Inicio » Relatos de Gays » Donde menos se lo Imaginan

Donde menos se lo Imaginan

Una vez mas estoy aquí, frente al monitor escribiendo esta aventura que en verdad me la pase super!, los fines de semana que no creo que se repitan, como dije anteriormente, la mayor parte de estos weyes por no decir que todos, están casados, cada uno ya hizo su vida, y si se siguen viendo eso no lo se, fue una época de mi vida en que tanto como ellos como nosotros queríamos aventuras no importara donde fuera.

Todas estas experiencias fueron alrededor de hace 6 o 7 años, pero las recuerdo como si fueran apenas hace un mes, pero bueno comencemos con la aventura de esta ocasión, algo excitante por ser en un área exterior.

Como de costumbre Pedro y yo nos pusimos de acuerdo en salir el fin de semana, esta vez en sábado.

Pedro: Que onda wey listo?

Yo: sip, así es listo palo que se ofrezca.

Pedro: bueno wey, te vas a quedar con el ojo cuadrado cuando veas a los weyes que conocí hace como 2 semanas.

Yo: ah chinga y eso? No me contaste nada wey..

Pedro: Wey, después te cuento porque me tengo que bañar, quedamos de pasar por ellos a las 8.30 pm, allá por la casa de uno de estos weyes.

Yo: ok wey, me baño de volada y me lanzo para tu casa.

Y así quedo este pedo, me bañe, me vestí, con pantalón de mezclilla azul, botas, camisa vaquera y loción; llegue a la casa de Pedro como eso de las 8.00 PM, el wey todavía no se cambiaba, así que me metí a su recamara mientras escogía la ropa que se iba a poner, al mismo tiempo me empezó a platicar el como los conoció a estos chavos, mejor dicho a uno de ellos, ya que el otro seria un amigo de su amigo y que no conocía.

Nos dieron las 8.35 PM y decidimos irnos, como Pedro no conocía bien la colonia decimos irnos lo mas rápido, afortunadamente dimos con la dirección y efectivamente ahí se encontraban esperándonos, estaban en una esquina platicando y fumando, nos vieron llegar y se subieron al carro, no pusimos de acuerdo en ver que lugar era el mas conveniente para platicar y tomarnos unas cheves tranquilamente.

Adrián, el amigo de Pedro traía unos pantalones tipo dockers, mocasines y una playera color beige, el wey media como 176, 78k, moreno claro, buen cuerpo, algo de bigote, su amigo Alex, media algo igual a el, 178, 72k, blanco y usaba pantalón de mezclilla azul, tenis y playera negra, se veían muy bien los 2; y en eso Pedro dijo

Pedro: ah ya se, hace tiempo agarramos rumbo a la carretera a Saltillo y hay un lugar un poco escondido, ahí no llega la rural ni la federal.

Yo: ah chinga y ese lugar como lo conociste o por donde mero esta? No lo he visto.

Pedro: si wey, tu dale y yo te digo mas o menos por donde.

Yo: ok, pero primero unas cheves wey, andamos un poco secos.

Así que pasamos a un deposito y compramos 2 cartones de cheve, pusimos uno al frente del carro y el otro en la cajuela, en la hielera para que no se calentara; y como de costumbre también el amigo de Pedro (Adrián) de copiloto y Alex, el amigo de Adrián en la parte trasera con Pedro.

Adrián y yo nos pusimos a platicar en el trayecto, mientras Pedro hacia lo suyo con Alex, platicamos de su trabajo, con quien se juntaba, que hacia los fines de semana, etc. Y en cierto momento Pedro se nos acerca y nos dice que de que estábamos platicando, vio que estábamos hablando de otras cosas y me dijo:

Pedro: wey, no están haciendo nada? Mhta

Yo: pues que quiere que haga wey?

Pedro: pues agarrale en la entrepierna, así wey!

Y tomo mi mano derecha y la puso encima de la verga de Adrián, el wey quito la cheve de su entrepierna y dejo que lo tocara todo, no tardo en despertar su amiguito; empecé a sobarle poco a poco y sentía como crecía esa cosa, debería de medir alrededor de unos 17 cm, mientras Pedro hacia lo mismo con su compañero.


Avanzamos un buen tramo y le pregunte a Pedro que donde era exactamente, casi estábamos a la entrada de Ramos Arizpe y no veía señas de Pedro de indicarme donde exactamente, por lo que me contesto que parecía que nos habíamos pasado, asi que le dije

Yo: no mames wey pues ya casi llegamos a Ramos Arizpe, no me vengas que era mentira eso,

Pedro: no wey, en serio, hace tiempo me vine para acá y estaba con madre, nadie te molestaba.

Yo: no no manches wey, me voy a dar la vuelta y en la primera terracería que vea nos detenemos,

Pedro: ok, esta bien, pero estoy seguro que es por aquí

Así que nos retornamos y a unos cuantos kilómetros nos metimos a una terraceria, detuve el carro un poco mas adentro, es decir que no se viera la carretera y nos bajamos.

Sacamos el cartón de cheve y continuamos tomando, en eso Pedro tomo del brazo a Alex y se lo llevo a la parte posterior de carro, mientras yo me quedaba con Adrián en la parte delantera, se veía perfectamente las estrellas y la luna, luna llena por cierto así que se veía algo iluminado el ares y en ese momento me dijo:

Adrián: que onda, no quieres conocer a mi amigo?

Yo: ok wey, sobres vamos a saludarlo un poco

El wey se bajo los pantalones y el bóxer y dejo ver una verga de 17 cm, algo delgada y sin circundar, pero eso si lista para ser mamada; por lo que la tome del tronco y la empecé a lamer poco a poco, la punta de la cabeza, saborear las gotas que estaba aventando el wey, sentir como palpitaba ese trozo de fierro ardiente, continué lamiendo los huevos; el wey se recargo en un costado del carro y continué mamando rico, primero me metí un huevo en la boca y después el otro, que sabroso era, el wey me tomo de la nuca y me dijo " si wey que rico la mamas" " sigue así wey, mira como me tienes" " que sabroso", el wey se le notaban los ojos en blanco, se veía bastante caliente con la mamada que le estaba dando, mientras Pedro hacia lo suyo en la parte posterior del carro.

Me comí los 17 cm. de verga, sentía como palpitaba en mi boca, le lamía de arriba abajo y el wey solo emitía unos gemidos, el wey se inclino un poco y empezó a meterme los dedos por detrás del pantalón, tratando de buscar mi culo, por lo que me levante un poco y ayudarlo a que empezara a jugar con el; pero sorpresa cuando llega Alex y nos dice que ya era tarde, que solo le habían dado permiso en su casa hasta las 1.00 am , ya era la 1.20 pm, así que después de tanto estar molestando aceptamos irnos, sin embargo Pedro no estaba conforme quería un poco mas de acción.

Continuamos con las ultimas cheves en el regreso a Monterrey y Pedro me dijo que me detuviera en un vado que estaba cerca, que tenia que ir al baño, pero nada, no había ningún lugar donde detenernos, por lo que me dice que por lo que mas quiera me detenga, aunque sea en un puente, así que le hago caso y me detengo en el primer puente que veo.

Pedro: andale wey, ya me ando miando, y saco a Alex también, le dijo que lo acompañara en la parte inferior del puente, no se veía nada, mientras Adrián y yo nos quedábamos en el carro esperando que regresaran, además por si veía algún federal, explicarles que el carro tenia un desperfecto.

Adrián se estaba durmiendo, así que le tome la verga y se la empecé a sobar, el wey no hizo nada y solo abrió las piernas para que se la jalara mejor, pasaron alrededor de unos 25 minutos y nada que regresaban, la verdad me preocupo un poco, pero en mi interior me imagine que algo más estarían haciendo allá; en eso Adrián también se desespero y se bajo, me comento que los iba a buscar y camino hacia abajo del puente.

A los 2 minutos veo que regresa Adrián y me comenta que se lo esta cogiendo Alex a Pedro, que le estaba dando duro y que los había pescado in fraganti, me comento que que mamon Pedro porque nosotros no podíamos hacer nada ahí en el carro, ya que como estábamos en plena carretera se vería demasiado obvio, después de un rato suben Pedro y Alex y me dice, andale wey si quieren ustedes hacer algo bajan ya, no nos dijeron 2 veces y ahí estábamos, en la base del puente y escuchando pasar lo carros de la carretera, Adrián se volvió a bajar los pantalones, agarre ese trozo de carne y lo empecé a lamer, poco a poco el amiguito empezó a tomar forma de nueva cuenta, chupe a mas no poder esos 17 cm. de carne ardiente, palpitaba en mi boca queriendo salir de ella, en eso me dice que me baje los pantalones, que esta muy caliente y me la quiere dejar ir toda, quiere comerse ese culo que había tocado anteriormente.

Me quite los pantalones y me volteo, el wey, chupa uno de sus dedos y me lo empieza a meter poco a poco, siento como entra en mi, estoy que no puedo mas y quiero esa verga dentro de mi, así que no se hizo espera y siento la cabeza de su verga por mis nalgas, como la frota en ellas, saca de su bolsa un condón y se lo pone, después escupe un poco en su mano y la brota sobre su verga, me pone en 4 y poco a poco me la empieza a meter,

Yo: mhmh que rico wey, vamos, vamos metemela mas,

Adrian: si wey, que rico estas, que apretado tienes el culo, así me gusta, me calienta tronar un culo cerrado, jeje me cae que ni mi vieja esta como tu,

Yo: sigue sigue, quiero sentirla adentro wey, quiero sentir como palpita adentro

Y el wey continuo duro, hasta que entro toda, espero un poco a que mi culo se dilatara un poco y entonces empezó el mete y saca, primero despacio y después el wey agarrandome de la cintura empezó mas duro, duro y duro, sentía como esa cosa calienta entraba en mi, estaba a mas no poder que empecé a soltar chorros de leche, regados en las piedras, mientras el wey continuaba duro con su trabajo, no se cansaba.

Después me dijo que me recargara en una de la bases del puente y después me la dejo ir de nueva cuenta, el wey aguantaba un buen, entraba y salía dentro de mi, mientras seguía diciendo" que rico estas wey" " me encanta tu culito".

Después de un buen rato sentí como empezaba a convulsionar su cuerpo, señal de que estaba a punto de venirse y así fue, me saco la verga, tiro el condón y aventó su leche sobre las piedras también, nos vestimos y subimos al carro.

Pedro nos dijo que nos habíamos tardado un buen, sin embargo Adrián le dijo que no tanto como el, además vimos a Alex dormido.

Regresamos a la ciudad de monterrey, y dejamos a los chavos a una cuadra de su casa, quedamos de vernos en otra ocasión, sin precisar fecha; una vez solos Pedro y yo, este me comenta que no se iba a ir en blanco, que bien había mamado pero que después de un buen rato quiso regresar a su casa (Alex) así que ideo un plan para este wey se dejara hacer mas, y pues bueno, hacerlo debajo de un puente de la carretera si fue algo fuera de lo normal, jeje algo incomodo, pero a fin de cuentas en el monte, oliendo la hierva y ver pasar los carros por encima de nosotros, jeje algo que no se me olvidara fácilmente.

Ya saben, cualquier comentario lo pueden hacer llegar a mi mail. Kronosmty@hotmail.com, saludos

hasta la próxima

IO FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 27

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: