Inicio » Relatos de Confesiones » Una Cinta Grabada muy Caliente

Una Cinta Grabada muy Caliente

Tú eres mi abogado desde hace años.Podrás decirme qué hacer en este caso.Tengo una cinta que es material no apto para menores.
-¿Tuya?Quiero decir:sale tú en la cinta?
-No,hombre, no salgo yo.
-Es de mi marido.La encontré por casualidad y él no sabe que la tengo.
-Ah, ya entiendo...sale él en la cinta.
-Tampoco.Es que mira, es un poco complicado.La grabó se -guramente una cámara de seguridad de nuestra casa.Ya sabes que Néstor es un maniático de la seguridad.Tiene todo lleno de alarmas y de cámaras.Nuestra casa parece Alcatraz, o como se llame.
-Alcatraz, pero está clausurada, y además no tenía sistemas de seguridad modernos...y
-No me interrumpas con paparruchadas.El caso es que él la tenía guardada en un cajón secreto, que yo nunca reviso pero que sabí que existía.El otro día, buscando algo me la encontré.Y no le hubiera dado importancia ni la hubiera visto si no tuviera una etiqueta que dice:\"Vero con tres negros\".
-Ah
-Vero es Verónica, como deberían llamarla todos, y como quería su difunta madre, que en paz descanse.Es hija de mi hermana
Adelfa,la que se casó con aquel jugador y mujeriego que la dejó sin un duro y con una niña.Mi hermana nunca se recuperó de aquello, y se murió a los pocos años.¡Tan joven!
Bueno, la niña estaba sola en el mundo, y nosotros no tenemos hijos, y somos tan ricos...la traje a mi casa.Y prácticamente la hemos adoptado.Pero esto...¡Esto es inadmisible!Te la dejo y me voy.Tú mírala.yo no soy capaz de mirarla connadie, porque es lo más pornográfico que he visto nunca.La miras y me dirás qué hacer.Si la interno en un colegio especial, aunque tenga unos años, o me divorcio de mi marido por tener algo así no sé con que fin...o contrato un detective para buscar a esos negros y meterlos en la cárcel...Ya me dirás algo.Doña Clara salió acalorada y abanicándose de mi despacho dejándome la cinta de marras...
Puse el video en marcha, y me acomodé en mi silla para verla.
Una chica, supongo que vero, está sentada en un sillón conun vestido rojo muy cortito y zapatos con plataforma blancos.Levanta una pierna y pone el pie sobre el asiento, ofreciendo una panorámica de sus braguitas.Rojas. Como el vestido.
Dice:Hola, chicos.Os esperaba.Habéis llegado tarde.
-Había un atasco, le responde alguien que no se ve.
De pronto entran en el ángulo de visión tres hombres jóvenes, negros, vestidos como raperos.Ropa ancha, y todo eso.pero se la quitan, tirándola de cualquier manera sobre los muebles.
Se quedan totalmente en cueros.Entra la luz del día en la habitación, y brilla en los cuerpos oscuros ymusculosos.
Tienen unos rabos descomunales, muy largos y tiesos.Evidentemente, están deseando follarla.
-Las bragas, quítatelas y súbete el vestido, le dicen.Ella lo hace , medio recostada en lo que parece un sofá.Sí lo es.
Baja el escote del vestido para que aparezcan sus pechos desnudos.Son muy grandes y redondos, de pezones nítidos y dilatados.Se los acaricia.
-Eso, nena, tócatelos, dicen los jóvenes.
-A esta altura de la cinta, yo tenía una trempera de órdago, y no había otra manera de calmarla que conuna paja.Dije a mi secretaria que no entrara por ninguna circunstancia, y sacando mi polla empecé a frotarla mientras miraba la cinta cada vez más tórrida.
Los negros se acercan y es notorio el contraste de su piel con la de la chica, blanca como la leche.Ella abre mucho las piernas, y se le ve todo el sexo.Incluso el agujero pequeño y redondo del culo.Uno de los hombres le pone la polla enorme en la boca, diciéndole:¡chúpala!Ella lo hace encantada.
Mi mano echa humo sobre mi polla.La cinta me pone a mil.Me gustaría meterme dentro y follarme a esa perra en celo.Mientras le mama la polla al primero, los otrso dos le van pasando la punta de sus pitos por el cuerpo, como si la acariciaran.Uno se agacha y comienza a comerle el coño y se oyen los ruidos qye hace al sorberle el clítoris con todos sus jugos.Vero agarra con su mano libre la polla huérfana de ocupación y comienza a pajeearla.El joven arquea las caderas para facilitarle el movimiento, y susurra:ssiii, asiii, siii, dale, dale...
La chica está enloquecida , agitándose sin pausa en busca del placer.
Yo también.Estoy a punto de correrme.En rara sincronía, suelto un chorro de leche sobre los pantalones de i traje en el momento en que ellase corre gritando y los hombres eyaculan:uno en su boca.Se ve que el semen entra y se le escurre por la comisura de los labios.Ella se traga la mayor parte.Otra se corre pajeándose sobre su pubie.Le queda el vientre balnco de tanta leche como le ha escupido.Y el tercero sobre sus tetas, por obra de su mano...
Uno creería que la cinta acaba aquí. No.Los tres hombres se estiran en la alfombra.En fila, como salchichas en un paquete.Y hablando de salchichas, las suyas ya han empezado a empinarse de nuevo.Vero se inclina y se las va chupando, una por una.Quedan todas apuntando a los ombligos respectivos.Es increíble lo grandes que son.Deben dar mucho placer a una mujer.Mientras las chupa, pone su coño sobre la boca del homenajeado.Ellos la lamen con placer, hunden las lenguas en el coño empapado por los líquidos propios y por el uso y la saliva...
Me estoy poniendo caliente otra vez.Esta paja me la haré con los pantalones bajados, por las manchas.Mientras toco la zambomba, la chica es chupada y rechupada y lamida.Gime y se aprieta contra sus caras.
Ahora se pone en pie, y cambiando de postura se va sentando sobre cada verga, enterrándola sucesivamente en su coño.Se va follando primero a uno,y se corre luego al otro, y cuando éste eyacula, tiene otro orgasmo, y al tercero, lo mismo, se entierra la polla en el coño, lo folla y se corre al mismo tiempo que él.
Yo me corro con el tercer orgasmo, y mientras limpio mi polla con un kleenex, veo cómo la tía se pone en pie, y churretones de leche le caen por las piernas.
Cuando la cinta acaba, me pongo a pensar.¿Será realmente la cinta una grabacióin de la cámara de seguridad, o la habrá filmado alguien que miraba mientras Vero follaba?Será su tío el cámara?Y porqué guardaba la dichosa cinta....Se follará su tío a Vero?ojalá alguna vez pueda resolver el enigma y contarlo.

silvia FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 44

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: