Inicio » Relatos de Orgias » Adicta a la Leche

Adicta a la Leche

La chica les abrió la puerta vestida con una minifalda que dejaba ver sus piernas largas y perfectas.Después de días y días chateando e intercambiando fotos, practicando sexo virtual, todos sabían que ahora venía lo más jugoso:follar entre los cuatro.
Vania tenía todo preparado...Sus padres se habían ido, los criados también...estaban solos y podrían practicar tranquilos todas las fantasías que se expresaron en el chat.
-Soy Vania, aunque ya lo sabréis, dijo después de abrir.
-Marc,Lenny y Travis, dijo el más corpulento, señalándose primero a sí mismo y luego a los otros dos.Aunque también supongo que lo sabes.
-Si, las fotos eran muy claras.Pero en vivo sois más...¿cómo diría?¿voluminosos?..., sí eso, y me agrada mucho, sobre todo por si tenéis los genitales tan grandes como el resto.
-¿No pierdes el tiempo, verdad, nena?, dijo Travis, avanzando hacia ella sin vacilación.Eso es lo que más me gustó de tí, desde el principio.Quieres follar y lo dices.Quieres que te hagan esto y también.Quieres hacer algo y lo haces...Yo también.Por ejemplo, ahora quiero que te desnudes.Quiero verte las tetas y el coño.
-Eso, quedémonos en bolas, dijeron a dúo los otros.Y sacándose la ropa a toda velocidad, mostraron a la chica los estupendos cuerpos negros como el ébano, y ella les regaló la visión de su cuerpo blanco, de tetas redondas y perfectas, y de su coñito depilado..
-¡Que buena que estás Vania!-dijo Marc, mientras la inspeccionaba con la vista y con las manos.Estírate en el suelo que quiero verte el coño abierto.
Ella obedeció, ni corta ni perezosa, estirándose sobre la alfombra y abriendo las piernas al máximo posible. Con ambas manos estiró los labios de la vulva mostrando el agujero inerior, que se contraía y expandía como pidiendo a gritos que lo follasen.Los tres puestos de rodillas le miraron la vulva rosada mientras sus pollas se iban empinando, viendo cómo de la grieta salían gotas de líquido cristalino.
-Mmm, tienes el coño sabroso, como a mí me gusta dijo Marc, e inclinándose empezó a comerle el chocho y a meterle los dedos dentro mientras los otros dos se meneaban la tranca mirando el espectáculo.
El sueño de Vania era ser la única mujer en una orgía.Deseaba intensamente que la follaran muchos hombres, que le metieran a ser posible dos pollas por el coño, una por el culo, dos en la boca, y que los hombres restantes(muchos más), se masturbaran sobre ella, y ver desde abajo cómo se movían las manos y las pollas grandes, rectas, curvadas hacia arriba, de blancos, negros, jóvenes, viejos, gordos, delgados, altos, enanos...y que todas esas pollas descargaran a chorros el semen sobre su cuerpo.Quedar cubierta de leche, embadurnarse en ella, comérsela, tragársela por entero, hombres eyaculando durante horas, en un delirio lácteo sin final.Tres no eran toda esa multitud, pero igual podían entrar al unísono en sus orificios, y correrse muchas veces dentro y fuera de ellos.Y los hombres estaban al tanto de sus apetencias, y gustosos ordeñarían sus pollas una y otra vez para complacerla...
Poniéndose de rodillas, la rubia empuñó una polla en una mano y una polla en la otra.El tercero se la frotaba furiosamente frente a su cara.Frotó y frotó hasta lograr la primera descarga masculina:Chorros de semen le golpearon el cuerpo, chorreando luego y dejando regueros blancos por su piel.El que estaba de frente haciéndose una paja soltó una catarata de leche traslúcida, que fué a dar en la cara de Vania, resbalando hacia su boca.Ella sacó la lengua y recogió la sustancia con fruicción, tragándose hasta la última gota.La visión de las corridas la puso a mil por hora:-Folladme todos por delante, por detrás y por la boca.Quiero quedar cubierta de vuestra leche...
Marc se tendió en la alfombra, la polla recta otra vez sólo de ver la calentura de la chica.Ella se metió aquel inmenso vergajo con furia, hasta que lo tuvo todo adentro, y entonces empezó a cabalgar al muchacho como si en ello le fuera la vida.
-Siií, decía, ahora méteme una polla bien gorda por atrás, dame por culo, ahora, quiero una polla atrás ahora!De inmediato, Travis la ensartó por el agujero del culo, que se abió elásticamente al paso de su verga,yLenny, de rodillas, le metió el enorme rabo en la boca, cogiendo su cabeza y obligándola a moverse hacia arriba y hacia abajo, para engullir y soltar, engullir y soltar, alternativamente, su polla caliente.
-Ohhh, jadeaba, chúpamela así....te voy a llenar de leche tu boca, nena, chúpamela...no pares....
Ella no le contestaba porque tenía la boca llena, pero aceleró el vaivén hasta que el chico se corrió mientras empujaba furiosamente con la pelvis para que la minga entrara más y más.Los otros dos, bombeando también de manera incontrolada, llevaron a Vania a correrse en oleadas salvajes...Cada contracción de su vagina les apretaba la polla como una mano de acero, y su esfínter también latía al compás , aquello fué la gota que colmó el vaso, y dejaron caer la segunda tanda de esperma dentro de las vísceras calientes de la rubia.La leche rezumó y manó de sus orificios, y ella se la repartía por la piel con deleite.
Con la boca, las manos, las tetas,los excitó nuevamente.Pasaba los pechos por los vientres,les acariciaba las espaldas con los duros pezones, y los tres se fueron empalmando de nuevo.Cuendo estuvieron a punto de explotar, les pidió que echaran su leche en platos que había traído, los fué lamiendo como una gatita,comiéndose el producto de las tres corridas a lenguetazos.Lo único que le faltaba era ronronear.Y mientras comía, le lamieron el coño, hasta que les derramó enla boca un torrente de flujo.
La sesión siguió y fué maratoniana.Cuando se iban caminando en dirección al metro, los tres se sentían como vacas después de una larguísima jornada de ordeñe.
-Nunca había visto algo así...pero ha estado de puta madre...¿no?
-Sii, esa chica es una adicta a la leche...pero ojalá me encontrara a menudo con mujeres con esa adicción...Sería el \\\\\\\"ordeñado\\\\\\\" más feliz del mundo...Yo cojo el autobús aquí, muchachos, así que me despido.Me voy a casa a dormir y reponer fuerzas.¡Hasta la noche, nos vemos en el chat!

silvia FOTOS

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Estadisticas Usuarios

  • Online: 22

Categorias

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: