesta.
A menos que... dejó escapar esa frase sin terminar.
A menos que me cojan y yo los coja a ustedes. Marcos quiero
tu culo si no la escopeta hará pum! Porque se que te gusta dar
el culo, porque si no para que tenés ese consolador?
Vamos dámelo ahora.
Marcos no tuvo otra alternativa, se bajó el short y se puso
de espaldas a Santiago. Obligó a Aída que se la chupara a su
marido mientras él se la metía en el culo.
Te digo amigo que según m econtó Miguel quedarona gotados.
Tanto Aída de chupar pija como el culo de Marcos. A Marcos le
dolía todoa, la pija de tanto rato de chupadas, el culo porque
Santiago tenía una pija considerable y no usó lubricante, la
tenía tan caliente y seca que lo lastimó. Terminó la semana y
volvieron para la capital. Muy cansados no del viaje, sino de
tantas cogidas, chupadas y demás.
Se despidieron de Santiagp y le dieron la dirección, Si venís
por la capital, venía visitarnos...
Esas son cosas que se dicen, al despedirse pero...
Amigo, no sabés, al sábado siguiente estaban por cerrar el
almacén y se les apareció Santiago!!!!
Hola! Como les va? dijo muy campechano.
No lo podían crerr, que hubiese venido!!
De paseo? le preguntaron.
No te imagináas que les contestó Santiago.
NO. Los necesitaba tanto que me vine a vivir con ustedes!!!????
Como me contaron que tienen comodidad, en el galpón que guardan
la casa rodante, no lo pensé más y me vine.
Terminaron de cerrar el negocio y allí mismo Santigo se puso
a chuparle la pija a Marcos, se la metía toda en la boca, con
la lengua le hacía todas las caricias posibles.
El se pajeaba mientras Aída le ofrecía la concha a su marido
para que se la chupase.
Pasó mucho tiempo, y Santiago sigue allí, atiende el almacén,
mejor que ellos, tiene mucho arrastre con la clientela joven
y que decir con las viejas...
Me dijo Miguel que viven los tres felices.
Como no tienen hijos, Santiago viene a ser un hijo para ellos,
aunque hacen cosas que no son para los hijos. Amigo: Te digo
que más tiempo pasás por este mundo, más cosas increíbles
suceden y siempre alguien te las cuenta. Yo a Santiago no lo
conocí, porque como te dije desde que se calentaron con él no
cojen con nadie más, ni con Miguel que era abonado de mucho
tiempo.
Me imagino que Marcos será sesentón y Aída cincuentona y ese
peón andaró por lo 30
Me gustaría saber si siguen tan activos como en ese entonces??

Recibe todo mi cariño.
Un abrazo para ti y para todos los que me quieran escribir.
OMAR
omarkiwi@yahoo.com FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 27

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: