Inicio » Relatos de Amigos » Los Deseos de un Amigo - 2ª Parte

Los Deseos de un Amigo - 2ª Parte

Hola, recuerdan que en la historia anterior yo les conté la fantasía sexual de un amigo, que paso de la fantasía a la realidad, claro que sabemos que eso siempre trae sus consecuencias.
Resulta que después de contarme que había tenido sexo grupal con su novia, el me confeso que su situación emocional con ella estaba muy mal, ya que él disfruto mucho al igual que ella esa noche pero los celos no lo dejaban vivir. El charlo con su novia (Ana) y ella le dijo que todo lo que hizo esa noche solo fue porque él se lo pidió y como ella lo amaba tanto no dudo en hacerlo. Él insistió en preguntarle si realmente fue placentero para ella, pero nunca tubo una respuesta certera.
Ellos continuaron con su relación normalmente, pero Marcos (mi amigo) siempre me confeso que el estaba super celoso....y con el tiempo sus celos se transformaron en una cruel realidad....
Él se dio cuenta que ella siempre los viernes en la noche estaba cansada y le pedía que la llevara temprano a su casa cosa que antes nunca pasaba, hasta que un día el la dejo en su casa y estaciono el auto en un lugar cercano oscuro , a la media hora que el la había dejado un auto se estaciono en la casa de ella e inmediatamente salió, se subió y se marcho . Marcos pudo notar que ella se había cambiado de ropa y que dentro del auto había dos chicos pero no pudo divisar sus rostros. Sin dudarlos y con mucho cuidado los siguió para ver a donde se dirigían. Luego de seguirlos por mas de media hora llegaron a una mansión a las afueras de la ciudad. Él auto en que iba Ana hizo una señas de luces frente al portón y estos se abrieron, pudiendo ingresar rápidamente, Marcos hizo lo mismo y entro sin ninguna dificultad. Estaciono el auto lejos de los otro y los comenzó a seguirlos a pie. Observo como los chicos entraban a la Mansión abrasando a su novia, él decidió esperar unos minutos para entrar para no encontrase con ella. Una vez que entro vio un montón de personas bebiendo y charlando como si fuera una gran fiesta, música suave, champaren y caviar. Era un lugar muy fino de un gran nivel económico , con hombres de todas las edades pero mujeres muy jóvenes. Marcos buscaba a su novia pero no la veía por ningún lado, observo que algunas parejitas subían por una gran escalera. Decidió ver hacia donde iban y subió. Estas escaleras lo llevaron a una gran sala donde el ambiente era muy diferente al otro ya que la gente no estaba charlando, sino que estaban todos desnudos haciendo el amor, ayudados por todo tipo de aparatos sadomasoquistas. Era mucha la cantidad de personas que había en ese lugar y él presentía que su novia estaba ahí.
Para gran sorpresa para él fue ver a su novia toda desnuda en un aparato donde tenia atrapada la cabeza y sus manos, los piernas apoyadas en el piso bien abiertas y atadas al mismo para no poder moverlas. A la vez que un hombre le pegaba pequeños latigazos en la espalda. Marcos realmente no podía entender eso, porque ella se dejaba someter a esos tratos. Pero fue aun más la sorpresa cuando vio a los dos chicos que la habían traído a ese lugar sentados en un sillón observando todo, y pudo ver bien sus rostros, eran Sebastián y Miguel, los amigos de Marcos, los chicos con quien Ana había tenido sexo delante de él. Él se dio cuenta que ella nunca se había podido olvidar de esa noche de lujuria y sexo. Y más aun que a ella realmente le había gustado mucho al punto de poder engañarlo a él para continuar con ese tipo de practicas sexuales, indudablemente ella había descubierto su lado oscuro y no lo quería reprimir mas.
Marcos sin saber que hacer se quedo en un rincón de la sala observando lo que iba a suceder, era indudable que Ana era el plato principal de la noche ya que era la única que estaba atrapada en un aparato sadomasoquistas, las demás personas tenían sexo aisladamente pero manteniendo atención con lo que sucedía con ella. De pronto entro a la sala un hombre morocho de unos dos metros y todos comenzaron a aplaudir, Marcos no entendía porque pero luego comprendió. El morocho comenzó a desnudarse frente a Ana y cuando se bajo el pantalón dejo notar que no usaba ropa interior ya que su miembro comenzó a aparecer, un pene con dimensiones descomunales y eso que el pene aun no estaba erecto. Él tomo la cara de Ana con un mano y dirigió con la otra mano el pene a la boca de ella, sin negarse ante semejante pedazo abrió completamente la boca y comenzó a chuparlo. Marcos seguía observando en un pequeño rincón de la sala , realmente no sabia si salir de ahí corriendo o tomar a su novia para llevársela, tantas cosas pasaban por su cabeza y tan poco podía hacer, él solo se quedo y observo ya que él sabia bien que observar le gustaba mucho.
El morocho tomo con fuerza la cabeza de Ana y la tiraba hacía el para ayudarla a tragarse todo ese pene, pero Ana tenia repentinos ataques de arcadas ya que ese miembro comenzaba a tocar su garganta, pero la insistencia de el pudo mas y su miembro de una sola vez desapareció todo dentro de la boca de la novia de Marcos, en ese mismo instante una mujer apareció con un gran consolador y comienzo a penetrárselo a Ana, ella no podía hacer nada ya que estaba toda atada. El morocho junto con la otra mujer hicieron lo que quisieron con ella, todo era muy suave pero tenia momentos de mucha violencia hacia ella. Ana permaneció gran parte de la noche atada al aparato sadomasoquista, la sacaron después para repartirla entre todos los que quisieran, claro entre ellos los amigos de Marcos. La cogieron por todos lados sin ningún tipo de compasión. Marcos escucho que una persona le decía a otra que ella hace unas semanas que iba ahí y que siempre pedía que le hagan mas, que realmente tenia mucho aguante y un espíritu sadomasoquista increíble. Al terminar con Ana comenzaron a repartir números porque la iban a sortear, él ganador podía pasar un fin de semana con ella y hacerle lo que quisiera. Marcos no lo soporto mas y se marcho. Al otro día por la tarde llamo a su novia y esta le dijo que se sentía mal que la fuera a buscar en la semana, cuando él fue a buscarla en la semana a la casa, ella actúo con naturalidad y le dijo que estuvo todo el fin de semana en la casa ya que se sentía muy enferma. Marcos solo mantuvo silencio y hizo de cuenta que nunca paso nada, además le comento que unas amigas la habían invitado para pasar el fin de semana en una quinta, él le pregunto si podía ir y ella se puso un poco nerviosa y le contesto que era una reunión solo para mujeres.
Él me termino diciendo que iba a averiguar donde era la fiesta para poder seguir a su novia, pero que realmente no podía cortar con ella ya que él estaba muy enamorado y que en el fondo a el todo eso le gustaba. Prometio volver para contarme lo que sucedía así que solo resta esperar....

By: ALEXXX
alexanderjunior@hotmail.com FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 21

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: