Inicio » Relatos de Confesiones » El Tatoo - 2ª Parte

El Tatoo - 2ª Parte

Despues de 2 dias de ponerse el tatoo, a Leire se le empezò a poner rojo,
asi que fuimos otra vez a la tienda para comentàrselo a Antonio. Alli, le
vimos junto a una chica en su mostrador..La tienda tenia la parte de la
entrada dedicada a la venta de articulos eròticos, con un mostrador que es
donde nos atendiò Antonio, y un pasillo con dos salas a los lados para
tatuar. Al final del pasillo tenian una sala con cabinas para ver videos o
actuaciones eroticas (las cabinas estaban en circulo rodeando una zona donde
se hacia el espectaculo,con cristales de espejo para no verse unos a otros),
y otra sala donde hacian algunas fiestas privadas. Nos saludamos los 4, y
nos presentò a la chica (era una bailarina de las de la sala de cabinas).

Antonio nos mandò pasar a su salita para ver como estaba el tatoo, asi
que alli fuimos. Entramos y leire se quitò el bikini y se subiò el vestido
para enseñarselo. Al verlo dijo que era normal, porque la piel estaba
todavia sensible y la braguita lo habia rozado mucho. Nos dijo que lo mejor
es que se pusiera unas braguitas que no tocaran el tatoo, unas minusculas
que no tapan casi nada.Leire dijo que no tenia y rapidamente Antonio dijo
que nos regalaba un par. Salimos de la habitaciòn los 3 para ver que tenia
en la zona de venta de articulos. Nos enseñò 2 modelos que servian para
nuestro propòsito, unas rojas y otras blancas. Leire estaba con el vestido
pero sin la braga del bikini, que estaba en la sala. Antonio la mandò
ponerse la roja a ver que tal la quedaba, y Leire le dijo que donde estaban
los probadores. Antonio la contestò que no tenian, pero como no habia nadie
en esa zona que no la diera verguenza. Leire se puso las rojas y nos las
enseñò. En una pared habia un espejo y fue a mirarse. Por detras eran tipo
tanga, con un pequeño tirante que se la metia entero en el culo.Por delante
era minusculo y se la veian los pocos pelos que tenia en el coño. Leire se
sujetò el vestido en la cintura y se miraba en el espejo para ver como la
quedaban por detras. La dijimos que estaba preciosa, y lo màs importante, no
la tocaban el tatoo por ningun sitio. Estando alli los 3 entraron en la
tienda dos chicos, y Antonio fue a saludarles. Se quedaron en el mostrador
de la entrada, a unos 5 metros de nosotros. Leire y yo esperàbamos que
volviera Antonio. Los dos chicos fueron a ver peliculas porno para alquilar
a unas estanterias que estaban a nuestra derecha. Antonio volviò y nos dijo
que eran clientes asiduos del pequeño videoclub que tenian.

Leire nos volviò a enseñar las bragas rojas para recordar que nos
parecian, nos hacia de modelo. Mientras se giraba para poder verla el culo,
me di cuenta que los dos chicos se habian dado cuenta que estaba en
braguitas y no paraban de mirarla. Antonio la dijo que se pusiera las
blancas para ver como la quedaban. Leire se soltò el vestido, ya que lo
tenia pillado por la cintura, y asi no se la veria nada mientras se las
cambiaba. Se puso las blancas y nos las enseñò. Eran tambien tanga por
detras y por delante aun un poco mas pequeñas. Ahora se la veia màs pelo, y
èstas eran casi transparentes. Se la notaba perfectamente los labios
afeitados y el poco pelo que tenia en el pubis. Se volviò a atar el vestido
a la cintura y se mirò en el espejo. Los dos chicos estaban mirandola
descaradamente, y eso a mi me ponia muy caliente. Uno de ellos vino a donde
nosotros y le preguntò a Antonio si tenian una pelicula en especial. Antonio
le dijo que la habian alquilado y que no tenian otra igual. Se quedò mirando
a Leire y la dijo que estaba muy sexy con esa prenda, que se la comprara.
Leire le contestò que era muy bonita pero que la gustaban màs unas rojas. El
chico la contestò que estas eran màs bonitas que las rojas que habia tenido
antes, que la hacian màs picarona. Al decir eso nos dimos cuenta de como no
habian dejado de mirarla en ningun momento.

El otro chico vino a donde nosotros, nos saludò, y le dijo a Antonio que
êl y su amigo se metian a una cabina a ver una actuaciòn de una bailarina de
strep-tease, ya que Leire les habia puesto a 100.Antonio les contestó que
deberian esperar algo más de media hora, porque la chica estaria ocupada
durante ese tiempo, pero que si querian les podia ir poniendo unos videos
para que la espera fuera más corta.Uno de los chicos la mirò a Leire y la
dijo que menuda faena les habia hecho, les habia puesto calientes y ahora no
se podian tranquilizar con una actuaciòn. Leire le contestò que no habia
sido su intención, que lo sentia mucho, y entonces el otro chico dijo que
podia hacer algo para remediarlo: como ya la habian visto en braguitas pues
podia hacerles una actuaciòn sin que sintiera pudor. Que terminara en
braguitas y todo arreglado. Antonio dijo que la sala de cabinas era solo
para sus bailarinas pero que como eran clientes de confianza y estaban
vacias, pues podia hacer una excepciòn. Leire me mirò y me dijo que si no me
parecia mal, a lo cual yo la dije me daria morbo verla, asi que podia
hacerlo. Antonio les acompañò y les puso unos videos para ir calentandoles.
Ellos se metieron cada uno en una cabina, y Antonio y yo fuimos con Leire a
la sala de tatuajes donde teniamos nuestras cosas. Antonio me dijo que yo lo
pasaria genial, que disfrutara del momento, y a Leire la dijo que bailara
sensualmente y que parara cuando quisiera. La diò una minifaldita y una
camisa blanca y la dijo que se lo pusiera, que era mas sexy que el vestido
de ella. Iria de colegiala.

Antonio me acompañò a una cabina para poder verla, pero antes de entrar
pude ver que ademas de las dos cabinas de los chicos y la mia, habia otras
tres ocupadas. Leire iba a tener mas publico de lo hablado.Se lo dije a
Antonio y me contestò que tenia que ganar dinero, que no comia del aire pero
que no me preocupara porque era gente de fiar. Me metiò en la cabina y me
cerrò. Estaban dando un video porno y la ventana que daba a la zona del
streptease estaba tapada por una cortina. Tras 4 minutillos la cortina se
abriò y vi a Leire entrar en la sala. Tenia puesta la minifalda que la
llegaba por la mitad de los muslos y la camisa blanca anudada al ombligo, y
un sujetador que la levantaban las tetas una barbaridad. Estaba cañòn! se
diò una vuelta por la sala para que la pudieramos ver perfectamente y por
cada espejo que pasaba mandaba un beso como para saludar al inquilino de la
cabina. Luego se fue al centro nos diò la espalda y se agachò despacio
enseñandonos cada vez un poco màs de sus muslos hasta que al tocar con sus
manos el suelo nos enseñò como la braguita se la metia por el culo. Se
agarrò a una barra y empezò a bailar suavemente mientras se tocaba las
piernas, luego se puso a saltar y las tetas la botaban de una manera
tremenda.Se la saldrian si no paraba! Se acercò a un espejo y se soltò el
nudo de la camisa y se la quitò. Tenia un sujetador increible, yo nunca la
habia visto las tetas tan arriba y tan apretadas. Diò otra vuelta y parò en
el centro.Empezo a bajarse la faldita lentamente y se la quitò. Tenia
puestas las braguitas rojas que ibamos a llevarnos, y estaba super sexy. Yo
me puse tan caliente que empezè a masturbarme en ese momento. Estaba mi
novia en ropa interior delante de otra gente!

Se sentò en una cama y abriò y cerrò las piernas para que pudieramos
calentarnos aun màs. Lo planeado era hasta ahi, y yo creia que pararia en
breve asi que quise disfrutar y terminar mi masturbaciòn ràpido. Leire solia
estar en topless en la playa por lo que me imaginè que se quitaria el
sujetador(lo deseba), y fue justo cuando se levantò y se bajò los tirantes.
luego se quitò el sujetador muy sensualmente y nos enseñò las tetas. Se
acercò a los espejos, se puso las manos en la nuca, cerrò los ojos y empezò
a mover suavemente las tetas de un lado a otro con el giro de sus caderas.
Eso me puso a 100! Luego empezò a tocarse los pezones, y los tenia duros,
duros. estaba muy excitada, y se diò otra vuelta por la sala.Se puso en el
medio y se metiò una mano en las braguitas para acariciarse el coño. Era
algo tan morboso! Se estaba masturbando alli! Luego se chupò el dedo y se
girò. Permaneciò girada un rato y comenzò a bajarse un poco las braguitas.
¿se las quitaria? eso era demasiado! aunque no me importaba porque estaba
calentisimo. Siguiò bajandoselas y se las quitò por completo. Seguia de
espaldas y la estabamos viendo el culo tan bonito que tenia. De repente se
girò y nos enseñò su coño. Se quedò quieta medio minuto sintiendose deseada
y mostrandonos sus encantos, y luego puso la silla junto a los espejos y se
sentò en ella. Abriò las piernas y empezò a masturbarse. tenia el clitoris
mojado y gemia de una forma tremenda. Se metia los dedos y los sacaba, nos
mostraba el coño hùmedo y nos ponia a 100. Tras 5 minutos asi y un par de
orgasmos se levantò y retirò la silla. Se tumbò en el suelo y abriò las
piernas de par en par para que pudieramos ver unas vistas maravillosas.
Luego se levantò y se puso las braguitas y el sujetador, diciendonos (pero
sin poder vernos porque el cristal era de espejo) que esperaba que lo
hubieramos pasado bien.

Yo jamas hubiera pensado de lo que era capaz Leire, pero despues de ese
dia....todo podia pasar.

holita150@hotmail.com
FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 19

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: