Inicio » Relatos de Confesiones » Las Travesuras del Perverso Doctor No -2ª Parte

Las Travesuras del Perverso Doctor No -2ª Parte

 A la semana siguiente de nuestro primer encuentro, Román me llamó, bueno de hecho lo hizo toda la semana, pero ya tenía muchas ganas de estar nuevamente conmigo y yo con él, para que negarlo, así que sin planearlo mucho él decidió venir hasta mis rumbos, yo sin coartada para salirme ni mucho menos, decidí salirme y agregarle un poco de adrenalina al asunto, así que desvié las llamadas de mi teléfono doméstico hacía mi celular para que si me llamaban pudiera aparentar que estaba en casa…

Lo convencí de ir a un hotel muy cercano a mi casa, de esa forma podría regresar de inmediato en caso de algo urgente…

Llegó por mi finalmente, y nos dirigimos al hotel una vez allí comenzó el delicioso encuentro, ambos parecíamos niños con juguete nuevo, tenía ganas de comérmelo, con todo y que hacía apenas uno o dos días había tenido un encuentro delicioso con mi otro amigo “favorito”, aún así solo recordar las caricias prodigadas por mi perverso doctor me excitaron de solo imaginármelo…

De inmediato entramos al cuarto y me comenzó a meter mano debajo de la blusa que llevaba para cuando me di cuenta ya no tenía la ropa puesta, ni el tampoco, me recostó y mientras me besaba pasaba uno de sus dedos alrededor de mi clítoris, haciéndome estremecer en cada caricia, al tiempo que me decía.

Román: Me encanta como me la mamas…
D. Cherry: a mi me gusta mas hacerlo…
Román: Ya no quiero compartirte con nadie más, quiero que solo seas mía, no más amantes, solo yo…
D.Cherry: Bueno tu, mi marido, y mi amante favorito…
Román: No, solo tu marido y yo…
D. Cherry: No, quiero a los 3…
Román: Esta bien ya cederás…
D. Cherry: No pares sigue, mmmm….

Román chupaba mis tetas mientras jugaba con mi clítoris, realmente me estaba haciendo mojarme, como buen médico sabe bien donde y como tocar...

Román: quiero exhibirte, quiero cojerte en un lugar público, quiero que seas mi putita, y tomarte fotos…
D.Cherry: exhibirme?? Mmmmm…. Como…
Román: quiero que te pongas algo transparente, sin nada debajo, te pasearé por la calle y te cojeré en público….
D.Cherry: Ohhhh… si sigue así…., estás loco Román….
Román: te quiero sexy, quiero que uses falda para mi, y ropa sensual para que te exhiba… (nota aclaratoria: hace años que no uso faldas, y no me gusta usar medias, sin embargo soy muy femenina aunque me incomoden ciertas prendas)
D.Cherry: mmmmm….. aaaahhh siii…¿y como voy a justificar ese cambio?
Román: se que no será problema para ti, algo se te ocurrirá…

Mientras hablábamos el me tocaba y me besaba, me tenía tan excitada que le pedía, le rogaba que me cogiera…

Román: No todavía no, hasta que no aceptes todo lo que te he pedido…
D.Cherry: lo de la ropa lo acepto, lo de tener una relación exclusiva no, y lo de las fotos tampoco…

Román introducía apenas la yema de uno de sus dedos en la ansiosa entrada de mi chorreante vagína, y se detenía, después, para continuar estimulando mi clítoris. Cada vez que estaba apunto de alcanzar el orgasmo cambiaba y me hacía sentir cada vez más ansiosa y desesperada por sentirlo…

Román: hasta que aceptes o nos quedamos así…
D.Cherry: Oohhh, por favor papi, mira como me tienes, por favor ya cójeme, te necesito… le dije al tiempo que acariciaba su duro y caliente mástil…
Román: yo también te necesito, mira nada más como me tienes….
D.Cherry: Anda por favor ya cójeme!!! O sigue pero no me dejes así….
Román: ¿me darás lo que te pido?...
D.Cherry: La ropa si, exhibirme si, exclusividad no, las fotos no…

Román se detuvo en ese momento, se levantó, y yo me quedé allí frustrada y con unas tremendas ganas, que el mismo Román provocó, tenía tanto coraje que estallé en furia, al notarlo Román, regresó y me dijo: -esta bien, entiendo que no sientes por mi lo mismo que sientes por tu “favorito”, quizá con el tiempo”- y me besó de nuevo, honestamente yo estaba que ardía de deseo por ese hombre, y aunque una vocecita en mi cabeza me decía que saliera corriendo, en cuanto el me tomó en sus brazos y se apoderó de mis pezones me rendí por completo, dejándome hacer en sus manos…

Me recostó de nuevo en la cama abrió mis piernas y clavó su cara en mi vagína apoderándose de mi clítoris con sus labios, haciéndome llegar a tan ansiado orgasmo, para esos momentos yo ya no pensaba en nada más, solo quería sentirlo a como diera lugar…

Román me puso en cuatro patas sobre la cama y de golpe me penetró por el culo, sin previo aviso y sin lubricación alguna, yo estaba tan caliente y ansiosa que después de un brevísimo lapso de punzante dolor, casi de inmediato sentí alivio acompañado de placer, necesitaba sentirlo dentro de mí, al tiempo me hizo llegar una vez más al orgasmo…

Ahora necesitaba su leche para calmar mis ansias, le pedí que me la diera en la boca, sacó su pene y apenas unas breves chupadas a su pene y sentí su delicioso jugo de placer recorrer mi boca y llenarme la garganta…

Nos recostamos exhaustos en la cama y yo sobre su pecho, haciendo rulitos con su vello, pensando en todo lo que había pasado, me había dominado con mis propias armas, me aterraba la idea de dejarme tomar fotos pero me seducía la idea de entregar mi voluntad a cambio de placer ¿acaso era este hombre quien pudiera saciar completamente mis ansias?....

En mi cabeza daban vuelta muchas ideas al respecto, pero la que me parecía más peligrosa de todas era la de la posibilidad de abrir de nuevo mi corazón, ese es un lujo que no puedo permitirme, pero ahora por primera vez en muchos años sentía la duda sobre esa posibilidad…

Ya les contaré lo que pasó en nuestro siguiente encuentro….

Espero que disfruten leer este relato tanto como yo disfruté recordarlo…


Besos,


Dark Cherry



dark_cherry2004@yahoo.com.mx

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Categorias

Paginas

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: