Inicio » Relatos de Confesiones » Noche de Rumbas

Noche de Rumbas

 Hola amigos del ciberespacio:
Con este relato he decidido lanzarme al ruedo en esta página, después de haber leído muchas de sus historias (en especial las de sexo oral y las de maduras) y haberme realizado mas de una paja con ellas, he decidido comenzar ha contar las mías, que disfruten con ella:

Soy un chico universitario, con un cuerpo atlético ya que me encanta el deporte y el gimnasio, mas bien de estatura media y con una atracción sin igual por las mujeres flacas.

Pues bien, esta historia comienza el día en que mi mejor amigo y su novia me invitaron a salir ha una rumba que había de la universidad de ella de fin de semestre, yo no conocía muy bien esta universidad ni la gente que en ella estudia, yo llegue sin muchas expectativas ya que llevaba bastante tiempo sin conocer ni charlar con mujeres desconocidas, hasta que la vi ha ella, a la flaca mas buena de toda la fiesta, con unos teteros no muy grandes, con un culo que se le provoca meterselo sin pedir permiso y con un movimiento de este que ha cualquiera atendería en un abrir y cerrar de ojos, o mejor dicho con un abrir y cerrar de piernas, y con una boca con la que me había imaginado en mis mejores pajas.

Todo iba bien, buen trago, buena música, buenas niñas, hasta que se vino lo peor, la hembra en cuestión estaba peleando con el bobote de su novio (eso no debe faltar en una relación), pero aquí como ella era la afectada y me tenia loco, sentí que debía hacer algo, se me salió el espíritu heroico y defensor, y con unos tragos encima, la ayuda de mi amigo y una extra que nunca me falta, lo enfrentamos.

Él estaba peor de borracho que yo, los amigos de él se metieron y se iba ha formar la de Troya, hasta que ella con un dulce hablar intervino, nos hizo callar y le explico a los amigos de su novio que este estaba muy loco de lo borracho y que se lo llevaran antes de que algo le pasara, y como para cerrar su brillante intervención le dejo dicho que terminaban.

Esto me dejo frío, a ella ya le tenia más miedo que ha ese bobo, con ese tono de voz me dejó de una sola pieza, y con un suave beso en la mejilla me lo agradeció.

Al darse cuenta la novia de mi amigo corrió hasta donde estábamos, no sabia que estaba pasando, pero lo primero que hizo fue consolar a su mejor amiga; yo no lo podía creer, eran las mejores amigas, juntas nos lo volvieron ha agradecer y llego lo esperado, la presentación: “Mucho gusto, Maritza” dijo ella con esa voz que la primera vez que escuche me dejo frío, “Alejandro” respondí ya sin estar mareado por el trago (con ese acto de heroísmo se me paso la prenda) y comenzamos hablar.

Nos conocimos mejor, me explico todo lo sucedido, me contó toda su relación con pelos y señales, que por cierto iba mal hace tiempo por las borracheras constantes de él, eso me alegro de manera, pero después de cierto rato vi que de sus ojos lagrimas brotaron, le pregunte a que se debía y me contesto que el era insaciable y que ella se había vuelto peor, después de un tiempo él ya no la buscaba de cierta manera y que se sentía sola, yo de inmediato y sin pensarlo le ofrecí todo mi apoyo (moral y sexual) y quede de tratar de que lo olvidara; después de un rato la noche y la música se sentían mejor, bailamos el resto de la rumba y acabamos riéndonos de lo sucedido.
Ya cuando se acabo todo yo sugerí seguir la fiesta en otra parte, a lo que mi amigo me siguió la cuerda, solo era cuestión de que las damas aceptaran, y no se hizo esperar la respuesta, fue un si casi inmediato, ya éramos dos contra dos.

El lugar no se hizo esperar, la casa de la novia de mi amigo, ya que vive sola, era el lugar perfecto, el ambiente estaba hecho y todo iba normal, hasta que mis amigos comenzaron ha sentir el calor de los tragos y se ha venido lo mejor, a Mari también le ha entrado dicha calentura, comenzó ha darme el lado y se desata la locura.

Una vez mis amigos ocuparon la habitación dejándome el resto de la casa sola comenzó la diversión, los besos eran como fuego que nos quemaba y nos hizo desnudarnos, yo le fundí sus meloncitos en un gran beso, ella correspondía con besos en mis tetillas, le di vuelta y le admire ese gran culo, mis besos no se hicieron esperar, le abrí ese culete y le di un lenguetazo al que ella respondió con un fuerte suspiro, esto era signo de que le gustaba y se lo seguí haciendo hasta llegar a su gran y depilado monte de venus, era grandioso verlo y olerlo, ella como un perrito se revolcaba y me pedía mas, la volví a voltear y me quedo de frente, yo jugueteaba con su clítoris y ella se desacia de la excitación que le estaba provocando, a mi me encantaba verla así y se lo hice hasta que en un gran estallido me empapo mi boca y mi lengua con sus jugos, admito que olían y sabían como los dioses, de su boca salió una gran sonrisa y me pidió que cambiáramos de posición, yo con mi gran falo ha reventar (de tamaño regular 15 cms) ha comenzado la mejor mamada que me hallan realizado, jugo con mi glande hasta hacerlo enrojecer, con mis bolas igual, se lo mando todo hasta la raíz y yo que me enloquecía, estalle dentro de su boca y como todo una experta no dejo derramar ni una sola gota de mi semen, el cual para ella era mi mejor regalo, que hace tiempo no sabia que era eso y que se le estaba olvidando como mamar una pija.
Después de un rato cuando me levante por algo de tomar, escuche a mi amigo que estaba en la misma faena, dándole una buena dosis a la novia, esto me excito de manera y volví rápidamente a la pieza, con la sorpresa de que Mari estaba despierta escuchando lo mismo que yo, pero con una mano entre sus piernas jugando con su monte, le pregunte que estaba haciendo y me respondió: -ESPERÁNDOTE, con las manos abiertas me cogió y de nuevo empezó otra de sus memorables mamadas, mi falo no me hizo quedar mal y volvió a su estado de “Guadua de reten”, ella se volvió loca al sentir mis jugos de inmediato y me tiro a la cama, yo no respondía a sus embestidas, ella con gran maestría en este arte me dijo: - cálmate, yo me encargo.

No hubo penetración esa noche, solo sexo oral, chupadas y mordiscos, jugos en nuestras caras y corridas ha borbotones, me realizo el mejor sexo oral de toda mi vida, nunca me pude imaginar esto, pero ella a partir de ese momento se convirtió en mi mas y mejor trofeo de una “Noche de Rumba” con título en Sexo Oral.

Pero bueno, las otras partes de esta historia con Mari y muchas mas se las contare luego, lo mío es 100% real y solo quería debutar con una historia de Sexo Oral ya que es uno de mis temas predilectos, agradecería sus comentarios, si alguna dama le interesa este tema, no dude en comunicarse conmigo.
Espero lo hayan disfrutado tanto como yo narrándolo, y esperando una próxima historia.
Alejandro. E-mail: alejomillo@latinmail.com


Javier alejandro FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 22

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: