Inicio » Relatos de Fantasias » Soy parte de un Trio

Soy parte de un Trio

Soy asiduo lector de relatos eroticos, cuando leo alguno bueno, termino teniendo fantasias en la noche o bien me hago una rica masturbación leyendolos. Ahora soy quien sin mucha experiencia, he decidido contar algo que todavía me sucede.

Entré a laborar a una empresa que se dedica a ventas de cierto equipo y materiales de construcción. Alli conocí a Ricardo, quien fue la persona que me indujo en el nuevo puesto, de hecho èl es mi jefe inmediato. Las siguientes semanas nos hicimos muy amigos. Cierto día me comunicó que se juntaría con su esposa a almorzar al medio día y que si no quería acompañarlos, le dije que me encataría, asi que nos juntamos en un restaurante cerca de la empresa.

Allí fue que conocí a Sharon, esposa de Ricardo, me quedé boquiabierto, era una mujer, de unos 25 a 30 años, llevaba un vestido corto arriba de las rodillas, tacones altos, que exaltaban más su belleza, ya que era muy atractiva, de l.70 mt de estatura, una cintura de avispa, lindas curvas en sus caderas y el vestido dejaba mostrar un perfecto par de tetas, que sin ser muy voluminosas eran paradas y bien definidas. Ricardo me la presentó y comenzamos a charlar entre los tres. Sharon era una mujer con amplio carácter, y pronto intercambiamos dialogo de varios temas. Ella misma me contó que su cumpleaños se acercaba y que yo no podia faltar.  Bueno asi quedo y nos retiramos de nuevo a la empresa.

La semana siguiente, yo contesté el teléfono un par de veces, era Sharon buscando a Ricardo, antes de comunicarlo, entablamos una buena charla con Sharon, realmente se veía que era buena onda. Finalmente llegó el día del cumpleaños de Sharon, este se realizó  en una conocida discoteca de la ciudad.  Hubo baile y por supuesto traguitos para todos. A eso de la una de mañana, debido a una ley seca que existe, se rompió la fiesta y todos los chavos y chavas se retiraron, alli fue donde Ricardo me dijo que lo acompañara a su casa, yo le dije que si. Llegamos a su casa, Sharon se retiró a su habitación, yo creía que había ido a dormir, Ricardo me sirvió un whisky en las rocas y nos quedamos platicando de diferentes cosas, de la fiesta, no me acuerdo bien. De repente, aparece Sharon con un baby doll rosado puesto, se veía primorosa, el trajecito era casi transparente, se podían apreciar sus bellos senos y sus pezones, apenas llegaba a su cintura o sea que su calzoncito tipo bikini, de color rojo no estaba tapado por nada, tenía puesto unos zapatos abiertos de pequeño tacón. 

Por un momento pensé que yo estaba de más en ese momento y en ese lugar. Sharon se sentó en las piernas de Ricardo y empezaron a besarse primero lentamente, pero luego fue subiendo de tono, se oìan los chupetes y lenguetazos, Ricardo fue acariciando las lindas piernas de Sharon, yo era un espectador de todo eso, no sabía si despedirme o hacer caso omiso, lo cierto es que yo seguía  pendiente de todo lo que estaban haciendo y una erección comencé a tener allí sentado frente a ellos. Ricardo dejó de acariciar las piernas de Sharon y subió su mano para bajar los delgados tirantes del traje, quedó desnudo uno de los senos de ella, como imaginé eran perfectos, duros y de buena forma, frente a mi los empezó a acariciar, Sharon volteó su cabeza y me empezó a ver mientras era acariciada por su esposo. Yo me sonreí con ella.  Luego ella le dijo a su pareja,  -Heyy, si tenemos una visita, y debemos atenderlo!- Ella a gatas se fue directo a donde yo estaba. Yo estaba petrificado, pero mi erección era evidente. Ella con una sonrisa muy picara, puso una de sus manos en mi bulto.  –Ricardo!, mira como está tu amigo?,  bajó el cierre de mi pantalón, luego lo desabotonó y yo levanté mi trasero para que lo pudiera sacar, a cada rato veía a Ricardo, porque no sabía como iba a reaccionar, Sharon bajó mis pantalones hasta mis tobillos, luego hizo lo mismo con mi calzones, mi pija estaba parada hacia el cielo de la habitación, debo decir que la naturaleza me regaló una pija de siete pulgadas y media y  de buen calibre. 

Sharon la tomó con ambas manos y me empezó a masturbar frente a Ricardo, luego se la llevó a la boca, primero lamió mi glande, luego lo chupó como si fuera un dulce, sus labios eran suaves y envolvían el grosor de mi falo. Después soltó mi pija de sus manos y solo se quedó con ella dentro de su boca, dejándola entrar y salir como follando su boca con mi pija. Yo levantaba la vista para ver a Ricardo, pero el solo se limitaba a no perder detalle de todo esto. -Creo que ya estas listo!, me dijo la bella Sharon.  Se paró frente a mi y me dijo, -quitame mi calzoncito!-Bastante nervioso, lo hice torpemente, ella se río un poco. Al cabo de unos segundos, su bikini estaba en el suelo, su vulvita tenía solo una linea de pelitos, su vientre plano, era toda una rica hembra, luego ella con sus manos me hizo hacia atrás al respaldo, yo siempre sentado en el sofa y ella se subió sobre mis piernas quedando con las piernas abiertas sobre mi pija,  me la tomó con una de sus manos y la puso en su rasurado sexo y se sentando encima, mi glande penetró su rajita, estaba calientisimo alli dentro!!, luego de que mi pija fue engullida por toda su raja, se fue acomodando sobre mi y se sujeto del respaldo del sofa para empezar a cabalgarme mi pija, su vagina era pequeña y estrecha, me apretaba el tronco, era delicioso desde el inicio.  Luego con sus movimientos de cadera empezó a moverme toda la pija por todos los lados  de su bollo caliente. 

Sharon comenzó a gemir como loca, diciendo cosas calientes como –que rica pija tienes!
-  -que rico me coges papi!-,  -Ayy si, si, rico, si, si- entre otras. Pude ver que Ricardo se estaba masturbando viendonos, tenía su pija en la mano y la estremecía. Mientras Sharon se movía sobre mi pija, le abrí su baby doll y acaricie la circunferencia de sus tetas, luego se las comencé a besar, luego los mamé por turnos, sus pezones se erectaron inmediatamente y los chupé usando los labios y la punta de mi lengua.  Sharon se retorcía sobre mis piernas y con mi pija adentro de su rajita.  Gemía fuerte lo cual daba una deliciosa atmosfera en la habitación. Sharon ya había terminado una vez alli cabalgándome la pija y aún quería más, seguía moviendose bien allí arriba. De pronto veo que Ricardo se pone de pie, se quita el pantalón y se coloca por detrás de Sharon, le empuja hacia delante la espalda,  tanto que su cabeza casi reposa en mi hombro,  casi no logro ver mucho, pero por los quejidos de Sharon se que Ricardo le esta empezando a taladrar el culo, Sharon grita y balbucea, -Asi mi amor, cogeme por el culo, dame duro!-   Yo empiezo a sentir como la embestidas de Ricardo mueven el cuerpo de Sharon hacia delante,  pronto entramos en un increíble ritmo los tres,  ensartando por sus dos orificios a Sharon. 

Finalmente Ricardo estalla primeroluego Sharon gime y la oigo llegar también, yo tomo a Sharon por las nalgas y la muevo hacia delante y hacia atrás, estoy por llegar, ella lo sabe y ayuda a que yo pueda llegar al climax, mi pija empieza a escupir grandes volúmenes de esperma dentro de la raja de Sharon.  Ricardo yace en el sofa, Sharon queda sentada en suelo con la espalda en el sofa, y yo quedo sentado en el otro sofa individual. Ha sido magnifico. Poco a poco ceden las respiraciones aceleradas de cada uno.

Sharon se colocó de nuevo su trajecito. Se sienta a la par de su marido y me empiezan a explicar que siempre han querido a un tercero en sexo, pero sabían que no podian meter a cualquiera, por eso, hasta que Ricardo me conoció mejor, ellos decidieron llegar a este encuentro, cabalmente el día del cumpleaños de Sharon. Yo les dije que con gusto seguiría participando en su cama. Y asi ha sido en los últimos meses, una o dos veces por semana llego a la casa de Ricardo y formamos un rico trío. 

Ha sido una excelente experiencia.  Les cuento que hace una semana, llegué a su casa para saludar.  Y Sharon estaba sola en casa, Ricardo andaba jugando poker con sus amigos.  Sharon me invitó a cenar y luego tuvimos sexo en su habitación, nunca lo habíamos hecho sin estar Ricardo presente, pero fue excelente. La forniqué por sus dos agujeritos y estuvimos haciendo el amor como dos horas.  Espero que esto no traige consecuencias..


FOTOS

1

estuardo on

amigo que suerte tiene, con mi esposa que tambien se llama sharon tenemos fantasias en hacer un trio espero que algun día podas encontrar a alguien

Saludos!!

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 23

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: