Inicio » Relatos de Orgias » Mi ex y su Actual

Mi ex y su Actual

Hola Soy un hombre que ha reincidido en el matrimonio. Me he casado por segunda vez, con una joven mujer y no me arrepiento. Pero lo que voy a contarles, es lo que me ha sucedido y que entiendo es algo ciertamente curioso.

Me case la primera vez, con mi primera novia, una mujer bella, extraordinaria, inteligente y muy querible. Todo anduvo bien en 5 años de matrimonio, mas, algunos desgastes normales y algunas inapetencias de mi mujercita, me pusieron en falta. Yo la apetecía continuamente y quería sexo todos los días, es mas, creo que la hubiera montado varias veces al dia siempre claro esta, que el físico me aguantara. Estaba, y esta buenísima. Y eso a pesar de la que tengo ahora es mejor quizás, me hace recordarla bastante. Pero bueno, yo me calentaba con mi mujer, y descargaba mi calentura con mi secretaria.  Pero un buen día, un buey corneta me vendió, y mi mujercita se puso de muy mal humor. Así, fue que al poco tiempo, nos separamos. Yo seguí consolándome con mi secretaria. 

Al año, me entero de que ya mi ex mujer se casaría con uno de nuestros mutuos amigos. Un poco me dio bronca, pero la cosa era así, y así la debía yo soportar. Quise concretar con mi secretaria, pero esta, que tenía novio, me planteó claramente sus intenciones de casarse con su novio, y que yo solo tenía el papel de amante.  Anduve algún tiempo bajoneado hasta que fui por obra de la casualidad a dar con una chica joven, bonita y muy talentosa en la cama. Por pura casualidad nomás, era sobrina del actual esposo de mi ex mujer Lucía. Pero ese motivo ha hecho que nos encontremos en algunas reuniones familiares, que nunca faltan. Yo cada vez que veía a mi mujer me puteaba interiormente, porque cada vez se esta poniendo mas fuerte. Pero tengo flor de mujer en casa y eso me lleva a la calma. Pero, hace algunos meses….. y a eso viene este relato…. 

Juan, el tío de mi mujer actual y el marido de mi ex mujer, aprovecho una fiestita de bautismo y se me acerco con la sana idea de plantearme un problema de alcoba que tenia con mi ex. Para cuanto arranco con su tema, crei caer en  cuenta que era lo mismo que me había pasado a mi, pero no….. no era tan así….. porque si bien, mi ex no le daba buen sexo, ella aducía que su desgano venia porque en realidad me extrañaba a mi, en la cama y follandola. Y el hombre se despacho, con que ellos se querían mucho, que lo habían hablado y estaban dispuestos a pedirme que compartiera algunas veces la cama con ellos, a los efectos de darle el gusto a mi ex de recordar mis embestidas.  Se me quemo el bocho….. porque si bien, yo siempre hubiera querido seguir enfierrandomela a mi ex, en realidad la perdí, por que ella no se dejaba hacerlo siempre, y ahora venia a pudrirme el balero. 

En esa ocasión le dije que lo pensaría. Mire a mi mujer desde lejos, y le devolví la sonrisa, y me dije….. estoy perdido. Yo sabia que por mas que lo pensara, pecaría, sin duda pecaría. Esa noche, ya en casa, Raquel, mi mujercita, me pregunto sobre que hablaba con tanto entusiasmo con su tío….. y no sabia yo que contestarle…. Asi que dije falseando…. De fútbol…. Que raro, dijo…. A ese jamás le había interesado el fútbol, así que no no andes con vuelta….. porque si te contó algo de mi, yo ya te lo he contado bien eh? Es cierto…. Me había contado que fue con su tío, su debut sexual. Pero fue una sola vez y jamás otra….. Creo que esa noche, la hice transpirar a mi Raquel…. Porque la lamí, bese, masaje, y le di como un poseído, ya que me imaginaba a mi ex, y me ponía frenético.

Pasaron unos meses desde aquella primera intentona de Juan.  Esa tarde estaba yo guardando el coche en el garaje que esta a dos cuadras de mi ex domicilio. Camine esas dos cuadras lentamente, como apaciguando mis ansias, entre a la casa, con la llave que siempre tuve… y tal como habíamos quedado, me prepare a subir al dormitorio. Allí estaban ellos, esperándome….. el se sentó en la cama, y ella expuso todo su esplendor estirándose tan larga y esbelta era en aquella cama donde tanto yo la había deseado. Se acerco tal una gata en celo, y lo primero que dijo….. – Aca no hay problemas, porque lo tenemos recontraconversado, estando totalmente de acuerdo y deseosos de hacer lo que vamos a hacer.- Yo no quería pensar, y ayude a que ella me desvistiera, para quedar tal cual ellos, completamente desnudo. Me sorprendió que ella llevara la batuta y dirigiera las acciones, al encaramarse para comenzar a darme una bienvenida dando besos y lamidas a mi verga ya parada. El metía sus manos entre sus nalgas y la acariciaba, y ella me dio una chupada agradable como para que me diera cuenta que las cosas en esa cama habían cambiado. 

Nos abrazamos con calentura, y Juan se puso a un lado, filmando el reencuentro entre mi amada Lucía y yo. Toque cada palmo de su carnoso y firme cuerpo, y en cada centímetro encontré una devorante formula de calentura femenina.  Dejo, mi polla, me miro y me exigió….. Dámela toda…. Y se puso en cuatro. Ya mi verga húmeda por su saliva, entro en contacto con su vulva mojada, semiabierta, a la que hubiera querido chupar antes de clavármela, pero….. obedecí y se la enterré lenta pero sin pausa hasta sentir que mis huevos se estrellaban contra sus palpitantes nalgas. Ella quería triangulo, porque manoteo a su Juan para chuparle la verga, mientras yo la embestía con firmeza. Me sorprendí, sentirla acabar tan pronto, y ellos festejaron también como una novedad. El la provocaba a que gozara, y ella le respondía que viera como era ella de puta conmigo…..Fue así que me tumbo y se monto para cabalgarme con buen ritmo y mucho salero…. Abría su boca, balbuceando obscenidades, me besaba, me refregaba…. Y yo comencé a dudar de mi capacidad de conocer a las mujeres, porque no me la hubiera imaginado nunca en esa acción de alta calentura….. y menos aun cuando le pido a Juan que le metiera un juguetito en el ano. Gozaba como un perra…… y me lo decía sin vueltas…… y hasta me fue explicando que se estaba preparando el hoyito para que yo le rompiera el culito….. Queres, queres verdad? Me decía…… Si mamita, si mamita, respondía yo. 

Así fue que otra vez puesta en cuatro, le di por el hoyito trasero, y fue la primera vez que se lo hacia sin discutir nada…… fue la primera vez que ella lo entregaba por propia voluntad. Terminamos haciendo tríos de diversas formas y hasta una doble penetración que la llevo a delirio sexual. Yo quede extenuado, y ella solo atinaba a besarme y pedirme que aceptara hacer esa reunión una vez por semana. Que quería gozarme como no la había hecho antes, por tonta, que ahora sabia lo que había perdido, pero que estaba bien y que podíamos recuperar lo perdido.El asentía como un cornudo asumido. Juan era un buen anfitrión, la preparaba, la calentaba, le daba lengua hasta ponérmela justo y a punto para que yo la reventara a placer de fornicacion emblemática. Asi entramos en una rutina de buen entendimiento. Ella estaba dispuesta a abrirse muy degeneradamente a nuestros instintos de poseerla. Mi ex es ahora una hembra infernal.


FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 34

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: