Inicio » Relatos de Confesiones » Rico dia del Padre

Rico dia del Padre

Lo que les voy  a comentar me acaba de suceder esta semana, en la celebración del día del padre, mi nombre  es Lukas, vivo en una ciudad al norte de Colombia en la costa Caribe, tengo 38 años, soy Moreno, contextura normal, me  considero Bisexual pues disfruto del sexo sin miramientos en ambos lados de la cadena, físicamente no soy un adonis pero tengo mis encantos, soy una persona que por su trabajo suelo conocer mucha gente, eso ha permitido que tenga un círculo de amistades muy amplia. De quien me voy a referir es una persona encantadora, es un muchacho que conocí en un bar en plenas fiestas de mi ciudad, ese día se esperaba un gran numero de personas pues había un concierto, para mal de muchos sucedió que cayó un tremendo aguacero el cual le arruino la fiesta a muchos, yo estaba en ese bar y la mayoría de las personas que estaban en la calle esperando que se iniciara el concierto se entraron a los diferentes sitios nocturnos que estaban abierto, entre esos el bar en que yo estaba, el ambiente dentro del sitio era muy chévere, mientras en la calle llovía a cantaros en el sitio la música sonaba y la gente se divertía, yo estaba en la barra y charlaba con un chico que también conocí ese día, estábamos muy animados, cuando de pronto entro Juan que así se llama el, es un tipo de alrededor 1.70 de estatura, 25 años, contextura normal ni muy grueso ni muy delgado, blanco, su cabello castaño claro y una nariz perfecta y para terminar unos ojos verdes encantadores y lo que más me gusto fue su sonrisa.

Enseguida se puso cerca de mi, alrededor estaban muchas chicas que también estaban divirtiéndose, entre ellas una que siempre va al bar a ligar personas, esta niña se acerco a Juan y enseguida se lo levanto, yo me divertía y charlaba con mi amigo en la barra y de vez en cuando también salía a bailar, entre bromas empecé a tener conversación con Juan, la rumba estaba buena y ya cada quien bailaba con una pareja, de pronto Juan se va del sitio con la chica que lo había ligado, yo me dedique a seguir mi rumba, después de alrededor de una hora Juan regresa y esta vez venia acompañado de 4 amigos mas fue directo adonde yo estaba y me presento a sus amigos, ente ellos Carlos,  con  el cual enseguida entable una buena conexión, para no serles muy extensivo me hice muy amigo de Carlos el cual me comento que eran militares, todos estos tipos están muy bien, físicamente. Del bar nos fuimos al concierto que inicio muy tarde, en pleno concierto Juan se levanto a otra chica y se fueron juntos, al rato regreso de nuevo, pensé este man es un semental y me sonreí internamente, la música sonaba el ambiente seguía prendido todos estábamos abrazados y empujándonos entre todos, y muy borrachos, al rato regreso Juan todo sonriente y contando que se había tirada a la chica, se hicieron las cinco de la mañana y cada quien emprendió rumbo a su casa no sin antes intercambiar teléfonos. Con Carlos entable una bonita amistad, que se extendió mas allá de ser amigos somos casi hermanos, y aunque lo trasladaron de base seguimos hablando y compartiendo, es mas me invito a su casa a conocer a sus papas y a su hijo.

Recuerdan a Juan, pues a el lo trasladaron de base también, yo tenia mucho tiempo sin saber nada de el pues desde esa noche solo nos encontramos un par de veces y era con chicas, osea que cada quien estaba en lo suyo, esta semana antes de celebrar el día del padre y casi 5 meses sin tener noticias de el, lo encontré en el MSN, me dijo que tenia un mes en la ciudad y me invito a que saliéramos con unas amiguitas, y quede en verlo el lunes festivo en el día a tomarnos unos tragos que estaba aburrido, y que extrañaba a su familia, en eso quedamos, mi  sorpresa fue grande cuando el domingo a las 8:30 me llama que andaba con un amigo de la base y que fuera a tomarme unos tragos con ellos y de paso a pescar viejas. El problema era que yo estaba acompañado de mi novia es mas cuando me llamo estaba teniendo sexo con ella, acepte salir y dejar a mi novia en mi casa toda rabiosa y echando chispas llegue al sitio y ahí estaba Juan con su amigo, de inmediato me ofreció una cerveza y me presento  a su amigo, le conto como nos habíamos conocidos y los buenos amigos que resultamos Carlos y yo, hasta bromeo que parecíamos novios, eso me pareció chistoso, luego repase el sitio y por cierto habían muchas nenas luego de par de cervezas empezamos a bailar con una y otra sin conseguir ligar a ninguna, el tiempo fue pasando y su amigo dijo que tenia que irse por que tenia turno a las 7 de la mañana y no podía trasnochar, salimos del bar y compramos una botella de Ron en la licorera, despedimos a su amigo y nos sentamos a el anden a acabarnos la botella, la cual se fue en par patadas, regresamos por mas, pero no nos quisieron vender tragos, caminamos a otra licorera en la cual tampoco pudimos comprar, para ese momento ya Juan estaba que no podía con su alma se aferro a mi por que no podía caminar, yo considere que en ese estado no podía irse a la base y le propuse que se quedara en mi casa que estaba cerca, llegamos a la puerta y yo tratando de abrir la puerta cuando Juan pega su cuerpo a mío, pensé  esta muy borracho, pero note que se me aferraba de una manera morbosa, no le di mucha importancia y lo tome en broma, abrí  la puerta como pude y lo dirigí a la habitación, inmediatamente  note que mi novia se había ido, furiosa y me había desordenado el cuarto,  acosté a Juan en mi  cama y Salir enojado a llamarla, no me contesto y decidí ir por una cerveza a la licorera de la esquina, me tome una y regrese a casa.  

Entre a mi habitación y me acosté junto a Juan la verdad hasta el momento no había pensado en la posibilidad de estar con el, nunca me había dado pie a dudar de su plena heterosexualidad
y como siempre estaba ligando viejas y pensando cualiarse a cuanta mujer se le atravesaba, pero ahí estaba borrachito y a mi disposición, se me prendieron las alarmas y empecé a acercar cautelosamente mi cuerpo al suyo, me sentía muy caliente, pase mi brazo y lo apreté contra mi cuerpo, no sentí ningún signo de rechazo, eso me dio pie a seguir el plan y metí mis manos entre su camisa y empecé a apretarle las tetillas, el seguía inmutable y  decidí dar el paso decisivo, meter mi mano en su pantalón, pase por encima de su jean y sentí su bulto, el mío estaba que reventaba, la verdad estaba muy caliente y mi fantasía de estar con este muchacho rico se me hacia realidad, para ese momento ya se había quitado la camisa yo en medio de la oscuridad palpaba su pecho velludo, sus nalgas y todos y cada uno de los poros de su piel fueron explorados por mis sentidos, la verdad que tenia mucho tiempo de no tener sexo tan pleno con alguien, lo que mas me gusto fue el olor de su pene, cuando acerque mi nariz a su sexo, olía a gloria entre orín y ese olor indescriptible con palabras pero muy presente en nuestros sentidos, aquello me enloqueció mas, este macho rico, lindo y muy macho estaba teniendo sexo conmigo sin miramientos, se entrego plenamente a mis caricias de una forma mágica, con mi lengua empecé a recorrer desde su pecho entre su vellos fui bajando hasta llegar a su ombligo donde me detuve, seguí bajando hasta llegar  de nuevo a su verga la cual volví a saborear ricamente, me la introduje en mi boca, note que su verga es ligeramente torcida en dirección a su ombligo, no muy grande mas bien normalita, no muy gruesa, el tamaño perfecto para  disfrutarla, seguí lamiendo su tronco hasta bajar a sus guevos los cuales son grandes  me los metí a la boca y juguete un rato con ellos, ya se hacia de día y los rayos empezaban a colarse por la ventana de mi cuarto, esto me ofreció una rica visión de su cuerpo desnudo, yo estaba dichoso de tener a este espécimen humano todo a mi disposición.  

El disfrutaba de mi mamada de  verga, luego de sus huevos pase a una de mis favoritas lamer culos, el se abrió y me ofreció sus nalgas, entre ellas su ollitos rico y palpitante, el cual recibió toda mi atención, la verdad que lo sentía rico, sus pliegues eran tersos, mi boca se posesiono de esta parte de su cuerpo y metí toda mi cara, de vez en cuando alzaba mi mirada y notaba que disfrutaba de mis actitudes, el me pregunto si tenia un condón, le dije que si, la verdad que no me apetece mucho que me penetren pero en este caso fui capaz de ofrecerle mis nalgas a Juan para que introdujera su rica verga, enseguida le pase el condón y me lubrique mi culo para recibir su miembro, el estaba muy caliente y de una me trato de meter su verga, lo que provoco que me echara hacia atrás y no pudiera meterme su miembro viril, lubrique mas mi culo y trate de relajarme, para que Juan me penetrara, lo volvió a intentar y esta vez si me la metió todas, empezó a bombear de manera frenética, empieza su mete y saca, la verdad y soy sincero no disfruto mucho meterme una verga, soy mas adicto a que me chalequeen la verga en la entrada pero sin penetraciones, pero Juan estaba tan caliente que quería metérmela y darme duro por mi culo, después de un mete y saca mi culo empezó a relajarse, los movimientos se hacían mas acompasados lo que me permitió disfrutar mejor sus embestidas, ya hacia casi una hora de estar en plena faena, decidí que ya era hora de sacarme su verga y que pasáramos a otras cosas, ahora el empezó a lamerme mi verga, pero de manera torpe, se ve que no tiene mucha experiencia en eso, le dama besos y la lamia con su lengua, eso me hizo sentir muy bien, este chico es muy caliente y de paso también se entrega a los juegos correspondiéndome de la misma forma, después yo empecé a frotar mi pene con el suyo y a pasar mi verga por su vientre,  me monte de nuevo en su verga y me la introduje,  empecé a culiarme y a disfrutar de nuevo su verga pero esta vez yo tenia el control, luego me la saque y esta vez fui yo quien le puso mi verga en la entrada de su ollito, jugueteamos un momento mas, estábamos muy calientes, a pesar del aire acondicionado sudábamos como  chivos los dos, después de mucho tiempo alrededor de 2 horas de faena nos cansamos, nos tiramos en la cama, disfrutamos del momento sin hablar, yo le acaricie, su frente y le di un beso, fue rico y lindo ese momento, a mi me gusta ser tierno, a pesar de que somos hombres no veo el por que no darle cariño a alguien, lo abrace y me baje de la cama, abrí el sofócame de mi cuarto y me acosté. Me desperté a las 12 del día, almorcé, Juan seguía durmiendo en mi cama, le pregunte como había amanecido me contesto que bien y me dijo que tenia mucho guayabo, que le dolía la cabeza, le ofrecí un vaso de agua, al rato una coca cola y de nuevo nos quedamos dormidos, como a las 4 de la tarde nos despertamos de nuevo y me invito a que nos tomáramos un refresco en la playa, salimos, no comentamos nada de lo sucedido, seguimos como si nada, estuvimos hasta las 8 de la noche de nuevo nos tomamos 7 cervezas cada uno y esta vez si se fue a la base…. Esta semana no hemos vuelto a hablar, en el mes de julio se va a la selva lo trasladan, quede en que le haria una despedidas con amigas, veamos que pasa de repente armamos una orgia con viejas o sino aparecen siempre tenemos la alternativa de echarnos la mano nosotros….

 Si te ha gustado mi relato mándame tus comentarios.
FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 35

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: