Inicio » Relatos de Confesiones » De Vuelta al Cole - 3ª Parte

De Vuelta al Cole - 3ª Parte

 Llevaba una semana alimentandome correctamente, sin tomar alcohol ni excitantes, llevando una vida metodica y cuidandome, era jueves y pasaban unos minutos de las cinco de la tarde cuando sono el timbre de la puerta.

Abri, alli estaban Diana y Dolores sonrientes y dispuestas, entraron y se subieron las faldas plisadas de colegiala bajo la que no llevaban bragas, el gesto se habia convertido en una suerte de saludo hedonista.

-Como estas?- preguntaron las dos al unisono.

-Nervioso-

-Por que?-pregunto Diana

-No se si estare a la altura

-Nosotras nos la apañaremos para que estes a la altura- contesto Dolores

Se estaban despojando de sus camisas, ya tenian sus tetitas al aire, blancas y pequeñitas, con el pezon rosado las de Diana y morenas, grandes y de pezon gordo y sobresaliente las de Dolores.

-El caballlero ha ganado un hermoso premio, cuatro tetitas lindas y duras, ansionsas por ser chupadas con maestria- musito Dolores con tono cantarin

Estabamos de pie, me acerque a ellas mis labios iban de una tetita a otra, las chupaba y mojaba con mi saliva mientras ellas sonreian, mientras lo hacia me quitaron el albornoz y me dejaron en pelotas con la polla apuntando al techo, me sentaron en el sofa y se arrodillaron ante mi, comenzaron a lamer mi polla al unisono, estaba claro me tocaba ser su juguetito, besaban mi capullo y se besaban ellas con mi polla por medio, eran autenticas complices de internado y me estaban permitiendo el privilegio de participar y observar sus lascivos juegos de alcoba.

-En la cama estaremos mejor-les dije, a lo que ellas asintieron.

Desnudos los tres, yo en el centro, la rolliza morena a un lado y la espigada pelirroja al otro, lindas, desinhibidas, un amasijo de cuerpos disfrutando de sus calenturas, ora una teta, ora otra, sus coñitos afeitados con un pequeño penacho sobre la raja, les metia los dedos, yo tumbado boca arriba, de pronto Diana se incorporo y de un saltito me monto y se metio mi polla hasta las pelotas.

-Ey¡ que haces? vaya morro que tienes¡- le reprendio Dolores

-Derecho de antiguedad¡ a mi me follo primero- le contesto Diana que ya me estaba cabalgando.

Dolores tambien se incorporo y puso su coño en mi boca, miraba en direccion a Diana, una me montaba y la otra recibia lamidas y chupaditas en su almejita, las dos se besaban y se sobaban las tetas, me tenian inmovilizado, hay que ver que gusto da que te inmovilicen, sentia como Diana movia en circulos su coño sobre mi polla echandose hacia delante para besar a Dolores, sus juguitos mojaban mi cara, me gusta que mi cara huela a coño, le lamia el clitoris y le follaba el coñito con la lengua, no me movia apenas, era Diana quien me follaba, queria dosificarme, contenerme.

Sin dejar que me moviera cambiaron de posicion, ahora era Dolores la que se estaba empalando y Diana la que ofrecia su coño encarnado y de minusculos labios a mi boca, cada una tenia un especial sabor (no hay dos coños con el mismo sabor) mas fuerte e intenso el de la morena, con jugos mas espesos, mas suave el de la pelirroja y de flujo mas ligero pero tambien mas abundante, podia ver sus morreos en el espejo, joder¡ pocas veces me habia visto en una de estas.

Llevaba media hora siendo cabalgado por las dos chicas alternativamente, cuando en mis pelotas comenzo el tipico cosquilleo que avisa la proximidad de la corrida.

-Estoy a punto de correrme. comente.

-Ponte de pie, tenemos una sopresa para ti- dijo Diana

Me puse de pie junto al espejo, Dolores de rodillas ante mi tomo posicion de mi polla chupando duro, con su especial poder succionador, Diana estaba detras de mi, tambien de rodillas, abrio mis nalgas y comenzo a lamerme el culo, la corrida fue de escandalo, pocas veces habia eyaculado con tanta fuerza y tanta leche, Dolores se trago las dos primeras andanadas y recibio el resto en su boca y en su cara, cuando Diana sintio que me corria (por las contracciones de mi culo) se puso junto a Dolores y le disputo a esta la leche que brotaba de mi nabo, que maravilla¡¡¡¡ las dos de rodillas ante mi, con sus caras llenas de gotas de mi leche y besandose e intercambiandose mi semen hasta que se lo tragaron y comenzaron a limpiarse una a otra los restos de la cara con la lengua.

-Ahora sientate en el sillon y observa-me ordeno Diana.

Se tumbaron en la cama y comenzaron a morrear y acariciarse, Diana se monto sobre Dolores, sus coñitos unidos, se morreaban, gemian, se chupaban y pellizcaban, era un espectaculo magnifico, yo las miraba a ellas directamente y al espejo donde se reflejaban desde otro angulo sus acciones, comence a acariciar mi polla y a pajearme suavemente, cambiaron sus posiciones, se invirtieron y comenzaron a hacer un 69, siempre Diana arriba, mis caricias y el cuadro que observaba surtieron efecto en mi polla que estaba dura y gorda de nuevo, me acerque hacia ellas y de un golpe se la meti a Diana hasta la raiz, Dolores chupaba su coño y mis huevos a la vez. En apenas unos minutos sentia como el coño de Diana estaba empantando por sus juguitos se estaba corriendo a tope.

-Ayyyyyyyyyyyy¡ follaaaaaaaa cabron follaaaaaaaaaa¡ ayyyyyyyyyyyy¡ chupa putaaaaaaaaaaaa chupaaaaaaa¡ ayyyyyyyyyyyy¡

Sentia las contracciones de su coño en mi polla y su largo orgasmo hasta que se quedo practicamente quieta, Dolores aprovecho la ocasion y dejo a Diana abajo, me miro sonriente y me dijo:

-Ahora me follas a mi¡

Ahora tenia ante mi el redondo y abundante culo de Dolores, Diana chupaba mis huevos, la raiz de mi polla y el clitoris de Dolores, yo bombeaba polla en su calido coño, sin piedad.

-Siiiiii¡ siiiiiiii¡ zorraaaaa¡ zorraaaaaaaa¡ comeme zorra¡ siiiii¡ la polla siiii¡ me estas follando¡ me estas follando viva¡¡¡¡¡

Sentia su flujo correr por sus nalgas y mi pubis, dejando mis pelos pegajosos y humedos, su raja era especialmente estrechita, sentia su presion ante mis embestidas, se estaba corriendo.

-Ahora le toca a mi culito-Dijo Diana

Cambiando su posicion siguieron con el 69, de nuevo Diana arriba, su cintura estrechita, su culo redondo y su coño encarnado, comence a chuparle el ojete y meterle la lengua, a veces mi lengua se unia a la lengua de Dolores, Diana temblaba de gusto.

-Ahora¡ metemela ya¡ rompene el culo cabrooooooon¡¡

Tenia el ojete humedecido por mi saliva y su jugo y mi polla presionando en su entrada el glande entro, sentir su esfinter dilatarse y abrirse y segui empujando, ella estaba fuera dce si:

-Ayyyyyyyy¡ destrozame cabroooooon¡ ayyyyyyyy¡ parteme en dos¡

Se la tenia clavada hasta las pelotas, sentia las contracciones de su culo en mi polla y la lengua de Dolores paseandose entre mis huevos y el coñito de Diana, me tamblaba todo el cuerpo de gusto, bombeando polla en el angosto culito de mi hermosa pelirroja, sentai como se corria viva

-Ayyyyyyy¡ que gusto¡ que gusto¡ ayyyyyyyyyy¡- se quedo caso desvanecida, con delicadeza se la saque dura y gorda todavia de su culito, pensando que aquellos minutos eran imapagables, cuando Dolores reacciono pidiendo su racion.

-Ahora te toca chuparme el coño a mi pedazo de zorra y tu ya me la estas clavando bien clavada por el culo, y sin sacarla que quiero sentri la corrida.

Diana como sonanbula se puso bajo Dolores y comenzo a comerle el coñito, su oscuro coño de labios protuberantes y yo apunte mi polla a la entrada de su ajustado culito, presionando en el con mi capullo, no queria hacerle daño, queria esperar a que estuviera superexcitada para metersela, pero ella debia de estarlo ya porque me rogo que lo hiciera:

-Clavamela Carlos¡ clavamela por favor¡.-

Con cuidado le meti el capullo en su culito y me quede parado pero la situacion y la lengua de Diana la tenian a tope, ella misma movia el culito pidiendo que se la metiera mas profunda, no me hize de rogar, suavemente se la fui metiendo hasta la raiz y una vez dentro comence a moverme, sacandola un poquito y volviendola a meter, agarrandola por los pezones que parecia que le iban a reventar de gordos que los tenia, en pocos minutos la polla salia y entraba casi entera del culito de Dolores sin apenas obstaculos (lo tenia dilatadisimo y muy mojado) en una monumental enculada mientras hacia un 69 con Diana, podia escuchar sus gemidos cada vez mas continuos (y me temo que mis vecinos tambien) estaba sudando desde la cabeza a los pies, temblando de gusto, me estaba viniendo vivo, la vista se me nublo.

-Aaaaaaaaaaaaaaaa¡ jodeeeeeeeeeeeeeeer¡- sentia como la leche caliente brotaba de mi polla inundando las entrañas de Dolores y como esta abria apretaba su esfinter recibiendola, me eche extenuado sobre la espalda de la chica mientras ellas seguian con su juego, en apenas unos segundos Dolores se estaba corriendo gracias a la lengua de Diana con mi polla dentro de su culo, en la ultima contraccion de su orgasmo su culo expulso mi polla que ya no estaba empalmada, caimos los tres en la cama, si esto no es un intercambio de fluidos como Dios manda que baje el Supremo y lo vea ;-).

El reloj marcaba las diez de la noche, sin lavarse, con movimientos torpes se vistieron y se fueron con prisas, despidiendose hasta el proximo jueves (al menos eso creo porque en el estado en que me quede no me entere apenas de nada)



luzifer44@hotmail.com FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 35

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: