Inicio » Relatos de Amigos » La Bienvenida de Mary

La Bienvenida de Mary



Cuando regresamos de nuestras vacaciones en Acapulco, se imaginan quien nos estaba esperando en el aeropuerto…… Pues sí, Luis que nos recibió con un gran abrazo y un beso de mejilla a Mari, jugueteo con mis hijos y nos llevó a casa a desempacar nuestras maletas, yo le ofrecí un trago, él me preguntaba que tal el viaje, le conteste que todo muy bien el hotel muy elegante las playas preciosas, descansamos lo suficiente, pero demasiada tranquilidad,( quedamos que no le vamos a platicar nada de Bob y Jim para evitar celos) nos hiciste mucha falta, Mari te extrañaba mucho cuando estábamos en la disco para que bailaras con ella, y para otras cositas, le destellaron los ojos, dijo bueno los invito a comer, por que ya es la hora y Mari no se va a poner a cocinar, nos servimos otro trago, y le dije mi esposa que Luis nos invitaba a comer, Mari contestó, que le daba pena que mejor pidiéramos unas pizzas y que comiéramos en casa, por que los hijos querían jugar con sus amigos.

Comimos las pizzas con dos botellas de vino tinto, mi esposa se veía rojita y sonriente, los niños nos pidieron permiso de ir a buscar a sus amigos, que son vecinos nuestros y salieron. Luis se cambió de lugar junto a mi mujer, le decía que nos extraño mucho pero que no aguantaba más y le planto un beso de lengua, Mari le dijo espera no sea que los niños regresen por no encontrar a sus amiguitos.

Serví tres cubas bien cargadas y me senté junto a Mari, le dije, no seas mala, quémale un polvo rápido al amigo mira como está, el la veía con cara de suplica, mi esposa contesto hay como me están calentando cabrones, esperen un poco más, Luis le desabrochaba dos botones de su blusa y le pasaba su mano por sus pechos bronceados por el sol, me decía, mira como están doraditos, por abajo no podía hacer mucho, pues tenia puestos sus jeans, ella nos acariciaba las vergas por arriba de nuestros pantalones, los tres teníamos una cara de calentura, en eso se oye que la puerta se abría, y Mari se pone de pie de inmediato recogiendo unos platos de la mesa caminando rápido hacia la cocina, abrochando su blusa. Entraron a todo galope mis hijos con sus amiguitos, Mamá, Mamá ¿nos dejas ir al cine con mis amigos y sus papás? Sí señora déjelos ir vamos a ver a Harry Potter, decían los amiguitos, Luis dijo sí déjalos ir y les dio $100.00 pesos a cada niño para sus dulces Mari asintió con la cabeza y se fueron felices.

Mi esposa estaba lavando los trastos y Luis dijo, le voy a llevar su cuba a Mari, se fue a la cocina a platicar con ella, yo me lleve la botella y los hielos a la mesa de la cocina, mi amigo no le perdía la vista a las nalgas de mi esposa pues se le veían muy ricas, redondas y respingonas enfundadas en sus jeans, se le movían muy sabroso con el movimiento del lavado de trastos, Luis se acerco por atrás, pegaba su paquete, le acariciaba sus pechos, besando su cuello y orejas, Mari le decía espérate que vas a hacer que rompa los platos, y yo con la verga bien parada disfrutando la escena, mi esposa termino de lavar se giró, se besaron en una forma salvaje se comían sus lenguas y las manos de él estrujando sus nalgas, Mari dijo vamos a la recamara que estoy muy caliente, pero antes pon el seguro de la puerta de la calle por que no quiero intrusos.

Ellos se fueron a la recamara con la botella y los hielos, yo me fui a poner el seguro a la puerta de entrada, y entre al baño para hacer un poco de tiempo y dejarlos solos un rato, cuando llegué al cuarto los dos estaban desnudos, se estaban acomodando para hacer un 69 pero esta vez con mi mujer abajo, ella le mamaba la polla con mucho placer, jugando con el prepucio tapándolo y destapándolo volviéndolo a meter al fondo de su garganta acariciando sus huevos, nalgas y dediando el culo,(esto era nuevo) los jadeos de Luis eran muy fuertes, Mari con sus piernas bien separadas, le daba toda la facilidad para que el hundiera su lengua y mordisqueara suavemente el clítoris que lo tenía bien parado, los gemidos y orgasmos acalambrados de Mari empezaban a tomar fuerza, Luis corría su boca lentamente asta besar y clavar su lengua en su culito, decía sabes deliciosa, se veía como punzaba su coñito, me empecé a desvestir sin perder un detalle de lo que sucedía, me estaba gustando estar de mirón, sentía un nuevo placer y mucho morbo ( lo sentí en Acapulco cuando Mari tenía clavados a Bob y Jim ) antes me daban celos ahora lo disfruto intensamente, pajeaba suavemente mi verga y tomaba mi trago, en eso Luis le dice ponte de perrito, mi mujer se gira y me llama, mi amigo se acomoda, Mari toma su verga bien pelada y frota la cabeza en la entrada de su coñito, va entrando poco a poco me subí a la cama y me metí debajo de mi mujer para ver muy de cerca como le metía la verga, y darle acceso a Mari para que me mamara la verga, le decía a mi esposa que solo me corriera la lengua pues estaba demasiado caliente y no me quería venir tan rápido, Luis pegando de gritos como es su costumbre, ¡que ricoo tu perrito me esta mordiendo! Eres lo máximo, estrujaba con todo las nalgas de mi esposa y luego le pellizcaba los pezones, Mari jadiaba y sollozaba le decía, la tienes muy dura métela más asta el fondo, le venían orgasmos fuertes, yo le lengüeteaba el clítoris, gemía y jadiaba, ella fue la que se empezó a mover rápido sus nalgas, para arriba y abajo y de un lado al otro, eso hizo que sin querer les diera un par de lengüetazos entre verga y coño, gritaron jadiaron los dos al mismo tiempo, se le veían claramente las contracciones en la base de la polla, y se corría con borbotones de leche impresionantes, mi mujer le ordeñaba asta la última gota, escurría leche, la recogía con mis manos se la untaba en los pezones y muslos de Mari, era el ansiado momento que estaba esperando para cogerme a mi mujercita, con su panocha repleta de leche de mi amigo, la recosté boca arriba la empecé a besar profundamente, ella se acomodo mi verga y se la fui metiendo lentamente me oprimía muy fuerte con su panocha y la leche de mi amigo me hacia muchas cosquillas en la polla, es una sensación única y deliciosa, es increíble coger con mi esposa con "perrito" integrado y remover la leche de otro, mientras a ella no le paran sus orgasmos, levante la vista y mi amigo estaba junto a nosotros con su verga bañada de leche, le dije a mi mujer mámasela déjala bien limpia, Luis se hinco junto a la cara de Mari, y le empezó a correr la lengua, veía a pocos centímetros la cabeza de la verga como se deslizaba entre los labios de mi mujer, y como se le quedaban mojados de leche, ella se separó de la polla y me besó con fuego rozando nuestras lenguas yo sentía el sabor de la leche de mi amigo y tenía mi verga durísima quemándose de placer con la leche de Luis, Mari me apretaba con su coñito, y gemía con la boca llena de la verga de mi amigo y me volvió a besar, sentí una punzada por toda mi columna vertebral, y empecé a venirme con unas convulsiones muy fuertes, con mi polla asta el fondo, no podía parar de aventar semen nos seguíamos besando, la verga de Luis estaba lista de nuevo, mi mujer se la mamaba bien rico, yo me levante entre un mar de leche de los tres, Mari dijo voy al baño a limpiarme un poco, le dije espera, deja que Luis te la meta así, mi amigo se puso encima, ella levanto sus piernas, tomó la polla y la paso en círculos a la entrada de su coñito, se la embarró bien de leche y le fue entrando a fondo, le pregunte a Luis, que sientes, contesto riquísimo parece que tiene un efervescente espumoso adentro hace muchas cosquillas que rico jadiaba y gritaba ¡ eres la mejor, que rico coges tu panocha me esta volviendo loco ! se comía los pezones de mi mujer, mi esposa, jadiaba, lo abrazaba con las piernas, y con sus manos se aferraba de las nalgas de mi amigo y las jalaba hacia su coño, que escena digna de la mejor película porno, yo tenia mi verga media dura, y se la puse en la boca a mi mujer que de inmediato la mamaba a fondo, cuando la sacaba besaba a Luis con fuego, y de nuevo la ponía en su boca mamaba con todo y besaba de nuevo a mi amigo con una cara de lujuria, Mari tenia un orgasmo tremendo que la cimbró toda, Luis gritaba ¡eres la reina nunca nadie me ha cogido así!, Mari aplicaba su mejor técnica apretando y moviendo rápido su coñito, Luis exclamaba ¡me voy a correr! Mi esposa le aplico con todo su "perrito" y lo ordeñaba, gemían, jadiaban, sollozaban, y se convulsionaban los dos, yo me arrancaba mi verga de la paja que me estaba haciendo, quité a Luis, y entré en la panocha se la hundí asta el fondo me hacia muchas cosquillas el semen de Luis y más me calentaba, mi esposa me oprimía con todo, y gritaba que caliente estoy, tengo la pepa bien parada y me la estás rozando muy rico, síguele así y se movía muy rápido en círculos, nos besábamos con mucha pasión, empezamos a jadiar y me corrí como loco en un mar de leches que calentura tan salvaje nos quedamos un rato descansando.

Mari corrió al baño, la cama estaba empapada de leche, Luis y yo con una cara de cogidos con una sonrisa de oreja a oreja, mi esposa salió del baño y nos dijo cada vez avientan mas leche tenia como 2 litros adentro ¡que bárbaros!, mi esposa se veía divina con su cuerpo bronceado por el sol y su bikini marcado en blanco. Como un Mexicano nunca méa solo fuimos los dos a hacer pipi, le comente a Luis que lo encontraba más caliente de lo normal, que de inmediato se le puso dura para el segundo tiro y que su leche es más abundante, me dijo es que los he extrañado mucho, además de unas pastillitas nuevas que me recomendó el de la farmacia, luego te paso unas, y es que me moría de ganas de estar con Mari. Le pregunté y que sabes de Juan, me dijo nada, y estoy muy molesto con él, no tenía por que haberlos forzado para cogerse a Mari, es un ojete el cabrón me siento culpable, le contesté no te sientas mal al final de cuentas mi esposa lo disfruto y no ha pasado nada.

Nos aseamos, salimos del baño, Mari ya estaba vestida y cambiando sabanas a la cama nos dijo miren como las dejaron, tenían un círculo de leche de unos 50 centímetros de diámetro, corregí las dejamos, Mari se apenó, Luis quería más pero mi mujer le dijo confórmate por hoy, por que los niños no deben de tardar, yo estoy muy satisfecha y muy cansada, le dio una nalgada a Luis y le dijo, vístase muchacho caliente, una vez arreglados nos fuimos a la sala, a tomar nuestra cuba los tres. Mari le pregunto por Paty, mi amigo nos contó que está muy cambiada que se ve alegre y feliz, que empezó a trabajar en el buffet de arquitectos donde trabajó cuando era soltera, que desde la fiesta que tuvo con nosotros le cambió la cara, le pregunté a Luis ¿y seguro que te la cogiste de nuevo? Titubeo le subió el color, y dijo bueno pues sí, solo un ratito, por que ella estaba muy caliente, no por que me guste, me fue a buscar a mi departamento, y tu sabes que un vasito de agua y un polvito a nadie se le niega, soltamos una carcajada Mari y yo, nos confió que Paty estaba muy agradecida con nosotros por que le hicimos ver la vida desde otro punto de vista, ahora la bronca va a ser cuando Pepe regrese del Canadá y falta muy poco, se la va encontrar muy cambiada, alegre, sonriente y con la panocha depilada, bueno haber si eso hace reaccionar a Pepe, por el bien de su matrimonio.

Luis le pregunta a mi esposa, ¿no traes sujetador verdad?, Ella le contesta que ya no se lo puso ¿ por que?, es que te veo y ya se me paro la verga, con el debido respeto que me merecen, estas muy buena, y sigo muy caliente se puso de pie y tenia un bulto impresionante en sus pantalones, le dijo a Mari sácate los pechos están preciosos, y ¿si llegan los niños?, Te los cubres de inmediato y yo corro al baño verdad, me volteaba a ver para que yo lo apoyara, le dije a Mari dale gusto mira como esta, entonces mi esposa se abrió su blusa, el se acercó y tocaba sus pezones, los chupaba luego se puso de pie frente a ella, desabrocho su pantalón bajo su short y brinco su polla, mi mujer la tomó en sus manos la pelaba toda aparecía su cabeza roja llena de jugos, y la cubría de nuevo, se relamía los labios, mi mujer le decía que verga tan rica tienes, y por que estas tan caliente hoy, la pelaba toda de nuevo, se la metía toda asta su garganta, luego la sacaba y se la pajeaba, Mari, la cubrió toda con el largo prepucio y la puso en su boca apretando sus labios, según le iba entrando se le pelaba adentro de la boca simultáneamente le daba lengüetazos por dentro y salía pelada, Luis aullaba, se empezó a mover lentamente como si se estuviera cogiendo la boca de mi esposa, cada vez la empujaba más adentro, y más rápido pronto los pelos de Luis estaban en los labios, Mari tenía una cara de lujuria impresionante le agarraba las nalgas de Luis, las sobaba y pellizcaba suavemente, Luis le estrujaba las tetas con fuerza pellizcando los pezones, la cabeza de su verga sobrepasaba la garganta de mi esposa y sus movimientos eran cortos pero rápidos, Luis empezó a gritar ¡eres la mejor mamadora como tu, nadie, ! Se le aflojaban sus piernas ¡me voy a venir! Mi mujer en lugar de apartarse como lo hacía antes, la empujó a su garganta y llenó su boca de leche era una corrida monumental le escurría por sus labios y goteaba asta sus tetas, yo estaba a un lado viendo el show, me calenté de más y le untaba la leche que escurría de su boca en sus pezones en eso voltea con una cara de lujuria y me da un beso de fuego pasándome parte de la leche nos rozábamos las lenguas y no sabía tan mal, hacer eso de pasar leche con la boca es una cosa que calienta mucho a mi esposa ya me había dado cuenta que siempre lo hace y ahora me toco a mí y me calentó bastante.

Yo tenía un gran bulto en mis pantalones, me dolía la verga y justo cuando empezaba a sacarla tocaron a la puerta. Eran mis hijos que regresaban del cine, Mari corrió al baño de la recamara a lavarse los dientes, y Luis al de visitas, esperé un poco para abrir la puerta, y venían con sus amiguitos para darnos las gracias de que los dejamos ir al cine, en eso apareció Mari, que acompaño a los amiguitos a su casa, para darle las gracias a los papás. Les dije a mis hijos que si querían merendar, y me contestaron que saliendo del cine habían comido unas hamburguesas, Luis salía del baño, despídanse de su tío Luis y váyanse a acostar nos dieron un beso a cada uno y se fueron a su recamara, nos servimos otras cubas y nos sentamos en la sala, como a los diez minutos regresó mi mujer y preguntó ¿tus Hijos? Le contesté, se fueron a su recamara entonces ella se fue a verlos.

Luis me decía que si hacíamos una fiesta bacanal con Mari y Paty antes de que llegara Pepe, le dije por mi encantado que tenia muchas ganas de hacer realidad unas tres fantasías que tenía en mente, que se lo propusiera a mi esposa haber que le parecía y nos servimos otra ronda de cubas, y le pregunté oye, por lo que se ve tus pastillitas están muy buenas, fíjate que sí las estrené con Paty y le eché tres polvos en un rato, y no me gusta ella, imagínate con Mari. No cálmate me la vas a echar a perder de por si esta cogiendo al triple de antes, en eso llegó Mari, de que hablan nos preguntó, pues aquí Luis que te quiere hacer una propuesta indecorosa, le brillaron los ojos a mi mujer, Luis le dijo que antes de que Pepe llegara quería hacer una fiesta bacanal con Paty y contigo para que todos pudiéramos sacar nuestras fantasías y pasarla muy bien


by Un buen AMigo - Anónimo FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 35

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: