Inicio » Relatos de Amigos » La Visita Inesperada - 1ª Parte

La Visita Inesperada - 1ª Parte

El sábado pasado a la hora de la comida llegó mi amigo Pepe de Aguascalientes, muy efusivamente nos saludó y nos abrazaba dándole un beso a Mari en su mejilla.

•  Hola; como están, que se han hecho, volteando a vernos de arriba a bajo, exclamó; ¡que guapa estas Mari! Y tú más panzón.

Pasa Pepe, siéntate ¿que te ofrezco? Un tequila me contestó, le preguntamos como estaba la futura comadre. Nos dijo que un poco delicada que el medico le había mandado reposo, pues tenía casi siete meses de embarazo, que por eso Paty no lo pudo acompañar en su viaje, nos preguntó por todos los amigos, y le fuimos contando lo que sabíamos de cada uno.

Mientras servía otra ronda más de tequilas, pero esta vez lo acompañe con unas cervezas bien frías, mientras Mari preparaba algo de botana. Recordé que hace como quince días Mari me había comentado, que Paty estaba preocupada por que Pepe tenía buen rato sin relaciones sexuales y que es muy cabrón, que ojalá no se fuera a enredar con alguna vieja.

Seguimos tomando y conversando, notaba que cada vez que mi esposa se levantaba para traer algo se le iban los ojos del trasero a las piernas de ella, y se perdía en la platica. Pensé buena oportunidad para echar desmadre, espero que a mi esposa se le antoje mi amigo. Con estos pensamientos sentí un “taang” en mi verga.

Mientras Mari le estaba sirviendo de comer a nuestros hijos en el comedor, él no le perdía movimiento, seguíamos brindando por los viejos tiempos pues Pepe es amigo mío desde niños, y me decía que su esposa Paty estaba feliz de que fuéramos padrinos de su futuro Bebe. A mí se me paraba la verga acordándome de todo lo ocurrido con Paty.

En eso Mari nos llama que pasemos a la mesa, Pepe nos dice que va a pasar al baño a lavarse las manos. Mientras le comento a mi esposa que lo trae loco, que no deja de mirarle las nalgas, ella me dice; sí ¿verdad? Le indique; dale un calentoncito haber que pasa, y me contesta…. Y ¿sí pasa? Pues que rico, a poco no te lo.…. Ella solo sonrió.

En un momento Pepe salía del baño, y yo me disculpé para entrar a lavarme, y me tardé un poco para dejarlos solos. Me senté a la mesa y empezamos a comer una comida casera, la cual alababa Pepe diciéndole a Mari esta riquísima, mi esposa cuando recogía los platos y los llevaba a la cocina caminaba contoneando sus nalgas, y Pepe no perdía detalle, y cuando Mari traía los platos a la mesa se inclinaba un poco de más, dejando ver el canalillo de sus tetas pues “casualmente” se le desabrocho un botón de más.

Pepe siempre fue mujeriego, simpático, y muy ocurrente. Le pregunte como se portaba ahora.


•  Pues muy bien. Tú sabes que me fui a Canadá más de dos meses a un curso con una compañera de trabajo que me traía loquito, (tenía muy buenas nalgas) y casi pierdo mi matrimonio, que a mí ya no me importaba mucho. Lo que me hizo reaccionar es que encontré a una Paty muy cambiada, independiente pues regresó a su trabajo anterior, decidida totalmente a divorciarse, muy segura de si misma y más sensual. Pensé que por culpa de una aventura estaba a punto de perder a mi familia, y realmente no valía la pena.-

Mari le decía;

•  Que bueno que reaccionaste por que forman una bonita familia, tú hija está preciosa y Paty es muy buena mujer. Por qué déjame decirte tú eras de lo peor, siempre andabas con dos o tres mujeres al mismo tiempo, cada semana venias a visitarnos con una diferente. Pero ahora; si te portas mal, mi comadrita sí te manda a la fregada.

Pepe contestaba;

•  Ya ni me digas nada, reconozco que me volví mandilón, por que Paty se volvió mas coqueta, los hombres la voltean a ver bastante y ella me sonríe, me dice; pórtate mal y te pongo el cuerno. Por cierto que te quiero hacer una pregunta intima, ¿es cierto que fue contigo a un salón a depilarse por allá abajo? –

Mari le contestó:

•  Sí ella me acompaño al salón de belleza y yo la convencí que se depilara para que te diera una sorpresa, y además le di unos consejitos para que mejoraran sus relaciones íntimas, ¿no se si te sirvieron? –

Pepe exclamaba:

•  Sí mucho; yo casi estaba seguro que mientras estuve de viaje ella anduvo cogiendo, pues les digo que la encontré muy cambiada, segura y con la panocha rasurada. Ella nunca ha querido desmentir mis sospechas, me quitas un peso de encima, con razón los quiere tanto, siempre me está hablando maravillas de ustedes.

Yo me levante nerviosamente a servir unas cubas de ron bien cargaditas, mientras mi mujer levantaba los platos para llevarlos a la cocina. Pepe me dijo vamos a la cocina para no dejar sola a Mari, nos sentamos en una mesa en la cocina para seguir con la candente plática, pues ya estábamos bien entonados con lo que bebimos y Pepe no le quitaba sus ojos de las nalgas, que por cierto se movían bien sabroso con el movimiento del lavado de los trastos. Seguimos bebiendo los tres y las inhibiciones fueron desapareciendo.

Y Pepe preguntó:

•  Perdón Mari: ¿Qué te has hecho? ¿te operaste? Por que ahora estas mejor que antes, te han crecido más los pechos, y tu trasero se ve impresionante estás bellísima. Y es que de plano les confieso, que tengo dos meses de no tener relaciones sexuales por que el medico se lo prohibió a Paty, y estoy más caliente que una plancha.-

Y que aprovecho el momento para darle más confianza a mi amigo y les suelto un refrán muy Mexicano que dice; compadre que no anda tras las nalgas de su comadre, no es buen compadre.

Soltamos una carcajada los tres, y le dije a Pepe; pero acuérdate que es retroactivo cabrón, por que mi comadrita Paty tiene lo suyo y luego te vas a echar para atrás y no vas a querer corresponderme. Claro que sí te la presto, si ustedes son nuestra fantasía, hubo un nervioso silencio y brindábamos.


by Un buen AMigo - Anónimo FOTOS

1

luis on

Esta muy bueno, nos paso igual saludos si quieres saber mas escríbeme.

2

romm on

oye cabron en verdad eres muy cabron se me hace que es puro cuento fijate que tengo un cuate parecido a tu caso y por el detalle que me di cuenta su esposa esta buenisima pero el si anda de cabron en todos lados y a su esposa la descuida pero como soy tan buen amigo en varias ocaciones estando yo en su casa le dije oye que buen trasero tiene tu mujer y contesto te gusta nomas sus nalgas y le conteste oye aquien no se le antoja tu mujer y dice si ella quiere y la convences la puedes cojer pero si te la cojes que sea mejor que yo si no te madreo cabron y pues ni modo un dia le dije a su esposa estando el en casa dormido sabes tengo ganas de darte una mamada en tu vagina y contesto mira mi marido esta dormido si te animas no solo me mamas el coño tambien me vas acoger muy rico ya me di cuenta como me vez y eso me exita y pues tengo 2 años cogiendomela muy rico y algo que descubri en ella nunca sabia lo que es el orgasmo y pues a pesar que su marido tiene una verga grande no la satisfece como yo no es por presumir pero yo tengo une verga exactamente de 10.5 pulgadas de largo y 8 cm de grueso si te animas e invitan a coger a su respectiva esposa con gusto y para que no digan que los hidrocalidos no saben nada soy de ags ags

romm

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 20

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: