Inicio » Relatos de Fantasias » La Fantasia del Amante

La Fantasia del Amante

Hola, este nuevo relato sigue la línea de escribirles algo, donde la idea y el protagonista son mis amigos de la red, hoy es para The Lover, un amigo de país. Por sí alguno recién me lee por primera vez, les cuento que soy de Argentina, soy morocha, mido 1.70 y mis medidas son 100 – 60 – 92, las cuales mantengo con esfuerzo y dedicación en el gimnasio. Bueno hechas las presentaciones y aclaraciones del caso, vamos a la historia.

Habíamos tenido muchas sesiones de cibersexo, ambos nos excitábamos mucho, disfrutaba mucho con él y me masturbaba rico en cada sesión, él empezó a insistir mucho con conocernos, ya que vivimos en el mismo país, aunque en distintas provincias, por lo que yo siempre me negaba, ya que no suelo hacerlo, no tengo encuentros con mis amigos de la red, pero un día el me dijo que debía viajar por trabajo unos días a Buenos Aires, me negué al principio, pero luego acepté encontrarnos, pero solo para conocernos, le dije que no esperara otra cosa, él lo acepto así. A la semana siguiente llegó, arreglamos encontrarnos en un bar, nos conocíamos por fotos que nos enviamos, así que la noche siguiente llegué al bar, llevaba puesto un vestido corto y ajustado, llevaba sostén y tanguita como las que siempre uso, al entrar, muchos hombres se dieron vuelta a mirarme y lo reconocí en un mesa, al reconocerme se paró, fui hacia él y lo saludé con un beso, él no dejo de halagarme y elogiarme, por mi belleza. Tomamos algo, hablamos mas sobre nosotros, contándonos cosas de nuestras vidas, era un hombre agradable y como lo había notado en la foto, bastante atractivo, joven y atlético y muy simpático. Después de un rato y aunque no era lo previsto, me invitó a cenar, no pude negarme, fuimos a un lugar cercano, cenamos y pasamos una noche agradable, finalmente se ofreció a llevarme a casa, acepté y nos fuimos en su auto, mientras viajábamos, él me confesó que me respetaba pero que lo que mas deseaba era hacer realidad esos bellos momentos vividos en el ciberespacio, yo ya había comenzado a dudar, yo también lo deseaba, al llegar a casa, el me beso por sorpresa en la boca, intenté un momento resistirme pero luego lo recibí con pasión, ya no dudaba, deseaba estar con él esa noche, entramos a casa, la pasión nos desbordaba nos fuimos desnudando rápido, llegamos a mi cama, ambos solo en ropa interior, nos abrazábamos, nos besábamos, me puso sobre la cama y comenzó a recorrer mi cuerpo con besos y caricias, acaricio mis pechos, sintió mis pezones duros a través de mi sostén, los beso y deslizando mi sostén, dejo mis grandes pechos desnudos, los besó suavemente, su lengua lamió mis pezones duros, los atrapó en su boca, yo gemía de excitación, su boca descendía por mi vientre, sobre mi pubis hasta llegar a mi vagina, que ya estaba húmeda de excitación, la recorrió con su lengua, de arriba abajo, lamiéndola toda, pero yo deseaba chuparlo también, le pide que se diera vuelta y hagamos un 69 deseaba chupar su verga, se levantó y quito su slip, su verga dura saltó ante mí, tenia un buen tamaño, como unos 18 cm y algo gruesa, se le veía rica y caliente, se acostó y me puse sobre él, apoya mi concha húmeda sobre su boca y la refregaba por su cara, tome su verga y comencé a lamerla toda, recorriéndola completa, la chupé un poco, despacio, y cada vez mas profundo, poco a poco su verga se enterraba mas en mi boca, al tiempo que el hundía su lengua en mi concha, ambos gemíamos ahogados en el sexo del otro, trague su verga entera, metiendomela hasta la garganta, aulló de placer, sintiendo mi boca caliente devorar su verga, y chupó mas fuerte mi concha, nos chupábamos fuerte el uno al otro, brindándonos todo el placer de nuestras bocas, sentí mi cuerpo convulsionarse y estallé en un profundo orgasmo, mis jugos comenzaron a caer sobre su boca, los bebía todos, esto hizo que apretara mas su verga en mi boca y la clavara toda en mi boca, lo que provocó que su verga explotara, su leche comenzó a caer por mi garganta, inundó mi boca, la tragaba toda, estaba caliente, era rica y abundante, la fui tragando sin desperdiciar ni una gota, refregaba mi concha por su boca, entregándole todo mi orgasmo, nuestras lenguas se encargaron de dejar nuestros sexo limpios, quedando mi concha otra vez excitada y su verga dura nuevamente, The Lover me abrazó y me besó con pasión, nuestras bocas compartieron nuestros jugos, entonces me puso a cuatro patas y sentí su verga dura recorrer mi concha, acariciándola, excitándola, la mojo en mi concha y tomándome por las nalgas me penetró de un golpe, su verga se deslizó hasta el fondo de mi concha, que la recibió sin esfuerzo debido a lo lubricada que estaba, me cogía fuerte e intensamente, acariciaba mis tetas mientras me penetraba profundamente, su verga entraba y salía por completo de mi concha, me movía en círculos sobre su verga, toda clavada en mi interior, hizo mas rápidos sus movimientos, solo le pedía mas, que siguiera mas fuerte que me hiciera acabar, hasta que lo logró, acabé de manera fuerte e intensa, mis jugos mojaban su verga y corrían por sus piernas, pero no paraba de cogerme, me seguía dando fuerte y duro, su verga me penetraba muy profundo y lograba retener su acabada, debido a la gran mamada que antes le había dado, pero entonces comencé a moverme contra él, clavándome toda su verga hasta el fondo, la apretaba con mi concha, ponía presión sobre su verga, que se hinchó adentro, el me la clavó bien adentro y empezó a acabar, grandes chorros de leche invadieron mi concha, provocándome que yo también tuviera un nuevo orgasmo, su verga inundaba mi interior y mis jugos desabordaban mi concha, caímos rendidos sobre la cama, extenuados por el orgasmo, su verga seguía dentro de mí, él me besó con pasión y me dijo que era hermosa, que soñaba con esto desde que me había contactado, yo le dije que lo había disfrutado mucho, pero también creía que para la primera noche era suficiente, él lo entendió, se que pretendía mas pero no quise dejar que las cosas fueran muy lejos, al menos esa noche. Antes de irse charlamos un poco y aclaramos algunas cosas, que esto era solo una noche de pasión y que no debíamos dejar que las cosas fueran más importantes ya que nuestras vidas estaban separadas y alejadas y que disfrutáramos el momento, entonces él se atrevió a pedirme algo, su mayor fantasía conmigo, me dijo que deseaba tener una fiesta conmigo con dos amigos suyos y una amiga mía, ya que seguro no nos volveríamos a ver, acepté la propuesta, quedamos para hacerlo el día sábado en casa de un amigo de él. Arreglamos todo, él con sus amigos y yo con Ana para que me acompañara, la cual aceptó gustosa.

El sábado, Lover nos pasó a buscar por mi casa, con Ana estábamos vestidas muy sensuales las dos, ella llevaba minifalda azul muy corta y ajustada y un top blanco sin sostén, yo llevaba un vestido negro ajustado al cuerpo, muy corto y tampoco llevaba sostén, llevaba una tanga negra, tipo hilo dental, igual que Ana. Le presenté a Ana a Lover, el quedo encantado de verla y al vernos juntas casi se desmaya, subimos a su auto y nos dirigimos a casa de su amigo, la llegar nos esperaban sus dos amigos, ambos era de contextura mediana, jóvenes y se veían bastante bien, al vernos no podían creer que semejantes hembras estaban dispuestas a pasar esa noche con ellos, bueno, echas las presentaciones, tomamos algunas copas, charlamos, bailamos entre todos, eso encendió el ambiente, las manos comenzaron a recorrer los cuerpos, sobre todo el de Ana y el mío, hasta que nos fueron quitando la ropa, Ana nos hizo un rico strip-tease que nos dejo locos a todos, solo quedando con su diminuta tanga, al igual que yo que ya había perdido mi vestido durante el baile, los dos amigos se abalanzaron sobre Ana y Lover quedo solo conmigo, entonces me pidió que deseaba empezar la noche solo conmigo y que luego nos sumaramos a la fiesta, nos fuimos a una habitación, lo último que vi fue como Ana estaba tomando en sus manos las vergas de aquellos dos chicos. Llegamos a la habitación y lo desnudé, tomé su verga en mi mano y lo pajeaba mientras lamía su cabecita roja e hinchada, mi lengua recorría en círculos su verga dura, la lamía completa hasta sus huevos, también los lamí y los chupe mientras pajeaba su verga, entonces subí por su verga y la metí en mi boca, despacio y luego mas profundo, hasta tragarla entera, él gemía de placer, me miraba y veía como mi boca devoraba su verga, mis labios chocaban contra su pubis, chupaba fuerte sus verga, entraba y salía entera de mi boca, él tomo mi cabeza y acompañaba mis movimientos y comenzó a mover sus caderas, apretando mi cabeza contra su verga, cogía mi boca, clavándomela hasta mi garganta, acariciaba sus huevos y tragaba toda su verga, estaba por acabar, pero apreté sus huevos y lo detuve, lo miré y le dije que aún no, había mucha noche por delante, él entendió, le dije que se acostara boca arriba en la cama y me puse sobre él, refregaba mis tetas duras por su pecho, mi concha jugaba por la cabeza de su verga mojándola con mis jugos, la sentía muy dura y caliente, me moví mas sobre ella y muy despacio, comencé a clavármela, la fui metiendo de a poco, Lover tomó mis nalgas y acompañaba mi clavada, me la metí mas profundo, hasta sentir como mis nalgas chocaron contra sus huevos, la tenía toda clavada adentro y así lo empecé a cabalgar fuerte, metía y sacaba toda su verga, lo montaba fuerte y rápido, mis tetas saltaban con cada embestida, las tomó en sus manos y me las chupaba, yo se las ofrecía para que me las comiera todas, mientras no dejaba de subir y bajar por su verga dura, lo cabalgué fuerte hasta que acabé en un rico orgasmo, entonces saque su verga de mi concha y la pasé por mis nalgas, recorrí mi culito, mojándolo con los jugos de mi concha sobre su verga, él me miró, vi sus ojos de deseo, acomodé su verga en la entrada de mi culito y lo miré a los ojos, lo besé en la boca fuerte y moviendo mi cadera, me clavé de un golpe su verga por el culo, ahogue mi grito de dolor y placer en su boca, me separé y gemía fuerte cabalgando su verga por el culo, Lover me decía que era maravillosa que no parara de cogerlo, que me comiera toda su verga, yo le decía que su verga me encantaba, que me llenaba el culo, así no paramos de coger fuerte hasta que ambos estallamos juntos en un nuevo orgasmo, mi concha chorreaba jugos y su verga llenaba mi culito de abundante leche, abría y cerraba mi culo apretando su verga, succionándola para exprimirla toda, así hasta agotar nuestros espasmos de placer, nos besamos y le dije que fueramos a ver a nuestros amigos.

Al llegar encontramos a Ana montada por el culo sobre la verga de uno de los chicos y con la del otro en la boca, Lover se sentó a presenciar la escena y yo me uní a ellos, compartí la verga que estaba chupando con Ana, entre las dos lamiamos esa verga, la pasábamos de una boca a la otra, fue demasiado para el chico, que se derramo en la boca de Ana, que tragaba su leche con deleite, la sacó de su boca y se la chupé yo, saboreando las ultimas gotas de leche, entonces me puse sobre el que le estaba cogiendo el culo y comencé a lamer alternativamente su verga y la concha de Ana, mi lengua recorría todo desde su concha hasta el culo del chico, comencé a chupar sus huevos, Ana estallaba en un orgasmo bestial y con los huevos del chico en mi boca, sentí como descargaba su leche en el culo de mi amiga, se lo llenó tanto que desbordaba de ella, sacó su verga y la chupé toda, limpiándola, lamí el culito de mi amiga que chorreaba leche, también limpiándolo, al darme vuelta noté a Lover con su verga muy dura debido al espectáculo, me fui con él y me puso en cuatro contra el sillón, lamió mi concha y mi culito un rato, luego me penetró por la concha, cogiendome fuerte, sentía su verga profundo en mi concha, su amigo vino y acercó su verga a mi boca, la chupé y se le puso muy dura, las embestidas de Lover me hacían tragar la verga de su amigo hasta el fondo, luego cambiaron y su amigo comenzó a cogerme, Lover se fue con Ana y su otro amigo, pude ver como les mamaba la verga a los dos, mientras a mí me cogian fuerte y rápido, entonces cambíe y me monte sentada sobre la verga, clavándomela toda por la concha, estaba muy excitada y no note nada hasta sentir otra verga cerca de mi culo, era Lover, me acomodé un poco sobre su amigo y su verga se fue deslizando en mi ano, hasta que sus huevos chocaron contra mis nalgas, los dos tomaron ritmo y comenzaron a cogerme fuerte, sentía mis agujeros llenos de verga, mi concha chorreaba a mares mis jugos, me penetraban fuerte y duro, le pedía mas y mas hasta que acabé dando gritos de placer, mi orgasmo era intenso y duradero, el otro amigo le pidió a Lover que lo dejara cogerme por el culo, cambiaron y sentí otra verga invadir mi ano, me seguían cogiendo fuerte y rápido, aun no terminaba mi orgasmo anterior y ya sentía otro, mi concha y culo apretaba las vergas que los llenaban, acabe otra vez tan intensamente como antes pero ahora los machos se derramaron en mí, mis agujeros se llenaron de leche caliente, pude ver como Ana era cogida por el culo por Lover y también estaba teniendo un orgasmo, lo vi a él sacar su verga y regar su leche por la espalda de Ana, sobre sus nalgas, Ana lo desparramaba con sus manos y chupaba su leche, yo me había levantado y chupaba las vergas de los machos, limpiándolas, Lover se sumó a sus amigos y yo lamía las tres vergas, las pajeaba, las chupaba, limpiándolas, no tardaron en estar duras de nuevo, faltaba que un amigo probara mi culo, así que no se hizo esperar y me monté sobre el metiendola en mi culo, su otro amigo, volvió a coger con Ana y Lover me daba su verga para comérmela, luego de un rato, Lover se dirigió hacia mi culo, acariciaba mis nalgas, las golpeaba con su verga dura, mientras su amigo tenía toda su verga dentro de mi culo, luego sentí como él empujaba contra la verga de su amigo, intentando meterla también en mi culo, su amigo se quedo quieto, yo me agache un poco abriendo mis nalgas, empujó mas fuerte y mi culo se dilató dando pasó a esa otra verga para llenarlo, me dolía un poco pero le pedía que siguiera, lo hizo despacio, pero no paró hasta tenerla toda adentro, tenía el culo lleno con dos vergas, y así empezaron a cogerme, primero despacio y luego mas fuerte, hasta que lo hacian muy fuerte y duro, solo les pedía mas, que no pararan, que me hicieran sentir sus vergas ricas y duras, me daban gusto y me complacían, me cogian muy fuerte, comencé a acabar como loca, tuve tres orgasmos seguidos con esas vergas clavadas en mi culo, casi me desmayaba del placer, con mi último orgasmo, las dos vergas comenzaron a lanzar leche en mi culo, me lo inundaron por completo, sentía como mi culo se desbordaba en leche abundante de esas dos vergas que me llenaban toda, caí rendida sobre el sillón, pude ver como Ana recibía sobre su cara la acabada del otro chico, que lanzaba grandes chorros de leche sobre Ana, que tragaba todo lo que recibía sobre su boca, y su cara chorreaba de semen caliente.

Todos estabamos extenuados, había sido una noche salvaje y placentera que todos habiamos disfrutado mucho. Lover nos llevó a Ana y a mí hasta mi casa, él debía irse al día siguiente, quedamos en tomar un café de despedida, lo hicimos y al llevarme a casa, lo despedí realmente con una mamada en su auto, chupe su verga hasta que dejara en mi boca toda su leche caliente, y así nos despedimos, tal vez para siempre, o tal vez no, pero sabiendo lo placentero que fue estar juntos y compartir momentos tan excitantes.




PD : dedicado a mi amigo The Lover, el protagonista de esta historia, con mucho cariño y haciendo realidad sus fantasías. Le envió un beso enorme.


E-mail: angela_lobo@hotmail.com

Angela Lobo FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 31

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: