Inicio » Relatos de Confesiones » Las Curvas de esos Chicos - 2ª Parte

Las Curvas de esos Chicos - 2ª Parte

Después de mi desanimado encuentro con el tipo aquel del pene curvo, desapareció de mi vida más rápido de lo que llegó, me ahorro la molestia de hacer comentarios al respecto, lo que me hubiera sido muy difícil por que no me gusta herir susceptibilidades, supongo que no hicieron falta palabras para que el se diera cuenta del resultado de nuestro encuentro, eso me agradó, a pesar de todo, era intuitivo…

Habían pasado unos meses o días, después de esto, la verdad que no lo recuerdo, siempre he sido muy mala con las fechas y con los nombres mucho peor, que bendición contar con mi asistente, de no ser por ella no sé cuantas metidas de pata habría tenido, ahora que no la tengo la extraño, es increíble como se puede uno hacer co-dependiente de las personas…

Retomada la calma me volvió a llegar el apetito de siempre, y conocí a un chico, joven, una vez más, era algunos años más joven que yo, tendría unos 24 o 25, recién egresado de su carrera…, no recuerdo cual pero era humanística, no era la misma que la mía pues creo que lo recordaría, mmmm… tengo 33 años y ya tengo mis lagunas mentales, jajajajajaja bueno achacaré estos pequeños olvidos a mi cortesía de dama, así que por favor, no comenten nada, lo que olvidé es por la cortesía de la discreción ok?

Este chico llegó a mi primero para pedirme consejo, se “tuvo que casar” hacía poco tiempo, con una chica que no era precisamente su alma gemela, pero como venía un pequeño en camino, asumió su responsabilidad y como sucede en estos casos, el resultado fueron 3 seres igualmente infelices, ella, por que tampoco sentía que Julio fuera su príncipe azul, Julio, por que no se entendía con ella, como suele ocurrir pasado el fuego, y se dan cuenta que no tienen nada en común, y el pequeñito, hijo de ambos que es la víctima más inocente de las circunstancias….

Aún así, como siempre lo he dicho, por muy infelices que sean, los hombres casados rara vez se divorcian, así que resignado a su suerte (mejor dicho a sus decisiones) llegó a mi, este chico era diferente a los anteriores…

¿Por qué?, por que era muy tierno, muy romántico y muy dulce, tanto que hostigaba, y no es que no valore una linda frase para iniciar el día, es simplemente que no me agradan los excesos… pero mientas me daba motivos para aburrirme de él, me dejé querer…

No me juzguéis, a pesar de todo, lo tengo en mi naturaleza, a todas las chicas nos gusta que nos conquisten, nos enloquecen los detalles, y nos encantan las flores, así que lo dejé ser tal cual era, no impuse reglas de inmediato, preferí por esta ocasión dejarme llevar por las circunstancias…

Julio, me llamaba todos los días, me decía mil dulces cursilerías, de esas que nos encantan; lo confieso, me alegraba el día, Julio trabajaba a unas calles de donde yo tenía mi oficina, así que un día de tantos me llamó y me citó en la tienda departamental ubicada abajo del lobby del edificio donde yo trabajaba, me dijo que solo disponía de 20 minutos y que no me quitaría mucho tiempo…

Bajé y pude comprobar que sus ojos son mas bonitos en vivo que en fotografía, me lo imaginaba un poco más alto, a pesar de que se describió, era bajito pero con unos ojos de esos que te llegan hasta el alma, grandes, profundos y dulces….

Me acerqué despacio el me reconoció de inmediato, sonrió y me besó profundamente, nuestras lenguas jugaban, me tomo de la cara y me miró, para continuar besándome…

De momento recordé que alguien podría vernos, y me dijo que si lo acompañaba a su coche, acepté y me tomó de la mano, cuando llegamos me besó nuevamente, y me dijo que había venido por que no podía pasar un día más sin probar mis labios, abrió la puerta del auto y sacó una rosa blanca, me la dio acompañada de otro dulce beso, y se alejó….

Me dejó encantada con el detalle, el cual repitió en muchas ocasiones, hasta que decidí que ya era tiempo de dar un paso más, así que acordé con él que pasara por mi, como siempre a la hora de la comida…

Le di a mi asistente la versión de siempre, “comida con un cliente, llevo el celular encendido, procura no necesitarme”, por su puesto que mi intuitiva asistente sabía que hacía algo más que comer, aunque no podía asegurarlo, decía que cuando regresaba de comer con ciertos “clientes”, regresaba con una sonrisa y un brillo especial en los ojos, o a veces con cara de pocos amigos, y un genio de los mil diablos, jajajajajaja…

Bajé pausadamente, y me di el lujo de sacar mi espejito para revisar mi maquillaje una vez más antes del encuentro, me abrió la portezuela del cochecito blanco que llevaba, (supongo que era de la compañía para la que trabajaba, aun que no tenía logotipo alguno) y nos encaminamos hacía un hotel cercano a mi oficina, el cual por su puesto “yo no conocía…”

Contrario a lo que otros habían hecho antes, Julio no me tocó en todo el trayecto, suspiraba pero no me decía nada, cuando llegamos a la habitación, me preguntó -¿estas segura de que deseas hacer esto tanto como yo?-

Sonreí, y le dije –por supuesto mi amor- ¡me pareció tan tierno el detalle!, aunque en mi mente yo ya tenía prisa por sentir, por entregarme, por ser tan puta como lo he sido apenas toco la cama, y contuve una carcajada….

Me desvistió nerviosamente, sus manitas temblaban, me hacía sentir tan dueña de la situación, supongo que tenía muy poca experiencia, por eso se había tenido que casar, y yo nunca hice preguntas, en realidad no me importaba, así que al principio decidí esperar y dejar que hiciera lo que el considerara conveniente…

Me desnudó, y me recostó en la cama al tiempo que me besaba, y mientras recorría mi cuerpo dulcemente con sus manos decidí cambiar mi postura y darle un placer que, por lo que noté no había experimentado antes, así que desabotoné su camisa, el pantalón y dejé salir su miembro ansioso, cuando ¡oh, sorpresa! Era curvo, quizá un poco más ancho que el de mi anterior encuentro…. Así que me decidí a sacarme la espinita y averiguar si un miembro así bien usado me provocaría una sensación diferente….

Sin decir más, me incorporé y lo deposité en mi boca, por supuesto Julio no se lo esperaba, ni en sus sueños más guajiros lo imaginaba, (esto me lo dijo después), metí solo la punta pasando mi lengua por su orgullosa corona, el emitió un gemido inesperado algo así como: ¡woooow, Nena, que rico!.....

Lo saqué y pude ver la sorpresa de su rostro, sonreí y comencé a pasar mi lengua por lo largo de su delicioso pene curvo, me detuve en sus testículos a los que les di algunos chapetones muy suaves, su respiración estaba sumamente agitada, él posó sus manos en mi cabeza y me acariciaba el cabello, mientras que yo metía todo su miembro en mi boca, al menos hasta donde más podía, pues mi boca no es muy grande, y le di la mejor mamada de su vida, yo la estaba disfrutando tanto o más que el, me sentí pervertidora y eso queridos amigos es sumamente excitante….

De repente me dijo: ¡Para!, ¡por favor detente me voy a ve…! Demasiado tarde, esa era mi intención, lo hice venirse en mi boca, y recordando lo visuales que suelen ser los hombres me hice un poco para atrás para que su semen salpicara en mi cara y el resto lo recibí gustosa en mi boca, Julio no se la creía, en cuanto dejó de salir su placer, me levantó y me recostó en la cama… Estaba frenético, me besaba y pellizcaba mis pezones, abrió mis piernas y posó su cara en mi coño, comenzó a darle lengüetazos, se apoderó de mi clítoris y le daba pequeños mordiscos, un poco torpes al principio, pero como un conocimiento innato, pronto encontró la forma de darme placer, mmmmm… lo hacía tan rico, y me decía…- Tantas veces soñé con hacer algo así, me encantas, te quiero nena- … al tiempo que chupaba mi clítoris y jugaba con uno de sus dedos en la entrada de mi vagína, para ese momento yo estaba empapada, y estaba ansiosa por probar ese pene curvo que se había convertido en una obsesión….

¡Cójeme, Julio!, ¡Cójeme que ya no puedo más mi amor! Le decía, el ya estaba más que repuesto, estaba listo, duro, erecto, y con más lechita para mi….

Subió mis piernas en sus hombros y me penetró de un solo golpe, tenía la misma prisa que yo, me cojía con fuerza, entonces lo pude sentir, lo metía hasta el fondo y la forma de su pene curvo hacía arriba le permitía rozar las paredes de mi vagína con mayor facilidad, se agachó un poco y se apoderó de una de mis tetas con su boca, sin cambiar el ritmo, Uffffff…. Me llevó a la gloría, mi clítoris palpitaba con fuerza, Julio podía sentirlo, y yo me mojaba con mi propio orgasmo, entonces le pedí que me diera por el ano, me tenía tan excitada!!!….

-¿De veras, puedo?-, preguntó tiernamente y sorprendido una vez más por mi cachondez… ¡por lo que más quieras hazlo ya!, le contesté, y me volteé en cuatro, con cuidado comenzó a penetrarme por el ano, que por cierto no era virgen mi marido ya le había dado uso muchas veces, además estaba tan mojado su pene de mis jugos que entró con cierta facilidad, MMMmmmm… de verdad que este chico, no sabía lo que tenía guardado, me cogió con más fuerza, yo sentía que me temblaban las piernas, el estaba loco de placer y me estaba enloqueciendo a mi sin duda, finalmente me hizo llegar nuevamente… y sentí que el se venía, estaba tan sensible que pude sentir el calor de su semen aún a través del condón….
Lo sacó y se dejó caer a mi lado, contrario a mis costumbres el fue quien se recostó en mi pecho y se apoderó de mis tetas con su boca, mientras reposábamos, me decía que me quería que si yo se lo pedía dejaría a su esposa, aunque seguiría haciéndose cargo de su bebé, yo no contesté nada en ese momento, no quería arruinar el momento…

Nos vestimos y regresamos cada quien a su vida, cuando entre a mi oficina, mi asistente me sonrió y al tiempo que me entregaba algunas notas con recados, me preguntó ¿estuvo rico el menú de hoy?...

¡Delicioso querida, delicioso!, conteste; a Julio lo vi solo una vez más el día de mi cumpleaños, esto lo hice por salud mental, más de él que mía, seguimos siendo amigos, pero puse tiempo y distancia para evitar emociones….

Espero que hayan disfrutado leer este relato tanto como yo disfruté el recordarlo…

Besos,


Dark Cherry

dark_cherry@yahoo.com.mx FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 28

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: