Inicio » Relatos de Familia » Como me coji a mi Suegra - 1ª Parte

Como me coji a mi Suegra - 1ª Parte

19.11.2007. 00:00

 Tenìa yo como tres años de casado, y estaba con un poder sexual tremendo, yo
me cogia a mi mujer casi a diario pero aùn asì mi verga se recuperaba
rapidamente durante el dìa y me tenìa muy caliente lo que o me masturbaba o
esperaba a llegar a comer y  antes me cogia sabrosamente a mi mujer en la
recamara que entraba el sol por lo que la desnudaba y me desnudaba y esto
era darle una buena cogida y a veces hasta dos, lo que me dejaba muy
satisfecho.

Mis suegros eran de una ciudad fuera de donde viviamos y cada año celebraban
una reunion con todos los parientes de mi suegra y que duraba tres dias, lo
que mi suegra no se perdía, mi suegro era como 18 años mayor que mi suegra
por lo que no le gustaba asistir a esas reuniones ya que decìa que solo era
pretexto para tomar de màs, yo tenìa  treinta años y mi suegra andaba por
los treinta y cinco, ya que se habìa casado muy joven, ella medìa  1.60 de
estatura con una cara de artista de cine, tez blanca, tenia  el pelo color
castaño y los ojos de un azul verde intenso, ademas de un cuerpo de
maravilla ya que ella nadaba todos los dias por lo que  lo tenìa precioso,
portaba unos senos bien parados y de muy buen tamaño, los que se les notaban
ya que usaba unas blusas ajustadas y no con todos los botones abrochados,
por lo que a mì y en el estado en que estaba se me antojaban mucho, tenia
una cintura muy esbelta y unas nalgas paraditas que escondìa un culo de
maravilla y a mì me ponia muy caliente cada vez que  la ibamos a visitar,
hasta mi mujer me decìa: se te nota que se te para la verga cada vez que
estamos con mi mamà, a lo que yo le respondìa que era normal después de ver
ese monumento de mujer que tenias como mamà.

Sucede que se llegò el dìa en que iba a celebrarse la reunión familiar y
como siempre mi suegro se negò a asistir, lo que me sugirió que si ibamos a
ir mi esposa y yo que nos llevaramos a mi suegra para que pudiera estar con
sus hermanas y demas parientes, lo que a ella le encantaba, y asì fuè
después de cinco horas de camino llegamos a la ciudad y nos alojamos en el
hotel, un cuarto para nosotros y otro para mi suegra, afortunadamente lejos
uno del otro, asì que nos arreglamos y nos fuimos al lugar de reunion y
todos contentos pasamos una agradable velada, mi esposa con sus primas no
dejaba de platicar y recordar todas la vivencias que hàbian tenido, y al
filo de la medianoche mi suegra después de haberse tomado algunas copas, y
vino en la cena dijo que ya estaba muy cansada y que el viaje la habìa
agotado por lo que me pidió que la llevara al hotel ya que mi esposa no
queria regresarse tan temprano. Me dijo, lleva a mi mamà y te regresas a la
fiesta, y asì lo hice nos fuimos al hotel y en el camino mi suegra empezó a
dormirse, total que cuando llegamos ya estaba totalmente dormida, entrè al
estacionamiento y la tuve que despertar, me pidió ayuda ya que estaba muy
dormida, y asì la acompañe hasta su cuarto y en cuanto llegò se tiro en la
cama para seguir durmiendo, yo me le acerque y le preguntè que si no se iba
a poner su camisón a lo que me dijo, si pero estoy muy cansada, ayudame por
favor a ponérmelo, porque ademas tengo todo el cuerpo helado ya que en el
lugar de la fiesta estaba muy frio, me indicò en donde estaba el camisón y
le dije aquí està a lo que me respondiò  ayudame a quitarme la ropa al fin
ya eres de la familia y te tengo toda la confianza del mundo, asì que empecé
por quitarle el saco, la falda, la blusa, y la dejè en brasier, pantaletas y
liguero, para esto ella seguia adormilada, por lo que la tenìa que sentar y
voltear para poderle quitar sus prendas, cuando quedo en ropa interior le
dije, señora ahora le toca a usted quitarse lo demàs  y ponerse el camisón
mientras yo voy al baño, a lo que me contestò ayudame completamente, a lo
que no me pude negar, le quitè al liguero y le fui bajando las medias una
por una y acariciando sus piernas que las tenìa preciosas, la voltiè de
espaldas y le empecé a bajar las pantaletas apareciendo esas fabulosas
nalgas paraditas escondiendo el magnificulo culo, se las quitè y me dijò
ahora desabrochame el brasier, a lo que de inmediato me lancè, yo para esto
tenìa la verga mas dura que un palo, le pedí un instante y me fuì al baño a
lavarme la verga por si habìa acciòn, regrese y me pidió que le diera un
masaje en la espalda ya que el estar sentada tantas horas en el coche la
habìa cansado a lo que procedì a pasarle las manos por la espalda haciendo
movimientos giratorios, ella me dijo, no hazme mas abajo por la cintura, a
lo que empecé a bajar mis manos hasta sus nalgas que estaban preciosas pero
muy frias, me dijo sigue asi y caliéntame, lo que seguì hasta llegar a sus
piernas y empezar a acariciarle los muslos cerca de la vagina a lo que ella
empezó a moverse de una manera muy sensual y al estarle pasando mis manos
por los muslos y ella a moverse empecé a tocarle los labios de la vagina, lo
que le provocò que se pusiera caliente, entonces me pidió que me desnudara y
me acostara dándome la espalda para que la calentara ya que tenia mucho
frio, yo rapidamente me desnude y me acostè abrazandola y pegando su cuerpo
y sus nalgas contra mì, lo que no pude evitar era que mi verga se metiera
entre sus piernas, ella la sintió y me dijo que calientito estas y me empezó
a dar un masaje con sus piernas y nalgas en mi verga, para entrar en calor,
al tenerla abrazada, mis manos subieron por su abdomen y me encontrè al par
de senos que solo habìa medido visualmente y ahora los estaba midiendo y
palpando con mis manos, ella me dijo, dame un masaje en mis senos para que
tambìen se me calienten, a lo que le dije, mejor se  los caliento si les doy
calor con mi boca, a lo que ella se volteo ofreciéndome esas maravillas, y
yo empecé a besar y a calentarlos con el vaho de mi boca, para esto ella ya
estaba muy excitada y yo mientras le mamaba los senos, mis manos le
acariciaban las nalgas empecé a acariciarle el ano y a darle masaje en la
vagina, a lo que ella me dijo que sentìa muy bien ya que mi suegro solo
llegaba la penetraba y se salìa a acostarse a la otra cama ya que decìa que
por higiene dormían en camas separadas, ya no aguantè màs y me metì hacia
abajo abriéndole las piernas y metiendo mi boca en la entrada de su vagina
empezando a besarla y a darle masaje a su clítoris que estaba semi
despierto, esto ella no se lo imaginaba y me dijo que nunca le habìa hecho
esto mi suegro por lo que empezó a gemir de una manera salvaje y a medida
que le daba yo masaje y chupones a su clítoris, le empecé a meter el dedo en
su vagina y a darle masaje a su ano, lo que la tenìa mas  exitada, hasta que
le vino un orgasmo sensacional inundando su vagina, y gimiendo como loca.
Después de este gran orgasmo, me dijo que no era justo que ella nomas gozara
que me tenia que acariciar la verga para que estuviéramos a mano, a lo que
le propuse hacer un buen 69, lo que accedió y le dije que las caricias me
las hiciera con la boca, a lo que ella me dijo que nunca lo habìa hecho con
mi suegro, pero que si le enseñaba ella podría aprender, por lo que me parè
y la sentè en la cama y mi verga le quedò a la altura de la boca, le dije
primero hay que besar, después besar y acariciar con la lengua toda la
cabeza, después hay que meterse la cabeza de la verga en la boca y empezar a
mamar y a succionar, y hasta donde aguante la verga dentro de   la boca,
entonces que se la mete y  muy obediente empezó a besar, y al sentir el
sabor del liquido pre-seminal, le encantò por lo que siguendo mis
instrucciones empezó a chupar y a mamarme la verga como una profesional,
pero me pidió mas lengua en su vagina a lo que le sugerí el 69 y asì
empezamos a darnos placer uno al otro, haciendo una conexión sexual
increíble, para esto cuando fui al baño me traje un frasco de crema del que
se usa para desmancharse el maquillaje, y metì los dedos en el para
empezarle a dar masaje en el ano, cuando sintió mi dedo en el ano respingò a
lo que le dije que si no se la habìa cogido mi suegro por el culo a lo que
me respondió que no, pero que el masaje que le estaba yo dando le hacia ver
estrellas, le fuì metiendo uno tras otro los dedos hasta que le tenìa tres
dedos adentro, ya que su esfínter habìa cedido a mis masajes, entonces le
dije que me iba a derramar, que si querià que me derramara en su vagina
metiendole la verga, a lo que me comentò que mejor me derramara en su boca,
ya que podìa yo embarazarla por que estaba en sus dias fértiles, por lo que
me derramè en su boca tragándose todo mi semen y hasta que se bajò mi verga
no se la sacò de la boca, y relamiéndose me dijo que le habìa gustado las
enseñanzas del maestro, mientras tanto yo seguía masajeandole el ano y la
vagina, lo que la tenìa muy caliente, me siguió mamando la verga hasta que
esta se empezó a poner dura y le propuse que me dejara cogermela por el culo
ya que no podìa cogermela por la vagina, ella con miedo me preguntò si le
dolerìa y yo le dije que confiara en mì que ya tenìa el culo bastante
dilatado y que le iba a meter la verga despacio y en cuanto sintiera dolor
me detenia, a lo que aceptò, por lo que la puse en cuatro y una almohada
bajo su vientre, me llenè de crema mi verga y le empecé a dar masaje con la
cabeza hasta la entrada del culo, le fuì metiendo poco a poco la cabeza y
ella no dijo nada, hasta que se la metì a la mitad, y ella cooperando de
puso flojita hasta que empezó el mete saca, lo que empezó a sentir oleadas
de placer y me pidió mas entonces en una de esas se la dejè ir hasta mis
huevos, y ella sintió un dolor pero era màs el placer y ella empezó el
balanceo llevando el ritmo y encajándose mi verga en cada embestida, asì la
tuve clavada hasta que le pedí apretar el esfínter y tuve el orgasmo mas
maravilloso, y ella gritò de placer al sentir que le inundaba los intestinos
con mi semen caliente. Esperè a que se me bajara y se fuera saliendo mi
verga de su culo, ya para esto estaba mas despierta que una lechuza, nos
bañamos, y aproveche para darle unas buenas mamadas a sus senos y una ultima
mamada a su clítoris hasta que le provoque un buen orgasmo, y ella me
gratificò con una buena mamada, ya que era una experta.

La dejè en su cama, me vestì y me regresè a la fiesta, para esto habian
pasado mas de dos horas pero nadie se diò cuenta de mi ausencia, ni mi mujer
a la que le dije que me habìa quedado al entrar con otros parientes. Asì fuè
cumo me cogi a mi suegra y la estrene del culo. En otro relato, les contarè
como fuì amo y señor de ese culo, los siguientes dias.

by Investigador.1

Cantones on 21.06.2011. 10:13

Sensillamente Maravilloso y Exitante. Me gustó.

Me gustaria leer un relato Erótico de Hijo de 14 Años aprendiendo sexo, acariciando o masajeando a su Madre

2

n.n on 25.08.2010. 22:58

que relato tam pesimo muy malo si eso queria que le comentara

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:




Categorias

Paginas

Articulos Relacionados

Articulos Mas Vistos

Nuevos Comentarios

Recomienda Superrelatos a Tus Amigos

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: