Inicio » Relatos de Amigos » El Debut de Mi Mujer - 5ª Parte

El Debut de Mi Mujer - 5ª Parte

Después de mucho tiempo de tranquilidad sexual de los dos, al parecer, ya habíamos cumplido todas nuestras fantasías, pero de vez en cuando comenzábamos a extrañar esas situaciones extremas de sexo que nos habíamos brindado mutuamente. 

Así que para alimentar más nuestras fantasías fuimos a alquilar un par de películas a un video club especializado en el tema.

Ahí nos encontramos con los temas mas variados y entre otras nos gustó mucho una que se titulaba Maratón Sexual.
Sin perder tiempo fuimos a casa a mirarla inmediatamente. La historia era muy simple se desarrollaba a cámara abierta sin ningún tipo de edición y era protagonizada por una estrella porno muy conocida que desafiaba a tener sexo con una exagerada cantidad de hombres tratando de romper un record. La historia era verdadera, no era una película de ficción. Ella tenia que hacer acabar a todos esos tipos uno por uno y sí que lo lograba sin mucho problema.

Mi esposa empezó a ponerse a mil con la historia y obviamente yo también, queríamos vivir en carne propia esa historia
, pero nos preguntábamos ¿cuántos tipos ella resistiría y además de donde los sacaríamos ya que pagarles seria una fortuna, pero pensándolo bien se que muchos hasta pagarían por hacerlo con mi esposa, y esa idea nos calentó aún más.

Fue entonces que decidimos publicar avisos en varias paginas de swingers y de contactos, colocando una foto de ella con el rostro tapado por un antifaz y totalmente desnuda, solicitando hombres para una masiva fornicación de esa mujer. Los requisitos eran que tenían que tener análisis de HIV al día, un físico muy bien trabajado un miembro viril de mas de 18 cm, su estado civil ni social no importaba. Tenían que enviar a nuestra casilla de correo fotos de ellos desnudos . 

Así esperamos pacientemente y los curriculuns fueron llegando en grandes cantidades. Teníamos para elegir lo que quisiéramos, siempre contestábamos dudas de las personas que querían participar.

Entre mas tiempo pasaba más nos calentábamos con la idea, no podíamos esperar más pero eso era parte del juego y de la fantasía.

Para poder cubrir costos decidimos que le cobraríamos una pequeña suma de dinero a cada integrante no mucho más de lo que se gasta una salida de un sábado por la noche , con ese dinero alquilamos un looft, con hidromasaje y muchas mas comodidades, contratamos un pequeño lunch, y compramos los mejores champagnes. 
La noche estaba por llegar y le confirmamos la dirección un día antes a los elegidos, que fueron la increíble cifra de cincuenta participantes, ellos sabían que podían no llegar a participar porque no sabíamos a cuantos mi esposa aguantaría cojerse, pero a ellos ya les encantaba el solo hecho de estar en el lugar. 

Esa noche fueron llegando uno por uno y fueron recibidos por mi esposa que estaba con un camisón negro totalmente transparente y un conjunto de ropa interior también negro con portaligas. Ella recibía un sobre de ellos donde se encontraba el DNI de la persona el análisis de HIV y el dinero de la inscripción , el sobre cerrado ella me lo pasaba a mi para que yo constatara todo perfectamente. 

Fueron llegando puntualmente , los fuimos ubicando con diferencia de minutos para que no se agolparan ni llegaran todos juntos como manada.

Llegando la media noche, ya habían concurrido todos los participantes perfectamente al horario , no faltaba ninguno.
La música lenta se escuchaba de fondo mientras los invitados charlaban amablemente entre todos ,mientras mi esposa se paseaba con copas de chapagne convidándolos a ellos. Nadie podía quitar los ojos de ella que lucia espléndida y más allá que era la única mujer que estaba entre tantos hombres, en el aire se podía respirar el ambiente a calentura, la idea de que todos desearan hacerlo con mi mujer me calentaba increíblemente al punto de tener una erección continua.
Antes de comenzar la acción yo dirigí unas palabras de agradecimiento y les volví a recalcar las reglas. Ellos iban a tener que cojerse a mi mujer hasta acabar y cederle el turno al siguiente participante, todo iba a ser registrado por una cámara para recuerdo personal ,poniendo en claro que no habría ningún tipo de difusión comercial.

Todos a la orden de mi mujer fueron desnudándose dejando lucir los distintos tipos de miembros, la mayoría ya estaban dispuestos a la acción, nadie se podía masturbar sino se arruinaría parte del juego ya que ella era la que los tenia que hacer acabar.

Ella les indico que formaran un círculo y comenzó primero con una mamada general para lograr que los penes erectasen, además ella quería sentir los 50 machos al palo a su alrededor. Yo mientras tanto filmaba todo con una pequeña cámara de mano.

La mamada parecía interminable, en algunas pijas se quedaba mas tiempo que otra sea porque les gustaba o porque no podían erectarse por completo.
En una mi esposa no aguanto mas y comenzó la acción. El chico era muy atractivo para el gusto de ella y la pija tenia un tamaño considerable así que comenzó a mamarla con fuerza y trataba de tragarla un poco hasta que comenzó con movimientos frenéticos de su cabeza masturbando al muchacho con la boca y con su garganta, Cuando alguien estaba por acabar lo tenia que gritar para que mi esposa decidiera que hacer. El muchacho no aguanto mucho mas y comenzó a anunciar que estaba por acabar pero mi esposa no paraba el ritmo estaba decidida a tragarse todo ese néctar. Y sin duda lo logro en el momento justo que el muchacho dijo acabo ella se trago toda la pija de un saque, yo pudiendo observar a través de la cámara como el pene se perdía en su boca y su garganta se inflamaba. Ella sentía los borbotones de semen que se dirigían directo a su estomago. Luego retiro el pené de su boca tosió un poco por el sofocamiento se paró le dio un beso de lengua al muchacho y lo retiro de la ronda, ya había pasado el primer polvo.
Luego de mamar todas la pijas ella se acomodó en un respaldar de un sillón, dejando su cola expuesta y les ordenó a todos que hagan una fila detrás de ella.

Uno por uno comenzaron a penetrarla por la vagina, el primero se ve que estaba acumulando calentura pues no tardo mucho en acabar y en el momento que estaba por hacerlo mi esposa le pidió que lo haga adentro, después vino otro petisito pero con un pene muy gordo que le costo penetrarla puesto que la noche recién comenzaba y la vagina aun estaba fría, ese tardo bastante tiempo en acabar. Así pasaron diez personas, todos les acabaron adentro su vagina que a esa altura seria un mar de semen, mi esposa decidió tomar riendas en el asunto y detuvo por un momento la fiesta, se paro para decir unas palabras y se podía ver como entre sus piernas caía semen que se derramaba de su vagina inundada, ella se sentía feliz de sentir eso. Les ordenó que se acostaran diez hombres con los miembros erectos sobre una gran alfombra que había en el looft. Ella pensaba cabalgarse a los diez, así que los muchachos no se hicieron esperar Monto el primero y con todo frenesí se movió dejando al pobre joven acabar antes de lo que el pensaba pero ella seguía sus movimientos pues parecía que ella también estaba decidida a tener su orgasmo, pero ya el flácido pene del muchacho se lo impedía , así que pasó al siguiente para gozar mas ella esta vez comenzó a penetrarse el pene bien despacio y le pidió al macho del momento que le pusiera un par de dedos en su ano así se excitaba ella aun mas, el obedeció sin ningún problema , la cabalgata fue de muy despacio hasta terminar los dos frenéticamente con un orgasmo juntos a los gritos como si hubiera sido el primero de sus vidas. Así fueron pasando uno tras uno y después del primer orgasmo a mi esposa le costaba moverse pero no tardaría en llegar al segundo que fue justo en el décimo chico este también le puso unos dedos en el ano para excitarla aun mas pero de los dedos llego a la mano, yo filmaba como la mano del pibe se perdía en el ya bien dilatado ano de mi mujer , que para ese entonces se había pasado veinte pijas y ya estaba bastante cansada y su vagina por lo que vi estaba morada.

Pero la noche ni siquiera había llegado a la mitad faltaban aun treinta y los chicos no tenían ganas de irse sin nada.
Ella se paro demostrando cansancio y se acostó boca abajo en la cama , me pidió a mi que le acomodara unos almohadones en su vientre y así quedo con su cola bien paradita y expuesta. Entonces ordeno que hagan todos una fila detrás de ella para hacer la cola.

Los chicos pusieron cara de felicidad por la entrega del plato principal, así que uno por uno sin vaselina comenzaron a darle por el ano, este estaba muy limpio después de haberse practicado una serie de enemas esa misma noche. Mi esposa se masturbaba a medida que los pibes le iban acabando en el ano, mientras los que se retiraban se acomodaban a fumar o a tomar algo y principalmente a descansar en el living del looft.

Yo seguía filmando y era increíble ver el ano de mi esposa lo grande que quedaba, además cada vez que la penetraba alguien nuevo se podía ver como salía para afuera restos de los semen de los participantes anteriores. Ella sentía como le inundaban como nunca sus intestinos y también sentía al moverse todo el otro resto de semen dentro de su caliente vagina. Una vez que pasaron diez y ya se veía como la luz entraba por el departamento, sabíamos que aun restaban veinte y ella no daba mas.

Decidió matar dos pájaros de un tiro y cojerse de a dos tipos a la vez. Eligio los penes que la penetrarían por delante y por detrás, y formo dos filas. Se acomodo en la cama de perfil para que pudieran penetrarla por delante y por el otro lado eran los que la penetraban por detrás, muy ingenioso.

Así comenzó la parte final de la fiesta la penetraron por delante y luego sin ninguna dificultad por detrás, no todos acababan juntos y ella intercambiando de amante uno por vez. Realmente el cansancio la ganó y entregó su cuerpo completamente a los buitres que la querían devorar, no se movía para nada ni gemía, sus ojos cerrados demostraban que estaba exhausta. Pero los chicos no perdían tiempo y no desperdiciaban su turno para sobarle bien los pechos y morderle todo el cuello, ella estaba totalmente entregada.

Los chicos de adelante acabaron mas rápido y quedaron dos para penetrarla por detrás así que ellos la acomodaron de espalda y comenzaron a darles con todo frenesí, Ellos eran los últimos y estuvieron bancando la calentura toda la noche.

Cuando el ultimo acabo y por supuesto lo hizo dentro de su ano como todos, yo la comencé a despertar y lo primero que me dijo es que tenia mucha sed. Yo sin perder tiempo les di una jarra a los muchachos y les dije que los que pudieran la llenaran con su néctar. Eso le gusto a mi querida Sandy se iba despachar un litro de leche verdadera. Pero ella para no perder tiempo separó a tres del grupo que les gustaba y estaban re al palo y les dijo que iba a beber directo de la fuente. Así que recostada acomodo su cabeza con dos almohadas y abrío bien la boca en señal de estar esperando la leche de los muchachos. Ellos sin perder tiempo se acomodaron y comenzaron a masturbarse alrededor de la boca de ella, mientras los demás ya se pasaban la jarra de mano en mano para ir llenándola. Esta se fue llenando de una gran masa de leche de todos los participantes. Y mientras ya comenzaba a acabarle directo en la boca y mi Sandy no dejaba escapar ni una gota de tan preciado y caliente liquido. El ultimo de los muchachos agarro con fuerza la cabeza de mi mujer y le hizo tragar todo el pene de un envión justo en el preciso momento en que le acababa , eso fue medio brusco pero le encantaba a ella.
Cuando la jarra fue por fin pasada por todos los contribuyentes yo la agarré y se la pasé a mi mujer. Ella observo encantada la cantidad de semen que esta contenía, nunca había visto tanta leche junta y sin hacerse rogar la tomo con las dos manos y comenzó a beberla sin parar, todos comenzaron a aplaudirla observando lo puta y degenerada que era mi mujer realmente de recordarlo me pone la piel de gallina. Ella bebía sin parar y se podía beber como hilitos de semen se escapaban por el costado de su boca, derramándose por el exceso de liquido que quería injerir.

Así termino esa noche que prometimos volver a repetir ya que todos se fueron muy contentos y satisfechos, gracias a la única e incasable de mi mujer.

Ah, y eso no termino ahí pues mi esposa quería tener un recuerdo único de esa noche tan ardiente, algo inolvidable, así que sin decirme nada ella decidió no tomar anticonceptivos y quedar embarazada, yo solo me entere a los 3 meses del embarazó, y ella me confeso todo, claro nunca supimos quien era el padre. Pero yo lo asumí y respete su decisión ya que ella se merecía todo eso y mucho mas.

FOTOS

1

Laura on

Yo no lo hago por dinero, solo me gusta coger, y de a uno por día.

2

ronald on

Eso fue genial que guarra esas si son putas que cuentan la verdad

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 30

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: