Inicio » Relatos de Confesiones » Los Admiradores - 4ª Parte

Los Admiradores - 4ª Parte

 Y ya vamos por la cuarta entrega de los mensajes que he recibido de mis queridos admiradores luego de ver mis fotos en la red y leer mis experiencias sexuales bajo la forma de relatos.

Esta vez la mayoría son fantasías en las que soy una de las principales protagonista.

Los que han leído ya mis anteriores confesiones saben acerca de lo que siento cada vez que abro los mails que recibo de ustedes. Me excito muchísimo y quisiera tener a cada uno y a todos junto a mí, para retribuirlos como se merecen.


Admirada Piru:

Ahora fantaseo con un encuentro en Buenos Aires, en algún lugar desde cuya ventana se vea el mar, donde se vea el reflejo de la luna llena. Vista tan sosegadora tras el envite amoroso, cuando nuestros cuerpos sudorosos languidezcan el uno junto al otro sobre una cama desecha tras la batalla.

Batalla que comenzó tras una cena, durante la que nuestros ojos se comieron de deseo, estudiaron las líneas de ataque, los puntos débiles del amante, aquellos percutores del orgasmo, del placer, del clímax. Una frugal cena, bañada con un buen vino, como antesala de la batalla. Y tras la cena, la marcha al campo de batalla, durante la que los enemigos se tantean, se acercan, se producen pequeñas escaramuzas: un beso allá, un beso acá, un beso más profundo en una esquina, apasionado y húmedo, mientras las manos reconocen el territorio, palpan los puntos débiles, miden la excitación del otro.

Y llegamos al teatro de operaciones, al escenario y tus ropas empiezan a caer, y yo las ayudo, pues quiero el contacto de tu piel, tú me desabrochas, como yo a ti.

Tú te entretienes con lo que más te guste y yo con tus pechos, con tu cuello, con tus orejas, con tu pelo. Ya solo te cubren las bragas ¿y a mí? ¿qué me cubre la desnudez? Eso has de responderlo tú.

Y las bragas pueden esperar, yo no tengo prisa. ¿y tú? ¿tienes prisa o puedes esperar?

Te acaricio, te masajeo el cuerpo y me dirijo a tus piernas...y las beso, mientras bajo a tus pies donde me pierdo un rato. Y subo por ellas, por tus piernas y allá están tus bragas. Huelo tu celo, huelo el placer, huelo la ambrosia, el néctar que beberé, pero no ahora, ahora sólo tanteo, sólo te excito, sólo quiero que fluya tu cuerpo como fluye el mío erigiendo mi pene. Te bajo un poquito las bragas, hasta el principio de tus labios...y beso tu Monte de Venus, y sigo besándote mientras subo hacia tu ombligo, lo bordeo y sigo hacia tus senos, tus pechos y a uno de tus pezones erectos. Primero bordeo con la punta de mi lengua la aureola, describo círculos cada vez más estrechos hasta llegar al pezón: UHMMMMMMMM, qué sabroso. Y me dijo al otro y repito la operación y subo arrastrando mi lengua por tu torso, por tu cuello, por tu barbilla, hasta tu labio, hasta tu boca que abro y exploro en pos de tu lengua, que busca la mía, se enreda con la mía y pasan de una a otra boca, mientras mis manos alcanzan tu braga, la bajan y dejan expedito el camino a tu gruta para que mi pene nos conecte y nos fusionemos en un solo ser. Tu ayudas elevando tu pelvis, acercando tu embudo a mi canícula y te penetro, con suavidad hasta el fondo, hasta el tope y poco a poco nos juntamos y separamos, bailamos sin separarnos, sin dejar de ser uno y el ritmo se acrecienta a nuestros deseos y crece el ritmo, crece, crece hasta que alcanzamos el climax vertiendo yo mis legiones, dejándolos a tu cobijo.

¡Cuéntame cómo sería tu orgasmo! ¿qué querrías que te hiciera para tener el máximo placer? ¿qué es lo que te gusta y cuáles son tus fantasías? Compártelas conmigo Piru.

Espero tus letras ¡Oh! Reina de mis fantasías, Diosa de mi eros (Vicente)

Hola Piru, ¿qué tal?

Permíteme contarte un sueño que tuve contigo. Era verano en la costa brava. Hacía una noche espléndida así que decidí darme una vuelta por la playa. Me acerqué a una terraza y me senté en una mesa, desde la cual se divisaba el mar. Me sirvieron una copa y echando un vistazo al ambiente, vi una hermosa mujer, estaba sola en una mesa, nos miramos. Llevaba una falda larga, suave como la seda, una camisa y medias negras con zapatos de tacón alto. Estabas muy sexy Piru. Me acerqué a tu mesa y me presenté, me invitaste a sentarme y comenzamos a hablar y reir, nos sentíamos cómodos, parece que había surgido una atracción entre nosotros. Después de un rato te invité a bailar, sonoba un bolero y bailamos lentamente y muy juntitos, me estaba empezando a excitar.

Hacía mucho calor ahí dentro por lo que me propusiste dar un paseo por la playa. Salimos y nos fuimos adentrando hasta llegar a la orilla del mar, solo nos veíamos por el reflejo de la luna. Nos quitamos los zapatos y mientras paseábamos sentíamos el agua del mar correr por nuestros pies.

De repente te paraste y me cogiste de la mano y me llevaste hacia ti. Nos miramos fijamente, jugueteando haciendo intentos de besarnos. Me apartabas, me provocabas, hasta que te cogí por la cintura y te acerqué a mi. Comenzamos a besarnos apasionadamente, cada beso más efusivo, nuestras lenguas se entrelazaban dentro de nuestras bocas. Mientras nos besábamos te fui quitando la camisa lentamente, te besaba el cuello, bajé más y la camisa la tiré al piso mientras te lamía tus erguidos y duros pezones. Seguí bajando y te pasé la lengua por tu ombligo a la vez que mis manos acariciaban tu duro culito por debajo de tu falda. Te fui bajando tus negras y transparentes braguitas. Me arrodillé sobre tu húmedo coñito y comencé a hacer círculos sobre él sin llegar a tocártelo, quería excitarte al máximo.

Me cogiste la cabeza y la empujaste hacia tu mojado coño. Te metí la lengua dentro y comencé a lamerte con rapidez tu rojizo clítoris, que se te salía de los labios. Estabas muy excitada y no parabas de temblar y gemir.

Seguí lamiéndote hasta que te corriste como una loca. Me levanté y comencé a besarte locamente compartiendo tus jugos contigo. Mientras nos besábamos me acariciaste el duro y erguido pene a través de mi pantalón y mientras lo iba bajando lo fuiste sacando y jugando con él.

Pasé mis manos por tus nalgas y te apreté contra mi. Te cogí por la cintura y la levanté sobre la mía y me rodeaste con tus piernas a la vez que te introducías mi duro pene. Te penetré y comencé a moverme con fuerza y acelerando el ritmo, mientras me besabas, lamías mi cuello y arañabas mi espalda suavemente.

Después de un rato nos tumbamos en la arena. Te pusiste de cuclillas sobre mi erguido pene y te lo metiste hasta el fondo de la vagina y comenzaste a cabalgar como una descosida. Gritábamos los dos y gemíamos. Mientras cabalgabas te masturbabas y yo te acariciaba las tetas. Estábamos muy pero muy excitados y nos íbamos a correr.

Nos corrimos mutuamente. A ti te daban espasmos y te corriste un par de veces. Te tumbaste sobre mi y nos besamos. Nos quedamos un rato dormidos, delirando, debido al placer que nos había producido aquella noche inolvidable.

Espero que te haya gustado Piru el sueño que tuve contigo. Un beso (Juan)

Hola Piru:

Te envío las fotos de una placentera masturbación frente a tus fotos. Simplemente es atracción, veo tus fotos y me pongo tan caliente que tengo que masturbarme con ese precioso culito, que si lo tuviera delante no se lo que podría pasar uhmmmmmmmmm.

Tienes unos pechos muy excitantes y me gustaría posar mi polla en ellos para hacer una deliciosa cubana y continuar masturbándome toda la noche.

Un chupetón en el chochito (Sir L)

A continuación te paso a relatar de un modo más o menos explícito uno de mis sueños, que me gustaría que se cumpliera algún día.

Me gustaría que vinieras vestida para mí, una mujer, por dentro y por fuera.

Empezaremos desde afuera, creo que es lógico. Me gustaría que llevaras puesto un abrigo o chaqueta, esto lo dejo a tu elección. Tendrás que llevar zapatos de tacón, botas altas, muy altas con tacón de aguja o botines con tacón de aguja, esto también lo dejo a tu elección aunque preferiría zapatos...

Llevarás puesta una blusa, el color da igual, con muchos botones, para abrirse por delante y así poder desabrocharlos poco a poco; la falda será corta o minifalda como quieras tú, a ser posible la falda que lleve una abertura o raya en una pierna ¿sabes a cuál me refiero?

Y ahora lo más importante, el interior, porque yo solo de pensarlo me estoy poniendo cachondo. Toda la lencería será de color negro. Podrías llevar sujetador o corpiño. Yo querría verte con sujetador. Llevarás una tanguita negra, eso sí, si los pelillos de tu chochete salen por los lados de la tanga no te lo tienes que depilar.

Llevarás también un liguero negro. Lo más importante para mí viene ahora, las medias, que tendrán que ser de color negro o gris, a ser posible con costura detrás para hacer más bonitas las piernas. Si no llevan costura tendrán que ser además de cogerlas con el liguero, que puedan llevarse sin él, es decir con ligas de silicona, las que suelen llevar un bordado, en muchos casos, muy bonito. Porque quiero ver siempre con las medias puestas a la mujer.

Otra cosa muy importante para los dos es lo que haríamos. Tú tendrías que desvestirte poco a poco, piensa como si fuera un pequeño strip tease, una provocación, hacer que te desee. Yo por el contrario te miraré, te observaré, te desearé y también quiero que sepas que me gustaría hacerte alguna foto con una cámara digital y mientras todo ello ocurre, me masturbaría delante de ti, aunque si no lo quieres no pasará nada más.

Besos (Iván)

Hola Piru:

Imagina que estamos hablando en tu casa con unos amigos que son los que nos han presentado, con buena conversación y a gusto.

Nuestros amigos se van y nos quedamos los dos hablando. La que hablas eres tú y yo escucho. Mientras hablas, tus pezones se transparentan por la blusa y yo pienso en la pedazo de hembra que tengo delante, con esos pezones y ese culo...

Pasado un rato interrumpo para darte un beso y meter mi lengua en tu boca, lentamente, tu lengua juega con la mía, mientras comienzo a bajar la mano, para tocar esos pezones que llevo un rato queriendo saborear. En ese momento te oigo jadear mientras meto la mano en tu jugoso coño y comienzo a tocarlo mientras tú me dices al oído todas las groserías que se te ocurren.

Mientras tanto te bajo las bragas y aparto la falda que llevas para ver el coño que todo este tiempo estoy deseando saborear y meter mi lengua en él. Cada vez jadeas más y mi lengua se mete en tu coño jugando arriba y abajo y chupando tu clítoris.

Te pregunto si quieres que te coma el culo. Quiero chuparte toda....

Me encanta el sabor de tu coño y comienzo a lamer tu ano mientras tú jadeas y me dices que quieres ver mi polla. Mi polla está tiesa y esperando para follarte mientras tú te mueves conforme mi lengua avanza.

Coges mi polla en la mano y comienzas a chupar...se oye el ruido de la tremenda mamada que estás realizando...entonces te pido que me chupes los huevos, en tu oído...

La siguiente escena es excepcional. Ver a una mujer como tú, abierta de piernas con ansias de ser follada y mientras la miro, suena el teléfono, es una amiga tuya con la que hablas mientras yo en vez de para comienzo a follarte de tal forma que se oye el ruido de los huevos chocando con tu culo. Pero tienes que mantener la conversación sin jadear...tu amiga no se dan cuenta y seguimos follando después...

Ahora es hora de utilizar tu precioso culo, lamiendo tu ano primero y mojándolo bien de saliva, para lueg...

Mañana seguimos con ello....y me dices si voy bien encaminado.

Un beso

.............................

Te empiezo a lamer el ano, por fuera primero hasta que introduzco mi lengua en él. Con la otra mano estimulo el clítoris y oigo tus jadeos cada vez mayores. Tomo la vaselina y te la reparto bien por el culo, mientras comienzo a acariciar tu ano con mi polla (tiesa como un palo)

Se oye el ruido de la vaselina, mientras mi polla entra en tu culo y mis huevos golpean tu coño, estás más húmeda que nunca...En ese momento tu marido entra y se queda mirando la enculada. Tú le miras pero sigues moviéndote y jadeando.

El te mira y comienza a masturbarse mientras ve como su mujer está siendo follada por el culo...por otro macho. En esto tu marido se acerca y te pone la polla en la boca para que se la chupes, pero mientras tú y yo seguimos y tu marido me mira mientras tu boca comienza a chuparle el miembro, cada vez con más fuerza y jadeando como nunca...

Cuando estoy a punto de correrme saco la polla y te lleno tu agujero de leche desde afuera, en pocos segundos tu marido se corren en tu cara y te llena de leche por todas partes.

Acto seguido nos tumbamos y tu marido me comentó que aunque no se lo esperaba le había parecido muy morboso. Mientras tanto, cuando dormimos me despierto y contemplo tu coño con las piernas abiertas sin que tú te des cuenta comienzo a chuparlo con energía...tu marido duerme al igual que tú. Sin más dilación meto la punta de mi polla que otra vez está tiesa y la muevo dentro de ti...me acerco a tu oído y te pregunto si te gusta.

Me encanta metértela en tu coño jugoso y prieto...en un momento dado la saco y en la misma postura (tú debajo de mí con las piernas abiertas) la meto en tu culo, mientras tú jadeas y me dices "...parezco una perra en celo"...."me encanta mmmmmmm aahhhhh". Tu marido sigue durmiendo y tu ano comienza a enrojecer.

Saco mi polla y me corro en tu rostro mientras tú abres la boca para beber mi leche....

Nos cuesta un rato reponernos de la follada, pero cuando tu marido despierta le propongo lo siguiente: Vamos a llamar a otras dos parejas que conozco y a una chica muy marchosa y jugamos a lo siguiente: Las tres parejas desnudas, los hombres sentados en sillas con los ojos tapados y todas las mujeres comienzan a chupar la polla de uno de ellos, siempre que no sea su marido. Los hombres tenemos que adivinar quién nos la está chupando...y quién gana folla con la mujer que quiera delante de todos los demás.

Cuando comenzamos siento como alguien lame los huevos y comienza a chupar mi polla, de repente siento como otra lengua chupa la parte del glande mientras la anterior moja mi ano...no puedo esperar y veo por una rendija que tú me estás lamiendo el ano como una posesa...menciono tu nombre y sin más...te pongo encima mío y tu comienzas a cabalgar mi polla ... mientras por detrás aparece tu marido y decidimos penetrarte los dos a la vez mientras las demás parejas miran el espectáculo. Te pregunto al oído si te gustan las pollas pués ahora verás lo bueno.

Los maridos de todas las presentes una vez que se corría uno, venía otro y comenzaba a follarte, por el culo, por el coño, nos cambiábamos de puesto...para que chuparas una verga a la vez que eras penetrada por tus agujeros...los jadeos eran indescriptibles...las demás mujeres te miraban pensando en tu suerte...

Terminamos bañándote en nuestra leche, en el rostro, el ano, el coño...y no creo que nunca vuelva a oir a una mujer gemir como tú, y humedecer tanto su coño...el olor era lo más erótico que he sentido...

Aunque el próximo día empezaríamos viendo la grabación que sin saberlo nadie hicimos de esto que te cuento, en lo que será una de las orgías más ardientes que ambos podamos imaginar...

Otro día...

Muchos besos (Javier)

Querida Piru:

Te cuento que a mi me pone muy caliente manejar y parar en un lugar público para que mi chica me chupe la verga...ese sentimiento que te pueden coger es lo mejor...pero de experiencia te digo que la gente se sorprende tanto cuanto te ve que no hacen o dicen nada.

Es tan excitante estar manejando y saber que te la van a chupar. Tener la verga bien dura y tener que detener la máquina. Tocarle la concha a la mujer y sentirla tibia y húmeda, deslizar mis dedos dentro de ella, uno a la vez. Sentirla mojada y tragándose mis dedos. Mirar a una chica a la cara cuando pasa por el carro y ve como te la chupan. Saber que la gente se va a sus casas con ganas locas de coger a su pareja o de masturbarse sin parar.

Coger un cuarto de hotel donde se escucha todo y follar toda la noche como una bestia hasta no poder caminar más...Saber que te miran y escuchan al follar. Es lo mejor....

A ti te gusta todo ello? (Haine)

Hola Guapísima ¿qué tal te va?

Te escribo desde un ciber café porque tengo el ordenador roto. Es una pena porque ya no me puedo masturbar con tus fotos. El otro día antes de llevar el ordenador cerré la tienda y me hice una gran paja con las fotos tuyas que no había visto de la página de revista amateur, y estaba tan cachondo que me corrí en la pantalla encima de tus fotos como si me corriera encima de ti. Fue algo raro que ya te contaré más detenidamente. Hasta la semana que viene no tengo ordenador pero bajaré al ciber a leer los mensajes así que escríbeme y dime cositas calientes. Si puedes, mándame una foto que aquí no puedo mirar tus fotos y no se si podré aguantar hasta la semana que viene.

Un beso guapa (Jarto)

Mi Querida Piru:

Me impresiona tu libertad sexual misma que se ve en cada uno de tus relatos, que aunque no he leído todos, me excitan los que he podido leer. ERES INSACIABLE PIRU? o simplemente quieres disfrutar de tu libertad?. Conforme más te voy conociendo siento que te deseo y me gustaría saber tu opinión. Te mando muchos besos deseando que te agraden mis palabras.

Atentamente tu amigo (Efrén)


piru_chantres@hotmail.com FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 20

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: