Inicio » Relatos de Confesiones » Nadie sabe para quien Trabaja

Nadie sabe para quien Trabaja

 Lo que puede llegar a pasar en una fiesta familiar.

Hola me llamo Rodolfo tengo 20 años y estoy cursando noveno semestre de derecho. la verdad es que no soy un chico por el cual las mujeres se derriten pero realmente las mujeres nunca me han faltado.

Mido 1.85, cabello castaño y ojos café claros y contextura robusta por las horas de ejercicio que practico en mis horas libres.

Todo comenzó en el cumpleaños de mi primo Roberto al cual me invito para que lo celebráramos en familia. Llegue alrededor de las 11 de la noche ya que me encontraba con uno de mis amigos tomando unas cervezas, pero como mi amigo no quiso seguir tomando decidí marcharme al cumpleaños de mi primo.

Llegue y estaban casi todos mis primos y algunos primos que la verdad solo los conocía de vista por que mi relación con ellos era casi nula, pero por otra parte estaban dos de mis primos favoritos con los cuales tenemos en común varias cosas como son el trago las fiestas y mujeres ellos son Daniel y martín, martín fue solo si su esposa e hijo y martín con su hermano y las dos hermanas las cuales se caracterizaban por ser muy o demasiado alegre una de ellas fue con su esposo que era un amargado y un tipo frió que fue solo por hacer acto de presencia y la otra Jennifer una linda joven de 19 años que sobresalía ante todas las invitadas por su belleza, su alegría y pos su forma de vestir muy descomplicada y seductora.

Realmente en la fiesta no había mucho de donde escoger y teniendo en cuenta que martín ya antes había tenido algo sin trascendencia con Jennifer me encontraba en una gran desventaja ante él ya que por lo dicho me dedique a tomar con el resto de la familia mientras martín cortejaba a Jennifer.

Pero todo dio un giro repentino cuando Daniel se dio cuenta que martín estaba cortejando a su hermana Jennifer. Daniel nos llamo a los dos para que nos hiciéramos aparte de todos a tomar a solas los tres pero yo inmediatamente me di cuenta de lo sucedido eso era solo una excusa para alejar a martín de Jennifer.

Una sabia decisión diría yo ya que a martín eran escasazas niñas que se le escapaban de las manos y para mí esta no era la excepción.

Martín también noto lo hecho por Daniel pero se ideaba formas de poder hablar con Jennifer sin que Daniel sospechara, la sacaba a bailar, hablaba mientras Daniel hablaba con otros familiares ocasionalmente o cuando salía a comprar el trago.

Lo único que sabia era que martín besaba a Jennifer a escondidas y esos besos estaban subiendo de temperatura lo digo por que fui testigo de los primeros besos muy calmados y hasta se puede decir hasta tiernos, pero a medida que el alcohol llegaba a su cerebro subían de temperatura ya que los descubrí en la cocina acariciándose con una pasión incontrolable.

Martín le acariciaba el trasero y sus pechos mientras Jennifer sucumbía a esas carisias y solo gemía suavemente, lo cual me puso el miembro tieso como una roca y envidie la suerte de martín, me fui a la sala donde Daniel me pregunto por su hermana y por martín a lo cual respondí que los iría a buscar para tratarle de cubrir la espalda a martín y evitar un problema.

Al encontrarme cerca a la cocina con un grito suave llame a martín el cual reacciona con un alto hacia atrás dejando a Jennifer con la falda muy subida y con el pelo alborotado el volteo y respondió que necesitaba, ya que inmediatamente me escondí y le dije que Daniel los necesitaba ya vamos respondió se acomodaron y al rato llegaron a la sala en donde Daniel los esperaba.

Le dieron una explicación muy bien pensada para que el no sospechara a lo cual yo aporte mi granito de arena interviniendo y haciendo creer a martín y a Jennifer que no me había dado cuenta de lo que estaba pasando.

Todo transcurrió normal el baile termino y solo quedamos pocas personas, él cumple añero su esposa martín, Daniel, Jennifer y yo.

Martín ya casi borracho me comenta parte de lo sucedido y me comento la idea de embriagar a Daniel para poder "hablar" cómodamente con Jennifer y me pidió que le guardara en secreto y tratara de ayudarle.

El tiempo pasaba y ya casi todos estaban ebrios lleve a Roberto y su esposa a el segundo piso ebrios los acostó y quedaron dormidos y profundos.

Baje y mire Daniel le decía a Jennifer que ya no tomara mas que estaba a punto de emborracharse, ella dejo de tomar y seguíamos los tres martín estaba cumpliendo su objetivo que era de emborrachar a Daniel pero por otra parte el sueño se apoderaba de el cuándo de un momento a otro martín que dormido como roca y seria algo complicado de llevar a llevar a dormir ya que no tenia voluntad ni movimiento.

Daniel solo hablaba con su hermana tomaba trago como si fuera agua hasta que me pidió el favor de que lo llevara a la habitación de huéspedes que también quedaba en el segundo piso, lo acosté el quedo rendido y profundo.

Baje y mire a Jennifer besando y tratando de despertar a martín que no respondía ante sus besos y carisias, noto mo presencia y se retiro le sugerí que acabáramos la botella y nos fuéramos a acostar a lo cual acepto sin hacer objeción.

Tomaba lentamente y solo la miraba cuando nos quedamos mirando a los ojos profundamente y me le acerque y la bese a lo cual ella respondió con pasión nos besamos por unos minutos cuando decidí tantear el terreno así que lentamente comencé a tocar sus pechos a lo cual ella no ponía ninguna objeción cuando estaba seguro sé dar el segundo paso ella se paro y me digo que tenia que ir al baño, se metió al baño y me quede pensando que llegaría directo a costarse y que yo me quedaría con las ganas.

Salió me miro y me sugirió que lleváramos a martín a la sala no comprendí muy bien o que ella pretendía pero obedecí y los dos lo llevamos y lo acostamos en un sillón pensé que hay era hora de jugármela el todo por el todo la agarre fuerte en mis brazos y le di un beso con pasión descontrolada ella respondía perfectamente a mis impulsos y me propuso que nos trasladáramos a la habitación de la empleada que estaba en el fondo del patio en el primer piso que aprovecháramos que estaba desocupada y que nadie nos podía escuchar.

Nos trasladamos a la habitación y la tire sobre la cama y inicie mi labor besaba sus peinas, mientras ella se desabrochaba la blusa y el sostén levante la falda y pude ver unas muy diminutas bragas que solo cubría lo necesario, además pude notar que se encontraban mojadas eso me éxito mas y opte por de un tirón romperla eso éxito a Jennifer, luego bese esos grandiosos pechos con locura los acariciaba los besaba y mordía los pezones era delicioso ella estaba muy caliente luego bese todo su abdomen su ombligo y decidí poner a trabajas mi lengua, le rozaba el clítoris con la lengua y ella se retorcía de forma demencial, me decía:

-si papi eso me gusta mas mas, como me gusta, si, si mas, mas

metia mis dedos y lo chupaba con locura a ella eso le encantaba, pero le encantaba mas cuando le daba unos pequeños midisqueos,

Hasta que sentí que un chorro descomunal de sus exquisitos jugos recorría mi boca.

Ella me dice que me acueste que tratara de devolverme el favor me saco mi verga erecta y de un solo movimiento se la metió toda en la boca, jugueteaba con ella mientras yo me sentía en la gloria mas cuando su lengua actuaba sobre la cabeza, luego alternaba besaba mis huevos y con la mano me masturbaba y luego se la metía ala boca yo no aguante mas y le avise que ya mi leche iba a salir y ella me digo que la derramara sobre su boca eso fue grandioso, se trago toda mi leche sin dejar de salir ni una sola gota.

Eso fue grandioso, chorros y chorros de mi leche chocando con su garganta.

Mi pené no tardo en recuperarse y de nuevo ponerse duro ella me digo que quería cabalgarme a lo cual le conteste que sus deseos eran ordenes se monto y coloco mi pené en la entrada de su vagina poco a poco la metía hasta que le ayude un poco impulsándola y meciéndola toda ella grito un poco pero luego la metía y sacaba lentamente posteriormente agilizo el movimiento y solo gemía realmente lo estaba disfrutando ella me decía:

-Papi que rico mas ya dame tu leche, que rico

Pero lo que hice fue voltearla y tomar las riendas y el control yo.

La abrí bien de piernas y comencé suave pero ella tenia una forma de gemir que me volvía loco, de repente le estaba dando unas envestidas salvajes con mucha fuerza, eso a ella le encantaba y aumentaba el tono de sus gemidos y solo se cogía de la cama mis movimientos aumentaban de ritmo hasta que sentí que me iba a correr y se lo dije ella me digo que me corriera dentro de ella que no había problema, me corrí como nunca me había corrido antes quedamos los dos tendidos en la cama exhaustos.

Luego procedimos a recuperarnos y acariciarnos tiernamente besos cortos, carisias ternas.

Pasaron unos minutos y yo estaba listo para un nuevo encuentro sexual, pero esta ves quería sexo anal, pero no sabia si ella aceptaría, por lo que me dispuse a tantear el terreno comencé a masturbarla, jugueteaba con su clítoris y luego roce su culito, ella dio un gemido que yo interprete como una aceptación, luego comencé a introducir mi dedo índice con suavidad ella aumento el sonido de sus gemidos lo cual me dio pie para saber que era la hora, l di la vuelta y la coloque en cuatro patas, ella se dio cuenta de mis intenciones y me digo que era la primera ves que lo haría por hay, a lo cual respondí que se tranquilizara que yo tendría mucho cuidado, puse un poco de nuestros jugos que permanecían en su vagina y coloque mi la punta de mi pené a la entrada, presionaba poco a poco ella solo gemía, así logre introducirlo y su culo comenzaba a acostumbrarse, mi excitación era mayor hasta que se lo metí todo ella dio unos gritos de dolor que reprimió mordiendo la almohada, ella me decía que parara que le dolía, yo solo continuaba con un mete y saca bestial, pronto los gritos de dolor se convirtieron en gemidos de placer, ese placer que era compartido ya que cuando yo escuchaba chocar mi huevos con sus nalgas aumentaba mi excitación, ella se ayudaba tocándose el clítoris con sus dedos, le dije que se preparara por que le iba a inundar el culo con mi leche a lo que respondió claro lléname mi culito al escuchar esa palabras solté chorros de semen dentro de su culo, note como después escurría mi semen combinado con hilos de sangre provenientes de su trasero

Quedamos casi muertos al poco tiempo dormidos tirados en la cama.

Me levante a las 7am con suerte que nadie se había levantado, me vestí y recogí las braguitas arrancadas y me las metí en el bolsillo para recordar esa noche luego me acomode en la sala con martín, dormí hasta las 10 am me levante como si nada hubiera pasado.

Lo único que agradezco a martín es que me hubiera brindado esa oportunidad tan grandiosa, con Jennifer no hemos hablado de lo sucedido solo estoy esperando mi cumpleaños que en un mes para ver si se puede repetir la grandiosa experiencia.

Las bragas las tengo en un lugar especial y cuando las veo se me estremece todo el cuerpo.

Espero que les haya gustado, para sus opiniones me pueden escribir a rodolfo236@hotmail.com

Por cierto espero que me escriban muchas maduras ya que ahora me he obsesionado con tener sexo con una mucho mayor que yo.

RODOLFO 123 FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 28

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: