Inicio » Relatos de Confesiones » Me encanta que le metan mano a mi Mujer

Me encanta que le metan mano a mi Mujer

15.04.2008. 13:17

Como pueden apreciar, soy casado y ya llevo más de 20 años con la misma mujer, ella se llama Viviana y yo Carlos.

Viviana tiene un cuerpo espectacularun culo que todos se dan vuelta para mirarlo y además le gusta mostrar, sus tetas erguidas y duras de un tamaño importante la hacen muy deseable para cualquiera.

Desde joven he tenido relaciones bisexuales, con algún vecino y/o amigo, dichas relaciones tuvieron un corte a mis 18 años y por muchísimo tiempo no tuve más contactos sexuales con hombres. Esta parte de mi vida se las había ocultado durante un montón de años a mi mujer.

Resulta que un día en unas vacaciones yo solo aquí me fui encontrar con un amigo Luis que también mi mujer conocía y muy bien por que hacia tiempo lo invitamos a una fiesta de otro amigo ya que estaba solo y como era una fiesta de disfraces cada uno estaba vestido de una manera espectacular, yo de smoking y una careta de gorila, mi mujer vestida bien de los años 30, para eso se puso un vestidito muy cortito de seda y lleno de flecos apenas le tapaba la cola, abajo una tanguita bien puta y nuestro amigo en común vestido de las mil y una noches.

Yo en un momento dado bastante bebido los vi bailando muy apretaditos y él le metía la mano en la cola, luego los perdí de vista, como pude me puse a buscarlos cuando siento en el cuarto de servicio de la casa unos gemidos que conocía, despacio fui entrando y la veo a ella apoyada contra el lavabo y Luis penetrándola desde atrás. Ella le pedía más y más y le decía que tenía una pija espectacular que le gustaba mucho y que quería que la partiese en dos, ella no me vio pero mi amigo en un momento me mira y me sonríe.

Cuando veo que acaban yo me voy y al ratito ella viene a mi lado toda mimosa y me dice si no quería cojerla en el baño, fuimos allí me puse a chuparle la concha que estaba llena d leche de mi amigo y luego la coji, le dije que estaba empapada y ella me dijo que se había calentado mucho y nunca más hablamos del tema.

Bueno volviendo a la cosa fui a ver a Luis, nos pusimos tomar algo y a ver una película porno, con las pijas paradas nos pusimos a pajearnos de repente como quien no quiere la cosa él me tomo la mano y se la llevo a su pija. La agarre como hacía mucho tiempo no tomaba una y sin más comencé a pajearlo y de repente me puse a mamarla y al rato me estaba comiendo una pija impresionante.

Mientras me penetraba me hacia recordar la fiesta, y me decía así:

- ¿Te gusto aquel día que me la coji a Vivi?

- Si, me encanto.

- Siempre te gusto ser cornudo, ¿no?

- No lo se, lo que si sé es que me éxito mucho verla cogiendo y gozando con tu pija.

- Sí, gozaba como lo haces ahora vos, yo sabía que en algún momento esto iba a ocurrir, gozarla a Vivi y a Vos.

Días mas tarde de este episodio me junto con mi mujer y le cuento lo sucedido ella comenzó a llorar y me dijo de todo y le conté que ya había tenido relaciones antes y que no se que me impulso nuevamente a querer gozar de esta manera.

De a poco ella se fue acostumbrando a lo que le había contado y mientras hacíamos el amor me tocaba el culo y despacio comenzó a insitarme a que compre un consolador, cosa que hice.

A partir de ese momento mi vida cambio, ella me empezó a coger una y otra vez en cada relación que manteníamos ella me cogía con más ganas. Había días donde ella no me dejaba penetrarla y me decía que ella era el macho y que yo era una putita.

Paso el tiempo y un día otro matrimonio amigo el cual frecuentábamos mucho él me dijo directamente que estaba caliente con mi mujer y que proponía que hiciéramos un intercambio. Yo me quede duro pensando y cuando volví a casa le conté a Vivi lo ocurrido y me dijo así:

Mira Carlos vos te diste unos cuantos gustos y yo también quiero dármelos así que anda y decile a Pepe que tu mujer tiene muchas ganas que se la coja, además vas y le decís que a vos también te gusta que me cojan.

Cosa que hice y realmente mi mujer fue garchada una y otra vez, yo también cogía a su mujer pero el se ganó el premio ya que mi hembra salía con el cuándo él quería y luego yo me chupaba sin saber su leche ya que ninguno de los dos me decía nada.

Pero eso sí yo la veía a mi mujer contenta y me decía

- "Ay mi querido cornudo, no sabes como me gozar tu amigo, esa pija es tan o más grandota que la de Luis"

Y en ese momento me dice:

- La tiene grande Luis no?

Le digo:

- Sí, cómo sabes.

Y ella me dice:

- Bueno te cuento que me lo cogí en la fiesta aquella, te acordas cuando fuimos al baño y me dijiste que mojada que estaba bueno eso era la leche de Luis. Así que ahora sabes que te puse los cuernos con el que te cogió a vos también.

Un día mi mujer me dice por que no la cogíamos juntos allí comenzó otra etapa ya que estábamos los dos con ella yo le chupaba la concha mientras el se la cogía desde atrás y de paso le pasaba la lengua por la pija, ese día no me dejo cogerla solo me decía :

- Mira papito como me coge Pepe, te gusta verla a tu mujercita con otra pija adentro? Si se que te encanta y vas a tener mucho más te lo prometo.

La siguiente vez que estuvimos los cuatro me insinuó a chuparle la poronga de Pepe adelante de la esposa cosa que nunca tampoco ella me había visto hacer las damas estaban complacidas con lo que veían y mi amigo más que satisfecho ya que tenia a su mujer, la mía, y al chupa pija de su amigo todos para satisfacerlo a el.

Un día se corto esto y siempre quede con las ganas de que me cogiera adelante de mi hembra así ella podía ver al putito de su marido.

Pasaron algunos años 3 y de nuevo comenzamos a salir con este amigo y se la volvió a coger, fuimos a varios telos juntos y me muestran como cogen como se la mete, como ella le chupa la pija y como cada día se pone más puta.

Una de esas salidas ella vestida como una diosa, con portaligas y ropa interior sumamente sexy se pone ha hacer un striptease y me dice, hoy, querido cornudo, voy a darte algo muy pero muy especial. Esto es para que aprendas que soy yo la que dice qué y cómo se hace, y dicho esto se empezó a reír.

Le dice, vení, Pepe, quiero enseñarle a este cornudo, chupa pijas lo que podes hacer con esta pijota que tenés, en ese momento ella ya desnuda se pone en cuatro patas y me dice, vení, cornudo, chupame la concha y especialmente el culo, calentame bien.

Así se lo fui mojando y ella parando la cola bien alto le dijo: Pepe quiero que me cojas por el culo, mostrale a este amigo tuyo como me desvirgas el orto ya que a él le gusta saber que no me desvirgó nada. Y le dice así: te cuento algo, Pepe, sabes que este amigo tuyo que me conoce desde los 14 años tuvo la oportunidad de desvirgarme la concha y no lo hizo, me dejo que otro amigo de él lo hiciera y me cogiera durante bastante tiempo y recién después empezó a salir conmigo cuando ya estaba bien cogida y tenía la concha bien abierta y dicho esto Pepe se la empezó a enterrar de tal manera que ella gritaba y me decía, ves, cabrón, esto es coger.

Yo mientras tanto miraba como se la enterraba hasta que le lleno el culo de leche y quedaron tendidos en la cama, luego de que se la saco me puse a lamerle el culo a ella y me decía que se lo limpiara bien que estaba lleno de la lechita del macho y que quiere que me la tome toda.

Pasó una hora y dice que sigue caliente así que me ordena que le chupe la poderosa pija que tiene y se la toco bien, luego Vivi vuelve a coger con él.

Con Pepe hemos estado muchas veces con él y una amiguita intima que tiene y le hemos hecho de todo a ella y también se la chupe delante de ella. A los dos les gusta muchísimo que se la chupe ya que ven al putito de amigo que tienen.

Una noche estábamos en una orgía espectacular los tres y ella de a poco le fue diciendo que me la colocase así que me fueron poniendo vaselina y esta amigo mío me la puso toda. Por fin la pija que coge a mi mujer me estaba cogiendo a mí también (eso pensaba yo). Cuando estamos cogiendo con mi mujer ella me dice que mi amigo la llama y quiere hacer cosas con ella sola y ella no quiere ya que le gusta mostrarme como me cornea y el le ha contado que me ha cogido lógicamente yo se lo niego pues quiero que ella le pida que me coja adelante de ella.

Me encantaría entregarme a él y que ella vea que además de cornudo consciente y alegre también me gusta que me la meta su macho y no solo el consolador que me pone Vivi.

Hace un par de meses que no estamos saliendo los tres pero mi mujer en un viaje que tuvo que hacer y el avión tuvo que quedarse una noche en una ciudad del interior por desperfectos se fue apuntando un pendejo de 20 años que la estaba calentando mucho, llego la hora de salir a cenar ya que el hotel no tenía donde y/o casualidad van a parar en el mismo lugar una cantina amena con músicos y mucha alegría.

Fabián, así se llama, se le acerco y comenzaron a charlar vino, comida, música hicieron su efecto y terminaron los dos en el mismo cuarto ella recibiendo pija y el concha. En el medio de esa cogida yo la telefoneo y me atiende recibiendo pijazos y me dice que la estaba pasando muy bien y que mañana me contaba, cuando corta no que bien colgado el teléfono por lo tanto yo pude escuchar lo que sigue.

Fabián que bueno que estas como me coges, el que me llamo era el cornudo de mi marido que no lo es más porque no puedo hacer más de lo que hago pero cada vez que tengo una oportunidad llego a casa con la concha llena de leche para que me la chupe.

El, así que le gusta que lo cornees y por qué no haces que escuche como te la pongo mientras él está allí solito, justo en ese momento tengo un ataque de tos y sienten por el teléfono y ella agarra el tubo y me dice, cornudo estas allí, Sí, aquí estoy, Que bien así sabes como voy a llegar mañana y quiero que me busques en el aeropuerto por que quiero que lo conozcas a Fabián.

Después de eso puso el teléfono sobre la cama y me hacia escuchar como se la metía hasta los huevos y la hacia acabar una y otra vez hasta de repente me colgó el tubo.

A la mañana siguiente voy al aeropuerto a buscarla como me lo había pedido y veo que salen abrazados y vienen hacia mí y me dice hola querido te presento a Fabián desde anoche que estamos juntos y quiero seguir un rato más ¿qué te parece si le pedís algo?

Yo le digo por favor cógela bien los llevo a un telo ahora mismo.

Después de unas horas salieron del hotel y lo llevamos hasta un shopping ya que tenia que trabajar.

Cuando lo dejamos ella me comenzó a contar todo lo que habían hecho y me dijo como te gusta que otros me cojan y esto me encanta ya que sos un cornudo sumiso y esto sí que es bueno.

Quiero que lo llames y le digas que puede salir conmigo cuando quiera. Yo puse un poco de reparos pero ella me dijo toda mimosa, dale mi amor si no lo haces entonces va a ser peor por nunca más te voy a dejar saber ni ver nada.

Me paso el celular marco el numero y yo le dije:

Hola habla Carlos quiero que sepas que te la podes coger cuando quieras a Vivi porque ME ENCANTA QUE SE COJAN A MI MUJER.

Ya veníamos haciendo realidad nuestras fantasías desde hacía mucho tiempo y ella siempre exigiéndome más y haciendo más y más cornudo y también gozando de ciertas situaciones, pero le encantaba hacerme pedir las cosas y ella tratarme como un cornudo.

La fui alentando a que se levantara un tipo en diferentes lugares despacito se fue haciendo el bocho y un día en un boliche estábamos tomando algo y le vi la expresión de excitación en sus ojos. Se había calentado con un tipo corpulento, castaño, la miró y vino a la mesa sin importar que yo estuviera saludó a los dos y le dijo si quería bailar, ella me miró, me tiró un beso y se fue.

La veía bailando apretados y sensuales cada vez más lentos y más apretados de repente le dio un beso en la boca y comenzó una franela sin igual al rato vienen a la mesa se sientan así abrazados y me lo presenta así Andrés, éste es mi marido Carlos que debe estar en este momento con la pija dura de vernos de esta manera, y me toca, si no te lo dije mira está al palo.

Bueno querido ya encontré lo que necesito así que salgamos los tres y ya que Andy está sin coche nos llevas al primer telo que encuentres y nos esperas en la cochera.

Salimos del boliche y me puse a manejar como chófer ellos atrás besándose y tocándose de una manera fantástica.

Estuve 5 horas esperando cuando salieron ella estaba sin bombacha y me dijo al entrar al auto que le tocara la concha, hervía, estaba roja y llena de leche. Y me dice que realmente no se había equivocado que el nuevo amigo era un pijudo bárbaro, larga y gruesa y que era un semental. Lo alcanzamos a la casa ellos siempre atrás y besándose y franeleando y cuando llegamos a la puerta de la casa me dice: vení pasate para atrás así por lo menos ves lo que me comí.

Me siento y saca del pantalón una garcha que semi erecta media como 20 x 7 ella me agarra la cabeza y me dijo dale Willy dale un besito a la pija que me hizo gozar, le di un beso, mejor dicho me la metí en la boca y tenia todavía sabor a concha de mi hembra se la limpie toda y luego se fue.

En el auto no me hablo se quedó sentada atrás y yo manejando como su chófer ella con su concha abierta y tocándose el clítoris.

Cuando llegamos a casa ella me dijo, viste que pija, bueno cuando se le para mide como 6 cm más y se pone más gruesa aun, vení, puto cornudo, vení y ahora chupate todo lo que tengo en mi concha y en mi culo.

Así comenzó ella a salir con Andy que la venia a buscar a casa y a mí me dejaban esperando. Yo portándome bien siempre la esperaba despierto para que ella me contase y él también. Ella no conforme con esto un día estando en casa una amiga nuestra le dice, Sandra tengo que contarte algo que no sabes y te va a gustar mucho, si Vivi contame.

Carlos, me llama,

Si Vivi,

Vení, sentate aquí a mis pies, así lo hago y ella dice: Sandra este que ves aquí es un marido especial y espectacular, me deja hacerlo cornudo, le gusta y es más también le gusta chupar pijas.

Yo no podía creer lo que estaba contando ya que somos amigos y nunca se dio nada entre nosotros, pero ella lo estaba haciendo.

Sandra, no lo puedo creer y me mira, así que resultaste ser un buen cornudo consentido, que bien ya que me gusta saber que tengo una amiga que si que la pasa bien y con permiso.

Después Vivi le comenzó a contar de todo sin poner ningún reparo, como cogía como me hacia ver y como me hacia chuparle la pija y le leche en su concha.

Un día mi mujer me dice que quería hacer un jueguito y darle una sorpresa a Andy y me dice que me quiere vestir de mujer, yo me negué y ella con vos autoritaria me dice: Mira, puto y cornudo, aquí quien manda soy YO y vos vas hacer lo que yo digo ¿entendido?

Si mi amor voy hacer lo que ordenes, fue mi contestación.

Me depiló las piernas, culo, bolas y pija, también todos los pelos del pecho, me baño bien, me hizo una enema, y comenzó a vestirme medias, tanguita, pollerita, corpiño con algodón, blusa, zapatos de taco mediano, peluca y finalmente maquillaje, y VOILA allí estaba yo hecha una ella, divina perfumada y ella a partir de ese momento comenzó a llamarme Marcela.

Llego Andy esa noche y le dijo te quiero presentar a una amiga nueva se llama Marcela y me llamo cuando me vio dijo está divina ¿qué le vamos a hacer a ella?. Será a partir de ahora, nuestra amiga, sirvienta, amante y todo lo que quieras.

Vení, Marcela me dice Andy, me siento a su lado y el abrazando a Vivi me da un beso en la boca que casi me deja sin respiración. Vivi viendo esto se calienta y le empieza a sacar la pija que yo ya conocía de habérsela chupado esa noche en el auto y cuando la tiene afuera me agarra de la cabeza y me dice; Marcela esta pija que me pertenece te va hacer muy feliz por que vas a comenzar a gozarla como lo hago yo.

Dicho esto me pongo a chuparla y ellos se besan como novios, luego me hacen ir al dormitorio y que me desnude cuando ellos llegan ya están sin ropa y veo una pija de tamaño descomunal.

Estoy en la cama y ella me comienza a chupar el culo y a dilatarlo, Yo no lo podía creer ella me iba a sodomizar delante suyo finalmente. Minutos después él estaba apuntando con su enorme palo y despacio me lo va enterrando.

Vivi miraba y se agachó para decirme, se siente bien no es cierto bueno a partir de ahora tu culo va quedar en flor por que ya no sos un macho sino una hembrita caliente, no es cierto. Yo asentí con la cabeza y él me pregunta como me llamo y le digo MARCELA.

Las dos me saludan sonriendo y Susana la esposa de mi jefe me dice, Bueno Carlitos creo que a partir de ahora nos vamos a entender bien. ¿Cómo debo llamarte? Vivi le contesta rápidamente se llama Marcela.

Aha! Marcela ahora que sabemos tu secretito te vas a portar muy bien y muy solicita, comenzá y trae la cena que tenemos hambre.

Durante la cena el tema se llevo así: Carlos/Marcela éste sí que ha sido un buen regalo de tu Vivi especialmente para mí ya que ahora quiero que sepas que tu jefe en cualquier momento viene a culearse a tu mujer y vos no solamente estarás de acuerdo sino que quiero que se lo agradezcas.

Vivi: se ríe y le dice ésto me encanta ya que ahora por fin las cosas se pondrán en orden y al día.

Traje el café y me dice Susana ven Marcela sentate aquí en la alfombra a nuestros pies mientras nosotras tomamos el café. Cuando me estoy acomodando me tropiezo y derramo una taza de café. Vivi se levanta enfurecida y me da un cachetazo y me dice mira putita de mierda y gran cornudo lo que has hecho ponte ya mismo en cuatro y lame todo ese desparramo. Susana al tiempo se levanta y le dice podemos además darle algún otro castigo.

Luego de limpiar todo me llevan las tres al cuarto y me dicen desnúdate y ponte boca abajo en la cama ni bien lo hice recibo unos chirlos en el culo cada vez más fuertes hasta que al aflojarme todo siento algo en mi trasero cuando me quiero dar vuelta Silvina que hasta ese momento estaba inactiva me dice: NI SE TE OCURRA DARTE VUELTA y sin más me dice chúpame la concha que estoy recaliente. Nunca en mi vida vi algo así un marido cornudo y marica a la vez ésto sí que me esta gustando, mientras la chupaba en el culo me estaban poniendo un pepino muy grande que me lo estaba rompiendo todo.

La noche siguió y me hicieron de todo y ellas divirtiéndose y riendo me llamaban cornudo, puto, come pijas etc., etc.

Al día siguiente, me llama mi jefe y me dice que tengo que ir a la oficina ya que había que terminar algo.

Cuando llego él me mira con una sonrisa y me dice: Carlos, Susi me contó algunas cosas ¿así que sos un buen cornudo? Sí señor.

Hace tiempo que tengo ganas de cogerla a Vivi y creo que ahora voy a poder hacerlo ¿no es cierto? Sí señor y quiero. En eso entra Susana y dice sigan en lo que estaban. Bueno como le decía, sí señor desde ahora podrá coger a Vivi cuando quiera y quiero decirle que le agradezco mucho que lo haga por favor así mi dueña goza como debe.

Susana me dice, MUY BIEN MARCELA, contame que tenés puesto ahora debajo de ese pantalón, no mejor mostranos y me bajé los pantalones y apareció mi bombacha de encajes.

Uy Uy Uy, que bien. Dice él.

Susana, ¿viste Antonio las cosas que te hago conocer? Bueno Susi esto sí que no lo esperaba. Bueno Car, Marcela quedate aquí terminando el trabajo y luego te vas.

Al promediar el día suena el teléfono y siento a Vivi, Marcela no sabes cómo me está dando Antonio me esta haciendo pelota Ahhh qué bueno y vos allí trabajando. ¿Cuando terminas? Ya en unos minutos. Bueno Cornudo apúrate que no estoy con ganas de esperarte todo el día.

Antonio desde lejos dice, Apúrate Cornudito así la ves a Vivi Comiéndose una buena pija como se lo merece.

Cuando llego a casa una hora después la encuentro en la cama boca abajo con el culo lleno de leche y Antonio vistiéndose y me dice: Mira como quedo con el culo roto y lleno de mi leche podes ponerte a limpiarla así sabes el gustito que tiene.

Mientras le lamía el culo él me dijo muy bien ahora me voy que lo disfrutes.

Vivi estaba contenta y toda la tarde me hizo cariños, diciendo Marce sos muy buena y me gusta que seas tan comprensiva conmigo así que esta noche te voy hacer un regalo.

Llego la noche suena el timbre y voy a abrir la puerta. Hola papá, Cómo estas muy bien Vivi me llamó para que viniera que esta con ganas de que la coja y que a vos también.

Esa noche mi padre se la cogió y me cogió a mi hasta el amanecer.

El Domingo quedé de cama y muy feliz de verla a Vivi feliz.

Cuando el lunes llego a la oficina me llama Antonio y me dice, desde ahora vas a ser mi secretaria, empieza por traerme un café. Sí señor.

Desde ese día también tuve un cambio en mi vida ya que Antonio comenzó a cogerla muy activamente a Vivi y yo complaciéndolos, Susana disfrutando también cogiendo con consoladores y entre las dos llamándome cornudo y mostrándome a sus amigas.

Días más tarde Vivi hizo una reunión en casa con 10 amigas y les dijo que a partir de ahora podrían llamarme cornudo y que me llamaran Marcela ya que me hizo recibirlas en lo que ella me convirtió.

Todas ellas lo festejaron mucho y algunas además le pidieron permiso para contarlo a sus maridos cosa que Vivi les dijo que sí y me dijo que les diga a todas en vos alta lo que me encanta.

Y sin esperar más dije: ME ENCANTA QUE SE COJAN A MI MUJER.

Saber que se la cogía mi padre me puso de la cabeza ya que estaba todo el tiempo caliente y además cada día que llegaba a casa suponía que allí había estado él cogiéndola.

Un día me quede en casa esperando a Vivi lógicamente vestido de Marcela como ella me obligaba a hacerlo y resulta que a las dos horas llega ella y me dice que viene mi padre a cenar y a dormir con ella. Rápidamente me fui a cambiar pero Vivi me paró y me dijo.

Marcela quiero que lo recibas así a tu padre y yo le dije que no, entonces ella se acerca y me dice: ACÁ SE HACE LO QUE YO DIGO y me pegó una bofetada que me dio vuelta la cara. Sí, mi amor, lo que digas, y me quedé así.

A la hora llega mi viejo y le abre Vivi y le dice Pedro tengo una sorpresa para vos que no lo vas a creer, Sí que? MARCELA veni.

Al entrar mi padre me mira y me dice, mira con qué nos traemos, la abraza y besa a Vivi en la boca y luego dice, ¿así que el cornudo de mi hijo se deja hacer estas cosas? Sí y mucho más, sabes esta noche vamos a pasarla muy bien por que vas a tenernos a nosotras dos, mientras decía esto le abría el pantalón y le sacaba la pija afuera.

Cuando la tuvo afuera y comenzó a manoseársela me dice veni, Marce acércate a Papá que necesita mimos.

Llegue a su lado y ella me agarra de la cabeza y me fue haciendo arrodillar hasta que su pija quedo frente a mi cara y me dijo chúpala, puto de mierda y cornudo. Abrí la boca y me puse a mamarla hasta que estuvo bien parada.

Mi padre mientras tanto le decía, no puedo creerlo esto es una maravilla, es fantástico lo que lograste con mi hijo.

Esa noche mientras él la cogía yo le chupaba la concha desde abajo y los huevos a él y cuando estaba por acabar la saco de ella y me la puso en la boca y me dice traga toda la leche que quiero verte muy putita.

Después de esto me levanté y nos fuimos a la mesa a cenar yo servía la comida y me siento a cenar con ellos y el diálogo se llevaba de esta manera.

Decime Vivi desde cuándo es que Carlos esta así.

Mira, Pedro, el puto de tu hijo desde chico ha tenido relaciones con hombres y fue tan imbécil que hace unos años no pudo más y me lo contó, así que desde ese momento comenzamos a vivir de otra manera y bueno ya hace un tiempo que en casa es Marcela.

Decime Marcela, estás contenta así ahora.

Bueno Papa, la cosa es que realmente Vivi es quien dice aquí qué es lo que tengo que hacer y cómo y ella decide con quién coge, cuando, y si que es lo que debo hacer. Yo estoy contenta de verla gozar y también que me haga gozar a mi.

Bueno, Bueno, creo que esta noche la vamos a pasar muy bien.

Eso espero Pedro, ya que Marcela esta lista para que hagamos lo que queramos con ella.

Vivi se levantó y fue al dormitorio y al volver estaba desnuda con el consolador puesto y me dice, ponete en cuatro ya.

Así me fue penetrando delante de mi padre y él se tomo la pija y comenzó a masturbarse. Cuando la tuvo bien dura se levantó y vino donde estábamos nosotros, Vivi me sacó el consolador del culo y lo reemplazó por la pija de mi padre, mete y saca, hasta que me llenó con su leche.

Ay que noche. Hoy si que creo voy a quedar seco, me van a sacar todo lo que tengo.

Vivi le da un beso en la boca mientras él la manosea toda metiéndole casi toda la mano en la concha haciéndole una paja descomunal y ella acaba gritando si quiero MAAAASSS.

La noche continuó cuando fuimos al dormitorio y Vivi me dice, quiero que duermas en el cuarto de visita ya que hoy quiero estar solita con tu papito y mañana cuando traes el desayuno me limpias toda con tu lengua.

Son las 8:00 llevo el desayuno al dormitorio y mientras ellos toman la leche yo le chupo bien la concha a ella sacando todo lo que había quedado allí, luego se da vuelta y me dice límpiame el culo que lo tengo lleno de leche también.

Mi padre se rió y me dice esto sí que es servicio completo. Marcela, quiero que me la chupes a mí también antes de irte al trabajo.

Ese día estuve muy caliento durante toda la jornada ya que los dejé en casa solos. Al llegar a media tarde me encuentro con una nota que decía:

Marce, prepara la cena para 4 personas que vienen dos amigas del trabajo a cenar.

Preparé todo como a ella le gusta.

Hola amor, mira te traje un regalito. Miro y me había comprado ropa interior nueva una pollerita y un top.

Rápidamente me lo probé y me quedaba espectacular.

Bueno Marce, esta es una noche muy especial.

¿Si, por qué?

Bueno mira, en un rato vienen unas amigas la cual una seguro que sabes quién es, pero la vas a ver cuando llegue.

Suena el timbre, Vivi corre a abrir. Hola chicas, ¿cómo están? Muy bien y muy curiosas con lo que nos querés mostrar. Bueno, en realidad les quiero presentar a alguien que vos conocés pero no así Susana, y me llama.

Cuando entro en la sala no lo podía creer me estaba mostrando y humillando delante de la mujer de mi jefe y otra amiga la cual se presente como Angélica.

Bien, bien, bien, ahora veo por qué fue cambiando durante los últimos años este muchacho.

Sí y te cuento más sabes lo que más le gusta es que se LA COJAN A SU MUJER.

Las dos me saludan sonriendo y Susana la esposa de mi jefe me dice, Bueno Carlitos creo que a partir de ahora nos vamos a entender bien. ¿Cómo debo llamarte? Vivi le contesta rápidamente se llama Marcela.

Ah! Marcela ahora que sabemos tu secretito te vas a portar muy bien y muy solicita, comenzá y trae la cena que tenemos hambre.

Durante la cena el tema se llevo así: Carlos/Marcela éste sí que ha sido un buen regalo de tu Vivi especialmente para mí ya que ahora quiero que sepas que tu jefe en cualquier momento viene a culearse a tu mujer y vos no solamente estarás de acuerdo sino que quiero que se lo agradezcas.

Vivi: se ríe y le dice ésto me encanta ya que ahora por fin las cosas se pondrán en orden y al día.

Traje el café y me dice Susana ven Marcela sentate aquí en la alfombra a nuestros pies mientras nosotras tomamos el café. Cuando me estoy acomodando me tropiezo y derramo una taza de café. Vivi se levanta enfurecida y me da un cachetazo y me dice mira putita de mierda y gran cornudo lo que has hecho ponte ya mismo en cuatro y lame todo ese desparramo. Susana al tiempo se levanta y le dice podemos además darle algún otro castigo.

Luego de limpiar todo me llevan las tres al cuarto y me dicen desnúdate y ponte boca abajo en la cama ni bien lo hice recibo unos chirlos en el culo cada vez más fuertes hasta que al aflojarme todo siento algo en mi trasero cuando me quiero dar vuelta Silvina que hasta ese momento estaba inactiva me dice: NI SE TE OCURRA DARTE VUELTA y sin más me dice chúpame la concha que estoy recaliente. Nunca en mi vida vi algo así un marido cornudo y marica a la vez ésto sí que me esta gustando, mientras la chupaba en el culo me estaban poniendo un pepino muy grande que me lo estaba rompiendo todo.

La noche siguió y me hicieron de todo y ellas divirtiéndose y riendo me llamaban cornudo, puto, come pijas etc., etc.


Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Categorias

Paginas

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: