Inicio » Relatos de Dominacion » El Anuncio - 1ª Parte

El Anuncio - 1ª Parte

Tengo cosas que hacer primero, coge un par de vibradores y utilízalos en tu culo y en tu coño. Hazlo para darme placer, exhíbete para mi pero no te corras, te usare después.

Me puse a revisar las respuestas a los correos y todos parecían cortados por el mismo patrón:

Don, he leído su contacto y estaría interesada. Desde siempre me ha interesado el tema de la sumisión y me gustaría probar su adiestramiento…

Probar, que ingenuidad, ninguna buena sumisa tan solo probaba. Decidí contestar a todas con el mismo mensaje:

"Querida criada, para empezar el adiestramiento es necesario que paséis por 3 pruebas iniciales a fin de comprobar si tenéis la aptitudes idóneas o por el contrario no merecéis el tiempo que os dedique.

Os adjunto dos fotos, la primera es una de mi esclava haciéndome una terrible mamada y la segunda realizada en este mismo momento es de mi esclava con dos vibradores en cada uno de sus agujeros. Podréis comprobar su autenticidad por la hora y fecha que aparece en el reloj que la muy perra sujeta.

La primera prueba es que quiero que me respondáis con un video en el que se vea vuestro coño depilado y como os masturbáis con las fotos que os envío. Podéis añadir todas las fotos que deseéis para ser aceptadas.

Solo se aceptaran las respuestas que lleguen durante los próximos dos días."

Estaba súper excitado imaginando las respuestas que llegarían, abrí un cajón, saque una correa, se la puse a Lucia al cuello con dos correas y la puse a cuatro patas. Le di el reloj y le hice la foto. La adjunte al mensaje y di a enviar.

De un tirón le saque el consolador del culo y de un solo empujón le metí mi polla de 20 cm. en su dilatado culo. Como le había enseñado se puso a gritar mezcla de dolor y placer, no se si era verdad pero tenían el realismo suficiente para que no la castigase. La mamada anterior era reciente por lo que estuve 20 minutos taladrando el perfecto culo de mi esclava sin contemplación.

Don, esta esclava quiere ofrecerle sus orgasmos.

No, ponte encima de mi y haz que me corra. No podrás correrte hasta que el amo este saciado.

Lucia se puso a cabalgarme, notaba como presionaba su esfínter sobre mi polla buscando mi orgasmo. Aunque Lucia estaba realmente bien entrenada, la intensidad de sus movimientos me hacia temer por su culo, decidí que debía darla por culo a la mañana siguiente. Le dolería pero necesitaba reafirmar su sumisión ante mi.

No podría aguantar mucho más por lo que decide dejarme llevar y me corrí llenado su recto con mi semen. Me lleno de orgullo que Lucia no se había corrido y esperando a que recobrase mi aliento, me pregunto.

- Puede la esclava ofrecerle su orgasmo al amo o esta demasiado cansado para las suplicas de esta sierva.

Puedes correrte.

Rápidamente, Lucia se puso en la posición más obscena que pudo ofrecerme y empezó a masturbarse fogosamente hasta que se corrió con grandes  estruendos. Como ella decía, su orgasmo se le había ofrecido al amo.
 
No habían pasado más de 45 minutos pero al volverme al ordenador pude comprobar que había un aviso de mail entrantes en mi bandeja.

Continuara…
Pueden contactarme en don.toni@gmail.com 

FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 21

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: