Inicio » Relatos de Confesiones » Lo que ando haciendo para Calmar mis Ganas - 3ª Parte

Lo que ando haciendo para Calmar mis Ganas - 3ª Parte

Como podrán ver, las aventuras con la naquita continúan y si... efectivamente, ya que desde aquella primera vez en la fiesta de la empresa hasta ahora nos hemos "encerrado" 30 veces y pues hay historia para rato, aunque tal vez no escriba cada una por que algunas fueron de mero tramite y no quiero aburrir a nadie con historias que no sean muy interesantes, si les platicare lo mejor de estos 30 revolcones mas lo que venga. (esta serie en vez de llamarse "Lo que ando haciendo para calmar mis ganas" se debería de llamar "Revolcándose con la naquita" pero bueno ahí queda para la opinión de todos ustedes)

Es importante aclarar que todo absolutamente todo lo que aquí digo es real y verídico 100% y por ello omito datos precisos como mi nombre, lugar especifico de residencia etc. Ya que mi esposa de vez en cuando se mete a navegar y aunque no conoce estos sitios no dudo que alguna vez caiga por ahí y entonces si no me la voy a acabar. Pero quienes deseen ponerse en contacto conmigo les aseguro que podremos tener una buena cyber amistad y por que no? En el caso de alguna naquita (o no naquita) si es posible hasta un buen "palito" nos podemos reventar.

Bien, después de este breve "summary" me arranco con lo que fue la tercera cogida (y eso que no soy torero).

Resulta que un viernes (como 5 semanas después de la "segunda cogida") en la fabrica organizamos entre algunos colegas ir a comer pizzas a la hora de la salida (los viernes por lo general salimos a las 17:30 hrs.). Allí en la pizzería iniciamos la suculenta comida acompañada de cerveza de barril oscura, por lo que terminando la comida le seguimos a las cervezas hasta por ahí de las 10:00 p.m. y ya medios "entonados" decidimos ir a una discoteca aquí mismo en el pueblo (éramos 3 hombres y 1 mujer y hasta ese momento yo ni me acordaba de mi guarris), llegamos a la famosa Disco, agarramos una mesa y pedimos un cartón de cervezas (para seguir a tono), uno de mis amigos empezó a bailar con la vieja que iba con nosotros y yo decía salud con mi otro amigo, hasta que por ahí en la oscuridad no se como alcanzo a ver: MI NAQUITA estaba allí con unas amigas suyas, ella también me vio y no dudo en acercarse a mi, al ver esto mi amigo se fue a buscar "pareja" y pues mi guarris que me saca a bailar.

Yo ya estaba medio "pedo" (que es cuando bailo mejor) y al llegar a la pista recuerdo que empezaron a poner música dance de los 80’s por lo que empezamos a bailar agarrados dando vueltas y entrelazando los brazos, etc. Y ya se imaginaran... yo medio "incrospido" y la carnota pegada a mi... de vez en cuando le pasaba mi mano por las "chistosas" o por su tremendo "tira-maíz" y ella ni se inmutaba, así seguimos bailando el tiempo que tardo ese tipo de música y a pesar de mi borrachera ya estaba yo medio caliente y ella creo que también pues cuando nos fuimos a sentar me daba unos fajes (ella a mi) que válgase la expresión "me quería tragar con todo y zapatos". Es importante mencionar que ella llevaba de vestir unas "camionetas" (botas con el tacón y la plataforma altísimos) negras como de gamucita, un pantalón negro ultra pegado en la cadera y acampanado de abajo y un sweater verde fluorescente que no combinaba para nada (pero en fin, ya me estaba acostumbrando a su forma naca de combinar la ropa y yo llevaba mi traje casimir aunque a esas alturas ya no tenia puesta la corbata y tenia alzadas las mangas de la camisa hasta la altura de los codos). El chiste es que entre "faje y chupe" se llego la hora de irnos (ya eran como las 2:30 a.m.) salimos del antro, cada quien de los amigos se fue y yo obviamente me quede una vez mas con mi adorable naquita a altas horas de la madrugada y medio borrachon.

Nos subimos al auto y ya sin preguntar y mecánicamente me dirigí al motel donde habíamos ido las 2 veces anteriores (ella no dijo ni pio, ya sabia que le iba a dar su racion)y para variar estaba cerrado. Por lo que emprendí el viaje a otro lugar de esos pero como ya iba mas borracho que cuerdo me tuve que parar a medio camino a "tirar el miedo" a lo cual mi naquis se moría de la risa pues me dijo que nunca había visto mear a un hombre. (pinche naca).

Ok, finalmente llegamos al otro motel y ahora cada quien se desvistió por su cuenta y seguramente por lo borracho que iba, no se me "paraba" a lo que ella pregunto: Ya no te gústo? (les digo que es una maldita naca), bueno pero después de acariciar como media hora su rechoncho cuerpo estaba listo (con la luz prendida y ella totalmente encuerada), ella se acostó hacia arriba y yo encima de ella, se la metí y otra vez... ojos en blanco, gritos gemidos, lonjas que se movían, etc. Pero como yo estaba briago, estuve limando sin exagerar como 40 minutos (al grado de que mis rodillas se estaban pelando por la fricción de estas con la sabana y el colchon) y no me podía venir, cambiamos de pose, llegue hasta a lamerle el culo diciéndole que necesitaba mucha excitación y eso era realmente excitante para mi así que se volteo y me ofreció su inmenso "animalote" justo en mi cara (eso si me acuerdo muy bien que lo tenia un poco sudado y con un ligero sabor a mierda) y tal vez eso fue lo que me hizo reaccionar porque empecé a sentir la inminente "venida" (mientras yo le chupaba el culo ella me la chaqueteaba torpemente) le dije que se volteara rápido para metersela y echárselos dentro de su biscocho, pero me gano el disparo y le fueron a caer por las chichis y una parte en su cara y en su cabello y el resto en la sabanas.

Sin querer la había llenado de leche pero ella se molesto y salió corriendo a bañarse. Yo me acosté y pensé (ahí la llevo, como quiera que sea hasta se trago un poco de mi néctar) evidentemente iba mejorando mi perversión hacia ella (y sin querer).

Ella salió de bañarse totalmente "en Cuernavaca" me sonrió y se acostó a mi lado, a mi ya se me había bajado un poco el "pedo" (no mucho pues todavía sentía que se me movía el tapete") pero podía platicar con ella, ya le pedí disculpas por el disparo perdido y su respuesta me dejo pendejo: No te preocupes mi amor, quiero que me los vuelvas a echar así, pero no borracho. Me dio un largo y salivoso beso en la boca y nos dormimos.

Al otro día al despertar (como a las 8:00 a.m.) ya no borracho pero con una crudota del tamaño del mundo me monté encima de ella y aunque no me lo crean me la empezó a chaquetear con sus aguadas tetas y de vez en cuando le daba un lenguetazo, ahí yo no aguante casi nada y como a los 2 minutos de esta "labor" solté mi jugo de pito (como ella me lo había pedido) entre sus tetas y nuevamente le llego a la cara, al cabello y hasta a una oreja. No lo podía creer, estaba haciendo lo que quería con mi naquita en apenas 3 sesiones pero ella ya se estaba ilusionando conmigo, lo que obviamente a mi no me interesaba, por lo que ahora tenia que trabajar en quitármela de encima y hacerle entender que ella era solo para "coger sin compromiso".

Después de esa excelente venidota en su cara y chichis guangas nos bañamos (ahora si los dos juntos), todavía allí en la regadera le manosee un largo tiempo su gordura, nos besuqueamos un buen rato, salimos nos vestimos y otra vez... a dejarla a su apartado rincón de la civilización (pues vive hasta la madre de lejos de la ciudad en un camino de terrecería) y despues yo, a mi casita.

Esta vez use la ya conocida técnica de la caguama (me la tome casi de un trago ya que me estaba deshidratando) para oler a alcohol. Toque la puerta de mi casa pero note que iba a abrir mi hija y que explicación le iba a dar a ella...?

No me quedo mas que en el momento que abrió, me deje caer hacia adentro entre el sillón de la sala y el piso (por cierto que me di un buen madrazo al momento de caer pues me pegue en la cabeza con la puerta y vaya que si me dolio) como si viniera muy borracho, (mi hija se espanto, se metio corriendo y llamo a su mama) mi esposa empezó a maldecirme y no me bajo de pinche borracho degenerado asqueroso, méndigo, mal ejemplo para la niña, etc. Sin embargo yo me hice el borracho dormido (entre sillón, suelo, mi cabeza que me dolia por el chingadazo y mis rodillas peladas del talloneo) y ya después como a las 14:00 hrs. me desperté (pues si me dormí de verdad después del show) invite a mis dos mujeres (esposa e hija) a un buen restaurante para bajarles el coraje y ahí quedo... no problems.

El siguiente relato será todavía mas audaz, ya que esta vez lleve a mi adorable princesa de tianguis a donde creen......?

Saludos a todos mis cómplices lectores y gracias por sus comentarios y criticas. FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 30

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: